Salud Ambiental

Medio ambiente. Calidad, ciclo, contaminación del agua. Vertidos. Ciclo hidrológico. Balance hídrico en una cuenca. Residuos sólidos. Vectores de interés sanitario. Atmósfera. Alimentos. Ambiente laboral. Accidente de trabajo. Microbiología

  • Enviado por: Contitaaa
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 65 páginas
publicidad
cursos destacados
Fundamentos de Termodinámica Clásica
Fundamentos de Termodinámica Clásica
Fundamentos de Termodinámica Clásica es el curso donde resolverás preguntas como...
Ver más información

Problemas resueltos: Recta tangente a una curva
Problemas resueltos: Recta tangente a una curva
En este curso se resuelve una serie de problemas muy interesantes relacionados con la recta tangente a una curva. Ver más información

publicidad

FACTORES DETERMINANTES EN SALUD AMBIENTAL

Salud ambiental

El “ambiente”, “medio ambiente” y “medio”, a pesar de ser palabras con varios sentidos lingüísticos, se pueden considerar como sinónimos cuando se habla de salud ambiental. Se refieren a la totalidad del mundo físico que rodea a cada ser o grupo humano, incluidas las entidades vivientes, los demás seres o grupos humanos y sus interrelaciones.

Por otra parte, “salud ambiental” tiene numerosas denominaciones, pero en general todas tienden a enfatizar la protección ambiental, preservación, restauración ambiental y en general todas las actuaciones orientadas a la disminución de los efectos nocivos que el ambiente produce en la salud, salvaguardando el bienestar general de las personas ahora y en el futuro. La OMS propone la siguiente definición: “La salud ambiental comprende aquellos aspectos de la salud humana, incluida la calidad de vida, que son determinados por factores ambientales físicos, químicos, biológicos, sociales y psicosociales. También se refiere a la teoría y práctica de evaluación, corrección, control y prevención de los factores ambientales que pueden afectar de forma adversa la salud de la presente y futuras generaciones”.

Los “factores determinantes de la salud ambiental”, son aquellos que pertenecen a la realidad física ambiental sobre los que se debe actuar a fin de satisfacer necesidades de los seres humanos relacionadas con la salud ambiental. De este modo, se entiende que existen aspectos de la salud y enfermedad humanas que pueden ser determinados por factores ambientales (1).

A continuación se desarrollan algunos determinantes de la salud ambiental, considerados como los más importantes para la asignatura de Salud Pública I. Los determinantes son: agua para consumo humano, aguas servidas, residuos sólidos, vectores, aire, alimentos y ambiente laboral.

I. AGUA PARA CONSUMO HUMANO

Se define al agua potable o para consumo humano, a aquella que cumple con los requisitos físicos, químicos, radiactivos y bacteriológicos establecidos en la normativa vigente, que aseguran su inocuidad y aptitud para el consumo humano (2).

El abastecimiento de agua de buena calidad, y la depuración de las aguas usadas, son factores fundamentales para la regresión drástica de la morbilidad y mortalidad causada por enfermedades de transmisión hídrica.

Los principales problemas en los abastecimientos de agua tienen relación con el contenido de productos químicos, tales como pesticidas, nitratos y metales pesados, o la existencia de microorganismos, tales como bacterias, protozoos y virus. De procedencia natural o artificial deben señalarse el flúor y el arsénico. Derivados de los procesos de tratamiento es preocupante la posible aparición de trihalometanos y clorofenoles.

En relación con los vertidos y las aguas superficiales son preocupantes los impactos que pueden generarse sobre los distintos usos del agua. Impactos sobre los abastecimientos como ya se señaló, sobre las zonas deportivas, como pueden ser las zonas de baño, donde pueden transmitirse el mismo tipo de enfermedades registradas en los abastecimientos de aguas, sobre las zonas de riego con su potencial contaminación directa o indirecta.

No debe olvidarse nunca el ciclo del agua, captación - uso - vertido - captación - uso - vertido, y así de forma reiterada. Debe tenerse siempre en cuenta.

Actividades que afectan a los vertidos y a la calidad de las aguas

  • Urbana. Debiéndose considerar los vertidos de aguas servidas, los vertidos de aguas limpias, los vertidos por aliviaderos de las alcantarillas.

  • Industrial. Siendo preciso considerar los efluentes industriales, las aguas de refrigeración, los vertidos de la actividad primaria, los efectos de la contaminación atmosférica.

  • Agrícola y Ganadera. Es fundamental considerar los vertidos ganaderos, tanto en situación de ganado estabulado como suelto, la incorporación de abonos orgánicos y químicos, el empleo de pesticidas y otros productos químicos, los aspectos cuantitativos y cualitativos de las aguas infiltradas y de escorrentía.

  • Usos afectados por la calidad de las aguas

  • Usos urbanos. Tanto para el consumo humano, como para los usos domésticos, como para usos públicos en la ciudad.

  • Usos industriales. En procesos de productos alimenticios, refrigeración, calderas, limpieza, otros usos.

  • Usos agrícolas y ganaderos. Abastecimiento de animales, limpieza de establos, riego de huertas u otro tipo de campos.

  • Usos recreativos. Zonas de baños recreacionales y otras zonas deportivas, riegos de campos de deportes, fuentes y láminas de agua, usos paisajísticos y estéticos.

  • Caudales ecológicos para la fauna y la flora.

  • Usos, en principio, independientes de la calidad del agua.

  • Usos recreativos sin posibilidad de generar impactos directos. Como puede ser vela o remo, empleo para usos estrictamente domésticos.

  • Usos comerciales. Navegación, producción de energía hidroeléctrica.

  • Conviene también hacer notar cuáles son los problemas más importantes en los recursos hidráulicos, generados por los vertidos.

    En los ríos la máxima preocupación serán los patógenos, los sólidos en suspensión, el contenido salino, la materia orgánica, los metales pesados, los nutrientes, los pesticidas, los productos químicos, y la acidificación.

    En los lagos y embalses, con independencia de los anteriores, los procesos de eutrofización, y los microorganismos orgánicos.

    En las aguas subterráneas preocupan los mismos parámetros considerados en el caso de los ríos, y de forma muy importante la incorporación de nutrientes (3).

    Dotación

    La dotación se refiere al consumo de agua que es aportada por los sistemas de abastecimiento. La dotación se expresa como “litros de agua por habitante y por día” (L/hab/d). Para consumos reales domésticos, la dotación puede oscilar entre los 45 y 200 L/hab/d. Las dotaciones se representan de la siguiente manera:

    TABLA N° 1: Dotaciones según número de habitantes (3)

    Población en N° de habitantes

    (D0) Consumos urbanos en L/hab/día según usos

    Doméstico

    Industrias de la ciudad

    Servicios municipales

    Fugas de redes y varios

    TOTAL

    1.000

    1.000 a 6.000

    6.000 a 12.000

    12.000 a 50.000

    50.000 a 250.000

    > 250.000

    60

    70

    90

    110

    125

    165

    5

    30

    50

    70

    100

    150

    10

    25

    35

    35

    50

    60

    25

    25

    25

    25

    25

    25

    150

    175

    200

    250

    300

    400

    EL CICLO HIDROLÓGICO

    La calidad del agua que se encuentra en la naturaleza es muy variable y depende fundamentalmente de las condiciones geográficas, geológicas y climáticas; de la oportunidad que tenga para disolver gases, sustancias minerales y orgánicas, o para mantenerlas en suspensión o en estado coloidal; de su temperatura, volumen, flora microbiana y de la contaminación producida por las actividades propias de la colectividad.

