Santo Tomás de Aquino

Filosofía medieval. Suma Teológica. Religión. Dios. Fe y razón. Platón

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

“La existencia de Dios se puede demostrar por cinco vías. La

primera y más clara se funda en el movimiento. Es evidente, y los sentidos lo

atestiguan, que en el mundo algunas cosas se mueven. Ahora bien, todo lo que

se mueve es movido por otro, pues nada se mueve sino en cuanto está en potencia

respecto a aquello hacia lo que se mueve. Sin embargo, lo que mueve ha de estar

en acto, ya que mover no es sino hacer pasar algo de la potencia al acto y esto

sólo puede hacerlo lo que está en acto, del mismo modo que lo caliente en acto,

como el fuego, hace que la madera, que está caliente en potencia, pase a estar

caliente en acto. Pero no es posible que una misma cosa esté, al mismo tiempo,

en acto y en potencia respecto a lo mismo, sino sólo en relación con cosas

diversas; por ejemplo, lo que está caliente en acto no puede, al mismo tiempo,

estar caliente en potencia, sino que está, a la vez, frío en potencia. Por consiguiente,

es imposible que una cosa sea, bajo el mismo aspecto y del mismo modo,

motor y móvil o que se mueva a sí misma. Por tanto, todo lo que se mueve es

movido por otro. Pero si lo que se mueve es movido, es necesario que lo sea por

otro y éste por otro. Sin embargo, no es posible proseguir indefinidamente,

pues, en ese caso, no habría un primer motor y, en consecuencia, no habría

motor alguno, puesto que los motores intermedios no mueven sino por el movimiento

que reciben del primero, lo mismo que un bastón nada mueve si no es

movido por la mano. Por tanto, es necesario llegar a un primer motor, que

no sea movido por ningún otro y esto es lo que todos entienden por Dios”

1º) Este texto corresponde a la Suma Teológica de Santo Tomás de Aquino (Filosofía Medieval, S. XIII), se ocupa de los temas de Dios, es decir es una filosofía Teológica. El autor es discípulo de Aristóteles, este trata de cristianizar la filosofía de Aristóteles desde el punto de vista empírico. Santo Tomas escribe la Suma Teológica para poder explicar los contenidos de la religión. Este texto se corresponde con el Artículo 3, en el que se plantea la existencia de Dios y se demuestra su existencia. La obra de Santo Tomás se estructura siguiendo un esquema. Primero ofrece el tema a tratar, en este caso es la existencia de Dios, lo siguiente es tener en cuenta las dificultades que pueden llevar a que pensemos que esto no es así y por último da una respuesta (el texto) lógica y coherente desmantelando las dificultades y corroborando el tema a demostrar. Las vías que Santo Tomas son cinco, y es el nombre que se le da a las soluciones que da. Esta es la primera de todas. La teoría que utiliza para defenderla es la misma que creo Aristóteles sobre el primer motor inmóvil pero llevado al campo de la religión. Santo Tomas explica que todo objeto o cosa tiene que ser movido por otro objeto o cosa y así hasta llegar a un primer motor, al que llama Dios. Una de las primeras razones que depara afirmar la existencia de Dios es que es evidente, existen distintos tipos de evidencias, para Santo Tomás son dos, aquella que es evidente en sí y la que es evidente para nosotros mismos (por los sentidos). En el texto se dan indicios del pensamiento empírico de Santo Tomás, puesto que prueba las cosas mediante los sentidos, por lo cual la evidencia es empírica. Para la demostración de Dios se puede partir de la simple observación o de los principios explicativos. Santo Tomás deja atrás las ideas (San Anselmo) y demuestra las cosas por medio de la observación del mundo. Esta también es una de las vías para la demostración de la existencia de Dios.

2º) Unos de los problemas más importantes de la filosofía medieval es el problema Fe-Razón. El problema en sí es cómo congeniar la verdad demostrada con la verdad revelada. Este problema ha dado mucho que hablar, antes de Santo Tomás se comenzó a tratar. Por ejemplo los Apologistas pensaban que se debía ayudar a la razón para llegar a la fe, San Agustín que opinaba que la fe iluminaba a razón (intuición platónica) “Creer para ver” y el averroísmo, que es lo contario a Santo Tomás, defiende el argumento de la doble verdad. Una es la racional y la otra la revelada. Santo Tomas, por el contario, piensa en la existencia de una única verdad a la que se puede llegar por dos caminos. Uno es leyendo el libro sagrado, La Biblia, para así poder conocerla; y otro es el camino de la razón. Santo Tomas pensaba que si Dios puso la capacidad de razonar al ser humano era para llegar a la verdad por medio del camino intelectual y una vez conseguido leer la Biblia para comprobar si lo razonado es o no correcto.

3º) Santo Tomas – Platón

Platón es una autor de una época anterior a Santo Tomás. Su filosofía era muy fácil de cristianizar, teniendo en cuenta su visión desde el punto religioso. El problema de los universales, el segundo de los grandes problemas de la filosofía medieval junto con el problema fe-razón, también está presente el Platón. Este problema se refiere a la existencia de los conceptos universales. Platón es partidario del realismo exagerado, es decir, los conceptos existen de forma independiente a la mente. Sin embargo la opinión de Santo Tomás es muy diferente. Él opina que los conceptos universales existen, por lo que ya hay evidencia de realismo, pero sin embargo no es moderado, sino exagerado. Se apoya en la forma sustancial, que no está separado de la materia. Por lo que Santo Tomas opina que las ideas universales existen en la mente y no fuera de ellas. Más adelante surgen autores como Guillermo de Ockham, el cual opina que solo existe lo individual, nominalismo. Aunque haya autores que únicamente se oponen a las ideas de Sano Tomas, Aristóteles también pensaba igual que él. Lógicamente, puesto que Santo Tomas es el Aristóteles de la iglesia.