Segunda Guerra Mundial

Historia Universal. Siglo XX. Cronología. Desarrollo. Pacto de Varsovia. Sistema de Alianzas Económicas. Plan Marshall. Bloqueo de Berlín. Doctrina Truman. Consecuencias

  • Enviado por: Aranzazu Puente
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad

HISTORIA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

El día 1 de septiembre de 1939, a las 4:45,de la madrugada, se ponía en marcha el llamado «bali Weiss» «Plan Blanco»-, por el que las tropas alemanas invadían Polonia. Uno de los más trágicos capítulos de la Humanidad había comenzado, una pesadilla que asoló al mundo durante seis largos años.

El Tratado de Versalles posibilitó la existencia de Polonia entre dos imperios vencidos, Alemania y Rusia.

Ambos tenían «agravios» pendientes con la joven República polaca. La doctrina nazi del «espacio vital» incrementaba los riesgos de la fricción germano-polaca.

Así, él «Corredor de Danzig» se convirtió pronto en una pesadilla para la seguridad europea. Este corredor dividía el territorio prusiano en dos:

Occidente y Oriente, para facilitar a Polonia un acceso marítimo y comercial al Báltico. La población de Danzig era en su mayoría alemana y militaba en el Partido Nacional Socialista de Foerster, quien ganó las elecciones de la ciudad en 1938.

El 29 de septiembre de 1938 se firma el pacto de Munich por el premier británico Chamberlain, el jefe del gobierno francés Daladier, el fürher Hitler y el duce Mussolini tras una conferencia para resolver el problema de los Sudetes. La población de esta región de lengua alemana, reclamaba desde hace tiempo la anexión al Reich. Checoslovaquia se opone a esta medida por considerar que supone una amenaza para su soberanía nacional. Finalmente, las potencias occidentales ceden a las pretensiones de Hitler.

Mientras tanto, Hitler prosigue sus gestiones diplomáticas para aislar a Polonia internacionalmente. En marzo de 1939 denuncia el pacto de no agresión germano-polaco de enero de 1934. Sus exigencias de recibir un «corredor dentro del corredor», que uniera los territorios prusianos por una franja extraterritorial de 30 metros de ancho, eran rechazados por el Gobierno polaco.

En abril, Polonia recibe la seguridad verbal expresada por Francia y Gran Bretaña de ser apoyada por ambas naciones frente a las presiones nazis.

Sin embargo. la realidad es que ninguno de los dos países estaba en condiciones de responder rápidamente a una agresión alemana en Polonia.

Hitler, contrariado por la actitud franco-británica, buscó aliados. En mayo firma el Pacto de Acero con Mussolini. Mas seguro, presiona con más fuerza al Gobierno polaco.

El 17 de junio, Goebbels, ministro de Información del Reich, insistía violentamente en los deseos de Alemania de recuperar Danzig.

Para el mes de agosto, Hitler reclamaba ya todo el corredor polaco y la Posnania. La propaganda alemana subrayaba que su objetivo era la redención de un millón y medio de alemanes oprimidos por la brutalidad polaca.

Por su parte el coronel Beck, ministro de Asuntos Exteriores polaco, convencido de poder ganar una hipotética guerra contra Alemania, asegura no temer el conflicto armado.

El 23 de agosto la diplomacia nazi da un giro decisivo al problema, pactando conStalin un acuerdo de mutua no agresión, que incluye una clausula secreta de reparto de Polonia. Francia y gran Bretaña contestaron reafirmando su compromiso con la nación polaca.

Hitler confía en que la rapidez de la invasión, prevista desde abril del 39, su «Plan Blanco», haga retraerse a las potencias occidentales de ayudar a Polonia. En cualquier caso, no espera una reacción militar fulminante franco-británica.

Sólo necesita una excusa y Himmler se encargará de proporcionársela. Presos comunes alemanes y agentes de las S.S. atacan, disfrazados de soldados polacos, una emisora de radio germana en Gleitwitz, cerca de la frontera.

En la madrugada del 1 de septiembre Hitler ordena el ataque en tres focos distintos:

  • al Norte, desde Prusia oriental

  • al Oeste, desde Prusia occidental

  • por el Sur, desde Checoslovaquia. La llanura polaca ofrecía facilidades para el empleo de la Blitzkrieg» -«guerra relámpago»- de los blindados alemanes.

