Segunda Guerra Mundial

Historia universal contemporánea. Siglo XX. Causas. Fases. Desarrollo de la guerra

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 29 páginas
publicidad
publicidad

ÍNDICE

ÍNDICE

1

INTRODUCCIÓN

3

1_PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

4

2_ANTECEDENTES HISTORICOS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

6

2.1_CAMPAÑA DEL NORTE DE ÁFRICA

6

3_LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

8

3.1_LA SITUACIÓN DESPUÉS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

8

3.1.1_EL ASCENSO DE LOS TOTALITARISMOS Y LA FORMACIÓN DEL EJE

9

3.1.2_EL ANSCHLUSS

10

3.1.3_LA ANEXIÓN DE CHECOSLOVAQUIA

11

3.2_UNA VISIÓN GLOBAL DEL CONFLICTO

13

3.2.1_GUERRA RELÁMPAGO CONTRA POLONIA

13

3.2.2_OFENSIVA EN EL OESTE

14

3.2.3_INTERVENCIÓN EN LOS BALCANES, EL MEDITERRÁNEO Y ÁFRICA

15

3.3.4_GUERRA EN EL ESTE

16

3.2.5_INTERVENCIÓN ESTADOUNIDENSE

17

3.3_LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

20

3.3.1_LA OFENSIVA ALEMANA

20

3.3.2_LA GUERRA EN EL PACÍFICO Y LAS PRIMERAS VICTORIAS ALIADAS

23

4_LEGISLACIÓN

27

CONCLUSIÓN

29

BIBLIOGRAFIA

30

INTRODUCCIÓN

La Segunda Guerra Mundial, ha sido el evento más trascendental para la humanidad en el Siglo 20. Sus consecuencias, se siguen sintiendo a pesar del tiempo transcurrido, puesto que los cambios que sufrió el mundo entero, tanto en el ámbito político, como en el científico y social, han marcado profundamente el desarrollo de todos los pueblos. Sin duda, que el aporte más importante de la guerra fue de índole científico y tecnológico, pero los efectos políticos también han sido sustanciales; por esa razón, lo que sucede en el mundo actual, es el epílogo de la Segunda Guerra Mundial.

Aún en nuestros días surgen polémicas sobre los acontecimientos que llevaron al mundo a la confrontación que, de una manera u otra, involucró a todos los países del mundo. Incluso aquellos gobiernos que se manifestaron neutrales, como Suiza, Portugal o España, por ejemplo, tuvieron una participación que en ningún modo fue totalmente imparcial. Hasta los países latinoamericanos participaron de una manera u otra, en algunos casos con una actuación directa en las acciones bélicas, como fue el caso de Brasil, por ejemplo y en mucho menor escala de México al final del conflicto. También, antes de que Estados Unidos se involucrara directamente en las acciones militares, hubo algún tipo de participación, de países, como cuando el Ministro Plenipotenciario del Perú en Tokio, alerta al tercer secretario de la embajada americana, sobre los planes de un ataque japonés a Pearl Harbor. Por supuesto que no fue escuchado, como no fueron escuchados tantos otros que hicieran la misma advertencia. En ese caso, como en muchos otros, la trampa había sido tendida y logró su objetivo, que era involucrar a los Estados Unidos en la guerra.

1_PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

¿Cómo surge la segunda Guerra mundial?

La finalización de la Primera Guerra Mundial no significó el fin de los conflictos entre los países que se habían enfrentado . Por lo contrario en las décadas de 1920 y 1930 los países capitalistas enfrentaron nuevos problemas , algunos derivados de las condiciones impuestas por los tratados de paz a lo vencidos y otros originados por la crisis financiera que , entre 1929 y 1930 , afecto a las economías capitalistas norteamericanas y europeas , y por la depresión económicas que estos sufrieron durante los años siguientes .

En el periodo de entreguerras - el periodo comprendido entre 1918 , año de finalización de la primera guerra mundial , y 1939 año en que comenzó la segunda - se desarrollaron complejos procesos políticos , económicos e ideológicos . Para comprender por que se inicio un nuevo conflicto bélico a escala mundial es necesario tener en cuenta la interacción simultánea de todos esos procesos .

En el plano político , el nacionalismo fue unos de los motivos de las tensiones entre los Estados europeos . Los nuevos Estados multinacionales creados en la región de los Balcanes por los tratados de paz no resultaron arreglos satisfactorios para la mayor parte de los grupos étnicos que formaban parte de ellos . En muchos casos , los limites políticos resultaron totalmente arbitrarios . Las reivindicaciones nacionalistas también cobraron fuerza en Alemania e Italia donde una gran parte de sus habitantes se sentían humillados por el tratamiento que sus países habían recibido en Versalles y la perdida de territorios que consideraban alemanes e italianos respectivamente .

En el plano económico , a las dificultades para reorganizar las economías nacionales europeas después de la gran guerra y recuperar los niveles de producción anteriores a 1914 -dificultades para reconvertir la industria bélica , generar el nivel de empleo adecuado para los millones de soldados desmovilizados que volvían a la vida civil , reconstruir los campos y ciudades - se sumaron los problemas originados por la crisis sufrida por la economía de los Estados Unidos desde 1929 . A partir de 1930 , cada Estado europeo se concentro en encontrar soluciones para los problemas de sus propias economías nacionales .

En un mundo que resultaba cada vez mas pequeño para el gran desarrollo industrial , las grandes potencias tenían que competir fuertemente entre si para obtener materias primas y mano de obras baratas y mercados en los que colocar su producción . Francia e Inglaterra tuvieron que enfrentar , además , la competencia de Alemania e Italia . En estos países , que los tratados de paz habían dejado en inferioridad de condiciones , el capital monopolico en alianza con los regímenes autoritarios y nacionalistas nazi y fascista , se propusieron recuperar su participación en el mercado mundial .

En el plano ideológico , el periodo de entreguerras comprendió años de avance y consolidación en la organización del movimiento obrero . Creció incesantemente el número de afiliados a los partidos socialdemocrata , socialistas y comunistas , y para algunos de ellos el éxito de la revolución rusa la transformaba en un modelo de acción posible . Las poderosas burgueses y las clases medias europeas se sintieron amenazadas . Teniendo en cuenta esta situación se comprende por que los gobiernos de Europa occidental - en una primera etapa - aceptaron la expansión territorial de la Alemania de Hitler sobre algunos estados de Europa oriental . Aun cuando el dominio de estos ricos territorios permitía a los nazis obtener materias primas indispensables como carbón , hierro y cereales , consideraron que esa expansión constituía un cordón sanitario alrededor de Rusia socialista y de contención de los movimientos comunista en cada nación . Así lo firmaron en 1938 en la conferencia de Munich . Chamberlain y Deladier - ministros de Gran Bretaña y Francia - , reunidos con Hitler y Mussolini acordaron la incorporación de los Sudetes - una región de Checoslovaquia - a Alemania . Hitler , por su parte , acordó las fronteras con Francia , firmo de no agresión con Gran Bretaña y declaro que la anexión de los Sudetes era la ultima reivindicación territorial de Alemania . Sin embargo , la situación se modifico cuando en septiembre de 1939 Alemania invadió Polonia . Francia y Gran Bretaña declararon la guerra a Alemania y comenzó la segunda Guerra Mundial .

