Seguridad en el laboratorio

Química. Normas de trabajo. Prevención de accidentes. Recomendaciones. Equipos. Protección personal. Operaciones. Peligrosidad de sustancias químicas

  • Enviado por: WesDurst
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 28 páginas
publicidad
cursos destacados
Fundamentos de Termodinámica Clásica
Fundamentos de Termodinámica Clásica
Fundamentos de Termodinámica Clásica es el curso donde resolverás preguntas como...
Ver más información

PREICFES SABER 11 ¡Completo! Version 2014
PREICFES SABER 11 ¡Completo! Version 2014
NO TE PIERDAS EL MUNDIAL YENDO A UN PREICFES VACACIONAL TRADICIONAL, MEJOR ESTUDIA DESDE TU CELULAR...
Ver más información

publicidad

NORMAS GENERALES DE SEGURIDAD EN LABORATORIO  (1° parte)

Prevención de accidentes en el laboratorio : 

1. Virtualmente en todas las plantas industriales se realizan tareas de laboratorio. La magnitud, clase e importancia de estas tareas, naturalmente, varían de acuerdo con las necesidades de cada industria en particular. Independientemente de su magnitud, prácticamente en todos los laboratorios hay peligros de accidentes, algunos cuyas consecuencias pueden ser muy graves, y que consecuentemente deben evitarse.

2. Los principales peligros de accidentes de los laboratorios son : 

·       Quemaduras térmicas y químicas.

·       Lesiones en la piel y los ojos por contacto con productos químicamente agresivos.

·       Cortaduras con vidrios u otros objetos con bordes afilados.

·       Intoxicación por inhalación, ingestión o absorción de sustancias tóxicas.

·       Incendios, explosiones y reacciones violentas.

·       Exposición a radiaciones perjudiciales

Recomendaciones generales:

3. Las improvisaciones con frecuencia causan accidentes. Se debe planear el trabajo antes de iniciarlo. Es necesario asegurarse de que los equipos que se van a usar estén armados correctamente y que funcionen bien, como también conocer las características de los productos que van a manejarse. No deben realizarse procedimientos nuevos ni cambios a los existentes a menos que se encuentren debidamente aprobados.

4. Hay un equipo de protección personal para cada tarea. La producción visual es fundamental en todas las tareas que se realizan en los laboratorios.

5. Muchas personas tienen por costumbre formar vacío con la boca para levantar un producto químico líquido (pipetear). Esta práctica inadecuada provocó muchas intoxicaciones por ingestión o aspiración accidental de un producto tóxico. Debe usarse el equipo adecuado, por ejemplo, una perilla de caucho, una jeringa aspiradora o una pre - pipeta.

6. Ocurren otros accidentes por ingestión cuando no se observan las normas de higiene correspondiente al manejar productos químicos peligrosos. Debe evitarse el contacto de las manos con cualquier producto químico y, cuando esto sea inevitable, no se deberá comer ni fumar sin antes lavarse bien las manos.

7. Las quemaduras térmicas son comunes en los laboratorios. No deben calentarse materiales de vidrio en forma directa; se deberá usar una tela de amianto. Cuando sea necesario manejar recipientes que estuvieron expuestos al calor, el uso de pinzas puede evitar quemaduras dolorosas en las manos y los dedos.

8. El uso de reactivos y de equipos cuya peligrosidad se desconoce ha provocado explosiones y quemaduras graves. Es necesario conocer bien las propiedades peligrosas de cada producto como así también leer detenidamente las instrucciones que dan los fabricantes sobre el uso de equipos de laboratorio.

9. Poseer en lugar visible los teléfonos y direcciones de Hospitales y Centros asistenciales, así como Bomberos.

Equipos de protección personal

10. A pesar de que para reducir el peligro se hayan agotado los recursos que ofrecen la ingeniería y los buenos métodos de trabajo, es imprescindible usar en los laboratorios algunos equipos de protección personal. A continuación se dan los principales:

a. Trabajar con zapatos de protección cuando se deba entrar a una zona de proceso o cuando se manejen objetos pesados.

b. Usar protección para los ojos.

c. No usar lentes de contacto.

d. Usar protección facial cuando se manejen polímeros fundidos, ácidos o cáusticos.

e. Usar guantes de amianto al manejar productos u objetos calientes.

f. Usar guantes impermeables al trabajar con productos tóxicos.

g. Usar equipos de protección contra ácidos (guantes, delantal, etc.)

h. No usar ropa de fibra sintética al trabajar con productos inflamables.

y. Usar delantal de cuero al manejar polímero fundido.

J. Usar guantes al transportar o conectar cilindros de gases o al manejar materiales.

Orden y limpieza:

 II. La falta de orden y limpieza es una de las causas más comunes de accidentes en los laboratorios. Lamentablemente, por ser por lo general causas indirectas, estas causas no son reconocidas como comunes y básicas. A continuación se dan las principales recomendaciones sobre este importante factor:

a. No comer, beber ni fumar en los lugares de trabajo. Hacerlo solamente en lugares autorizados.

b. Colocar alimentos sólo en lugares especialmente destinados a tal fin.

C. Trabajar con ropa bien entallada y abotonada.

d. No usar utensilios ni equipos de vidrio con cachaduras, grietas, rajaduras, etc. 

e. Mantener las mesas y escritorios siempre limpios y libres de materiales extraños.

f. Colocar los residuos, remanentes de muestras, etc., sólo en los lugares destinados a tal fin. 

g. Rotular todos los recipientes, aunque sólo se pongan en éstos productos en forma temporal.

h. Retirar de las mesas y colocar en su sitio correspondiente cualquier material que haya sido utilizado para realizar un trabajo.

