Sector pesquero

Ley de Pesca de Chile. Salmonicultura. Repoblación marina

  • Enviado por: Carolina Bocaz
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 19 páginas
publicidad
cursos destacados
Bolsa para principiantes
Bolsa para principiantes
Conoce cómo funcionan los mercados bursátiles y cómo aprovechar las diversas alternativas de inversión existentes...
Ver más información

Fundamentos de Microeconomía
Fundamentos de Microeconomía
Fundamentos de Microeconomía es un curso que te permitirá comprender los conceptos...
Ver más información

publicidad

TRABAJO DE

POLITICA I

AEA854-31

Sector pesquero

Introducción

Aún con los actuales problemas, como la acusación de Dumping y la Crisis Asiática con sus repercusiones, que enfrentan los criadores de truchas y salmones se puede todavía hablar de una creciente industria que pretende abastecer los mercados nacionales como los internacionales, además de crear fuentes de trabajo y proporcionar una rica fuente de proteínas.

El crecimiento del sector pesquero en nuestro país ha sido notable, y se espera que por lo menos se mantenga, ya sea con las especies actuales o con otras nuevas.

Chile ha sido potencia pesquera desde hace muchos años, permaneciendo bastante tiempo en el tercer lugar como productores de harina de pescado, con recursos renovables, los cuales no son susceptibles de manejar como los cultivados. Ahora nuestro país es el segundo productor mundial de Salmones (Salmonídeos), así mismo hemos avanzado en los cultivos de ostiones, ostras entre otras especies.

Nuestro país cuenta con innumerables ventajas comparativas con relación a otros países en el cultivo de Salmonídeos en aguas dulces como marinas, ya que cuenta con recursos hídricos como ríos, lagos, lagunas, embalses y por sobre todo una extensa costa prácticamente libre de contaminación.

Además del cultivo directo para el mercado alimentario, en el que los peces se mantienen en jaulas o tanques toda su permanencia en el mar, muchos millones de salmones y truchas jóvenes se sueltan al mar en operaciones de cría que explotan su característica anadroma. Tales operaciones son extensiones del programa de renovación de los stocks llevado a cabo con éxito en Suecia y Norteamérica, donde las reservas naturales de los reproductores se han perdido, debido a las instalaciones hidroeléctricas y otras alteraciones del medio natural. Así mismo estas “fugas” contribuyen al turismo y alimentación de la gente de la zona donde se encuentren los Centros de Cultivo o Engorda.

1.Antecedentes Generales

Más allá de la compleja coyuntura por la cual viene atravesando el sector pesquero nacional desde fines de 1996, producto especialmente de los trastornos climáticos y oceanográficos -los cuales se han traducido en una fuerte baja de las capturas de especies pelágicas-, la actividad ha experimentado un desarrollo espectacular en los últimos 20 años. Junto con la minería y el sector silvoagropecuario, la pesca se alza hoy como uno de los tres mayores generadores de divisas para el país, con exportaciones que en su peak se aproximaron a US$ 1.900 millones en 1997.

Para analizar los desafíos y oportunidades a que se ve sometido este negocio frente a las modificaciones en trámite de la legislación general que regula al rubro, Universidad Gabriela Mistral organizaron el seminario "Impacto económico, social y ambiental de la Ley de Pesca en Chile", evento que contó con la participación de connotados expositores vinculados al área.

El debate se centró precisamente en el proyecto de ley que modifica la administración de la pesca, el cual incorpora el sistema de cuotas individuales a las empresas. A juicio del sector privado industrial representado en Sonapesca, el nuevo esquema permitirá un manejo más óptimo de los recursos y un mejor desarrollo de la industria en el mediano y largo plazo. Ello, siempre y cuando la reforma en cuestión no termine por adicionar mayores regulaciones al sector y, en definitiva, más que constituir un aporte para la actividad, se convierta en otro elemento más de sobrerregulación. Otra de las grandes conclusiones del seminario fue la creciente importancia y potencial de la acuicultura, dentro de la cual destaca el cultivo de salmones, actividad que este año se estima generará US$ 800 millones en exportaciones. Este rubro ya superó el año pasado los ingresos provenientes de las exportaciones de harina y aceite de pescado, la industria más antigua del sector pesquero nacional, que en 1995 registró su récord en materia de exportaciones, con retornos por US$ 628 millones.

