Segunda Guerra Mundial

Historia universal contemporánea. Siglo XX. Nazismo. Principales batallas. Coste económico y humano. Hitler. Causas, fases y consecuencias. Acontecimientos. ONU (Organización de las Naciones Unidas)

  • Enviado por: FERMÍN LIÉBANA
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas
publicidad
publicidad

La Segunda Guerra Mundial ha sido el acontecimiento histórico más importante del siglo XX. Dominó la política y la economía mundiales durante el periodo 1939-45, sus consecuencias han afectado directamente a todas las generaciones posteriores. La Segunda Guerra Mundial tiene una característica que determina su relato: la gran cantidad de acontecimientos importantes que ocurrían simultáneamente en distintas partes del mundo (por tierra, mar o aire) y su repercusión en las decisiones que se tomaban. Sus causas vienen desde Junio de 1919, fecha de la firma del Tratado de Versalles, concluyendo con él la Primera Guerra Mundial, el cual estipulaba una serie de clausulas que suponían para Alemania la pérdida de un octavo de su territorio y una décima parte de su población de 1914, el desmantelamiento de su ejército, la confiscación de importantes recursos económicos y el pago de “reparaciones” a los Aliados por los daños causados durante el conflicto. El tratado fue acogido en Alemania como una humillación y considerado por los alemanes durante los años veinte y treinta como el origen de sus problemas políticos y económicos, especialmente de las dos crisis económicas que afectaron a aquel país con especial dureza.

Se crea un nuevo orden mundial caracterizado por un equilibrio precario entre los vencedores (Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos) y las potencias derrotadas o descontentas con los acuerdos (Alemania, italia y Japón) y en el que la URSS quedaba como país proscrito, aislado del resto de Europa.

La crisis económica mundial que estalló en 1929 creó una ruptura a partir de la cual se hizo progresivamente más explícita la confrontación entre vencedores y descontentos en dos zonas geográficas:

  • Mediterráneo: Italia quería recuperar la influencia sobre esta área, perdida en beneficio de Gran Bretaña y Francia.

  • Europa Central: Los dirigentes alemanes vieron en la crisis la posibilidad de reafirmar algunas tendencias a crear una Europa central alineada con los intereses económicos y políticos alemanes.

La política exterior agresiva de la Alemania nazi determinó en gran medida las relaciones internacionales en Europa a partir de 1935.

El proceso puede resumirse de la siguiente forma: en 1933, con la llegada de Hitler a l poder, tuvo lugar la retirada de Alemania de la Sociedad de Naciones. En 1935 se reimplantó el servicio militar obligatorio en Alemania, (su ejército había quedado limitado a 100.000 hombres en virtud del tratado de Versalles), internamente se agudizó la política de persecución de los judíos mediante la aprobación de los decretos antisemitas de Nuremberg. Ese mismo año se produjo la invasión de Etiopía por parte de Italia. En 1936 tuvo lugar la remilitarización alemana de Renania, y el estallido de la guerra civil española, formándose dos bloques definidos: Alemania e Italia con una política intervencionista a favor del bando franquista, y, Gran Bretaña y Francia en defensa de una estricta neutralidad que evitase la extensión del conflicto. Durante 1936 se firmaron sendos pactos que unirían a las llamadas "potencias descontentas" (Eje Berlín-Roma y Pacto Anti-Comintern entre Alemania y Japón).

En 1938 aumentan las tensiones como consecuencia de dos acontecimientos fundamentales en el desencadenamiento de la guerra:

1º En Marzo, Hitler provoca la caída del canciller austriaco, al ocupar el paíscon su ejército, y proclamar el Anschluss o anexión de Austria por Alemania.

