Salud y deporte

Lesiones deportivas

  • Enviado por: Congo Algeciras
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas
publicidad

  • Insuficiencia respiratoria

  • - La insuficiencia respiratoria, dicho en pocas palabras es el cese de la respiración

    normal, ó de la reducción de la misma hasta un punto tal en que la toma de oxígeno

    Resulta insuficiente para mantener las funciones vitales del organismo.

    Causas de la insuficiencia respiratoria: obstrucción anatómica y mecánica.

  • Lesiones en tejidos blandos

  • - Las lesiones en tejidos, o heridas son de dos tipos: cerradas ó abiertas.

    Las heridas cerradas son lesiones en las que no se rompe la superficie de la piel y en las

    que no hay hemorragia externa. Aunque la piel quede intacta, debajo de esta puede

    haber una extensión de tejidos aplastados.

    - Las heridas abiertas por el contrario, son en las cuales se desgarra la piel, los tejidos que se encuentran debajo de ésta quedan expuestos y se produce una hemorragia, entre las heridas abiertas se consideran varios tipos:

    • Abrasiones.

    • Incisiones.

    • Laceraciones.

    • Punciones.

    • Avulsiones.

  • Desgarros Musculares

  • (Rotura de fibras musculares)

    - Son roturas del tejido muscular, más o menos extensas (la gravedad depende del

    área afectada). Puede ocurrir en cualquier músculo, pero de cara a la práctica de

    las artes marciales, la bestia negra en todas aquellas en las que sé dan patadas

    altas es la rotura de los músculos de la cara interna del muslo (el famoso estirón).

    Los practicantes de Karate, Tae Kwon Do, y estilos similares son los más

    propensos.

  • Esguinces

  • Salud y deporte
    En la unión de todas las articulaciones del cuerpo existen los llamados ligamentos, una especie de cordones fibrosos que unen los huesos entre sí y dan estabilidad a las articulaciones. La lesión de estos ligamentos se denomina esguince. Un esguince se produce al estirar o forzar en exceso los ligamentos, lo cual puede ocurrir cuando la articulación sufre un golpe o una torsión forzada.
    En la figura se muestran las zonas más predispuestas a sufrir esguinces (tobillos, rodillas y muñecas, además de las articulaciones de los pulgares de manos y pies). Ningún arte marcial está libre de esta lesión. La causa específica puede ser muy variada, pero hay dos grupos: a consecuencia de golpes (pulgares de manos y pies, principalmente) y a consecuencia de torsiones (muñecas, rodillas y tobillos).

  • Luxaciones y Fracturas

  • Aunque se trata de dos problemas diferentes, las causas son similares, y lo que

    se puede y debe hacer, tanto para prevenir como para efectuar los primeros

    auxilios, es bastante parecido.

    - Que las causa.

    Una mala caída puede resultar en luxación o fractura. En particular, las luxaciones

    pueden producirse por movimientos bruscos y, en las artes marciales donde se

    practican técnicas de agarre (llaves), una mala ejecución o un exceso de

    entusiasmo por parte del practicante, puede lesionar al contrario.

    Las fracturas pueden producirse por golpes, por fatiga y por sobrecarga (ojo al

    levantar pesas o cargar con un compañero).


    Las luxaciones más frecuentes se producen en el hombro, el codo, la rótula y la

    muñeca. También en los dedos del que ejecuta una técnica de mano

    incorrectamente. En cuanto a las fracturas, en tanto que son accidentes, no existe

    una zona especial: se puede romper cualquier hueso. De todas formas, en estilos

    de contacto o en aquellos donde se practican barridos, los huesos del antebrazo y

    los de la pierna son los más expuestos a recibir golpes que causen fracturas, y los

    dedos de manos y pies al dar golpes de forma incorrecta. Si se practica contacto

    pleno, las costillas, la nariz y la mandíbula también corren un riesgo especial.

  • Contracturas

  • Se trata de la contracción involuntaria de un músculo. Sus características son:

    • Se producen de forma espontánea e inconsciente.