I. Colocar materiales alejados de los bordes de las mesas, para evitar que caigan.

j. Arrojar objetos rotos de vidrio sólo en recipientes destinados a tal fin.

k. Limpiar inmediatamente cualquier derrame de producto químico. Si fuese necesario protegerse para realizar esta tarea, no deje de hacerlo.

l. En caso de derrame de líquidos inflamables, productos tóxicos o corrosivos, tomar las siguientes precauciones:

·      Interrumpir el trabajo.

·       Informar a otras personas lo que ha ocurrido.

·       Solicitar ayuda inmediata para limpiar totalmente el lugar.

·       Avisar al supervisor.

·       Asegurarse de que se ha corregido totalmente el problema.

M. Mantener sin obstáculo las zonas de circulación y de acceso a los equipos de emergencia.

n. Siempre dejar cerrados los cajones y las puertas de las mesas.

ñ. Seguir los procedimientos para eliminar residuos con productos químicos.

o. Verificar periódicamente el estado de los equipos de seguridad (extintores, equipos de protección respiratoria, etc.)

p. Antes de retirarse del laboratorio, si nadie queda en él, tomar las siguientes medidas:

·       Interrumpir los servicios que no quedan en uso, pro ejemplo, agua, electricidad, gas, vapor, etc.

·       No dejar equipos operando sin la debida autorización.

·       Cerrar puertas y ventanas.

Operaciones de laboratorio:

12. Algunas operaciones de laboratorios tales como las de separaciones y extracciones, plantean algunos peligros específicos y, por consiguiente, tienen reglas específicas que se deben observar. Las principales son:

a. No empezar una extracción hasta que la solución de la cual se va a extraer, esté a una temperatura inferior al punto de ebullición del solvente de extracción.

b. Si se utiliza un solvente volátil, se debe agitar suavemente la ampolla de decantación, destapada, para permitir un mezclado leve. Tapar la ampolla, invertida e inmediatamente abrir el robinete. Hacer esto con el tapón en dirección opuesta al cuerpo. Cerrar luego el robinete; agitar y volverlo a abrir con la ampolla invertida. Repetir este procedimiento hasta descargar el exceso de presión. No apuntar con la ampolla hacia un compañero de trabajo ni hacia un mechero.

C. Siempre colocar las ampollas en un soporte de tamaño adecuado con un recipiente en la parte inferior para recoger probables derrames.

D. Si fuese necesario emplear una ampolla grande (de un litro o más), no usar tapones de vidrio sino de teflón. 

e. No se deben destilar éteres, si no se está seguro de que están libres de peróxido. Verificar la posible presencia de peróxido con una varilla indicadora de este compuesto. Si el examen da resultado positivo, filtrar el líquido contaminado pasándolo por la alúmina. Volver a verificar hasta asegurarse de que el peróxido ha sido eliminado totalmente. Descartar rápidamente la alúmina en los recipientes destinados a los residuos sólidos.

f. Cuando se destilan cantidades mayores de 200ml., el balón deberá colocarse en un recipiente metálico cuya capacidad sea suficiente como para contener todo el líquido del balón.

g. Trabajar siempre bajo campana cuando se emplean destiladores, evaporadores y/o extractores.

13.Cuando van a armarse equipos, se deberán tener en cuenta las siguientes consideraciones generales:

a. Mantener limpio el lugar de trabajo. Tener solamente lo necesario para trabajar.

b. Utilizar solamente los elementos que se recomiendan para el trabajo a realizarse. Elegir recipientes del tamaño adecuado. Por lo menos un 20 % de su volumen debe quedar libre.

C. Evitar el uso de tapones. Usar siempre uniones esmeriladas, engrasadas.

D. Examinar el estado de los materiales de vidrio. Observar que estén libres de tensiones.

e. Debajo del vaso de reacción, colocar un recipiente que pueda contener su volumen en caso de derrame.

f. Asegurar los condensadores con las agarraderas correspondientes.

g. Asegurar bien las mangueras de agua.

h. Emplear, preferentemente, agitadores magnéticos. Asegurarse de que se encuentren correctamente alineados con los recipientes para evitar su desplazamiento.

I.Armar, todo el aparato, libre de tensiones.

j. Al armar equipos sobre bases, arcos de metal o trípodes, asegurarse de que el centro de gravedad del sistema esté sobre la base y no hacia un costado.

k. Verificar el armado correcto de un equipo antes de empezar el trabajo.

L. Prever un venteo para los productos que van a ser calentados. 

M. Antes de calentar un líquido, colocar esferas de vidrio o material poroso.

n. Siempre que sea posible, usar calentadores eléctricos en lugar de mecheros.

ñ. Armar siempre los equipos bajo una campana.

14. Las tareas que se realizan bajo campana son, por lo general, las que presentan el mayor peligro; por esto que cuando se realizan tareas bajo campana, se deben tomar algunas precauciones especiales. A continuación se indican las principales:

a. Antes de iniciar una tarea bajo campana, hay que asegurarse de que el sistema de extracción funciona correctamente como así también de que la mesada se encuentre limpia y que la puerta de la campana cierre bien.

b. No debe haber sobre la campana ninguna clase de producto inflamable.

C. Llevar a la campana solamente el material necesario para trabajar.

D. Debe evitarse colocar el rostro dentro de la campana.

e. Mantener el cierre de la puerta con la menos abertura posible.

f. Si se detiene el sistema de extracción de la campana, interrumpir inmediatamente el trabajo y cerrar al máximo la puerta. Sólo se ha de reiniciar el trabajo tras haber dejado transcurrir por lo menos cinco minutos después de que el sistema de extracción haya arrancado nuevamente.

g. En caso de incendio dentro de la campana, cortar el suministro de gas y desconectar los equipos eléctricos que se encuentren dentro de ésta.

15. Si se van a efectuar operaciones con vacío, se deberán tomar las siguientes precauciones:

a. Abrir en forma lenta los sistemas que estén al vacío, para evitar implosiones.

b. Cuando se va a trabajar con equipos que están al vacío, hacerlo dentro de una campana o con una mampara protectora.

