Sector Agropecuario: Rezago, Olvido y Tratado Libre Comercio

Economía mexicana. TLC (Tratado de Libre Comercio). Acuerdos comerciales. Evolución

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 8 páginas
publicidad

Teoría de Negocios

Sector Agropecuario: Rezago, Olvido y TLC

El sector agropecuario en la economía mexicana ha jugado un papel relevante en el desarrollo. Durante varios años fue el soporte del proceso de acumulación industrial y del crecimiento urbano, con el aporte de excedente económico, la transferencia de recursos por la vía de los precios, la comercialización y la migración a los núcleos urbanos.

El campo mexicano tiene grandes retos, durante décadas se a intentado superar la desigualdad, el retraso tecnológico, rezago social, la falta de financiamientos, el mal manejo de recursos etc. Las políticas de comercio exterior que tiene México han dejado a nuestros campesinos desprotegidos contra una competencia agresiva, cabe mencionar que me estoy refiriendo específicamente al TLC.

Décadas atrás, el campo era un negocio sumamente rentable, los salarios agrícolas eran buenos y los precios de los productos eran llamativos tanto para los productores como para los consumidores, a lo largo de los años México se transformo en un país de industria dejando en el olvido y fuera de competencia a los productores del campo.

Hoy en día pensar en invertir en el campo ya sea como inversionista, productor o empresario es una difícil decisión, pero, ¿Que fue lo que paso para que el campo llegara a la situación actual? ¿A que se han tenido que enfrentar los campesinos de nuestros días? ¿Cómo a influido el Tratado de Libre Comercio en este sector?, son tres preguntas básicas que intentare dar respuesta en este ensayo.

Para poder comprender de mejor manera la situación actual tenemos que remontarnos un poco a la historia de la economía en México. A principios de los ochentas, la economía de México parecía fortalecerse gracias a los abundantes ingresos que dejaba la venta de petróleo, la economía crecía y el país registro un superávit. La ilusión se vino abajo en 1982 cuando el precio del petróleo bajo abruptamente generando así una crisis en el país.

En ese momento el capital extranjero invertido en México fue retirado por los inversionistas, la moneda se devaluó y la inflación tenía un índice de crecimiento alarmante, todo esto puso al descubierto el mal funcionamiento macroeconómico del país. Para lograr salir de esta crisis, se realizaron diversas reformas, con estas se lograría controlar el alza en los precios, equilibrar la balanza de pagos y además, hacer manejable la cuenta corriente.

Los resultados de estas reformas fueron desastrosos como lo dice Arroyo Ortiz (1991), “La política cambiaria (subvaluatoria) y la política fiscal (restrictiva) produjeron precios relativos de productos e insumos que afectaron negativamente los términos de intercambio y la rentabilidad del sector agropecuario”.

El gobierno dejo de invertir en el campo y la mayor parte de los recursos iban destinados a otros sectores, los financiamientos se redujeron al grado de que puedo afirmar que casi dejaron de existir, la inversión privada se retiro, los subsidios que daba el gobierno a los productos agrícolas descendieron de sobre manera debido al porcentaje del PIB sectorial (Sector Primario).

A lo largo de los ochentas, se empezó a dar una apertura comercial, no como la de hoy en día pero ya se podía apreciar un ligero cambio en las políticas de comercio exterior, mucha gente decidió abandonar sus tierras y trasladarse a zonas urbanas dentro de México mientras que muchas otras emigraron hacia los Estados Unidos, obviamente no solo era gente del sector campo, la economía del país era bastante inestable en aquellos momentos y trabajadores de otros sectores también decidieron abandonar el país, pero si, la mayoría eran campesinos, lo mejor que sabían hacer era trabajar la tierra y la mejor opción era trasladarse a E.U.A en busca de trabajo.

Con toda esta inestabilidad económica, política y social el sector campo se mantenía en una posición fija o de forma coloquial podría decirse estancado, no es de asombrarse que los políticos mexicanos de aquellos años se preocupaban mas por enriquecerse ellos, a sus familias y a sus mejores amigos dándoles puestos gubernamentales, ¿te suena conocido? , es curioso y a la vez lamentable como esto sigue ocurriendo, tal vez menos pero es algo que estamos acostumbrados a escuchar.

