Santiago Ramón y Cajal

Científico. Médico. Anatomía humana. Investigador. Histología. Neurología. Escritor. Catedrático. Polarización dinámica. Teoría neurotrópica

  • Enviado por: Gabelogan
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

B¡ografía

Nace en Petilla de Aragón el 1 de mayo de 1852 hijo de Justo Ramón, médico rural, y de Antonia Cajal. En 1860 Su familia se traslada a Ayerbe, allí se inicia su vocación por la pintura que su padre no dejó desarrollar porque quería que fuese médico.

Empieza el bachillerato en los Escolapios de Jaca y ante el rigor de la disciplina lo trasladan al instituto de Huesca; aquí cursa el bachillerato aprendiendo además los oficios de barbero y zapatero ayudando a pagar sus gastos. También descubre la fotografía que cultivará más tarde. En 1870 empieza el primer curso de medicina en Zaragoza y es nombrado ayudante de disección.

Se licencia en 1873 e ingresa en el cuerpo de sanidad militar como médico. Al año siguiente es destinado a Cuba donde enferma de paludismo y disentería. Después de regresar es nombrado ayudante interino de Anatomía en Zaragoza. Se examina de Doctorado en Madrid en 1877 y compra su primer microscopio. Cae enfermo de hemoptisis convaleciendo en Panticosa y San Juan de la Peña. Obtiene la plaza de director de los Museos de Anatomía en Zaragoza y se casa con Silveria Fañanás.

Publica sus primeros trabajos y gana por oposición la Cátedra de Valencia. En 1886 Cajal ya tiene cuatro hijos; entonces se provoca una epidemia de cólera en Valencia en la que trabaja activamente. La Diputación le regala en premio un moderno microscopio. Prepara la publicación del Manual de Histología con abundantes grabados dibujados por el mismo. En 1887 se traslada a Barcelona como Catedrático de Histología Normal y Patología.

Trabajando sobre el método de Golgi descubre la unidad celular del sistema nervioso. Publica una revista trimestral de histología y en el 1889 da a conocer en Berlín sus descubrimientos y traba amistad con Kölliker que le apoya plenamente. Dos años más tarde trabaja sobre el desarrollo embrionario del sistema nervioso. Investido Doctor “Honoris Causa” por la Universidad de Cambridge. Nombrado miembro de la Real Academia de Ciencias de Madrid y también de la Real Academia de Medicina de Madrid.

Entre otros premios obtiene en París el Premio Internacional de Moscú y en España la Gran Cruz de Isabel la Católica y la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio. Se crea el Instituto Nacional de Higiene Alfonso XIII del que es nombrado director en 1903. Publica su anuario Trabajos de Laboratorio de Investigaciones Biológicas. Inicia trabajos sobre la fisiología del sistema nervioso publicando el importante libro Textura del sistema nervioso del hombre y los vertebrados.

Miembro electo de la Real Academia Española. Obtiene la Medalla de Oro de La Academia Imperial de Ciencias de Berlín. El 10 de diciembre de 1910 se le otorga el Premio Nobel de Fisiología y Medicina que comparte con Golgi. En 1914 publica el libro Degeneración y Regeneración del sistema nervioso fruto de sus últimas investigaciones. En 1920 se crea el Instituto Cajal que dirige y en el que trabaja con sus alumnos más brillantes. Se jubila en 1922 y reciba el Premio Echegaray. En 1930 fallece su esposa; en el 1932 dimite de su cargo como director del Instituto Cajal; y en 1934 publica su último libro de carácter literario El mundo visto a los ochenta años. Falleciendo en Madrid el 17 de octubre del mismo año.

Descubrimientos científicos

Cajal es el más grande científico que España ha dado jamás al mundo. Su obra es inmensa y uno sólo de sus varios descubrimientos hubiera enorgullecido a cualquier científico. Sus trabajos son básicos, capitales, sólidos y plena referencia y vigencia aun hoy en día para ciencias tales como la anatomía, fisiología, biología, neurología etc.

Sus trabajos sobre la estructura del sistema nervioso cambiaron las teorías existentes abriendo un inmenso campo de conocimientos.