2. Objetivos

El objetivo de este informe es dar a conocer en el ámbito macroeconómico la importancia que ha tenido en los últimos años el desarrollo del sector pesquero en Chile, y desarrollar un diagnóstico de la industria.

3.Analisis S.E.P.T

3.1 Factores Sociales

Conflictos de Base Cultural en la Utilización de Recursos Marinos Vivos

Las culturas de los pueblos que aprovechan los recursos marinos vivos varían mucho en cuanto a su naturaleza y características generales. En un extremo están los pequeños pescadores nativos y e base comunitaria, que muchas veces poseen métodos tradicionales y antiguos para aprovechar algunas pesquerías, y también para su ordenación. En el otro extremo están los pescadores en mayor escala o más industrializados, a quienes preocupan poco las tradiciones que han dominado la utilización de una determinada pesquería, y en cambio hacen hincapié en su explotación con fines principalmente comerciales y lucrativos. Cuando estos dos tipos de culturas o subculturas pesqueras pretenden explotar las mismas pesquerías en el mismo tiempo, casi inevitablemente surgen conflictos. Asimismo, cuando la gente del mar tiene largas tradiciones por lo que se refiere a la explotación de determinadas especies marinas, como los mamíferos marinos, que se han convertido en una preocupación para varios grupos ecológicos y de derechos de los animales, vuelven a ser prácticamente inevitables los conflictos. También se producen conflictos entre pescadores y empresa de acuicultura y maricultura, los viajes, el turismo y los grupos de esparcimiento, y otros sectores que compiten también por los recursos marinos como la agricultura, los usuarios industriales y los agentes contaminantes.

Contaminación

Que la actividad del sector pesquero genera diversos efectos en el medio ambiente, tanto acuáticos como terrestres.

En tal sentido, se destacó que desde 1980 los gobiernos han ido desarrollando un marco regulatorio de las actividades de transformación pesquera y acuícolas para enfrentar la complejidad y dinamismo de la problemática ambiental, entregando a la Armada, a través de la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante, la responsabilidad de fiscalizar y hacer cumplir todas las normas relacionadas con la preservación del medio ambiente acuático, pudiendo además sancionar su contravención.

Se concluyó, igualmente, que en esta materia resta todavía por hacer, habiendo ciudades afectadas en su calidad del aire y alteración del paisaje turístico, especialmente las de Iquique, Talcahuano y Coronel, las que deben resolver en conjunto con la industria pesquera sus problemas ambientales.

3.2. Factores Económicos

Acusación de Dumping

A principios de 1998 una investigación realizada por expertos en el área económica en Estados Unidos arrojó una acusación de Dumping o comercio desleal contra salmoneros chilenos. Se tenía fe que las empresas acusadas obtuvieran un fallo positivo en la investigación, pero el 14 de Julio de 1998 los salmoneros perdieron la batalla por el Dumping en Estados Unidos.

“Perdimos” fue la palabra del Gerente General de la Asociación de Productores de Salmón y Trucha, Rodrigo Infante, al confirmar lo que sus abogados, desde Estados Unidos, le informaron "L“ comisión Internacional de Comercio” (ITC) de Estados Unidos sentenciaron con dos votos contra uno que la industria chilena del salmón daña al mercado estadounidense, así la ITC ratificó lo que había señalado el Departamento de Comercio (DOC) el pasado 2 de Junio de 1998 cuando impuso una sobretasa al arancel que paga este producto para ingresar a los Estados Unidos.

Los empresarios nacionales esperaban que el fallo fuera positivo y la ITC revirtiera el fallo anterior, ello porque sus abogados ya habían ganado la apelación en cuanto a que la sobretasa aplicada por el DOC estaba mal calculada y no era de 5,19% como se decretó en un principio, sino que de un 4,54%.

