Semiología como ciencia de la comunicación

Lingüística. Semiótica. Signos. Metodología. Ciencia. Filosofía. Pragmática. Análisis de contenido. Codificación

  • Enviado por: Augusto Silva Acevedo
  • Idioma: castellano
  • País: Costa Rica Costa Rica
  • 18 páginas
publicidad

IDEAS ELEMENTALES SOBRE SEMIOLOGIA

COMO CIENCIA DE LA COMUNICACIÓN…

SEMIOLOGIA: Ciencia que estudia los sistemas de signos: lenguas, códigos, señales, símbolos que ha sido creados por la humanidad por medio de la comunicación y los idiomas. La lengua, que en adelante llamaremos Lingüística, es una de las ciencias elementales para poder realizar estudios de Semiótica y forma parte esencial de esta ciencia de las Comunicaciones. Pero la Semiología, entonces no solo estudia la lingüística como parte de la comunicación humana, sino que también se enrumba al estudio de los signos no lingüísticos. Debemos entender que es la humanidad en sus diversos conglomerados, la que ha sido responsable de la producción de signos y elementos de comunicación que en la actualidad siguen teniendo vigencia en las diversas sociedades del mundo.

Para la disciplina del Derecho no es nuevo que los términos jurídicos contienen en sí una codificación lingüística que nos ocupa en su estudio y desde una perspectiva, psico-sociológica, que debemos aprehenderla, como estudiantes de dicha materia. La Semiología ayuda en este sentido. La Lingüística es un sistema de signos que expresan ideas y símbolos, la lengua es el sistema más importante de la comunicación, ya sea escrita u oral. Hace unas tres década se producían corrientes de comunicólogos con teorías del significado científico, o sociológico de la ciencia Semiología y semiótica y algunos decían que no debíamos de confundirlas, que la Semiología es el estudio general de los signos; específicamente de los signos no lingüísticos, de tal forma que nos remitían a los símbolos que no eran ni hablados ni escritos, pero que sí tenían un connotación en las comunicaciones humanas. Y decían que la Semántica era el estudio del sentido de los significantes lingüísticos. En cuanto a la Semasiología decían los teóricos que es el estudio del sentido de las palabras por oposición a la onomasiología, que es a su vez el estudio de los nombres que pueden adoptar las palabras designadas.

Pero algunos prudentes proponían la idea de que la Semiología no era más que el estudio de comunicaciones por medio de señales no lingüítico; Ferdinand de Saussure, Psicólogo y estudioso de las comunicaciones, de nacionalidad suizo, proponía la noción de signo y de código. (este concepto de código no debe confundirse con los códigos de estudios legales), sino con la idea de codificación. En la actualidad hay quienes consideran que las artes son formas de comunicación que se basan en el empleo de sistemas de signos, no lingüísticos, derivados también de una teoría general del signo y que decir de la creación de una Semiología jurídica, construida exclusivamente por los “juristas”, con propósitos específicos: tener control de un lenguaje y de una comunicación privilegiada sociológicamente, para que esa codificación lingüística, aunque deteriore el idioma original, solo se administre por los autorizados, desde la academia y las cortes…

De tal forma que algunos grupos sociales han formulado y estructurado ciertos determinados códices de comunicación con el objeto de tener una relación con la omnisciencia, la erudición, que no es alcanzada por las masas, y que caracteriza a cierta élite de supuestos intelectuales en sus comunicaciones cotidianas o comunicaciones, llamémoslas académicas y científicas. Entonces nos encontramos con concepciones ideológicas, para encontrar comunión en los lenguajes, el vocabulario, la fraseología, un discurso, gastado diría yo, porque no alcanzan a manejar un buen número de signos para fortalecer este idioma, reducido de por sí; y hace que cuestionemos la idea del por qué de la elaboración de estos códices lingüísticos que solo sirven a ciertos grupos socializados… Entonces estas relaciones lingüísticas entre prácticas significantes y lenguaje articulado, producen la necesidad de utilizar la Semiología, como un instrumento de comunicaciones para interpretar aprehender esos lenguajes que nos son extraños.

LINGÜÍSTICA: Es el estudio de una determinada lengua dentro de todos sus aspectos formales y científicos, en su estructura, y en su origen sociológico. Entonces desde la perspectiva Semiológica debemos entender que los diversos idiomas o lenguajes son convenciones, acuerdos entre los integrantes de familias, clanes, agrupaciones sociales que permiten la aglomeración de conceptos, signos y símbolos que se van usando en la práctica con el objeto de poder comunicar las ideas que se producen en esa relación tan necesaria del ser humano. Se produce así, se estructura, y se integra una comunidad lingüística, con reglas, o normas para poder objetivizar un sentido común de comunicación.