La complejidad de los procesos interrelacionados que llevaron al desencadenamiento de la Segunda Guerra se hace evidente si tenemos en cuenta que , en el plano económico , el conflicto bélico significo una salida para la crisis que atravesaban las economías capitalistas industriales más importantes ; y que la Unión Soviética fue aliada de las potencias capitalistas Gran Bretaña Francia y Estados Unidos , adversarios en los plano político , ideológico y económico en tiempo de paz

2_ANTECEDENTES HISTORICOS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

 Conflicto armado entre las grandes potencias y la mayoría de los países del mundo, durá desde 1939 hasta 1945. En el mismo perecieron más de 15.500.000 personas.

2.1_Campaña del Norte de África

 

La Primera Guerra Mundial terminó en 1918, y el año siguiente se firmó el Tratado de Versalles. La paz de Versalles procuro restablecer el equilibrio eurepeo tal como existía antes de la guerra franco-prusiana de 1870. Se intentó conferir a Francia la hegemonía política en el continente y contener la posibilidad de una agresión alemana mediante una serie de alianzas defensivas. Los estadísta aliados esperaban mantener la paz apoyados en cuatro factores: el militar, el político, el económico y la moral de la opinión pública

 

Con la conquista, por parte de Adolfo Hitler, del poder político en Alemania (1933), comenzó la rápida desintegración del equilibrio europeo. En 1933, Alemania se separó de la Sociedad de Naciones y en violación del Tratado de Versalles, comenzó a armarse. En 1934, Hitler trató de anexarse a Austria, a pesar de las protestas de Francia e Inglaterra. El plan no tiene éxito, porque Italia moviliza cuatro divisiones de su frontera.

 

El siguiente paso hacia el desequilibrio europeo lo dio Italia. Desde su ascenso al poder en 1922, Mussolini había seguido una política agresiva y militarista. En 1926 logró establecer un protectorado sobre Albania que colocó a Italia en una posición privilegiada en el mar Adriático. Con la conquista de Libia(1928), Mussolini logró amenazar los intereses franceses e ingleses en el Norte de África.

 

No fue, sin embargo, sino hasta Octubre de 1935 cuando se lanza a la gran aventura colonial, la conquista de Etiopía. Hitler se mantubo neutral oficialmente, pero privadamente, envía materiales de guerra a Italia. Los pequeños estados de la Sociedad de Naciones lograrón que éstos establecieran sanciones económicas contra Italia. Dichas sanciones, sin embargo, no dieron los resultados que se deseaban, porque entre los productos prohibidos no se incluyò el petróleo, que era el único material de guerra que Italia necesitaba en su campaña militar. Etiopía fácilmente derrotada, y el efecto moral producido por su conquista, resultaron desastrosos para la paz.

 

La guerra de Etiopía facilitó la formación del denominado eje Roma-Berlín. Hitler concedió a Mussolini manos libres en el área del Mediterráneo, a cambio de lo cual Italia no se opondría a la dominación alemana de Austria. La Sociedad de Naciones resultó ineficaz para proteger a una nación pobre e impotente, y esto le hizo perder casi todo el prestigio que le quedaba.

 

El ambiente, tensión y crisis no quedó limitado solo al teatro europeo. Desde hacía varios años Japón tenía designios imperialistas en Asia. La invasión Japonesa de Manchuria comenzó en Septiembre de 1931, y China protestó ante la Sociedad de Naciones, la cual se limitó a designar una comisión investigadora.

 

En Julio de 1936 ocurrió una sublevación militar en España contra el gobierno republicano. Hitler y Mussolini apoyaron abiertamente a los rebeldes y les enviaron armas, pertrechos y soldados.

 

Francia, Inglaterra y Los Estados Unidos optaron por la neutralidad, temerosos de que el conflicto se transformara en una guerra mundial.

 

De acuerdo con su táctica de actuar durante la crisis, Hitler se anexó a Austria cuando la atención de las potencias se concentraba en España. Conocedor de que Francia no actuaría sola, obtuvo de Inglaterra la promesa de que no intervendría en asuntos de la Europa central. Italia, que había visto frustrados sus planes en 1934, era una aliada fiel. En Febrero de 1938 presentó Hitler demandas inaceptables al gobierno austriaco. En seguida sobrevino una intervención militar y, en Marzo del propio año, Austria quedó bajo el dominio nazi.

 

Hitler inició una activa propaganda en favor de la libre determinación de las Naciones Invadidas o Dominadas por Alemania

3_LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

3.1_LA SITUACIÓN DESPUÉS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

El resultado de la I Guerra Mundial fue decepcionante para tres de las grandes potencias implicadas. Alemania, la gran derrotada, albergaba un profundo resentimiento por la pérdida de grandes áreas geográficas y por las indemnizaciones que debía pagar en función de las reparaciones de guerra impuestas por el Tratado de Versalles. Italia, una de las vencedoras, no recibió suficientes concesiones territoriales para compensar el coste de la guerra ni para ver cumplidas sus ambiciones. Japón, que se encontraba también en el bando aliado vencedor, vio frustrado su deseo de obtener mayores posesiones en Asia oriental.

    Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos alcanzaron, por su parte, los objetivos previstos en el conflicto iniciado en 1.914. Habían logrado que Alemania limitara su potencial militar a una cifra determinada y reorganizaron Europa y el mundo según sus intereses. No obstante, los desacuerdos políticos entre Francia y Gran Bretaña durante el periodo de entreguerras (1.918-1.939) fueron frecuentes, y ambos países desconfiaban de su capacidad para mantener la paz. Estados Unidos, desengañado con sus aliados europeos, que no pagaron las deudas contraídas en la guerra, inició una política aislacionista.

    Durante la década de 1.920 se llevaron a cabo varios intentos para lograr el establecimiento de una paz duradera. En primer lugar, en 1.920 se constituyó la Sociedad de Naciones, un organismo internacional de arbitraje en el que los diferentes países podrían dirimir sus disputas. Los poderes de la Sociedad quedaban limitados a la persuasión y a varios grados de sanciones morales y económicas que los miembros eran libres de cumplir según su criterio.

    En la Conferencia de Washington (1.921-1.922), las principales potencias navales acordaron limitar el número de naves a una proporción establecida. Los Tratados de Locarno, firmados en esta ciudad suiza en una conferencia celebrada en 1.925, garantizaban las fronteras franco-alemanas e incluían un acuerdo de arbitraje entre Alemania y Polonia.

    Durante la celebración del Pacto de París (1.928), 63 naciones firmaron el Tratado para la Renuncia a la Guerra, también denominado Pacto Briand-Kellog, por el que renunciaron a la guerra como instrumento de sus respectivas políticas nacionales y se comprometieron a resolver los conflictos internacionales por medios pacíficos. Los países signatarios habían decidido de antemano no incluir las guerras de autodefensa en esta renuncia a los medios bélicos.

3.1.1_El ascenso de los totalitarismos y la formación del Eje

Uno de los objetivos de los vencedores de la I Guerra Mundial había sido hacer del mundo un lugar seguro para la democracia; la Alemania de posguerra (cuyo régimen es conocido como la República de Weimar) adoptó una Constitución democrática, al igual que la mayoría de los estados reconstituidos o creados después de la contienda. Sin embargo, en la década de 1.920 proliferaron los movimientos que propugnaban un régimen basado en el totalitarismo nacionalista y militarista, conocido por su nombre italiano, fascismo, que prometía satisfacer las necesidades del pueblo con más eficacia que la democracia y se presentaba como una defensa segura frente al comunismo. Benito Mussolini estableció en Italia en 1.922 la primera dictadura fascista.