En el fallo en Estados Unidos participaron tres comisionados, que sufragaron a conciencia tras pasar un mes y medio escuchando testimonios de ambas partes y estudiando documentación presentada por los acusados y acusadores.

En su investigación final por dumping el DOC investigó a cinco empresas chilenas, Aguas Claras, Camanchaca, Eicosal, Mares Australes y Marine Harvest, tras lo cual determinó que el promedio ponderado del margen de dumping para las compañías no investigadas era de un 5,19% lo que después fue corregido a 4,54%.

En este tipo de investigaciones se escoge al azar a algunas empresas y el promedio que surja se le aplica la sobretasa a todo el resto de la industria.

Pese al fallo, los salmoneros locales aseguran que continuarán con sus envíos a Estados Unidos aunque el impacto en la industria chilena se deje notar en los márgenes de las utilidades de las compañías. De hecho, nuestro país es el principal proveedor extranjero de los restaurantes y supermercados de ese país.

Crisis Asiática

La prolongación y la profundización de la crisis asiática hizo sentir sus efectos en 1998. Los canales de transición de la crisis hacia América Latina son múltiples y como consecuencia se tiene un impacto comercial directo resultante de la disminución de la demanda asiática.

Un porcentaje significativo de las exportaciones totales de Chile, Perú y en menor medida Brasil y Argentina se dirigen a los países asiáticos. Aunque todo ellos se deberán afectados por la fuerte caída del crecimiento asiático, en los casos de Perú y sobre todo Chile, el comercio constituye uno de los principales canales e transmisión de la crisis.

Esta crisis generó una creciente desconfianza respecto de las economías emergentes, cabe señalar que la posición de Chile se ve afectada por sus vínculos comerciales con Asia. Sin embargo, su alta sensibilidad respecto de los factores comerciales es en parte compensada por la solidez de su situación financiera global y por la elevada credibilidad que suscita el manejo de la política económica del país. (IMPACTO DE LA CRISIS ASIATICA EN AMERICA LATINA).

Hay recordar que el problema de fondo es una crisis financiera internacional de dimensiones insospechadas y que nadie fue capaz de prever en intensidad y duración. Esta crisis internacional se origina en una región del mundo, el sudeste asiático, donde Chile tiene muchos intereses. En efecto, de toda nuestras exportaciones, 33,3% aproximadamente va a Asia. A los países en crisis dirigimos un 9% de nuestras exportaciones y a Japón, que también está en crisis aunque de otra naturaleza, exportamos un 16% del total.

Uno de los principales problemas detectados en Asia ha sido la deficiencia del sistema regulatorio en el sector financiero. Por el contrario Chile, tal como lo reconocen todos los organismos multilaterales, bancos internacionales, inversionistas extranjeros y agencia de clasificación de riesgo, el sector financiero nacional está sujeto a una supervisión moderna, estricta y ágil.

Pero ¿Cómo afectó la crisis asiática al producto de nuestro interés? La crisis financiera y el descenso en las ventas a Japón causaron cambios en la Industria Pesquera de Chile. La producción de productos pesqueros, que son principalmente exportados a Japón decreció, en cambio en Norteamérica y Europa aumentaron, esto significó que mientras un sector de productores nacionales se vio seriamente afectado, otro prácticamente no tuvo variación o incluso en algunos casos hasta aumentaron sus ingresos.

Finalmente, el análisis de los efectos más directos de la crisis asiática no toma en cuenta la capacidad de reacción de los países latinoamericanos considerados. En efecto, los impactos no deben tomarse como hechos totalmente ineluctables. Su repercusión en el funcionamiento de las economías depende en buena medida de las políticas económicas que se adopten. De hecho, las autoridades gubernamentales reaccionaron, y en la mayoría e los caos se adoptaron medidas en las políticas monetarias, fiscales y comerciales.

Desembarques Pesqueros Crecieron en Febrero Durante el año 2000

Los desembarques pesqueros alcanzaron a 1,2 millón de toneladas durante el primer bimestre del año, informó la Subsecretaría de Pesca. El volumen supera en 16,9% al resultado de igual período del ejercicio anterior.

