Segunda Guerra Mundial

Historia universal contemporánea. Siglo XX. Causas. Consecuencias. Campos de concentración

  • Enviado por: Edgar Felipe Muñoz
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


Introducción

La Segunda guerra Mundial se dio, principalmente, por las ganas de expansión de Alemania y Japón, y por el resentimiento que se creó por los castigos impuestos a Alemania, y la poca gratificación territorial dada a Italia y Japón. Alemania conquistó en poco tiempo la mayor parte del continente europeo y el norte de Africa, pero así de rápido los perdió. En este conflicto también influyeron intereses económicos, políticos y raciales.

Preguerra y causas de

la Segunda guerra Mundial

En 1933, Hitler subió al poder en Alemania, con un régimen totalmente autoritario, militarista y racista. Complació a todas las clases sociales con mejoras en servicios prestados por el estado, y gratificaciones a los obreros. A la clase alta alemana, se la gano declarando a Alemania como un estado Fascista, y así prevenir el comunismo. Hitler volvió a Alemania potencia otra vez, la gente lo amaba, y se proclamó a si mismo el “Führer”, que significa líder. Con esto declaró inaugurado el tercer Reich.

Antes de la guerra Gran Bretaña estaba débil, ya no era la superpotencia de antes de la Primera Guerra Mundial, y además estaba teniendo problemas en sus colonias, ya que ellas querían independizarse (India e Indonesia, por ejemplo). Francia también estaba débil, y dependía de todas las decisiones que hiciera Gran Bretaña.

En todo el mundo había un gran anticomunismo, y esto generaba alianzas y políticas anticomunistas. Hubo una gran rivalidad entre Gran Bretaña y la Unión Soviética por el anticomunismo británico. Una política anticomunista fue el Fascismo, el cual fue creado para evitar el comunismo. Hitler declaró a Alemania un estado Fascista, y por esto tuvo una gran relación con Italia, mentor del Fascismo.

En 1936 Alemania hizo una alianza con Austria, siendo que en Versalles le habían prohibido a Alemania hacer tratados. Los países de occidente no se pronuncian sobre esto. Entre 1935 y 1936 Italia invade Abisinia, terreno por el cual Italia se unió a los Aliados en la Primera guerra Mundial. Otra vez ningún país hizo nada al respecto. Al ver que nadie había hecho nada por la invasión de Italia a Abisinia, Alemania decidió tomarse la zona desmilitarizada del Rin, que se había declarado en Versalles. Después de esto, los países de occidente (Francia, Gran Bretaña y EE.UU.) se quejan, pero no actúan ante el hecho. Occidente no reaccionaba a ante las acciones alemanas e italianas, en parte para evitar otra guerra.

Con la guerra civil en España entre 1936 y 1939, se empiezan a crear resentimientos por parte de los países que ayudaban a Franco (Italia y Alemania), y por parte de los países que ayudaban a la izquierda española (Francia y Francia).

En 1936 Hitler hizo el tratado Berlín-Roma con Mussolini, por el resentimiento y la humillación que había generado el Tratado de Versalles en ambas naciones. Luego se unió con Japón, en contra de Rusia, por el anticomunismo común entre las dos naciones. Hitler quería una expansión alemana hacia el oriente en primera estancia.

En 1938 Alemania se adjunta a Austria a su territorio. En ese mismo año Hitler declara que quiere de vuelta los Sudetes que había perdido en la Primera guerra Mundial, los cuales en ese momento eran parte de Checoslovaquia. Se hizo la conferencia de Munich, a donde asistieron Alemania, Italia, Francia y Gran Bretaña, y en la cual se discutió lo de los Sudetes. Se aprueba que Alemania posea los Sudetes. En 1939 Hitler no cumple lo acordado en la conferencia de Munich, y en vez de tomarse los Sudetes, se toma media Checoslovaquia. Occidente protesta, pero sigue sin actuar. El siguiente objetivo Nazi era Polonia, y para esto se une con la Unión Soviética en 1939 para invadir Polonia por los dos lados, y al final partirla en dos. Hitler se unió, con los comunistas, siendo que no estaba de acuerdo con el comunismo, e hizo un tratado de no agresión, y tratados económicos y de ayuda técnica. La Unión Soviética no se iba a meter en guerra, porque su objetivo era instaurar el comunismo en todo el mundo, y para eso quería que los otros se destruyeran, y así poder volver comunistas a los demás países.