    Adolf Hitler, líder del Partido Nacionalsocialista Alemán, impregnó de racismo su movimiento político. Prometió cancelar el Tratado de Versalles y conseguir un mayor Lebensraum ("espacio vital") para el pueblo alemán, un derecho que merecía, a su juicio, por pertenecer a una raza superior. La Gran Depresión que se produjo a comienzos de la década de 1.930 afectó profundamente a Alemania. Los partidos moderados no llegaban a ningún acuerdo con respecto a las posibles soluciones, y un gran número de ciudadanos depositó su confianza especialmente en los nazis. Hitler fue nombrado canciller de Alemania en 1.933.

    Japón no adoptó un régimen fascista de forma oficial, pero la influyente posición de las Fuerzas Armadas en el seno del gobierno les permitió imponer un totalitarismo de características similares. Los militares japoneses se anticiparon a Hitler a la hora de desmantelar la situación mundial. Aprovecharon un pequeño enfrentamiento con tropas chinas en las proximidades de Mukden (actual Shenyang) en 1.931 como pretexto para apoderarse de Manchuria, en donde constituyeron el Estado de Manchukuo en 1.932. Asimismo, ocuparon entre 1.937 y 1.938 los principales puertos de China.

    Hitler, tras denunciar las cláusulas sobre desarme impuestas a Alemania por el Tratado de Versalles, organizar unas nuevas Fuerzas Aéreas y reimplantar el servicio militar, puso a prueba su nuevo armamento durante la Guerra Civil española (1.936-1.939), en la que participó en defensa de los militares rebeldes junto con las tropas italianas de Mussolini, que pasaron a apoyar a los insurrectos españoles después de haber conquistado Etiopía (1.935-1.936) en un breve conflicto armado. Los tratados firmados por Alemania, Italia y Japón (además de otros estados como Hungría, Rumania y Bulgaria por ejemplo) desde 1.936, cuando los dos primeros países acordaron el primero de ellos, hasta 1.941 (cuando Bulgaria se incorporó a los mismos) dieron como resultado la formación del Eje Roma-Berlín-Tokio.

3.1.2_El Anschluss

    Con la quiebra de la monarquía austro-húngara en 1.918 entró en litigio permanente el tema de la incorporación de Austria a Alemania o Anschluss. "La austria alemana es una parte sustancial de la República Alemana", señalaba el artículo 2 de la resolución de la Asamblea Nacional Provisional del 12 de noviembre de 1.918.

    Sin embargo, las potencias vencedoras en la I Guerra Mundial impidieron el Anschluss y forzaron a los austriacos a crear un Estado con los restos de la fenecida monarquía austro-húngara. Con todo, la posibilidad del Anschluss no desaparecía de escena.

    Cuando Hitler accedió al poder en 1.933 se produjo una nueva situación: los interlocutores de los austriacos partidarios de la incorporación no eran ya los políticos de la Weimar, sino la Alemania de Hitler.

    El 12 de febrero de 1.938, Hitler se entrevista con el canciller austriaco, von Schuschnigg, en Berchtesgaden. El 9 de marzo, von Schuschnigg da a conocer en Innsbruck la concocatoria de un referéndum bajo la consigna: "Por una austria libre, alemana, independiente, social, cristiana y unida".

    Aunque Hitler tenía muy claras las acciones a emprender con respecto a la cuestión austriaca, no pudo evitar sentir miedo en el último momento y lanzó una ofensiva diplomática.

    El 10 de marzo Hitler envía a von Hessen, provisto de una carta, a Mussolini. En ella le exponía sus intenciones con respecto a Austria pidiéndole -suplicándole- que fuese comprensivo. Al tiempo Göring prometía al representante checoslovaco, Mastny, que Alemania no emprendería ninguna acción armada contra la autonomía de su país.

    El ministro de Asuntos Exteriores, Ribbentrop, fue enviado a Londres para apaciguar al premier británico, Chamberlain, y al nuevo ministro de Asuntos Exteriores, lord Halifax. Con Francia no se tomaron especiales precauciones pues el país estaba de nuevo sin gobierno.

    El 11 de marzo, von Schuschnigg aplaza el referéndum y da a conocer su dimisión. El ministro austriaco del interior, Seyss-Inquart (nacionalsocialista) remite un telegrama a Hitler con el ruego de que envíe tropas.

    El 12 de marzo las tropas alemanas cruzaban la frontera austriaca. Se forma un gobierno nacionalsocialista bajo la presidencia de Seyss-Inquart.

    Checoslovaquia no formuló protesta alguna. Mussolini aceptaba amistosamente el nuevo estado de las cosas y enviaba a Hitler "saludos cordiales". Gran Bretaña se limitó a formular una protesta diplomática sin trascendencia real.

    El 13 de marzo de 1.938 se aprueba una Ley sobre la integración de Austria en el Reich alemán. El Anschluss consumaba así la aspiración de una Gran Alemania.

3.1.3_La anexión de Checoslovaquia

Resuelta la cuestión de Austria el objetivo más inmediato de Hitler era ahora el territorio checoslovaco de los Sudetes.

    Tras el colapso del Imperio Austro-Húngaro en 1.918 se formó un nuevo estado en el centro de europa: la República de Checoslovaquia. En ella convivían checos, eslovacos, polacos, húngaros, rutenos y algo más de tres millones de alemanes en los Sudetes.

    El SdP (Partido de los Sudetes Alemanes), financiado por Hitler y dependiente de Berlín comienza a reivindicar la autonomía de los Sudetes. Esta postura se va radicalizando hasta pedir abiertamente la unión con Alemania.

    El 28 de Marzo, en Berlín, a puerta cerrada, Henlein, líder del SdP negocia con Hitler, Hess y Ribbentrop durante tres horas. Hitler expone a Henlein el programa: el SdP debe plantear exigencias inadmisibles para el gobierno checo. El verdadero objetivo de Hitler está decidido desde el 5 de noviembre de 1.937: acabar con Checoslovaquia e integrar a su pueblo en el Reich Aleman.

    El 21 de abril de 1.938, seis semanas después de que Göring diera su palabra de honor a Mastny, Hitler discutía con Keitel el "Plan Grün", nombre cifrado para una operación de efecto rápido contra Checoslovaquia.

    El 12 de junio Hess proclama en una gran concentración celebrada en Stettin que: "Checoslovaquia, que debe su existencia a la trampa del Tratado de Versalles, se ha convertido en un foco peligroso para la paz en Europa".

    La opinión pública francesa es cada vez más afín a los intereses alemanes. "No se pueden sacrificar 10 millones de seres humanos en una guerra para luego prohibir a 3 millones de alemanes que se unan a su país", afirmó Bonnet, ministro francés de asuntos Exteriores.

    En los Sudetes estalla un alzamiento. El Gobiezrno de Praga proclama el estado de excepción y envía tropas. El primer ministro francés, Daladier, insta a Chamberlain a que se ponga de acuerdo con Hitler.

    Incitada por Berlín, Polonia pedía el 21 de septiembre un referéndum en la parte de Checoslovaquia habitada por la importante minoría polaca. Las tropas polacas se concentraron en la frontera. Hungría a su vez envió tropas a la frontera con Checoslovaquia. En toda Europa se palpaba una enorme inquietud.

    El 22 de septiembre Hitler se reune con Chamberlain y presenta un ultimatum: "Los checos deben abandonar todos los territorios pertenecientes a otras minorías antes del 28 de septiembre". Chamberlain logró que Hitler aplazase el día X hasta el 1 de octubre. Hitler le prometió además: "Es mi última reivindicación territorial en Europa".

