Sectas

Psicosociología. Religión. Tipologías: duras y blandas. Aparición. Auge. Mormones. Testigos de Jehová. Hare Krisna. Moon. Conducta sectaria

  • Enviado por: Ramón Goñi
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 16 páginas
publicidad
publicidad

Sectas

- Índice -

1.- Diferencia entre Secta y Religión. Conceptos.

2.- Tipos de Sectas. Clasificación.

3.- Causas de su aparición y auge

· Aspecto Ético y Social

· Aspecto Psicológico-Individual

4.- Pasos a seguir para hablar con un miembro de alguna secta

5.- Algunas Sectas

· Mormones

· Testigos de Jehová

· Hare Krisna

· Moon

1.- Secta Vs Religión

En una cuestión tan amplia como la que nos toca tratar, y de la que tanto se habla, la primera de las dificultades con que tropezamos es lograr un acuerdo acerca de la denominación más adecuada que debiera aplicarse a estos grupos, y el contenido que ha de darse al vocablo elegido.

Muchos son los que prolijamente eluden emplear el término "secta", sobre todo por considerar que tiene una carga despectiva que es preciso dejar de lado para un recto tratamiento del tema, debiendo entonces recurrir a diversos y complicados giros semánticos tales como "nuevas religiones", "nuevos grupos religiosos", "cultos", "movimientos religiosos libres", etc.

Con quienes así consideran la cuestión, hemos de coincidir en que es preciso evitar el tono despectivo que se le suele dar al asunto. Toda opción religiosa es digna del mismo respeto. Pero por otro lado, también es cierto que con los giros que se suelen proponer no siempre llegan a precisar el objeto al que nos estamos refiriendo. Cuando decimos "movimientos religiosos libres", siempre hay alguien que pregunta si queremos referirnos a las sectas.

La cuestión de la denominación, se ve además complicada por la amplitud del universo de grupos a los que suele aplicarse el término en cuestión. Consideremos que esta dispersión de la experiencia religiosa ha dado como producto grupos con un número de adherentes reducido y circunscripto o ciertamente grande como los grupos que denominamos vulgarmente “Evangélicos”. También hay una gran diversidad en la estructuración de las organizaciones: algunas son de corte claramente piramidal, como los “Testigos de Jehová”; otros en cambio carecen de una estructura fácilmente identificable como los que conocemos como “umbandistas”. Para complicar la situación un poco más, hay grupos que tienen un propósito clara y definidamente religioso, como Mormones; mientras que otros desarrollan "pantallas" que desdibujan su propósito religioso, tal es el caso de muchos grupos de yoga o de ayuda terapéutica.

Pero como contrapartida, aún manteniendo la dificultad para encontrar una definición precisa, culturalmente todos coincidimos de modo intuitivo en lo que queremos expresar cuando hablamos de "sectas". Quizás lo que esté faltando es que despojemos el vocablo de la carga despectiva que se le suele dar.

Nuestro término "secta", se suele afirmar que proviene del latín; aunque no podamos precisar con toda exactitud su raíz que podría encontrarse tanto en "sequor" (marchar detrás, seguir a un maestro particular), como en "sector" (cortar, separar, sectorizar a partir de un tronco principal). Por esto podemos afirmar que su contenido alude claramente a un grupo o forma social que se separa de un grupo de origen preexistente, en seguimiento de un jefe carismático o de sus enseñanzas. Por lo tanto, el término "secta" nos permite designar claramente y con gran amplitud, muchos de los grupos que nos ocupan, sin que ello conlleve carga despectiva alguna. Es más, es en este sentido en el que, durante el siglo I, los escritores romanos se referían a los cristianos como una secta judía: cristiano era aquel que, separándose del tronco histórico del Antiguo Testamento, seguía adorando al Dios de Abraham, Isaac y Jacob según las enseñanzas de Jesucristo, Hijo Único de Dios.

Comprendiendo el término en este sentido, como referido a un grupo religioso que se separa de otro preexistente que ya no lo contiene doctrinal o afectivamente, y despojándolo de toda connotación que implique desprecio, podemos aplicarlo a lo largo de la historia a distintas profesiones religiosas.