    • La contracción es permanente. El músculo no se relaja y queda contraído.

    • A diferencia de la contracción voluntaria del músculo, es dolorosa.

    - En general no se trata de una lesión grave, pero es francamente molesta, y cuando se produce impide entrenar durante varios días.

    - Qué las causa.

    - Por regla general, sobreesfuerzo del músculo o agotamiento por un ejercicio intenso sin suficiente tiempo de recuperación (por ejemplo, entrenar varias horas, intensamente y a diario: los músculos no tienen tiempo de recuperarse del esfuerzo, y cualquier sobrecarga provoca la contractura).
    El lugar donde se sufren más frecuentemente es en los músculos de la espalda. Es raro (aunque no imposible) se den en otros lugares.

  • Esguinces

  • En el esguince el traumatismo es absorbido por una articulación, distendiéndose o rompiéndose las fibras de un ligamento o la cápsula articular. Como un movimiento muy leve produce dolor intenso, no se debe manipular la extremidad afectada ni intentar “enderezarla” ni corregir la deformidad. Esto, además, puede aumentar la lesión de partes blandas, producidas por los extremos óseos fracturados al moverse; este fenómeno cobra especial importancia en el caso de los vasos y los nervios. La incorrecta manipulación de un miembro fracturado puede hacer que los picos y biseles de la fractura desgarren arterias, venas o nervios. Sólo se debe inmovilizar el miembro en la posición en que se encuentra, preferiblemente con férulas. Éstas se pueden improvisar con tablas o cartón y afianzarlas al miembro con tiras de tela.

  • Agujetas

  • Qué son y qué las causa.

    Al ejercitar un músculo por encima del nivel de esfuerzo al que está acostumbrado, o al volver al gimnasio tras un periodo sin ejercitarse (por ejemplo tras unas vacaciones), los músculos producen ácido láctico como producto de deshecho. Al enfriarse el músculo tras el entrenamiento, este líquido se solidifica mezclado entre los haces de fibras musculares (toma la forma de agujas pequeñas, y de ahí el nombre de agujetas).

    -El resultado es doloroso, cuando se vuelve a mover el músculo (normalmente a las 12 o 24 horas después del entrenamiento). En casos especialmente graves se pueden producir micro desgarros.

  • Problemas con los Tendones

  • - Tendinitis - Desgarros de Tendón -

    Qué son. Qué los causa.

    Los tendones son los tejidos que unen el músculo al hueso. La inflamación de un tendón es la tendinitis, mientras que lo llamado desgarro es la rotura del tendón. Cuando se inflama el tendón y la vaina que lo recubre y protege, se habla de tendovaginitis. Siempre se trata de una lesión grave.
    El origen de todos estos problemas suele reducirse a haber forzado en exceso un tendón tras un calentamiento insuficiente o inadecuado. Como caso especial, el tendón de Aquiles sufre especialmente ante golpes o torceduras del tobillo.

  • Calambres

  • Creo que no es necesario dar demasiadas explicaciones... El que no haya sufrido un calambre en alguna ocasión, verdaderamente es un caso único. Técnicamente, un calambre es un espasmo muscular involuntario (habitualmente una contracción). A diferencia de las contracturas, el calambre es ocasional, no permanente.
    Normalmente no tiene ninguna gravedad, aunque puede ser muy doloroso. Los gemelos y la cara trasera del muslo son las zonas más susceptibles de sufrir calambre.

    -Qué los causa.

    Suele producirse cuando se produce alguna de estas condiciones, normalmente más de una a la vez:

    • Sobreesfuerzo del músculo.

    • Ejercicio muy intenso y prolongado. El calambre se produce cuando el músculo empieza a llenarse de toxinas y deshechos, y comienza a quemar oxígeno con dificultades.

    • Perdida de sales minerales (principal causa de los calambres que ocurren tras entrenar durante un rato largo).

    • En ciertos casos, si hay problemas circulatorios o de irrigación del músculo, ya sea por lesión, por mantener mucho tiempo una postura que corte la circulación en algún punto, u otras causas fisiológicas.