En este resultado incidió la pesca del jurel que ascendió a 376 mil toneladas, de las cuales 350 mil se capturaron entre el 1º y 20 de Enero, período en que estuvo la pesca abierta.

Los desembarques de recursos pelágicos (jurel, anchoveta, sardina común), destinados preferentemente a la elaboración de harina de pescado, representaron el 82,9% de la pesca del bimestre y aumentaron en 20,4% respecto a los dos primeros meses de 1999, al alcanzar un millón de toneladas. Destacó el jurel, con una participación de 30,85% en todas las capturas pesqueras.

El aumento que se observa durante el bimestre en los desembarques de peces demersales (merluza, congrio, bacalao) está relacionado con la disponibilidad de una cuota global anual superior a la de 1999.

El principal incremento de cuota (33,3%) favoreció a la pesca de merluza común, recurso de mayor disponibilidad gracias a la estrategia de explotación de los últimos años.

  • Artículo recopilado de “EL DIARIO”, 28 de Marzo de 2000

3.3. Factores Políticos

Introducción

Los Desafíos de la Pesca Frente a las Reformas del Marco Legal

En un seminario organizado por ESTRATEGIA y la Universidad Gabriela Mistral, connotados expositores se dieron cita en nuestro edificio corporativo para analizar los efectos que la Ley de Pesca y su reforma en trámite tendrán en el sector, tanto en los planos económico como social y ambiental.

Se concluyó que para seguir avanzando en el desarrollo pesquero urge un marco legal que resguarde la sustentabilidad de los recursos y la estabilidad del empleo, sin que ello signifique incrementar las ya excesivas regulaciones que afectan al sector.

Las cifras de empleo y de exportaciones son elocuentes a la hora de ponderar la relevancia económica del sector pesquero. Si bien Chile es un país marítimo por definición, lo cierto es que 1980 cuando su desarrollo alcanzó la máxima expresión, al punto de convertirse la pesca en uno de los tres sectores más importantes de la economía chilena, junto al minero y silvoagropecuario.

Los US$ 356 millones que la industria exportaba en 1980 se han multiplicado por más de cinco veces. En 1997 el sector marcó su peak en esta materia, al generar retornos por US$ 1.873 millones. Más del 90% de los recursos pesqueros se exportan en la actualidad, ya no prioritariamente en forma de harina y aceite, sino que como congelados y conservas, entre otras líneas que dan cuenta del valor que se ha logrado agregar a la producción.

En 1998, sin embargo, los retornos por concepto de ventas al exterior descendieron a menos de US$ 1.700 millones, lo cual obedeció a la fuerte caída -superior a 40%- que registraron las capturas. Esto último, a su vez, derivó de los trastornos climáticos, en particular del fenómeno El Niño, calificado como el más intenso del siglo.

Pero el sector es importante también por su aporte al empleo, con especial gravitación en diez regiones del país: de la Primera a la Quinta, y de la Octava a la Duodécima. En forma directa, da trabajo a poco más de 100 mil personas, el 60% de las cuales es generado por la pesca industrial, en tanto la artesanal contribuye con el 40% restante. A ello se suma el empleo indirecto, estimado en unas 250 mil personas.

Un dato adicional que confirma la relevancia de la pesca en Chile es la inversión materializada a la fecha, la cual supera los US$ 3.000 millones, repartidos en 541 naves, 450 plantas de producción y 948 centros de cultivo acuícolas.

Hoy por hoy, el gran tema que preocupa a este sector productivo dice relación con las modificaciones de la Ley de Pesca que actualmente se tramita, y que en lo medular establece un nuevo régimen de administración pesquera basado en el otorgamiento de cuotas individuales transferibles o permisos especiales.

En este contexto, ESTRATEGIA y la Universidad Gabriela Mistral organizaron el seminario "Impacto Económico, Social y Ambiental de la Ley de Pesca en Chile", evento que congregó a numerosos empresarios, académicos, técnicos y profesionales vinculados al sector. Como expositores participaron el senador institucional y director del Instituto de Estudios del Pacífico de la UGM, el Almirante (r) Jorge Martínez Busch; el director de la Asociación de Productores de Salmón y Trucha de Chile, Felipe Cubillos; el Gerente de la Sociedad Nacional de Pesca, Cristián Jara, y el director de Intereses Marítimos y Medio Ambiente Acuático, capitán de navío Cesar Moreno.