  • La defensa polaca, por su parte, estaba basada en un plan ofensivo con una ingente reserva preparada para contraatacar. En estas condiciones, las tropas polacas eran fácilmente rebasadas por los carros alemanes, mientras la Luftwaffe-Aviación alemana- se hacía con el control del aire. Al finalizar el día, Foerster entregaba a su führer la ciudad de Danzig

    Interrogado por el presidente Roosevelt declaraba, una vez conocida la noticia: «No sólo creo que permaneceremos neutrales, sino que estoy convencido de ello.» Una opinión que contrasta con la del general Eisenhower, a quien la noticia de invasión de Polonia le llegó a través de la radio, estando destinado en Filipinas. En sus memorias confiesa convencido desde un principio de que los Estados Unidos no podrían permanecer neutrales por mucho tiempo.

    Numerosas naciones declararon sus deseos de neutralidad en la contienda. Tal es el caso de España, Holanda, Bélgica o Suecia, entre otros países europeos, y la mayoría de las República hispanoamericanas. Algunos de ellos verían cumplidos sus deseos; mientras otros serian arrastrados por la tormenta que se acababa de desatar.

    El 1 de septiembre de 1939, al concluir el día, el Alto Estado Mayor alemán redactaba el primer parte de guerra: «Por orden del führer, comandante supremo de las Fuerzas Armadas, la Wehrmacht ha asumido la protección activa del Reich. En cumplimiento de la misión encomendada, para poner freno a la potencia polaca, esta mañana unidades del Ejercito alemán han pasado al contraataque en las fronteras entre Alemania y Polonia.»

    Era el preludio de un conflicto que se iba a cobrar la pavorosa cifra de cerca de cincuenta millones de víctimas.

    El 1 de Septiembre de 1939, Hitler desde la tribuna de oradores del Reichstag, anunciaba que las tropas alemanas habían invadido Polonia «a cada bomba responderá una bomba»- dijo En la misma sesión histórica, Hitler designaba como sus sucesores a Göering y Hess y declaraba su condición de soldado.

    «El Estado polaco ha rechazado la solución pacífica propuesta por mí para establecer relaciones de buena vecindad (...). Con la dura firmeza de las armas alemanas dirigiré la lucha por el honor y los derechos vitales del pueblo alemán resucitado. Espero que todos los soldados, penetrados de la gran tradición del eterno espíritu militar alemán, cumplirán con su deber hasta el extremo. Daos cuenta en todos los momentos que sois los representantes de la gran Alemania Nacional Socialista. ¡ Viva nuestro pueblo y nuestro Reich! Adolfo Hitler»

    El primer ministro inglés, Neville Chamberlain, se dirigía a la Cámara de los Comunes, en la mañana del 1 de septiembre de 1939, para explicar la política de Gran Bretaña ante la nueva agresión alemana:

    «No me propongo decir muchas palabras porque ha llegado el momento de la acción y no de los discursos. La responsabilidad de esta terrible catástrofe pesa sobre los hombros de un solo hombre. El canciller alemán no ha vacilado en sumir al mundo en la miseria al objeto de hacer triunfar sus ambiciones insensatas.»

    Finalmente, Chamberlain declaraba que, a menos que Alemania suspendiera la acción agresiva contra Polonia, Gran Bretaña cumpliría sin vacilaciones los compromisos contraído con los polacos.

    • Dos días más tarde, el primer ministro francés, Edouard Daladier, se dirigía por radio a su pueblo de la siguiente forma: «Francesas, franceses. La suerte de la paz o de la guerra se hallaba en manos de Hitler y éste ha decidido la guerra. Vamos a luchar para defender la paz, la justicia y la libertad, y triunfaremos.»

    • * El domingo 3 de septiembre, Gran Bretaña y Francia declaraban oficialmente la guerra a Alemania con una diferencia horaria: mientras Londres lo hacía a las once de la mañana, París se retrasaba hasta las cuatro y media de la tarde.

    CRONOLOGÍA

    1939

    Fecha

    Acontecimientos

    1 Septiembre

    Alemania invade Polonia.

    3 Septiembre

    Francia y Gran Bretaña declaran la guerra a Alemania.