2ª La Conferéncia de Munich. Existía una importante minoría alemana (Sudetes) en la parte limítrofe de Checoslovaquia con Alemania, que deseaba unirse al Reich, la cual era apollada por Hitler. Checoslovaquia solicitó la ayuda de las poténcias occidentales (Francia y Gran Bretaña), pero estas utilizaron su influéncia para que negociara; Ante su negativa, franceses y británicos decidieron tratar directamente con Alemania y, por iniciativa de Musolini, se reunieron en Munich a finales de septiembre de ese año. Los acuerdos recanocian la anexión por parte de Alemania de la región de los Sudetes, aunque fue acogido con alivio por franceses e ingleses al considerar que evitaban la guerra, el tiempo demostró sus efectos contraproducentes. Mnunich supuso hacer nuevas concesiones a Hitler conm la esperanza de apaciguar sus ansias expansionistas, en esto los británicos y los franceses fracasaron estrepitosamente. El último acto del camino hacia la guerra, a pocos días de su estallido, el 23 de agosto de 1939, los ministros de Exteriores de Alemania y la URSS firmaban en Moscú el Pacto de no-agresión germano-soviético. Para Alemania suponía salvaguardar su flanco oriental ante cualquier ataque en otro frente, mientras que la URSS ganaba tiempo y espacio ante la previsible agresión alemana, el pacto incluía unas claúsulas secretas por las que, los firmantes se repartían el territorio polaco, con lo que ponían fin a su existencia como Estado independiente.

Polonia era el país europeo que había adquirido más territorios alemanes a raíz de la derrota germana en la Primera Guerra Mundial. Hitler tenía pretensiones sobre la ciudad libre de Danzig, y trataba de conseguir el acceso a la misma a través de territorio polaco (el "corredor polaco). Estas intenciones fueron rechazadas por Polonia, que confiaba exageradamente en sus propias fuerzas, así como en sus pactos con Gran bretaña y Francia. El 1 de Septiembre de 1939, el ejército alemán invadía Polonia, provocando la declaración de guerra de Gran Bretaña y Francia, y el inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Cuantitativamente, Alemania había llevado a cabo un espectacular rearme durante los cuatro años previos al estallido de la guerra, el ejército de tierra había triplicado sus efectivos humanos entre 1935 y 1939. En esos años se produjo la creación de una fuerza aérea que pasó de la nada a ser la primera potencia mundial, así como el desarrollo de divisiones acorazadas, un nuevo tipo de unidad militar capaz de realizar movimientos hasta entonces desconocidos. Sin embargo, la gran diferencia entre ese país y el resto de los contendientes durante los primeros años de la guerra residió no tanto en el armamento comoen su utilización. Alemania llevó a cabo una revolución militar. La llamada "guerra relámpago", suponía la estrecha cooperación de todas las armas para realizar una brecha en el frente enemigo, a través de la cual penetraban las unidades acorazadas y motorizadas, que sin preocuparse por las fuerzas contrarias que dejaban atrás, llevaban la lucha a la retaguardia enemiga. Mientras tanto la infantería defendía los flancos de la brecha ante los posibles contraataques, la aviación bonbardeaba los aviones enemigos en tierra y las líneas de comunicación, adquiriendo la supremacía aérea sobre el campo de batalla, impedía el envío de refuerzos y producía la paralización de las fuerzas terrestres. Por último, la infantería reducía las bolsas de resistencia que los carros de combate dejaban tras de sí. El elemento clave de esta forma de guerra fue la creación de las mencionadas divisiones acorazadas pque permitían al ejército alemán una rapidez espectacular, utilizando sus tanques como unidades de reconocimientos o en apoyo de la infantería.

Hay que tener en cuenta que el ejército polaco basaba su fuerza en divisiones de infantería tradicionales y en brigadas de caballería. Francia, sin embargo, tenía una doctrina militar estancada en la supremacía de la defensa estática, en función de la cual había construido una línea defensiva permanente (Línea Maginot). Este elemento defensivo se mostraría totalmente ineficaz frente a la movilidad alemana. Gran Bretaña basaba su poderío militar en la primera Marina de guerra del mundo, muy superior a la alemana.