    El agua forma parte de un ciclo hidrológico, cuyo concepto engloba la circulación del agua en la naturaleza: desde el mar, masas o cursos de agua a la atmósfera, de la atmósfera a la tierra y de la tierra al mar, a través de escurrimientos superficiales o subterráneos.

    La hidrología es la ciencia que trata de las características, distribución y comportamiento del agua en la naturaleza. Está íntimamente relacionada con otras ciencias que abarcan parte de su campo de estudio, o que tratan el tema desde otros ángulos: oceanografía, meteorología, geología, etc. El ciclo hidrológico, especialmente lo que se relaciona con la precipitación sobre la tierra, escurrimiento superficial y subterráneo y retorno del agua a la atmósfera, es el tema central de la hidrología.

    Fuentes de agua disponible

    En la naturaleza se encuentran disponibles las siguientes fuentes de agua que se emplean para consumo humano, industrial, agrícola, etc., con tratamiento o sin él, conforme a las necesidades y características locales.

    • Agua atmosférica:

    Puede encontrarse en estado de vapor de agua, como líquido suspendido en nubes, o cayendo en forma de lluvia o en estado sólido, nieve o granizo. Se precipita como lluvia, nieve, granizo o rocío. Retorna a la atmósfera por evaporación de la vegetación, superficie del suelo, del agua (ríos, lagos océanos), mientras se precipita y por transpiración de los vegetales.

    • Agua superficial:

    En movimiento constituye las corrientes naturales, como ríos, canales, esteros, etc. (escurrimiento superficial). En relativo reposo se encuentra en los embalses, lagos mares y océanos; y finalmente, en estado sólido, acumulada en grandes cantidades, como hielo o nieve.

    • Agua subterránea:

    El agua de precipitaciones, cursos y masas de agua, penetra a través de las porosidades de las partículas que constituyen el suelo, mediante el proceso denominado infiltración.

    • Agua de mar:

    En pequeña cantidad es incolora; en grandes masas toma coloración acentuada por los animales y plantas microscópicas que la pueblan (4).

    El ciclo del agua

    El agua es un recurso natural escaso, cuyo volumen es una cantidad prácticamente constante en la Tierra y, por lo tanto, no ampliable por la voluntad humana. En la tabla Nº 1 se muestra la distribución estimada del volumen total de agua presente en la hidrosfera, destacando el hecho de que las aguas continentales representan menos del 1% del total, siendo claramente mayoritarias las aguas subterráneas sobre las superficiales.

    TABLA Nº 2: Distribución del agua en la hidrosfera (5).

    Área

    (Km2 x 103)

    Volumen

    (Km3 x 103)

    Altura equivalente (m)

    % del agua total

    Tiempo de residencia medio

    Océanos

    362000

    1350000

    2700

    97,6

    3000 años

    Tierras emergidas

    • Ríos (volumen instantáneo)

    -

    1,7

    0,003

    0,0001

    15-20 días

    • Lagos de agua dulce

    825

    125

    0,25

    0,009

    10 años

    • Lagos agua salada

    700

    105

    0,20

    0,008

    150 años

    • Humedad del suelo en la zona no saturada

    131000

    150

    0,3

    0,01

    Sem -años

    • Casquete de hielo y glaciares

    17000

    26000

    50

    1,9

    Miles años

    • Agua subterránea

    131000

    7000

    14

    0,5

    Decenas miles años

      • Total tierras emergidas

    148000

    33900

    65

    2,4

    -

    Atmósfera (vapor de agua)

    510000

    13

    0,025

    0,001

    8-10 días

    TOTAL

    510000

    1348000

    2750

    100

    -

    Las masas de agua se hallan en permanente movimiento, como se muestra en la figura Nº 1. Los movimientos ascendentes se producen gracias a la energía calorífica solar, y los descendentes por efecto de la gravedad. La existencia de estos flujos, que permiten la constante transferencia natural de agua de unos dominios a otros en el seno de la hidrosfera, supone la manifestación más patente de la existencia de un ciclo hidrológico, o ciclo del agua.

    FIGURA Nº 1: El ciclo hidrológico (5).

    'Salud Ambiental'

    El reconocimiento de concepto de ciclo hidrológico es esencial para la correcta comprensión de los fenómenos relacionados con el agua en la naturaleza y para el correcto desarrollo y gestión de los recursos hídricos de cualquier región: cualquier intervención sobre alguno de los procesos, elementos o fases del ciclo suele tener repercusión en los restantes, o incluso en el sistema natural en que se encuentra. Así, por ejemplo, no debe considerarse de forma aislada la contaminación de las aguas de un río, por la posibilidad de afección de los acuíferos inmediatos o a los ecosistemas ligados a ambos.

    Componentes del ciclo hidrológico.

  • Precipitación:

  • La precipitación (P) se refiere al agua de la atmósfera que alcanza la superficie del suelo en forma de lluvia (más común), nieve, granizo, rocío y escarcha.

    La precipitación tiene lugar después de la condensación del vapor de agua en forma de gotas que comienzan a unirse hasta alcanzar un tamaño lo suficientemente grande como para vencer las fuerzas de sustentación y caer por acción de la gravedad en forma de agua, hielo o nieve, hasta alcanzar la superficie del suelo o de las masas de agua continentales u oceánicas.

    Los instrumentos de medida más precisos son los pluviógrafos, que registran la precipitación de forma automática y continua. Más sencillos y comunes son los pluviómetros, recipientes generalmente cilíndricos en los que se mide el agua recogida durante un período de tiempo determinado. En el caso de precipitaciones sólidas, como la nieve, se miden fundiendo la columna recogida y reduciéndola a su equivalente en agua líquida.

  • Evapotranspiración:

  • La evapotranspiración (EVT) se refiere a la parte del agua precipitada que retorna a la atmósfera debido a la evaporación (el agua de la hidrosfera es transferida a la atmósfera en forma de vapor de agua) y a la transpiración de las plantas (mismo proceso pero realizado por las plantas).

    En consecuencia, la evapotranspiración es el proceso por el que el agua pasa a la atmósfera por medio de la evaporación directa del agua y por la transpiración de las plantas. Su cuantía depende de factores climáticos (temperatura, viento), así como la naturaleza del suelo y de las características de la vegetación.

  • Escorrentía:

  • La escorrentía (E), se refiere al agua precipitada que no es evapotranspirada. Una parte de dicha agua fluye por los ríos y lagos hacia los mares, conocida como escorrentía superficial o directa, ED. Otra parte se infiltra y fluye subterráneamente, conocida como escorrentía subterránea o básica, EB, hasta que finalmente accede a los ríos, lagos o mares.