El resultado de esta operación humana son prácticas significantes, que funcionan a la manera del lenguaje articulado, pro en la actualidad no podríamos dejar de lado los símbolos creados para establecer una estructura de comunicación humana, como producto de la comunión de relaciones fácticas que establecen nuevas formas de coincidir en la estructura social, económica y política.

Lo que si se puede criticar incluso en el umbral del siglo XXI, es el hecho de que los métodos utilizados por los teóricos han sido deficiente para ubicar a los legos en el entendimiento práctico de análisis de contenido de los diversos mensajes que pueden surgir a raíz de la convención de múltiples grupos sociales, profesionales, técnicos, y hasta de las relaciones humildes de grupos que formulan códices específicos para substraerse de las mayorías, que no están incluidas en estas signologías abstractas, todas. Hace falta un método que permita al estudiante establecer contacto con una realidad sígnica y su connotación de cualquier índole que sea, pero la Semiología es aún adolescente, sin embargo hay semiólogos de respeto, que nos han traducido la existencia y la necesidad de dicha ciencia y la han utilizado para sendas críticas científicas y académicas, pero no nos ha propuesto una metodología para inmiscuirnos con mejor facilidad en el ámbito, tan amplio de esta ciencia de la Comunicación.

Pero ¿cómo ofrecer un método específico si la relación de los lenguajes cambian y análogamente cambian las relaciones de las prácticas significantes con la misma realidad? De grupo a grupo los significantes adquieren diversos valores, y diversas connotaciones, pero entonces debemos ser agudos en el sentido de poder participar de esos contenidos diferentes y poder incluir en la cultura propia los conceptos utilizados con diversos significantes. Es difícil. Claro que lo es…

La posibilidad de poder tener acceso a los diferentes sistemas creados por la humanidad en la actualidad es más complejo que cuando nació la proyección de implementar la Semiología como ciencia, debido a los diferentes medios de comunicación existentes, incluyendo, signos no lingüísticos, como el sistema para los sordo mudos por ejemplo, pero a la vez es más accesible cualquier sistema, porque los medios de comunicación son más accesibles. La Red Internacional de comunicaciones permite en la actualidad tener acceso a millones de significantes desde diversas perspectivas científicas y profesionales, históricas, culturales, sociológicas y filosóficas; de tal manera que lo que necesitamos es estar al día con la tecnología y diferentes medios de comunicación y ubicarnos en el tema que necesitamos conjugar.

Es una posibilidad científica accesible de analizar todo un universo humano formalmente. Siempre el interés filosófico tuvo interés por el estudio del signo, cuando de forma epistemológica nos preocupamos más por estos estudios del significante y nos adentramos en las diferentes ramas de la Semiología se nos presenta un ámbito más fácil para discernir de distintos contenidos lingüísticos, (Lingüística, que contiene todo el estudio gramatical, reglamentaciones filológicas, para poder establecer los contenidos reales, esas abstracciones que permite el uso de los diferentes idiomas y derivados lingüísticos humanos. Prácticos (Pragmática: rama científica de la Semiología, o Semiótica); que implica, fácticamente al sujeto parlante, o sea al individuo que se comunica en forma oral, y los contenidos filosóficos que puedan surgir de esa comunicación de ideas en forma fáctica. La Semántica, que es otra rama científica que estudia la relación entre el signo (representamen), y la cosa significada (la denotación, o connotación del signo). Y la Sintaxis, que tiene por objeto la observación y estudio de las relaciones formales entre los signos. Creando así, la Semiosis, establecida entre cuatro términos, que deben ser resueltos siempre entre estas ramas fundamentales de la comunicación humana. La Semiosis constituye un sistema de interrelaciones, sin vínculo directo con la realidad referencial.

Podemos asegurar que el objetivo de la Semiótica, como ciencia de la Comunicación humana, es hacer posible el discernimiento de todo hecho de cultura y de toda práctica social como un lenguaje; esto significa, que, aplicando ciertas prácticas semasiológicas, obtendremos el conocimiento básico de las diversas connotaciones de conceptualizaciones producidas por la humanidad, llegando incluso a raíces elementales para poder asociar el contenido en diferentes culturas humanas. Esta aprehensión de los diversos hechos, será de utilidad para nuestra formación semiológica necesaria para obtener abstracciones lingüísticas que nos ubicarán en una realidad plausible y tangible de cada grupo social, por medio de su signología como producto cultural.

