Secuestros

Ciencias sociales. Secuestradores. Secuestrados. Formas. Extorsión. Efectos

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

Análisis de la información en los negocios

Breve Ensayo Sobre

El secuestro

13 Marzo 1998

Instituto Carlos Gracida

Introducción

En los últimos ocho años, "el aumento del secuestro en el mundo ha sido del 70 por ciento” señala Hiscox. ''La estimación más realista es de 20.000 a 30.000 secuestros por año en el mundo'', como sostiene Dana, ex director de la filial francesa de Pinkerton. Y dentro de estas cifras y porcentajes, alarmantemente para nosotros, Latinoamérica presenta el mayor índice de secuestros en comparación con cualquier otra región del mundo.

Según el reporte de Hiscox, Colombia, Brasil y México figuran entre los países más peligrosos del mundo en materia de secuestros.

En México, el secuestro de ciudadanos de clase media, se ha vuelto muy frecuente. Actualmente a escala nacional se han registrado entre ocho y diez mil secuestros anualmente y esta actividad se a colocado dentro de los 5 primeros lugres de producción en el país (indica Madrid). Las víctimas son secuestradas por breves períodos de tiempo y liberadas con el pago de rescates pequeños en lo que normalmente se conoce como un secuestro Express.

Pero en México también existen los secuestros de ejecutivos cuyas cifras van en aumento, esto debido a que los montos que se piden por la libertad de la personas son exorbitantes y de llegar a concretarse el secuestro, los secuestradores tendrían asegurada su economía por muchas generaciones.

En este ensayo, mi intención es dar a conocer información sobre el secuestro, como evoluciona y los efectos que produce así como por que es importante cooperar en esta lucha en contra de este delito tan atroz y como esta lucha requiere de la cooperación de la comunidad para combatirlo. Y para esto hay que partir considerando que las personas deben estar en el primer lugar de todos los asuntos, pues lo que esta en juego es su libertad y su seguridad. Continuar indiferentes solo contribuirá a que aumenten las víctimas.

¿Que es el secuestro?

La etimología de la palabra secuestro proviene del vocablo latino "sequestrare" que significa apoderarse de una persona para exigir rescate o encerrar ilegalmente a una persona sin su consentimiento. Puede darse el caso de secuestrar objetos o animales dependiendo del grado de estimación que produzcan en alguien.

El Secuestro es toda acción que consiste en retener de forma indebida a una persona exigiendo una suma de dinero a cambio de su rescate o de alguna otra condición para su puesta en libertad. La pena por el delito de secuestro es en líneas generales tanto mayor cuanto más tiempo transcurra sin que el autor del mismo dé cuenta y razón del paradero del secuestrado. La consideración del delito se agrava asimismo si el autor del secuestro es una autoridad o agente público, tal es el caso que en los ultimo tiempos las dictaduras militares en muchos países, entrenadas por Estados Unidos, quienes han agregado la desaparición al secuestro y así eliminando el cobro de un rescate, simplifican la acción criminal (como indica Vera), o bien se agrava también si la víctima es menor de edad.

Los secuestradores, los secuestrados y su forma de operar.

Los secuestradores por lo general son personas que actúan normalmente a la vista de los demás, a simple vista pueden pasar totalmente inadvertidos y dar la imagen de una persona tranquila, sencilla, pacífica e incluso tímida (explica Rodríguez) , pero por razones económicas, políticas, religiosas o cualquier otra razón han hecho del secuestro su modus vivendi (indica la editorial del INFORMADOR). Es claro que una de las principales causas de estas personas es la necesidad económica pero en un país como México esta necesidad es generalizada así que por ningún motivo esta causa es justificada, no podemos vivir en un país en donde todos los que carezcan de recursos se dediquen al secuestro.

Los secuestradores son gente que ha aprendido a observar a las personas y deducir modos de vida y recursos, por ello hay una serie de características con las que puede contar una persona para ser objeto de secuestro, estas son:

Si la persona señalada por ellos puede disponer de dinero suficiente para comprar una oportunidad mas de vivir, para ello muchas veces observan los rines, el tipo de automóvil, cómo viste el conductor y el reloj que lleva puesto (Alejandro N en Rodríguez)

Si la persona señalada es descuidada e imprudente en materia de su propia seguridad.