    El 29 de septiembre acuden a una Conferencia en Munich los representantes británico, francés, italiano y alemán. Al representante checo no se le dejó participar en la discusión. Tras la reunión, Francia, Gran Bretaña e Italia accedían a todas las pretensiones alemanas y se lo comunicaban al representante checo que luchaba por contener las lágrimas.

    "Hemos salvado la paz de nuestra época", gritó Chamberlain a la jubilosa muchedumbre que lo recibió en Londres a su regreso de Munich. "Hemos sufrido una derrota total" afirmó Churchill en el Parlamento Británico entre abucheos.

    El 1 de octubre de 1.938 las tropas alemanas entraron en Karlsbad y Pilsen; ocupando los más importantes polos industriales checoslovacos. Polonia ocupó la parte checa y Hungría recibía 12.000 Kilometros cuadrados de Eslovaquia. El resto de la República Checo-Eslovaca (como empezó a llamarse) recibió un gobierno pro-germano y de tendencia fascista bajo la presidencia de Hacha.

    El 15 de marzo de 1.939, Hacha firma en el despacho de Hitler la sentencia de muerte de su agonizante país. El comunicado alemán al respecto reza: "El Führer ha dado a conocer su decisión de tomar bajo la protección del Reich Alemán al pueblo checo, garantizándole, de acuerdo con sus peculiaridades, un adecuado desarrollo de vida autónoma".

    El 16 de marzo de 1.939 Hitler anunciaba en Praga la formación del "Protectorado de Bohemia y Moravia". Eslovaquia escapaba del Protectorado y pasaba a convertirse en Estado satélite estrechamente ligado al Reich. Francia y Gran Bretaña se limitaron a enviar notas de protesta.

3.2_Una visión global del conflicto

Un breve resumen de los acontecimientos que tuvieron lugar entre el 1 de Septiembre de 1.939 hasta el 14 de Agosto de 1.945. Desde la bliztkrieg contra Polonia hasta la rendición incondicional de Japón.

3.2.1_Guerra Relámpago contra Polonia

El 1 de septiembre de 1.939, las tropas alemanas invaden Polonia. El 3 de septiembre, Gran Bretaña y Francia, que no habían reaccionado a raíz de la anexión de Austria y que, en la Conferencia de Múnich, el 30 de septiembre de 1938, habían consentido un primer desmembramiento de Checoslovaquia, declaran la guerra a Alemania.

    En Italia, Mussolini, de acuerdo con Hitler, declara el estado de no-beligerancia; Estados Unidos proclama su neutralidad; la Unión Soviética y Japón firman un pacto de no-agresión; la Commonwealth se alinea al lado de Gran Bretaña.

    En tres semanas, Polonia es puesta fuera de combate por la infantería y los ejércitos blindados alemanes en combinación con el uso masivo de la artillería y aviación. Es la guerra relámpago o blitzkrieg.

    Por otra parte, el 17 de septiembre, la Unión Soviética ocupa la porción oriental de Polonia, que le ha sido reservada a título de zona de influencia por el Pacto germano-soviético. Stalin alegó que ocupaba dicha zona para "defender a los bielorrusos" y que no constituía acto de guerra porque el Estado polaco había "virtualmente dejado de existir".

    La rendición de Polonia se producirá el 27 de septiembre de 1.939. El 28 de septiembre, una ligera modificación fronteriza completa los acuerdos secretos para el reparto de Polonia entre Hitler y Stalin: Alemania cede Lituania a la URSS y ésta acepta que la frontera germano-soviética retroceda ligeramente hacia el Este.

La Guerra de Invierno Ruso-Finlandesa

En noviembre de 1.939, la URSS declara la guerra a Finlandia. Es la llamada Guerra de Invierno. A costa de unas tremendas pérdidas de hombres y material, la URSS consigue que Finlandia firme la paz en marzo de 1940 y ceda el territorio de Carelia. Los japoneses avanzan en China. Durante el invierno 1939-1940, mientras las tropas franco-británicas permanecen inactivas, Hitler traslada la guerra a los países escandinavos.

Ocupación de Dinamarca y Noruega

Para asegurar a la industria alemana el suministro de mineral de hierro de Escandinavia, Hitler ordena ocupar Dinamarca e invadir las costas de Noruega. Los contingentes franco-británicos desembarcados en Narvik no consiguen mantenerse en su puesto. La Kriegsmarine (Marina de Guerra) alemana dispone ahora de valiosos puertos para la salida o abastecimiento de sus navíos, incluidos los temidos U-Boote (submarinos) que operaban en el Atlántico contra intereses y abastecimientos británicos.

3.2.2_Ofensiva en el Oeste

El 10 de mayo de 1940 empieza un violento ataque alemán desde la frontera holandesa hasta Alsacia. A partir del 15 de mayo, la resistencia holandesa es aplastada. En Bélgica, los blindados aliados resisten difícilmente a los tanques alemanes, mucho más numerosos.

    En el extremo Norte de la defensiva Línea Maginot, en el sector comprendido entre Namur y Sedán, a través de las Ardenas, las divisiones acorazadas alemanas irrumpen, cruzan el Mosa y abren una brecha de 100 km de ancho en el frente francés; remontando hacia el norte, hacia el Canal de la Mancha, atacan por la retaguardia, en Bélgica, a las tropas aliadas, que, por Dunkerque, son evacuadas a Inglaterra, a pesar de los incesantes bombardeos de la aviación. El 4 de junio la operación estaba terminada.

    En el norte de Francia, Weygand, que ha sustituido a Gamelin como comandante en jefe, es impotente para detener la embestida de las tropas motorizadas alemanas, la aviación ametralla las carreteras repletas de civiles y militares, que huyen ante el enemigo.

    El 10 de junio, Italia declara la guerra a Francia el 14 de junio, los alemanes entran en París cuyo gobierno se ha trasladado a Tours, y luego a Burdeos; a continuación franquean el Loira, ocupan todo el oeste y este de Francia y avanzan hacia el sudoeste.

    El 17 de junio, el mariscal Pétain, nombrado jefe del Gobierno francés, instalado en Vichy, anuncia la apertura de negociaciones con vistas a un armisticio que será concluido en Rethondes el 22 de junio. Desde Londres, el 18 de junio, el general De Gaulle pide a todos los franceses que se unan a él para continuar la lucha al lado de Gran Bretaña.

La Batalla de Inglaterra

Dueño de Noruega, Holanda, Bélgica y Francia, Hitler prepara la invasión de Inglaterra: su aviación se empeña en la conquista del dominio del aire con vistas a un desembarco de tropas. A partir del 8 de agosto, una enconada batalla aérea se entabla sobre el cielo inglés: cada día, varios centenares de aviones bombardean la costa inglesa y la desembocadura del Támesis y, a partir del 24 de agosto, Londres y las principales ciudades industriales.

Más de dos millones de inmuebles fueron destruidos o dañados. Pero la aviación de caza inglesa, aunque inferior en número, causa pérdidas enormes a los bombarderos alemanes: más de 2.000 son destruidos. A principios de octubre, perdida la "Batalla de Inglaterra", Hitler pospone su proyecto de invasión indefinidamente.

3.2.3_Intervención en los Balcanes, el Mediterráneo y África

Italia lanza desde sus bases en Albania un ataque contra Grecia. Los griegos no solo repelen la invasión sino que contraatacan e incluso se internan profundamente en territorio albanés. El ataque italiano a Grecia es el pretexto que necesita Gran Bretaña para mandar un cuerpo expedicionario a Grecia y comenzar a operar en el Mediterraneo. La aventura italiana se salda con un completo fracaso.