La Semiología tiene como propósito elemental descifrar con su estudio la estructura sintáctica, práctica, lingüística y semántica de todo sistema de signos creados por la humanidad. Sea cual sea su raíz esencial sociológica y cultural: las imágenes en cualquier circunstancia, los gestos creados con objetivos específicos, los sonidos melódicos, que en muchas culturas surgen como una necesidad de comunicación, los ritos, en los cuales podemos encontrar múltiples composiciones de comunicación, como producto de la necesidad de asignarle valor a ciertos signos y símbolos, que fueron producidos esencialmente para eso. Busca entonces, la abstracción de ese conglomerado de significantes, a los que el actual desarrollo de la tecnología y de la comunicación de masas, le da una gran difusión y por supuesto una gran recepción de parte de los que consumen la comunicación, como una necesidad evidente.

Tenemos en esa aprehensión del mundo de cosas y de signos, una práctica social, en la cual la economía, las costumbres, el arte, la política, los mensajes ideológicos, la Ciencia, la Educación y el desarrollo sociológico, que es concebida como un sistema significante estructurado como un idioma, todo pragmático, fáctico, material, objetivo y subjetivo a la vez, histórico, tangible, circunstancial, manipulado, estructurado, sociológico y científico, en tanto que es un prágma paradigmático que se relaciona con una gran Ciencia de moda, la Comunicación de Masas; con relación a la lengua natural, modelada sobre la simbiosis que producen los diversos códices lingüísticos, parece que formulamos redundancias, pero es una realidad que produce esta serie de relaciones de comunicaciones y de asociaciones de millones de signos interrelacionados.

UN MÉTODO:

A finales de la década del sesenta, después de Ferdinand de Saussure, ya mencionado arriba, algunos teóricos de la Semiología manejaron una descripción empírica de esta Ciencia y un objetivo de criticismo respecto a la misma, pero privó una idea hermenéutica para ubicarnos en la práctica del análisis sistémico y organizado de la interpretación de los signos creados por la humanidad. Entonces existe una carencia metodológica para llevar a cabo un análisis de contenido en las diversas lenguas de la humanidad, sin embargo se puede intentar establecer una exegética que nos ayude a ubicarnos en los diversos códices que los pueblos del mundo han formado para la comunicación cotidiana y académica. (***)

(***, He decidido no hacer citas de autores de la ciencia Semiológica, para evitar ingresar en términos lingüísticos, que más interesan a los especialistas en Semiótica, y para ser más práctico, defino los más sencillo, sobre la base de mi experiencia práctica del estudio de esta materia… A. Silva Acevedo).

Entendemos hasta aquí que la Semiótica surge de la Lingüística, de tal forma que estas Ciencia general de los signos debe integrar la Lingüística como un precepto particular para usarla como un instrumento de trabajo metodológico, que permita la elaboración de un análisis valorativo de los diversos textos y signos que deben ser estudiados.

Los diligentes de esta Ciencia incluyen como instrumento de trabajo analítico, la Psicología Social, pero a esto mismo le llaman Semiología. De tal forma que responsabilizan al Psicólogo determinar la realidad circunstancial de la Semiología, cosa que no podemos aceptar, porque en esta vicisitudes se integran diversas disciplinas científicas que tienen mucha responsabilidad de la formación de la misma Sociología, como son la Ciencia de la Comunicación, la Sociología, la historia misma, la Gramática, o Filología, la Filosofía, la Antropología, y otras por no seguir mencionando.

No es tan relevante el hecho, de que porque el que fundó esta Ciencia, F. Saussure, fuera psicólogo, la Materia deba apoyarse en forma total en la Psicología, sería un desastre, no llegaríamos, más que a circunstancias de sicoanálisis y perderíamos mucho caminó, y teorías ya elaboradas en la historia de la lengua humana.

METODOLOGÍA SEMIÓTICA.

Comentario y respuesta a las siguientes preguntas básicas a cerca de las características que constituyen a la Semiótica en metodología de investigación para las ciencias sociales:

En forma pragmática y sencilla, para hacer un análisis de signos, símbolos, mensajes, informaciones y asignaciones lingüísticas, deberíamos hacernos preguntas fáciles, como las que se establecían en los años setenta, para escribir un “lead”, o sea la introducción de un reportaje, artículo, o ensayo, etc. Este preludio de un mensaje periodístico, o de otra índole, respondía, para que tuviera una estructura de información apropiada y adecuada, a lo que se determinó en esos tiempos, como la pirámide invertida: y debía responder a las siguientes preguntas: Qué, Quién, Cómo, Cuándo, Dónde, y Por qué.

El preámbulo al responder estas preguntas describe un suceso, y se supone que debe tener ese poder de explicarle en cinco resumidas líneas, como máximo, todo el suceso. Se supone que con este resumen, preludio, sería suficiente, para conocer el acaecimiento y que únicamente sí el lector quisiera profundizar en detalles irá más allá del “lead.