    Balance hídrico en una cuenca

    El funcionamiento hidrológico de una cuenca hidrográfica se cuantifica mediante un balance hídrico. Para un período dado, las entradas de agua en la cuenca hidrográfica deben ser iguales a las salidas. Si dicha igualdad no se cumple, significa que ha habido una ganancia o pérdida en el volumen de agua almacenada en la cuenca, o que la divisoria hidrológica de la escorrentía superficial no coincide con la correspondiente a las aguas subterráneas.

    Generalmente los balances se establecen para períodos anuales y, en su forma más simple, pueden expresarse así:

    P = EVT + ED + EB (± " Almacenamiento)

    Habitualmente se presentan los resultados del balance en términos relativos, expresados como porcentajes de la precipitación (5).

    EL AGUA

    Composición del agua

    La determinación de la composición exacta del agua ha sido objeto de muchísimas investigaciones, utilizándose dos métodos generales, de análisis y de síntesis. El primero se parte de un peso conocido del compuesto el cual se separa en sus elementos constituyentes hallando sus pesos respectivos. En el de síntesis se determinan las proporciones en que los elementos se combinan para formar el compuesto.

    La electrólisis del agua muestra que la relación de combinación en volumen del hidrógeno y del oxígeno es de 2:1. La combinación del oxígeno con el deuterio, el isótopo del hidrógeno de masa 2, forma el agua pesada. El hidrógeno y el oxígeno se unen también en la relación ponderal de 32,000 partes de oxígeno por 2,016 partes de hidrógeno, y originan el peróxido de hidrógeno, H2O2.

    El agua que se encuentra en la naturaleza no es pura pues contiene gases y sólidos en disolución. Incluso el agua de lluvia recogida después de estar lloviendo algún tiempo para que se hayan eliminado prácticamente todas las partículas de polvo del aire contiene gases disueltos.

    Propiedades del agua

  • Propiedades físicas.

  • El agua pura es un líquido inodoro, insípido, transparente y prácticamente incoloro pues sólo en grandes espesores presenta un tono débilmente azulado o azul - verdoso. Las propiedades físicas del agua se resumen en la tabla Nº 2.

    TABLA Nº 3: Propiedades físicas del agua (6)

    PROPIEDAD

    VALOR

    Peso molecular

    18,016

    Punto de congelación

    0º C (32º F)

    Punto de ebullición

    100º C (212º F)

    Temperatura crítica

    374,2º C

    Presión crítica

    218,4 atm

    Calor de fusión

    79.7 cal/g

    Calor de vapor a 100º C

    539,5 cal/g

    Calor específico

    1 cal/g·ºC

    • Densidad:

    La densidad del agua aumenta anormalmente al elevar la temperatura de 0º C a 4º C (exactamente 3,98º C) en que alcanza su valor máximo de 1 g/ml. Por encima o por debajo de esta temperatura el agua se dilata y la densidad disminuye según se observa en la siguiente tabla, en la que se incluye la densidad del hielo con fines comparativos:

    TABLA Nº 4: Densidad del agua (3).

    Temperatura

    Densidad (g/ml)

    Temperatura

    Densidad (g/ml)

    0º C (Hielo)

    0,917

    5º C

    0,99999

    -10º C (Agua)

    0,99815

    6º C

    0,99997

    - 5º C

    0,99930

    7º C

    0,99993

    0º C

    0,99987

    10º C

    0,99973

    1º C

    0,99993

    15º C

    0,99913

    2º C

    0,99997

    20 ºC

    0,99823

    3º C

    0,99999

    50º C

    0,98807

    4º C

    1,00000

    100 ºC

    0,95838

    Otra propiedad anormal del agua es su expansión considerable al pasar al estado sólido. El agua congela a 0º C y se convierte en hielo y como la densidad disminuye, es igual a 0,917 g/ml, el hielo que se forma flota sobre el agua. Este fenómeno es sumamente raro puesto que casi todas las demás substancias se contraen al solidificarse. Este comportamiento especial del agua es muy conveniente pues si ocurriese con ella lo mismo que con la inmensa mayoría de líquidos, nuestros lagos y ríos e incluso los mares se congelarían en el fondo y probablemente seguirían así en los meses de verano lo cual imposibilitaría toda vida marina.

    • Calor específico

    El agua tiene una densidad calorífica superior a la de cualquier otro líquido o sólido con excepción del litio por encima de los 100º C o del hidruro de litio a 50º C. A 14,5º C el agua tiene, por definición, un calor específico de 1, el cual no cambia prácticamente al variar la temperatura.

    Se entiende por calor específico a la cantidad de calor necesaria para elevar la temperatura en 1 grado a un gramo de agua. El calor específico del agua varía con la temperatura y para la mayor parte de los líquidos, el calor específico aumenta regularmente con la temperatura, pero para el agua existen variaciones.

    • Calor latente de fusión

    Se define como calor latente a la cantidad de calor necesario para fundir el hielo a líquido. Los calores latentes de vaporización y de fusión, son también excepcionalmente elevados lo que hace que el agua tenga una capacidad térmica muy alta y sea elemento moderador del clima.

    • Presión de vapor

    Se define como la presión parcial del vapor de agua en una atmósfera saturada de humedad.

    • Tensión superficial

    Es la energía superficial del agua que le da una capacidad para mojar superficies. Es una propiedad muy importante en la solución de substancias en el agua y en la transferencia de gases. La tensión superficial varía inversamente con la temperatura.

    • Importancia de propiedades físicas

    El comportamiento especial del agua en lo que respecta a la variación anormal de la densidad entre 0 y 4º C y en los valores elevados de los calores latentes de fusión y de vaporización, puede explicarse mediante la asociación de sus moléculas determinada en parte por el carácter polar de las mismas y fundamentalmente por el enlace de puentes de hidrógeno. Esta asociación molecular permitió explicar los elevados puntos de fusión y de ebullición del agua mucho más altos de los que deberían esperarse por su fórmula molecular sencilla.

    Los enlaces de puente de hidrógeno explican también la estructura abierta del hielo y, en consecuencia, su menor densidad. En el hielo, las moléculas de agua están distribuidas en un retículo espacial en el que cada átomo de oxígeno está unido a otros cuatro átomos a través de puentes de hidrógeno dispuestos asimétricamente por lo que las moléculas de agua mantienen su individualidad (3,6).

  • Propiedades químicas

  • El agua es la combinación química de hidrógeno, con estructura electrónica 1 s1, y el oxígeno, 1s2, 2s2, 2p4. El ángulo de enlace hidrógeno -oxígeno - hidrógeno experimental es 105º, luego ni la hibridación sp3 que daría un ángulo de 109,5º, ni la unión simple mediante los orbitales p que producirían un ángulo de 90º, dan una respuesta satisfactoria, lo que sugiere una situación intermedia de estos dos estados, si bien con mayor peso para la hibridación sp3.