La guerra

Después de la invasión a Polonia, estalla la Segunda Guerra Mundial, tras la declaración de guerra a Alemania por parte de Gran Bretaña y Francia, los cuales tenían alianza con Polonia. Italia y Japón se unen a Alemania en la guerra, y forman el Eje. Hitler le dijo a Franco que se uniera al Eje, pero este no quiso.

Después de invadir Polonia, Alemania empieza a atacar al occidente y al norte. Invade a Noruega, Dinamarca, Holanda, Bélgica, y la mitad de Francia. Además de esto Italia invadió los Balcanes, en nombre de los Nazis. La táctica alemana de ataque, al cual le permitió avanzar tanto y tan rápido, se llamaba Blitzkrieg, que traduce “guerra relámpago”, y consistía en ataques rápido y poderosos, con muchos bombardeos aéreos. En 1940, entre julio y octubre, se libra la batalla de Gran Bretaña, en la cual los alemanes intentaron entrar a Gran Bretaña, pero la barrera del mar, y el gran poderío de la RAF (Royal Air Force) detuvieron a los Nazis. Entre 1940 y 1941 la guerra se estanca, porque ni los alemanes, ni los británicos pueden con el poderío del otro. Los Nazis empezaron también a conquistar el norte de Africa, y así extender el Reich. La Unión Soviética había invadido Estonia, Latvia, Lituania, parte de Finlandia, y parte de Rumania, y por esta razón los alemanes atacaron a la Unión Soviética en 1941 sin previo aviso. Hitler dice que el comunismo de los Soviéticos ya se había extendido mucho. En el ataque llegaron hasta Leningrado, y casi llegan a Moscú, pero los soviéticos se defendieron y vencieron, y en 1943 empezaron a avanzar hacia Alemania.

Por otro lado, el propósito Japón era conquistar el continente asiático. Invadieron las colonia francesas en Indonesia, colonias británicas en el pacífico, y entraron a parte de china. Pero cometieron un error fatal al atacar Pearl Harbor, una base americana en el Pacífico central.

Hasta ese momento, EE.UU. fue neutral, solo mandaba provisiones y armamento a Gran Bretaña, porque ya había tenido la experiencia de la Primera guerra Mundial, y no quería volver a meterse en un problema europeo. Después del ataque EE.UU. le declara la guerra a Japón, y Hitler le declaro la guerra a EE.UU.. Esto fue un error, ya que EE.UU. y Gran Bretaña vencieron a los Nazis en tres años y medio. En un comienzo, los americanos ayudaban a Gran Bretaña escoltando barcos británicos con barcos la armada, y dando aviones a la RAF, y en 1942 mandaron tropas al norte de Africa. Después de la victoria aliada en el Alamein (norte de Africa), en noviembre de 1942, empezó la destrucción Nazi. En julio de 1943 las tropas del ejercito, americano y británico, al norte de Africa entraron al sur de Italia, y liberaron de los alemanes a una parte de Italia, y después en junio de 1944 desembarcaron tropas americanas junto a tropas británicas en Normandía, las cuales fueron decisivas en el desarrollo de la guerra. En 1944 el imperio Nazi se vio rodeado por tropas aliadas: soviéticos al este, y americanos y británicos al oeste y al sur. Las tropas de los aliados empezaron a avanzar por el este y por el oeste de Alemania, y el 27 de abril de 1945 las tropas soviéticas se encontraron con las americanas y británicas en el corazón de Alemania. Los Nazis no se dieron por vencidos sino hasta seis días después de que los Aliados se tomaran Berlín el 2 de mayo. Dicen que el primero de mayo Adolf Hitler se suicidó en Berlín.