De tal forma que si queremos hacer un análisis de contenido, de mensajes, de texto, podríamos empezar, haciendo esas pregunta, ¿Qué ocurrió? ¿Quién está involucrado? ¿Cómo ocurrió?, ¿Cuándo ocurrió? ¿Dónde ocurrió? Y cuando queremos profundizar en la idea de la información y llegar más allá de lo que se presenta a simple vista preguntamos ¿por qué ocurrió? Cuáles elementos están inmiscuidos en este suceso, que hace que nos quedemos a analizar los diversos mensajes, para encontrar más allá, de lo que el autor de los signos, símbolos, o mensaje, quiso que se entendiera a simple vista.

Muchas veces, como en el caso de los mensajes jurídicos, hay signos o símbolos ocultos, a propósito, con objetivos de que sólo la élite del Derecho pueda identificarlos. Entonces hacen fala ciertos instrumentos, conocimientos socioculturales, y científicos, que nos permitan accesar a esos documentos, cada interesado, dependiendo de su cultura, educación y práctica, o experimentación, aplicará su método en forma que mejor le convenga, conocer otros idiomas, ayuda mucho, porque lo ubican a uno en la idea de dónde puede estar la raíz de los diversos signos y/o símbolos.

Además de esas preguntas sencillas propongo los siguientes elementos que pueden servir como instrumentos de análisis y de interpretación de de los diferentes mensajes en estudio.

Por ejemplo:

1-. ¿Puede haber una investigación científica en ciencias sociales?

2-. ¿Qué es un fenómeno social? Profundicemos: ¿estamos ante un fenómeno social cuando encontramos un mensaje escondido en una resolución?, por ejemplo: “…El a quo dejó en indefensión a la víctima.” ¿Habrá parcialidad en esta toma de decisión, de parte del tribunal?

3 ¿Qué es la representación? ¿Veamos. estará contento y satisfecho la víctima con el argumento que empleó en el proceso oral, sino entendió qué dijo ante el tribunal?

(4) ¿Qué es la interpretación? Entendemos todo el contexto de un mensaje cuando leemos o escuchamos, o vamos pasando la vista y los oídos solo por rutina. Saber leer es saber interpretar cada signo y cada símbolo y los posibles mensajes subliminales que pueden estar inmersos en n texto, algunos habilidosos han manifestado que es necesario a veces leer entre líneas.


(5) ¿Qué es la investigación? Cuándo estamos haciendo investigación, cuando ésta investigación es científica. Debemos tener claro, la metodología para investigar y saber con un objetivo qué es lo que estamos investigando y hacia donde podemos llegar con la teoría preliminar que tenemos del tema.


(6) ¿La ciencia es un lenguaje? Con una pregunta como ésta nos estamos involucrando en la materia que ocupa este trabajo. ¿Es la Semiología una ciencia? Y ¿cómo podemos concebir que la misma ciencia en sí sea un lenguaje? Quiénes entienden este lenguaje, hacia quiénes está dirigido este lenguaje? Aclaremos, que cuando investigamos, y elaboramos un proyecto, una hermenéutica, una teoría sobre un tema, y tenemos un objetivo, estamos estructurando un lenguaje, que será entendido únicamente por los que entienden del tema, incluso sí somos meticulosos con los términos que utilizaremos y sí formulamos un códice, fórmulas lingüísticas, en done haya concepciones específicas y técnicas, pues estaremos formulando una lengua para esta disciplina científica…


(7) ¿Qué clase de lenguaje es el de las ciencias sociales? No creamos que es escogido, i elitista, sino que está dirigido a un conglomerado social, menor que sí entiende el código, que sí recepta los signos o símbolos utilizados en esta jerga, nacida específicamente para una proyección, incluso, lo titulan con una clave, que solo ese grupo específico entiende…


(8) ¿Qué es la metodología de investigación en ciencias sociales? La Hermenéutica es el instrumento que nos permite tener una organización de lo que deseamos en nuestra investigación y con los demás elementos, que son requisitos para hacer ciencia, se convierten en los elementos esenciales para que pongamos en práctica esa exegética.


(9) ¿Qué son los datos? Cuando vamos reuniendo datos, que son elementos propicios para continuar con un plan de trabajo, con el método para llegar al objetivo de investigación, entonces se convierten en informaciones claves para ir interpretando los pasos que se han dado para legar, hasta donde se hace necesario llegar.


(10) ¿Qué es la información? Estos datos se convierten en información clave para cumplir con los siguientes pasos de la investigación científica.