  • Heridas

  • -Qué son y qué las causa.

    Son lesiones por rotura de la piel. Hay tres causas principales: por golpes (p.e. una ceja partida por un puñetazo), por incisiones o cortes (en aquellos estilos donde se usan armas), y por abrasión (nudillos despellejados al golpear un saco, roce violento con la tela del traje o contra el suelo...).
    El nivel de gravedad es muy variable, desde la nula gravedad de unos nudillos "pelados" (a lo sumo es una molestia) al extremadamente grave de un corte profundo con hemorragia abundante que puede causar un sable.

  • Contusiones

  • -Qué son y qué las causa.

    Una contusión es el aplastamiento y rotura de vasos sanguíneos de un músculo, generalmente a un nivel superficial (cercano a la piel). La causa es siempre un golpe violento. La gravedad depende en su mayor parte de dónde se ha recibido el golpe.
    No hay que confundir contusión con hematoma. Este último es el síntoma visible, la coloración morada de la piel a causa del derrame de sangre interno, y puede ser causado por una contusión o por una lesión de otro tipo (una fractura y luxación, un desgarro muscular, etc...).

  • La fractura de Colles

  • La fractura de Colles en la muñeca es una lesión frecuente que a menudo ocurre cuando la persona trata de amortiguar con las manos el golpe de una caída. La fractura se evalúa determinando el arco de movilidad posible en la muñeca y probando la fuerza muscular.

  • Coccigodinia

  • - Es un estado patológico por lo general causado por traumatismo directo sobre el cóccix, como una caída o un puntapié que ocasionen esguince de los ligamentos sacroiliales. - El dolor aumenta de intensidad cuando el paciente se sienta sobre una superficie dura o se levanta después de haber estado sentado y disminuye al sentarse sobre un cojín de aire o al contraer los glúteos al sentarse.

  • Lesión por sobrecarga

  • Trastorno relacionado con el esfuerzo, por lo general de las extremidades superiores, producido por contracciones musculares repetitivas durante acciones como el teclear. También se denomina síndrome de sobrecarga o lesión de esfuerzo. Hubo gran controversia sobre si este trastorno es una verdadera enfermedad. Se caracteriza por fatiga, dolor, debilidad de extremidades superiores, rigidez y calambres.

  • Epicondilitis

  • Trastorno músculo-esquelético doloroso del codo. También se llama codo de tenista. Se localiza sobre el epicóndilo lateral del codo, en el área del húmero donde los músculos extensores del antebrazo se insertan en el hueso. Si la lesión radica en el epicóndilo medial (epitróclea) se denomina epitrocleitis (codo de golfista). Tanto el codo de tenista como el codo de golfista son patologías por sobrecarga. Durante la práctica deportiva hay determinados movimientos repetitivos que pueden producir una lesión por sobrecarga. Los síntomas consisten en sensibilidad local en la zona de inserción muscular en el hueso y dolor al contraer los músculos.

  • Luxación

  • Desplazamiento patológico de los huesos que forman una articulación. Una luxación parcial o incompleta se llama subluxación. Casi todas las articulaciones del esqueleto se pueden luxar, pero algunas lo hacen con más frecuencia: mandíbula (al bostezar o forzar la apertura de la boca), hombro (movimientos forzados al hacer deporte, caídas sobre el hombro), codo (caídas con el miembro superior en hiperextensión), interfalángicas, cadera (accidentes de coche, caídas de personas de edad avanzada), rodilla (en accidentes de moto por traumatismo directo). La luxación de hombro es la más frecuente.

  • Asfixia

  • En la asfixia, el aire no puede entrar en los pulmones y el oxígeno no llega a la sangre circulante. Entre las causas de asfixia se encuentran el ahogamiento, el envenenamiento por gases, la sobredosis de narcóticos, la electrocución, la obstrucción de la vía aérea por cuerpos extraños y la estrangulación.