    Hitler se ve abocado a socorrer a su aliado y reconducir la situación en los Balcanes y el Mediterraneo oriental. El 2 de marzo de 1941, sus tropas entran en Bulgaria; del 6 a 13 de abril se apoderan de las ciudades de Yugoslavia, se lanzan luego contra Grecia, que sólo puede resistir algunos días, y ocupan la isla de Creta.

    Italia ataca desde sus posesiones en Eritrea a la Somalia Británica. Aunque en un primer momento el ataque italiano se salda de forma favorable a Mussolini, los ingleses se reorganizan y comienzan un contraataque. Los británicos son menos numerosos pero están mejor equipados, comandados y mantienen alta la moral. En poco tiempo han destruido o capturado a la mayor parte del ejército italiano de África.

    Hitler debe de nuevo enmendar la plana a su aliado y manda a Libia el Deutcsche Afrika Korps (D.A.K.), Cuerpo de Ejército África Alemán, al mando del General Rommel, para intervenir al lado de los italianos; en junio de 1941 Rommel ha dado un vuelco a la situación y se halla en las fronteras de Egipto, y sus aviones bombardean Malta, Alejandría y Suez. El objetivo es El Cairo y el canal de Suez.

    Los navíos británicos deben contornear Africa por el cabo de Buena Esperanza. Pero la resistencia del 8º Ejército Británico (apoyado por el contingente de la Francia Libre, llegado de Chad con Leclerc y Larminat) impedirá finalmente que el Afrika Korps se apodere de Egipto y del canal y le obligará a retroceder hasta Tunicia.

3.3.4_Guerra en el Este

Al mismo tiempo, Hitler emprende la invasión de la URSS. A pesar del pacto de no-agresión, el 22 de Junio de 1.941, un ejército numeroso y poderosamente equipado franquea las fronteras de la URSS, avanza hasta Leningrado, que es sitiado, llega a las puertas de Moscú, ocupa Kiev, Jarkov y la cuenca del Donets. Pero el ejército ruso (con recursos humanos casi inagotables) no es aniquilado, y el invierno, de un rigor excepcional, paraliza las operaciones alemanas.

    Se reemprenden las operaciones a comienzos del verano de 1942; están jalonadas por la conquista de la región de los pozos de petróleo, en las proximidades del Cáucaso. Sin embargo, las tropas alemanas no consiguen adueñarse de Stalingrado antes del invierno.

    La ciudad será objeto de una lucha encarnizada, que terminará el 2 de febrero de 1943 con la capitulación del VI ejército alemán al mando de Von Paulus. A partir de este momento, lentamente, el ejército ruso, superior en hombres, pasa a la ofensiva arrollando al ejército alemán. Los alemanes, aunque mejor dirigidos, se ven superados por un enimigo que los supera en una proporción de cinco a uno.

   En la primavera de 1944 ha liberado casi todo el territorio de la URSS; luego penetra en Finlandia, que ha tomado las armas de nuevo, en Polonia y en Rumania

El Pacífico en llamas

Mientras se desarrollan estas operaciones en Europa, Japón prosigue la conquista de China, y, con el acuerdo del gobierno de Vichy, envía tropas a Indochina.

    Previendo la oposición de Estados Unidos a su política de dominación de Asia, bombardea y echa a pique, por sorpresa, a más de la mitad de la flota norteamericana anclada en la rada de Pearl Harbor, en las islas Hawai (7 de diciembre de 1941), y ocupa en pocas semanas Hong Kong, Singapur, Siam, Birmania, las islas Filipinas, una parte de las Indias Neerlandesas y amenaza a Australia.

    En marzo de 1942, su avance es bloqueado por una batalla aeronaval en el mar del Coral, donde sufre importantes pérdidas. Puesto que Estados Unidos, después de Pearl Harbor, ha declarado inmediatamente la guerra a Japón, sus aliados Alemania e Italia declaran asimismo la guerra a Estados Unidos.

3.2.5_Intervención Estadounidense

Desde entonces, los norteamericanos ponen al servicio de la guerra contra las potencias del Eje su enorme potencial industrial y económico, así como un ejército numeroso y poderosamente equipado. Suministran material a sus aliados y en especial a la URSS.

    Sus bombarderos gigantes, con bases en Gran Bretaña, emprenden la destrucción sistemática de fábricas, vías férreas y centros vitales del enemigo en Alemania, Francia e Italia. Una dura batalla se entabla contra los submarinos alemanes, que surcan el Atlántico y los mares de Europa, y desde el otoño de 1942 los aliados ganan esta batalla de las comunicaciones.

    El 8 de noviembre de 1942, importantes contingentes desembarcan en Africa del Norte; con la ayuda de las tropas francesas que, por orden de Vichy, habían tratado primero de resistir, expulsan a los alemanes de Túnez, cuya liberación tiene lugar en mayo de 1943 .

    En julio desembarcan en Sicilia y, de allí, pasan a la Italia meridional. Mussolini es detenido, y el mariscal Badoglio firma la capitulación italiana el 3 de septiembre. Sin embargo, los alemanes son todavía dueños de Roma y de toda la Italia central y septentrional, donde Mussolini, liberado, proclama la república y sigue la lucha.

    Durante todo este período se han organizado movimientos de resistencia en los países ocupados, con unidades de combate que intervienen contra los grupos enemigos aislados y aseguran el servicio de información para los aliados.

El desembarco de Normandía

El 6 de junio de 1944, bajo la dirección del general norteamericano Eisenhower, jefe de los ejércitos aliados, se efectúa un desembarco en las playas de Normandía. Se abre así el reiteradamente pedido por Stalin "segundo frente" en Europa.

    La acción de los grupos de Resistencia en el interior de Francia retrasa considerablemente la llegada de los refuerzos alemanes; se establece una sólida cabeza de puente y los ejércitos aliados emprenden la liberación de Normandía y del oeste de Francia.

    El 15 de agosto de 1944 tiene lugar un segundo desembarco en las costas de Provenza, bajo el mando del general De Lattre de Tassigny; las tropas norteamericanas y francesas empujan a los alemanes hacia el norte.

    El 25 de agosto, París es liberado; el 1 de octubre, los aliados han alcanzado la frontera alemana de Bélgica y Holanda; en Alsacia, al sur, las tropas francesas han penetrado por la fisura de Belfort y, el 21 de noviembre, se apoderan de Mulhouse; al norte, entran en Estrasburgo el 23 de noviembre.

    Durante este tiempo, Hitler, que, el 20 de julio de 1.944 se ha salvado de un atentado contra su persona, emplea contra Inglaterra una nueva arma: las bombas volantes V1 y V2. La eficacia real de estas armas en relación con su coste fue mínima. Para estas fechas, la otrora triunfante y orgullosa Luftwaffe alemana ha sido prácticamente borrada de los cielos europeos.

El asalto al Reich

Las tropas alemanas siguen por todas partes batiéndose con fanático encarnizamiento; en diciembre de 1944 lanzan una última ofensiva en un intento de recuperar la iniciativa en el Oeste. Es la ofensiva de las Ardenas. El avance alemán es reprimido con gran dificultad por los norteamericanos, hasta ser definitivamente detenido en febrero de 1945 gracias en gran parte a su aplastante superioridad aérea.

    Entonces los ejércitos aliados franquean el Rhin y se dirigen al encuentro del ejército soviético. Desde el Este, el rodillo soviético aplasta toda resistencia alemana. Se combate ya en el propio territorio del Reich. Hitler da orden de resistir fanáticamente hasta el último cartucho. Se movilizan para la lucha a niños y ancianos.