· Sectas/Conductas Sectarias

Básicamente lo que primero debiéramos detectar y evitar son las que podríamos denominar "conductas sectarias", es decir, las tendencias internas a todo grupo humano que se nuclea alrededor de un concepto aglutinante (que puede ser tanto religioso como político, económico o de otra índole) a separarse y aislarse de su contexto reivindicando la exclusividad de la verdad, consecuencia de haber priorizado una afirmación secundaria a una principal.

Esta conducta sociológica es siempre contraproducente, en cualquier ámbito que se dé, sea la política, la filosofía, el deporte o la religión. Porque es en sí misma disolutoria de todo núcleo social verdadero en función de un valor aparente. Conduce a los hombres a perder su objetivo primario, el bien común, y los distrae en el seguimiento de un elemento secundario.

Es una actitud particularmente grave en el ámbito de lo religioso, porque distrae al hombre de su fin trascendente, su vocación primera que es "alabar, hacer reverencia y servir a Dios nuestro Señor, y de este modo salvar su alma", y lo embarca en misiones ficticias, en la búsqueda de pobres remedos de la felicidad verdadera. Y esto puede ocurrir aún en el seno mismo de las que denominamos Iglesias tradicionales cuando nos agrupamos y dividimos en función no de la Gloria de Dios y la salvación de las almas, sino de particularidades circunstanciales que no hacen a la sustancia de la misión que Cristo confiara a su Iglesia: "...id a hacer discípulos entre todos los pueblos, bautizadlos consagrándolos al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, y enseñadlos a cumplir cuanto os he mandado".

Una conducta sectaria no siempre se estructura como secta, y no se la debe confundir con una tal; la diferencia es muy grande. De algún modo, el sectarismo es una de las tentaciones latentes en todo grupo humano fuertemente unido, por lo que debemos también tener particular cuidado de no confundir la tentación con su concreción.

La tendencia de un grupo es fácilmente corregible si se toma conciencia de ella y no acarrea males mayores; por el contrario puede convertirse en una experiencia enriquecedora. La división en cambio ya ha destruido, crea distancias que son en general difícilmente salvables y enfrenta a los hombres de un modo que muchas veces es irreconciliable.

· ¿Qué distingue a una secta?

Hechas hasta aquí estas salvedades, aún nos quedan numerosas cuestiones por aclarar: ¿Qué es lo que distingue hoy a una secta de una Iglesia?, ¿Porqué un grupo religioso puede ser calificado de secta?

Por el número de sus miembros ciertamente que no. En nuestro país (Argentina) por ejemplo, hay minorías étnicas que se agrupan en iglesias y que ninguno de nosotros se atrevería a calificar como sectas. Este es un error desdichadamente frecuente que dificulta también el encuadre de la cuestión. El problema de la secta no surge de que se trate o no de una minoría cultural o religiosa, sino de su agresividad social y cultural.

"Una secta es un movimiento totalitario, caracterizado por":

1. Perspectiva Psicológica

-"la adscripción de personas totalmente dependientes de las ideas un líder y de las doctrinas del grupo,"

2. Perspectiva Sociológica

- "que puede presentarse bajo la forma de identidad religiosa, asociación cultural, centro científico o grupo terapéutico;"

3. Perspectiva Metodológica

- "que utiliza las técnicas de control mental y persuasión coercitiva para que todos los miembros dependan de la dinámica del grupo y pierdan su estructura de pensamiento individual en favor de la idea colectiva y del grupo, creándose muchas veces un fenómeno de epidemia psíquica y un fenómeno de pensamiento colectivo, sin que tenga que ver la personalidad propia del individuo."

Para ser más precisos, una secta es una agrupación, en el caso que nos toca caracterizada por tener fines religiosos (aunque no siempre se expliciten como tales), donde han llegado a convertirse en habituales y características actitudes o abusos que son excepcionales o marginales en otros grupos. Actitudes o abusos que según algunos especialistas deberían encontrarse en su totalidad dentro del mismo grupo para que pueda ser calificado como una secta, y que pueden agruparse en los siguientes ítems:

1. Estructura organizativa piramidal.
2. Sumisión incondicional a la dirigencia.
3. Anulación de la crítica interna.
4. Instrumentalización de los adeptos en orden a obtener los fines de la secta.
5. Ausencia de control de una autoridad superior sobre la secta.

