Santa Evita; Tomás Eloy Martínez

Literatura hispanoamericana contemporánea del siglo XX. Narrativa mexicana. Novela histórica. Argumento. Personajes. Autor

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

2 de mayo del 2002

“Santa Evita y la Nueva Novela Histórica”

En la novela de Santa Evita de Tomás Eloy Martínez podemos ver como utiliza los seis rasgos de la Nueva Novela Histórica: subordinación, distorsión ficcionalización, metaficción, intertextualidad, y los conceptos bajtinianos para hacernos cuestionar sobre varios aspectos de la historia de la vida de Eva Perón.

La Subordinación es el debate dentro de las novelas entre la ficción y lo histórico. Ya que no se puede saber entre la verdad histórica y lo que no lo es.

Como dice Borges “La literatura no busca lo exactamente histórico, sino lo simbólicamente verdadero”.

“...... Qué sueño le habrá caído dentro de los sueños , qué balido de cordero le habrá movido la sangre para convertirla tan de la noche a la mañana en lo que fue: una reina?” pg. 12

Como Michel Foucalt podemos constatar que las corrientes historiográficas actuales ponen en duda la posibilidad de conocer la verdad, puesto que la historia no estudia el pasado -como se ha afirmado tradicionalmente- sino a la sociedad y sus cambios. La historia no describe el pasado: lo traduce

La novela de Santa Evita es un documento muy interesante para analizar profundamente, pues tienes muchos lados por cuales ver. Fue una vida muy interesante porque como fue amada por unos, al mismo tiempo era odiada por otros. Todo depende del punto de donde lo vieras. O dependía del lado que apoyaras o si realmente te estaba ayudando, o al contrario, te estaba perjudicando.

La distorsión dentro de la historia es muy notoria con sus anacronismos, omisiones y exageraciones. Esto hace que la historia sea aún más conflictiva para el lector, pero también la hace ser más interesante.

“Apenas empiece a contarla. Usted tampoco tendrá salvación” pg. 59

Los anacronismos es cuando en un capítulo Evita parece estar muerta y en el siguiente capítulo se regresaron y ahora está viva, o están en su niñez. Eso es a lo que me refiero con los anacronismos.

La ficcionalización de Evita fue muy utilizada en esta novela, pues muchas veces no sabes hasta donde llega la veracidad de lo que nos están contando, ¿Cómo probar que lo que me están diciendo es realmente verídico?

“Voy del dentólogo, en vez de voy al dentista o al odontólogo y no me alcanzan los molumentos por no me alcanza el sueldo o los emolumentos.”

La metaficción es una de las características de la NNH más divertida de todas pues como dice su nombre, va más allá de la ficción. Y es que al mismo tiempo de ir leyendo la historia, el autor pone “al descubierto” su forma de narrar, te lleva a profundizar junto con él, lo que está escribiendo, te enseña tus sentimientos, sus temores y sus alegrías. Todo lo que pasó mientras lo escribía.

“Hubo un momento en que me dije: Si no la escribo, voy a asfixiarme. Si no trato de conocerla escribiéndola, jamás voy a conocerme yo. En la soledad de Highland Park, me senté y anoté estas palabras : “Al despertar de un desmayo que duró más de tres días, Evita tuvo al fin la certeza de que iba a morir.” Era una tarde impasible de otoño, el buen tiempo cantaba desafinado, la vida no se detenía a mirarme. Pg.390-391

La intertextualidad es donde dentro de la misma historia podemos encontrar canciones, poemas, obras, y películas de otros autores. La intertextualidad fue usada en la novela, para dar apoyo en muchas de las cosas que el autor nos platicaba durante la obra. También fue usada para hacer comparaciones con obras y películas, y para hacer descripciones usando poemas, pues era la forma en que el autor podía describir a Evita.

“Hombres de poncho y botas, personas atareadas con valijines de cartón y paquetes son, desde la mañana de ayer martes 21 de agosto de 1951, la vanzada de los contingentes derramados por el interior en las estaciones ferroviarias y en las terminales de ómnibus y de micros.” Pg.93

Aquí mostraba recortes de Clarín para poder respaldar lo que él nos describía o lo que él nos informaba que estaba ocurriendo. Conforme va avanzando la novela nos damos cuenta que ocurre lo mismo pero lo hace mencionando la obra de Evita de Tim Rice y Andrew Lloyd Webber, o el poema de Elliot etc.

“Yo no he hecho nada. Todo es Perón. Perón es la patria, Perón es todo y los demás estamos a distancia sideral del líder de la nacionalidad.....” pg. 104

Dentro de los conceptos bajtinianos están el carnavalesco, el dialógico, la parodia y la heteroglosia, el carnavalesco exalta la carne, el dialógico es cuando dos fuerzas oponentes hablan de un mismo tema, como en la novela se pudiera ver como el pueblo y el gobierno hablando de Evita en un diferente espacio y tiempo. La parodia es cuando hacen una comentario o narración burlesca de los personajes del texto y la heteroglosia es cuando hay más de dos de interpretaciones de los personajes. Como cuando se mencionan los diferentes puntos de vista sobre Evita, de la madre, el esposo, el hermano, las amigas, el coronel, el pueblo, el gobierno etc.

“Vivía no vivía se me perdía de vista. Es una santa, es una hiena en esas semanas a Evita le dijeron de todo...”pg. 91

Durante la obra nos encontramos con muchas opiniones sobre Evita, y todas son diferentes, pero eso nos ayuda a profundizar y a analizar la obra.

“EVITA Verb. Conjug. 3ª pers. Sing. pres. de evitar(de lat. Evitare vitare) pg.131

“Evita tenía reflejos fosforescentes.” Pg.181

También dentro de la historia encuentras partes donde hacen burla de los personajes, y exageraciones. También hay una parte donde se burlan de que no sabía hablar muy adecuadamente.

En conclusión, la Novela Santa Evita de Tomás Eloy Martínez cuenta con los 6 rasgos característicos de la Nueva Novela Histórica, los cuales son, subordinación, distorsión, ficcionalización, metaficción, intertextualidad, y los conceptos bajtinianos.

“Todo relato es por definición, infiel. La realidad, como ya dije, no se puede contar ni repetir. Lo único que se puede hacer con la realidad es inventarla de nuevo.” Tomás Eloy Martínez

Martínez, Tomás Eloy. “Santa Evita”. Joaquín Mortíz: México, D.F., 1995.

4