C. Al desarmar un equipo que estuvo trabajando al vacío, primero asegurarse de que se restableció la presión atmosférica. 

D. Respetar también las indicaciones anteriores cuando se usen desecadores. 

e. Verificar el estado de las trampas antes de emplear una bomba de vacío.

f. Si se realiza una destilación al vacío, enfriar el equipo antes de permitir la entrada de aire.

16. Si se van a efectuar operaciones con presión, se deberán tomar las siguientes precauciones:

a. Dotar a todos los equipos que trabajen por sobre 0,5 kg/cm2 de un sistema que permita medir la presión de trabajo y de una válvula de seguridad.

b. Evitar el uso de aparatos de vidrio. Si no puede evitarse, asegurarse de que estén protegidos (por ejemplo con tela metálica).

C. Usar, obligatoriamente, protector facial, gafas protectoras y guantes de cuero cuando se trabaje con equipos a presión.

d. Si se van a efectuar operaciones con vapor, se deberán tomar las siguientes precauciones:

·      Si se realiza una destilación por arrastre de vapor, evitar que el vapor circule a velocidades altas en el condensador.

·       Evite el sobrellenado del balón mediante un calentamiento lento para prevenir condensaciones excesivas.

17. El termómetro es, quizá, el instrumento que más se usa en un laboratorio. Su empleo correcto puede evitar errores en el trabajo y, por consiguiente, percances. Tener en cuenta lo siguiente:

a. Antes de usar un termómetro deberá verificarse su precisión.

b. Si debe controlarse la temperatura de un recipiente a través de un corcho o un tapón de caucho (mediante una perforación), seguir las recomendaciones que se dan en el párrafo que sigue.

18. Para perforar tapones:

a. Verificar que el sacabocado esté afilado.

b. Proteger las manos contra cortaduras. Afirmar el tapón entre el pulgar y el índice asentándolo sobre una madera. No sostenerlo sobre la palma de la mano. 

c. Perforar siempre desde ambos lados hasta el centro rotando el tapón para lograr un corte perpendicular.

d. Si el tapón es de caucho, lubricar el perforador con agua o glicerina.

NORMAS GENERALES DE SEGURIDAD EN LABORATORIO  (2° parte)

Seguridad en equipos de laboratorio :

1) Mezcladores - Homogeinizadores

•Los utilizados para solventes inflamables deben ser antiexplosión.

•Con volátiles o tóxicos además, usarlos bajo campana.

•No sostener jarros y recipientes con las manos durante el funcionamiento.

2) Centrífugas

•Balancear por pesada las cargas. Asegúrese que los pivotes estén correctamente ubicados.

•No abra la centrífuga hasta que esté completamente detenida.

•Primero apague o desenchufe, luego actúe en el interior de la misma.

•Use recipientes específicamente diseñados para centrífugas. Respete las velocidades máximas indicadas por el fabricante para cada material.

3) Espectrofotómetros de absorción atómica

•Use un extractor efectivo para remover los gases efluentes del mechero (este debe ser especialmente diseñado cuando se usa N2O como oxidante).

•Si el instrumento tiene una trampa de drenaje, asegúrese que esté llena de agua antes de encender la llama. Revise el pH del líquido del recipiente antes de nebulizar soluciones de cianuros o sulfuros. Proteger los ojos de las radiaciones emitidas por la llama.

4) Fotómetro de Llama 

•Usar un sistema efectivo de extracción de efluentes de la llama. Proteger los ojos de las radiaciones emitidas por la lama. Hacer lo propio con la piel. 

5) Fluorómetro 

•Fluorómetro, Espectrofluorómetro, Gabinetes UV, etc. así como otros equipos que trabajan con lámparas UV cuarzo, generan apreciables cantidades de ozono, el cual es tóxico aún en bajas concentraciones , por lo que debe asegurarse una buena renovación del aire en el ambiente de trabajo.

•Proteja la vista de la radiación UV.

6) Cromatógrafo de gases 

•Se requiere buena ventilación en la zona de trabajo a causa de los efluentes de los detectores, ya sea producto de la combustión o las sustancias originalmente inyectadas en caso de los detectores no destructivos.

•En el caso del ECD , también hay cierta ionización de los gases y algo de radiactividad.

19. Si van a usarse equipos de secado, se deberán tomar las siguientes precauciones:

a. No colocar productos volátiles de temperatura de inflamación inferior a 75° C, en hornos eléctricos.

b. Para secar productos volátiles, usar vapor o baños de agua caliente. 

c. Si, inevitablemente, deben usarse calentadores eléctricos, mantenerlos por debajo de 230° C.

20. Si se van a usar  muflas, se deberán tomar las siguientes precauciones:

a. Antes de iniciar una tarea, verificar el estado de la mufla.

b. No colocar productos húmedos.

c. Si se trata de un material combustible, carbonizarlo previamente mediante un mechero, bajo la campana.

d. Emplear solamente cristales o cápsulas resistentes a altas temperaturas.

e. Para tomar el material, usar pinzas de tamaño y material adecuados. 

f. Usar siempre guantes de amianto.