   El 30 de abril de 1945, Hitler se suicida en su búnker en Berlín, invadido por las tropas rusas. El 7 de mayo en Reims, y al día siguiente en Berlín, generales alemanes firman la capitulación sin condiciones de todos los ejércitos del Reich Aleman.

Fin de la guerra en el Pacífico

La guerra aún continuaba en el Pacífico. El 6 de agosto, un bombardero estadounidense arroja sobre Hiroshima la primera bomba atómica de la Historia, que destruye por completo la ciudad y se lleva la vida de 250.000 seres humanos. El 9 de agosto, se arroja una segunda bomba atómica sobre Nagasaki. El 14 de agosto de 1.945, el gobierno japonés se rinde incondicionalmente.

Consisderaciones finales

Aunque estaba claro desde mediados de 1.942 que Alemania perdería la guerra al no poder soportar tantos frentes abiertos, la obstinación de Hitler y el fanatismo y fé en el Führer de sus partidarios abocaron a Alemania y al resto del mundo a una catástrofe humana y material de increibles proporciones.

   Se estima que la guerra costó la vida a unos 60 millones de seres humanos. Las pérdidas más considerables fueron sufridas por la Unión Soviética (19 millones), Alemania (6 millones) y Japón (3 millones). Además, muchísimas ciudades y pueblos enteros, de Europa y Japón principalmente, quedaron reducidos a montones de ruinas.

3.3_LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

De forma activa o pasiva, países de todos los continentes se vieron implicados o afectados por la segunda guerra mundial, una contienda en la que naciones con siglos de civilización se enfrentaron en una escala destructiva sin precedentes.

La segunda guerra mundial fue un conflicto armado que se extendió prácticamente por todo el mundo entre los años 1939 y 1945. Los principales beligerantes fueron, de un lado, Alemania, Italia y Japón, llamadas las potencias del eje, y del otro, las potencias aliadas, Francia, el Reino Unido, los Estados Unidos, la Unión Soviética y, en menor medida, China. La guerra fue en muchos aspectos una consecuencia, tras un difícil paréntesis de veinte años, de las graves disputas que la primera guerra mundial había dejado sin resolver. La frustración alemana después de la derrota y los duros términos del Tratado de Versalles, junto con la intranquilidad política y la inestabilidad social que afectaron crecientemente a la república de Weimar, tuvieron como resultado una radicalización del nacionalismo alemán. De esta forma se produjo el advenimiento al poder de Adolf Hitler, jefe del Partido Obrero Alemán Nacional Socialista (NSDAP), o partido nazi, de ideología totalitaria, ultranacionalista y antisemita.

Después de haberse otorgado plenos poderes en 1933, Hitler, que había asumido el título de Fuhrer o caudillo del Tercer Reich, impulsó el rearme secreto de Alemania. Aprovechó la falta de decisión de las potencias europeas para oponerse activamente a sus designios y ordenó la ocupación militar de Renania en marzo de 1936, decisión que contravenía unilateralmente el Tratado de Versalles.

En ese mismo año, Benito Mussolini, el dictador fascista de Italia, que ya se había embarcado en una agresión a Abisinia (Etiopía), firmó con Hitler un acuerdo secreto germano-italiano que daría lugar al establecimiento del Eje Romano-Berlín. Al año siguiente, Italia se unió al pacto que Alemania y Japón habían firmado en 1936. Fue el llamado pacto tripartito.

Alemania e Italia intervinieron, en nombre del anticomunismo, en la guerra civil española iniciada en 1936.

3.3.1_La ofensiva alemana

En marzo de 1938, Hitler envió tropas alemanas para ocupar Austria, que pronto fue incorporada por plebiscito al Tercer Reich (el Anschluss). En una hábil combinación de presiones internas y externas, logró la anexión o neutralización del territorio checoslovaco en marzo de 1939. En abril del mismo año, Italia se anexionó Albania. En agosto se firmó un pacto de no-agresión entre Alemania y la Unión Soviética, en el que se establecía una cláusula secreta sobre la división de Polonia y el establecimiento de esferas de influencia soviética y alemanas en los estados bálticos y en Finlandia. Tras este atrevido acuerdo, que dejó atónitos a los gobernantes del resto de Europa, Hitler ordenó iniciar la invasión de Polonia el 1 de septiembre de 1939. El Reino Unido y Francia declararon la guerra a Alemania dos días después. El 17 de septiembre, tropas soviéticas penetraron en la parte oriental de Polonia, que de esta forma quedó dividida entre Alemania y la Unión Soviética. A finales de 1939 se firmó un nuevo pacto por el que Alemania recibía toda la parte situada al oeste del río Bug y los soviéticos obtenían Lituania dentro de su esfera de influencia.

La Unión Soviética, aprovechando su entendimiento con Alemania, obligó a Estonia, Letonia y Lituania a admitir guarniciones militares en su territorio. Finlandia se negó a obedecer y fue atacada por tropas soviéticas en noviembre de 1939. Inicialmente, el pequeño país finés contuvo el ataque soviético, lo que despertó las simpatías de todo el mundo. La Unión Soviética no había valorado en su justa medida la voluntad de Finlandia para resistir ni los obstáculos naturales constituidos por los numerosos lagos y bosques del país. No obstante, en marzo de 1940 Finlandia hubo de pedir la paz, después de un ataque que obligó masivo de las fuerzas soviéticas que obligó a los finlandeses a replegarse.

Durante el inicio de 1939, las principales actividades alemanas se desarrollaron en el mar, incluyendo una campaña submarina muy activa contra buques mercantes con rumbo al Reino Unido. En cambio, en la guerra naval de superficie los británicos fueron en conjunto más afortunados que los alemanes.

En abril de 1940, Hitler puso en práctica la táctica de la "guerra relámpago" al ordenar la invasión de Noruega y la ocupación de sus principales campos de aviación de Oslo y Stavanger. Al mismo tiempo, los alemanes enviaron barcos de guerra al puerto de Copenhague y se introdujeron en la península de Jutlandia. La ocupación de Dinamarca era necesaria para la seguridad de las comunicaciones alemanas con Noruega.

Los acontecimientos en los países nórdicos se convirtieron en un problema de menor importancia para las potencias en los países nórdicos se convirtieron en un problema de menor importancia para las potencias occidentales cuando el 10 de mayo de 1040 se vieron sorprendidas ante el ataque fulminante de Hitler a través de los Países Bajos y de Bélgica. En este último país, la cooperación de la Luftwaffe o fuerza aérea alemana con las líneas de defensa. El 12 de mayo, los alemanes cruzaron la frontera franco-belga, y el 22 de junio, tres quintas partes de Francia, incluyendo París, estaban ocupadas. Sin embargo, buena parte de las tropas británicas en Francia, así como otros grupos de diversas nacionalidades, lograron escapar por el puerto de Dunquerque. Se firmó entonces un armisticio entre Alemania y Francia, representada ésta por el mariscal Philippe Pétain, héroe francés de la primera guerra mundial. A partir de entonces, los alemanes ocuparon todo el norte de Francia, desde la frontera suiza al canal de la Mancha y el Atlántico, y una franja de la costa atlántica desde el bajo Loira al extremo oriental de los Pirineos. El gobierno francés, con sede en Vichy, conservaba el control de dos quintas partes de Francia y de la armada y la fuerza aérea, que, sin embargo, habían de mantenerse neutrales. Mientras tanto, el general Charles de Gaulle, desde Londres, radiaba proclamas invitando a los franceses a continuar la resistencia contra los invasores alemanes.

