Sectas

Ética y moral. Líderes. Características personales. Métodos de captación y prevención. Control de conducta

  • Enviado por: Mauricia Sanchez Garcia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

SECTA:

  • conjunto de seguidores de una parcialidad religiosa o ideológica

  • doctrina religiosa o ideológica que se diferencia e independiza de otra

  • conjunto de creyentes en una doctrina particular o fieles a una religión que el hablante considera falsa

  • La palabra secta parece tener su origen , bien en la raíz latina 'sequor' que significa 'seguir', 'marchar detrás de', 'tomar por guía', o en un sentido mas preciso `seguir la inspiración o los preceptos de'; bien en la raíz 'secedo' (apartarse, alejarse); bien en la declinación 'seco secui sectum' que significa cortar, seccionar, partir, amputar, mutilar, etc. En pocas palabras podríamos decir que una secta es un grupo de individuos unidos por un líder o una doctrina.

    Cuando nos referimos a las sectas o grupos totalitarios es importante remarcar que no todas son iguales. Observemos diversos criterios de clasificación que se utilizan en la actualidad y que ayudan a diferenciarlas:

    • Sectas Destructivas. Grupos totalitariamente estructurados y fuertemente organizados que propugnan un nuevo sistema de vida y que obligan a sus adeptos a una sumisión total. Utilizan técnicas de reforma del pensamiento. Habitualmente estos grupos viven en comunidades y el líder posee el poder absoluto. Tratan de captar adolescentes de clase media y media alta

    • Sectas peligrosas. Grupos que no utilizan técnicas de reforma de pensamiento. Una manera rápida de reconocer estos grupos es analizando sus actitudes: rigidez en el credo, no cooperación con otras iglesias, autoconvencimiento de que fuera de su credo no hay posibilidades de 'salvación', y énfasis marcado en detalles insignificantes (segundo bautismo, prohibición de fumar, de ingerir bebidas alcohólicas o bailar).Trabajan principalmente en los barrios humildes.

    • Grupos de Riesgo. En los últimos años ha crecido un fenómeno que bordea lo sectario, instalándose sobre todo en la clase media. Se trata de infinidad de grupos aglutinados en torno de un tema en especial (bioenergética, yoga, biodanza, ufología, terapias para liberar angustias, control mental, armonización de los centros energéticos, etc.).Estos grupos, que no están sólidamente organizados entre si, pueden proponer, a partir de una metodología precisa, desde dejar de fumar hasta la salvación eterna. Lamentablemente muchos de sus líderes, algunos profesionales de la salud, forman organizaciones que terminan convirtiendo a sus pacientes en verdaderos esclavos, adquiriendo el grupo las características de una secta destructiva

    LIDERES:

    Lideres hay muchos. Sé autodenominan gurú, maestro, pastor, reverendo, profeta, swami, presidente, padre, comandante. Algunos son más poderosos que otros, pero todos, en mayor o menor medida pretenden ejercer un poder divino, celestial. Ello significa que el líder lo sabe todo y lo prevé todo. Nadie puede dudar de sus afirmaciones, ni de sus escritos o sus órdenes. El reina en forma absoluta y sin discusión. El dominio del líder es tal que hasta el hecho más irracional es aceptado. Muchos podrán señalar que ser líder no tiene nada de malo. Que en la historia de la humanidad han existido líderes que han cumplido un papel fundamental. Ser líder no es malo, ser líder-fanático si lo es. El fanático considera su creencia, su ideal como algo sagrado y como tal, por encima de cualquier cosa. Otra característica de la fe fanática es la intolerancia, no soporta que lo contradigan: se pone tenso, se excita y se enfurece contra el que opina diferente. No soporta los argumentos del otro porque obligan a cuestionarse sus creencias.

    Todas las sectas, especialmente las destructivas tienen un líder, que es un personaje mesiánico, carismático, con un gran encanto personal y gran poder de atracción, que se convierte en dueño de cuerpo y alma del adepto, y obviamente de su dinero y el de su familia si es posible.

    El líder maneja mas fácilmente a un individuo si este esta en grupo, en una multitud se borran las adquisiciones individuales, desapareciendo la personalidad de cada uno de los que la integran.