(11) ¿Qué es el discurso social? Entender este discurso hace que nos ubiquemos en un contexto estructural en una circunstancia muy específica, porque buscamos los elementos esenciales en un discurso, que puede ser difuso o confuso, y al cual le debemos poner atención directa, para evitar errores que le pongan valladares al trabajo.


(12) ¿Qué papel cumple la observación del investigador? Este instrumento nos permite llegar a la realidad de las cosas, observar con ojo científico, es diferente a pasar la vista por un contexto sin haber aprehendido lo que necesitamos obtener para nuestro objetivo.


(13) ¿Hay diferencia entre el lenguaje social y el lenguaje que utiliza el investigador? Como lo dije antes, el lenguaje científico es diferente, en la sociedad un concepto puede ser utilizado popularmente, en el tanto investigador le da un valor diverso a ese mismo concepto, porque no es para utilizarlo como un lenguaje vulgar, sino para darle un valor clave en su trabajo.

(14) ¿Es posible un acceso inmediato a la interpretación/representación social de un fenómeno? Difícilmente, porque la observación científica es un elemento que hace que el acceso a la interpretación de un fenómeno se tarde un poco, hasta tener certeza de que lo que se interpreta es lo que se necesita para continuar con el próximo paso de la investigación o trabajo que se realiza.


(15) ¿Sobre qué hipótesis trabaja el investigador? Podemos ubicarlo con un ejemplo, al leer una resolución judicial, leemos y observamos yerros en el principio de coherencia, entones formulamos una o varias hipótesis: “…la parte quedó en indefensión; se violó el Principio del debido proceso, se mal interpreto el artículo tal, etc. Estos elementos de observación en un contexto jurídico, nos permite establecer una hipótesis, con lo cual podemos señalar que hay yerros graves en la resolución. En el caso de los juristas pueden surgir muchas hipótesis que hay que demostrarlas con elementos esenciales jurídicos, que tendrán sustento con las señalizaciones de los errores que cometió el tribunal a la hora de redactar la resolución de marras.


(16) ¿Qué características tiene cada una de las hipótesis sobre las que trabaja el investigador? Las características muchas veces tienen el estilo del investigador, dependiendo del objetivo que tenga para realizar el trabajo.


(17) ¿Qué consecuencias acarrea la falsedad de cada una de las tres hipótesis?

La observación de un investigador profundo, no permitirá que haya hipótesis falsas; si esto ocurriera se estaría dando al traste con todo el esfuerzo del investigador, o del equipo de trabajo que realizan una labor para llegar al objetivo.


(18) ¿Qué es el análisis de la información? Para decirlo de una forma sencilla, diremos que el investigador va tomando los datos y dejándose los elementos esenciales para su próximo paso en el camino hacia su objetivo de investigación. Analizar es pasar por una coladera los elementos necesarios y tirando lo que no necesitamos.


(19) ¿Cuál es el contenido del marco teórico de una investigación? Todo trabajo científico inicia con una idea, que se convierte en teoría, sobre la base de una observación clave de un fenómeno o tema de relevancia. El marco teórico se formulará sobre la base de esa idea fundamental, más la teoría, a la cual se le deben añadir hipótesis y posibles conclusiones, el marco teórico es parte instrumental de la hermenéutica para llegar al horizonte científico que el científico se ha propuesto.


(20) ¿Cuál es la diferencia entre modelos y operaciones? El modelo es el elemento de comparación, que servirá para establecer un nuevo paradigma y hacer relaciones entre las diversas teorías e hipótesis. Las operaciones son instrumentos que se ponen en práctica en forma organizacional para lograr establecer un nuevo modelo.


Algunos autores proponen más elementos metodológicos, pero para lo que aquí nos interesa, con estos instrumentos podemos, mezclándolos poder legar a conclusiones de interpretación de algunos textos científicos y jurídicos para no quedarnos perdidos en el camino de la lectura o del discurso oral, cuando necesitamos interpretar ciertos signos o símbolos, que nos llevarán a realizar una abstracción del contexto en general.

 

 

La Semiotica Es Una Ciencia O Una Filosofia

Cuando tenemos definido un objeto teórico, un marco, una hermenéutica, un objetivo y lo hemos delimitado concienzudamente, exhaustivamente, entonces podemos decir que por lo menos estamos ante una actitud científica, y no es sino, cuando estamos en esta cualidad de trabajo, que podemos apuntar, que estamos haciendo ciencia…

Voy a nombrar a otro padre dela Semiología del mundo, aun con vida, conocido por siempre como semiólogo y luego en los años ochenta, como una de las altas voces de la literatura universal

Umberto Eco. Es italiano, tuvo la ardua labor de recoger las diversas teoría sobre Semiología y fundar una nueva corriente muy coherente de la relevancia de esta nueva ciencia, para las comunicaciones humanas. Equipara semiótica general y filosofía del lenguaje, poniendo en tela de juicio de que puedan tratarse fenómenos de significación y/o representación como se trata a los objetos de la física o de la electrónica. Entendiendo entonces de que estamos ante una realidad intangible, ante un fenómeno al que había que darle cuerpo.