21. Si se van a usar equipos eléctricos o electrónicos, se deberán tomar las siguientes precauciones:

a. Leer cuidadosamente las instrucciones y las normas operativas antes de usar cualquier equipo o instrumento de laboratorio y asegurarse de que funcione correctamente.

b. No poner en funcionamiento un equipo eléctrico cuyas conexiones se encuentren en mal estado o que no esté puesto a tierra.

c. Si fuese necesario conservar productos químicos inflamables a bajas temperaturas, éstos deberán colocarse en refrigeradores especialmente diseñados para tal fin.

d. Usar calzado protector con suela aislada cuando se van a usar equipos eléctricos o electrónicos.

e. Asegurarse de que las manos estén bien secas.

f. Siempre que se usen equipos eléctricos productores de altas temperaturas (chispas, resistencias, arcos voltaicos, etc.), asegurarse de que no haya productos químicos inflamables en las cercanías.

g. Al trabajar con equipos de absorción atómica, se deben tener en cuenta las normas que regulen el manejo de gases y el encendido de llamas. También tener en cuenta que los desechos del nebulizador son ácidos.

i.Recordar que existe el peligro de quemaduras cuando se trabaja con equipos que emplean polímero caliente (extrusora, inyectora, etc.). Usar siempre delantal y guantes de cuero o de otro material resistente al calor, y protector facial. 

j. Usar guantes de amianto cuando se va a trabajar en una prensa. 

k. Usar protector facial cuando se va a trabajar con tamices.

l. No usar guantes cuando se va a manejar material sobre equipos con rodillos rotativos (por ejemplo, en una calandria). Asegurarse de que los dispositivos de paro y freno de estos equipos funcionan correctamente.

m. Protegerse las manos al emplear péndulos de torsión.

Radiaciones perjudiciales:

22. No ionizantes - Si se van a usar equipos productores de radiaciones no ionizantes, no deben descubrirse las fuentes de rayos ultravioleta ni infrarrojos (UV - RI) ya que estos rayos pueden producir lesiones en los ojos o la piel.

23. Ionizantes - Estas son mucho más peligrosas que las anteriores aunque los aparatos de laboratorio que las producen son pocos. Una de las pocas fuentes que emiten radiaciones ionizantes son los detectores de captura de electrones del cromatógrafo gaseoso. Si se lo opera sin desarmarlo, no se corre riesgo alguno. Estos nunca deberán desarmarse. Estar alerta la símbolo que identifica estas clases de radiaciones.

Manejo de productos químicos:

24. El manejo incorrecto de productos químicos es una de las principales causas de accidentes. Las recomendaciones que se dan a continuación son importantes para evitar que éstos ocurran:

a. Evitar el contacto directo de la piel con los productos químicos. Muchas sustancias que hoy se consideran seguras, pueden no serlo mañana. Usar guantes.

b. Muchos reactivos y solventes ingresan al organismo por las vías respiratorias. Manejarlos dentro de campanas dotadas de sistema de extracción.

c. No usar productos que no estén correctamente identificados. 

d. Antes de usarlos, leer cuidadosamente las instrucciones del rótulo.

e. Al usar un reactivo, si la tapa del recipiente es pequeña, no apoyarla sobre la mesa; sostenerla con dos dedos. Si es grande, apoyarla sobre la mesada pero siempre con la parte inferior hacia arriba.

f. Al verter un producto químico de una botella, sostenerla del lado del rótulo, con ello se evitará que el líquido, al escurrirse hacia abajo, dañe el rótulo.

g. Evitar verter productos químicos directamente de la botella. Colocarlos primero e un recipiente que permita conocer la cantidad que va a usar.

h. Siempre descarte el exceso de una muestra. No se deben volver a colocar reactivos en su recipiente original.

i.No introducir espátulas ni elementos similares para favorecer la salida de reactivos sólidos.

j. Usar embudos toda vez que se viertan solventes o reactivos en aberturas pequeñas.

k. Tener cuidado al abrir las botellas. La fricción que se genera al quitar una tapa puede producir chispas estáticas y explosiones. 

l. Antes de verter un líquido en una bureta o en un ampolla de decantación, asegurarse de que el robinete esté bien cerrado. Colocar siempre un recipiente debajo de éste por si se produce un derrame.

m. Verter siempre la solución más concentrada sobre la más diluida a fin de evitar reacciones violentas y salpicaduras. 

n. Mantener los líquidos inflamables lejos de fuentes de calor y de la luz solar.

o. No basarse en el olfato para determinar el contenido de una botella o de un recipiente.

 

Peligrosidad de sustancias Químicas en el Laboratorio

Indice

1. Introducción

2. Sustancias quimicas alergénicas

3. Tratamiento

4. Sustancias quimicas irritantes

5. Sustancias quimicas carcinogénicas

6. Tratamientos carcinógenos

7. Sustancias quìmicas carcinogènicas de uso cosmetico

1. Introducción

Quienes manipulan en el laboratorio sustancias químicas obtenidas por síntesis, es necesario que tengan en cuenta varios factores para el buen uso de dichas sustancias.

Entre otros factores se deben tener en cuenta: la toxicidad de las sustancias químicas, las condiciones de trabajo en el laboratorio (buena ventilación, salidas de emergencia, extinguidores, campanas de extracción y duchas); el almacenamiento de reactivos (orgánicos e inorgánicos); el manejo de los residuos y la protección personal (guantes, gafas, bata, máscara de gases y vapores).

Respecto a la toxicidad de las sustancias químicas, es necesario conocer cuándo un reactivo químico es cancerígeno, irritante o causante de alergias; así como las reacciones de estos en el organismo y los métodos de control. Entender los símbolos que traen las etiquetas en cada envase, con el fin de conocer los efectos sobre la salud, es el primer aspecto de prevención.

Muchas sustancias químicas producen efectos nocivos sobre la salud, debido a sus propiedades físicas y químicas que los caracterizan. El presente trabajo permite conocer los nombres de algunas sustancias que producen efectos indeseables sobre la salud humana.

Al estar en contacto con sustancias químicas sintéticas siempre existe riesgo de intoxicación, sin embargo cada persona debe ser responsable de acatar las normas de seguridad y darle buen uso a los reactivos.

2. Sustancias quimicas alergénicas

Mecanismos

Las alergias y la sensibilidad a las sustancias químicas, están íntimamente relacionadas con disfunciones orgánicas, que se evidencian por reacciones inflamatorias en respuesta a la exposición ambiental. En las alergias, las proteínas entrelazadas al anticuerpo IgE (Inmunoglobulina E) liberan el mecanismo inflamatorio. En la sensibilidad, la sustancia química se une a los quimiorreceptores de las fibras nerviosensoriales y se libera el mediador inflamatorio (2).