    CARACTERISTICAS GENERALES DE LAS PERSONAS QUE EN ENTRAN EN UNA SECTA

    · Su inadaptación e insatisfacción social

    · Su religiosidad, trascendencia y atracción por lo sobrenatural.

    · Sus carencias afectivas, soledad y elevada emocionalidad.

    · Su baja autoestima, depresión, insatisfacción y sentimiento de infelicidad.

    · Su idealismo, búsqueda de absolutos y de soluciones revolucionarias

    · Su independencia y bajo deseo de afiliación y compromiso.

    · Su desorientación, aburrimiento, falta de dinero, desocupados, desengaños amorosos, fracaso escolar, malas relaciones familiares y consumo de drogas.

    METODOS DE CAPTACION

  • La mayoría de las sectas han ideado una serie de tácticas para ganar prosélitos explotando los puntos vulnerables de los futuros devotos. Parten del principio de que existen mayores probabilidades de encontrar adeptos entre los viajeros y personas que viven alejadas de su ámbito familiar, individuos que atraviesan periodos de angustias, y especialmente jóvenes, que cualesquiera sea sus vínculos naturales, sufren las transformaciones psicológicas propias del paso a la madurez. Así, los miembros de las sectas encargados de ganar prosélitos, frecuentan las estaciones ferroviarias y paradas de autobuses, aeropuertos, bibliotecas, lugares de reunión en las universidades, manifestaciones, cualquier sitio que ofrezca la posibilidad de ser frecuentado accidental o regularmente por estos seres solitarios o vulnerables, así como también hospitales, prisiones, bares...

  • Una vez que se ha identificado al posible aspirante, el miembro de la secta emplea una táctica estudiada para atraer su atención. Un devoto de una secta oriental, por ejemplo, se aparta del grupo de compañeros que entona cánticos delante de una biblioteca publica importante y aborda a un estudiante que, sentado en uno de los escalones, observa la escena; luego le induce a que lea uno de los folletos que hablan de un nuevo estilo de vida, le invita a cenar esa noche y allí le ofrece una camadería fuera de lo común. En otros casos, una muchacha que acaba de llegar a la ciudad, con una mochila a la espalda y la guitarra en la mano es abordada por dos seguidores de un grupo originado en Corea, que le ofrecen sitio en que alojarse hasta que logre adaptarse, donde por cierto podrá comer, oír buena música y conocer a jóvenes agradables que piensan del mismo modo. Usando una estrategia parecida, un reclutador de un grupo cristiano, se sienta junto a un joven en la capilla de la Facultad y le comenta que cerca de allí se ha instalado un nuevo grupo dedicado al estudio de la Biblia, que para cualquier pregunta de índole espiritual ofrece respuestas mas satisfactorias que las de las iglesias tradicionales; así podríamos nombrar muchos mas. Durante estos contactos iniciales, y en las primeras reuniones dentro del ámbito de la secta, los reclutadores hacen lo posible para que la comunidad religiosa le resulte sumamente atractiva al recién llegado. Le hacen conmover profundamente expresándole el gran interés que tienen en su bienestar, tratándole incluso con cariñ o y prestando una calculada atención a sus ideas, aficiones y esperanzas. El novato, por lo general, se siente emocionado y feliz de merecer tantas atenciones de estas personas idealistas, tan semejantes a él, que parecen compartir una existencia llena de sentido y resolver los problemas personales

  • el aspirante asiste a un curso o serie de clases. Es probable que se quede perplejo al oír muchas de las ideas que se exponen allí y confuso frente a determinadas costumbres ajenas a su experiencia o ante las sutiles alteraciones que sufren los significados de las palabras, símbolos y conceptos familiares. El recién llegado continúa prestando atención y participando en la medida de sus posibilidades en una serie de actividades impuestas por la secta para provocar el debilitamiento mental de sus devotos. Los miembros de confianza, entrenados previamente para este cometido, no dejan solo al aspirante ni un momento, acompañándolo incluso hasta la puerta del baño. Durante las frecuentes visitas que le hacen al aspirante mientras este está despierto, no dejan de incitarle en términos cordiales pero firmes para que participe activamente en la peculiar camaradería de la secta. Con su franqueza e interés, logran convencer al iniciado de que en la secta encontrara no solo una comunidad fiel e ideales que la sociedad exterior ha traicionado, sino también la solución a los problemas que puede tener con su familia, amigos, estudios, trabajo, es decir, como todo tipo de actividad social o psicológica. Tan intensa es la presión ejercida de este modo que en determinado momento Se convierte en un ser sumamente influenciable, abandona la molesta libertad de elección que tenia antes de ingresar en la secta y esta dispuesto a aceptar los preceptos de ésta completa e incondicionalmente.

