Santo Tomás de Aquino

Filosofía medieval tomista. Edad media. Fe. Razón. Suma teológica. Bondad. Existencia de Dios. Cinco vías. Argumento ontológico. Fe. Conocimiento. Teología

  • Enviado por: Noelia Dominguez Ramos
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas

publicidad

Comentarios a la SUMA TEOLOGICA de SANTO TOMAS de AQUINO:

Noelia Domínguez Ramos

I.E.S. Valle de Camargo 2BH

1.- Desarrollar las razones que esgrime S. Tomás para negar el argumento ontológico

El argumento ontológico, llamado así posteriormente por Kant, fue desarrollado por el religioso benedictino Anselmo de Canterbury. Nació en el año 1033 en Aosta (Italia) y es considerado el teólogo y filosofo más importante del siglo XI. Está recogido en su obra llamada Proslogium (1078), siendo entonces San Anselmo abad del monasterio de Bec, y fue escrito a petición de los monjes del monasterio que querían contar para su meditación con un texto sobre la existencia de Dios con argumentos basados solo en la razón.

El argumento se puede resumir así:

  • Todos los hombres cuando hablan de Dios, quieren expresar bajo ese concepto, el ser más perfecto que se pueda pensar, es decir, lo mayor concebible

Si partimos de la idea, suministrada por la fe, de que Dios existe, estamos afirmando que existe un ser respecto al cual no podemos concebir otro mayor,

  • Ahora bien, si este ser careciese de existencia, no sería el más perfecto, puesto que cualquier ser por el mero hecho de existir, ya sería más perfecto que él.

Es decir, que algo respecto a lo cual no se puede concebir nada mayor no puede existir solo en el pensamiento, puesto que existir en la realidad es mayor que existir solamente en el pensamiento.

  • Luego, concluye que en el concepto mismo de Dios está implicada su existencia (no solo en el pensamiento sino también en la realidad) puesto que es mayor lo que existe en el pensamiento y en la realidad que aquello que solo existe en el entendimiento.

Es decir, San Anselmo se basa en tres principios:

  • Noción de Dios suministrada por la fe,

  • Existencia en el pensamiento - implica existencia real

  • Afirmación de la existencia de Dios.

  • Este argumento fue rechazado por San Tomás,

    1º) porque dice que conocer que Dios existe está impreso en nuestra naturaleza, dado que Dios es la felicidad del hombre, y puesto que el hombre por naturaleza quiere ser feliz, por naturaleza conoce lo que por naturaleza desea, pero a esto no se le puede llamar exactamente “conocer a Dios”

    2º) porque considera que es probable que aquel que oye la palabra “Dios” no necesariamente tiene porque entender que Dios sea lo más inmenso que se pueda pensar, es decir que Dios exprese algo superior a todo cuanto pueda ser concebido, y

    3º) también porque según San Tomás el argumento de San Anselmo produce un salto ilegitimo que pasa del mundo del pensamiento al hecho evidente de la existencia real de Dios, y según San Tomás, el entendimiento humano no puede mediante el mero examen de sus ideas o conceptos demostrar la existencia real del contenido de tales pensamiento o ideas.

    2.- Formula las objeciones del Santo a una posible demostración a posteriori de la existencia de Dios

    Santo Tomás distingue dos formas o clases de demostración: a priori, como defendía San Anselmo en su argumento ontológico, es decir partía de la causa a los efectos, y a posteriori, como defiende San Tomás, es decir de los efectos (los más conocidos) a la causa. Para Santo Tomás la primera clase es inaceptable, y señala en el texto que únicamente serán validas las demostraciones a posteriori.