Con la invasión de Polonia por el ejército alemán en la madrugada del 1 de septiembre de 1939comenzó la fase europea de la guerra. El 3 de septiembre, Gran Bretaña y Francia declararon la guerra a Alemanía. Durante los primeros días la fuerza aérea alemana destruyó la mayor parte de la aviación polaca, el avance alemán fue impresionante. El 17 de septiembre el ejército soviético invadió el país por su frontera oriental, la invasión de la URSS respondía al protocolo secreto del pacto de no-agresión germano-soviético, según el cual ambas potencias se repartirían Polonia. La capitulación del último grupo importante del ejército polaco se logró retrasar hasta el 8 de octubre.

La invasión de Polonia representó la primera demostración práctica de guerra relámpago o blitzkrieg.

Entre la caída de Polonia en octubre del 39 y la invasión de Francia en mayo de 1940, tuvo lugar una falsa guerra en Europa occidental(recibiendo los nombres de drôle de guerre o phony war). Poco despues, Hitler lanzó una oferta de paz a los franceses y británicos que fue inmediatamente rechazada.

Hitler comenzó a preparar una ofensiva en el frente occidental, contratiempos hicieron que la ofensiva se pospusiera definitivamente del invierno hasta la primavera.

La URSS intentó invadir Finlandia el 30 de noviembre. El fracaso soviético causó asombro generalizado ante la disparidad de fuerzas enfrentadas y de los recursos de cada país. El 1 de febrero de 1940 comenzó la ofensiva final soviética, que terminó con la petición de paz por parte finesa a principios del mes siguiente, aunque el país consiguió mantener su soberanía. La invasión alemana de Dinamarca (que fue ocupada en un día sin ninguna resistencia) motivada por su situación estratégica entre Alemania y Noruega (acero) y como llave de entrada al Mar Báltico. Durante el mes de abril de 1940 y gran parte de mayo continuó una lucha desigual entre fuerzas aliadas y alemanas (de 10 a 1 a favor de los aliados) por el control de Narvik. Hasta el 27 de mayo, cuando los aliados consiguieron ocupar este puerto. Las tropas británicas y francesas tuvieron que ser evacuadas tan solo 10 días después de conseguir su trabajada victoria. El rey y el gobierno también abandonaron el país.

La campaña noruega tuvo una serie de consecuencias importantes. En el caso británico, supuso la dimisión del primer ministro Chamberlain y la elección de Churchill para sustituirle.

Desde el punto de vista alemán, el hundimiento de diez destructores en la batalla de Narvik representó la pérdida de gran parte de su flota de superficie. En contrapartida, Alemania consiguió asegurarse el suministro del acero sueco, así como su salida al mar y su transporte a través de Noruega.

Hitler tenía una profunda aversión a la guerra en dos frentes simultáneos, como resultado de la experiencia alemana durente la Primera Guerra Mundial.

El ataque alemán en Europa Occidental comenzó el 10 de mayo de 1940, al norte se produjo la invasión de Holanda. El 14 tuvo lugar el bombardeo de Rotterdam, el cual inaguró un tipo de acción bélica que caracterizaría la Segunda Guerra Mundial: el bombardeo aéreo de núcleos de población sin consideración hacia los civiles. El 15 de mayo se rindió el ejército holandés.

Al mismo tiempo, unidades alemanas entraron en Luxemburgo y Bélgica, atravesando las Ardenas. El 12 de mayo por la tarde, las tropas alemanas del general Guderian ya habían llegado a orillas del Mosa a la alturan de Sedán. Tras dos días de bombardeos, las divisiones acorazadas atravesaron el río. Una vez superado ese obstáculo, la progresión alemana fue espectacular: el 16 de mayo habían recorrido más de 50 km, dos días después 130, y el 20 consiguieron llegar al mar, a más de 200 km de la posición inicial, el avance alemán supuso además aislar a las tropas francesas, británicas y belgas del norte del grueso del ejército francés, situado al sur.