  • Con el tiempo, el iniciado hace suyo el estilo de vida de la secta y la visión del mundo que tenia antes de ingresar en ella pasa a ser un recuerdo lejano, en parte olvidado y en parte anulado, ausente de su realidad cotidiana. Una de las consecuencias de esta reeducación es la de polarizar la actividad mental del devoto, induciéndole a creer que la secta representa todo lo bueno y provechoso que necesita y que las demás asociaciones son perniciosas, incluso perversas, por lo que hay que evitarlas a cualquier precio o manipularlas para ponerlas al servicio de nuevo miembro. Mientras prosigue al adoctrinamiento, los líderes no pierden ocasión de conjurar el espectro de castigos sobrenaturales que penan la desobediencia. La redención y la salvación les esta reservada a los creyentes y practicantes convencidos, mientras que a los herejes les aguarda la condenación eterna y el sufrimiento.

  • COMO PREVENIRSE DE LAS SECTAS DESTRUCTIVAS

    Muy pocas personas se han convertido en miembros de sectas por propia voluntad. Indistintamente del grado de vulnerabilidad que puede tener cada persona, la acción de un reclutador puede ser decisiva. 

    • CUESTIONE a la gente con respuestas fáciles o soluciones a todos los problemas del mundo. 

    • CUESTIONE a la gente que parece excesiva e inapropiadamente amistosa.

    • CUESTIONE a la gente que invita a comidas gratis con charlas, donde los objetivos no están claramente establecidos. 

    • CUESTIONE a la gente que lo presiona porque "todo el mundo lo está haciendo". 

    • CUESTIONE a la gente que trata de manejarlo mediante la culpa. 

    • CUESTIONE invitaciones a encuentros grupales con metas no claras.

    Las técnicas de manipulación de las sectas son muy poderosas; trabajan en usted, esté o no experimentando dificultades. De todas formas, si una secta se aproxima cuando uno enfrenta algún problema grave en su vida, entonces se es más vulnerable. La próxima vez que usted se sienta sobrepasado por la tensión lo ayudará contar con alguien que conozca y en quien pueda confiar. Desconfíe de las amistades repentinas e incondicionales que surgen en esos momentos. LAS SECTAS EXPLOTARAN SUS MOMENTOS DE ANGUSTIA. Ellas no están interesadas en ayudarlo, sino en ayudarse a sí mismas. Confiar en las promesas sectarias puede conducirlo a la separación de su familia, amigos, recursos económicos, y de la capacidad de pensar por sí mismo. Las sectas quieren libremente todo su tiempo, de por vida, comprometido como reclutador y recaudador de fondos.

    Permanecer vinculado psicológica y socialmente a una secta, incluso por un corto tiempo, puede llevarlo a las siguientes consecuencias:

     -- Pérdida de la capacidad de elegir y libre voluntad

    -- Disminución de su habilidad intelectual, lenguaje y sentido del humor

    -- Reducción de su poder de abstracción

    --Disminución de su capacidad para establecer nuevas relaciones personales

    -- Pobre capacidad de discernir

    -- Graves deterioros físicos

    -- Desnutrición

    --Alucinaciones, pánico, disociación, culpa, dispersión de identidad y paranoia

    -- Distintas patologías neuróticas y psicóticas, con impulsos suicidas

     

     TÉCNICAS DE CONTROL DE LA CONDUCTA

     

    -- HIPNOSIS. La inducción de un estado de alta predisposición a la sugestión bajo hipnosis es a menudo sutilmente enmascarado bajo los nombres de relajación o meditación.

     -- PRESIÓN GRUPAL. La supresión de la duda y la resistencia a las nuevas ideas se consigue explotando la necesidad de pertenecer a un grupo. 

    -- BOMBARDEO DE AMOR. Creación de un sentido de familiaridad y pertenencia a través de abrazos, besos, el contacto físico y los halagos continuos.

     -- RECHAZO DE VALORES ANTERIORES. La constante renuncia de los pasados valores y creencias acelera la aceptación del nuevo estilo de vida.

