Sentidos

Percepción sensorial. Visión. Gusto. Audición. Olfato. Tacto. Enfermedades y trastornos

  • Enviado por: Juani
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 24 páginas
publicidad

Trastornos de la visión

La hemeralopía es causada por una progresiva opacidad en uno o más de los tejidos oculares. La deficiencia de rodopsina en la retina es conocida como nictalopía, es causada por la falta de vitamina A. La ambliopía es una deficiencia en la visión, que generalmente se debe a un exceso en el consumo de drogas, tabaco o alcohol, aunque también se le asocia con la histeria, o con la falta de uso de un ojo.

La formación de las imágenes también puede sufrir alteraciones, como lo son: la miopía, causada por una falta de simetría en la forma del globo ocular (este posee mayor longitud que el ojo normal) o porque el cristalino es mas grueso y concentra los rayos luminosos, es corregida con el uso de lentes bicóncavos; en la hipermetropía la longitud del globo ocular es menor que la de un ojo normal, es corregida con lentes convexas. En ambos casos la imagen pierde nitidez. El astigmatismo, producto de la deformación de la córnea o de la curvatura de la lente ocular, la imagen es distorsionada y es corregible con el uso de lentes cilíndricos. La presbicia de adquiere con la edad y se debe a la pérdida de elasticidad de los tejidos oculares; es similar a la hipermetropía.

La debilidad o parálisis de los músculos externos del globo ocular puede originar diplopía (visión doble) o estrabismo (bizquera), este último puede curarse con el uso de lentes con forma de cuña. La presión del nervio óptico, desplaza la retina es desplazada al fondo del ojo provocando ceguera.

Sentidos
Sentidos

Ojo emétrope Presbicia

Sentidos
Sentidos
Sentidos

Hipermetropía Astigmatismo

Enfermedades del ojo

La más común de los párpados es el orzuelo causada por la infección de los folículos de las pestañas. Otras son: el coloboma (fisura del párpado), la ptosis (caída del párpado) y el simbléfaron, adherencia de la superficie interna del párpado al globo ocular. El entropión (inversión del interior del párpado hacia la córnea), y el ectropión (eversión del párpado hacia el exterior), son producto de cicatrices o contracciones musculares espasmódicas. También algunas enfermedades cutáneas como el eccema y el acné. Otra enfermedad común del ojo es la conjuntivitis, infección de la membrana mucosa que recubre el interior de los párpados.

Las alteraciones de la córnea suelen ser el resultado de una herida y pueden producir pérdida de la transparencia y una visión deteriorada.

En las coroides suelen producirse infecciones bacterianas, o algunas otras debidas a intoxicaciones; como lo son la tuberculosis y la sífilis. El cáncer puede desarrollarse en los tejidos de las coroides. La retina, también está sujeta al mismo tipo de infecciones. La fibroplasia retrolental se origina debido desprendimiento de la retina y produce una ceguera parcial. La degeneración de la mácula lútea (macular), es causa frecuente de la pérdida de la visión en las personas mayores.

La inflamación de la parte del nervio óptico situada en el interior del ojo se llama neuritis óptica, y la que ocurre en la parte que está detrás del ojo, neuritis retrobulbar. El papiloedema es la hinchazón del lugar donde el nervio óptico entra en el ojo.

El daltonismo, es producto de la ausencia de conos en la capa nerviosa de la retina, y es una variante de la discromatopsia, enfermedad que no permite distinguir algunos colores.

Catarata

Sentidos

LA VISIÓN

El órgano de la visión es el ojo o globo ocular; este a su vez posee algunas estructuras accesorias, que son: las cejas, que protegen al ojo de la sudoración y la luz solar directa; los párpados, membranas de piel que cubren al ojo; las pestañas, pequeños pelos ubicados en los bordes de los párpados, ambas estructuras protegen al ojo del ingreso de cuerpos extraños, y finalmente las glándulas lagrimales, ubicadas en el extremo lateral de cada ojo, quienes humectan, limpian y lubrican a este último.

El ojo humano mide 2,5 cm. de diámetro (aprox.) y solo su sexta parte está en contacto con el exterior. Su estructura es bastante compleja, haciendo de la visión una de las funciones más complejas, siendo está uno de los procesos por los que percibimos el mundo exterior.

Estructuras de la pared ocular:

  • Túnica externa:

Está dividida en dos regiones; la primera de ellas es la esclerótica, siendo esta una membrana que cubre y protege a cada globo ocular; la segunda es la continuación de la primera, que hacia el frente se vuelve transparente, constituyendo la córnea: estructura que permite el ingreso de rayos luminosos. La retina también forma parte de estas membranas y en ella se encuentran los fotorreceptores.

  • Túnica media:

Está formada por: las coroides, ubicadas bajo la esclerótica, es muy pigmentada y contiene gran cantidad de vasos sanguíneos; el iris, que es muy pigmentado (color de los ojos) y está formado por músculos lisos radiales y circulares, los primeros hacen disminuir el diámetro de la pupila y los segundos aumentar. La pupila es una abertura ubicada en el medio del iris; y el cuerpo ciliar, formado por: los procesos ciliares, que secretan humor acuoso llenando la cámara anterior del ojo logrando así conservar la forma de este y enfocar los rayos sobre las células fotorreceptoras. Atrás de esta cámara, existe otra, que posee humor vitrio; y por el músculo ciliar, que modifica la forma del cristalino.

