Segundo viaje misionero de Pablo de Tarso

Religión. Cristianismo. San Pablo. Apóstoles. Comunidad de Corinto. Composición social

  • Enviado por: Stewie
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


Pablo en su vida a parte de ser un aventurero también fue un prudente jefe de comunidad que quería que siguiera habiendo fieles.

Por eso después de estar en Antioquia le dijo a Bernabé que le acompañara. Bernabé quería que les acompañara su primo Juan Marcos, pero Pablo no le perdonaba a este que hubiera retrocedido ante el peligro, así que Bernabé y Marcos fueron a Chipre y Pablo se fue con Silas.

Como a Lucas no le interesa mucho esta parte del viaje, sólo podemos reconstruir sus líneas más generales. Para ir de Antioquia a Listra había que pasar por Tarso y por las puertas cilicias.

En Listra, la familia de Timoteo acogió a Pablo y éste invitó a aquel joven a seguirle. Será uno de sus más fieles colaboradores.

La intención de pablo era ir directamente a éfeso por el valle de Meandro. Recorrió la frígida y la región gálata.

Estaba deseoso de predicar el evangelio en las grandes ciudades. Pablo no tenía seguramente la intención de detenerse en las aldeas del país gálata. Pero una grave enfermedad impidió sus proyectos. La enfermedad de pablo no apartó a quienes le hospedaban a prestarle todos sus cuidados. Sin embago en el mundo antiguo la enfermedad se creía muchas veces que estaba provocada por demonios de los que había que preservarse. Lejos de realizar aquel gesto de desaire, los gálatas se conmovieron por la predicación de Cristo en la cruz.

Filipos gozaba de considerables ventajas administrativas por ser una colonia romana. Los ciudadanos estaban orgullosos de ello y Pablo parece aludir a este hecho cuando habla de que “somos ciudadanos del cielo”

Cuando Pablo llego a filipos se puso en contacto con sus correligionarios. Rezaban cerca de una acequia.

Una rica comerciante de púrpura, llamada Lidia les ofreció hospedaje.

No tenemos muchos datos de la duración de la misión de Pablo: el dinamismo de los filipos nos da a pensar en una estancia de varios meses. La mención de los epíscopos y diáconos en Flp 1,1 demuestra el espíritu de organización de los fieles.

No obstante, la tempestad estalló pronto, como nos indica Lucas con la historia de la esclava pitonisa. Si la religión judía estaba autorizada por el imperio y era tolerado el proselitismo, los judíos no podían propagar su religión entre los romanos.

Siguiendo por la vía Egnática, Pablo, Silas y Timoteo llegaron a Tesalónica la ciudad más importante Macedonia.
Pablo se dirigió a la sinagoga. Lo mismo que en Antioquia de Pisidia demostró por las escrituras que Jesús es el Mesías. Le dejaron hablar durante tres sábados, y luego le echaron. Los prosélitos le cogieron con agrado y en aquella comunidad Pablo reclutó algunas personas de la alta sociedad. En adelante, Pablo se consagró al apostolado en ambiente pagano.

Epicuro había nacido en Atenas. Epicuro buscó la felicidad del sabio en la ausencia de preocupaciones y placer. Para ello había que quitar todos los falsos temores del hombre.

Sin embargo esta apologética sabia en la que se inspiraran los padres del siglo 2 y especialmente San Justino, fracasará lamentablemente.

CORINTO

Deprimido por su fracaso en Atenas, Pablo decidió dirigirse a Corinto, capital de la provincia senatorial de Acaya. Pasó por el istmo, en donde todos los años tenía lugar los célebres juegos en honor de Poseidón, el Dios del mar.

El istmo está dominado por el acrocorinto, el cerrojo de Grecia, como dice Estrabón. Ciudadela inexpugnable en tiempos de guerra, era un lugar de peregrinación para los fieles de Afrodita, extraña Diosa de la guerra invocada antiguamente por las mujeres. Su templo estaba atendido por innumerables hieródulas.

De la célebre ciudad de Corinto no queda ya más que el templo de Ápolo. Celoso de la prosperidad económica de Corinto, el senado de Roma había decidido destruir completamente la ciudad y prohibir reconstruirla.

La ciudad contaba con seis santuarios dedicados a otras divinidades griegas entre ellas a Esculapio, el Dios de la salud. Veinte estatuas levantadas en las plazas, cinco templos o espacios sagrados dedicados a los señores.

