San Mateo

Teología. Jesús: genealogía. Bautizo. Espíritu. Pueblo. Llamada. Humildad. Mujer. Amor. Rezos. Dios. Fe. Valentía. Entrega incondicional. Discípulos. Evangelio

  • Enviado por: Légolas87
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

Capítulo 1º

Genealogía de Jesús

Las generaciones desde Abraham hasta David son catorce, catorce desde David hasta el destierro de Babilonia y catorce desde este destierro hasta Cristo.

Nacimiento de Jesús

El nacimiento de Jesús fue así:

María(comprometida con José). Pero, antes de que vivieran juntos, quedó embarazada por obra del Espíritu Santo. José pensó firmarle en secreto un acta de repudio. El ángel del Señor se le apareció en sueños a José y le dijo: “José no temas de llevar a tu casa a María, porque la criatura que espera es obra del Espíritu Santo. María dará luz un hijo al que llamarás Jesús.

Capítulo 2º

Jesús es rey y luz de todos los pueblos

Habiendo nacido Jesús, durante el reinado de Herodes, unos magos de oriente llegaron a Jerusalén buscando al rey de los judíos. Herodes reunió a todos los sacerdotes y le preguntó dónde había nacido Cristo, ellos le contestaron en Belén de Judá. Herodes llamó a los magos y le dijo: “Cuando lo encontréis avisadme para ir a adorarlo”. Los magos siguieron su camino y llegaron a la casa, los magos se postraron para adorarlo.

Jesús, el inocente perseguido

Después un ángel del Señor se le apareció a José y le dijo: “Coge al niño y a tu esposa y llévatelos a Egipto”. José lo hizo. Mientras tanto Herodes mandó matar a todos los niños menores de dos años de Belén y los alrededores.

Jesús, el nuevo pueblo

Tras la muerte de Herodes, José, María y Jesús fueron a vivir a Nazaret.

Capítulo 3º

Cambiar interiormente

En ese tiempo se presentó Juan Bautista, predicando: “Cambiad vuestra vida, porque el reino de Dios está cerca”. Los judíos de Jerusalén confesaban sus pecados y Juan los bautizaba en el río Jordán. Al ver que mucho fariseos saduceos venían a bautizarse, Juan les dijo: “ Dad vuestros frutos en sincera conversión

Bautizarse en el Espíritu y en el fuego

Juan bautista decía: “Mi bautismo es un bautismo de agua, pero el que viene después es más poderoso y ni siquiera soy digno de llevarle los zapatos. El os bautizara en el fuego y en el soplo del Espíritu Santo. Por ese tiempo vino Jesús para que Juan le bautizara. Una vez bautizado, el Espíritu Santo bajaba en forma de paloma y se posó sobre Jesús.

Capítulo 4º

Luchar y elegir la libertad

Después el Espíritu Santo condujo a Jesús al desierto para que fuera tentado por el diablo, pero Jesús no se dejó tentar por Satanás.

Escuchar la llamada y responder

Jesús se enteró de que habían encarcelado a Juan Bautista y fue a vivir a Cafarnaúm. Entonces fue cuando Jesús empezó a predicar que cambiaran de vida que el Reino de Dios estaba cerca. A Jesús se le unieron dos hermanos:

Simón después llamado Pedro y Andrés, luego otros dos hermanos: Santiago y Juan.

Comprometerse con el pueblo

Jesús recorría toda Galilea enseñando en las sinagogas. Predicaba la buena nueva del Reino y sanaba a los enfermos. Su fama se extendió por toda Siria. A Jesús le seguía una inmensidad de gente.

Capítulo 5º

Jesús al ver a toda la gente que le seguía, subió a una montaña, se sentó y sus discípulos se le acercaron. Comenzó a hablar y les enseñaba: “Alegraos, porque será grande la recompensa que recibiréis en el cielo”.