    El agua tiene una gran importancia como medio en el que transcurren numerosos procesos químicos. Todas las reacciones asociadas con la vida vegetal o animal necesitan la presencia de agua para proseguir dentro del organismo viviente. Hasta la putrefacción de la materia animal o vegetal provocada por bacterias requiere la presencia de humedad. Las frutas, verduras y carnes desecadas tardan mucho tiempo en descomponerse y, por ello, la desecación de los alimentos constituye el método más económico e importante para conservarlos (6).

    Características del agua

    a) Características físicas.

    • Turbiedad:

    Puede ser producida por material en suspensión, especialmente coloidal y disperso. La turbiedad mide la absorción o dispersión de la luz que pasa a través del agua. La turbiedad puede ser de origen inorgánico y orgánico, afecta la estética del agua y se mide con instrumentos. La unidad de turbiedad es aquella que equivale a un mg de SiO2 en el agua. Es decir, es la propiedad óptica que tiene una determinada muestra para diseminar y absorber la luz. La turbidez constituye, por tanto, una medida de la resistencia que ofrece el agua al paso de la luz, como consecuencia de la materia en suspensión y coloidal que contiene.

    La determinación es por métodos visuales (hilo de platino y disco de Secchi) y por Nefelometría - Turbidimetría.

    Las unidades son : NTU = Unidades de Turbidez Nefelométricas

    FTU = Unidades de Tubidez de Formacina

    • Sólidos:

    Son materiales de todos los tamaños que hay en el agua. La materia extraña al agua se puede clasificar según su tamaño en:

      • Partículas en suspensión o sólidos suspendidos (SS)

      • Partículas coloidales

      • Sólidos disueltas (SD)

    • La unidad de medición es mg/L

    FIGURA Nº 2: Clasificación de las partículas según tamaño (3)

    'Salud Ambiental'

    • Color:

    Es producido por partículas coloidales, principalmente ácidos orgánicos de la descomposición de la materia orgánica, se mide en instrumentos por comparación con una escala de referencia.

    • Sabor:

    Productos de descomposición de materia orgánica y metabolitos de la acción microbiana, se mide en forma cualitativa utilizando un grupo de personas.

    • Olor:

    Producido por gases desprendidos de la descomposición de la materia orgánica.

    • Temperatura:

    Es la medida del calor almacenado en el agua. Se hace con un termómetro en una escala específica de grados. El calor específico ya fue visto en propiedades del agua.

    • Radioactividad:

    Es posible encontrar isótopos radiactivos de la precipitación de materiales de explosiones atómicas en la atmósfera y accidentes en plantas de energía nuclear.

    • Conductividad eléctrica:

    Es una medida de la capacidad de una solución para conducir una corriente eléctrica. Los iones presentes en la muestra de agua contribuyen a aumentar la conductividad, de esta manera la conductividad resulta ser una medida indirecta de las sales en solución. En un agua natural, la conductividad será mayor cuanto mayor sea la concentración de electrolitos disueltos, hasta un cierto límite donde empiezan las interacciones iónicas.

    La unidad de medida es: mhos/cm = Siemens/cm, a 25º C (µS/cm)

    1 mho = 103 mmhos = 106 µmhos

    • Viscosidad:

    Es la resistencia interna al movimiento irregular de las moléculas de un fluido donde una porción del mismo pueda desplazarse respecto a otra, motivada por las fuerzas de atracción entre las moléculas. El coeficiente de viscosidad se mide en “Poises” (dinas/seg/cm2). La viscosidad disminuye con el aumento de la temperatura.

    b) Características químicas

    Son aquellas que se miden mediante pruebas químicas o la adición de compuestos químicos. En aguas naturales hay un grupo de compuestos químicos que se encuentran con frecuencia y otros compuestos que están presentes sólo en aguas que han fluido por formaciones ricas en ciertos minerales. Los principales componentes: iones o sales que se encuentran disueltas en las aguas son:

    • Iones:

      • Cationes: Ca++, Mg++, Na+ y K+

      • Aniones: SO4=, Cl-, HCO3-, NO3-

    • Sustancias no ionizadas:

      • SiO2, O2, CO2,NH3, CH4, H2S y N2.

    El oxígeno (O2), dióxido de carbono (CO2) y Nitrógeno (N2) son gases que se disuelven desde la atmósfera; el amoníaco (NH3), metano (CH4), ácido sulfhídrico (H2S) y dióxido de carbono (CO2) se originan en la descomposición biológica de materia orgánica. La sílice (SiO2) es disuelto de las rocas y puede haber oxígeno de la fotosíntesis de plantas y algas (6).

    Tipos de microorganismos en el agua

    El agua natural es un medio que permite la vida de una variada gama de organismos. Los microorganismos que habitan en el agua son en su gran mayoría benéficos y esenciales para la vida en la biosfera.

    Dependiendo del origen del agua y su historia, es posible que entre los microorganismos naturales, se encuentren algunos patógenos para el hombre, animales y plantas, los que en general corresponden a microflora no propia del agua. Desde el punto de vista sanitario, los microorganismos posibles de encontrar en el agua se pueden clasificar, según el origen, en tres categorías:

  • Propios del agua: Principalmente algas y bacterias, aunque también se encuentran protozoos y algunos hongos y levaduras. En su gran mayoría no son patógenos, aunque algunos, bajo ciertas condiciones, actúan como patógenos oportunistas secundarios, como las bacterias; Legionella pneumophila, Pseudomonas aeruginosa, Actinobacter; Algas azules o cianobacterias y Dinoflagelados productores de toxinas.

  • Propios del suelo: En general bacterias y actinomicetes, que llegan al agua por arrastre de materiales y se adaptan fácilmente en ella, persistiendo por largo tiempo. En general son no patógenos o patógenos oportunistas. Algunos productores de toxinas derivados del suelo y que se pueden encontrar en el agua son Bacillus cereus, Clostridium tetani y perfringens. Otros organismos propios del suelo producen molestias de tipo estético (olor, sabor, color, turbiedad) que producen problemas en los sistemas de tratamiento.

  • Provenientes de excretas: El riesgo de transmisión de patógenos por la vía acuática se puede evaluar desde dos puntos de vista. En primer lugar, con la clasificación biológica que los agrupa en agentes de infecciones virales, bacterianas, amebianas o producidas por vermes, y en segundo lugar, considerar aspectos de sus ciclo de vida y comportamiento en el ambiente. Para que una infección excretada se exprese y trascienda, se debe considerar la concentración de patógenos que están siendo transportados por el agua, la forma en que este número puede estar cambiando durante la transmisión, sus posibles cambios en su ciclo de vida fuera del intestino y la dosis requerida para la infección de un nuevo hospedero. Es importante además, el comportamiento del huésped frente al agente agresor. De esta forma, existen tres factores inherentes a la conducta de un patógeno en el agua (7):

  • Características microbiológicas que se miden en el agua

    • Indicadores:

    Son microorganismos que se utilizan para evaluar la seguridad del agua y constituyen una medida indirecta de la posibilidad de transmisión de cualquier infección originada por contaminación fecal. Estos microorganismos son seleccionados desde las especies comensales que normalmente y exclusivamente viven el tracto intestinal del hombre y los animales de sangre caliente, sin producir enfermedad. Por lo tanto, su presencia en el agua indica que hay contaminación fecal y posiblemente con patógenos excretados. Los indicadores más usados son Coliformes totales, Coliformes fecales, Estreptococos fecales y Clostridium perfingens.