Durante agosto y septiembre de 1940, la Luftwaffe alemana lanzó un bombardero aéreo masivo sobre el Reino Unido en un intento de debilitar al país para una invasión posterior a través del canal. Los británicos tenían a su favor un sistema de detección por radar y un tipo de caza, el "Spitfire", superior a cualquier avión alemán. En la batalla de Inglaterra se fue imponiendo fundamentalmente la Royal Air Force británica, y Hitler pospuso indefinidamente la invasión. Por primera vez, el avance alemán había sido frenado, lo que tuvo un enorme valor simbólico.

Después del fracaso intento de invasión de Grecia por parte de Italia en noviembre de 1940, Hitler incorporó sucesivamente a Hungría, Rumania y Eslovaquia al Eje. Bulgaria se unió en marzo de 1941. En abril, Alemania atacó a Yugoslavia y Grecia, que fueron invadidas a finales de mes. El estado yugoslavo se disolvió completamente, y Grecia fue ocupada por los italianos, excepto Atenas, Tesalónica y Demótica, en Tracia, así como las islas de Quíos, Lesbos, Santos, Melos y Creta, que se reservaron los alemanes para sí.

En junio de 1941, Hitler rompió el pacto de no-agresión de 1939 y atacó a la Unión Soviética. La amistad de este país, sin la que las victorias de 1939-1940 hubieran sido imposibles, ya no le era necesaria a Alemania. Unidas armadas alemanas entraron en territorio soviético y en diciembre habían llegado a los alrededores de Moscú, antes de que los contraataques y los rigores del invierno paralizarían la ofensiva.

3.3.2_La guerra en el Pacífico y las primeras victorias aliadas

Cuando la guerra se inició en Europa en septiembre de 1939, los japoneses, a pesar de su continuado avance en China, no veían el final de un conflicto que se les antojaba largo y estéril. La declaración de guerra del Reino Unido y Francia contra Alemania abrió al Japón la perspectiva de apoderarse de colonias europeas en el sudeste de Asia y en el Pacífico. A finales de 1940, Japón había decidido que en caso de iniciar una ofensiva, ésta tendría como objetivo las posiciones de los Estados Unidos, su principal adversario en el Pacífico. Entre el 7 y el 8 de diciembre de 1941, los japoneses bombardearon las instalaciones estadounidenses en el Pearl Harbor, Hawaii, y en las Filipinas. A continuación, los Estados Unidos declararon la guerra a las potencias del Eje.

A pesar de la ventaja inicial obtenida por medio del ataque sorpresa, Japón perdió las batallas navales decisivas del mar del Coral y de Midway en mayo y junio de 1942. En este momento, la guerra en el Pacífico cambió de signo. Japón había perdido sus portaaviones de primera línea y la mayoría de sus mejores pilotos. En lo sucesivo, las fuerzas navales de los japoneses y de los aliados quedaron igualadas. La estrategia estadounidense en el Pacífico consistía en utilizar fuerzas navales u anfibias para avanzar por las cadenas de islas hacia Japón, mientras que fuerzas terrestres en menor escala cooperaban con los chinos y los británicos en el continente asiático.

En el norte de África, los británicos, que en 1940-1941 habían eliminado fuerzas italianas mucho mayores, entablaron batalla con el Afrika Korps alemán dirigido por el mariscal Erwin Rommel. En julio de 1942, la ofensiva alemana contra Egipto fue detenida en la batalla de El-Alamein. En ese momento terminaron las esperanzas de Alemania de conseguir una victoria rápida en África. Las tropas de Rommel se encontraban exhaustas y sometidas además al acoso de los británicos. A mediados de octubre de 1942 llegaron refuerzos aliados al norte de África. La superioridad numérica sobre las tropas alemanas fue en aquel momento tan fuerte que en noviembre Rommel carecía de fuerza para resistir y ordenó la retirada. Las tropas alemanas se replegaron gradualmente hacia Túnez, hasta que capitularon en mayo de 1943.

La derrota del Eje

En julio de aquel año, fuerzas aliadas desembarcaron en Sicilia desde el norte de África. La invasión representaba una amenaza directa para Italia. Cuando Mussolini reveló al Gran Consejo Fascista que los alemanes estaban proyectando la evacuación de la mitad sur de Italia, la mayoría del consejo votó una resolución en contra de Mussolini, que dimitió y fue arrestado el 25 de julio. El rey Víctor Manuel III ordenó entonces la formación de un nuevo gobierno, a cuyo frente se puso Pietro Badoglio. Desde Sicilia, los aliados pasaron a Italia con el desembarco en Salerno en septiembre de 1943. El gobierno italiano, en cumplimiento de una pacto firmado con los Estados Unidos, declaró la guerra a Alemania en octubre de 1943. Los alemanes reforzaron sus defensas en el norte u centro de Italia y continuaron luchando duramente contra las tropas aliadas durante el resto de la guerra.

En el frente oriental, desde agosto de 1942 a febrero de 1943, los alemanes llevaron a cabo un asedio de Stalingrado (posteriormente Volgogrado) que chocó con una dura oposición y que finalmente no tuvo éxito. Las fuerzas alemanas en la Unión Soviética perdieron ímpetu. Mientras las bajas humanas y de equipo obligaban a los alemanes a abandonar su proyectada ofensiva, el ejército rojo mejoraba continuamente la calidad de su mando y aumentaba su fuerza recurriendo a sus enormes reservas de hombres. En el verano de 1943 tenía una superioridad numérica de cuatro a uno sobre los alemanes, que comenzaron a retroceder.

A partir de 1944, las fuerzas alemanas habían iniciado una retirada parcial del este con fin de prepararse para contener la invasión aliada que se esperaba en el oeste de Europa. No se sabía, sin embargo, dónde tendría lugar. La misión había sido confiada al general Dwight Eisenhower, y recibió el nombre de "operación Overlord". EL 6 de junio de 1944 (que se conocería como día D), 156.000 hombres desembarcaron en las playas de Normandía, procedentes del sur de a Gran Bretaña. Las fuerzas invasoras estaban compuestas por soldados británicos, canadienses y estadounidenses, y pequeños grupos de otras nacionalidades. Los aliados hicieron rápidos progresos en el norte de Francia gracias a su fuerza aérea, capaz de interferir decisivamente el movimiento de las reservas alemanas.

Comenzaron también en este momento las dudas y las disensiones por parte de los mismos alemanes.

Aparte del progreso de los aliados, un acontecimiento desmoralizó a los mandos alemanes: el fracaso y las consecuencias de una conspiración contra Hitler. El curso desastroso que había tomado la guerra y la alarma ante los crímenes del régimen nazi, llevaron a cierto número de civiles y de oficiales a formar una oposición secreta que decidió finalmente matar al Fuhrer. El complot fracasó y la reacción nazi fue salvaje: 200 conspiradores implicados y otras cinco mil personas más remotamente relacionadas con el complot fueron condenados a muerte. Hitler y sus fanáticos partidarios, cada vez más alejados de su pueblo, tenían todavía la esperanza de inclinar la balanza a su favor mediante el empleo de armas nuevas que los científicos alemanes estaban perfeccionando. Pero la realidad era que la superioridad aliada hacía ya completamente infructuosos los esfuerzos de Alemania. Los aliados consolidaron rápidamente su dominio de Francia y comenzaron un avance hacia el este que finalizaría con la ocupación de Alemania entre marzo y abril de 1945. Hitler ordenó la movilización de todos los hombres de edades comprendidas entre los 16 y 60 años en un intento desesperado a defender el Tercer Reich. Mientras tanto, el ejército soviético avanzó hacia el oeste y ocupó la mitad oriental de Alemania. Antes de que sus tropas estuviesen listas para el asalto final, los aliados intensificaron sus bombardeos aéreos. Esta ofensiva culminó el 13 de febrero de 1945 con una serie de cinco ataques sobre Dresde, que quedó completamente destruida.