A juicio de algunos investigadores en el tema, cuando encontramos todos estos elementos reunidos en un mismo grupo humano no cabría la menor duda de que nos encontramos ante una secta. Pero la dificultad volverá a surgir inevitablemente ante cada caso concreto.

· Religión - Iglesia - Secta

Pero hay otra fuente de confusiones: el empleo errático de los vocablos "religión", "iglesia" y "secta". Así, es posible que alguien pregunte si el Umbandismo es una iglesia o una religión. En realidad, ninguna de ambas opciones.

Cuando hablamos de una religión, estamos refiriéndonos a un sistema doctrinal y ritual que brinda al hombre una serie de respuestas a los interrogantes universales, fruto de una concepción singular acerca de sí mismo y su posiblidad de relación con la trascendencia. De este modo, son religiones el Cristianismo, el Budismo, el Islamismo, etc.

Ahora bien, en el caso particular del cristianismo, esta religión ha dado origen a través de dos milenio de historia a una serie de comunidades que, aún cuando mantienen como vínculo de unidad su fe en Jesucristo verdadero Dios y verdadero hombre, se han reunido en diversas iglesias que se han estructurado a través del espacio geográfico y el paso de los siglos, como comunidades identificadas con ciertas peculiaridades doctrinales y rituales. Una iglesia tiene una identidad estrutural, doctrinal y ritual que trasciende el tiempo y el espacio. De aquí que en el contexto cristinao haya una Iglesia Católica, otra Ortodoxa, otra Luterana... todas igualmente cristianas, y todas iglesias.

Esta organización eclesial es propia del cristianismo, y no podemos buscar tales estructuras en otras religiones como el Budismo o el Brhamanismo.

La secta por su parte, es una segmentación de estas unidades antes descriptas, a partir de la adhesión a una enseñanza o práctica particulares. Así, dentro del Budismo encontramos cientos de sectas que hacen referencia a una gama muy variada de maestros espirituales que a lo largo de los siglos han enseñado una gran diversidad de maneras de comprender las enseñanzas de Buda. Este fenómeno de segmentación se da al interior de todas las religiones y las iglesias.

Así, si retomamos la pregunta inicial, el Umbanda no es una religión. La religión propiamente es el Animismo, es decir un sistema ritual y de creencias que rinde culto a las fuerzas latentes en las realidades inanimadas, tales como el agua, el rayo, etc.

Tampoco podría ser una iglesia, ya que no se trata de un sistema cristiano, sino de un sincretismo de origen claramente pagano.

Secta - Grupo humano que se ha separado de otro preexistente, priorizando una afirmación parcial por encima de la Verdad, al seguir a un maestro particular o su doctrina; y que por lo tanto se inhabilita a mismo para la comunión.

----------------------

2.- Tipos De

Sectas

En nuestros días, una de las sistematizaciones más en uso, sobre todo en los medios de comunicación, es la que divide los grupos a partir del empleo sistemático o no de las denominadas 'técnicas de condicionamiento conductual' (generalmente mal llamadas 'lavado de cerebro'). En este esquema se distinguen sectas 'duras' y sectas 'blandas'.

Sectas 'duras' o agresivas - se suelen denominar de este modo aquellos grupos que acuden de modo sistemático y a todo nivel a técnicas de proselitismo agresivas, y a las prácticas de reprogramación conductual o de condicionamiento conductual, como técnica de asimilación del individuo a la comunidad. Estos grupos generalmente conforman comunidades muy cerradas o aisladas, sin gran contenido doctrinal pero con un énfasis muy marcado en la pertenencia al grupo. Comúnmente constituyen pequeños núcleos de adherentes que difícilmente superan entre 500 y 1500 personas. Son ciertamente muy agresivas a nivel individual ya que las técnicas de captación que emplean, al alterar los patrones de conducta del individuo pueden provocar serios trastornos a nivel psicológico, de difícil recuperación. Se suelen considerar sectas agresivas a los Niños de Dios, la Secta Moon, y otros grupos semejantes. En general no tienen un impacto importante a nivel social y cultural debido a su número reducido, lo exótico de su doctrina, y el carácter cerrado de sus comunidades.

sectas 'blandas'- Por contraposición, suelen denominarse 'sectas blandas' a aquellos grupos sectarios que no hacen uso de técnicas de captación 'duras', y cuya doctrina no ofrece particularidades llamativas. Generalmente se suele dar esta denominación a grupos de origen cristiano, e incluso a los de culto de tipo umbandista.