Si la persona señalada tiene una  (o un) amante secreta o lleva una vida secreta y visita regularmente apartamentos y hoteles de paso.

Si la persona señalada es una figura pública que pueda atrae la atención de un gran público.

Todos estos son factores para que una persona sea secuestrada pero esta actividad ha crecido con tanta libertad y rapidez que actualmente, como podemos percibir, prácticamente cualquier persona puede ser víctima de un secuestro. Ya no es importante, para ser una víctima de un secuestro, el ser una persona con una buena posición social, económica o política. En estos tiempos cualquiera de nosotros puede llegar a ser protagonistas y víctimas de esta impactante experiencia, el único requisito para los delincuentes es que nos crean capaces de pagar por vivir (explica Martínez).

Así, tanto los líderes de opinión, como políticos, industriales, profesionistas, banqueros, trabajadores, campesinos, estudiantes, niños, amas de casa y hasta mascotas, son víctimas potenciales para convertirse en artículo de intercambio entre secuestradores y personas afectadas (de acuerdo a la empresa EAMESS).

Los delincuentes, para llevar a cabo un secuestro, previamente han analizado detalladamente la situación de la persona objetivo, lo vigilan, lo siguen, toman nota de todas sus actividades y hábitos,  y si encuentran un hueco en su seguridad que puede ser aprovechado, materializan el secuestro, la mayor parte de las veces en forma violenta y dramática.

Según un estudio de la revista “Expansión”, coincidiendo con Martínez, los secuestradores prohíben de la libertad a el secuestrado principalmente cerca de su casa u oficina, en hoteles de paso, restaurantes o en el trayecto hacia algún sitio.

No existe una forma definida para operar, cada grupo o individuo, lo hace de manera muy personal y particular, indica la empresa de vigilancia EAMESS en contradicción con Rodríguez, sin embargo se puede decir que existen una serie de actividades que generalmente se siguen :

Según Martínez, el primer paso es Interceptar al prospecto y Por medios violentos introducirlo en contra de su voluntad en un  vehículo , después con el para evitar a las autoridades y deshacerse de pruebas incriminatorias, cambian al prisionero de vehículo. En la mayoría de los casos pero con sus excepciones Golpean y amedrentan al secuestrado durante el trayecto y lo Amordazan, lo atan de manos y los pies y en el menor de los casos por lo menos le vendan los ojos con el objeto de lograr la confusión.

El siguiente paso es llevar al secuestrado a un lugar deshabitado con las ventanas cubiertas para esquivar el paso de los rayos solares, evitándose en esa forma que el  secuestrado pueda establecer si es de día o es de noche, con objeto de propiciar en él mayor confusión una vez que se tiene controlada la situación.

El tercer paso es comunicar el secuestro a los familiares o personas relacionadas con el por medio de cartas o llamadas telefónicas y por ultimo inician negociaciones con la familia y las autoridades, a fin de obtener la cantidad de dinero exigida, para lograr la libertad del secuestrado y la inmunidad en la huida.

Nuevas formas de secuestro

Según la empresa EAMESS el secuestro ha evolucionado y por lo tanto a adquirido nuevas formas las cuales son:

El secuestro virtual

De hecho el secuestro no existe, solamente se trata de personas que aprovechan alguna situación en la cual una persona no puede mantener comunicación con su familia y así extorsionar y manejar psicológicamente  a sus familiares haciéndoles creer que lo tiene secuestrado, y así pueden obtener montos bajos entre 3 mil y 8 mil pesos o cifras fáciles de reunir en poco tiempo.


El secuestro Express

El secuestro Express que es una de las actividades con mayor crecimiento consiste en secuestrar a una persona la cual es llevada a un cajero automático para sacar de sus tarjetas de crédito el máximo establecido de dinero en efectivo y dejarlo en libertad. En algunos casos estas personas son retenidas por mas tiempo con el fin de que al pasar la media noche el sistema del banco autorice un nuevo retiro esta actividad se realiza en restaurantes, cerca de los bancos o comercios y en otros casos, según Alejandro N en Mercado, la victima es llevada a comercio para dar tarjetazos como comúnmente llaman los secuestradores al hecho de pagar con tarjeta.