    17 Septiembre

    La URSS invade Polonia por el Este.

    1940

    Fecha

    Acontecimientos

    9 Abril

    Alemania ocupa Dinamarca e invade Noruega.

    10 Mayo

    Alemania invade Bélgica, Holanda y Luxemburgo.

    10 Junio

    Italia declara la guerra a Francia y Gran Bretaña.

    14 Junio

    Los alemanes entran en París.

    16 Junio

    Formación del gobierno del Mariscal Pétain en Francia.

    10 Julio

    Inicio de la Batalla de Inglaterra.

    27 Septiembre

    Alemania, Italia y Japón firman el Pacto Tripartito.

    7 Octubre

    Los alemanes entran en Rumania.

    1941

    Fecha

    Acontecimientos

    6 Abril

    Ataque alemán en Yugoslavia y Grecia.

    20 Mayo

    Lanzamiento en paracaídas de tropas alemanas en Creta.

    22 Junio

    El Ejército alemán entra en la URSS.

    25 Noviembre

    Los tanques alemanes llegan a las inmediaciones de Moscú.

    5 Agosto

    Embargo económico de Estados Unidos contra Japón.

    7 Diciembre

    Ataque aéreo japonés contra Pearl Harbor

    1942

    Fecha

    Acontecimientos

    4 Mayo

    Comienza la Batalla del Mar del Coral.

    4 Junio

    Batalla de Midway.

    23 Octubre

    Batalla de El Alemania.

    23 Noviembre

    El 6º Ejército alemán queda cercado en Stalingrado.

    1943

    Fecha

    Acontecimientos

    28 Enero

    Los británicos capturan Trípoli.

    2 Febrero

    Capitulación del general alemán Von Paulus en Stalingrado.

    10 Julio

    Desembarco de tropas norteamericanas en Sicilia.

    12 Julio

    Gran batalla de carros de combate en Kursk.

    8 Septiembre

    Italia se rinde.

    28 Noviembre

    Roosevelt, Churchill y Stalin se reúnen en Teherán

    1944

    Fecha

    Acontecimientos

    22 Enero

    Desembarco aliado en Anzio.

    5 junio

    Los aliados entran en Roma.

    6 Junio

    Desembarco de Normandía

    20 Julio

    Atentado contra Hitler.

    25 Agosto

    Los aliados liberan París.

    4 Agosto

    Los aliados liberan Amberes y Bruselas.

    12 Septiembre

    Tropas norteamericanas entran en Alemania.

    16 Diciembre

    Ofensiva alemana en las Ardenas.

    1945

    Fecha

    Acontecimientos

    4-11 Febrero

    Conferencia de Yalta.

    10 Febrero

    Desembarco norteamericano en Iwo Jima.

    20 Abril

    Los aliados entran en Nuremberg (Alemania).

    23 Abril

    Los rusos entran en Berlín.

    30 Abril

    Suicidio de Hitler en su bunker de Berlín.

    7 Mayo

    Alemania firma la rendición

    6 y 9 Agosto

    Bombas atómicas lanzadas en Hiroshima y Nagasaki.

    14 Agosto

    Rendición de Japón.

    DESARROLLO DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

    Hitler inició su propia campaña expansionista con la anexión o unión de Austria en marzo de 1938, la cual no tuvo a ningún impedimento ya que Italia la apoyó, y los británicos y franceses, intimidados por el rearme de Alemania, aceptaron que Hitler alegara que la situación de Austria concernía a la política interior alemana. Estados Unidos había limitado drásticamente su capacidad para actuar contra este tipo de agresiones después de haber aprobado una ley de neutralidad que prohibía el envío de ayuda material a cualquiera de las partes implicadas en un conflicto internacional.

    En septiembre de 1938, Hitler amenazó con declarar la guerra para apropiarse de la zona de la frontera occidental de Checoslovaquia (3,5 millones de ciudadanos de lengua alemana). Hitler invadió el resto de Checoslovaquia en marzo de 1939. El gobierno británico, alarmado por esta nueva agresión y las amenazas proferidas por Hitler contra Polonia, se comprometió a ayudar a este país en el caso de que Alemania pusiera en peligro su independencia. Francia también estableció un tratado de defensa mutua con Polonia.