          • Coliformes totales : Comprende todos los bacilos Gram negativos, aerobios o anaerobios facultativos no esporulados que a) en la técnica de filtración por membrana, produzcan colonias con un brillo verde dorado metálico dentro de las 24 ± 2 horas de incubación, a 35 ± 0,5 º C, en medio m - Endo; o bien, b) en la técnica de tubos múltiples, fermentan la lactosa con producción de gas a 35 ± 0,5 º C dentro de 48 horas.

      • Coliformes fecales: Comprende todos los bacilos Gram negativos, aerobios o anaerobios facultativos no esporulados que a) en la técnica de filtración por membrana, produzcan colonias de color azul dentro de las 24 ± 2 horas de incubación, a 44,5 ± 0,2 º C, en medio m - FC; y/o b) en la técnica de tubos múltiples, fermentan la lactosa con producción de gas a 44,5 ± 0,2 º C dentro de 2 horas (2).

    CONTAMINACIÓN DEL AGUA

    Se define a la contaminación del agua, a la presencia de materias extrañas que alteran o modifican las propiedades físicas, químicas, biológicas y/o radiactivas del agua, tendiendo a deteriorar su calidad, lo que puede degradar su utilización y/o constituir un riesgo para la salud humana.

    Tipos de contaminación

    • Según origen:

      • Aguas servidas domésticas

      • Aguas residuales pecuarias

      • Aguas residuales industriales

      • Aguas residuales urbanas (toda la ciudad)

    • Según impureza

    TABLA Nº 5: Agentes contaminantes

    QUÍMICOS

    FÍSICOS

    BIOLÓGICOS

    Ácidos, álcalis, sales

    Calor

    Bacterias

    Metales pesados

    Color

    Algas

    Detergentes

    Olor

    Protozoos

    Tóxicos

    Sólidos suspendidos

    Virus

    Biocidas

    Radioactividad

    Orgánicos

    • Según medio acuático

      • Contaminación de ríos

      • Contaminación de lagos y embalses

      • Contaminación de estuarios

      • Contaminación de acuíferos

      • Contaminación del mar

    II. AGUAS SERVIDAS

    Un curso de agua se considera como contaminado o polucionado, cuando la composición o el estado de sus aguas son directa o indirectamente modificadas por la actividad del hombre, en una medida tal, que disminuye la facilidad de utilización para todos aquellos fines, o algunos de ellos, a los que podrían servir en estado natural, pudiendo romper la armonía entre el hombre y su medio ambiente afectando su salud.

    El crecimiento progresivo de los núcleos, el aumento de la densidad, sus actividades artesanales y ganaderas, el cultivo intensivo de la tierra para satisfacer las exigencias de una población que evoluciona, y el desarrollo industrial son las causas principales de la aportación de residuos que contaminan las aguas subterráneas, los ríos, los lagos y mares, destruyendo o modificando la fauna y flora, rompiendo el equilibrio del ecosistema y alterando el bienestar humano.

    El control de la contaminación del agua ha alcanzado gran importancia en los países desarrollados y en países en desarrollo. Las políticas exitosas para prevenir, controlar y reducir las sustancias peligrosas, nutrientes y otros contaminantes del agua provenientes de fuentes puntuales tienen como elementos claves la prevención de la contaminación en la fuente, el principio preventivo y la concesión de licencias para descargar aguas residuales, otorgadas por las autoridades (8).

    En varios países industrializados, así como en algunos países en transición, es una práctica común basar los límites para las descargas de sustancias peligrosas en la mejor tecnología disponible. Esos contaminantes peligrosos del agua incluyen sustancias que son tóxicas en bajas concentraciones, carcinógenas, mutagénicas, teratogénicas o que pueden bioacumularse, especialmente si son persistentes. Para reducir los insumos de fósforo, nitrógeno y plaguicidas provenientes de fuentes o puntuales (particularmente agrícolas) en masas de agua, las autoridades ambientales y agrícolas en un número creciente de países están estableciendo el uso de mejores prácticas ambientales.

    Sin embargo, algunos contaminantes del agua que resultan sumamente tóxicos en altas concentraciones son necesarios en cantidades traza. Por ejemplo, el cobre, cinc, manganeso, boro y fósforo, pueden ser tóxicos o pueden afectar negativamente la vida acuática cuando se encuentran presentes por encima de ciertas concentraciones, pero su presencia en bajas cantidades es esencial para mantener las funciones de los ecosistemas acuáticos. Lo mismo sucede conciertos elementos del agua potable. El selenio, por ejemplo, es esencial para los seres humanos pero es dañino o tóxico cuando su concentración excede cierto nivel.

    Las concentraciones por encima de las cuales los contaminantes perjudican un particular uso del agua pueden diferir ampliamente. Los requisitos de la calidad del agua, expresados como criterios y objetivos de su calidad, dependen de su uso o están orientados hacia la protección del uso más sensible entre una serie de usos existentes o planificados dentro de un área de captación.

    Inicialmente, los enfoques para el control de la contaminación del agua se centraron en las emisiones fijas y en los criterios y objetivos de la calidad del agua. Actualmente, se está dando mayor énfasis a los enfoques integrados. Con la introducción de conceptos holístico sobre el manejo del agua, incluido el enfoque del ecosistema, se ha reconocido que el uso de objetivos de la calidad del agua, el establecimiento de limites de emisión basados en la mejor tecnología disponible y el uso de las mejores prácticas, son instrumentos integrales de prevención, control y reducción de la contaminación del agua. Estos enfoques deben aplicarse de manera que promuevan la acción (9).

    PARÁMETROS QUE DETERMINAN LA CALIDAD DEL AGUA

  • Criterios de calidad de agua

  • Es necesario establecer criterios de calidad para definir las normas o requisitos que debe satisfacer un agua para que sea apropiada para un uso determinado, por ejemplo el agua de recreación; consumo humano y riego debe reunir requisitos específicos en cada caso particular.

    TABLA Nº 6 : Características que son importantes de conocer en aguas (10)

    CARACTERÍSTICAS

    AGUA DE RÍO

    AGUA POTABLE

    AGUAS SERVIDAS

    pH

    X

    Temperatura, ºC

    X

    X

    X

    Color

    X

    X

    Turbidez

    X

    X

    Olor

    X

    X

    Sólidos Totales

    X

    X

    X

    Sólidos sedimentables

    X

    Sólidos suspendidos

    X

    Residuo mineral

    X

    Sólidos volátiles

    X

    Conductividad

    X

    X

    Alcalinidad

    X

    X

    Dureza

    X

    X

    Oxígeno disuelto (OD)

    X

    X

    DBO

    X

    X

    DQO

    X

    X

    Nitrógeno orgánico

    X

    Nitrógeno amoniacal

    X

    X

    Nitrito

    X

    Nitrato

    X

    X

    X

    Cloruro

    X

    X

    X

    Fosfato

    X

    X

    Detergentes sintéticos

    X

    X

    Bacterias, NMP

    X

    X

    De los criterios y las normas de calidad del agua es posible clasificar los cursos de agua según características y los usos que se intentan, por ejemplo un río puede ser clasificado para abastecimiento de agua en su parte alta, riego, recreación y usos industriales en su parte media y dilución y recepción de aguas residuales en su parte baja.