  • Túnica interna:

Es la retina, esta es la capa más interna de las membranas antes mencionadas, y es sobre ella donde se forma la imagen visual. Está formada por dos capaz: la pigmentada, que absorbe el exceso de luz, y la nerviosa, que a su vez se divide en tres zonas: una externa donde se ubican los fotorreceptores, una media donde se encuentran las células horizontales, amacrinas y bipolares, y una interna donde se encuentran las células ganglionales, todas neuronas.

Los conos y bastones son fotorreceptores que permiten la percepción diurna de colores (visión fototópica) y la visión en la oscuridad (visión escotópica), respectivamente, sus prolongaciones van a formar sinapsis en las células bipolares y luego ellas harán sinapsis con las ganglionales.

Los primeros (conos) están ubicados en mayor cantidad en una región llamada mácula lútea que contiene fóvea central, que cumple la función de percibir los colores y detalles finos.

El punto ciego corresponde al lugar por donde salen los axones de las células ganglionales, que forman el nervio óptico. Este punto se ubica en la parte posterior de la retina y no posee fotorreceptores.

Sentidos

Estructuras internas del globo ocular:

El interior de este globo está formado por una gran cavidad, dividida en dos ya antes mencionadas: la cavidad anterior, que contiene al humor acuoso y debe nutrir y mantener la presión del ojo, dividida a su vez en otras dos cámaras: la cámara anterior ubicada entre la córnea y el iris, y la cámara posterior entre el iris y el cristalino. La otra cavidad es la posterior, que contiene humor vítreo que adosa la retina a la pared del ojo y mantiene la presión.

Estas dos cavidades están separadas por el cristalino, este es el lente del ojo y de su acomodación depende que los estímulos lleguen de manera adecuada a los fotorreceptores. Este lente es mantenido en su lugar por un ligamento llamado zónula de zinn, este es elástico y se inserta en el cristalino, de manera que su contracción influye en su convexidad, por lo que su poder de refracción varía. Frente al cristalino encontramos al iris.

Músculos del ojo:

Colaboran con el proceso de enfoque, se dividen en dos tipos: intrínsicos, forman parte del iris del músculo ciliar; y los extrínsecos, insertos en la superficie externa del globo ocular y le permiten al ojo mirar en todas direcciones, son seis: recto superior e inferior, recto interno y externo, oblicuo superior e inferior.

Sentidos

Fisiología de la visión:

Todo comienza con la entrada de rayos luminosos al globo ocular, estos son captados por la córnea, ingresando al ojo por la pupila, traspasando el humor acuoso, llegando al cristalino.

Por acción del cristalino la imagen se va a formar exactamente en la retina. Para que esto ocurra, actúan tres reflejos: la contracción de la pupila, reflejo que actúa según la luz (reflejo consensual). La acomodación del cristalino, por acción de la zónula de zinn. Y los movimientos del ojo (músculos extrínsecos). La imagen formada en la retina es pequeña e invertida en comparación con la real, y es transmitida el cerebro por las vías visuales.

Dichas vías se forman por los axones de las células ganglionales, constituyendo el nervio óptico y la cintilla óptica. Estos haces terminan en el cuerpo geniculado lateral del tálamo. Las fibras del nervio óptico cruzan al lado opuesto por el quiasma óptico, como resultado de esta acción las imágenes formadas en la retina derecha llegan al lado izquierdo de la corteza visual del cerebro. Otros haces no se cruzan y van directamente a la corteza cerebral. Toda está información es procesada y devuelta a la retina donde las células horizontales y amacrinas procesan nuevamente esta información visual de forma que podamos percibir la imagen de acuerdo a la realidad.

Sentidos

 

La visión está relacionada con la percepción del color, la forma, la distancia y las imágenes tridimensionales. La luz es el estímulo visual incidente en la retina, pero si estas ondas son superiores o inferiores a determinados límites no producen impresión visual, ya que no son captadas por los fotorreceptores. La visión también va acompañada de ciertos actos reflejos, que permiten la acomodación del diámetro de la pupila o los movimientos del ojo.

La luminosidad aparente de un objeto depende de las ondas luminosas que pasan de él al ojo, y las pequeñas diferencias de luminosidad perceptibles siempre guardan relación con la intensidad total del objeto iluminado y su distancia.

EL GUSTO

El gusto es uno de los sentidos corporales con que se percibe y distingue el sabor de las cosas. El órgano en el cual reside fundamentalmente el sentido del gusto es la lengua. Se ha señalado también la propiedad de percibir sensaciones gustativas en otras partes de la boca como en la mucosa de revestimiento de las mejillas, velo del paladar, pero de existir allí, la percepción gustativa no tendría la nitidez ni la importancia que tiene al nivel de la lengua.

Papilas gustativas:

En la lengua existen formaciones especiales llamadas papilas gustativas hay alrededor de 10.000 en la lengua, existen 3 tipos:

-fungiformes: son estructuras redondeadas, más numerosas cerca de la punta de la lengua, que tienen aspecto de hongo, hay entre 5 botones gustativos en cada una de estas papilas.

-caliciformes: son estructuras prominentes, dispuestas en una V en la porción posterior de la lengua, tienen forma de cáliz, son las más grandes y contienen hasta 100 botones gustativos.

-filiformes: pequeñas y cónicas, que cubren el dorso de la lengua no suelen contener botones gustativos.