La semiótica se vuelve entonces una especie de genealogía de los sistemas significantes realizada a partir de la formalización más o menos acabada de estructuras formales extraídas empíricamente de cada sistema. Queda claro que la vaguedad que domina en la noción de sistema y la imprecisión que reina, no bien salimos de los sistemas explícitamente construidos para un uso determinado (código de la ruta por ejemplo), no permiten la construcción de una teoría hipotético-deductiva, por falta de términos primitivos formales y con mayor razón y con mayor motivo de reglas de la deducción que le conciernen.

Y podrán observar que entonces me estoy yendo en asuntos más difíciles, y creo que con el establecimiento de la metodología, podremos ayudarnos en nuestras lecturas de filosofía del Derecho, sin necesidad de mezclarnos con los especialistas de esta nueva ciencia, sin embargo observemos cómo se ha desarrollado en las últimas dos décadas, después del interés un gran estudioso de la ciencia, como lo ha sido Umberto Eco.

Asumimos nuestras responsabilidades en la pregunta nº 3, en verdad, para nosotros se trata de producir a tiempo un corte epistemológico de la semiótica entre la ciencia y la filosofía. Personalmente prefiero que haya ciencia en todas las experiencias y circunstancias que el ser humano lleva a cabo para poder abstraer estos fenómenos lingüísticos, semánticos y que nos inducen a poder tener la aprehensión que algunos científicos utilizan para sus elucubraciones.

Pero pregunto: ¿Cómo hacemos para apartar la filosofía de la ciencia? Necesitamos de la filosofía para poder realizar esas abstracciones, esas aprehensiones de elementos de conocimientos, necesarios, para poder interpretar la vida, misma, la historia humana. 

 

Relacion Entre Pragmatica Y Semiotica

A la pragmática puede considerársele como el instrumento del análisis semiótico en el que se unen la sintáctica y la semántica.

La pragmática confronta a las significaciones elaboradas fuera de las realidades de las que surgen con esas mismas realidades que pretenden configurar, es decir, a las cuales dan sentido. Se expresa en forma de reglas o de hábitos interpretativos admitidos como verdaderos en el seno de una comunidad, en un período históricamente reconocido. Constituye entonces el momento del análisis semiótico en el que forma sintáctica y semántica se unen, para lograr el análisis semiológico. "Considerar cuáles son los efectos prácticos que creemos que puede producir el objeto de nuestra concepción. O de la abstracción que hacemos de un signo, símbolo, texto o mensaje La concepción, o abstracción, de todos esos efectos es la noción completa del objeto". La significación de un signo es el efecto que el signo podría tener en cada circunstancia previsible.

 

 

 

Conceptualización del Análisis de contenido

El análisis de contenido en un sentido amplio, que es como lo deberíamos de entender en este trabajo, es una técnica de interpretación de textos, ya sean escritos, grabados, pintados, filmados, u otra forma diferente donde puedan existir toda clase de registros de datos, trascripción de entrevistas, discursos, protocolos de observación, documentos, videos. Por ejemplo la forma de vestir de una persona tiene connotaciones diversas, signos, símbolos, que si le ponemos atención nos dejan un mensaje que puede ser interpretado en diferentes formas. Un político por ejemplo se viste acorde y coherentemente con el grupo que lo va a receptar, una corbata, es un signo por ejemplo, de tal forma que el análisis de contenido también lo encontramos en una sonrisa, en un ademán, en movimientos estudiados para causar algún efecto específico.

El calificativo común de todos estos materiales es su capacidad para albergar

un contenido que leído, observado, analizado e interpretado adecuadamente nos abre las puertas a la comprensión de diversos aspectos y fenómenos de la vida social. El análisis de contenido se basa en la lectura (textual o visual) como instrumento; pero también en la observación analítica de diferentes signos o símbolos que pueden surgir premeditadamente, de un equipo de mercadotecnia, por ejemplo, o de la estructura de una publicidad, para vender un producto en donde se ha estudiado la conducta y el proceder de un grupo social, o de la determinación de hacer creer en un mensaje que la verdad es la que dice el candidato de los canarios, etc.

Recoger esa información, lectura, u observación de esos símbolos que a diferencia de la lectura común debe realizarse siguiendo un método, que tienda a lo científico, es decir, debe ser, sistémico, (no se confunda este término con sistemático), debe ser objetivo, replicable, y valido. Cuando digo replicable, significa que puede tener un contradictorio, que permita llegar a la realidad abstracta, para lograr una aprehensión del fenómeno, o del signo estudiado.