Aun con todas estas fallas en la economía, México parecía ir saliendo adelante, la economía para los años noventa ya estaba más estable, otra vez había financiamientos, los subsidios habían mejorado y al parecer el campo avanzaba, lentamente pero avanzaba y al parecer empezaba a ser otra vez rentable, no diré que era más rentable que invertir en una siderúrgica o en una fábrica de muebles, que se yo, el punto es que el campo sin dejar de estar rezagado y olvidado parecía que iba a lograr abrirse paso.

En 1990 el presidente Carlos Salinas de Gortari acordó con el presidente de Estados Unidos George Bush comenzar las negociaciones para establecer un acuerdo de libre comercio entre los dos países, mas adelante Canadá se unió a estas negociaciones y fue entonces en 1992 cuando se firma este acuerdo entre los tres países, llamado Tratado de Libre Comercio o por sus siglas TLC que hoy en día todos conocemos pero no todos están consientes de lo que ocasiona.

Es importante mencionar que Estados Unidos ya contaba con un tratado similar con Canadá, entonces al parecer el beneficiado aquí o el interesado seria México, pues bien el mercado de exportaciones e importaciones de E.U.A para México representaba alrededor de un 70% mientras que de México hacia Estados Unidos era solo un 4%, ¿Que acaso no es evidente que el más beneficiado en este acuerdo iba a ser nuestro vecino del norte?, por lo tanto ¿No debió nuestro país revisar, cambiar y analizar de manera más detallada lo que este tratado involucraba?, pues al parecer no era evidente y nuestro país accedió solo por los intereses de algunos cuantos a quienes si beneficiaba de sobre manera este tratado, al parecer la historia de toda la vida, los intereses de unos cuantos pisotean a los intereses de toda una nación, lo que nos a llevado a tener una sociedad tan polarizada.

Para dejar un poco más claro y resumido que es el TLC hare la siguiente cita (Andere, Kessel, 1992) “El tratado será una compilación de capítulos sectoriales e institucionales que normaran la relación comercial entre los tres países. Los grados, alcances y tiempos de la apertura dependerán de las condiciones económicas, comerciales y de negociación de cada sector”. Pero lo que no se menciona claramente en este tipo de tratados comerciales es que paulatinamente todos los sectores económicos de determinado país serán expuestos al libre comercio ya sea internacional, nacional o regional.

Lo cierto es que un tratado de libre comercio puede traer muchos beneficios, pero el aprovecharlo depende de las políticas internas de cada país más que de una coordinación con los demás países miembros. Hoy en día con la globalización que vivimos, la tendencia a nivel mundial de muchos países de formar bloques comerciales con la finalidad de protegerse, manifiesta que era importante implementar un tratado de libre comercio con América del Norte, algunos de los beneficios evidentes que México tendría con este tratado serian: Reducción de precios para los consumidores, ya que se reducen los aranceles para X producto importado; Costos de producción competitivos gracias a las economías de escala y la eliminación de varias barreras comerciales.

Pocos años después de la implementación de este tratado se da la crisis de 1994, lo cual se reflejo en varios aspectos de la economía, a continuación mencionare los más importantes: Los ingresos reales de los habitantes se redujeron drásticamente; el empleo en el sector agropecuario disminuyo en un 22% [de por sí ya estaba mal]; los salarios agrícolas promedio también bajaron en un %28 entre los años de 1994/1997; la pobreza y la pobreza extrema rural aumentaron y luego se redujeron, pero su nivel es aun de casi 28%.

La demanda sufrió una contracción, ya que el ingreso disponible para el consumo privado había disminuido y la gente no podía comprar los productos o podía comprar pero en menor cantidad, los precios agrícolas internacionales también bajaron, dejando a los agricultores mexicanos fuera de competencia, además, la demanda externa de nuestros productos también se redujo reduciendo así las pocas exportaciones que el país tenía.