  • Golpe de calor y deshidratación por calor

  • El golpe de calor y la deshidratación por el calor están causados por un exceso de calor, pero sus síntomas son tan dispares que es muy difícil confundirlos. El golpe de calor, producido por un mal funcionamiento de los centros reguladores del calor, es una patología más grave

  • Lesiones en la Cara

  • - Ojos - Nariz - Dientes - Labios - Mandíbula -

    La cara es el punto más sensible y vulnerable en el caso de recibir un golpe. Los deportes de contacto pleno son los más susceptibles de acabar con la cara "tocada", pero no son los únicos
    (te puedes romper la nariz al caer al suelo de frente, por ejemplo).

    Ojos.

    Si el golpe se recibe cerca del ojo, y es lo bastante fuerte, tendremos un bonito color morado durante unos días. No es más que una contusión y no tiene más complicaciones. Pero si el golpe se recibe en el ojo, siempre hay que considerarlo grave. Aunque sea un tópico, son dos ojos para toda la vida.
    Si el lesionado se queja de dolor en el ojo, en la cuenca ocular, o incluso nota problemas de visión, hay que actuar de inmediato: Deben taparse (con una venda) ambos ojos, ya que se mueven sincronizadamente y el ojo sano obliga a moverse al otro, aunque esté tapado. A continuación: al hospital. No debe perderse tiempo intentando evaluar la posible gravedad... eso ya lo hará el médico.

    Nariz.

    Si el golpe recibido hace sangrar la nariz: agua oxigenada empapando un algodón, se mete el algodón en los agujeros de la nariz, se inclina la cabeza hacia atrás, y se espera a que cese la hemorragia (esto debería saberlo todo el mundo, creo yo).
    Si se nota fractura del cartílago de la nariz (a veces hay deformación claramente visible), no debe intentar corregirse. Aplicar frío para evitar que se hinche en exceso (teniendo cuidado de no presionar), y al hospital. En este caso el que sangre la nariz es secundario, y no importa manchar el traje: hay un problema más grave del que preocuparse. El lesionado no debe intentar respirar por la nariz, para eso está la boca en esta situación. Si el lesionado queda inconsciente a consecuencia del golpe, hay que asegurarse de que respira sin dificultad, mantenerle la boca abierta y sujetarle la lengua si es preciso. Si alguien ha hecho un curso de primeros auxilios debería de ser capaz de manejar el tema "respiración" sin problemas.

    Dientes.

    Si el golpe es fuerte y se nota que un diente se mueve, hay que evitar tocarlo (ni con la punta de la lengua). La situación en principio no es muy urgente, pero debe acudirse a un dentista lo antes posible. Entretanto no hay mucho que se pueda hacer, salvo tener cuidado de no morder con ese diente.
    En caso de golpes tan "excelentes" que uno o más dientes salen rodando por el suelo, que no cunda el pánico. Hoy día se pueden reimplantar. El lesionado ha de "morder" una gasa o algodón empapado en agua oxigenada, y los dientes se han de guardar en hielo lo más deprisa posible. Lesionado y "piezas sueltas" del mismo han de ir al hospital, y si se actúa a tiempo es posible que se pueda recuperar la dentadura.

    Labios.

    Salvo que se rompan por el golpe o contra los dientes, en cuyo caso hay que ir al hospital para poner las suturas oportunas, la situación no presenta mayores problemas. Contener la hemorragia (gasas con agua oxigenada)

    Mandíbula.

    Si se rompe, es bastante grave. Posiblemente sufrirán también algunas piezas dentales. Aparte de ir al hospital, poco se puede hacer. La forma de inmovilizarla es con un vendaje alrededor de la cabeza, con algunas vueltas en vertical (desde debajo de la mandíbula a la parte superior de la cabeza) y otras en horizontal (desde la barbilla hasta la nuca). Si el lesionado queda inconsciente hay que asegurarse de que respira sin dificultad.
    Si se desencaja la mandíbula, no es tan grave, pero es tremendamente incómodo para el lesionado. Si se vuelve a colocar en su sitio por sí misma, no es necesario hacer nada más (quizá algún tomar algún calmante si duele mucho). En caso de que no vuelva a su posición, no debe intentar colocarla alguien inexperto (lo que sale en las películas de que un puñetazo en el mentón la encaja de nuevo, es muy cinematográfico pero poco real). Si el profesor domina la técnica de primeros auxilios, posiblemente sepa colocarla sin dificultades. En caso contrario, ir al hospital.