  • Parámetros

    • Temperatura

    La determinación de la temperatura de un agua, se realiza mediante termómetros, cuyo funcionamiento se basa en que al calentar un cuerpo varían linealmente alguna de sus propiedades físicas (presión de vapor, densidad, dilatación, resistencia eléctrica, etc.), las cuales pueden utilizarse como parámetros para la medida de temperatura. Las unidades de medición son varias, pero la más empleada es la de grados centígrados o grados Celsius. Otras escalas utilizadas son los grados Fahrenheit, grados Reamur y la absoluta.

    • pH

    El pH se define como el logaritmo negativo de la concentración de iones hidrógeno. Según este concepto y atendiendo los valores de pH tenemos:

    pH = 7 Medio neutro

    pH > 7 Medio alcalino

    pH < 7 Medio ácido.

    • Conductividad (ver agua)

    • Turbiedad (ver agua)

    • Sólidos (ver agua)

    • Aceites y grasas

    Corresponden a productos insolubles en el agua, que en muchos casos pueden encontrarse en forma de emulsión o saponificación bajo la acción de productos químicos, detergentes, etc. La unidad de medición es mg/L.

    • Acidez

    La acidez de las aguas naturales está producida por el gas carbónico libre, ácidos minerales y sales de ácidos fuertes y bases débiles. La unidad de medición es mg/L CaCO3

    • Alcalinidad

    La alcalinidad es debida a la presencia de bicarbonatos, carbonatos e hidróxidos de metales alcalinos y alcalinotérreos en el agua. La unidad de medición es: Alcalinidad total mg/L CaCO3

    Hidróxidos mg/L OH-

    Carbonatos mg/L CO32-

    Bicarbonatos mg/L HCO3-

    • Anhídrido carbónico

    El CO2 libre es el anhídrido carbónico disuelto en el agua, que permanece una parte en forma gaseosa y otra pequeña parte reacciona con el agua para dar el ácido carbónico. La unidad de medición es mg/L CO2

    • Cloruros

    Junto con los iones bicarbonato, carbonato y sulfato, es uno de los aniones más importantes de las aguas. Contribuye a la salinidad de las aguas, siendo el principal responsable de la misma en las aguas marinas. La unidad de medición es mg/L.

    • Sulfatos

    Es el principal compuesto azufrado presente en las aguas. Normalmente se encuentra en forma de sales alcalino y alcalinotérreas, sobre todo como sulfato de calcio y de magnesio, constituyendo la dureza permanente o no carbonatada. En aguas continentales es uno de los principales aniones responsables de la salinidad. La unidad: mg/L.

    • Dureza

    La dureza se debe a la existencia de determinados cationes en solución, fundamentalmente calcio y magnesio. Cuando se presentan en solución, cantidades apreciables de hierro, aluminio, manganeso, estroncio y zinc, deberán incluirse dentro de la dureza. Las unidades de medición son:

    Dureza total mg/L CaCO3

    Dureza cálcica mg/L Ca2+

    meq/L Ca2+

    mg/L CaCO3

    Dureza magnésica mg/L Mg2+

    meq/L Mg2+

    mg/L CaCO3

    • Oxígeno disuelto (OD)

    Se define como la cantidad de oxígeno, que pasa al agua a través del oxígeno gaseoso de la atmósfera, quedando en fase acuosa y formando una solución en el agua. En cuanto al origen del oxígeno disuelto en las aguas, pueden citarse dos fuentes principales:

      • Fuente física: Por disolución del oxígeno atmosférico

      • Fuente biológica: Procedente de la fotosíntesis de organismos acuáticos.

    La concentración de oxígeno en el agua depende de una serie de factores como son:

    • Aireación

    • Profundidad de la masa de agua

    • Presencia de plantas verdes

    • Temperatura

    • Hora del día

    • Salinidad del agua

    Importancia y efectos

    • Es un gas indispensable para la vida animal y vegetal, ya que su presencia es necesaria para que se produzca la respiración de los organismos acuáticos y para llevar los procesos de autodepuración de los ríos por el metabolismo oxidativo de las bacterias.

    • Es necesario para el tratamiento biológico aerobio de las aguas residuales.

    • Corrosión. Puede provocar la corrosión del hierro y el acero.

    • La materia orgánica consume el oxígeno de los ríos creando condiciones sépticas, y olores y sabores desagradables.

    • Cuando un río recibe un vertido residual rico en materia orgánica, se puede distinguir en el mismo tres zonas. Zona de degradación, zona de descomposición y zona de recuperación.

    La unidad de medición es mg/L

    • Demanda Química de Oxígeno (DQO)

    Se define como la cantidad de oxígeno consumido en la oxidación de las sustancias reductoras presentes en un agua contaminada mediante la utilización de oxidantes químicos, y sin la intervención de organismos vivos. Este parámetro está considerado como un índice de la cantidad de materias orgánicas putrescibles presentes en un agua contaminada, como las aguas residuales.

    Su importancia y efectos

      • Estima las materias oxidables del agua, ya sean de origen orgánico o mineral (hierro ferroso, nitritos, amoniaco, sulfuros, cloruros).

      • Oxida tanto materia degradable como no biodegradable, por lo que mide los dos tipos de contaminación.

      • La relación entre la DQO y la DBO es un índice sobre la importancia de las sustancias contaminantes que son poco o nada biodegradables, así:

        • DBO5/DQO < 0,2 : Poco biodegradable.

        • DBO5/DQO 0,2-0,4: Biodegradable.

        • DBO5/DQO > 0,4: Muy biodegradable.

    • La unidad de medición es mg/L

    • Demanda Bioquímica de Oxígeno (DBO)

    Se define como la cantidad de oxígeno empleado en la oxidación por vía biológica de las materias biodegradables presentes en el agua. Este ensayo se lleva a cabo bajo determinadas condiciones (20º C y oscuridad) y durante un tiempo dado, normalmente 5 días.

    Su importancia y efectos.

    • Se utiliza para clasificar vertidos. Es un parámetro básico utilizado para dimensionar las instalaciones y estimar los rendimientos de los procesos.

    • Sirve para medir la biodegradabilidad de un agua residual. Las medidas de DBO suponen una aproximación del oxígeno necesario para estabilizar la materia orgánica de un agua.

    • Las DBO alta producen:

      • Disminución del oxígeno disuelto del agua.

      • Condiciones de anaerobiosis

      • Malos olores.

      • Aspectos antiestéticos

      • Desaparición de la vida acuática.