    El Pacto Germano-soviético se firmó en Moscú en la noche del 23 de agosto de 1939. En el comunicado hecho público al día siguiente, Alemania y la URSS acordaban no luchar entre sí; existía, no obstante, un protocolo secreto en el que se concedía a Stalin libertad de acción en Finlandia, Estonia, Letonia y en el este de Polonia y en Rumania.

    CONSECUENCIAS POLÍTICAS, ECONÓMICAS Y SOCIALES SEGUNDA GUERRA

    Las estadísticas fundamentales de la II Guerra Mundial la convierten en el mayor conflicto de la historia en cuanto a los recursos humanos y materiales empleados. En total, tomaron parte en esta contienda 61 países con una población de 1.700 millones de personas. Se reclutó a 110 millones de ciudadanos, más de la mitad de los cuales procedían de tres países: la URSS (22-30 millones), Alemania (17 millones) y Estados Unidos (16 millones).

    • En las perdidas humanas se incluyen a más de 5 millones de judíos asesinados en el Holocausto, los cuales fueron víctimas indirectas de la contienda.

    • Durante combates se puede decir que el país con mayor número de muertos fue la URSS, cuyas bajas entre personal militar y población civil se cree que superaron los 27 millones. Las víctimas militares y civiles de los aliados fueron de 44 millones, en tanto que las de las potencias del Eje perdieron 11 millones de personas. Las víctimas de la guerra contra Japón llegaron a los 6 millones. Estados Unidos, que apenas sufrió bajas entre la población civil, perdió a unos 400.000 ciudadanos.

    • Se estima que el costo económico rebasó el billón de dólares estadounidenses, lo que la hace más onerosa que todas las anteriores guerras en conjunto.

    • Estados Unidos fue el país que destinó más dinero a la guerra: el gasto aproximado fue de 341.000 millones de dólares, incluidos 50.000 millones asignados a préstamos y arriendos. La segunda nación fue Alemania, que dedicó 272.000 millones de dólares; le sigue la URSS con 192.000 millones; Gran Bretaña, con 120.000 millones; Italia, con 94.000 millones; y Japón, con 56.000 millones.

    • El gobierno soviético calculó que la URSS perdió el 30% de su riqueza nacional.

    • Las atropello y el saqueo de los nazis en las naciones ocupadas es incalculable.

    • Como consecuencia de estas ingentes pérdidas humanas y económicas, se alteró el equilibrio político. Gran Bretaña, Francia y Alemania dejaron de ser grandes potencias desde el punto de vista militar, posición que fue ocupada por Estados Unidos y la URSS.

    CONSECUENCIAS HOY EN DÍA

    Consecuencias de la Segunda Guerra Mundial

    Las víctimas:

    El número de muertos (según las cifras más aceptadas) llegó a 50 millones. A esta pavorosa cifra hay que sumar las perturbaciones de los prisioneros, las secuelas de los campos de concertación, la desorganización familiar, el hambre y le esfuerzo de adaptación de los soldados vueltos a ala vida civil.

    La destrucción:

    Desaparecieron ciudades, vías férreas, carreteras, puentes y plantas industriales, así como se afectaron los campos más fértiles.

    Los vencidos:

    Alemania debió aceptar la rendición incondicional y los aliados dividieron su territorio en cuatro zonas de ocupación (norteamericana, inglesa, francesa y soviética). La ciudad de Berlín, situada en la zona rusa, también fue dividida en cuatro zonas de ocupación. El tratado de paz firmado entre los E.E.U.U. y algunos de sus aliados con el Japón, no fue suscripto por la U.R.S.S.

    Alemania sufrió el desmantelamiento de su aparato industrial.

    Los cambios territoriales:

    Austria y Checoslovaquia recuperaron su autonomía. La frontera polaca siguió la línea del Order-Neisse; en consecuencia, Alemania perdió la Prusia Oriental y los territorios ubicados al este de dicha línea. Los aliados de Alemania (Bulgaria, Hungría, Rumania y Finlandia) firmaron tratados de paz con los aliados, imponiéndose las condiciones dictadas por los soviéticos que ocupaban esos países.

