Safo

Poetisa. Aristócrata griega. Círculo sáfico. Erotismo. Relativismo sofista. Poesía popular. Diosa

  • Enviado por: Chusín
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

publicidad

SAFO

Nació en la isla de Lesbos (en el Mediterráneo). Los cronógrafos antiguos sitúan su ððððð o florvit (en la flor de la vida) o su vigor a los 40 años en los hombres y los 30 en las mujeres. Esta poetisa tenía 30 años durante las olimpiadas celebradas cada cuatro años en torno al 612-609 a. C. Safo y Alceo son contemporáneos y ambos nacieron en la misma isla. El padre de Safo se llamaba Escomandronimo y su madre Cleis. Safo perteneció a la aristocracia. Pero tuvo una relación difícil con dos tiranos: Mipsilo y Pitaco. El primero la desterró y se fue a Sicilia y el segundo fue aún peor que el primero.

Algunas fuentes antiguas dicen que estaba casada con un rico comerciante que murió pronto. Su situación económica no es muy buena y perteneció a la aristocracia. Esto se ve cuando su hija le pide a su madre un regalo de Sarbis que fuera cara. Ella era una mujer refinada que cultiva la belleza y desprecia a la mujer que no sabe arreglarse. Esta tendencia es la que ella hereda de la aristocracia. Safo tiene dos hermanos: Larico y Caraxo. El primero de ellos la favorecía y fue elegido copero en el pitaneo de ðððððð. El segundo sólo le dio disgustos, este llevaba vino a Naucratos y allí conoció a Ropis, una cortesana, que lo arruinó haciéndose ella rica y llegó a construirse incluso una pirámide.

Safo es una mujer de casa que tenía un coro de muchachas, que eran como sus discípulas. Dicho coro recibía el nombre de círculo sáfico. Se trataba de unas 8 ó 9 alumnas que estaban allí para recibir la educación que se olvidaron al casarse. Sobre este círculo se barajan tres hipótesis:

  • Eran chicas de buena familia que se educaban para luego casarse. Esa hipótesis no se baraja ya.

  • Este círculo era un asociación cultura (de culto), donde se alaba a la diosa del amor, alas musas y a todas las divinidades relacionadas.

  • Se trataba de una asociación erótica y de libertinaje femenino. Consideraron a Safo y a las demás como unas fulanas femeninas. Esta es la interpretación sexual.

  • La segunda de estas hipótesis es la más acertada, pero la tercera no se puede excluir. Safo es una mujer apasionada que recibe el impulso y los golpes del amor. Dice que Eros es una fiera (licripicón= “dulce y amargo”). El amor la va matando y siente angustia a causa del amor. Safo también tenía rivales como Andrómeda y Orago. Ella es una mujer apasionada que vive para el amor exclusivamente, pero para un amor homosexual. Su sentimiento es tan fuerte que incluso cuando la abandonan le entran ganas de morirse. En consecuencia la prostitución y corrupción que se le achacaba hay que desecharla. Sin embargo, la idea de erotismo sí es válida.

    Actualmente el matrimonio es una institución encaminada a la procreación por eso aquí no se encuentra el amor. Safo pondera siempre la belleza femenina frente a la rudeza de los hombres que son personificación del dios Ares que obtienen sus deseos mediante la fuerza (violación). También hay en sus poemas alusiones de tipo erótico donde están presentes las plantas. Ahí se le entiende como un invasor, como el pastor que pisa la planta. Esto quiere decir que la auténtica vida libre está en el cuerpo femenino y en este grupo femenino que ella tiene es donde, a veces, surge el amor. Safo no ataca a la institución familiar y así se entiende este amor lesbiano como algo sagrado pero no fructífero. El amor, además, es una fuerza irresistible. El amor y cuantos temas le rodean son descubiertos poéticamente por Safo. Y este amor homosexual es compatible con la vida cotidiana, de hecho Safo tenía una hija.

    El amor para los griegos es algo cósmico, una fuerza cósmica que une todo lo que hay en el universo. Pero a Safo no le importa el mundo masculino sino que pone siempre su ideal en el amor. El relativismo de los sofistas ya está en la poesía de Safo y en los líricos griegos. Se trata de una poesía aparentemente sencilla, pero dificilísima en el fondo. Su estructura es anular, es decir, que los amores se repiten y empieza igual que termina. Safo crea un tipo de poesía en la que se recuerda a la otra persona. Ella no habla en estos poemas de la persona que hay aquí sino de la que no está.

    Leyenda de Safo

    Ella se enamora de un Faón pero su amor no se vio correspondido por este motivo se dice que se suicidó desde la roca del Leúcade (roca desde la cual se suicida un enamorado). El tema del suicidio de Safo se encuentra en Menandro y en Amipsias y fue recogido después por Ovidio en la Herodias. Faón es un dios del ciclo de la vegetación y está relacionado con Afrodita. Es muy posible que Safo celebrara esta divinidad y esto fuera malentendido. Pero lo cierto es que no sabemos como murió Safo.

    Obras

    Safo es conocida por dos grandes obras: Himno a Afrodita y Efectos del amor. Pero además de estas obras tiene otros poemas donde recoge el ambiente en que vivía y también tiene himnos a diversas diosas (Artemis, Hera, Afrodita...). Safo arranca en estos himnos de la poesía popular, peor la forma en una poesía nueva ya que expresa en ella sus propios sentimientos. Con horna de la poesía popular crea una íntima y personal. Conocemos el esquema de los epitalamios gracias a Safo. Los epitalamios eran canciones de boda que se entonaban por dos coros, uno de chicos y otro de chicas. El cortejo nupcial en Grecia se hacía del modo siguiente: a la cabeza estaban los novios y detrás del novio los chicos y de la novia las chicas. Cada cual adulaba al de su sexo. A la novia se la comparaba con una manzana roja y al novio con un tallo. Había también diálogos e intercambio de palabras entre unos y otros de los coros. También se compara a la novia con el jacinto pisoteado en la montaña y al novio con Ares (dios de la guerra). Tenemos entre esta poesía popular la canción albada (de la mañana) para despertar a los novios.

    Esta poesía popular es la base en la que se inspira Safo para construir su propia poesía. En la suya predomina siempre el amor y este tiene un fundamento religioso pero es agridulce. El amor se considera un dios y, como tal, merece un respeto. Para los griegos negarse al amor era una blasfemia, una barbaridad. A Safo no le interesaba la política por eso no tiene ningún poema de este tema. El único monotema que predomina es el amor que está unido por un lado al carácter religioso (Afrodita y Ares), y por otro a la naturaleza. En sus poemas se funden religión y naturaleza. Safo vive sólo por y para el amor. Cuando ya es mayor sólo le queda la contemplación de la belleza y del Sol.

    Influjo de Safo

    Safo fue una poetisa muy conocida en la antigüedad. Herodoto la conoce y la cita; Platón la admira y la eleva a la condición de diosa; los alejandrinos (que fueron los primeros filólogos) la editaron en nueve libros; en la literatura moderna también es imitada sobre todo en su estructura sáfica, a partir de Villegas; los críticos antiguos también la admiraban; en roma es admirada a partir de Catulo que es quien la introduce; en el mundo moderno ha influido también como en el francés Lamantine en el italiano D´Anmunzio, en el alemán Rilke y en el francés Baudelaire...