Tras la caída de Boulogne y Calais, Guderian se situó a 15 km de Dunquerque el 23 de mayo. La llamada operación Dinamo comenzó el 26 de mayo. Tras la conquista de Holanda y Bélgica, quedaba por decidir el destino de Francia. El 5 de junio comenzó la ofensiva alemana en Francia. Por su parte, Italia declaró la guerra a Francia el día 10. El ejército alemán entró en París el 14 de junio. Las condiciones de paz entre Francia y Alemania establecían la división del país en dos. La derrota de Francia dejó sola a Gran Bretaña como única potencia europea capaz de hacer frente a Alemania. Hitler ordenó la "operación León Marino". El objetivo consistía en un desembarco alemán en la costa meridional de Inglaterra. El intento de lograr la supremacía sobre el Canal de la Mancha es lo que se conoce con el nombre de Batalla de Inglaterra. Se puede decir que los aviones alemanes abatidos en el transcurso de la guerra fueron el doble de los de la RAF.

El 28 de octubre de 1940, Mussolini desencadenó la invasión de Grecia.

Una vez que Alemania desistió de la invasión de Gran Bretaña, y antes del comienzo del ataque contra la URSS, la guerra se centró en el Mediterráneo y en África oriental. La Marina alemana estuvo a punto de conseguir en el atlántico lo que su aviación no había logrado en Europa: derrotar a Gran Bretaña.

La caída de Mogadiscio (febrero), la toma de Addis Abeba (6 de abril) y el fin de la resistencia italiana en Eritrea (junio) fueron los principales acontecimientos que acabaron con el sueño de un imperio italiano en África. En conjunto supuso la captura de 250000 prisioneros italianos. Alemania decidió el envío de dos divisiones acorazadas, que recibieron el nombre de Afrika Korps, a las órdenes del general Rommel. El 18 de noviembre los británicos lanzaron la "Operación Crusader", que obligó al Afrika Korps a retroceder hasta el punto de partida de nueve meses antes. Con su victoria los Aliados consiguieron el control de todo el norte de África. Aunque los alemanes habían conseguido retrasar el desembarco aliado en el sur de Europa.

A finales de diciembre de 1942, los Aliados controlaban Marruecos y Argelia. Como respuesta a estos acontecimientos. Hitler ordenó la invasión de la Francia no ocupada. La "Batalla del Atlántico" fue el intento de la Marina de guerra alemana de derrotar a Gran Bretaña mediante la esfixia económica a través del hundimiento de mercantes. De abril a diciembre de 1941 se caracterizó por la mayor implicación de los Estados Unidos a favor de Gran Bretaña, al cederle 50 viejos destructores para labores de escolta. Desde junio de 1943 y a pesar de que la lucha submarina continuó hasta el final de la guerra, la Batalla del Atlántico había sido ganada por los Aliados.

La causa principal de la invasión de la Unión Soviética por parte de Alemania debe buscarse en el deseo de Hitler de materializar su sueño imperial mediante la anexión del territorio comprendido entre el Vístula y los Urales. La invasión de la Unión Soviética ("Operación Barbaroja") se puede considerar la decisión más importante de la guerra, se desencadenó en la madrugada del 22 de junio de 1941. A pesar del factor sorpresa, del éxito de la penetración alemana en el centro y de la captura de cientos de miles de soldados, el Ejército Rojo no se había derrumbado, esto provocó la pérdida de dos meses decisivos, en ese momento (finales de octubre) las tropas alemanas estaban exhaustas y el tiempo se volvió hostil. En conjunto la Operación Barbaroja, a pesar de sus espectaculares éxitos parciales, debe considerarse un fracaso en la medida en que no logró sus objetivos en el palzo marcado, dejando pendiente su posible culminación para 1942.

Hitler entró en 1942 con dos enemigos: Gran Bretaña y la Unión Soviética, en diciembre de 1941 Estados Unidos declaró la guerra a Alemania. La ofensiva alemana del verano comenzó el 28 de junio, sin embargo, la penuria de gasolina, la barrera natural y una resistencia mayor detuvieron el avance.

Stalingrado era un importante enclave industrial y centro de comunicaciones, que se extendía a lo largo de la orilla occidental del Volga. La de Stalingrado fue la batalla más larga y sangrienta de la guerra, marcó el punto de máxima expansión alemana en la URSS y supuso la primera victoria sobre el Ejército alemán, a partir de entonces la iniciativa estuvo en manos de los Aliados.