    Santo Tomás formula tres objeciones sobre la existencia de Dios:

    Una, que la existencia de Dios sea un artículo de fe, otra, que la base de su demostración esté en lo que es, y una última que sea demostrable la existencia de Dios a través de sus efectos, ya que:

  • los contenidos de fe no son demostrables, si lo fuesen se convertirían en algo evidente, lo que quedaría fuera de la fe,

  • no podemos saber que es Dios, solo aquello que no es, y

  • si se demostrase la existencia de Dios, sería únicamente a partir de sus efectos, y dado que los efectos son finitos y Dios es infinito, ambos conceptos no son proporcionales. Por lo tanto, no podemos demostrar la existencia de Dios.

  • Santo Tomás afirma que la existencia de Dios no es una verdad evidente para la razón humana, así pues, es necesario que ésta sea demostrada de un modo evidente, en el que no intervengan elementos de la fe. San Tomás consideraba que todo conocimiento tiene que empezar a partir de la realidad sensible, es decir, a través del mundo creado y percibido. ”Así, por efectos divinos puede ser demostrada la existencia de Dios, aún cuando por los efectos no podamos llegar a tener un conocimiento exacto de cómo es Él en sí mismo”

    3.- ¿Qué teorías y conceptos utiliza Santo Tomás para demostrar la existencia de Dios?

    Santo Tomás dice que la existencia de Dios puede ser probada de cinco maneras distintas. Estas son sus famosas “cinco vías” las cuales permiten acceder a la razón humana al conocimiento de la existencia de Dios a partir de la experiencia sensible

    Todas y cada una de las vías parten de un dato real suministrado por la experiencia sensible y que razonablemente no puede ser negado, pues se trata de algo observable.

    Segundo, aplica el principio de causalidad, es decir, los hechos de los que partimos como efectos que son, necesitan la existencia de sus correspondientes causas.

    Tercero, es absolutamente imposible que se pueda dar una serie de causas subordinadas unas a otras, por lo tanto, es necesario suponer una causa primera.

    Luego tal causa primera es lo que se reconoce con el nombre de Dios, o lo que es lo mismo, la afirmación de la existencia de Dios como causa de los efectos constatados en el mundo sensible.

    La primera vía está fundamentada en la observación del movimiento, y es en su opinión la primera y más clara que hay:

    a) Es cierto y es evidente que en este mundo hay movimiento, es decir, que le consta al sentido del hombre que las cosas se mueven en el mundo.

    b) Todo lo que se mueve es movido por otro, es decir el ser que se mueve no puede ser la causa de su propio movimiento.

    c) Este proceso no puede llegar hasta el infinito, porque no se llegaría nunca al primero que mueve, si un ser se mueve y este a su vez mueve a otro necesariamente habrá uno primero que sea la causa, y que como tal causa, nadie mueva

    d) Luego habrá que admitir que hay algo que mueve sin ser movido por nada, un primer motor en el que todos reconocen a Dios.

    La segunda vía parte de la observación de la causa eficiente:

    .

    a) Encontramos en el mundo de las cosas sensibles un orden de causas eficientes

    b) No es posible que algo sea causa de sí mismo, pues sería anterior a si mismo, cosa imposible

    c) Es imposible proceder indefinidamente en las causas eficientes, porque en todas las causas hay un orden, una lleva a otra. Si en las causas eficientes no existiese la primera, tampoco existiría la última, y esto es falso

    d) Por lo tanto, es necesario que exista una causa eficiente primera, una causa que no es causada. Esta causa primera es a la que todos llaman Dios.

    La tercera vía parte de la observación de las cosas contingentes, de aquello que se deduce a partir de lo posible y necesario:

    a) Encontramos ciertas cosas que tienen la posibilidad de existir o no existir, pues pueden ser producidas o destruidas, y por tanto es posible que existan o no.

    b) En el mundo sensible todos los seres son contingentes, es decir hubo un tiempo en que no existían y habrá un tiempo que no existirán. Si la existencia de todas las cosas fuese solo una posibilidad, habría algún tiempo en que nada habría existido. Pero si esto fuese así, nada pudo empezar a ser, porque de nada y por obra de nada, no sale nada, es decir que lo contingente depende de lo necesario.

    c) No es posible que en la serie de seres contingentes que tienen su causa en algo necesario se puede proceder infinitamente.

    d) Luego es preciso admitir algo que sea absolutamente necesario, cuya causa de necesidad no esté en otro, sino que sea él la causa de la necesidad de los demás. Todos le dicen Dios.

