San Agustín y la Doctrina Maniquea

Maniqueismo. Maniqueos. Religiones. Confesión. Filosofía. Conversión

  • Enviado por: Rosvell
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

San Agustín Y La Doctrina Maniquea

El texto:

Siguiendo el programa usual de mis estudios, me di de manos a boca con un libro de un tal Cicerón, cuyo lenguaje todos admiran, no así su talante. Este libro suyo contiene una exhortación a la filosofía y lleva por título Hortensio. Su lectura realizó un cambio en mi mundo afectivo. También encaminó mis oraciones hacia ti, Señor, e hizo que mis proyectos y deseos fueran otros. (Conf. Libro III Cáp. IV). Así pues, tomé la resolución de dedicarme al estudio de las Sagradas Escrituras y evaluar su contenido. Y entonces es cuando me doy cuenta de que son algo que no está al alcance de la gente orgullosa, de algo que está asimismo oculto a los niños `9. Algo que de entrada es humilde, pero en el fondo es sublimé y plagado de misterios.

No era yo la persona adecuada para poder adentrarme en ellas, ni para agachar la cabeza tratando de acomodarme a sus pasos. Cuando me interese por su lectura, mis sentimientos no coincidían con los sentimientos que actualmente expreso (confesiones libro III Cáp. V) l Así vine a caer en manos de unos hombres de orgullo delirante, carnales y charlatanes a más no poder. En su boca sólo había trampas diabólicas y una especie de liga pega josa confeccionada a base de las sílabas de tu nombre, del de nuestro Señor Jesucristo y del Espíritu Santo Paráclito, consolador nuestro Estos nombres no se apeaban de sus labios pero no pasaban de ser meros sonidos articulados de la boca y de la lengua.

Por lo demás, su corazón estaba huero y vacío de verdad. Y repetían machaconamente: verdad, verdad. Me hablaban muchas veces de ella, pero nunca se hallaba en ellos sino que sus palabras eran pura falsedad. (Conf. Libro III Cáp. VI)

.Sin tener conciencia de estos extremos, yo me burlaba de aquellos tus siervos y profetas santos. Y al chancearme de ellos, ¿qué es lo que yo conseguía, sino que tú te rieras de mí? De hecho fui cayendo poco a poco y de manera insensible en tal cúmulo de extravagancias y aberraciones que llegué a creer que cuando se arranca un higo, tanto éste como la higuera, su madre, lloran lágrimas de leche. Pero si casualmente este higo lo llega a comer algún santón de la secta, por supuesto que arrancado del árbol no por delito propio, sino ajeno y lo incorpora a sus entrañas, ocurre luego que, entre los gemidos y eructos que acaecen durante la oración, una vez ingerido, saldrán bocanadas de ángeles e incluso partículas de Dios. Y estas partículas del Dios sumo y verdadero habrían quedado aprisionadas para siempre en aquella fruta si los dientes y el estómago de un electo no las hubieran liberado.

Y yo, pobre de mí, di por sentado que debemos tener mayor sensibilidad ante los frutos de la tierra que ante los seres humanos en cuyo beneficio han germinado. Si algún hambriento no maniqueo los solicitara, me parecía, en caso de dárselos, como condenar aquel bocado a La pena capital (Conf. Libro III Cáp. X) una vez que pude comprobar satisfactoriamente que aquél era un profano en aquellas artes en que yo e creía una e comencé a perder las esperanzas de que él en persona fuera capaz de despejar y resolver las incógnitas que me tenían angustiado. Cierto que, aunque eran nulos los conocimientos en tales materias, esto no quiere decir que careciera de la posesión de la verdad religiosa. (Conf. Libro V Cáp. VII).

a) lectio:

-Expositio:

Aclarar el autor y el titulo: En esta obra de san Agustín de Hipona se almacena el pensamiento sobre Dios, de allí el nombre de “confesiones”, al narrar su vida con el proceso de búsqueda de la verdad teniendo en cuenta que esta verdad es Dios, con este documento se le da sentido a las doctrinas eclesiásticas y se convierte en base sólida del cristianismo ya que plantea el reconocimiento de la verdad como verdad (Dios como Dios).

Enunciar el contenido general: dentro de las confesiones se encuentran los escritos de cómo Agustín cae en la doctrina maniquea y lo que lo lleva a darse cuenta de la gran ignorancia de está, llegando así a desprestigiar su filosofía porque no se encontraba la verdad dentro de ellos.

Norte filosófico : En esta se plantea un pensamiento neoplatónico donde puede ser representado “en el mito de la caverna” donde san Agustín pasa de estar en una confusión, es decir, la oscuridad a la claridad o luz que es la verdad (Dios), además , demuestra de forma metafísica la inmaterialidad de Dios y el dualismo maniqueo.

b) Questio

¿Por qué San Agustín llega a una perdición dentro de la doctrina maniquea siendo el una persona de claro pensamiento?

c) Disputatio:

- Ultrum: el afán de llegar a la verdad llevo a Agustín llevo a descubrir la doctrina maniquea y la supuesta verdad que esta representaba, que lo hizo dudar de su fe y donde justificaba todo lo malo como algo innato del ser; al decir que hay duda en la fe planteamos la forma en la que Agustín creía que esta doctrina lo llevaría a la sabiduría sin la necesidad de su fe.

- Videtur Quod: si san Agustín no hubiera adentrado en la doctrina maniquea no hubiera podido contemplar el pensamiento de esta doctrina; no habría sido posible comprobar su falsedad y el pensamiento de san Agustín seria estancado en la oscuridad porque no serian planteadas las incógnitas que lo llevaron a reflexionar a cerca de la verdad, es decir , Dios. Pero si san Agustín no hubiera reflexionado seria posible que el cristianismo tomara un rumbo diferente al de hoy en día y Agustín hubiera pasado desapercibido.

- sed contra: si nosotros nunca reflexionamos en lo que creemos, pues nunca podremos llegar a nuestra propia verdad y si no buscamos las respuestas a nuestras preguntas viviremos en la incertidumbre. Pero si no tenemos una mente abierta y nos cerramos a nuevas ideas, nunca avanzaremos en nuestro pensamiento; pero esto nos lleva a una pregunta ¿Por qué creemos lo que creemos? A veces no buscamos el sentido de nuestras creencias y esto nos lleva a encerrarnos en un solo pensamiento que va a justificar nuestras falencias.

d) Determinatio:

las propias inquietudes del hombre, son la forma de plasmar una constante búsqueda de la verdad que en ocasiones lo llevan a ver la verdad en donde no la hay y solo será posible llegar a la verdad abriendo la mente a nuevos pensamientos que lo obligaran a plantearse preguntas que lo llevaran a algo con una verdadera justificación.

e) escrito (summa):

-existencia de fe

-bien

-búsqueda de la verdad

-inquietudes en la creencia

-Agustín y los maniqueos

-reflexión en lo que creemos

-Dios

-mal

- creencia