DURACIÓN DE LA ESTANCIA DE PABLO

Se concedieron 5 decretos honoríficos que quedaron grabados sobre la tumba en Corinto en el año 43p.c.

LA COMPOSICIÓN SOCIAL DE LA COMUNIDAD DE CORINTO

Como en la mayor parte de las fundaciones paulinas, estaban unidos los judíos y los paganos. La mayor parte de los convertidos son de origen pagano aun cuando no eran évotos de Afrodita. Crispo, jefe de la sinagoga se convirtió junto a su familia.

A su llegada a Corintio Pablo trabaja en casa de Aquila y Priscila un matrimonio judío expulsados de Roma por el emperador Claudio por sublevar continuamente.

Al final de su estancia en Corintio Pablo fue llevado por los judíos ante el tribunal del procónsul Galión.

Entre los judíos según su costumbre Pablo se dirigió primero a la sinagoga. Se encontraba deprimido por su fracaso en Atenas. Encontró trabajo como tejedor. Pero entonces llega Timoteo desde Tesalónica que consiguió animar a Pablo. Pablo como agradecimiento escribe una carta a Tesalónica

Entre los paganos expulsado de la sinagoga, Pablo se instala en casa de Ticio Justo y se entrega a un apostolado fructuoso por los paganos.

La comparecencia de Pablo ante Galion se desarrollo en la plaza pública en donde se levantaba el estrado del procónsul.

En tiempos de san Pablo, todas las ciudades griegas o helenizadas contaban con numerosas asociaciones.

Es distintivo de estas asociaciones su carácter voluntario. Se entraba en ellas por propio deseo para encontrarse con un pequeño grupo de amigos.

Para los cristianos de origen pagano, la enseñanza de la resurrección era una dificultad, mientras que los fariseos creían en ella.

Corinto era una ciudad cosmopolita. Los latinos ocupaban puestos de importancia alrededor del procónsul. Varios de los cristianos de Corinto llevan nombres romanos, pero el nombre no basta para señalar el origen étnico. Había muchos griegos, comerciantes y esclavos de oriente. En la mayor parte de las provincias orientales del imperio predominaba la comunidad cristiana.

En el plano social, también había grandes diferencias. La mayoría de gente era gente humilde, cargadores del puerto o esclavos.

Pero la comunidad tiene también personas acaudaladas, que se meten en procesos escandalosos. Los pobres se muestran receptivos ante el mensaje de la cruz, los intelectuales le piden al apóstol enseñanzas más elevadas. Entre las familias acomodadas hay también algunas con las que puede contar el apóstol.

La originalidad de Corinto está constituida por la convivencia de unos convertidos muy diversos. Pablo tendrá que apelar a toda su convicción de que Cristo es uno para llevar a sus hijos a la práctica del agapé.

Después de comparecer ante Galión, Pablo decidió volver a Antioquia. Hizo una visita rápida a Efeso y fue a la iglesia madre de Jerusalén. Pasó el invierno en Antioquia.

LA CONDICIÓN DE LA MUJER SEGÚN SAN PABLO: Pablo proclama la igualdad fundamental del hombre y la mujer en Cristo, al igual que la del hombre libre y el esclavo, la del judío y el griego… Pablo aplica estos principios al matrimonio: hay una correspondencia de derechos y de deberes entre los esposos. Entre los rabinos no ocurre así. Pablo proclama la permanencia del matrimonio.

Pablo invita al marido a que quiera a su esposa como Cristo quiere a su iglesia.

Pablo salva al acto sexual de la vulgaridad intrascendente y de la degradación. Él, al contrario de los corintios, ve en la unión de los cuerpos un compromiso personal.

Hay que tener en cuenta las dos tendencias contrarias que se enfrentaban en Corinto: la que exaltaba la virginidad despreciando al matrimonio y la que creía que todo estaba permitido.

En el plano eclesial, es un hecho ilustrado por las cartas y por san Lucas. Se trata de una base sólida para investigaciones posteriores.

El silencio prescrito a las mujeres plantea más problemas.

Por otra parte, el punto de vista de las cartas no es totalmente negativo. Parece probable la existencia de diaconisas, y las viudas ocupan un lugar especial.

Hay que reconocer en Pablo una tensión entre los principios y las aplicaciones prácticas, pero no hay que minimizar los grandes ejes de su pensamiento sobre el tema.