    La cuarta vía parte de la observación de los grados de perfección:

    a) En las cosas nos encontramos que se dan en mayor o menor grado, lo bueno, lo verdadero, lo cierto, lo noble y otros valores, es decir, diversos grados de perfección.

    b) Pero este más o menos se dice de las cosas en cuanto se acerquen a lo que es en grado máximo.

    c) Hay algo, por tanto que es muy veraz, muy bueno y muy noble, y en consecuencia , es el máximo ser. Algo que es absolutamente perfecto por medio de lo cual se mide lo más y lo menos, algo que en todos los seres es causa de su bondad o cualquier otra perfección, esta realidad absolutamente perfecta le llamamos Dios.

    La quinta vía se basa en el orden de las cosas en el Universo (de la finalidad )

    a) Todo tiende a un fin, incluso las cosas (cuerpos naturales) que carecen de conocimiento, es decir, que su movimiento está ordenado a conseguir algo, que no actúan por puro azar.

    b) Ahora bien lo que carece de conocimiento no tiende a un fin si no lo dirige alguien que entienda y conozca

    c) No se puede aceptar una serie indefinida de inteligencias, luego, existe un ser inteligente supremo que dirige todas las cosas naturales a su fin y que se convierte en fin absoluto de todo: le llamamos Dios.

    4.- ¿Cuántos tipos de proposiciones aparecen en el texto?

    Santo Tomás distingue dos tipos de proposiciones o afirmaciones:

    • aquellas que son evidentes en sí mismas, pero no para nosotros, y

    • aquellas que son evidentes en sí mismas y para nosotros.

    Así una proposición es evidente por sí misma cuando el predicado está incluido en el concepto del sujeto, por tanto basta con comprender el significado del sujeto para saber que el predicado le conviene. Pero dice San Tomás que si algunos no conocen en qué consiste el predicado y en qué el sujeto, la proposición puede ser evidente en sí misma, pero no lo será para aquellos que la desconocen.

    Así la proposición Dios Existe es para Santo Tomás del primer tipo, evidente en sí misma, pero no para nosotros, puesto que no sabemos en qué consiste Dios, sería necesario demostrarlo por medio de lo que nos es más conocido... por sus efectos.

    5.- Realizar una investigación sobre la teología negativa, tomando como pista la siguiente frase “de Dios no podemos saber lo que es, sino solo lo que no es

    La teología negativa proclama que todo lo que puede decirse de Dios habrá de expresarse mediante proposiciones negativas, es decir, el único saber sobre Dios es el no saber.

    Por la vía negativa llegamos a alcanzar alguna idea de Dios, considerando cualquier limitación de las cosas creadas y negándola en Dios. Podemos decir que en Dios no se encuentra esa limitación, que “Dios no es…” Por ejemplo, llegamos a saber algo de Dios al reconocer que no es una sustancia corpórea. Cuantos más predicados de este tipo neguemos de Dios, tanto más nos aproximamos a un conocimiento de su naturaleza.

    Por la vía negativa, San Tomás establece que Dios es Acto puro, pues en Él no puede darse la limitación de la potencialidad: Dios no puede ser compuesto ni de materia ni de forma, ni de sustancia y accidentes, ni de esencia y existencia, pues en este caso debería su existencia a otro ser.

    Esta idea de Dios se alcanza negando de él las formas de composición que se encuentra en las criaturas.