Los Italianos se cayeron con lo Nazis, pero los japoneses no se dieron por vencidos. En 1942 los japoneses ya se habían apoderado de la mayoría de islas en el Pacífico sur. Después de invadir Nueva Guinea, los japoneses fueron por Australia, pero la Fuerza aérea australiana y la Fuerza aérea americana los frenaron, y los empezaron a empujar hacia Japón. De isla en isla, el propósito de los americanos era llegar a invadir Japón. El seis de abril de 1945 desembarcaron tropas americanas en Okinawa, y vencieron en la batalla de Okinawa el 2 de junio, pero en vez de seguir avanzando, los americanos mandaron dos bombas atómicas en agosto: una sobre Hiroshima, y la otra sobre Nagasaki. El propósito de estas bombas atómicas fue forzar a Japón a rendirse, y así dar por terminada la segunda guerra mundial. Estas bombas dejaron alrededor de 200000 muertos, y 160000 heridos, además de la terrible herencia de desordenes genéticos provocados por la radiación.

Los campos de concentración

El nazismo consideraba a los alemanes como una raza superior. Esto genero un gran nacionalismo en Alemania. La consideración de que los alemanes eran una raza superior, hizo que se llevaran a cabo atrocidades en contra de las otras razas en Alemania. En 1939, con la invasión a Polonia, se crearon los campos de concentración. Allí recluían a los “indeseables”. En estos campos de concentración se recluían a los eslavos, gitanos, homosexuales, y principalmente judíos. Los torturaban, les quitaban sus posesiones, y cuando no eran útiles los mataban. En estos campos se realizó un brutal genocidio, que la historia lo llamaría “El Holocausto”. En los campos de concentración murieron 6 millones de judíos, y 6 millones de personas de las otras razas.

Consecuencias

Murieron alrededor de 55 millones de personas, contando civiles, militares y judíos. Se gastaron más o menos 280 mil millones de dólares en la guerra, por parte de todos los bandos.

Después de la Segunda guerra Mundial no hubo tratados de paz, sino que los territorios fueron ocupados, parcialmente, para luego dejar que la democracia dijera quien gobernaría cada país. En 4 conferencias se organizaron las fronteras de los países europeos. Alemania fue partida en dos, el lado oriental se convirtió en un estado socialista (República democrática de Alemania), bajo el mando de la Unión Soviética, y el lado Occidental se volvió un estado capitalista (República federal de Alemania). Con esa división dentro de Alemania, se ratificaron los bloques capitalista y comunista, y esta contrariedad da inicio a la Guerra Fría.

En la Segunda guerra Mundial terminaron luchando socialistas (Unión Soviética) y capitalistas (occidente) juntos en contra de un enemigo común: Alemania

Se hicieron juicios de guerra después de terminada la Segunda guerra Mundial. El objetivo de esos juicios fue juzgar a los implicados en El Holocausto. Esos juicios se efectuaron en Nuremberg en 1945.

Se crearon las Naciones Unidas, con el fin de mantener la paz, en abril de 1945 en San Francisco, EE.UU.. Fueron 50 naciones las que conformaron las Naciones Unidas inicialmente.

La mayor parte de Europa oriental cayó bajo el régimen socialista que impuso la Unión Soviética después de la guerra.

En 1949 se crea la OTAN (Tratado del Atlántico Norte), para enfrentar cualquier amenaza que genere la Unión Soviética. La conformaban inicialmente 12 países.

Se empleó mucha nueva tecnología en esta guerra: aviones más modernos, aviones con turbinas, submarinos más modernos, radares, bombas lanzadas desde tierra con autopropulsión, bombas atómicas, etc.

Bibliografía

Vídeos relacionados