Esta clasificación es de utilidad en el manejo de la noticia ya que hace referencia de modo simple y rápido a la agresividad del grupo que es objeto de la investigación; pero es en sí misma una simplificación excesiva, difícilmente calibrable ya que no existe un límite claro y definido entre unos grupos y otros. Por otro lado tiende a crear la falsa sensación de que las 'sectas blandas' no tienen riesgo para la sociedad y que por lo tanto son aceptables en un contexto de libertad religiosa.

Personalmente, creo que una buena clasificación debe permitirnos, con facilidad y sin demasiadas complicaciones, ubicarnos ante las características generales de cada grupo, especialmente en lo referente a su doctrina y origen histórico, a fin de facilitar la elaboración de una respuesta doctrinal adecuada. Secundariamente una buena clasificación debiera permitirnos conocer algún lineamiento general sobre el modo en que opera el grupo en cuestión. Y en todos los casos debe ser lo suficientemente amplia y elástica como para no necesitar multiplicar indefinidamente los compartimientos para dar cabida a todo el universo de grupos que existen o que puedan aparecer.

Teniendo en cuenta los presupuestos enunciados, los grupos pueden dividirse en atención a la doctrina religiosa de origen, sobre todo teniendo en cuenta si se separan del tronco histórico del cristianismo o no; así podemos distinguir entre grupos de origen cristiano y grupos de origen pagano.

Los primeros son aquellos que reconocen de un modo implícito o explícito su raíz principal en alguna de las iglesias cristianas históricas, por lo tanto todos ellos tienen un tronco doctrinal básicamente cristiano y reconocen la autoridad del texto bíblico, aunque no todos pueden decirse propiamente cristianos pues algunos no reconocen la divinidad de Jesucristo. Por esto, los grupos de origen cristiano podrían a su vez subdividirse en lo que el Documento de Santo Domingo denomina 'sectas fundamentalistas' y los 'grupos para-cristianos'.

- Grupos de Origen Cristiano -

Sectas fundamentalistas

· Asambleas de Dios

· Grupos Evangélicos

· Grupos Pentecostales

· Adventistas

- Grupos para-cristianos -

· Mormones

· Testigos de Jehová

- Grupos de origen pagano -

Grupos esotéricos

· Rosacruces

· Teosofía

· Sectas platillistas

Grupos de origen hindú

· Hare Krishna

· Misión de la Luz Divina

· Ananda Marga

- Grupos derivados de otras religiones orientales -

· Baha'i

· Sicho No Ié

- Grupos sincréticos -

· Ritos afro brasileros

· Secta Moon

---------------------

3.- Causas de su Aparición y Auge

En cada oportunidad en que se plantea esta problemática de disolución religiosa, casi inmediatamente se plantea (al menos en nuestro medio), la necesidad de adjudicar responsabilidades. Por supuesto que la respuesta será diversa como diverso sea el enfoque del tema al que nos hemos referido en la introducción. Para algunos se tratará de una ofensiva ideológica y por lo tanto la responsabilidad será de la política norteamericana; pero para muchos otros, conscientes de que este es un fenómeno de connotaciones religiosas innegables, la responsabilidad debiera recaer en las iglesias históricas y su incapacidad para dar una respuesta suficientemente atrayente a la problemática del hombre contemporáneo.

Claro que un planteo de ese tipo no resiste el simple análisis histórico, porque a poco de recorrer el camino de la historia de la Iglesia hemos de encontrarnos con épocas mucho más difíciles y menos luminosas, en las que no por eso se produjo un fenómeno de estas magnitudes y características; muy por el contrario, esta segunda mitad del siglo XX asiste al fenómeno de una Iglesia Católica con una imagen y una presencia en el contexto social y cultural quizás muy pocas veces vistas antes. Ante esta realidad muchos apelan a respaldarse en la crisis en que se ve inmersa la institución familiar en Occidente.