Sentidos

Botones gustativos:

Los botones gustativos son los receptores para el gusto, su estructura es ovalada tiene aproximadamente 0.03mm de diámetro y esta formada por un grupo de células que rodean una pequeña cavidad con un orificio en la superficie de la lengua llamado poro gustativo.

Se ubican en la mucosa de la epiglotis, el paladar y la faringe y en las paredes de las papilas fungiformes y caliciformes.

Cada célula presenta una serie de microcilios que se proyectan hacia la cavidad y son sensibles a las sustancias que ingresan a la lengua y nasofaringe.

Los botones gustativos están formados por 4 tipos de células: células basales; células de tipo 1 y 2 que cumplen funciones de sostén y células de tipo 3, que son receptores gustativos y hacen conexiones sinápticas con las fibras nerviosas sensitivas. Los cuellos de todas estas células se conectan unas con otro. Las células basales se originan a partir de las células epiteliales que rodean al botón gustativo, estas forman nuevas células receptoras.

Cada botón esta inervado por alrededor de 50 fibras nerviosas y, a la inversa, cada fibra nerviosa recibe información de entrada, en promedio, de 5 botones.

Si el nervio sensorial se corta, los botones gustativos que él inerva degeneran y, por ultimo desaparecen. Si el nervio se regenera, las células vecinas resultan organizadas en nuevos botones.

Vías gustativas:

Las fibras nerviosas sensoriales que vienen de los botones gustativos viajan en la cuerda del tímpano rama del nervio facial, mientras lo restante llega al tallo cerebral a través del nervio glosofaríngeo. Las fibras procedentes de otras zonas distintas de la lengua van hacia el tallo cerebral a través del nervio vago.

Las fibras gustativas de esos tres nervios mielinizadas, se agrupan en el bulbo raquídeo para entrar en el núcleo del fascículo solitario, allí hacen sinapsis sobre neuronas de segundo orden, los impulsos que hacen relevo allí se orientan hacia el área de proyección gustativa, en la corteza cerebral, en el pie de la circunvolución posrolándica (sensaciones cutáneas de la cara. Estas fibras nerviosas llevan la excitación sensorial al núcleo bulbar correspondiente lo cual da motivo a cierto número de reflejos, entre los cuales los más importantes son los reflejos secretorios para la saliva y el jugo gástrico.

Zonas gustativas:

Las papilas se agrupan en áreas sensibles a los sabores agrio, dulce, salado y amargo.

Los componentes químicos de las comidas que ingerimos, estimulan a los receptores de cada una de estas zonas y los nervios transmiten estos impulsos al cerebro; el sentido del olfato añade información par conseguir una amplia gama de sabores.

Ciertas regiones de la lengua reaccionan con mayor intensidad a algunos sabores; la punta de la lengua es más sensible a los sabores dulces y salados, lo captan las papilas fungiformes; las zonas laterales perciben con mayor intensidad el sabor agrio o ácido, y la zona posterior de la lengua responde a los sabores amargos, captadas por las papilas caliciformes, las papilas filiformes, captan muy poco.

Sentidos

Estructura de la lengua:

Se le describen:

-2 caras: Superior e inferior

-dos bordes naturales

-Una base posterior

-Un vértice anterior.

Cara superior: Esta revestida por una mucosa gruesa de color rosado, la mucosa lingual.

También se observan unas eminencias grandes, son las papilas caliciformes, estas, se disponen a manera de V.

La V lingual divide la superficie de la cara superior de la lengua en 2 zonas:

Posterior y anterior.

La superficie de la lengua, por detrás de la V lingual es irregular.

Cara inferior: Presenta un surco medio. Del arranca un pliegue de la mucosa. El frenilli de la lengua, que termina en la pared inferior de la lengua.

La mucosa que la reviste es delgada. A través de ella se observan por transparencia, a los costados del frenillo, los relieves azulados, que se denominan Venas Raninas.

Bordes, base y vértice:

Los bordes son redondeados y gruesos.

La base fija, corresponde a la región del istmo de las fauces. Con ella se relacionan los pilares anteriores del velo del paladar, las amígdalas y la epiglotis, que cierra el orificio de la laringe.

El vértice o punta de la lengua, es romo.

La lengua es un órgano esencialmente muscular. En su constitución intervienen:

Una formación osteofibrosa, que le sirve de esqueleto, 17 músculos que se implantan en el esqueleto una mucosa que recubre los músculos.

La formación esquelética osteofibrosa, esta formada por un hueso: el Hioides, y por 2 membranas: Hioglasa, y septum medio.

La membranas Hioglosa, y septum medio, están prácticamente introducidos dentro de la masa muscular.

Los músculos son: 1 impar, el lingual superior, y 8 pares, lo que hace un total de 18 músculos.

Músculos de la lengua:

Entre los músculos de la lengua se distinguen los que aseguran el desplazamiento de la lengua en todas las direcciones, tensan los tejidos del piso de boca y varían la forma.

Músculo Geniogloso: protrución y depresión de la lengua.

Músculo Hiogloso y Condrogloso: depresión y retracción de la lengua.

Músculo Estilogloso: retracción y elevación de la lengua (en la succión y deglución).

Músculo palatogloso: estrechamiento del istmo de las fauces.

Músculo longitudinal superior e inferior y músculo transverso: transposición de la lengua.