Según Meggs (1999), diversas investigaciones han asociado la depresión psicológica con las alergias y la sensibilidad a sustancias químicas. La respuesta sensible a sustancias químicas genera irritación y alergia, que pueden estar relacionadas con un segundo estímulo irritante (2). Las reacciones alérgicas pueden producir enfermedades tales como: rinitis, conjuntivitis, dermatitis, asma y algunos casos urticaria; reacciones gastrointestinales a los alimentos y anafilaxis sistémica.

Determinación

Los análisis bioquímicos que ayudan a determinar la sustancia química alergénica, causante de la reacción orgánica. Se pueden clasificar en:

Test no específicos

Determinan el aumento de los niveles de IgE durante la exacerbación del proceso alérgico y la caída de los niveles de IgE durante la remisión del episodio, particularmente en los casos de asma y dermatitis atópica.

Tests específicos

Son utilizados para confirmar la sensibilidad a un alergeno en particular o grupo de alergenos, entre ellos están:

•Test de punzar: Se diluye una pequeña cantidad de extracto del alergeno, se pone en contacto con la piel mediante una aguja y se observa si se produce alguna reacción. De igual forma puede realizar un test intradérmico, con la diferencia de inyectar 0,5 a 1,0 ml del extracto estéril; además, se utilizan controles positivos y negativos. La prueba es considerada positiva si se produce reacción dentro de los 15 minutos siguientes. La reacción positiva consiste en la aparición de una ampolla en la piel, de diámetro por lo menos de 5 mm más grande que el control.

 

 

•Test Radio-alergosorbente (RAST): El RAST detecta la presencia del IgE sérico específico para el alergeno, mediante la adición del anticuerpo marcado con 125I y se mide la radiactividad captada por el conjugado en la muestra.

 

 

•Histamina WBC: Es un test "in vitro" que mide la cantidad de histamina H1 inducida por el alergeno en el paciente.

 

 

•Test de estímulo provocado: Consiste en la generación de los síntomas en presencia de diversos alergenos posibles, y se puede aplicar en los ojos o aspirando por la nariz. Es utilizado para conocer los tipos de aditivos alergénicos e irritantes existentes en las comidas, que podrían ser los responsables de la alergia.

 

 

•Tests de efectividad no comprobada: Consiste en estímulos cutáneos o sublinguales, así como pruebas de luecocitotoxicidad en el diagnóstico de las alergias.

 

El tratamiento preferido para las alergias es eliminar el alergeno. Sin embargo esto puede implicar cambiar la dieta, el trabajo o la vivienda.

3. Tratamiento

La inmunoterapia alergénica, también llamada " hiposensibilización o desensibilización ", consiste en inyectar un extracto del alergeno por vía subcutánea, en dosis de incremento gradual durante un período de un año, tiempo en el que se espera eliminar la reacción. En este protocolo médico se usan alergenos cuyo contacto comúnmente no puede ser evitado en la vida cotidiana del paciente. Sin embargo, este tratamiento no es recomendable para quienes trabajan en laboratorios y generan alergias a sustancias químicas de su medio laboral.

El tratamiento de los síntomas con medicamentos no puede ser abandonado mientras el paciente es evaluado y controlado de forma específica. El uso de antihistamínicos simpaticomiméticos ( como el cromolín sódico y los glucocorticoides ) depende de los síntomas. En general, los glucocorticoides se usan en sintomatologías de corta duración aunque deben administrarse con prudencia y cuando otras medidas resultan insuficientes para las condiciones de manejo crónico. Los antihistamínicos son usados para el tratamiento de síntomas como: la fiebre, la rinitis, la conjuntivitis, además en casos de urticaria aguda y crónica, así como en dermatitis alérgicas pruríticas.

La histamina está ampliamente distribuida en los tejidos mamíferos. En los humanos, las más altas concentraciones de histamina están en la piel, los pulmones y la mucosa gastrointestinal. La histamina está contenida en los gránulos intracelulares. La liberación de la histamina se puede dar por ruptura física de tejidos o contacto con diversas sustancias químicas (incluyendo irritantes de tejidos opiáceos y agentes activos de la superficie), debido a la interacción antígeno-anticuerpo. La histamina produce vasodilatación e hipotensión.

La función hemostática específica de la histamina aún no es clara. Su acción en humanos, que se evidencia principalmente en el sistema cardiovascular, el músculo extravascular y las glándulas exocrinas, parece estar mediada por dos receptores diferentes: H1, y H2. En las alergias participa específicamente el receptor H1 y sus antagonistas (los bloqueadores H1). El receptor H2 y sus antagonistas parecen estar involucrados especialmente en la enfermedad de la úlcera péptica y otras patológicas relacionadas.

Los bloqueadores H1 son los antihistamínicos convencionales que tienen una cadena lateral de etilamina sustituida (similar a la histamina) unida a uno o más grupos cíclicos. Los bloqueadores H1 se administran oralmente o rectalmente porque se absorben bien en el tracto gastrointestinal. La acción se produce a los 15 - 30 minutos, y su máximo efecto se observa después de una hora. La acción dura entre 3 y 6 horas, aunque algunos pueden actuar de forma más prolongada combinados con anestésicos locales. Algunos bloqueadores H1 han sido aplicados sobre la piel en forma de cremas y lociones, pero debido al riesgo de provocar hipersensibilidad tópica no ha sido aceptado su uso por esta vía.

Los bloqueadores H1 parece que actúan por inhibición competitiva, ello no significa que alteren la producción de histamina o su metabolismo. Los bloqueadores H1 pueden producir efectos indeseables, los más comunes son: anorexia, náuseas, vómitos, constipación, diarrea, angustia, disminución de la alerta y concentración, somnolencia y debilidad muscular. Enfermedades como la leucemia, la anemia hemolítica, la agranulocitosis y la trombocitopenia rara vez ocurre. Otros efectos pueden ser: boca seca, palpitaciones, asfixia, retención urinaria, disturbios visuales, convulsiones, alucinaciones, depresión, fiebre e hipotensión, que son problemas más frecuentes en los adultos.

