Seguridad: Bocas de Incendio

Industriales. Equipos. Utilización. Reglas

  • Enviado por: Eva Gómez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

BOCAS DE INCENDIO

El medio más usual de apagar un incendio es el extintor portátil. Pero cuando el extintor resulta insuficiente se debe recurrir a medios más potentes y que requieren un conocimiento y cierto entrenamiento como son las bocas de incendio equipadas.

Suelen estar situadas dentro de un cuadrado con forma de armario en la pared.

Se trata de un conjunto de distintos equipos conectados entre si:

  • Armario o cofre.

  • Devanadera con tramo de manguera (distintos tipos y tamaños: blanda y semirrigida).

  • Válvula de control y corte del agua.

  • Manómetro

  • Lanza que controla el flujo y la forma de aplicación del agua.

  • Racores de acoplamiento rápido para las uniones.

Utilización:

En el tipo de manguera blanda se debe romper el cristal protegiéndose con unos periódicos para que no salpiquen los cristales. La manguera se desenroscara entera con cuidado de que no haya ningún pliegue. Por lo menos serán necesarias tres personas como mínimo para usarla, ya que menos seria peligroso.

En el tipo semirrigida no será necesario romper el cristal ya que esta metida en un armario de fácil acceso. La manguera se desenroscara lo necesario. Siendo necesaria solo una persona para su utilización lo recomendable es que estén dos.

No dejar nunca la lanzadera suelta con la presión dada.

Reglas de seguridad para atacar un fuego:

  • Avisar de la existencia del fuego.

  • No situarse de forma que el fuego pueda tapar la salida, dejar siempre una vía de escape libre.

  • Tener siempre en cuenta los riesgos de usar una boca del 45 o blanda en solitario.

  • Impedir la extensión del fuego.

  • Aprovechar el efecto cortina de la pulverización del agua contra el calor y el fuego.

  • Aplicar la llama sobre la base de las llamas procurando siempre que no se extienda.

  • Evitar el agua sobre aparatos eléctricos.

  • Utilizar el agua para enfriar combustibles,...

  • Si el fuego no se logra extinguir, no arriesgar la vida, intentar evitar la propagación del fuego hasta que lleguen los bomberos.

Eva Gómez Bocas de Incendio

Pag.1