Enfermedades:

La cavidad bucal se encuentra recubierta con un tipo especial de tejido, llamado mucosa bucal. Esta tiene por lo general una coloración rosada pálida y es de contextura lisa. Cualquier alteración en la apariencia de la misma puede ser signo o advertencia de un proceso patológico, de una enfermedad, e incluso de cáncer bucal. El cambio de color de la lengua puede recibir 2 nombres: Eritoplasia (mas roja) o Leucoplasia (mas blanca).

Otra enfermedad es la glositis, que es la inflamación de la lengua que por lo general se acompaña de perdida total o parcial de las papilas filiformes.

LA AUDICIÓN

El oído es la estructura principal de la audición, y cumple una doble función: la de captar los estímulos acústicos (permitirnos oír) y controlar nuestro equilibrio.

Como no podemos hablar de estructura y función del oído por separado, a medida que valla nombrando las partes, voy a ir nombrando su función, y por lo tanto la fisiología de la audición y del equilibrio están explicadas a lo largo de cada estructura.

El oído se divide en tres partes: el oído externo, el medio y el interno.

  • Oído externo: Formado por…

Pabellón auditivo (oreja): su función es captar las ondas sonoras y dirigirlas hacia el conducto auditivo.

Conducto auditivo (externo): En esta estructura encontramos cerumen y vellos quienes impiden el ingreso de estructuras extrañas. En su parte interna se comunica con el tímpano que amplifica los sonidos. Esta membrana es la división entre el oído externo y el medio.

  • Oído medio:

Es una cavidad que posee aire y que está ubicada a nivel del hueso temporal, quien se divide en dos orificios: ventana oval y redonda. Además posee una estructura comunicada con la nasofaringe: la trompa de Eustaquio, ella iguala la presión a ambos lados del tímpano, por ejemplo cuando bostezamos. En el oído medio encontramos 3 huesillos: el martillo, el yunque y el estribo. El martillo está en contacto con el tímpano, la cabeza del martillo está en contacto con el yunque, el cual estimula al estribo y éste se une a la ventana oval. El sonido que llega a esta ventana, pasa al oído interno.

  • Oído interno:

Está compuesto por: el laberinto óseo (conectado al hueso temporal), compuesto por canales semicirculares, el vestíbulo y el caracol; y el laberinto membranoso, ubicado dentro del caracol.

Esta última es la estructura de la audición. Las cámaras del caracol (laberinto membranoso) son: La rampa vestibular: separada de la otra (rampa coclear) por la membrana de Reissner. La rampa coclear: separada de la otra, por medio de la membrana basilar; y la rampa timpánica, conectada con la cámara vestibular por un espacio llamado helicotrema. Está cámara termina en la ventana redonda.

El oído interno también actúa como adaptador, es el puente entre los sonidos que vienen desde el exterior y la transmisión por los conductos internos.

Sentidos
Sentidos

Proceso Auditivo:

El sonido sigue su camino propagándose por la perilinfa (líquido) quien aumenta la presión del caracol, en esta, la contracción del músculo tensor del tímpano tira el mango del martillo, provocando la disminución de las vibraciones de este. La contracción del estapedio separa la base del estribo del contacto con la ventana oval. Cuando el mango del martillo se mueve hacia adentro, el estribo hace desplazar los líquidos internos del oído, quienes llenan al caracol. Estos músculos más otras estructuras, permiten mantener el tímpano permanentemente tenso, para que esté siempre preparado para recibir las vibraciones del oído externo. El circuito se cierra en la ventana redonda.

Los líquidos producen el fenómeno de la audición por sus movimientos, haciendo que las células del órgano de Corti, choquen contra la membrana tectorial, logrando que los fonorreceptores generen potenciales de acción que viajan hasta la corteza cerebral a través del nervio auditivo. El potencial generador depende de: la intensidad del sonido y la amplitud de la vibración; a mayor intensidad sonora, mayor la amplitud del potencial generador. Por lo tanto, mayor estimulación de células ciliares.

Los cuerpos celulares de las neuronas aferentes están situadas en el ganglio de Corti, ubicado en el mediolo. Las células ciliares están en contacto con los axones, quienes forman la rama auditiva del nervio auditivo que termina en los núcleos cocleares del bulbo raquídeo. Luego, estas neuronas llegan al tálamo para finalmente llegar a la corteza auditiva, ubicada en el giro temporal superior de la corteza cerebral, en el fondo de la cisura de Silvio. Adyacente a está área auditiva, se encuentran las áreas de asociación, distribuidas de manera extensa hasta llegar a la ínsula.

Equilibrio:

Dentro del oído interno están los canales semicirculares y el vestíbulo, relacionados con el sentido del equilibrio, es decir, con los cambios o movimientos de la posición del cuerpo (dinámico) y la cabeza (estático).

Los conductos semicirculares son 3: sáculo, utrículo y el caracol.

Los dos primeros son los responsables de los mareos cuando la posición no es normal. La posición de los conductos permite detectar los impulsos sonoros en las 3 direcciones del espacio. Cada uno de estos canales posee una dilatación: ampolla, quien a su vez posee en su interior un epitelio sensorial formado por células ciliares.

En la base del sáculo y del utrículo encontramos los órganos otolíticos, (formados por células ciliares), que son cristales de un compuesto químico, carbonato de calcio (CaCo3).