En ese sentido es semejante la problemática y metodología, salvo algunas características especificas, al de cualquier otra técnica de recolección de datos de

investigación social, observación, experimento, encuestas, entrevistas, etc. No obstante, lo característico del análisis de contenido y que le distingue de otras técnicas de investigación sociológica, es que se trata de una destreza que combina intrínsecamente, y de ahí su complejidad, la observación y producción de los datos, y la interpretación o análisis de los datos.

Todo contenido de un texto o una imagen, un signo, o un símbolo, pueden ser interpretado de una forma directa y manifiesta o de una forma secreta de su sentido latente. Por tanto, se puede percibir de esos elementos de comunicación, el contenido manifiesto, obvio, directo que es representación y expresión del sentido que el autor pretende comunicar. Pues, el autor lo produjo, para ser entendido, pero no siempre es así y por eso es que el investigador agudo debe poner atención científica, o profesional de estos fenómenos de la comunicación social.

Se puede además, percibir un texto, latente, oculto e indirecto, que se sirve del texto ostensible como de un instrumento, para expresar el sentido oculto que el autor pretende transmitir. Los semiólogos os hablan de referentes, pues hablan sencillamente de un emisor, deberíamos de recordar el modelo de comunicación, en el cual nos daban un emisor, un canal y un receptor, pues el deferente, es el que interpreta, o recepta el mensaje, aunque no lo entienda, eso no es el meollo aquí, sino, entender que algunos autores vienen incorporando ciertos símbolos que a nuestros oídos u ojos, son en cierta forma extraña, y que el análisis, nos permite encontrarnos a nosotros mismos en el contexto del mensaje.

Es muy poco lo que se ha inventado, pues con solo ir a un diccionario, estamos encontrando diversos sinónimos, que nos permiten a entender cierto signo y mensaje oculto en un concepto, para poder caminar por la aventura del entendimiento de un mensaje completo, discurso, fotografía, publicidad, mercadotecnia, o hasta el ademán de un actor… etc.

Tanto los datos expresos (lo que el autor dice) como los latentes (lo que dice sin

pretenderlo) cobran sentido y pueden ser captados dentro de un contexto. El contexto es un marco de referencias que contiene toda aquella información que el lector puede conocer de antemano o colegir (algunos dicen inferir), a partir del texto, o del signo, mismo para captar el contenido y el significado de todo lo que encontramos en el argumento. Texto y contexto son dos aspectos fundamentales en el análisis de contenido. Berelson (1952) sostiene que el análisis de contenido es “una técnica de investigación para la descripción objetiva, sistemática y cuantitativa del contenido manifiesto de la comunicación”. Según esta definición el análisis de contenido ha de someterse a ciertas reglas. A una hermenéutica necesaria y fundamental; La “objetividad” se refiere al empleo de procedimientos que puedan ser utilizados por otros investigadores de modo que los resultados obtenidos sean susceptibles de verificación.

La “sistematización” hace referencia a pautas ordenadas que abarquen el total del contenido observado. En realidad estos dos elementos como indica confluyen en el requisito de “reproductividad” de todo instrumento de investigación científica, es decir, que las reglas que lo gobiernen sean explicitas (objetivas) y aplicables a todas las unidades de análisis (sistémico). Insisto en que o se confunda este término con sistemático, porque muchos autores en diversas ramas de la ciencia utilizan y se equivocan, empleando un concepto por el otro, lo sistémico debe llevarnos a entender que estamos ante un sistema, organizado, lo sistemático es un fenómeno que se repite con constancia para poder demostrar o elaborar algo necesario y reiterativo.

Los otros dos elementos de la definición de Berelson “cuantificable” y “manifiesto” han sido ampliamente discutidos por ser ciertamente restrictivos. La “cuantificación” pide que se pueda cifrar numéricamente la información -codificación - para obtener el recuento de las unidades e indicadores de los fenómenos que estamos interesados en mostrar. No obstante, aunque la cuantificación ha sido y es importante en la aplicación de técnicas de análisis de contenido, hoy la mayor parte de los investigadores sociales, reconocen que además de mostrarse los hechos se han de interpretar. Esto indica que muchas veces el investigador usa técnicas sistemáticas, para obsrvar en las reiteraciones, o repeticiones de fenómenos, algo que debe ser corroborado con esa repetición de la específica fenomenología de un tema único, o diverso.

Por último, Berelson incorpora a su definición el atributo de que el contenido sea “manifiesto” simplemente para asegurar que la codificación de los datos

en el análisis de contenido sea intersubjetivamente verificable y fiable. Esto deja fuera el contenido “latente” de los datos pieza importante en un conocimiento profundo de los mismos.