Da gusto y sentido a las cosas

Jesús decía: “ El que deje de cumplir uno de los mandamientos de la Ley y enseñe a los hombres a desobedecerlo, será el más pequeño en el Reino de los cielos, pero el que los cumpla y los enseñe, será grande en el Reino de los cielos”.

Vive en armonía

Jesús decía: “ Todo el que se irrite contra su hermano cometerá un delito, el que lo trate de tonto será llevado al tribunal supremo y el que lo trate de renegado a la fe, será digno del infierno.

Respeto a la mujer

Jesús decía: “Quien mira a una mujer con malos deseos, ha cometido adulterio en su interior. El que despide a su mujer -fuera de la infidelidad -, la empuja al adulterio, y el que se case con esa mujer divorciada comete adulterio”.

Habla con franqueza

Jesús decía: “No juréis nunca, ni por el cielo, ni por la tierra, ni por tu cabeza. Decid sí cuando es sí y no cuando es no.

Devuelve bien por mal

Jesús seguía diciendo: “ No resistáis al que os ofende. Dale al que te pide, y no le des la espalda al que te solicite algo prestado”.

Se perfecciona en el amor

Jesús decía: “ Amad a vuestros enemigos y rezad por vuestros perseguidores. Sed perfectos, como es perfecto vuestro Padre del cielo”.

Capítulo 6º

Actúa con humildad

Jesús les decía: “ Procurad no hacer el bien delante de la gente, de lo contrario no recibiréis ningún premio”.

Reza con sencillez...

“Cuando recéis, no hagáis como los hipócritas. Debes rezar en tu habitación solo, con la puerta cerrada”.

... porque habla a su Padre

“ Está claro que si vosotros perdonáis las ofensas de los hombres, el Padre Celestial también el Padre Celestial os perdonará, pero si no perdonáis el Padre tampoco os perdonará.

Odia la hipocresía

“Cuando ayunes, no pongas cara triste para que la gente sepa que has ayunado, como hacen los hipócritas, lávate la cara y perfúmate el cabello, porque la gente no tiene que saber que ayunas, lo tiene que saber tu Padre, que se da cuenta de todo”.

Se enriquece con la verdad

“ No amontonéis riquezas en la tierra, donde tarde o temprano lo vas a perder. Amontona riquezas en el cielo, donde no se echan a perder”.

No se hace esclavo del dinero

“Nadie puede servir a dos señores, porque verá con buenos ojos al primero y con malos al segundo. Es imposible servir a Dios y a las riquezas al mismo tiempo”

Confía a Dios y busca la justicia

“No andéis preocupados por vuestra vida, buscad primero el Reino y todo lo bueno que este supone”.

Capítulo 7º

Es exigente consigo mismo y comprensivo con los demás

“ No juzguéis y no seréis juzgados. No deis las cosas sagradas a los perros, ni vuestras joyas a los cerdos, no sea que la pisoteen y después se arrojen encima y os destrocen”.

Es paciente y constante

“ Si vosotros, que sois malos, dais cosas buenas a vuestros hijos, con mayor razón el Padre os dará cosas buenas”.

Se identifica con el otro

“ Todo lo que desearíais de los demás, hacedlo con ellos, ahí está toda la Biblia”.

Tiene espíritu crítico

“ Tened cuidado con los falsos profetas, que vienen disfrazados de ovejas y que en verdad son lobos feroces”.

Vive de hechos, no de palabras

“ Para entran en el cielo hay que hacer la voluntad de mi Padre, que está en los cielos”.

Conclusión: construyamos nuestra propia personalidad sobre bases firmes

“ El que escucha mis palabras y las practica es como un hombre inteligente que edificó su casa sobre la roca”. Al terminar Jesús estos discursos, la gente estaba impresionada.

Capítulo 8º

Jesús da la mano a un leproso

Cuando Jesús bajó del monte, lo siguió mucha gente. Jesús curó a un leproso.