La estimulación de los receptores vestibulares se produce a nivel de los canales semicirculares, donde la aceleración moviliza a la endolinfa, la que por su inercia se mueve en dirección contraria a la rotación de la cabeza. Cuando la aceleración es nula significa que la velocidad es constante y el líquido gira a la misma velocidad que el cuerpo.

Un fenómeno que ocurre por la estimulación de estos líquidos, es el vértigo

(Sensación de rotación sin que exista realmente).

Sentidos

Trastornos del oído

Enfermedades del oído externo:

Entre las malformaciones del oído externo destacan la ausencia del pabellón auditivo y la apertura del canal auditivo externo, entre las malformaciones adquiridas encontramos los cortes y las heridas. El otematoma, es el resultado de daños frecuentes que sufre el cartílago cuando va acompañado de hemorragia interna y una producción excesiva de tejido cicatrizante.

La inflamación del oído externo puede aparecer como consecuencia de cualquier enfermedad cutánea, como lo son la erisipela o la dermatitis, e incluso la tuberculosis y sífilis, aunque menos frecuentes que las anteriores. Incluso la presencia de cuerpos extraños en el canal auditivo puede producir alteraciones.

Enfermedades del oído medio:

La perforación del tímpano puede ocurrir por una lesión producida por cualquier objeto afilado, al recibir un golpe en el oído, o al sonarnos con fuerza.

La infección mas frecuente del oído medio, es la otitis, en la que podemos distinguir dos tipos: el primero incluye todas las infecciones producidas por bacterias piógenas, las que con frecuencia producen sordera debido a la formación de adherencias que impiden el movimiento del tímpano y de los huesillos; el segundo se produce por la oclusión de la trompa de Eustaquio.

La otosclerosis, produce perdida de la capacidad auditiva, debido a la formación de hueso esponjoso entre el estribo y la ventana oval, quedando el estribo inmovilizado, no pudiendo transmitir información hacia el oído interno.

Enfermedades del oído interno:

Las enfermedades del oído interno también pueden alterar el sentido del equilibrio e inducir síntomas de mareo, como lo es el vértigo de Ménière que aparece como consecuencia de lesiones producidas en los canales semicirculares.

La destrucción traumática del órgano de Corti es la responsable de una gran proporción de los casos de sordera total. De la sordera podemos decir que es desarrollada tanto en el oído externo, como en el medio e interno, podemos distinguir 4 tipos: de conducción, sensorineural, mixta y central, cada una con un distinto nivel de gravedad.

EL OLFATO

Es el sentido que nos permite oler, cuando ciertas sustancias se introducen en la nariz y tenemos la sensación de oler.

Antes de que podamos oler, las sustancias que se desprenden de ésta deben llegar a nuestra nariz. Las moléculas olorosas experimentan dos procesos antes de llegar a nuestra nariz. El primero de ellos ocurre cuando las moléculas se desprenden de la sustancia en que se encuentran y el segundo al transportarse estas moléculas hasta nuestra nariz.

También podemos oler algunas sustancias que son sólidas. En estos casos lo que ocurre es que el valor de la presión atmosférica es menor que el valor del punto triple del sólido y por tanto, a una temperatura suficientemente alta el sólido se sublima, es decir, pasa directamente de sólido a gas, sin hacerlo por la fase líquida. De nuevo una vez que hay gas de la sustancia, empieza a operar el mecanismo de difusión.

Al entrar en una cocina olemos la comida que se está cocinando. En este caso, como es fácil convencerse, de las ollas sale gas o vapor con moléculas de la comida; que por medio de la difusión llegan a nuestra nariz.

La estructura de la nariz

La nariz tiene varias funciones primordiales: por una parte constituye el órgano del sentido del olfato, pues el hombre es capaz de discriminar entre dos mil y cuatro mil olores. Además, forma parte de la vía respiratoria filtrando, calentando, humedeciendo el aire y expulsando materiales extraños recogidos por el aire.

La nariz es como una pirámide nasal, en esta se encuentra la cavidad nasal, que se extiende desde los orificios nasales externos por delante hasta las coanas u orificios nasales posteriores que comunican la cavidad nasal con la nasofaringe. La cavidad nasal está dividida en dos mitades por el tabique nasal; a cada mitad se le conoce como fosa nasal; de su pared externa ósea se originan dos láminas óseas perpendiculares llamadas cornetes superior y medio, que dividen parcialmente a cada fosa en cavidades más pequeñas llamadas meatos: bajo el cornete superior está el meato superior; bajo el cornete medio está el meato medio; una tercera lámina ósea independiente, llamada cornete inferior, origina el meato inferior, cavidad cuyo techo es el cornete inferior, y cuyo piso es el piso de (a fosa nasal; en el meato inferior termina el conducto lacrimonasal, que comunica el ángulo interno del ojo con la nariz. Cada fosa nasal se une por medio de orificios en su pared ósea externa con los llamados senos paranasales, cavidades que se encuentran en el interior de los huesos maxilares, frontal, esfenoides y etmoides.