Por tanto, pertenecen al campo del análisis de contenido todo el conjunto de

técnicas tendentes a explicar y simplificar el contenido de los mensajes comunicativos de textos, sonidos e imágenes y la expresión de ese contenido con ayuda de indicios cuantificables o no. Todo ello con el objetivo de efectuar deducciones lógicas justificadas concernientes a la fuente - el emisor y su contexto - o eventualmente a sus efectos. Para ello el analista tendrá a su disposición todo un juego de operaciones analíticas, más o menos adaptadas a la naturaleza del material y del problema que tratará de resolver, pudiendo utilizar una o varias que sean complementarias entre sí para enriquecer los resultados o pretender así una interpretación fundamentada científicamente.

Los autores que he mencionado arriba, es porque el Doctor Gustavo Jiménez los ha mencionado en clases magistrales sobre análisis de contenido, cuando se analizan documentos que se recomiendan en el curso de Filosofía del Derecho y por eso no voy a citarlos metodológicamente.

El análisis de contenido se encuentra en la frontera de otras técnicas como el

análisis lingüístico, el análisis documental, textual, de discurso y semiótico.

Componentes del Análisis de Contenido

Todo proyecto o plan de investigación mediante la técnica de análisis de contenido ha de distinguir varios elementos o pasos diferentes en su proceso.

1.- Determinar el objeto o tema de análisis.

2.- Determinar las reglas de codificación.

3.- Determinar el sistema de categorías.

4.- Comprobar la fiabilidad del sistema de codificación-categorización.

5.- Observar las inferencias.

Respondiendo las preguntas que citamos arriba, podemos llegar a la posibilidad de hacer un buen análisis de contenido. Para aplicar el modelo y responder a las hipótesis formuladas se propone una metodología en unas técnicas de investigación propias del análisis secundario de datos,análisis documental estadístico, análisis de contenido y análisis de bases de datos de

encuestas. Etc.

Determinar el sistema de codificación

Tratar el material es codificarlo. La codificación consiste en una transformación mediante reglas precisas de los datos brutos del texto. Esta transformación o descomposición del texto permite su representación en índices numéricos o alfabéticos. La codificación es el proceso por el que los datos brutos se transforman sistémicamente en unidades que permiten una descripción precisa de las características de su contenido. Entonces esta decodificación permite logra esa abstracción, coherente que podemos determinar como connotación, cognitivismo, y que nos hace llegar a les estructura medular del mensaje, se cual sea.

La presencia o ausencia de los elementos de un texto pueden ser importante.

Por ejemplo, en una entrevista en profundidad o un grupo de discusión que

se hable o no se hable de un tema puede ser significante. En un estudio semántico, o lingüístico, con base sistémica de análisis de contenido podría haber sido importante, la ausencia de determinadas noticias en algunos

de los medios de comunicación analizados y podríamos ir codificando, por

ejemplo, las noticias sobre escándalos políticos según estén presentes o

ausentes en los distintos medios, o ahora que nos hemos enviciado con la sangre y la violencia, los sucesos, o noticias policiales.

Análisis de contenido cualitativo

El análisis de contenido cualitativo consiste en un conjunto de habilidades

sistémicas interpretativas del sentido oculto de los textos. Al igual que el análisis de contenido cuantitativo clásico parte de la lectura y/o observación, como medio de producción de datos. Estas prácticas cualitativas aunque tienen una amplia tradición en el ámbito de las ciencias sociales se han ido desarrollando en el terreno del análisis de contenido aplicado fundamentalmente a partir de los años ochenta.

La principal idea de estos procedimientos son preservar las ventajas del análisis

de contenido cuantitativo desarrollando nuevos procedimientos de análisis

interpretativo. El análisis de contenido cualitativo no sólo se ha de circunscribir a la interpretación del contenido manifiesto del material analizado sino que debe profundizar en su contenido latente y en el contexto social donde se desarrolla el mensaje.

Los aspectos formales dentro del proceso de comunicación así como sus inferencias estadísticas quedarían en las primeras etapas del análisis de contenido y serán un gran instrumento propicio para entender la filosofía o la ciencia, que se desarrolla en el actual siglo y que necesitamos aplicar para aprehender mejor los textos y signos, o símbolos, jurídicos, docentes y sociológicos para ubicarnos con mejor conocimiento de esos distintos grupos humanos, que han elaborado comunicación y siguen elaborando para la relación social…

Espero haberlos ayudado con estas ideas prácticas y no los remito ningún autor, para que no se sienta que esto es una copia de citas, como hacen muchos autores modernos.