Se concluyó que para seguir avanzando en el desarrollo pesquero urge un marco legal que resguarde la sustentabilidad de los recursos y la estabilidad del empleo, sin que ello signifique incrementar las ya excesivas regulaciones que afectan al sector.

Reforma Legal

El proyecto de ley que se tramita actualmente en el Congreso cambiará radicalmente la filosofía de la actual Ley General de Pesca, vigente desde 1991, la que siendo de tipo conservacionista, es decir, donde prima el esfuerzo pesquero con énfasis en la flota, transitará hacia una administración enfocada en las toneladas de pesca que se pueden capturar para cada especie objetivo y fauna acompañante, explicó el Almirante (r) Jorge Martínez Busch.

Tras señalar que este cambio de filosofía iniciará una revolución en la actividad pesquera nacional, dijo que ésta es prácticamente la única forma de administrar un recurso cada vez más escaso. Explicó que todas aquellas especies que están en régimen de plena explotación deberán entrar a un nuevo régimen pesquero, a fin de evitar aplicar otras medidas como vedas, que causan graves perjuicios económicos y sociales.

"Las cuotas individuales transferibles son la respuesta intelectual, moderna y actual a los problemas de la pesca", subrayó por su parte el gerente general de la Sociedad Nacional de Pesca, Cristián Jara, planteando que la incorporación de estos elementos en nuestra legislación es indispensable.

Tras reiterar que SONAPESCA apoya los cambios a la ley, estimando que ellos aseguran la sustentabilidad de los recursos, Cristián Jara expresó sin embargo la preocupación del sector industrial con relación al curso que pueda seguir el debate actual en torno al tema, "porque hay una fuerte tentación, sobre todo en un período preelectoral (año 1999), de que esto termine con todo tipo de colgajos y, en definitiva, más que convertirse en un aporte para la actividad, termine como otro elemento más de sobrerregulación".

En tal sentido, recordó que una de las principales trabas que ha afectado al negocio pesquero en los años 90 es el exceso de regulaciones a que está sometido: las 133 normas de administración que lo regularon en los años 80, se elevaron a 800 en esta década.

REFORMA SECTORIAL, Según Informes del Subsecretario de Pesca, Daniel Albarrán

“...A menos de un mes de haber asumido como subsecretario de Pesca Daniel Albarrán ya tiene la vista de un panorama completo de las principales tareas y problemas sectoriales. Pero también de los instrumentos para solucionarlos que, en la mayoría de los casos, se concretarían a través de la reforma a la Ley de Pesca que impulsará durante este año.

La iniciativa tiene varias novedades, entre ellas, que el sistema de cuotas individuales de captura se definirá en cada caso y las tareas de fiscalización estarían a cargo de controladores externos y no del fisco.

En entrevista con EL DIARIO, Albarrán abordó, entre otras cosas, las limitaciones de la actual legislación.

Este año no se fijó una cuota global para el jurel, rige una veda hasta el 15 de abril, luego habrá un período de pesca de investigación y si el recurso sale de baja talla, dice, aplicará la única herramienta con que cuenta, una nueva veda.

  • Urge entonces aprobar la reforma a la Ley de Pesca

Pretender una modificación legal que nos permita administrar entre abril y mayo el jurel es inviable. Lo que busco no es una solución para el jurel el año 2000, sino que resolver el tema de la Pesca en Chile reformulando las leyes que hoy conocemos y eso lo he planteado a la comunidad, empresarios y pescadores artesanales.

  • El criterio básico de consenso es la aplicación de cuotas individuales

El proyecto cambia el esquema de la actual legislación, en que se controla el esfuerzo pesquero, por uno de administración del recurso. Asignar parte de la cantidad a pescar a distintas unidades (cuota individual) puede aplicarse a algunos entes, pero también pueden ser cuotas colectivas. Ello, cuando tengamos que pensar por ejemplo en alguna otra forma de pesca, como pueden ser los pescadores artesanales o las áreas de manejo, que también son una forma de asignar una cuota individual, que está asociada a un espacio físico.