  • Síndrome de túnel carpiano

  • Cuadro de compresión del nervio mediano a su paso bajo el ligamento palmar del carpo (muñeca). Bajo este ligamento pasan la mayor parte de los tendones flexores de la muñeca y dedos, así como el nervio mediano, encargado de la inervación sensitiva de la cara palmar de los tres primeros dedos y de la inervación motora de los músculos cortos del pulgar. La inflamación de alguna estructura local produce un problema de espacio y el nervio resulta comprimido. Esto produce dolor, en especial por la noche, en la cara palmar de la muñeca que se irradia por los tres primeros dedos, parestesias (hormigueos, acorchamiento), y más adelante, atrofia de los músculos cortos del pulgar.

  • Quemaduras

  • Se producen por exposición a la llama del fuego, a metales calientes, a radiación, a sustancias químicas cáusticas o a la electricidad. Las quemaduras se clasifican según la profundidad del tejido dañado y según la extensión del área afectada. Una quemadura de primer grado, que sólo afecta a la capa superficial de la piel, se caracteriza por el enrojecimiento. Una quemadura de segundo grado presenta formación de flictenas (ampollas), y una de tercer grado afecta al tejido subcutáneo, músculo y hueso produciendo una necrosis. La gravedad de una quemadura también depende de su extensión.

  • Lipotimia y coma

  • La sudoración fría y la palidez son típicas de la lipotimia, desmayo o desvanecimiento. Se produce por un aporte insuficiente de sangre al cerebro y es temporal. Para restaurar la circulación cerebral se elevan los miembros inferiores o se sitúa la cabeza más baja que el corazón. Es necesario evitar que la víctima se enfríe. Tras la reanimación conviene que tome té o café caliente.

    El coma es un estado de falta de respuesta a estímulos externos. Viene provocado por una enfermedad o un traumatismo. El paciente comatoso sólo responde a determinados estímulos intensos; en el coma profundo no responde siquiera al dolor. Puede ser debido a un fallo cardiaco, a una hemorragia cerebral, a una epilepsia, a una descompensación diabética, a una fractura craneal, o a muchas otras situaciones urgentes.

  • Mordeduras

  • Las mordeduras más frecuentes son de perros, gatos, serpientes y pequeños roedores como las ratas y las ardillas. También se ven en ocasiones mordeduras humanas.

    Las mordeduras de serpientes no venenosas no requieren más que el tratamiento habitual de las mordeduras: no suturarlas, limpieza e irrigación, aplicación de antisépticos, profilaxis antitetánica y la vigilancia de la herida. Como cualquier mordedura puede infectarse, es recomendable en ellas la profilaxis antibiótica. Las mordeduras de serpientes venenosas requieren primeros auxilios y atención hospitalaria de la máxima urgencia.

  • Hemorragia

  • El sangrado “en surtidor”, “a chorro” o “a golpes” es signo inequívoco de hemorragia grave. La simple presencia de sangre sobre una superficie corporal grande no es signo de hemorragia. Puede haber salido sangre de múltiples heridas pequeñas, o puede haberse extendido. La cantidad de sangre que se pierde por una herida depende del tamaño y clase de los vasos lesionados. La lesión de una arteria produce sangre roja brillante que fluye a borbotones, mientras que la lesión de una vena produce un flujo continuo de sangre roja oscura.

  • Vendaje compresivo

  • La mejor manera de detener la hemorragia de un vaso sanguíneo de tamaño medio es la aplicación de presión directa. La compresión del vaso sanguíneo lesionado ralentiza el flujo de sangre facilitando la formación del coágulo. La zona de la herida se debe elevar y cubrir con compresas y un vendaje limpio, ejerciendo presión con los dedos durante 5 a 15 minutos hasta que el sangrado se detiene.

    Página 10 de 10