    Italia perdió su imperio colonial; Trieste fue entregada a una comisión internacional, en tanto que l Venecia Julia pasó a manos de Yugoslavia. Japón perdió sus conquistas. China recuperó Formosa, y la U.R.S.S., Salajín. Los E.E.U.U., por su parte, ocuparon posiciones estratégicas en el Pacífico, y Corea quedó ocupada por fuerzas norteamericanas y soviéticas.

    Los cambios políticos:

    Europa perdió el poder global que conservaba de la guerra. Nació una "bipolaridad" del poder encarnado por dos superpotencias: E.E.U.U. y U.R.S.S. Algunas monarquías cedieron paso a regímenes republicanos: tales los casos de Italia, Yugoslavia, Albania, Rumania y Bulgaria. El "mundo comunista"extendió su influencia sobre Europa Oriental y los Balcanes. Se planteó un nuevo conflicto ideológico: por un lado los cumistas y, por otro, las democracias occidentales. Nació la "era nuclear" y, paulatinamente, fue imponiéndose un nuevo "equilibrio del terror".

    La Naciones Unidas: un instrumento creado para servir la paz internacional

    Las divergencias y los diferentes puntos de vista entre las naciones no impidieron buscar una fórmula de compromiso que analizara las relaciones entre los países.

    Cuando culminaba la guerra (ya próximas a ser derrotadas las potencias del Eje), los aliados determinaron integrar un organismo internacional para afianzar la paz y la colaboración entre las naciones.

    Esta nueva organización venía a reemplazar a la malograda Sociedad de las Naciones, surgida luego de la Primera Guerra Mundial. Las bases de esta entidad internacional se elaboraron en la Conferencia realizada en Dumbrton Oaks (E.E.U.U.) entre agosto y octubre de 1944 con la presencia de delegados de los E.E.U.U., la U.R.S.S., Francia, Gran Bretaña y China.

    La carta de la Organización de las naciones unidas (O.N.U.) fue redactada en San Francisco, por los representantes de 50 naciones, entre abril y junio de 1945. La constitución oficial se produjo al firmarse la Carta, el 24 de octubre del mismo año.

    Propósitos fundamentales de la O.N.U:

    - Mantener la paz y la seguridad internacional.

    - Fomentar relaciones amistosas entra las naciones y la solidaridad internacional.

    - Promover la cooperación internacional para la resolución de problemas de orden económico, social y cultural.

    La "Doctrina Truman"

    Muerto el presidente Roosevelt, quien mantuvo una política de concesiones frente a la U.R.S.S., las relaciones ruso-norteamericanas fueron variando. Truman replanteó la política de su país: para ello, tuvo en cuenta los exitosos avances soviéticos sobre Europa Oriental y Central y en ciertas regiones de Asia, que perturbaban peligrosamente el equilibrio del poder. En consecuencia, la "doctrina Truman" buscó reforzar una política de contención de la influencia soviética.

    El bloqueo de Berlín

    Un episodio culminante de la "guerra fría" tuvo lugar en la ciudad de Berlín, situada dentro de la zona soviética; pero ocupada por norteamericanos, rusos, franceses y británicos. De hecho, esta ocupación se agrupó en dos sectores: el occidental (nortemaericano, británico y francés) y el oriental (soviético). Las diferencias culminaron cuando los rusos retiraron su delegado ante el Estado Mayor Aliado y dispusieron el bloqueo de la ciudad hacia Berlín Occidental (23 de junio de 1948). Cerrados todos los accesos, los aliados se vieron obligados a instrumentar un "puente aéreo", que permitió el abastecimiento de la ciudad y, con el cual, se eludió el bloqueo. La situación se tornó muy tensa hasta el 12 de mayo de 1949, fecha en que los rusos levantaron el bloqueo.

    El mundo al borde de otra guerra

    En Cuba triunfó una revolución encabezada por Fidel Castro contra el dictador Fulgencio Batista (1956). En 1961, el líder cubano proclamó la República Socialista y se adhirió al marxismo-leninismo. La asistencia económica, técnica y militar de la U.R.S.S. fue, cada vez, más efectiva.

    En 1962, ante la evidencia de la instalación de misiles atómicos (de origen soviético) en aquella nación antillada, los E.E.U.U., a través de su presidente John F. Kennedy, exigieron el retiro del armamento. Tras angustiosas tratativas, que colocaron al mundo al borde de una nueva guerra, los rusos se vieron forzados a desmantelar su aparato bélico.