    La unidad de medición es mg/L

    • Carbono Orgánico Total (COT)

    Es otro procedimiento para medir la materia orgánica del agua. Esta determinación sirve para determinar específicamente el carbono contenido, tanto en compuestos orgánicos como inorgánicos, en una muestra de agua. La unidad es mg/L COT.

    • Nitrógeno amoniacal

    El nitrógeno amoniacal es un compuesto nitrogenado, procedente de la reducción de sustancias nitrogenadas orgánicas e inorgánicas. Dependiendo de la concentración a la que se encuentre en el agua se utiliza el método de la nesslerización directa o el método con destilación previa. La unidad es mg/L N-NH4

    • Nitrógeno nitroso o Nitritos (NO2-)

    Los nitritos constituyen una etapa importante en la metabolización de compuestos nitrogenados, y se encuentran insertados en el ciclo del nitrógeno entre el amoniaco y los nitratos. Los nitritos representan una de las formas oxidativas de los compuestos de nitrógeno del agua. La unidad es mg/L N-NO2

    • Nitrógeno nítrico o Nitratos (NO3-)

    Los nitratos constituyen el estado final de oxidación del nitrógeno, y es uno de los principales nutrientes de las aguas. La unidad es mg/L N-NO3

    • Nitrógeno Kjeldahl

    El nitrógeno Kjeldahl mide los compuestos de nitrógeno orgánico y el nitrógeno amoniacal que contiene la muestra de agua. El nitrógeno orgánico incluye compuestos como los aminoácidos, aminas, imidas y nitroderivados. En las aguas residuales domésticas está en forma de proteínas o de sus productos de degradación: polipéptidos y aminoácidos. La unidad es mg/L N-Nitrógeno Kjeldahl

    • Fósforo

    El fósforo es uno de los nutrientes más importantes del agua y puede encontrarse en forma suspendida o disuelta, y en forma orgánica o inorgánica. Las unidades son: mg/L Fósforo total

    mg/L Ortofosfatos

    mg/L Fósforo orgánico

  • Metales

    • Trazas de elementos minerales

    El hierro, calcio, cobre, potasio, sodio, magnesio, manganeso, etc., son esenciales para la actividad microbiana. En ocasiones, especialmente en desechos industriales, hay deficiencia de uno o más de estos elementos, y la actividad microbiana es inhibida. En el tratamiento de desechos industriales es importante conocer cuál o cuáles microelementos son deficientes.

    • Metales pesados

    Se denominan metales pesados a una serie de metales y metaloides de la tabla periódica que muestran como rasgos comunes ciertas propiedades metálicas y una densidad superior a 6 gcm-3, además de su potencial tóxico como característica fundamental. Entre ellos se encuentran el As, Co, Ni, Cu, Zn, Sn, Se, Te, Pd, Ag, Cd, Pt, Hg Tl, Pb y Sb.

    En general, todos los suelos naturales contienen metales a niveles traza, denominados “metales litogénicos” y son heredados del material originario. En algunas áreas el contenido de estos metales son anormalmente elevados, considerándose como zonas de anomalías geoquímicas, superando ampliamente los niveles traza.

    En las últimas décadas han aumentado en forma considerable el contenido de metales pesados en las aguas y los suelos, denominándose “metales antropogénicos” a los incorporados como resultado de actividades humanas directas o indirectas. Una vez incorporados al suelo, cualquiera sea su origen, la distribución de los metales entre los componentes y perfil del suelo está condicionada a diversos procesos edáficos. Sin embargo las actividades antrópicas pueden modificar de forma importante los ciclos biogeoquímicos naturales de dichos elementos y su acumulación puede provocar graves consecuencias ya que los metales pesados no están sujetos a degradación bioquímica (6).

    III. RESIDUOS SÓLIDOS

    Los residuos sólidos, basuras, desechos o desperdicios, se pueden definir como las sustancias, elementos u objetos que el generador elimina, se propone eliminar o está obligado a eliminar (11).

    Los residuos sólidos comprenden todos los residuos que provienen de actividades animales y humanas, que normalmente son sólidos y que son desechados como inútiles o superfluos. El término residuo sólido comprende tanto la masa heterogénea de los desechos de la comunidad urbana como la acumulación más homogénea de los residuos agrícolas, industriales y minerales. En el ámbito urbano, la acumulación de residuos sólidos es una consecuencia directa de la vida.

    Desde los días de la sociedad primitiva, los seres humanos y los animales han utilizado los recursos de la tierra para la supervivencia y la evacuación de residuos. En tiempos remotos, la evacuación de los residuos humanos - y otros - no planteaba un problema significativo, ya que la población era pequeña y la cantidad de terreno disponible para la asimilación de los residuos era grande. Aunque actualmente el énfasis se pone en la recuperación de los contenidos energéticos, y uso como fertilizantes de los residuos sólidos, el campesino en tiempos pasados probablemente hizo un intento más valiente en esta cuestión. Todavía se pueden ver indicadores del reciclaje en prácticas agrícolas que aunque primitivas son sensatas, en muchos de los países “en desarrollo” donde los agricultores reciclan los residuos sólidos para ser utilizados como combustible o fertilizantes.

    FIGURA N°3: Los problemas de los residuos no son nuevos (12).

    Los problemas de la evacuación de residuos pueden ser trazados desde los tiempos en los que los seres humanos comenzaron a congregarse en tribus, aldeas y comunidades, y la acumulación de residuos llegó a ser una consecuencia de la vida. El hecho de arrojar comida y otros residuos sólidos en las ciudades medievales - la práctica de tirar los residuos a las calles sin pavimento, carreteras y terrenos vacíos - llevó a la reproducción de ratas, con sus pulgas respectivas, portando éstas la peste bubónica. La falta de algún plan para la gestión de los residuos sólidos llevó ala epidemia, la plaga, la muerte negra, que mató a la mitad de los europeos del siglo XIV, causando muchas epidemias subsiguientes con altos índices de mortalidad. No fue hasta el siglo XIX cuando las medidas de control de las salud pública llegaron a ser de una consideración vital para los funcionarios públicos, quienes empezaron a darse cuenta que los residuos de comida tenían que ser recogidos y evacuados de una forma sanitaria para controlar a los roedores y a las moscas, los vectores sanitarios.

    La relación entre la salud pública y el almacenamiento, recogida y evacuación inapropiados de residuos sólidos esta muy clara. Las autoridades de la salud pública han demostrado que las ratas, las moscas, y otros transmisores de enfermedades se reproducen en vertederos incontrolados, tanto como en viviendas mal construidas o mal mantenidas, en instalaciones de almacenamiento de comida, y en muchos otros lugares donde hay comida y cobijo para las ratas y los insectos asociados a ellas.