La oferta también decreció debido a varios factores, los créditos agropecuarios que de por si eran pocos y continúan siendo pocos se redujeron, el gasto agropecuario, refiriéndose a lo que el gobierno o los campesinos podían invertir se redujo, la inflación estaba a la alza y el tipo de cambio respecto al dólar y otras divisas estaba sobrevaluado.

A partir de esta crisis se hizo más evidente lo que estaba causando el TLC, y no es que fuera la culpa del tratado si no que si un país no está preparado para la apertura comercial y lo hace seguramente tendrá consecuencias negativas en diversos sectores, en este caso principalmente fue el sector agropecuario. Los productores no podían competir contra los precios de los productos importados, los costos de producción en México son mayores a los de otros países debido a la falta de infraestructura, tecnología, financiamientos, capacitación, etc. Además no es el único problema, con la entrada de las tiendas transnacionales americanas donde se venden alimentos, generalmente son importados y nosotros, los ciudadanos los consumimos sin darnos cuenta que estamos gastando nuestro dinero y que no se va a retribuir en nuestro país, si no al país de donde se está importando dicho producto.

Los desafíos que implica sacar adelante al Sector agropecuario en México no pueden ser resueltos con políticas a corto plazo que es lo que el gobierno a intentado hacer durante las dos últimas décadas, se necesitan políticas desarrolladas minuciosamente, analizadas por expertos, elaboradas junto con el pueblo que es el que sabe que es lo que necesita porque conoce el problema y lo a vivido. Además es importante que el gobierno destine fondos para este sector, aquí entramos en un problema de recaudación fiscal que también debe ser corregido, sabemos que el gobierno efectivamente si destina recursos para el campo, pero esto se hace generalmente a través de instituciones del gobierno y es aquí, en la distribución, donde muchos recursos se mal gastan, se pierden [si claro...] o son mal repartidos.

Es evidente que las políticas del México no son las adecuadas, refiriéndome a todos los sectores del país, la pobreza, el desempleo, la migración de 400 mil mexicanos cada año a los Estados Unidos, la economía informal casi del tamaño de la formal y la baja del crecimiento del PIB, son síntomas de la falta de políticas públicas de este gobierno.

Si los recursos se repartieran correctamente se podría invertir en tecnología que mejoraría en gran medida la calidad y la producción, con tecnología nos podemos referir q varios aspectos en el campo como podría ser: maquinaria reciente, sistemas de riego, sistemas automatizados de producción, bases de datos que le servirían a los productores para llevar a cabo una recopilación de datos relacionados con la producción, tiempos, clientes, etc. Otro ejemplo seria promover sus productos en internet, no para vender, solo para dar a conocer al mercado mundial sus productos, la calidad que tienen, cual es su precio y toda aquella información relevante que le podría conseguir a un productor clientes en el extranjero.

Regresando al tema del campo, hoy en día refiriéndome al año 2007, México se encuentra en un conteo regresivo para la apertura comercial plena de productos como el maíz, frijol, caña de azúcar y leche en el mercado del TLC, el gobierno intenta abatir el rázago que el campo en nuestro país a sufrido desde hace décadas gracias a que fue dejado en el olvido por muchos años, dejando así, a más de treinta (30) millones de campesinos en la pobreza de los cuales unos están viviendo en pobreza extrema.

“Para nosotros, el TLC ha sido malo: empobreció más al campo, desintegró estructuras, desapareció dependencias oficiales, languideció gravemente a la economía campesina y el gobierno no cumplió con la transición”, afirmo el líder de la Confederación Nacional Campesina, Heladio Ramírez. Para el 2008 está establecido en el TLC la completa abertura comercial de los productos ya antes mencionados, el gobierno [como todo buen mexicano] dejo esto para último momento y está tratando a marcha forzada de dar a los campesinos mexicanos las herramientas para que cuando esta suceda, puedan ser competitivos frente a los productos canadienses y principalmente estadounidenses.

A la vez se está intentado modificar el TLC para aplazar la fecha de apertura comercial, ya que de no ser así, por más esfuerzos que haga el gobierno es meramente imposible recuperar lo que en 24 años no se a podido recuperar, es evidente que en 365 días no puede haber un cambio tan significativo como para alterar de manera contundente la situación en el campo.