Dos teorías se enfrentaban: la teoría reticular de Golgi según la cual todas las fibras del sistema nervioso se unen y funden en la sustancia gris del cerebro constituyendo una red o retículo.

La segunda teoría se denomina de las terminaciones libres expresada por Heis y Forel. Suponía la existencia de una terminaciones libres que trasmiten los impulsos nerviosos de una a otra.

Cajal demostró el principio de verdad de la segunda teoría completándola. Demostró que la unidad esencial es la célula nerviosa (neurona) no las fibras que son meras prolongaciones que tocan a las otras sin continuidad (antes de él se creía que las fibras iban desde el cerebro a los músculos).

Por tanto la teoría general celular de Schleiden y Virchow es aplicable a las células nerviosas que constituyen una unidad morfológica, genética, funcional, regenerativa y de reacción patológica.

Estas observaciones las hizo perfeccionando el método de tinción del Golgi del cromato de plata y aplicándolo a embriones de pájaros y pequeños mamíferos.

En 1889 formula la teoría de la polaridad dinámica de la neurona especificando que el impulso nervioso se trasmite en una sola dirección desde las dentritas al cuerpo celular y al axón y desde este a las dentritas de la neurona vecina. Este principio aplicado a la retina de mamíferos le hizo descubrir dos tipos de células bipolares como los conos y bastones que trasmiten por distinta vía.

En 1892 formuló la teoría neurotrópica y establece la existencia de unos fermentos químicos, catalizadores a los que llamo sustancias neurotrópicas que son los agentes que son responsables de la fuerza y dirección que toma la célula nerviosa en su crecimiento. Hizo también investigaciones sobre el hipocampo del cerebro y la médula espinal. Sus trabajos sobre la morfología de la célula nerviosa le llevan a estas conclusiones:

  • La capacidad intelectual no depende del número y dimensiones de las neuronas cerebrales sino de la riqueza de sus terminaciones.

  • En todos los vertebrados hay dos sistemas nerviosos: el primero es el sensorial trasmitiendo los impulsos externos a la médula y al encéfalo. El segundo es la sustancia gris del cerebro que progresa en la escala animal por la multiplicación de sus conexiones.

  • Intuyó que el aprender una habilidad o destreza conlleva el robustecimiento de las vías nerviosas implicadas y el nacimiento de nuevos apéndices celulares.

  • Ideó la teoría del alud nervioso: toda impresión recibida del exterior se propaga hacia los centros nerviosos como una alud con intensidad progresiva. Esta teoría esclarece procesos como las alucinaciones.

  • En 1896 empleó otra tinción el azul de metileno de Ehrlich que dio sus frutos en estudios sobre el cerebro, cerebelo e hipocampo. Otros técnicas de coloración suyas fueron el cloruro de oro y el nitrato de plata reducido.

    En el cerebro humano demostró que su superioridad esta ligada a la prodigiosa abundancia y lujo de formas de las neuronas de axón corto observadas únicamente en la especie humana.

    Hizo también trabajos sobre el quiasma óptico. En los animales con campos visuales separados (visión panorámica) hay un entrecruzamiento total de las fibras ópticas. En los de visión binacular se entrecruzan sólo la mitad de las fibras.

    Investigó la regeneración y degeneración del sistema nervioso, demostrando que las fibras de un tronco nervioso seccionado mandan ramas nuevas que atraviesan la cicatriz y regeneran el nervio cortado. Estos estudios confirman la validez de la teoría neurotrópica.

    Valoración de su obra

    El doctor Ernesto Lugaro, profesor de Psiquiatría en la Universidad de Turín, escribió quizá la más justa de las apreciaciones acerca de la obra de Cajal. Consideró la obra de Cajal como monumental. Sin exageración, cabe decir que la moderna neurología la debe más que a nadie el enorme progreso realizado durante los últimos cincuenta años: un complejo gigantesco de hechos e ideas de los cuales esta ciencia deriva su fisonomía característica. Especialmente en el campo de la morfología nerviosa, puede decirse en verdad que Cajal, él sólo, ha producido más que todos los demás neurólogos juntos; métodos, técnicas de inextinguible fecundidad, instrumentos de trabajo para todos, numerosos descubrimientos, del más sencillo de los cuales podría estar orgulloso cualquier científico; interpretaciones penetrantes y sintéticas, lúcidas y persuasivas que han obrado como fermento e fisiología y patología. Sea cual sea la rama de su especialidad que escoja un neurólogo debe tener siempre presente los trabajos de Cajal, y debe invocar su nombre al exponer cualquier hecho o idea.