    La Suma Teológica comienza por la simplicidad: en Dios no hay composición alguna; ni de materia-forma, ni de esencia-existencia. De la simplicidad se hacen derivar otros atributos divinos: primero, la perfección y la bondad, luego la infinitud, la inmensidad (u omnipresencia), la inmutabilidad y la eternidad, como negación del tiempo. En realidad, Sto. Tomás de Aquino reconoce que aunque Dios es, en sí mismo lo más cognoscible (puesto que es acto puro, sin mezcla alguna de potencialidad o materia), sin embargo, para nosotros es lo más incognoscible: “Como de Dios no podemos saber lo que es, sino sólo lo que no es, tampoco podemos tratar de cómo es, sino más bien de cómo no es”

    Niega que a Dios le pueda pertenecer todo lo que sea parcial y limitado (vía de negación). Sin embargo, también predica de Dios atributos positivos, atribuyéndole las perfecciones que se dan en el universo elevadas al máximo grado posible (Ej. Dios es absolutamente bueno, que lo puede todo, que lo llena todo; que es eterno, etc.)

    Santo Tomás clasifica los atributos divinos en dos grupos: atributos entitativos, que son aquellas propiedades o perfecciones que resultan de la consideración del ser divino en sí mismo; y atributos operativos, aquellos que resultan de la consideración operativa del ser divino.

  • Atributos entitativos: Acto puro, simplicidad, perfección, infinitud, inmutabilidad, etc.

  • Atributos operativos: Se dividen en dos clases, por lo mismo que las operaciones divinas se pueden dividir en inmanentes (cuando el término de las operaciones es Dios mismo) como por ejemplo la inteligencia y la voluntad, y transitivas o transeúntes (cuando el término de la operación es exterior a Dios) como la creación, la providencia y la conservación.

  • 6.- Como ya hemos dicho en el apartado de problemas, la figura del necio representa las figuras del agnóstico o del ateo ¿Sabrías definir ambas posturas?

    El término agnóstico pertenece al naturalista inglés T. H. Huxley, quien en una reunión de la Metaphysical Society en 1876 lo definió como “alguien que deniega tanto el ateísmo como el teísmo y cree que la cuestión de si existe un ser superior es irresoluble”.

    El agnóstico en materia de religión no pide demostraciones sobre la existencia de Dios: afirma que Dios no es cognoscible y, consecuentemente, no pretende que alguien le demuestre que lo es.

    En cambio ateo es aquella persona que niega la existencia de Dios.

    La palabra "ateo" se deriva del griego "teísmo", que es creencia en un dios o en varios, y "a", que significa "sin". Así pues, los ateos serían personas que carecen de una creencia en un dios o en varios.

    Solo el que afirma categóricamente que Dios no existe, es el verdadero ateo, aunque no pueda demostrar su afirmación. No obstante, muchos escritores y pensadores niegan que el verdadero ateo pueda hacer esta afirmación, pues contrariamente a la creencia común, el verdadero ateo no niega

    absolutamente la extremadamente pequeña posibilidad de Dios. Para negar a Dios categóricamente, un ateo tendría que saber todas las posibles definiciones de Dios, examinarlas todas, y encontrarlas a todas lógicamente auto contradictorias o falsas, y entonces rechazarlas todas. Hacer todo esto requeriría que el ateo fuera omnisciente, y no lo es.

    El ateo se basa en que la prueba acerca de que algo es lógicamente cierto siempre descansa sobre los hombros de la persona que lo afirma como cierto. De modo que el teísta que afirma que Dios existe está obligado a demostrar esa postura, ofreciendo "pruebas" y tratando de llegar a una conclusión lógicamente convincente. Obviamente esta evidencia es insuficiente para que el ateo admita que existe un dios, sin importar cómo se defina "dios". Casi todos los filósofos admiten esta realidad.

    Existen muchas curiosidades y frases, ciertas o no, sobre el agnosticismo y el ateismo, como aquella frase anónima que se escribió en los años 90 en un congreso de filósofos, dejando abierta la duda sobre la existencia o no de un gran hacedor: “Dios no existe, yo lo he visto”.