    Fenómenos ecológicos, tales como la contaminación del aire y del agua, han sido atribuidos también a la gestión inapropiada de los residuos sólidos. Por ejemplo, el líquido de basureros y vertedero mal diseñados, desde el ámbito de la ingeniería, ha contaminado las aguas superficiales y subterráneas. En zonas de minería, el líquido lixiviado de los vertederos puede contener elementos tóxicos como cobre, arsénico y uranio, o puede contaminar los suministros de aguas con sales de calcio y magnesio, no deseadas. Aunque la naturaleza tiene la capacidad de diluir, extender, degradar, absorber o, de otra forma, reducir el impacto de los residuos no deseados en la atmósfera, en las vías fluviales y en la tierra, han existido desequilibrios ecológicos allí donde se ha excedido la capacidad de asimilación natural.

    Toda actividad humana puede ser fuente de generación de residuos sólidos. Las características de los mismos y sus posibilidades de gestión variarán según cual sea su origen, pero también en función de otros factores, y por eso se establecen clasificaciones que permitan agruparlos de acuerdo a cualidades comunes, orientadas sobre todo a la posibilidad de tratamientos conjuntos (12).

    FIGURA N° 4: Flujo de materiales y la generación de residuos sólidos en una sociedad tecnológica (12).

    'Salud Ambiental'

  • Fuentes de residuos

  • De acuerdo a la fuente generadora, existen varias clasificaciones. En estados unidos se utiliza la siguiente clasificación:

    TABLA Nº 7: Fuentes de residuos sólidos (13).

    Fuente

    Punto de generación

    Tipos de residuos

    Domésticos

    Edificios residenciales de cualquier tipo: viviendas aisladas y bloques de baja, mediana y gran altura, unifamiliares y multifamiliares.

    Residuos de comida, papel, plásticos, textiles, cuero, residuos de jardín, madera, vidrio, latas de hojalata, aluminio, otros metales, cenizas, hojas de la calle, residuos especiales (artículos voluminosos, electrodomésticos, bienes de línea blanca, residuos de jardín recogidos separadamente, baterías, pilas, aceites, neumáticos), residuos domésticos peligrosos.

    Comerciales

    Tiendas, restaurantes, mercados, edificios de oficinas, hoteles, imprentas, gasolineras, talleres mecánicos, etc.

    Papel, cartón, plásticos, maderas, residuos de comida, vidrio, metales, residuos especiales, peligrosos, etc.

    Institucionales

    Escuelas, hospitales, cárceles, centros administrativos.

    (como el comercial)

    Construcción y demolición

    Construcción y demolición de edificios, reparación y renovación de infraestructuras, etc.

    Madera, acero, materiales cerámicos, hormigón, polvo, etc.

    Servicios municipales (excluyendo plantas de tratamiento)

    Limpieza de calles, paisajismo, limpieza de cuencas, parques, playas y otras zonas de recreo, etc.

    Residuos especiales, barreduras de la calle, recortes de árboles y planta, basuras mezcladas, etc.

    Plantas de tratamiento

    Plantas de tratamiento de aguas servidas, tratamiento industrial, incineradoras, etc.

    Lodos, cenizas, rechazos, etc.

    Residuos urbanos

    Incluye todos los anteriores

    Incluye todos los anteriores

    Industrial

    Actividades industriales de cualquier tipo

    Residuos de procesos industriales. Residuos asimilables a urbanos: restos de comidas, cenizas, residuos de construcción y demolición, residuos especiales, peligrosos, etc.

    Agrícola

    Actividades forestales, agrícolas y ganaderas.

    Residuos de comida, agrícolas, ganaderos, residuos peligrosos.

    Otra clasificación más pormenorizada, es la que entrega la Agencia Europea del Medio Ambiente de acuerdo a la siguiente tabla:

    TABLA Nº 8: Clasificación de los residuos sólidos según su origen (13).

    Equivalencia con tabla anterior

    Residuos

    Domésticos, comerciales, institucionales, servicios municipales

    Urbanos

    Agrícolas

    Agrícolas

    Industriales

    Industriales

    Extracción de minerales

    Producción de energía

    Residuos de dragado

    Plantas de tratamiento

    Lodos de depuración de aguas

    Construcción y demolición

    Residuos de demolición

    • Residuos urbanos: Generados en domicilios particulares, oficinas y servicios. Además todos aquellos que no tengan la clasificación de peligrosos y que por su naturaleza o composición puedan asimilarse a los producidos en los lugares o actividades anteriores. También se consideran urbanos:

      • Residuos de limpieza de calles, áreas verdes, recreativas y playas.

      • Animales domésticos muertos, muebles, enseres y vehículos abandonados.

      • Residuos y escombros procedentes de obras menores de construcción y reparación domiciliaria.

    • Residuos agrícolas: Representan una parte muy importante de la cantidad total de residuos generada y su composición depende del sistema agrícola.

      • Residuos de cosecha.

      • Estiércol.

      • Cadáveres de animales.

      • Residuos agroquímicos y envases.

    • Residuos industriales: Generados en procesos industriales e incluyen gran número de materiales cuya composición química o estado físico y las proporciones orgánicas e inorgánicas que lo constituyen varían según el sector del que procedan. Esta heterogeneidad dificulta en gran medida su gestión. Muchos de los residuos industriales tienen carácter peligroso (disolventes, pinturas, ácidos, aceites, etc.)(12).

  • Composición

    • Residuos sólidos urbanos

    • Inertes: Metales, vidrio, tierras y cenizas (reciclaje)

    • Fermentables: Orgánicos (compost)

    • Combustibles: Cartón, papel, plástico, textiles, maderas, gomas, cueros (reciclaje y generación de energía) (14).

    • En Chile, un estudio de residuos domiciliarios realizado entre los años 1994 y 1995, demostró la siguiente composición:

    TABLA N°9: Composición de los residuos sólidos domiciliarios. Chile (15)

    Componentes

    Antofagasta

    %

    Región Metropolitana

    %

    Puerto Montt

    %

    Otro estudio realizado en la ciudad de Santiago, dio los siguientes resultados.

    TABLA N° 10: Análisis de composición de los residuos domiciliarios de la Provincia de Santiago (porcentaje en peso, base húmeda)(16).


    Componentes

    1973

    1977

    1979

    1983

    1990

    1991

    1992

    Materia orgánica

    73,0

    68,29

    63,86

    62,2

    68,14

    55,05

    49,3

    Papel y cartón

    16,0

    19,26

    16,42

    18,9

    14,85

    16,77

    18,8

    Escombros; cenizas y lozas

    0,6

    1,58

    7,26

    6,5

    -

    3,75

    5,9

    Plástico

    2,2

    2,38

    2,72

    4,4

    5,82

    8,15

    10,3

    Textiles y cueros

    2,0

    3,73

    4,47

    3,6

    3,85*

    7,50

    4,3*

    Metales

    2,8

    2,95

    2,24

    2,5

    2,17

    2,22

    2,3

    Vidrios

    0,9

    0,86

    1,10

    1,3

    1,44

    1,73

    1,6

    Huesos

    2,0

    0,29

    0,80

    0,3

    -

    1,43

    0,5

    Otros

    0,5

    0,66

    1,11

    0,3

    3,73

    3,42

    7,0

    Densidad (ton/m3)

    0,3

    0,164

    0,192

    0,202