La Venta del secuestrado

Debido a la actualización del secuestro se han desarrollado actividades como esta en la cual un grupo secuestra a una persona importante, pero por no poseer los recursos para llevar a cabo una operación de cobro de rescate, subastan a esta persona entre grupos de secuestradores los cuales se encargaran de cobrar el rescate el trato puede ser en pago directo por la persona o a comisión sobre las utilidades.


La extorsión Psicológica directa

Esta forma se da cuando un individuo visita a una persona generalmente en su trabajo y le muestra una fotografía de su familia tomada el mismo día cuando salían a despedirlo en la puerta de sus casa. El delincuente asegura que sus cómplices mantienen secuestrada a la familia y exige que se le entregue una cantidad de dinero por no lastimarlos.

La extorsión Psicológica indirecta

Puede también considerarse como una amenaza y esta extorsión se da cuando la víctima recibe una llamada o mensajes escritos en donde se le exige dinero a cambio de no lastimar a él o a sus seres queridos.

Efectos del secuestro

Los secuestros causan gran daño a las personas que los sufren, dan un giro total a su vida no importando las condiciones del trato que reciben por parte del secuestrador.

El prohibir del derecho de la libertad a alguien es una de las peores torturas, y no satisfechos con esto, muchos secuestradores, lastiman, mutilan, violan y realizan otras practicas con las victimas, algunas veces para obligar a un pago, otras veces como resultado de su demencia o psicopatías.

Los efectos de un secuestro no repercuten solamente en la vida del secuestrado, si no también en la vida de La esposa o esposo, en la vida de los hijos, de los familiares, de las amistades (según experiencia anónima 2001 coincidiendo con Martínez) y en ocasiones de grupos culturales, políticos, ideológicos e incluso de todo un pueblo.

El efecto de los secuestros en las personas es grande ya que va desde la paranoia y el continuo sentimiento de inseguridad, impotencia (según experiencia anónima 2001), hasta la búsqueda de la justicia por propia mano a través de los linchamientos y otras medidas, esto como resultado de la impotencia de las autoridades ante este crimen.

Conclusión

El secuestro es una realidad que se encuentra presente en nuestro medio ambiente y no es posible negar. Aun que parezca extraño el lugar mas inseguro es nuestro propio hogar, realidad que provoca un sentimiento de continua inseguridad e impotencia, No se puede perder de vista que del total de casos conocidos, oficialmente, un alto porcentaje de secuestros no es denunciado por las víctimas, por diferentes motivos, y esta falta de denuncia es razón para que no se avance en la lucha en contra de este crimen, por ello es necesario denunciar este tipo de crímenes. La cooperación juega un papel importante en esta batalla, aun que este mal que es cada día mas redituable y va acompañado, lamentablemente, de la corrupción de las autoridades quienes buscan de igual forma la obtención de un alto ingreso invirtiendo poco tiempo en ello.

No habrá que esperar grandes avances ni con la excomunión ni con el aumento en las penas corporales, ni con el rechazo social para los secuestradores; habría que apostar mejor a una acción más contundente y mejor organizada de las instituciones de seguridad, a una limpieza en las corporaciones policíacas para así junto con la sociedad lograr avances en contra de este crimen que causa tanto daño.

El gobierno debe centrar sus recursos en crear desarrollo económico que produzca mejoras en el nivel de vida de las personas y así disminuir la cifra de secuestros por razones económicas, es claro que este crimen no se puede evitar del todo ya que existen personas que lo realizan en contra de persona que las esclavizan o abusan de ellas y aun así podrimos preguntarnos si estas personas realmente ¿se lo merecen?.

compañía de seguros Inglesa en su reporte anual sobre monitoreo de secuestros

sociedad especializada en la seguridad

en su publicación de 6 de diciembre de 1998

secuestrador anónimo entrevistado por Carlos Rodríguez

Del escrito “Experiencias después de un secuestro” de autor anónimo