  • Es decir ¿se hará un análisis caso acaso?

La administración pesquera chilena no puede entenderse como una ley general aplicable a todo. La realidad pesquera en Chile tiene muchas diferencias. Sin duda se va a incorporar variables distintas para las especies que se capturan. De tal manera que creo que sí. Ahora no puedo señalarlo tan determinante porque eso significaría que ya tengo el proyecto elaborado y no lo tengo.

  • ¿Cuáles son las principales tareas en el área acuícola?

La Ley de Pesca tiene sólo un cogollo de acuicultura porque al dictarse la norma general la actividad era muy incipiente. Debemos formular una ley e la acuicultura específica, que apunte a resolver los temas de fondo, concesiones, preservación del medio ambiente, favorecer el desarrollo de la actividad para los pescadores artesanales por las vías de las áreas de manejo, recuperar recursos bentónicos, entre otros...”

  • Artículo recopilado de “EL DIARIO”, 28 de Marzo de 2000

Salmonicultura

Que la salmonicultura es el rubro "estrella" dentro del sector pesquero nacional, con exportaciones anuales que ya superan a las realizadas por la tradicional industria reductora (productora de harina y aceite de pescado), quedó muy claro tras la exposición de Felipe Cubillos, director de la Asociación de Productores de Salmón y Trucha de Chile. Según cifras a mayo, resaltó que este rubro aporta el 6,1% de las exportaciones totales del país y el 12% de las exportaciones no cobre.

Dijo que nuestro país es el segundo mayor productor de salmones en el mundo, superado sólo por Noruega, país donde esta industria tiene una tasa de crecimiento similar a la nuestra. Sin embargo, destacó que el potencial de expansión de la salmonicultura chilena es superior al 13% actual, lo cual podrá lograrse "una vez que resolvamos los problemas pendientes", señaló.

Como problema pendiente para esta industria, Felipe Cubillos destacó la demora en el otorgamiento de concesiones, proceso que puede tardar cuatro o cinco años, ocasionando una pérdida de oportunidades y de competitividad. Según precisó, desde el año '94 a la fecha hay más de tres mil concesiones en trámite.

3.4. Factores Tecnológicos

Seguridad Alimentaria y Conservación de la Biodiversidad

La replobación marina representa una solución para obtener más proteína animal del medio marino.

Por los temores de pérdidas de diversidad genética y otros efectos perjudiciales de la interacción entre peces de criaderos y salvajes, la finalidad de muchos programas de replobación es que los peces salvajes se mezclen con los producidos en piscifactorias integrando así una nueva y más numerosa población mixta. Por consiguiente, una opción importante para determinados programas de repoblación y para ciertas especies acuáticas será el intentar producir, en los criaderos, peces que sean compatibles con las poblaciones salvajes y con el ambiente.

Para lograr este fin, el programa de repoblación debe tener objetivos y metas claramente definidas, ya que una de sus finalidades es la preservación de recursos genéticos, tanto de las poblaciones salvajes como de las cultivadas. Dado que la mayor parte de estos recursos genéticos se hallan en las poblaciones salvajes, ya que la pesca constituye la mayor fuente individual de proteínas animales, es necesario que se haga todo lo posible por proteger todos los recursos salvajes.

Tipos de Cultivos

Existen dos formas e producir, ambas pueden ser utilizadas en su totalidad o bien adoptar ciertas partes de su cultivo, ejemplo de ello es la engorda, en la cual los centros están enfocados solamente a esta parte del ciclo de vida dejando la responsabilidad de las otras etapas a terceras personas, es decir, a un hatchery especializado que maneje todos los procesos desde la obtención de reproductores hasta la entrega de los smolt.

El primero de los cultivos es abierto, que consiste en preengordar los juveniles y luego soltarlos en los lugares de repoblamiento en el medio natural donde se efectuará el engorde, mientras que la captura la realizarán pescadores aficionados o profesionales. Este cultivo no es utilizado actualmente en nuestro país.