En el momento más crítico del colapso alemán, con Berlín rodeado de tropas soviéticas, Hitler, aislado y presa de la desesperación se suicido el 30 de abril de 1945. La rendición definitiva de las fuerzas alemanas se firmó el 8 de mayo. La guerra había terminado oficialmente en Europa.

En el Pacífico, el general estadounidense Douglas MacArhur aniquiló prácticamente a la armada japonesa en la batalla naval del golfo de Leyte y abrió el camino a los Estados Unidos para la ocupación de la Filipinas, objetivo primordial de la campaña. En marzo de 1944, Manila se rindió, y en marzo y junio del año siguiente los Estados Unidos capturaron las islas de Iwo Jima y Okinawa después de una encarnizada lucha con los japoneses. Quedaba entonces libre el camino para un bombardero masivo del Japón e incluso una posible invasión. Se estaba preparando, sin embargo, algo mucho más contundente. En efecto, los Estados Unidos, a partir de experimentos alemanes, habían elaborado una bomba atómica. Harry S. Truman, quien asumió la presidencia estadounidense tras la muerte de Franklin D. Roosevelt, había estimado que la bomba atómica podía utilizarse para derrotar a Japón de tal forma que costaría menos bajas a los Estados Unidos que una invasión tradicional. El 6 de agosto fue lanzada la primera bomba atómica sobre la ciudad de Hiroshima. Ochenta mil personas murieron abrasadas o a consecuencia de la radiación, y otras setenta mil quedaron gravemente afectadas. Dos días después, la Unión Soviética declaró la guerra a Japón, y el 9 de agosto, los estadounidenses lanzaron la segunda bomba nuclear sobre Nagasaki. Los japoneses, ante esta demostración de fuerza, se rindieron formalmente el 2 de septiembre de 1945.

La segunda guerra mundial arrojó un balance de entre 35 y 60 millones de muertos, de ellos gran número de civiles. Los bombarderos masivos de ciudades e instalaciones industriales generaron asimismo enormes pérdidas materiales. La capacidad ofensiva de las nuevas armas y tácticas de guerra (transportes y bombardeos aéreos, portaaviones, unidades de paracaídas, tanques con potentes cañones, bombas autopropulsadas -como los cohetes V-1 y V-2 que lanzaron los alemanes sobre Londres- y bombas atómicas) explica las grandes destrucciones y matanzas producidas, sobre todo, en la Unión Soviética, Alemania, Japón, Francia y el Reino Unido.

Las conferencias de paz de Teherán (1943), Yalta y Potsdam (ambas en 1945) cambiaron el mapa del mundo y sentaron las bases de un nuevo período histórico en el que la vieja Europa cedió su hegemonía a las dos nuevas superpotencias que se consolidaron durante y tras la guerra: los Estados Unidos y la Unión Soviética.

4_LEGISLACIÓN

Las guerras son crueles. No importa cómo y dónde tengan lugar. Evitar crueldades innecesarias, dolor y daños es la misión del derecho internacional de guerra. Quien infringe este derecho incurre en delitos como criminal de guerra.Estas son algunas de las normas que se manejan el derecho internacional de guerra

Combatientes que se hayan rendido se deberán tratar como prisioneros de guerra. La excepción son niños menores de 15 años, para los cuales se aplican disposiciones especiales

Los prisioneros de guerra sólo están obligados a indicar su nombre, apellido, fecha de nacimiento, grado y número de matrícula. La obtención de otra información mediante cualquier tipo de tortura está prohibida

No se deben quitar objetos personales a prisioneros de guerra

El Derecho internacional de guerra prohibe el uso de prisioneros de guerra para trabajos con peligros especiales y con fines militares

No se debe quitar el material de protección ABC personal a prisioneros de guerra

La tortura está prohibida expresamente y sin excepción alguna por el Derecho internacional de Guerra

La obtención maliciosa de información por civiles se considera como espionaje. Los espías detenidos no se necesitan tratar como prisioneros de guerrra

A alimentos, mercancías y medicamentos se pueden requisar para las necesidades inmediatas de la tropa propia, aunque sólo en casos excepcionales y previo pago;El abastecimiento de las tropas propias se va retardando. Por esta razón, se requisan entre la población civil previo pago alimentos para cubrir las necesidades inmediatas de las tropas propias.

La exploración uniformada y armada detrás de las líneas enemigas está permitida. Los exploradores detenidos se tienen que tratar como prisioneros de guerra

Los pilotos que se salvan de aviones derribados no deben ser combatidos, a no ser que ataquen ellos mismos. Se tienen que tratar como prisioneros de guerra

La Cruz Roja y la Media Luna Roja no se deben utilizar nunca en relación con operaciones / objetos militares

El engaño con los medios citados está permitido; por ejemplo,Una unidad trata de engañar al enemigo con posiciones aparentes, movimientos de tropa fingidas y falsos mensajes con respecto a su fuerza efectiva y sus intenciones reales.

La malicia, por ejemplo el uso de uniformes ajenos, la colocación de trampas de explosivos de aspecto inocuo y la simulación de una entrega, están prohibidos

Los edificios que alojen a prisioneros de guerra tienen que ser marcados para la protección contra ataques aéreos por error claramente con PW (Prisoners of War) o con PG (Prisionniers de Guerre)

CONCLUSIÓN

No somos pocos los latinoamericanos que tuvimos algún familiar, cercano o lejano, que sufrió los efectos de la guerra o que combatió, fue herido o murió en alguna olvidada trinchera en Europa, Asia o África. Tampoco somos pocos, quienes tenemos o tuvimos algún familiar, que sin ser combatiente admiró la capacidad política o militar de algunos de los contendientes directos en el conflicto.

En fin, en las guerras, donde al final de cuentas, los perdedores, resultan siempre ser "los malos". Pero, sea como fuere, las guerras las inician los políticos, las pelean los militares, las sufren los civiles y las terminan también los políticos, cuando mejor les conviene o creen que les conviene. En todos los casos también, pareciera que hubiera sido mejor haberlas evitado, pero lo cierto no podrá saberse nunca. Sólo una sola cosa es cierta, que en todas las guerras de gran magnitud, gane quien gane o pierda quien pierda, siempre habrá beneficios para el resto de la humanidad, pero en todos los casos, aún para los ganadores, las consecuencias tendrán su precio.

Este es mi homenaje a los hombres y mujeres que pelearon en todos los frentes o en todas las retaguardias. A quienes defendieron a sus patrias, a quienes murieron en el mar, en el aire o en tierra, a quienes sobrevivieron y a quienes la historia no los tiene en sus páginas, por haber actuado en la clandestinidad o en el anonimato. A todos ellos mi más profundo respeto, admiración y deseo, de que su sacrificio no haya sido en vano.

BIBLIOGRAFIA

www.europa1939.com

www.galeon.com/sgm/

www.2guerra.302.com.ar/

www.sapiens.ya.com/socilios

www.sgm.com

www.geocites.com/IIguerra.html

www.geocites.com/CollegePark/Gym/8762/index.html

Vídeos relacionados