    Personalidad Humana de Cajal

    En el Cajal hombre, destaca su enorme personalidad, su humanidad profunda e innumerables virtudes que trato de reseñar.

    Como intelectual destaca un genio brillante, agudo y original observador; metódico, práctico, perseverante, trabajador infatigable, dotado de sensibilidad artística, con vivísima imaginación. Excelente dibujante y experto fotógrafo.

    Conversador agudo y brillante y escritor de admirable estilo literario.

    Sus cualidades morales no son menos: humildad y modestia, capacidad de sacrificio, pues dedicó todos sus ingresos y ahorros a la investigación sin permitirse lujos de ningún tipo. Austero, sencillo, bondadoso, con un amor incondicional a la verdad y a la ciencia. Patriota eximio. No sólo era admirado por todo el que lo conocía sino querido: todo el mundo lo llamaba “Don Santiago”.

    Quiso rechazar el Premio Nobel por no considerarse con mérito suficiente.

    Estimulaba las capacidades de sus alumnos, alentándoles frente a las dificultades.

    En al vida de Cajal se cumplió la frase “detrás de un gran hombre hay una gran mujer”. Su esposa Silveria fue un modelo de esposa fiel y colaboradora en los proyectos de su marido. Sensata, prudente, buena administradora, sacrificó siempre sus proyectos personales y su comodidad personal destinando la totalidad de sus ahorros a comprar los materiales y libros que Cajal necesitaba. El mismo hace un encendido elogio y reconocido agradecimiento a la compañera de toda su vida sin la que hubiera sido más difícil que Cajal llevara a buen fin sus proyectos.

    Significación para España de su obra

    En al segunda mitad del siglo XIX España era casi un desierto cultural y sobre todo de investigación científica. No podía compararse con Francia, Alemania o Inglaterra. Se cumplía la famosa frase de Unamuno “que inventen ellos”. Las universidades carecían de medios. Personal, dinero, presupuesto para estos fines. Por eso el último país en que cabría encontrarse un científico de esta talla era España. Cajal era plenamente consciente de este problema que le dolía profundamente por su sincero patriotismo y amor a la ciencia. En su libro Reglas y consejos sobre investigación científica medita sobre las causas de tal apatía investigadora por ejemplo los fanatismos religiosos de su historia, el carácter de los españoles, el orgullo y el desprecio a todo lo extranjero incluso condiciones económicas y climáticas llegando a la conclusión que era un problema de falta de cultura. Como decía Voltaire “debemos de picar nuestro huerto”. Sir Charles Sherrington nos dice al respecto: “Cajal ha llegado en cierto modo el símbolo del renacimiento cultural de su país. A pesar de su visa sencilla y retirada... Él y su devoción a la ciencia y su prestigio fueron tomados por muchos de sus compatriotas como ejemplo de lo que una España nueva podía esperar y alcanzar; se le consideró como una especie de precursor de lo que la España mejor debía aspirar a ser. En este sentido se apoderó de la imaginación patria, los billetes de banco llevaban su efigie como emblema nacional...