Los antecedentes del comienzo de la guerra mundial en el Pacífico deben ser buscados en una escalada de tensiones y conflictos entre Japón por un lado y Gran Bretaña y Estados Unidos por otro, con China como principal perjudicada.

Aprovechando la conquista de Francia por Alemania, Japón forzó la ocupación de la Indochina francesa, lo que provocó en julio de 1941 una respuesta contundente de Estados Unidos y Gran Bretaña: la congelación de los activos japoneses y el embargo de las exportaciones de petróleo. Este embargo suponía renunciar a una década de política expansionista o la guerra. Japón había firmado un pacto de neutralidad con la Unión Soviética en abril y se había unido a un pacto tripartito con Alemania e Italia en septiembre del año anterior. Como paso previo, el 7 de diciembre de 1941 la Marina imperial lanzaba un ataque aéreo contra Pearl Harbor. No logró sus objetivos, puesto que gran parte de la flota quedó intacta, no obstante, logró el control marítimo del Pacífico.

Con el ataque japonés a Pearl Harbor, la consiguiente entrada en la guerra de los Estados Unidos y la declaración de guerra a estos por parte de Alemania e Italia, el 11 de diciembre del 41, la guerra adquiría un carácter global.

La Segunda Guerra Mundial fue una guerra total, los países beligerantes movilizaron todos sus recursos humanos y materiales, y lo hicieron de una forma sin precedentes.

La guerra de los miembros del Eje (Alemania, Japón e Italia) no consiguieron, o no fueron capaces de coordinar sus palíticas, ni los objetivos bélicos. Los Aliados estuvieron en contacto al máximo nivel en numerosas ocasiones, discutieron el curso de la guerra y establecieron prioridades. Durante cuatro años Alemania ocupó gran parte de Europa de una forma sin no tiene precedentes ni se ha vuelto a repetir.

Fundamentalmente, Europa estaría formada por pueblos "nórdicos" unidos entre sí frente a las hordas de esclavos, racialmente inferiores, cuyas tierras serían confiscadas y explotadas por colonos germánicos. La ocupación alemana del continente generó dos fenómenos: el colaboracionismo y la resistencia. Aparecieron grupos con voluntad de integrarse en la nueva situación ya fuese por ideología, oportunismo o venalidad. Estos son conocidos con el nombre de Colaboracionistas. El fenómeno complementario fue la Resistencia. La existencia de gobiernos en el exilio debe considerarse el primer acto de resistencia. Un segundo momento so las manifestaciones, publicaciones clandestinas y organización de rutas de evasión. Posteriormente, sabotajes del aparto productivo y militar, suministro a los Aliados de información. El punto culminante es la lucha armada dentro de los países ocupados. En Europa del Este, la Resistencia optó por la acción directa también desde el principio. Requiere mención aparte lo que se conoce con el nombre de Holocausto, el intento sistemático de exterminio de los judíos de Europa, y en menor medida de los gitanos, tenía como objetivo final la supremacía mundial de la raza aria. Se pueden establecer tres fases: En la primera etapa, el régimen nazi fomenta la emigración de los judíos alemanes obligándoles a perder todas sus posesiones.

En una segunda fase, el intento de encontrar un territorio extraeuropeo en el que concentrar a todos los judíos del continente. La tercera y última etapa o fase contempla la ejecución de la "Solución final física" del pueblo perseguido desde una década antes.

El principal instrumento para llevar a cabo su objetivo fue el establecimiento de campos de exterminio. En los cuales se empeoraba sus condiciones de vida y consiguientemente el número de muertos. Se crearon nuevos campos en los que se instalaron cámaras de gas camufladas bajo la apariencia de cuchas colectivas, se construyeron crematorios para quemar los cadáveres. En estos lugares fueron asesinados unos cuatro millones de judíos, además de otros grupos en menor números. Si añadimos otros métodos de asesinato masivo, el número total de muertos fue de seis millones de personas.

