Secuestro de bienes

Derecho penal. Legislación en Venezuela. Embargos. Usurpación de bienes

  • Enviado por: Amanda Ramirez
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 2 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


El secuestro de bienes es algo que sucede muy a menudo en nuestro país, y que muchos no comprendemos su naturaleza y su objetivo.

El secuestro tiene como finalidad conservar los bienes, impidiendo que su dueño o poseedor de los mismos los enajene, asegurando de esta forma que se cumpla con la decisión resultante del proceso que dio lugar al secuestro de tales bienes.

El secuestro es una medida cautelar para asegurar el cumplimiento o ejercicio de un derecho legalmente reconocido, como en el caso de cobros ejecutivo de créditos, para lo cual se opta por secuestrarlos para preservarlos hasta la hora en que la justicia tome la decisión final sobre lo que se esta discutiendo o alegando, y que de acuerdo a dicha decisión, el bien se regresa a su propietario o se le hace entrega a quien alega un derecho, quien lo recibe como garantía, pago o indemnización.

Artículo 1.780
El secuestro es convencional o judicial.
Sección II
Del Secuestro Convencional
Artículo 1.781
El secuestro convencional es el depósito de una cosa litigiosa hecho por dos o más personas
en manos de un tercero, quien se obliga a devolverla, después de la terminación del pleito, a
aquél a quien se declare que deben pertenecer.
Artículo 1.782
El secuestro es remunerado, salvo convención en contrario.
Cuando es gratuito, está sometido a las reglas del depósito propiamente dicho, con las
diferencias que se indicarán.
Artículo 1.783
El secuestro puede tener por objeto bienes muebles o inmuebles.
Artículo 1.784
No puede libertarse del secuestro al depositario, antes de la terminación del pleito, sino por
consentimiento de todas las partes o por una causa que se juzgue legítima. Sus derechos
arancelarios los cobrará a las partes que constituyeron el depósito.
Sección III
Del Secuestro Judicial
Artículo 1.785
El depositario debe poner en la conservación de los efectos embargados el cuidado de un
buen padre de familia, y tenerlos a disposición del Tribunal.
Si pierde la tenencia de la cosa puede el depositario reclamarla contra toda persona, inclusa
cualquiera de las partes que la haya tomado sin licencia del Tribunal.
Artículo 1.786
El depositario está obligado a hacer los gastos necesarios para la conservación de la cosa, y
para la recolección, el beneficio y la realización de los frutos; pero no podrá comprometer
anticipadamente éstos sin la autorización del Tribunal.
Artículo 1.787
El depositario podrá cobrar sus derechos arancelarios de los frutos mismos, o del producto
del remate de las cosas depositadas, y, en todo caso, de aquél a cuya solicitud se acordó el
embargo, a reserva de cobrarlos éste de quien haya lugar.