Pero así sola, esta es también una explicación simplista, no todos los que son captados por las sectas son adolescentes, y por lo general cuando lo son, no pertenecen siempre a familias de padres separados o que sufren alguna situación de conflicto particular; sino que por el contrario, muchos de sus miembros pertenecen a familias que podríamos denominar 'tipo', sin problemáticas especiales.

Lo que sí parece posible es que la crisis de la institución familiar y la de las estructuras religiosas sean manifestaciones paralelas de un mismo fenómeno de disgregación cultural. Sobre todo si partimos de la premisa de que la conducta sectaria es un fenómeno básicamente sociológico, no religiosos ni político.

Lo que no podemos negar, sobre todo si tenemos en cuenta la afirmación ya citada del Documento de Puebla de que 'lo esencial de la cultura está constituido por la actitud con que un pueblo afirma o niega una vinculación religiosa con Dios', es la íntima vinculación existente entre el fenómeno socio-cultural y la opción religiosa de un pueblo. Si asistimos a una crisis cultural, es muy posible que encontremos sus raíces últimas es una crisis religiosa.

- Situación religiosa de la cultura contemporánea

Aspecto ético-social

Quizás lo más cierto que podamos decir es que nuestra cultura padece desde hace ya largo tiempo una aguda Crisis Moral; crisis gestada y desarrollada no en estas últimas décadas como podríamos rápidamente suponer, sino a lo largo de varios siglos; y que no se manifiesta primariamente en el hecho de que se cometan más crímenes que en otras situaciones históricas, o en el avance de flagelos como la droga, la degradación de costumbres y la corrupción (esto sería simplemente un problema de `conductas' moralmente reprobables); sino que se hace patente prioritariamente en el progresivo desarrollo de un marcado desequilibrio entre el avance técnico-científico del género humano y el estancamiento del desarrollo de su conducta moral por un lado, y por otro, en la progresiva instalación como criterio culturalmente aceptado de una dualidad irreconciliable entre moralidad y legalidad que implica una renuncia al juicio moral de las conductas para una valoración de orden meramente legal, sumergiéndonos en un legalismo de orden positivista sin referencias de valor trascendente.

Este desequilibrio reconoce causas diversas:

En primer lugar, en la cultura contemporánea ha habido una disminución creciente del influjo de los esquemas religiosos -o dicho de un modo más genérico, de los valores trascendentes- en la formulación de las pautas de conducta propias de una sociedad.

Una segunda causa ha de reconocerse en el pluralismo ideológico y cultural que ha caracterizado la segunda mitad del siglo XX, y para el que quizás no estamos adecuadamente preparados tanto desde una perspectiva social como individual.

Un tercer factor igualmente importante está dado por el inmenso dominio alcanzado por el hombre sobre las fuerzas naturales, lo que le proporciona en algunos casos un nivel de bienestar nunca antes conocido, y un progresivo opacarse de las causas del dolor o el sufrimiento.

Hay, finalmente, un cuarto elemento quizás aún no suficientemente estudiado, y es el referido a la influencia que tienen las modernas estructuras urbanas en la estructuración religiosa y cultural de la personalidad del individuo.

En este sentido son muy interesantes las reflexiones que realiza Mircea Eliade: "…el espacio no es homogéneo para el hombre religioso; algunas partes son cualitativamente diferentes. Hay un espacio sagrado y por lo tanto fuerte, importante; y hay otros espacios que no son sagrados y por lo tanto carecen de estructura, forma o significado. Pero esto no es todo. Para el hombre religioso esa no-homogeneidad espacial encuentra expresión en la experiencia de una oposición entre el espacio que es sagrado -el único espacio real y realmente existente- y todos los otros espacios, la extensión informe que lo rodea. La experiencia religiosa de la no-homogeneidad del espacio es una experiencia primordial, comparable con la fundación del mundo. Pues es la ruptura del espacio lo que permite que el mundo se constituya, porque revela el punto fijo, el eje central para orientación futura… En la extensión homogénea e infinita en la cual no existe un punto de referencia posible y en consecuencia ninguna orientación puede establecerse, la hierofanía revela un punto fijo absoluto, un centro…"