La cavidad nasal presenta tres zonas: el vestíbulo, que es la parte más anterior e inferior de la nariz, y está tapizada por piel; la llamada región respiratoria, que se continúa con el vestíbulo y se comunica con la nasofaringe, y está tapizada por una membrana mucosa de tipo respiratorio; y, por último, la región olfatoria, ubicada en el cornete superior y tercio superior del tabique nasal, donde llegan filetes nerviosos que atraviesan los orificios de un hueso llamado etmoides, cuyo conjunto origina el nervio olfatorio, que alcanza el llamado bulbo olfatorio, que se continúa con las llamadas cintillas olfatorias, cuyas fibras llevan los estímulos al cerebro y cerebelo

Sentidos

Los senos paranasales:

Son prolongaciones neumatizadas o llenas aire de la porción respiratoria de la cavidad nasal localizan en los siguientes huesos craneales: frontal, etmoides, esfenoides y maxilar. Los senos se denominan de acuerdo con los huesos, en los que encuentran, de la siguiente manera: frontal, etmoidal, esfenoidal y maxilar.

Los senos frontales:

Son cámaras de aire se encuentran entre las tablas externa e interna del hueso frontal, detrás de los arcos superciliares y la raíz nasal.

Los senos frontales derecho e izquierdo raramente tienen el mismo tamaño y el tabique que los separa casi nunca se encuentran totalmente en el plano medio. En general, el seno frontal consta de dos porciones:

  • Una porción vertical en la porción escamosa del hueso frontal y

  • 2. Una porción horizontal en la porción orbitaria del hueso frontal. Una o ambas porciones pueden adoptar un tamaño grande o reducido.

    Los senos etmoidales:

    Estos senos contienen varias cavidades de pequeño tamaño, denominadas celdas etmoidales, situadas dentro del laberinto etmoidal de la masa lateral del etmoides. Las celdas etmoidales forman el laberinto del hueso etmoides, que se encuentra en la cavidad nasal. Los tabiques extraor­dinariamente finos de hueso, cubiertos de mucosa, forman un número variable de compartimientos o celdas etmoidales, co­nectadas entre sí, que terminan drenando a la pared lateral de la cavidad nasal.

    Los senos esfenoidales:

    Son áreas neumatizadas se localizan en el cuerpo del esfenoides y ocupan una cantidad variable del hueso, extendiéndose a veces por sus alas. Los dos senos están separados por un tabique óseo que normalmente no se encuentra en el plano medio. El cuerpo del esfenoides es una estructura hueca y frágil debido a la presencia de los senos esfenoidales. Estos senos se separan únicamente por finas láminas de hueso de otras estructuras muy importantes: los nervios ópticos y el quiasma óptico, la hipófisis del cerebro (glándula pituitaria), las arterias carótidas internas y los senos cavernosos e intercavernosos. El nervio etmoidal posterior y la arteria etmoidal posterior se distribuyen por los senos esfenoidales.

    Los senos maxilares:

    Se trata de cavidades piramidales que ocupan todo el cuerpo de los maxilares. El techo del seno maxilar está formado por el suelo de la órbita. Las raíces de los dientes maxilares, sobre todo de los dos primeros molares, suelen producir una elevación cónica en el suelo del seno maxilar.

    El seno maxilar drena al meato medio de la cavidad nasal por una apertura en la porción superior de su base. Debido a la situación de esta apertura, resulta imposible que el líquido drene del seno maxilar, con la cabeza erecta, hasta que el seno se halla prácticamente repleto.

    Sentidos

    Función de la Nariz

    Las células olfatorias o receptoras del olfato se localizan en el Epitelio Olfatorio, donde se encuentra una pequeña capa que la cubre llamada Pituitaria Amarilla.

    Asociadas a estas se encuentran:

    Las Glandulares: Están encargadas de disolver las sustancias.

    Las Sustentaculares y Las Basales: Son las que sostienen a las Células Olfatorias.

    Los Axones que casi los 20 millones de células se unen para formar los Nervios Olfatorios, que son los que atraviesan unos pequeñísimos poros del hueso Etmoides y llegan al bulbo olfatorio, desde allí los Axones de las neuronas transmiten la información hacia la corteza cerebral a través de las Cintillas Olfatorias. La corteza cerebral, los impulsos nerviosos son interpretados cono sensaciones olfatorias.

    Enfermedades:

    Resfriado común (catarro): es una enfermedad infecciosa aguda que se da en el tracto respiratorio superior, y es causada por más de cien tipos de virus. Afecta a las membranas mucosas de la nariz y de la garganta, provocando síntomas como la congestión y secreción nasal, el dolor de garganta y la tos.

    Rinitis: consiste en la inflamación de la membrana mucosa de la nariz, se caracteriza por secreción nasal acuosa asociada con congestión y dificultad para respirar por la nariz. Es muy comúnmente asociada con las alergias, aunque también lo es con el resfrío. Un ejemplo de rinitis es la fiebre del heno, asociada también con las alergias, que es causada por alergia al polen.

    Alergia: es una enfermedad que se caracteriza por una hipersensibilidad a determinadas sustancias inocuas para la mayoría de los individuos que está producida por un error en el sistema inmunológico. Vale decir que las alergias pueden ser presentadas como trastornos de la piel y otros órganos del cuerpo.

    El TACTO

    Descripción:

    Debido a que la piel, es el único y más importante órgano del sentido del tacto, a continuación la describiremos.

    La piel es una cubierta que reviste todo el organismo, es un órgano vital, tan importante como el corazón o el riñón. Aunque está adherida al músculo, conserva cierta movilidad, se protege a sí misma de los roces externos y del propio cuerpo, se adapta a todos los contornos, crece y se renueva constantemente.