4. Sustancias quimicas irritantes

Mecanismos

Muchos de los síntomas descritos en las enfermedades SBS ( Sick Building Syndrome ) y MCS ( Multiple Chemical Sensitivity ) coinciden con los síntomas descritos durante la respuesta a irritantes químicos. El síntoma más común es: Irritación sensorial ( SI ) en ojos, nariz y garganta (3).

Determinación

Se han hecho estudios con ratones de laboratorio expuestos a sustancias químicas irritantes, que han sugerido una dependencia entre la respuesta y el tiempo de exposición (3).

La exposición a gases irritantes y a otras sustancias químicas puede generar síntomas agudos o crónicos que dependen del tipo de exposición e irritante específico. Muchos gases industriales son irritantes, tales como: cloro, fosgeno, dióxido de azufre, ácido sulfúrico, dióxido de nitrógeno y amoniaco.

Múltiples factores intervienen en el daño respiratorio provocado por la exposición a gases irritantes. La solubilidad del gas es uno de los principales factores. Los gases como el cloro y el amoniaco son relativamente solubles; inicialmente causan irritación en la membrana mucosa de las vías respiratorias y afectan a los tejidos pulmonares; esto se evita únicamente si la víctima escapa de la fuente de gas. Gases menos solubles (como el dióxido de nitrógeno) no producen síntomas que adviertan la afección de las vías respiratorias y es más común que causen edema pulmonar, bronquitis severa o ambas. Una intoxicación por dióxido de nitrógeno en 12 horas presenta edema pulmonar y una bronquitis fibrosa aparece entre 10 y 14 días después de la exposición. Por otro lado, el cloro metano al entrar por vía respiratoria puede causar tumores malignos pulmonares (4).

Tratamiento

El cuidado en la manipulación de sustancias químicas irritantes, especialmente gases, es más efectivo en la medida en que se prevenga el contacto directo. La protección respiratoria adecuada (con máscaras provistas de su propio contenedor de aire) es necesaria en caso de que ocurran exposiciones accidentales.

El tratamiento de una intoxicación aguda requiere mejorar el intercambio gaseoso mediante adecuada oxigenación y ventilación alveolar. La ventilación artificial a través de la circulación de aire ( por ejemplo con un tubo endotraqueal ) es recomendada. El uso de broncodilatadores, sedación moderada, administración de antibióticos vía IV y terapia hiperbárica están recomendados y pueden ser suficientes en los casos menos severos. El oxígeno inspirado debe estar adecuadamente húmedo. La eficacia de la terapia con corticosteroides (por ejemplo prednisone 45) es difícil de probar, porque los corticosteroides están frecuentemente empleados de manera empírica.

5. Sustancias quimicas carcinogénicas

Mecanismos

Un carcinógeno es una sustancia química o un agente físico que puede producir neoplasia maligna. Una neoplasia (tejido tumoral nuevo) maligna es un tumor que crece sin poder ser controlado y es llamado cáncer. Factores ambientales o nutricionales pueden ser los causantes del 90% de los tipos de cáncer humano. Estos factores incluyen: cigarrillo, dieta, exposición a la luz solar, a sustancias químicas y a medicamentos.

Determinación

Identificar los carcinógenos es difícil. La mayoría de los efectos carcinogénicos no son observados a tiempo y es muy común pasarlos por alto durante 20 ó 30 años, porque tales efectos son rara vez identificados en estudios clínicos. La carcinogénesis puede ser ocasionada por diversas estructuras químicas y ocurre en procesos de múltiples etapas, desde la iniciación del cambio celular hasta el desarrollo y proliferación de las células tumorales.

Los carcinógenos pueden ser clasificados como: genotóxicos y epigenéticos.

Los carcinógenos genotóxicos, alteran el ADN produciendo células anormales iniciales. Los carcinógenos epigenéticos no se evidencian en el ADN, por lo tanto no son carcinógenos "per se" pero potencian los efectos de los carcinógenos propiamente dichos, actuando como colaboradores en la proliferación de las células tumorales (5).

6. Tratamientos carcinógenos

Detectar el potencial carcinogénico de un fármaco es una de las dificultades mayores durante la fase de evaluación de nuevos fármacos. Normalmente se usan 100 animales de experimentación en cada estudio. A pesar de no ser una estadística definitiva, es lo que se ha convenido y la incidencia sobre el desarrollo tumoral podría excederse en un 4%, que es un porcentaje extremadamente alto para muchos fármacos. Las pruebas mutagénicas son convenientes para detectar el potencial carcinogénico, antes de intentar estudios a gran escala en humanos. Los fármacos con un alto potencial carcinogénico deben ser evitados, pero la decisión depende del balance riesgo-beneficio de los análisis. Por ejemplo, los fármacos con actividad quimioterapéutica son potentes carcinogénicos en varias especies animales. La situación es análoga a la exposición de rayos X, que también puede resultar en potente carcinógeno. Sin embargo, afortunadamente son pocos los fármacos carcinógenos que son usados en humanos. Rara vez los anticonceptivos orales causan adenomas hepáticos, cuyo crecimiento es benigno, pero dichos tumores son extremadamente vasculados y pueden causar hemorragias fatales. La reserpina es otro fármaco de estos, porque ha sido asociado con el cáncer de seno; sin embargo, dicha asociación no ha sido confirmada. Existen evidencias sobre las asociaciones entre la aflatoxina y el hepatoma; el cloruro de vinilo y el hemoangiosarcoma del hígado; el alquitrán de hulla y el cáncer de piel; el humo de cigarrillo y el cáncer de pulmón; las tinturas de anilina y los tumores de la vejiga. Actualmente se están realizando investigaciones que conllevan a la producción de ratones transgénicos como modelos de experimentación. También se están llevando a cabo bioensayos que pueden ser útiles en la identificación de carcinógenos y la validación de estudios epidemiológicos que aclaren la función del polimorfismo en el desarrollo del cáncer ( 6 ).