- Aspecto psicológico-individual

"… algunos secretos trágicos del intelectual moderno de Occidente; por ejemplo, su profunda insatisfacción por las formas gastadas del cristianismo histórico y su deseo de liberarse violentamente de la fe de sus antepasados, acompañada por un extraño sentimiento de culpa, como si él mismo hubiera matado a un dios en el que no podía creer pero cuya ausencia le era imposible soportar"

Mircea Eliade
Ocultismo, brujería y modas culturales, p. 20

Por esto, la clave del conflicto se ha desplazado al plano individual, personal. Estas visiones cosmocéntricas de la realidad no hacen más que reducir la persona a `un ladrillo más en la pared' como afirmaba una canción; aunque en su explicitación afirmen lo contrario, en los hechos reducen y cautivan al individuo en su libertad y su capacidad de auto realización.

En este sentido, toda cultura es en sí un complejo de símbolos que ofrecen al individuo una serie de modelos que le permiten relacionarse de modo espontáneo y sin mayor mediación reflexiva en cada uno los niveles enunciados. Esto es visible aún a través de la conformación urbanística de los pueblos tradicionales: el centro cívico está desarrollado alrededor de la plaza (no del centro comercial como ocurre en muchos casos hoy), y allí se encuentran la Iglesia, la comisaría, el juzgado de paz, la escuela, el palacio municipal... Todos estos elementos urbanísticos son en realidad símbolos culturales que hacen presente al individuo una serie de valores trascendentes que deben ordenar su vida personal y social: la fe, el respeto de la ley, la necesidad del cultivo personal, la colaboración en la construcción del bien común, la diversión...

Pero muchas veces se proponen pautas de conducta o esquemas simbólicos que más bien sumergen a la persona en un estado de inmadurez crónico, siendo en consecuencia altamente generadora de personalidades deficitarias en alguna de las áreas de relación personal que hemos mencionado antes.

En general se trata de personalidades que ya desde la propuesta cultural han sido despojadas de su núcleo de trascendencia; durante años el secularismo luchó por eliminar todo planteo trascendente del ámbito público dando lugar a una pretendida cultura de la inmanencia que despojaba al individuo del eje trascendente que es el estructurante de la personalidad, generando de este modo un vacío que irremediablemente ha venido a ser llenado por la religión de la inmanencia (el culto de lo social como única trascendencia real posible) o la magia (el trasladar el valor trascendente a una realidad inferior a la persona humana).

Este individuos, necesitado de una referencia sólida al Ser, sediento de ser reconocido, y por sobre todo, necesitado de un ámbito de participación y compromiso, es el destinatario privilegiado y el objetivo principal de la agresión religiosa escondida detrás del proselitismo sectario, que le promete respuestas a todas estas falencias, sin que a nadie le importe que esas respuestas sean verdaderas.

Deber irrenunciable decimos, porque el corazón del hombre de los albores del tercer milenio es un terreno fértil que de no ser cultivado dará lugar al desarrollo de la maleza, como de hecho está ocurriendo: en el corazón del hombre contemporáneo se desarrolla todo lo que se proponga como una respuesta a esta búsqueda de Dios, sin importar demasiado la validez o no de tal respuesta.

----------------------

4.- “Primeros Auxilios” en caso de ser captado

Podemos tipificar dos modelos básicos:

1. Familias católicas, que por diversos motivos presentan dudas o inquietudes.

Generalmente se trata de una circunstancia fruto de haber recibido la visita o tener en la familia algún adherente a estos grupos, o de haber entrado en contacto con bibliografía de alguno de ellos. En estos casos suele haber muchos interrogantes y dudas que requieren respuestas claras, sazonados a veces con algo de curiosidad.

En este caso, y con mucha sencillez ha de procurarse conducir la cuestión a través de un diálogo en el que por sobre todo aportemos la claridad necesaria para disipar las dudas existentes, sin grosería ni actitudes despectivas hacia las otras creencias.