    Es el órgano de más volumen y más peso y por ser uno de los órganos más vascularizados podríamos llamarlo “corazón periférico”, ya que tiene más o menos un 30% de los cerca de cinco litros de sangre que circulan en el cuerpo. En una persona que pese 70 kilos su piel pesaría siete Kilos y mediría 2 y medio metros cuadrados. 

    Su espesor varía: en párpados, genitales y boca es más delgada, y más gruesa en palma de las manos y planta de los pies.

    La piel tiene funciones múltiples y extraordinarias, no constituye sólo un tejido inerte y pasivo: produce electricidad y radiaciones desde el punto de vista bioquímico; es la sede del metabolismo de compuestos orgánicos y minerales. Su composición química contiene agua, lípidos, proteínas, sales minerales, entre otros.

    Características de la piel:

    Contiene los receptores cutáneos (terminaciones nerviosas especializadas) que detectan las sustancias. Los estímulos son recibidos por los receptores ante deformaciones mecánicas de la piel y transportan las sensaciones a través de fibras nerviosas hacia el cerebro.

    Cubre la superficie del cuerpo manteniendo la temperatura corporal, gracias a la acción de las glándulas sudoríferas y capilares sanguíneos.

    Actúa como membrana que nos protege contra agentes físicos, químicos y bacteriológicos que podrían actuar sobre tejidos más profundos y sensibles, como es la dermis, por ejemplo; que es donde se ubican las terminaciones nerviosas.

    Es un filtro que permea las toxinas del cuerpo.

    Estructura:

    La estructura de la piel se divide en tres capas: epidermis, dermis, capa subcutánea y la interfase (que no es una capa sino más bien una estructura).

    Sentidos
    Sentidos

    La Epidermis

    Es la capa externa y más protectora de la piel. Formada por células como el queratinocito, el melanocito, etc. Impide la invasión de materias extrañas del mundo exterior. Su grosor es de 0,2 milímetros. Las células creadas en la base capilar son empujadas gradualmente hacia la superficie de la piel. Este proceso se lleva acabo en más o menos dos semanas, dichas células se eliminan en forma de escamas o caspa. Esta renovación constante de la epidermis se conoce como producción.

    Un 95 % de las células de la epidermis se regeneran y luego se eliminan, el 5% restante de las células de la epidermis trabajan fabricando melanina y son llamadas células pigmentarias, pues son las encargadas de darle color a la piel. Cuanto más oscura es la piel, presenta más melanina. Bajo la exposición al sol, estas células fabrican melanina adicional para proteger de las quemaduras provocadas por los rayos ultravioletas.

    Es la única capa que no contiene vasos sanguíneos.

    La Interfase

    Estructura encontrada entre la epidermis y la dermis. Creada de varios materiales, especialmente de proteínas como la laminina y el colágeno de tipo IV. En la interfase se encuentran las terminaciones nerviosas.

    La Dermis

    Es la capa contigua a la Epidermis. Esta constituida por una red de colágenos y de fibras de elastina, capilares sanguíneos, nervios, lóbulos grasos y la base de los folículos pilosos y las glándulas sudoríparas. Tiene una estructura parecida a la de una malla muy resistente que se crea con fibroblasto; estos producen las fibras, compuestas de colágeno y elastina y también son importantes (los fibroblastos) ya que producen el ácido hialurónico, el cuál mantiene la hidratación dentro del tejido dérmico.

    La dermis protege el cuerpo de los choques físicos del exterior. También mantiene la fuerza y la elasticidad de la piel.

    La nutrición y oxigenación de la piel son suplidas a través de las pequeñísimas arterias, venas y vasos capilares que corren a través de la dermis.

    La Capa Subcutánea (o Hipodermis), es la capa más profunda de la piel. Esta formada principalmente por grasa que ayuda a mantener el calor del cuerpo y a amortiguar los golpes. También mantiene a la piel unida a todos los tejidos internos.

    En esta capa encontramos el nacimiento del pelo, que crece de un pequeño conducto llamado folículo. Hay folículos por todo el cuerpo, excepto en los labios, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Y en algunos lugares, hay más folículos de pelos que en otros -sólo en la cabeza hay más de 100.000 folículos-. Estos dependen de las glándulas sebáceas para recibir brillo. Conectados a cada folículo en la dermis se encuentra una pequeña glándula sebácea que libera sebo al cabello. Esto proporciona al cabello una leve capa de grasa que lo hace brillar y lo impermeabiliza un poco.

    Las glándulas sudoríparas Están distribuidas por todo el cuerpo, sobretodo en la palma de las manos y en la planta de los pies. Cada glándula consiste en una serie de túbulos enrollados situados en el tejido subcutáneo, y un conducto que se extiende a través de la dermis que forma una espiral enrollada en la epidermis.

    Segregan el sebo que lubrica y ablanda la piel. Se abren en los folículos pilosos.

    Receptores Cutáneos:

    Los receptores cutáneos son como ya dijimos terminales de fibra nerviosa especializados en captar estímulos y traducirlos en impulsos nerviosos.

    Éstos se dividen en receptores internos y externos.

    Receptores Externos:

    - Discos de Merkel: constituyen prominencias en la epidermis y son sensibles al tacto. Son terminaciones de rodeadas de fibra amielinica.

    • Terminaciones Nerviosas Libres: captan el dolor y están cubiertas por fibras amielinicas. Se encuentran en la mayor parte de los tejidos nerviosos.