El segundo cultivo mencionado es el Intensivo que consiste en un sistema cerrado de crianza a densidades mucho mayores de las que soportan los ecosistemas naturales. El objetivo que se persigue con este sistema es mejor control y manejo de todas las etapas del ciclo de vida de la especie, reducción de costos, alimentación controlada, altos niveles de producción, buena calidad de los productos y una alta rentabilidad.

Ciclo de Vida en Cautiverio

Los reproductores se capturan o se mantienen en cautiverio. En la época de la puesta se transportan al hatchery donde desovan en condiciones controladas. Los huevos se incuban y producen larvas que son conservadas por varias semanas en el hatchery hasta que finaliza el proceso con la aparición de los alevines. Estos se cultivan en estanques o jaulas en agua dulce hasta llegado el momento de la smoltificación, aquí comienza la etapa de engorda, en donde son llevados al mar hasta obtener la talla comercial.

Inseminación Artificial

El método de inseminación tradicional, llamado método seco, consiste en obtener los huevos por presión manual sobre el abdomen de las hembras. En general, se elimina el líquido celómico que acompaña a los óvulos. El esperma se obtiene de la misma manera y se extiende por encima de los óvulos, se mezcla todo con una pluma y se añade agua. En general, el esperma de uno de los machos se añade a los óvulos de algunas Hembras, lo que representa un aporte ampliamente excedentario en espermatozoides.

Conclusión, en cuanto a los factores tecnológicos nos hemos dado cuenta que se necesitan de una gran epecialización y recursos naturales para poder desarrollar nuevas tecnologías

4. Recomendaciones Para los Próximos 5 Años

La importancia del desarrollo de esta parte del informe, es contar con objetivos de medianos y largo plazo que está asociado con el concepto de recursos naturales renovables.

En diversas partes del mundo se depredaron diferentes recursos porque se buscó obtener al máximo beneficio en el corto plazo o porque no se contaron con herramientas adecuadas para evitarlo.

Esta depredación se intentó evitar mediante vedas, cuotas y restricciones, que no siempre funcionaron. El principal motivo ha sido que el regulador no era consecuente, su política cambiaba en cada administración y no se contaba con planeamiento estratégico.

Para el desarrollo sostenido de un sector, los objetivos y planes de acción deben trascender a la administración de turno. Por tanto, es necesario implementar planes estratégicos que permita alcanzar los objetivos establecidos y adecuando a las contingencias los planes de acción.

En el sector pesca se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Ser el resultado de un trabajo conjunto entre los sectores público y privado

  • Su difusión y explicación a todos los agentes del sector

  • El compromiso de cumplirlo que adquieran los agentes el sector

  • Por lo que proponemos desarrollar las actividades pesqueras en forma competitiva eficiente y sostenible en el tiempo, preservando los recursos hidrobiológicos y protegiendo a la vez su medio ambiente, es decir, máximo aprovechamiento de la materia prima, procesos productivos con alta calidad, flota idónea para la extracción diversificada, cuadros técnicos y profesionales capacitados.

    Una vez implementado lo anterior, podemos incrementar nuestra demanda de harina y aceite de pescado por utilización en acuicultura, posicionarnos en productos de consumo humano y ser reconocidos mundialmente

    5. Anexos

    A continuación mostraremos algunas de las especies marinas existentes en Chile

    5. Bibliografía

    • ESTRATEGIA, 02 de Agosto de 1999

    • Boletín Técnico en Acuicultura año 1997

    • Fundación Chile año 1994

    • Laird y Needham; in:Berbabé, 1991

    • Instituto de Fomento Pesquero, http://www.ifop.cl

    • Servicio Nacional de Pesca (SERNAPESCA), http://www.sernapesca.cl

    • Fish Info Service (FIS), http://www.sea-world.com

    • Subsecretaría de Pesca, http://www.subpesca.cl

    • Salmonoticias 1997, Asociación de Productores de Salmón y Trucha de Chile A.G (Eds) Agencias Asociadas S.A. Santiago Chile. 14pp

    • “El Diario”, 28 de Marzo de 2000

    3