Ciertamente sería importante, si el desarrollo del diálogo lo permite, hacer notar que no debemos colocarnos en situaciones que cuestionen nuestra fe sin una necesidad clara, y que por otra parte, nuestras dudas reflejan en general no la imprecisión de la Iglesia, sino nuestra falta de formación personal.

2. Familias pertenecientes a grupos de características sectarias.

En estos casos es preciso:

  • Tener siempre presente que quienes adhieren a estos grupos lo hacen de buena fe, y creen firmemente estar en el camino correcto, por lo que nuestro trato ha de ser ante todo respetuoso y considerado, evitando todo gesto que pueda ser interpretado como despectivo o que suponga superioridad de nuestra parte.

  • Considerar que una conversión difícilmente sea fruto de una sola conversación. Nuestro propósito en este caso no ha de ser intentar convencer (no estamos vendiendo un producto).

  • Debemos buscar la oportunidad de sostener un diálogo sincero y cordial, evitando prolijamente la discusión e impregnado sobre todo de respeto; haciendo pie especialmente en los puntos de coincidencia que podamos encontrar, para desde allí avanzar hacia las disidencias, intentando en lo posible clarificarlas. En estas situaciones no hay peor error que enredarnos en una larga y erudita discusión teológico-bíblica; puede servir para mostrar nuestra superioridad intelectual, pero difícilmente abrirá la puerta a una conversión.

  • En todos los casos, hemos de tener presente que el sectarismo no se construye a partir de lo novedoso o extraño de una doctrina, ni tampoco de la constitución de un grupo reducido de adherentes; sino que es una actitud personal y grupal que inhabilita para la comunión y por ende para el diálogo verdadero.

    ---------------------------

    5.- Algunas Sectas

    5.1.- Mormones

    · Denominación:

    Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
    Church of Jesus Christ of Later-Day Saints

    · Clasificación:

    Grupo de origen cristiano
    Grupo para-cristiano

    · Fundador:

    Joseph Smith

    · Lugar de origen:

    Manchester - EE.UU.
    Salt Lake City - Utah, EE.UU.

    · Fecha:

    6 de abril de 1830

    · Textos:

    Libro de Mormón
    Biblia
    Doctrinas y Convenios
    La Perla de Gran Precio

    · Doctrina:

    La revelación sigue abierta por boca de los presidentes.
    Politeístas: hay muchos universos y muchos dioses.
    Jesús y el Demonio son hermanos.
    "Lo que el hombre es ahora, eso fue Dios,
    lo que Dios es ahora puede llegar a ser el hombre."
    Niegan la espiritualidad, la infinitud y la omnipresencia de Dios.
    Jesucristo es nuestro "hermano mayor", fue engendrado carnalmente por el Padre.
    La iglesia de los Apóstoles desarpareció en la Gran Apostasía y ha sido restaurada por José Smith.
    Tienen ritos públicos y "privados".
    Suprimen el sacerdocio ministerial.
    Restauración del sacerdocio de Aarón y el de Melquisedec.
    Práctica del bautismo por los muertos.
    Todos los hombres serán salvados.
    Justificación de la poligamia.
    El matrimonio es necesario para superar el estado de ángeles.

    · Divisiones:

    A partir de la supresión de la práctica de la poligamia se han generado divisiones, manteniéndose grupos que actualmente la practican.

    5.2.- Testigos de Jehová

    · Denominación:

    Testigos de Jehová
    Watchtower Bible and Tract Society

    · Clasificación:

    Grupo de Origen Cristiano
    Grupo Para-Cristiano

    · Fundador:

    Charles Taze Russel

    · Lugar de Origen:

    Rochester - Estados Unidos

    · Fecha:

    1878

    · Libro:

    Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras

    · Síntesis Doctrinal

    No son Cristianos
    Jesús es el Arcángel San Miguel transcorporalizado
    Niegan la Maternidad Divina de María
    El Espíritu Santo es 'la fuerza activa de Dios'
    Profesan un Monoteísmo cerrado y materialista
    Jesús entregó su vida en rescate por la Humanidad
    El Rescate de Cristo no alcanza a todos los hombres
    En principio la Biblia es la única fuente de Revelación
    Jesús no resucitó con un verdadero cuerpo humano
    No admiten el Principio de Libre Interpretación
    Tres Tipos de Pecados
    Original Heredado, puede ser borrado
    Pecado Irrevocable, no puede ser perdonado
    Pecados de Debilidad
    Pecado = No alcanzar el grado de Justicia de Jehová
    La Tierra nunca será destruida ni despoblada
    Dios destruirá el sistema de cosas en Harmagedón
    Hay una preocupación obsesiva por las fechas

    · Dimensiones:

    El Centro para la Tolerancia Religiosa de Ontario reporta 5.000.000 de miembos activos, en más de 75.000 congregaciones distribuidas en más de 200 países.

    · Sites Internet:

    oficial: http://www.watchtower.org/
    ex-miembros: http://www.nano.no/~telemark/dnseng.html
    pro-transfusiones libres: http://www.visiworld.com/starter/newlight

    5.3.- Hare Krisna

    · Denominación:

    Asociación Internacional para la Conciencia de Krishna
    International Society for Krisna Consciousness

    · Clasificación:

    Grupo de origen neo-pagano
    Grupo de origen oriental

    · Fundador:

    Bhaktivedanta Swami Prabhupada

    · Lugar de origen:

    India
    Nueva York - EE.UU.

    · Fecha:

    década del '20
    1966

    · Sede central:

    Mayapur (India), desde 1974

    · Textos:

    Bhagavad Ghita

    · Doctrina:

    Todos los libros sagrados son la misma revelación.
    Férrea disciplina despersonalizadora.
    La humanidad se divide en karmis y adeptos
    Piedad es realizar fielmente las consignas en favor de Krishna: control de la sexualidad; dieta infraalimenticia; vestiduras especiales; subvaloración de la mujer.
    Teológica y éticamente anti-cristianos.
    Krishna es una divinidad personal.
    El universo surge por emanación o evolución progresiva.
    Antropología panteísta y reencarnacionista.
    El fin del hombre es alcanzar la conciencia de Krishna.
    Cada día de Brahma se cierra con una catástrofe cósmica.
    Son catástrofes de "purificación" ecológica.
    Deben repetir 1.728 vedces por día el mahamantra.

    · Divisiones:

    Actualmente hay numerosos subgrupos, que se reunen alrededor de dos focos de poder principales: el americano y el europeo.

    5.4.- Moon

    · Denominación:

    Iglesia del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial
    Secta Moon

    · Clasificación:

    Grupo de origen neo-pagano
    Grupo de origen sincrético

    · Fundador:

    Sun Myung Moon

    · Lugar de origen:

    Pouson - Corea del Sur

    · Fecha:

    1 de mayo de 1954

    · Textos:

    El Principio Divino - Moon, 1957

    · Doctrina:

    Se define como un espíritu o movimiento para lograr la unificación de todas las religiones.
    El pecado es provocado porque Eva hace el amor espiritual con Lucifer y material con Adán.
    La historia se divide en tres etapas: de Adán a Abraham; de Abraham a Jesucristo; de Jesús a Moon.
    Con Moon da comienzo la nueva y definitiva era de la historia.
    Moon es el Mesías que viene a rectificar el error de Jesús y restaurar al mundo.
    Jesús fracasó en su propósito porque cometió errores: Juan el Bautista dudó de él; los judíos no lo reconocieron como Mesías; no se casó para formas una familia perfecta; su muerta en la cruz es un fracaso.
    Misión de Moon: Lograr la unidad entre la iglesia y el estado; enfrentar a Satanás que gobierna la mitad de la tierra a través del comunismo.
    El pueblo coreano es el pueblo elegido.
    Corea es la nueva tierra prometida. Argentina es la tierra prometida "alternativa".

    · Dimensiones:

    El Centro para la Tolerancia Religiosa de Ontario estima que está presente en al menos 250 países, principalmente en Corea, Japón y Estados Unidos. El total de miembros se calcula en varios cientos de miles en todo el mundo.

    · Internet:

    Sitio oficial: http://www.unification.org
    Sitio no oficial: http://www.unification.net
    Steven Hassan: http://www.shassan.com