    • Corpúsculos de Ruffini: perciben el calor. Están rodeados de mielina.

    • Corpúsculo de Krausse: captan el frío y están rodeados por una cápsula.

    • Corpúsculo de Paccini: Es uno de los receptores más estudiados. Esta formado por una serie de laminas concéntricas que rodean al axón. Esta es la única parte de los corpúsculos de Paccini que no posee mielina. La estimulación del corpúsculo se produce al presionar una superficie.

    • Corpúsculo de Meissner: responden a los estímulos de tacto. Están rodeados por una cápsula.

    Corp. Krausse Corp. Meissner Corp. Paccini Corp. Ruffini

    Sentidos
    Sentidos
    Sentidos
    Sentidos

    Receptores Internos:

    Son receptores específicos para detectar los cambios musculares y arteriales.

    • Husos Musculares y Organismos Tendinosos de Golgi: se encuentran en los músculos, van a informar a SNC como están los músculos a cada momento.

    • Receptores Arteriales: se encuentran en las articulaciones y al igual que los receptores musculares, van informar al SNC sobre cualquier alteración.

    La mayoría de estos receptores no producen alteraciones concientes; participan en la coordinación del movimiento y en la regulación del tono muscular, dan información acerca de la longitud del músculo, grado de estiramiento y rapidez de contracción.

    Enfermedades Cutáneas:

    Cáncer de Piel: es la presencia de células cancerosas en las capas más superficiales de la piel. Existen diversos tipos de cáncer de piel, pero los más frecuentes son los de células básales y escamosas. El melanoma es un tipo de cáncer de piel que tiene su origen en los melanocitos y es el más agresivo, porque puede expandirse a otras partes del cuerpo a través de los vasos linfáticos o de la sangre. Ataca generalmente a personas cuya piel está dañada por el sol y su incidencia es mayor en mujeres.

    El indicio más común de un cáncer de piel, es un cambio en la textura o coloración de la piel, una herida que no se cura o un pequeño bulto suave y brillante o de color pardo rojizo. Los indicios de un posible melanoma son cambios en la apariencia de los lunares (endurecimiento, hinchazón, cambios de color y principalmente crecimiento) con picazón, secreción o sangrado.

    La dermatitis: Es una inflamación de la piel. Sus síntomas son enrojecimiento, dolor y exudación de la zona cutánea afectada. En los casos de larga duración presenta formación de costras, sequedad y descamación de la piel. El término dermatitis se utiliza indistintamente con el de eccema, que se refiere de una forma más específica a ciertas enfermedades no contagiosas de la piel. La inflamación puede deberse a parásitos o irritantes físicos o químicos. Las infecciones cutáneas por Streptococcus, son ejemplos de dermatitis bacterianas. Las quemaduras solares son un ejemplo frecuente de dermatitis debida a la acción de la radiación solar sobre la piel.

    Impétigo: enfermedad contagiosa típica de niños y adolescentes. Está causada por estreptococos del grupo A (estafilococos), aparece en zonas expuestas de la piel y se extiende por el rascado. Se contagia con facilidad a otros individuos por el contacto directo o por el uso de objetos personales del enfermo. La infección produce ampollas llenas de pus que se rompen y resecan dejando costras amarillas; éstas producen exudación.

    Erisipela, enfermedad infecciosa y contagiosa que también afecta al tejido subcutáneo, se caracteriza por una inflamación de la zona afectada que se acompaña de hinchazón y enrojecimiento. A veces, se presenta de forma epidémica y con frecuencia está causada por infección de heridas.

    Se produce por una bacteria, estafilococos y primero aparece como una mancha rojiza sobre la superficie de la piel. Se inicia con mayor frecuencia en la cara. La lesión se va extendiendo y, mientras las manchas antiguas se desvanecen, van apareciendo otras nuevas. La erisipela no tratada puede extenderse hacia tejidos más profundos y provoca una invasión bacteriana del torrente sanguíneo que llega a ser mortal.

    Otras afecciones cutáneas incluyen alergias, tumores, quistes sebáceos (lobanillos), úlceras y pigmentaciones congénitas o producidas por alteraciones en las secreciones internas, como enfermedades hormonales y otras como el Acné, Soriasis y Seborrea.


    TACTO

    Gracias a él cerebro percibe el contacto con distintas

    Y objetos; a través de receptores ubicados en la piel

    Cél. Muertas Capa Exterior Rec. Tend. Goli

    Musculares Husos

    Cél. pigem Órgano

    tarias Capa Basal Cél Epidermis Internos Arteriales

    Cél. Cúbicas

    Vasos sanguíneos

    Term.nerviosas. Interfase Estructura PIEL Receptores Corp. Krausse frío

    Glándulas Capa Cutáneos Corp. Ruffini calor

    Corp. Paccini presion

    Descripción Externos Corp. Meissner Tacto

    Term. Nerviosas Nervios Simples dolor

    Lóbulos grasos Dermis - Contiene recep. Cutáneos Discos Merkel tacto

    Capilares Sanguineos - Filtra toxinas

    Base foliculo piloso - Protege contra agentes

    Fibras elasticas Físicos, químicos

    Red de Colagenos Bacteriológicos

    -Cubre la superficie

    Del cuerpo

    Mantiene la Tº


    Sentidos

    Sentidos