     -- DOCTRINA OSCURA. Fomenta la aceptación ciega y el rechazo de la lógica a través de lecturas complejas de una doctrina incomprensible.

     -- ANULACIÓN DE LA PRIVACIDAD. Consigue la perdida de la evaluación lógica, a través de la imposibilidad de reflexionar en soledad.

     -- PRIVACIÓN DEL SENTIDO DEL TIEMPO. Evitando la presencia de todo reloj, se destruye la capacidad de evaluar la información, reacciones personales y funciones corporales en relación al paso del tiempo.

     -- REGRESIÓN. Se obtiene a través de la orquestación de conductas infantiles, una obediencia infantil.

     -- REGLAS DE NO COMPROMISO. Se induce la regresión y la desorientación por medio de la implantación de rígidas reglas sobre horas y modos de comer y dormir, de lavarse y de uso de medicamentos.

     -- PRIVACIÓN DEL SUENO Y FATIGA. Crea desorientación y vulnerabilidad, prolongando la actividad por la uniformidad de ropajes en el grupo.

     -- CANCIONES Y CÁNTICOS. Se eliminan las ideas ajenas al grupo, a través de la repetición de cantos o frases estereotipadas.

     -- CONFESIONES. Se consigue la destrucción de las individualidades mediante la denuncia ante el grupo, a través de las debilidades, sentimientos y dudas de cada uno.

     -- COMPROMISO FINANCIERO. Obtiene una creciente dependencia al grupo rompiendo lazos con el pasado mediante la donación de dinero.

     -- SEÑALAMIENTO. Crea un falso sentido de rectitud, apuntando los defectos del mundo exterior y de otros cultos.

     -- JERARQUÍA OSTENTOSA. Promueve la aceptación de la autoridad del culto, prometiendo elevación, poder y salvación.

     -- AISLAMIENTO. Induce la perdida de realidad mediante la separación física de los parientes, amigos, sociedad y de toda referencia externa.

     -- APROBACIÓN CONTROLADA. Mantiene la vulnerabilidad y confusión, premiando o castigando alternativamente similares acciones.

     -- CAMBIO DE DIETA. Crea desorientación e incrementa la susceptibilidad al desborde emocional, privando al sistema nervioso de sustancias necesarias para una función normal.

      -- FALTA DE CUESTIONAMIENTO. Se desalienta toda critica, conduciendo a la aceptación automática de creencias.

     -- CULPA. Se refuerza la necesidad de `salvación', exagerando las faltas del anterior estilo de vida.

     --TEMOR. La lealtad y obediencia al grupo se mantienen a través de la amenaza moral o física ante el más leve pensamiento, acto o palabra `negativos'.

     --REEMPLAZO DE RELACIONES. Se destruyen las familias anteriores al ingreso a la secta, mediante el arreglo de nuevas parejas y `familias'.

     

     

     

    DIFERENTES PUNTOS DE VISTA

     "Si usted conociera a mi hijo, es tan inteligente, no puedo comprender como sigue a ese gurú o maestro como le dicen. Pero uno lo ve y se da cuenta que es un fanático... Perdone que sea reiterativa, pero mi hijo es tan racional, tan brillante, promedio 8,60 en la Universidad, como puedo aceptar que siga como un idiota a ese charlatán... "expresa angustiada, entre lagrimas, la madre de un joven de 23 años que dejo 4'año de Ciencias Económicas y se fue a vivir en comunidad a una secta de origen oriental.

    "Cuando tenia l8 años era un tipo extraño. No tenía muchos amigos y con mis padres no existía ningún tipo de comunicación, en una palabra estaba solo. Cuando entré a la secta Moon me sentí bárbaro, perdí el miedo a comunicarme con los demás y de pronto sentí que todo estaba súper bien: me organizaban la vida y me daban las respuestas a cada duda que tenia...", señala Alberto. Y agrega, ante el rostro angustiado de sus padres y de quien escribe:"yo hubiera dado la vida por el reverendo Moon".

    "Hubiera preferido que mi hijo se hiciera drogadicto, antes que meterse en esa secta de mierda; por lo menos hubiéramos sabido qué hacer, existen programas de rehabilitación, la justicia entiende del tema...", expresa angustiado un padre que tiene una hija de 27 años en una secta.