El Holocausto fue un crimen sin precedentes del intento de exterminio de todo un pueblo, de forma burocrática e impersonal, y llavado a cabo con métodos científicos. Tras la guerra los vencedores tomaron la iniciativa de juzgar a los principales criminales de guerra alemanes ante un tribunal internacional.

Se produjeron una serie de discusiones en el bando aliado sobre el lugar en el que debía desencadenarse el siguiente asalto contra el Eje. El alto mandobritánico deseaba que el ataque se produjera en Sicilia, para despues conquistar Italia. Para los generales norteamericanos representaba un objetivo secundario frente a la invasión del norte de Francia. Las presiones británicas condujeron finalmente a la decisión de abrir un segundo frente en Italia.

La invasión de Sicilia produjo el desmoronamiento del fascismo en Italia. Con la rendición italiana, el Ejército alemán en la península desarmó a sus antiguos aliados, mientras ern enviados refuerzos.

En la sugunda fase, el esfuerzo principal se produjo en Salerno, los alemanes estuvieron a punto de hacer fracasar la operación. El 1 de octubre los americanos ocupaban Nápoles. La lentitud del avance provocó que acordasen dar prioridad a los desembarcos angloamericanos tanto en Normandía como en el sur de Francia, y limitandose a Italia, con carácter secundario. En Anzio, el objetivo era distraer a parte de las fuerzas alemanas, el resultado fue decepcionante. Como consecuencia, se produjo un estancamiento en ambos frentes. En la cuarta fase, el objetivo era presionar lo más posible a las fuerzas alemanas en Italia durante los días previos al desembarco de Normandía. La ofensiva se produjo la unión de ambos ejércitos aliados. Con el desembarco aliado en Normandía, el teatro de operaciones de Italia adquirió un carácter aún más secundario. Con la llegada del invierno, los avances se detuvieron, y fueron reanodados en abril de 1945. El 29 de abril de 1945 los ejércitos alemanes en Italia firmaban el armisticio.

La campaña de Italia debe considerarse un fracaso aliado por los recursos humanos y materiales que tuvieron que emplear. Estrictamente militar, los Aliados, no consiguieron nigún gran éxito. El último año de guerra en el frente occideltal, puede ser dividido en cinco etapas: el desembarco de Normandía (junio-julio 1944), el avance aliado en Bretaña, hasta el Sena y el desembarco en el sur de Francia, la progresión hasta la frontera alemana, la ofensiva alemana en las Ardenas y el derrumbe final de Alemania (enero-mayo 1945).

En el desenlace del desembarco de Normandía, para los alemanes, existía un doble problema: determinar con antelación el lugar de desembarco y decidir cómo combatirlo más eficazmente: en las playas o en el interior. Los Aliados consiguieron alislar las playas de desembarco del resto del país.

La invasión comenzó el 6 de junio de 1944 con el desembarco de más de 150000 hombres durante el primer día. El desembarco representó un éxito logístico sin precedentes que permitía a los Aliados poner pie en Francia y comenzar la liberación de Europa, suponía la apertura de un verdadero sugundo frente, tan solicitado por Stalin durante años y tan temido por Hitler.

En la siguiente fase, las fuerzas estadounidenses conquistaron rápidamente casi toda Bretaña. En esta etapa las órdenes de Hitler impedian cualquier retirada y pusieron al alcance de los Aliados la liberación de Francia durante el otoño. Aprovachndo los obstáculos naturales de la zona, los Aliados pudieron avanzar hasta la frontera alemana con Bélgica y Luxemburgo. En ese momento parecía que la guerra podía acabar en pocas semanas; sin embargo, los problemas de abastecimiento y las discrepancias permitieron un respiro al ejército alemán. Se logró liberar todo el este de Francia y la región del Rin, aunque sin llegar a atravesar el río.