Carcinógeno Tipo De Cáncer

•Aceite Mineral Cáncer en piel •Arsénico Cáncer en piel y en pulmón •Asbestos Cáncer en pulmón •Aminas y compuestos aromáticos Cáncer en la vesícula biliar •Benceno Leucemia •Níquel Cáncer nasal y de pulmón •Formaldehído Cáncer nasal y nasofaríngeo •Cloruro de vinilo Angiosarcoma hepático •Pesticidas, diesel, cromatos, Cáncer pulmonar

fibras minerales

•Alcohol Cáncer orofaríngeo y

esofágico

Fuente: www.merck.com. The Merck Manual Carcinogenesis. Capitulo 302. Sección 22. ( 5 ).

7. Sustancias quìmicas carcinogènicas de uso cosmetico

El alcohol isopropílico es utilizado en enjuagues bucales y como secante en cosméticos porque se mezcla bien con sustancias lipofílicas. Sin embargo, es un compuesto petroquímico capaz de producir cáncer, desordenes inmunológicos y reacciones alérgicas. Diversas investigaciones indican que se ha incrementado el porcentaje de cáncer de tiroides en mujeres y hombres que usan frecuentemente enjuagues bucales y lociones ( 7 ).

ALUMINIO

El aluminio es un elemento normalmente usado en cosméticos y antitranspirantes. El aluminio absorbido puede llegar a interrumpir la función de la acetilcolina, y desarrollar reacciones alérgicas. Al llegar a disminuir la acetilcolina en el cerebro se reduce la creatividad mental y se produce confusión. Al actuar como antitranspirante evita la liberación de tóxicos del organismo que puede atrofiar el sistema linfático provocando acumulación en las glándulas mamarias ( 7 ).

DIETANOLAMINA

La dietanolamina es un componente normal en los jabones de baño. Contiene gran cantidad de nitrosaminos, que son sustancias carcinogénicas potentes ( 7 ).

FLUOR

El fluor es un componente normal de las cremas dentales, usado como antimicrobiano para prevenir las caries dentales. El fluor tiene propiedades antienzimáticas que pueden provocar diversas enfermedades, especialmente en los niños quines se sienten atraídos por la ingestión periódica o crónica de crema dental ( 7 ).

PROPILENGLICOL

El propilenglicol es el mismo Quaternium - 22. Es utilizado como suavizante y agente estabilizante en shampoos, acondicionadores, funguicidas y en la fabricación de papel. El uso continuado de propilenglicol en el cabello provoca excesiva resequedad y fragilidad.

LAURIL SULFATO DE SODIO ( LSS )

El LSS es una alquilamida usada frecuentemente para incrementar el efecto espumante en los cosméticos, como el shampoo para el cabello. El LSS contiene contaminantes carcinógenos como las nitrosaminas. Los productos para el cuidado personal que contengan LSS deben incluir en su formulación las vitaminas antioxidantes C y E que bloquean la actividad de las nitrosaminas relacionada con la producción de radicales libres.

8. Bibliografia

1.Laboratorios Merck: The Merck Manual:

 

Disorders with Type I Hipersensitivity Reactions. Capítulo 148. Sección 12. 1999. Pág. 1 - 21

 

2.Meggs WJ: Mechanisms of allergy and chemical sensitivity. Toxicol Ind. Heath. 1999. Apr. 15: 3 - 4. Pág.. 331 - 8.

 

 

3.Anderson, RC; Anderson, JH: Sensory irritation and multiple chemical sensitivity. Toxicol Ind. Health. 1999. Apr. 15: 3-4. Pág.. 339 - 45

 

 

4.Laboratorios Merck: The Merck Manual: Diseases due to irritant gases and others chemicals. Capítulo 75. Sección 6. 1999. Pág.. 1 y 2.

 

 

5.Laboratorios Merck: The Merck Manual: Carcinogenesis. Capítulo 302. Sección 22. 1999. Pág. 1 y 2.

 

 

6.Gonzáles, FJ; Kimura S: Role of gene knockaut mice in understanding the mechanisms of chemical toxicity and carcinogenesis. Cancer lett. 1999. Sep. 143:2. Pág.. 199 - 204

 

 

7.Agner T, et al: Sodium lauryl sulphate for irratant patch testing a dose response study using bioengineering methods for determination of skin irritation. J Invest Dermatol. 1990 Nov; 95 ( 5 ): 543 - 7. PMID: 2230217; UI: 91037127.

 

9. Resumen

La manipulación de sustancias químicas en el laboratorio exige el conocimiento previo de la toxicidad de dichas sustancias y sus efectos en el organismo. Se pueden clasificar según su peligrosidad en: sustancias químicas alergénicas, sustancias químicas irritantes y sustancias químicas carcinogénicas.

Las sustancias químicas alergénicas provocan reacciones orgánicas alérgicas y de sensibilidad, que se evidencian mediante respuestas inflamatorias. Existen análisis bioquímicos ( test ) que ayudan a determinar la identidad de las sustancias químicas alergénicas y pueden ser específicas y no específicas.

Las sustancias químicas irritantes afectan a las vías respiratorias causando edema pulmonar, bronquitis o tumores pulmonares, las principales sustancias químicas irritantes son gases a temperatura ambiente. El daño respiratorio depende de la naturaleza y solubilidad del gas así como del tiempo de exposición a este.

Las sustancias químicas carcinogénicas capaces de inducir el crecimiento de tejido pulmonar nuevo, se pueden clasificar en genotóxicas ( que alteran el ADN ) y epigenéticas ( colaboran en la proliferación de las células tumorales, sin ocasionar daños directos en el ADN ). Muchas sustancias químicas de uso en el laboratorio pueden producir cáncer por su exposición crónica y su identificación como tratamiento, en la mayoría de los casos son poco específicos.