    El "Plan Marshall": la asistencia económica norteamericana

    Finalizada la guerra, los países europeos presentaban un cuadro económico ruinoso que amenazaba provocar serios conflictos sociales. Ante la presunción de que tales perturbaciones pudieran ser aprovechadas por el comunismo, los E.E.U.U. estudiaron la posibilidad de efectivizar un crédito para sus aliados.

    En 1947, el Secretario de Estado norteamericano, general George Marshall, presentó un proyecto de ayuda económica al cual se le adhirieron 16 países europeos.

    Cómo funcionó el plan Marshall:

    Los aliados reforzaron sus vínculos entre sí y con los E.E.U.U. al promover un sistema de alianzas militares:

    - Organización del Tratado del Atlántico Norte (O.T.A.N.): Suscripto al 4 de abril de 1949 por los E.E.U.U., Gran Bretaña, Francia, Italia, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Noruega, Dinamarca, Portugal, Canadá e Islandia. Posteriormente, se adhirieron Gracia, Turquía y la República Federal Alemana.

    Mantiene un ejército común con el aporte de todos los países miembros. La comandancia queda reservada a un militar norteamericano.

    - Organización del Tratado del Sudeste Asiático (S.E.A.T.O.), suscripto en Filipinas en 1954 por los E.E.U.U., Gran Bretaña, Francia, Australia, Nueva Zelanda, Filipinas, Paquistán y Tailandia. Es su finalidad contener la creciente influencia comunista de la República Popular China.

    - Pacto de Bagdad (febrero de 1955). Tratado de defensa mutua suscripto, inicialmente, por Irak y Turquía. Luego se incorporaron Gran Bretaña, Paquistán, Irán y Los E.E.U.U.

    La réplica comunista: El Pacto de Varsovia

    Desde el punto de vista geopolítico, este sistema de alianzas procuraba cercar a la unión Soviética y a la República Popular China.

    La réplica comunista se concretó en el pacto de Varsovia (mayo de 1955), integrado por Albania (separada en 1962), Bulgaria, Checoslovaquia, Hungría, República Democrática Alemana, Polonia, Rumania y Unión Soviética. La República Popular China, Corea del Norte y Vietnam del Norte tenían delegados observadores.

    Sistemas de alianzas económicas

    También en el orden económico se crearon organismos de cooperación. Los más importantes fueron:

    - Organización Europea de Cooperación Económica (O.E.C.E.) vinculada al Plan Marshall.

    - Benelux, suscripto por Bélgica, Holanda y Luxemburgo (enero de 1948), con la intención de crear una unión aduanera.

    - Comunidad Económica Europea o Mercado Común Europeo (marzo de 1957). Creado con la intención de fortalecer las relaciones económicas de los Estados miembros y eliminar la competencia de otros países a través de la imposición de tarifas comunes y de la liberación de las aduanas.

    Las grandes potencias occidentales

    -E.E.U.U.: al finalizar la Segunda Guerra Mundial, este país se constituyó en el verdadero vencedor. Su territorio no fue tocado por la conflagración y su economía prosiguió un notable ritmo expansivo, ya que su industria de guerra se convirtió en una industria de paz estimulada por la demanda interna y por el pedido de mercaderías destinadas al Plan Marshall.

    Así, los E.E.U.U. se convirtieron en el Estado más rico del mundo: con el 7% de la población mundial, consume el 45% de sus riquezas.

    - Europa occidental: Las dos superpotencias (EEUU y URSS) desplazaron a los países de Europa occidental de la conducción política del mundo, tarea que detentaban desde varios siglos atrás.

    El principal esfuerzo de los Estados Occidentales se canalizó hacia la reconstrucción y al restablecimiento de la producción. Desde el punto de vista político mantuvieron el sistema de gobierno que tenían antes de la guerra (activas democracias parlamentarias).

    En Francia, se instauró la IV República (1947) y, ocho años después, luego de superar una grave crisis, el general Charles De Gaulle dio nacimiento a la V República.

    En Gran Bretaña, el Partido Conservador, conducido por Winston Churchill, fue derrotado por el Partido Laborista, de tendencia social-demócrata, que encabezaba Clement Attlee.