El último intento de Hitler de recuperar la iniciativa, realizando una concentración de tropas en la misma región de las Ardenas. El objetivo era abrir una cuña en medio de Bélgica que aislara a los ejércitos aliados. A pesar del mal tiempo y gracias al factor sorpresa. No obstante, una vez superada la sorpresa, lograron detener el avance inicial. El ejército alemán consiguió detener el avance aliado aunque lo logró a un costo humano y material inaceptable en esa fase de la guerra. El último obstáculo para los Aliados en el frente occidental era el cruce del Rin.

La zona del Ruhr, fuertemente defendida, fue cercada y las tropas aliadas avanzaron por toda Alemania. El 25 de abril, el Ejército americano se encontraba con sus aliados soviétivos en el Elba: Alemania quedaba partida en dos. La ofensiva aérea sobre Alemania fue un factor muy importante en la derrota final de aquel país. La ofensiva aérea aliada iba dirigida contra las instalaciones petrolíferas, las líneas de comunicación y la industria en general. Además atacaron objetivos civiles, en un intento deliberado de sembar el terror y provocar la desmoralización de la población civil, tuvieron que dedicarse exclusivamente a la defensa.

Coincidiendo con la fase final del cerco en torno a Stalingrado, las tropas alemanas corrían el riesgo de ser atrapadas por el avance soviético. En enero de 1943, el Ejército Rojo había desencadenado una ofensiva en toda la parte sur del frente, el avance soviético fue imparable. Coincidiendo con el agotamiento de la ofensiva soviética, los alemanes consiguieron recuperarse y contraatacar, poco después la situación de estabilizó en esta región. Se llegó a la siguiente situación: el Ejército Rojo renunció a tomar la iniciativa y se preparó intensamente para defenderse, Hitler de cidió montar una gran ofensiva para atacar el saliente de Kursk. La ofensiva alemana de verano comenzó el 5 de julio de 1943 con sendos ataques al norte y sur del saliente. Al cabo de una semana, los alemanes se habían estrellado contra las defensas soviéticas en ambos puntos. Kursk representó la última iniciativa importante del Ejército alemán en el frente del Esta hasta el final de la guerra. Se trata, junto ala derrota de Stalingrado, del punto de inflexión de la guerra en el Este y del conflicto europeo en general. En 1944 el frente del Este presenció la derrota de los ejercitos alemanes a manos de los soviéticos en todos los niveles, caracterítica notable a partir de la Batalla de Kursk. El Ejército Rojo era capaz de lanzar una ofensiva en cualquier lugar del frente y en cualquier época del año. A medida que avanzaban las tropas soviéticas, el frente seguía siendo igual de extenso, mientras que las fuerzas alemanas se reducían.

A lo largo del año se produjeron lo que se llamó "diez ofensivas estratégicas enlazadas", que consistía en el comienzo de cada ofensiva a medida que la anterior perdía fuerza.

Al hacer balance de 1944, cabe destacar que tras la crisis alemana del verano (desembarco de Normandía, intento fallido de asesinar a Hitler y campaña de vaerano soviética), sorprendentemente sus ejércitos lograron recuperarse en todos los frentes. En Alemania la situación era desesperada.

La ofensiva comenzó el 16 de abril. Una vez vencida la resistencia inicial en el Oder, el avance convergente se logró cercar Berlín el 25. El 30 de abril, con las tropas soviéticas a 500 metros de su refugio, Hitler se suicidaba. La Alemania de Hitler no sobrevivió a su creador: el 2 de mayo se rendía la guarnición de Berlín y el 7 lo hacián los plenipotenciarios alemanes en todos los frentes, ante los Aliados occidentales, un día después, por imposición soviética, tuvieron que volver a hacerlo en Berlín ante sus representantes. La guerra en Europa había terminado. La campaña de Filipinas tuvo un único valor estrátegico que consistía en cortar las líneas de comunicación entre Japón y sus posesiones meridionales suministradoras de materias primas. Un factor transcendental en la derrota de Japón fue la pérdida de gran parte de su flota mercante a lo largo de la guerra, junto a los bombardeos estratégicos sobre suelo japonés, lo cual provocó el hundimiento de su economía. La irreversible derrota final de Japón se covirtió en un agónico proceso.