El cuidado más efectivo en la manipulación de sustancias químicas peligrosas es la prevención del contacto directo. La protección adecuada depende de la toxicidad y la vía de intoxicación. Es indispensable conocer los símbolos de los rótulos de los reactivos y acatar las normas de seguridad. En caso de tratamiento, éste dependerá de los síntomas del paciente y las características de la sustancia química que está afectando al organismo.

NORMAS DE SEGURIDAD Y TRABAJO EN EL LABORATORIO

NORMAS DE SEGURIDAD

El laboratorio debe ser un lugar seguro para trabajar. Para ello se tendrán siempre presente los posibles peligros asociados al trabajo con materiales peligrosos. Nunca hay excusa para los accidentes en un laboratorio bien equipado en el cual trabaja personal bien informado. A continuación se exponen una serie de normas que deben conocerse y seguirse en el laboratorio:

- Durante la estancia en el laboratorio el alumno debe ir provisto de bata, gafas de seguridad y guantes de goma. La bata deberá emplearse durante toda la estancia en el laboratorio. Las gafas de seguridad siempre que se manejen productos caústicos y durante la calefacción de disoluciones.Los guantes deben utilizarse obligatoriamente en la manipulación de productos tóxicos o causticos.

- Nunca deben llevarse lentillas sin gafas protectoras, pues las lentillas retienen las sustancias corrosivas en el ojo impidiendo su lavado y extendiendo el daño.

- Está prohibido fumar, beber o comer en el laboratorio., así como dejar encima de la mesa del laboratorio ningún tipo de prenda.

- Debe conocerse la toxicidad y riesgos de todos los compuestos con los que se trabaje. Debe ser práctica común consultar las etiquetas y libros sobre reactivos en busca de información sobre seguridad.

- Como regla general no debe pipetearse con la boca. Los volumenes de ácidos, bases concentradas y disolventes orgánicos se mediran con probetas, en el caso de que se deban medir los volúmenes exactos, se succionarán empleando propipetas.

- Los frascos de los reactivos deben cerrarse inmediatamente después de su uso, durante su utilización los tapones deben depositarse siempre boca arriba sobre la mesa.

- Las vitrinas para gases tienen que utilizarse en todo trabajo con compuestos químicos que pueden producir gases peligrosos o dar lugar a salpicaduras.

- No deben manipularse jamás productos o disolventes inflamables en las proximidades de llamas.

- El laboratorio no es un lugar para realizar bromas.

- El pelo largo se llevará siempre recogido.

- Si algún reactivo se derrama, debe retirarse inmediatamente dejando el lugar perfectamente limpio. Las salpicaduras de sustancias básicas deben neutralizarse con un ácido débil (ácido cítrico) y las de sustancias ácidas con una base débil (bicarbonato sódico).

- No deben verterse residuos en las pilas, deben emplearse los recipientes para residuos que se encuentran en el laboratorio.

- Los ácidos y bases concentrados se encuentran en la vitrina del laboratorio. En ningún caso deben sacarse de la vitrina, cuando se requiera un volumen de estos reactivos se llevará el recipiente adecuado a la vitrina para tomar allí mismo la cantidad necesaria.

- Cuando se tengan dudas sobre las precauciones de manipulación de algún producto debe consultarse al profesor antes de proceder a su uso.

- Los recipientes utilizados para almacenar disoluciones deben limpiarse previamente, eliminando cualquier etiqueta anterior y rotulando de nuevo inmediatamente.

- No calentar nunca enérgicamente una disolución. La ebullición debe ser siempre suave.

- El mechero debe cerrarse, una vez utilizado, tanto de la llave del propio mechero como la toma del gas de la mesa.

- Las disoluciones y recipientes calientes deben manipularse con cuidado. Para la introducción y extracción de recipientes de hornos y estufas deben utilizarse las pinzas y guantes adecuados.

- Las heridas y quemaduras deben ser tratadas inmediatamente. En el caso de salpicaduras de ácidos sobre la piel lavar inmediatamente con agua abundante, teniendo en cuenta que en el caso de ácidos concentrados la reacción con el agua puede producir calor. Es conveniente retirar la ropa para evitar que el corrosivo quede atrapado entre la ropa y la piel.

- Deben conocerse la situación especifica de los elementos de seguridad (lavaojos, ducha, extintor, salidas de emergencia,...) en el laboratorio así como todas las indicaciones sobre seguridad expuestas en el laboratorio.

NORMAS DE TRABAJO

- Al finalizar cada sesión de prácticas el material y la mesa de laboratorio deben dejarse limpios.

- Las disoluciones de reactivos, que no sean patrones ni muestras, se almacenan en botellas de vidrio o plástico que deben limpiarse y rotularse perfectamente.

- Los reactivos sólidos que se encuentren en el armario deben devolverse al mismo inmediatamente despues de su uso.

- Las balanzas deben dejarse a cero y perfectamente límpias después de finalizar la pesada.

- En el cuarto de balanzas sólo deben permanecer los estudiantes que se encuentren pesando (uno por balanza).

- Las sustancias patrón tipo primario anhidras se encuentran en el desecador (al lado de las balanzas) y sólo deben extraerse el tiempo necesario para su pesada. El desecador debe permanecer siempre cerrado.

- El recipiente destinado a la recogida de la muestra debe entregarse al profesor límpio y seco. Cuando se trate de un aforado, no es necesario secarlo, sólo enjuagarlo con el disolvente.

- El material asignado a cada práctica debe permanecer en el lugar asignado a dicha práctica. No debe cogerse material destinado a prácticas distintas a la que se está realizando.

- Antes de dar por finalizada cada práctica el alumno debe consultar al profesor sobre la calidad de los resultados obtenidos.

El alumno debe ir al laboratorio provisto de rotulador indeleble al agua.