Actualmente y desde hace un par de años el sector primario se a mantenido en una etapa de depresión y recuperación constante, al observar graficas del crecimiento por sector en México, son evidentes las fluctuaciones en el sector, es importante mencionar que se han hecho grandes avances respecto a la internacionalización de los productos agrícolas mexicanos, actualmente se exporta a varios países de América, Asia y Europa.

--

Creo que el desenvolvimiento de la economía mexicana a lo largo de los años a sido ineficaz, las políticas y reformas del país han ido aplicándose a lo largo de los años apresuradamente y sin detenimiento para ser analizadas a fondo. Es más que evidente al leer este trabajo, que el campo es el sector más marginado del país, cuando México quiso pasar de ser un país rural a un país urbano e industrializado olvido por completo la importancia del sector primario.

Esta investigación me a dejado aun más claro que México necesita cambios radicales en su forma de gobernar y en la mentalidad de sus gobernantes y gobernados, se necesitan reformar y hacer nuevas reformas, respecto al ámbito comercial es inaceptable que el comercio con los Estados Unidos represente más del 70 por ciento de nuestros intercambios comerciales, aunque la balanza con dicho país sea positiva para México es urgente y necesario diversificar los mercados de exportación.

Al hacer este trabajo también me di cuenta que México ha perdido competitividad, pero ha ganado en democracia, en cobertura de los servicios sociales, salud, seguridad social, fondos de pensiones y servicios de infraestructura básica. También en lo personal creo que es de suma importancia dejar de depender de Estados Unidos, es bueno que se esté abriendo el mercado con Asia, ya tenemos el tratado de libre comercio con Japón, comerciamos también con China, India y Corea del Sur además de algunos países de América Central y Sur América lo cual es muy bueno. Pienso que el campo está en grave peligro frente a la apertura total del TLC, si no se logra post poner esta fecha creo que veremos cómo los productores mexicanos quedan en la ruina al no ser capaces de competir en calidad y precio, será importante estar al tanto de que se logra al respecto.

¿Como podría aplicarse todo lo visto en este trabajo a nuestras vidas? Bueno no es algo sencillo, pero creo que uno de los puntos más importantes aquí que se podría aplicar en nuestras vidas seria la planificación de nuestros proyectos, no importa de lo que sean, siempre tener toda la información posible, saber cuáles son las variables y los factores importantes para de esta forma poder tomar decisiones acertadas.

También establecer prioridades, creo que fue lo que le falto al gobierno de México cuando decidió dejar de apoyar al campo en aquella crisis de los ochentas, si hubiera establecido prioridades, posiblemente el campo hubiera quedado en la prioridad número 5 [solo por dar un numero] pero establecer una prioridad implica que aun vas a hacerte cargo de eso no que lo vas a dejar en el olvido, y si establecemos prioridades a los aspectos de nuestras vidas, posiblemente sea más fácil llevar un buen equilibrio de lo que hacemos y lo que nos rodea.

Otra cosa que se puede aplicar en tu vida fue lo que mencione de México, que debe de buscar comerciar con otros países para tener nuevas oportunidades y dejar de depender de estados unidos, bueno en la vida laboral creo que sería el estar buscando siempre nuevas oportunidades, siempre tocar puertas y cuando tengas la oportunidad no desaprovecharla.

Bibliografía

Libros:

Varios Autores. (1992). México y el tratado trilateral de libre comercio.

Arroyo Ortiz, J. (1991). El sector agropecuario en el futuro de la economía mexicana.

Serna, B. (2005) México: desempeño agropecuario 1994/2004

Internet:

México Tratado de Libre Comercio de América del Norte

http://www.cideiber.com/infopaises/Mexico/Mexico-10-05.html

Con gran rezago, México afrontará apertura agrícola del TLC en 2008

http://www.aaacolombia.org/Asociacion/Noticiac.nsf/0/9db5c333813f2dbd86257257005de3fc?OpenDocument&Click= (Articulo La Jornada)

Desarrollo neoliberal y exclusión campesina

http://www.prd.org.mx/ierd/coy132/VSC1.htm

Anexo: Fotocopias

[Todas las paginas siguientes]