    Alemania quedó dividida en dos estados: la República Democrática Alemana (tendencia comunista) y la República Federal Alemana (adherida a las democracias occidentales). Este último país se recuperó rápidamente y comenzó a gravitar en Europa, incorporándose al sistema de alianzas.

    El fin de la guerra trajo como consecuencia la decadencia de los imperios coloniales, creándose las condiciones que favorecieron al proceso de descolonización.

    Las obra la llevaron a la práctica dos pontífices renovadores: Juan XXIII y Pablo VI. El primero expresó sus afanes reformistas y los manifestó con claridad a través de dos encíclicas: Madre y Maestra (Mater et Magistra) - en la que trata la doctrina social de la Iglesia- y Paz en la Tierra (Pacem in Terris) - en la que aboga por la convivencia entre pueblos y Estados .

    En 1959, Juan XXIII convocó al Concilio Vaticano II (reunión de las altas jerarquías de la Iglesia para tratar asuntos eclesiásticos) para discutir sobre temas de orden teológico y social con el fin de rejuvenecer y actualizar la postura de la Iglesia. Al mismo tiempo se inició un movimiento de apertura hacia los cristianos no católicos , las demás religiones del mundo y aun los no creyentes. Tras largos años de cuidadosa preparación, el Concilio (que constó de cuatro etapas) comenzó en Roma en 1962.

    Al morir Juan XXIII, el nuevo pontífice, Pablo VI, continuó su labor con relación al Concilio, que concluyó en 1965. En él se determinó la adaptación de la Iglesia y su liturgia a los nuevos tiempos, a través del uso de las lenguas vernáculas así como de un lenguaje más simple: la propuesta de una mayor participación del laico en la iglesia; el acercamiento a las demás religiones mediante la práctica del ecumenismo, y la salvación del mundo por medio de la proyección de la Iglesia en él. Así se inició una nueva etapa en su historia.

    CONCLUSIONES

    • De la mano del caos se ha arrojado muchas veces la sombra sobre la humanidad, y puede hacerlo de nuevo en cualquier momento. Es posible que sea cierta aquella frase que dice: "El que no conoce su pasado, está condenado a repetirlo".

    • La Segunda Guerra Mundial supuso un efecto traumático para la humanidad. Cincuenta millones de personas (tanto civiles como militares) perdieron la vida en cinco años. Y todo eso sucedió hace poco más de cincuenta años. Es conveniente preguntarse y conocer el porqué tantos seres fue inmolado absurdamente.

    • Desde una interpretación que podemos llamar con propiedad "optimista" o "ilusionista", la conclusión victoriosa de la guerra para las armas aliadas abrió la "era de la luz". El hecho capital con el que se cerró el conflicto fue la creación de la ONU, que debía asegurar el mantenimiento de la paz y la fraternidad mundiales y constituir el embrión de un gobierno mundial. En el fondo los ideales de "libertad, igualdad y fraternidad" fueron los que vencieron en la contienda, los mismos que la masonería había elevado a la categoría de dogmas a partir de la revolución americana y que por primera vez triunfaron en Europa en 1789 con la Revolución Francesa. Pues bien, esos mismos ideales irradiaron en el ámbito universal en 1945.

    • La era de la luz debía suponer una nueva edad de oro para la humanidad que, en ocasiones, pero a poco más de 50 años del final de la guerra hace falta preguntarse si, buenas intenciones aparte, podemos seguir sosteniendo que hoy vivimos en un periodo de paz, hermandad e iluminación.

    • La otra actitud posible es la de quienes piensan que en 1945 no se inicia nada nuevo, sino que más bien se acelera un proceso de decadencia generalizada y desintegración que, 50 años después, prosigue de manera vertiginosa. Para esta tesis, la victoria de 1945, si inició algo fue sólo la fase terminal y crepuscular de la civilización. Lo que hasta 1939 se presentía como proceso de decadencia, se acelera de manera espectacular y especialmente a partir de 1945, hasta alcanzar un tinte pre-apocaliptico en 1999 (fecha establecida por Nostradamus como final del presente ciclo).