El gobierno japonés recibió el anuncio coviético del fin de su pacto de neutralidad, esto representaba el anticipo de la entrada de la Unión Soviética en guerra contra Japón. El 26 de julio, Estados Unidos, Gran Bretaña y China, realizaban la Declaración de Postdam, por la cual exigían la rendición incondicional y amenazaban con una destrucción inmediata y total en caso contrario. El gobierno japonés quería salvaguardar la figura del emperador. Los primeros días de agosto se produjeron tres acontecimientos, el 6 de agosto, Estados Unidos lanzaba una bomba atómica sobre Hiroshima. El 8, la Unión Soviética declaraba la guerra a Japón y comenzaba la invasión de Manchuria. Ese mismo día era lanzada la segunda bomba atómica, esta vez sobre Nagasaki.

El 15 de agosto un mensaje del emperador aceptando la rendición incondicional fue radiado a todo el país. En agosto de 1945 la derrota de Japón era cuestión de muy poco tiempo, dado el lamentable estado de su economía y su aislamiento total. Hay que mencionar las pérdidas humanas que produjo el conflicto, aunque 50 años después no existe unanimidad. La Segunda Guerra Mundial fue la mayor sangría humana de la historia: provocó un número total de muertos que oscila entre 40 y 60 millenos según las distintas fuentes. Casi 20 millones de bajas soviéticas, la mitad o la tercera parte del total, Alemania con cifras que van de 5 a 7 millones, Polonia, con 6 millones. Las bajas japonesas se sitúan entre 2 y 3 millones y las de Yugoslavia en torno a 1,5. El resto sufrieron pérdidas humanas muy inferiores: Francia 600000, Gran Bretaña alrededor de 400000, Italia 400000 y Estados Unidos 300000. China es un caso aparte, las cifras varían desde 3 millones hasta un máximo de 13.

La principal causa de muerte de la guerra fue el conflicto entre el Ejército alemán y el Ejército Rojo, con más de 11 millones de losdados muertos y 25 millones de heridos. En la ofensiva para capturar Berlín, los soviéticos tuvieron más bajas que los Estados Unidos durante toda la Segunda Guerra Mundial. La más afectada fue Polonia (perdió el 22% de su población al inicio de la guerra), seguida por la URSS y Yugoslavia (más del 10% en ambos casos). El número de bajas civiles fue superior al de las militares, lo que explica los siguientes factores: los movimientos de resistencia de la población civil, los bombardeos sistemáticos sobre Alemania y Japón, y en menor medida sobre Gran Bretaña. La guerra y la postguerra produjeron desplazamientos de población sin precedentes. Las causas de la Segunda Guerra Mundial se prodían ir a buscar a 1918, sus consecuencias han sido evidentes al menos hasta 1989, cuando comenzó el derrumbe de los paises del Este de Europa y la posterior desaparición de la URSS. En febrero de 1945 tuvo lugar en Yalta (Crimea) la conferncia interaliada más famosa de la guerra, la s decisiones mlitares importantes se limitaron al compromiso de Stalin, de entrar en guerra contra Japón después de la derrota de Alemania. Roosevelt concedía gran importancia a la creación de la Organización de las Naciones Unidas, Los tres representados en Yalta, más Francia y China. La última conferencia alilada de la guerra tuvo lugar en las cercanías de Berlín (potsdam) en julio de 1945. El surgimiento de dos superpotencias antagónicas (URSS y EEUU) y la lbipolarización del mundo, el declive militar y políto de Europa, el triunfo de la revolución comunista en China y su conversión en China y su conversión en gran potencia han slido fenómenos influidos por la guerra. Hay que destacar la descolonización sufrida por algunos países. Anecdoticamente, la guerra acabó modificando de manera más kprofunda el mapa del resto del mundo que el de la propia Europa.

En definitiva, la Segunda Guerra Mundial, que había comenzado como una guerra europea, acabó universaliizándose y trstocando profundamente el mundo, Cambiaron las fronteras, el conjunto de las relaciones internacionales, la economía, las opiniones, la ciencia, etc.

I

VI

Vídeos relacionados