    Es un tributo que prueba el lugar donde le colocaron los españoles con la simpatía y aplauso sincero de todo el mundo civilizado”. Por su parte el doctor Ernesto Lugaro nos dice: “el caso de Cajal es único en la historia. En un medio indolente y casi hostil este hombre logró con claro talento y voluntad, con trabajo inspirado e infatigable, una realización científica colosal, tan armoniosa como una obra de arte y sólida para desafiar los siglos. Por su ejemplo y su talento de maestro supo despertar energías insospechadas creando una escuela en la cual los estudiantes se entrenaban para ser maestros de primera fuerza, cambiar la faz de la histología y la medicina y despertar de la somnolencia las universidades de su país. Ejerció una acción tónica sobre la vida pública de su país, y logró que en el mundo cambiaran los viejos tópicos demigrantes para España, dando a la nación nueva fe en su poder. Ha dado un ejemplo de nacionalismo saludable que no se nutre de celos de los países vecinos ni de la negación ciega de valores extrangeros, sino que se dedica a elevar la reputación de su país con trabajo de calidad. Su genio fue poderoso y noble, sin la menor sombra de egoísmo”.

    Su obra docente

    Una de las más importantes contribuciones de Cajal fue la escuela de histólogos españoles que fundó y inspiró con su ejemplo y enseñanza. Fue el sueño de su juventud y temía que dejara de existir después de su muerte. No fue así, se instaló un nuevo laboratorio al año de su muerte, creciendo notablemente en años posteriores el número de alumnos que pudieron estudiar con los mejores y más brillantes alumnos de Cajal. Entre sus más brillantes alumnos se cuentan: Nicolás Achucarro (neuropsiquiatra) que dedicó su atención a la neuroglia. Otro discípulo Pío del Río Hortega, descubrió la microglia y la oligodendroglia. El más sobresaliente fue el Doctor Francisco Tello, su sucesor en la cátedra y director del laboratorio conocido por sus investigaciones sobre neurofibrillas, trasplante de nervios cerebrales y desarrollo y regeneración de terminaciones nerviosas. Otros son Fernando de Castro, Villaverde etc.

    En su libro Reglas y Consejos sobre la investigación científica ya mencionado da su opinión y consejos a los jóvenes que quieran dedicarse a la investigación para que no fracasen en le terreno científico, los ideales que deben moverlos, lo que no deben hacer y apunta las cualidades indispensables del investigador que son: la independiencia mental, la curiosidad intelectual, la perseverancia en el trabajo, la religión de la patria y el amor a la gloria. Da por hecho los tributos intelectuales. Otro rasgo dominante es la capacidad de juicio y el culto a la verdad. También da consejos a los maestros. Analiza el atraso científico e intenta buscar métodos para acabar con tan antiguo problema.

    Reseña de su obra literaria

    Sus libros y artículos -científicos y literarios- suman un total de 286. Sus obras literarias más importantes son: Cuentos de vacaciones, Recuerdos de mi vida, Reglas y Consejos sobre investigación científica, Charlas de café, Pensamientos escogidos, La mujer y el último El mundo visto a los ochenta años. La alta calidad literaria de sus escritos le valió ser nombrado miembro honorario, junto con Menendez Pidal, nada menos que de la Sorbona de Paris. La crítica considera sus escritos como una aportación valiosa a la literatura española.

    Pensamientos

    “ todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro”

    “el secreto para llegar es muy sencillo, se reduce a dos palabras: trabajo y perseverancia”

    “poco basta cada día si cada día logramos ese poco”

    “en Ciencia, como en la vida, el fruto viene después del amor”

    “el azar afortunado suele ser casi el premio del esfuerzo perseverante”

    “las semibarberie no es la decadencia, como el estado embrionario no es la decrepitud”

    “el dolor no será útil porque el dolor es el gran educador de almas y creados de energías”

    “que la riqueza representa el sobretrabajo del proletariado, y que el placer del capitalista es la transfiguración del dolor y de las lágrimas del pobre”

    “aquel sol que no se ponía nunca en nuestros dominios, no fue jamás el sol de la ciencia y de la verdad, sino la hoguera del fanatismo y la intolerancia religiosa”

    “tú sabrás palidecer ante el libro, la retorta o el microscopio, que no darás paz a la mano ni tregua al pensamiento hasta que la ciencia se enriquezca con nuevas verdades y la bandera patria se ilustre con nuevos blasones”

    Bibliografía consultada

    Comentarios y biografías de internet, libro de texto de biología de 1º y el libro: Ramón y Cajal de Dorothy F. Cannon de Ediciones Grijalbo S.A.

    5