    • En 1945 se tenía derecho a pensar que, con la paz - esto es, en el límite de las desintegraciones traídas por la guerra- se hacía la luz: ya nada sería tan duro como antes, se acabaron el genocidio, los bombardeos, las masacres, el terror sobre las poblaciones civiles, las dictaduras y los totalitarismos.

    • La tradición hindú sitúa en nuestro tiempo lo que llama el "Kali - Yuga", el periodo de la diosa Kali, diosa de la destrucción y de la muerte; contrapartida terrible de Brahma, el dios creador. La mitología nórdica, por su parte, alude a este mismo tiempo como aquella en la que sobreviene el "ocaso de los dioses"; los latinos decían que con la muerte de Roma, el mundo entraba en la Edad de Hierro, edad de guerras y conflictos, edad de muerte y desolación. Hay algo en todas estas descripciones que nos evoca necesariamente los tiempos modernos: anomia (ausencia de normas éticas y morales), choques de padres con hijos (ruptura generacional), de Estados contra Estados (nacionalismos), de hombres contra hombres (individualismo), contradicción entre el hombre y las estructuras (dimensión inhumana del sistema), entre el hombre y la Tierra (desastres ecológicos), entre el hombre y su realidad interior (materialismo), entre el hombre y la mujer (lucha de sexos), etc.

    • En la Segunda Guerra Mundial y en la guerra Civil Española, no chocaron sólo países e ideologías y se desangraron bandos opuestos en lo político; sobre todo se enfrentaron mitos. Entendemos por mitos los valores dominantes en cada momento capaces de crear sensaciones, sugestiones y estímulos en la sociedad y que nacen, no tanto de análisis ideológicos, como de arquetipos universales.

    • Pocas guerras como la Segunda Guerra Mundial vieron un enfrentamiento tan decisivo, susceptible de ser resumido en unos poco símbolos: la hoz y el martillo contra la esvástica, la "V" de la victoria inglesa contra el fascio litorio, el dólar contra el Sol Naciente. A un lado se alinearon los que hicieron de las esvástica su distintivo. Este símbolo, como se sabe, es uno de los más antiguos del mundo indoeuropeo, e indicar deveniry rotación en torno a un centro inmóvil. La esvástica tradicional marca un sentido de giro dextrógiro (de derecha a izquierda); la empleada por los nazis era sinistrógira (de izquierda a derecha). Para algunos esoteristas la inversión de la esvástica; mas que cualquiera actuación concreta de los dirigentes nazis, sería el síntoma inequívoco que indicaría un carácter satánico y maléfico en el nazismo.

    • Hitler estaba convencido de que iba a morir en torno a los 50 años; de ahí la prisa que evidenció tanto en llegar al poder como en desencadenar algunas de sus más precipitadas aventuras que durante cierto tiempo se saldaron con resultados positivos (pacto de Munich, ocupación de Bohemia - Moravia, anexión de Austria), y luego generaron el conflicto (reivindicación de corredor de Danzig, y luego ataque a la URSS). A este respecto es significativo que el principio del fin del hitlerismo no se inicia con la derrota de su ejercito por otro ejército aliado, sino al momento en que tanques alemanes fueron detenidos en los arrabales de Moscú a un paso de la victoria, por el hielo y el frío más duro del presente siglo.

    Millones de personas perdieron la vida durante la Segunda Guerra Mundial. Hoy para las nuevas generaciones resulta aterrado y absurdo pensar que tantos seres fueran inmoladas por la sugestión de símbolos, el mesianismo de unos cuantos y las influencias planetarias. La defensa de la democracia en los aliados, el orden de los nuevos nazis, no eran sino superestructuras que respondían a la influencia de causas más profundas (simbólicas y cósmicas, fundamentalmente), a través de las que se manifestaban

    UNIVERSIDAD ANÁHUAC DEL SUR

    LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

    'Segunda Guerra Mundial'

    INDICE

    • Historia de la Segunda Guerra mundial………………………………………………………………………………….1 - 2

    • Cronología…………………………………………………………………………………………………………………..……..3 - 5

    • Desarrollo de la Segunda Guerra Mundial……………………………………………………………………………………6

    • Consecuencias Hoy en día………………………………………………………………………………..………………..7 - 10

    • Conclusiones……………………………………………………………………………………………………………………11 - 12