Salto de longitud

Deporte. Reglamento. Características técnicas. Carrera. Batida. Técnica. Fase aérea. Agrupamiento y caída

  • Enviado por: Fede Saladillo
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

El salto en longitud

  • Reglamento:

  • La zona de aceleración o recta, en dirección al foso, debe medir unos 40 metros de longitud por 1,22 metros de anchura, como mínimo.

  • La tabla de batida mide 1,22 m de longitud por 20 cm de anchura y 10 cm de grosor. Al mismo nivel de la tabla, y en el lado más cercano al foso, se coloca plastilina, de 13 mm de grosor, para determinar, en caso de que quede alguna huella marcada, la nulidad del salto. La tabla se sitúa, como mínimo, a un metro del borde del foso.

  • La zona de caída será de, al menos, 2,75 m de anchura y 10 m desde la línea de batida hasta el final del foso.

  • El orden de los intentos se sorteará previamente.

  • A cada concursante se le acredita el mejor de sus saltos. En caso de empate, es decir, de que dos atletas hayan saltado la misma medida, ganará el que tenga el segundo mejor salto.

  • Cada concursante tiene derecho a realizar 6 saltos, pero cuando haya más de 8 participantes sólo tres y, únicamente, los 8 con mejor salto podrán efectuar los tres saltos de mejora.

  • La medida del salto se toma desde la línea de batida a la huella más cercana a esta, y producida, por el atleta que ha saltado, con cualquier parte de su cuerpo.

  • Se concede un tiempo de minuto y medio a cada atleta para ejecutar el salto.

    • Su carrera:

    La distancia adecuada para realizar la carrera es de unos 30 a 40 metros, acelerando progresivamente la velocidad hasta llegar a los últimos apoyos en los que, ante la precipitación al salto, baja el centro de gravedad, la velocidad máxima se consigue antes de llegar a los últimos apoyos, que se correrán con inercia, sin olvidar hacer el último paso mas corto.

    El ritmo de cerrera debe ser muy veloz, la distancia debe ser adecuada para permitir un talonamiento correcto.

    Existen varias formas de talonar:

    Las mas corrientes son las que, el atleta marca los puntos de referencia correspondientes a una determinada pisada, la que él elija para, durante la carrera, saber el número de zancadas que debe hacer hasta llegar a la tabla de batida.

    La manera de correr esta prueba es:

    • A base de mucha velocidad.

    • Elevando mucho las rodillas y pisando fuertemente el suelo, para conseguir una batida potente.

    • No se debe inclinar el tronco hacia delante, para conseguir la máxima elevación de rodillas.

    • Los brazos, doblados por el codo, se moverán hacia delante- atrás a la altura de la cadera, sin necesidad de levantarlos tan arriba como en las carreras de velocidad.

    • La batida:

    Mediante la batida, la fuerza que se adquiere en la carrera se transforma en fuerza de proyección en el aire.

    En el momento de la batida se puede distinguir una fase de carga y otra de explosión e impulso.

    El pie se apoya en el suelo con la planta pero anticipando ligeramente el talón. A partir de este momento, se produce la fase de carga, cuando el centro de gravedad del atleta se traslada de la posición algo retrasada, en el instante de contacto, hasta la posición vertical, sobre el apoyo. En esta fase la pierna se flexiona ligeramente, para recibir el peso de todo el cuerpo extendiéndose enseguida hacia delante- arriba, de manera rápida y violenta: aquí se inicia la fase de explosión e impulso, esta será la que permita el despegue.

    Los brazos, por su parte, giran fuertemente delante- atrás, con la sensación de elevarlos hasta los hombros, y el tronco se estira hacia arriba para ayudar a levantar las caderas y las piernas.

    • La técnica del “uno y medio”:

    El atleta da un paso y medio en el aire. Este consiste en flexionar la pierna de batida, que estaba estirada al principio del impulso, hasta que llegue a la altura de la otra; dejar que la adelante y llevar en la misma dirección la otra, produciéndose el agrupamiento de las dos. El brazo del lado de la pierna de batida está adelante e inicia una acción hacia adelante y arriba.

    • El estilo del “dos y medio”:

    Se trata de realizar dos pasos y medio en el aire. Es el que utilizan la mayoría de los atletas. El primer paso lo constituye el movimiento de la pierna libre haci8a delante, mientras la del impulso deja el suelo. Al segundo paso se invierte la posición, pasando la pierna de batida a ser la más avanzada, y el medio paso restante se constituye cuando la pierna (libre) avanza hasta unirse con la de impulso, produciéndose el agrupamiento de ambas piernas.

    • El estilo del “tres y medio”:

    Tiene gran aceptación en los Estados Unidos, que fue donde primero se extendió.

    La diferencia estriba en realizar en el aire un paso más,. Con loa consiguiente dificultad que supone, en la misma distancia, realizar más movimientos. En esta estilo es muy importante el papel desempeñado por las caderas, que al ser levantadas permite que las piernas sean impulsadas de modo suficiente hacia delante, unas milésimas de segundo antes de que se produzca la caída.

    • Técnicas de vuelo:

    Las técnicas de salto en longitud mas utilizadas en la actualidad son:

    • Técnica natural: consideramos que esta técnica debe reemplazar en la iniciación al estilo agrupado.
      La misma consiste en mantener hasta la caída la posición lograda en el pique.
      Cuando el atleta está por aterrizar junta los pies y los lleva hacia delante junto con el tronco (plegado). Con el aprendizaje de esta técnica luego se podrá realizar cualquiera de las otras, ya que no fija errores, sino favorece el aprendizaje de la carrera de aproximación y del pique.

    Técnica pecho, (extensión- colgado- suspendido): luego de la batida, y al alcanzar la máxima altura el atleta el atleta lleva la pierna de ataque, a modo de palanca hacia atrás, produciéndose un adelantamiento de la cadera y juntándose con la pierna de pique. Cuando ambas llegan a la vertical del centro de gravedad.
    Los brazos actúan equilibrando el movimiento.
    El brazo correspondiente a la pierna de rechazo, hace un movimiento circular de adelante hacia atrás, pasando por abajo, junto a la cadera. Este se une al brazo libre y ambos continúan hacia atrás y luego arriba, hasta quedar por encima de los hombros.
    En este momento el atleta da la sensación de estar colgado.
    Una vez alcanzada esta posición, el saltador inicia un agrupamiento del cuerpo, a través de la flexión del tronco junto con las piernas (simultaneo), es decir que los brazos y piernas van juntos hacia delante.
    Ventajas de esta técnicas:

    • Tiene movimientos simples.

    • Son movimientos fáciles de aprender.

    • No es necesario saltar mucho para realizarla.

    Desventajas:

    • Problemas de desequilibrio al pasar de una carrera de elevado dinamismo a una suspención con predominio de estatismo.

    • El agrupamiento y la caída:

    Cuando finalizan los movimientos en el aire, el atleta lleva a cabo el agrupamiento de piernas, brazo y tronco y se produce la caída.

    Es importante que al caer la propia inercia lleve el cuerpo adelante, y que sé produzca una flexión de las rodillas en el momento en que los pies toquen el suelo.