    7.- Señalar en una de las cinco vías el punto de partida, el desarrollo argumentativo (P. De causalidad e imposibilidad de una regresión al infinito) y la conclusión.

    Todas las vías de Santo Tomás comparten una misma estructura común, que podemos resumir así:

    Primer paso:

    Un efecto universal que es patente o evidente en los seres sensibles, algo que se descubre observando la naturaleza.

    Por ejemplo, en la primera vía: La existencia del movimiento …..“es cierto, y lo perciben los sentidos, que en este mundo hay movimiento.”

    Segundo paso:

    Aplica el principio de Causalidad: busca la causa que dé la razón a la existencia del efecto, es decir, tal hecho es causado por….

    En la primera vía dice “todo lo que se mueve necesita ser movido por otro, y éste por otro”.

    Tercer paso:

    No admite la posibilidad de un proceso al infinito en la serie de causas.

    En la primera vía dice “este proceder no se puede llevar indefinidamente, porque no se llegaría al primero que mueve, sin un primer motor no habría motor alguno”

    Cuarto paso:

    Cada una de las vías concluye afirmando la existencia de una causa primera del efecto.

    En la primera vía dice “es necesario llegar a aquel primer motor al que nadie mueve. En éste, todos reconocen a Dios”

    8.- Definir el concepto de Dios que tiene Tomás de Aquino a partir de las conclusiones de las cinco vías.

    Según Santo Tomás Dios es un ente simple y puro, primer motor inmóvil de todas las cosas, perfecto y no creado, causa de todas las perfecciones, bondadoso, omnipresente, inmutable, eterno e infinito, inteligencia suprema, causa primera de todas las criaturas y cuerpos del universo, todas ellas orientadas por su propia naturaleza a su perfección

    9.- De los tipos de pruebas de la existencia de Dios, argumento de San Anselmo y argumento de Santo Tomás ¿Cuál te parece más eficaz?

    Indudablemente a mi me parece más eficaz el argumento de Santo Tomas frente al de San Anselmo, aunque no obstante ambos son muy objetables.

    En primer lugar, el de San Anselmo, yo puedo imaginarme cosas maravillosas, increíbles, pero eso no significa que tengan que existir por el mero hecho de poder ser imaginadas. Tenemos multitud de ejemplos en el cine, donde vemos naves interestelares capaces de viajar a velocidades impensables, de transmutar cuerpos humanos, de viajar en el tiempo, etc. y en la realidad no existen.

    Hay que decir, no obstante, a favor de San Anselmo que cuando fue interpelado precisamente con argumentos parecidos a éste, replicó diciendo que si, pero que su argumento era solo aplicable a Dios y no a otras cosas.

    En cuanto al argumento de San Tomás también se puede criticar en el sentido de que él presupone siempre como causa primera la de Dios, es decir, el parte de su fe, y busca en todos los efectos una causa que ya presupone que es Dios, pero, el origen del mundo, por ejemplo, podría ser simplemente producto del azar, una combinación química-física, o de una “inteligencia que bien podría llamársele Dios, pero que no tendría nada que ver con el Dios “humanizado” de los cristianos. El problema, a mi entender, en Santo Tomás es que en sus argumentaciones ya está presuponiendo la presencia divina, incluso antes de demostrarla.

    Es más si las pruebas de la existencia de Dios fuesen completamente convincentes a nadie le cabría la menor duda de la existencia de Dios, y no es así.

    10.- ¿Cuál de las cinco pruebas tiene conexión con el platonismo?

    La cuarta vía

    Las perfecciones citadas en esta vía por Santo Tomas (bondad, verdad y nobleza) son las llamadas perfecciones transcendentales. Santo Tomás afirma que la presencia en grados de estas perfecciones remiten a un ser perfectisimo que es la causa de tal presencia en la realidad.

    Aquí está presente el principio platónico (recordemos que las cosas del mundo sensible eran en cuanto que participaban de la realidad perfecta de las ideas).