Se preocupa por el sirviente

Jesús entró en Cafarnaúm y se le acerco un capitán pidiéndole ayuda para su criado, y Jesús lo curó.

Cura todas las dolencias

Jesús fue a casa de Pedro y curó a su suegra. Al llegar la noche le llevaron a Jesús muchos endemoniados. Jesús echó a los demonios con solo decir una palabra.

Conclusión: sigamos a Jesús de forma incondicional

Jesús se vio rodeado de un gran gentío. En ese momento un maestro de la Ley le dijo: “Maestro te seguiré a donde quiera que vayas”.

Jesús afronta las dificultades con valentía

Jesús subió a la barca con sus discípulos. De repente se desató un temporal. Jesús dormía. Sus discípulos le despertaron y le dijeron: “ Señor que nos hundimos”. Jesús contestó: “ Gente de poca fe, ¿de qué tenéis miedo? Jesús dio una orden a los vientos y al agua y el tiempo se calmó.

Vence a las fuerzas demoníacas

Al llegar a otra orilla, dos endemoniados salieron de entre unos matorrales. Y se pusieron a gritar: “¿Qué tienes que ver con esto? ¿Has venido a atormentarnos antes de tiempo?”. Los demonios le dijeron: “Si nos hechas, mándanos a esos cerdos” Jesús acepto. Los porquerizos fueron a la ciudad y lo publicaron.

Capítulo 9º

Destruye el mal en su raíz

Jesús subió a la barca y se fue a su ciudad. Allí curo a un paralítico.

Jesús se rodea de pecadores

Al irse de allí vio a un hombre llamado Mateo y le dijo que le siguiera. Estando comiendo en casa de Mateo, vinieron muchos cobradores de impuestos. Al ver esto, los fariseos comentaban: “¿Por qué vuestro maestro come con pecadores?” Jesús los escuchó y les dijo: “los sanos no necesitan médico, sino los enfermos”.

Jesús exige un cambio radical en la sociedad.

Se le acercaron dos discípulos de Juan y le preguntaron: “¿Por qué tus discípulos no ayunan y nosotros ayunamos a menudo?”. Jesús contestó: “¿Está bien acaso que los compañeros del novio anden tristes cuando el novio está con ellos? Ya vendrá un día en que les quitarán el novio y entonces ayunarán.

Arranca la venda dos ciegos.

Jesús le devolvió la vista a dos ciegos, y les dijo que nadie lo supiera, en cambio ellos lo publicaron por todas partes.

Desata la lengua amordazada

Al irse los ciegos, le llevaron un endemoniado mudo, Jesús echó al demonio y el mudo habló.

La cosecha del Reino necesita obreros

Jesús recorría todas las ciudades enseñando en las sinagogas y proclamando la buena nueva de del Reino y sanaba todas las dolencias.

Capítulo 10º

Jesús nos llama para formar un nuevo pueblo

Jesús llamó a sus doce apóstoles y les dio poderes para expulsar demonios y para curar todas las enfermedades.

Con un programa de entrega incondicional

Jesús mandó a sus apóstoles a que fueran en busca los personas perdidas en el pueblo de Israel. Pero no podían ir a tierras extranjeras.

Dispuestos a afrontar la persecución

Jesús: “Tened cuidado con los hombres, pues os arrastrarán ante las autoridades y os pegarán en las sinagogas”.

Prontos para hablar con valentía y decisión...

Jesús: “Lo escondido tiene que descubrirse y lo oculto tiene que saberse. No temáis de los que sólo pueden matar el cuerpo, pero no el alma”.

... pues vivimos un tiempo de opción

Jesús: “No penséis que he venido a traer la paz a la tierra, no he venido ha traer la paz, sino la espada”.

Conclusión: Jesús está presente en sus discípulos

Jesús: “ El que os recibe a vosotros, me recibe a mí, y el que me recibe a mí, recibe al que me envió”.