Rótula

Articulación. Hueso movible. Degeneración del cartílago. Rodilla. Fémur. Tibia. Lesiones

  • Enviado por: Mónica Guzmán
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Combo cursos de matemática y ciencia
Combo cursos de matemática y ciencia
¡Aprovecha esta gran oportunidad!

Ahora es posible, adquirir a manera de Combo, los siguientes...
Ver más información

Curso de Matemáticas para Administradores CEIPA
Curso de Matemáticas para Administradores CEIPA
Ahora los estudiantes que estudien el núcleo diseñado por Tareasplus y CEIPA Business School y pasen el examen de...
Ver más información


INTRODUCCIÓN
Una articulación es la unión de dos o más huesos entre sí; se pueden dividir
en articulaciones con mucho movimiento (diartrosis), articulaciones de
mediano movimiento (anfiartrosis) y articulaciones sin movimiento o muy poco
movimiento (sinartrosis). Dependiendo la movilidad de las articulaciones es
el número de elementos que van a tener; la articulación de la rodilla es una
articulación con mucho movimiento y está constituída por la tróclea femoral,
la meseta tibial y la rótula.

Los elementos de la articulación de la rodilla son: superficies articulares,
cartílagos de articulación, cápsulas articulares, meniscos, membranas,
líquido sinovial y ligamentos articulares.



FUNCIÓN DE LA RÓTULA

La rótula, en condiciones normales, sirve de inserción para las fibras del
tendón del cuadríceps y del tendón rotuliano, soportando las fuerzas de
contacto sobre sus carillas interna y externa.


Vista frontal y lateral de una fractura transversal de rótula en su parte
media.

Vista frontal y lateral de una fractura conminuta de rótula

Las lesiones de la rótula pueden causar la degeneración del cartílago que se
encuentra atrás de la misma y tener consecuencias como la debilidad de la
articulación de la rodilla.
La rótula es un hueso movible en la parte anterior de la articulación de la
rodilla (fémur y la tibia), se encuentra envuelta en un tendón que conecta
los músculos de enfrente de los cuadríceps a la tibia.

Las lesiones de la rótula pueden causar la degeneración del cartílago que se
encuentra atrás de la misma y tener consecuencias como la debilidad de la
articulación de la rodilla.
La rótula es un hueso movible en la parte anterior de la articulación de la
rodilla (fémur y la tibia), se encuentra envuelta en un tendón que conecta
los músculos de enfrente de los cuadríceps a la tibia.
El mecanismo de los cuadríceps está compuesto de dos tendones; el tendón
crural, que está por arriba de la rótula y el tendón rotular que está por
debajo. Este mecanismo permite que la rodilla quede alineada. También tiene
la función de actuar como un punto de apoyo para incrementar la fuerza del
cuadríceps.
La parte posterior de la rótula está cubierta por cartílago articular, que
es el encargado de acolchonar los huesos de dicha articulación para evitar
que se lastimen haciendo que la rótula se deslice suavemente en el sinovial
del fémur.

Causas de los problemas de la rótula a la rodilla.
Los problemas de la rótula que se presenten mas frecuentemente son las
laseraciones y desgaste de la misma. Cuando uno de los músculos del
cuadríceps se debilita, el movimiento de contracción de la rodilla ejerce
mayor presión en una parte de los meniscos que en otra, lo que provoca el
desgaste del mismo, esto puede provocar que la rótula se mueva de lugar
equivocadamente; esto se conoce como condromalacia rotular. Otra de las
enfermedades de la rótula puede ser que la articulación de la rodilla sea
afectada por osteoartritis.
Una de las patologías genéticas es la malformación de los huesos de la
articulación de la articulación de la rodilla. Estas malformaciones se
pueden dar por que la epífisis del fémur tenga una ángulo mayor a lo normal,
lo que trae complicaciones en la unión de éste con la tibia.
Normalmente, el mecanismo de la rodilla funciona así: al momento de
contraerse los cuadriceps, la fuerza que se ejerce trata de mantener derecho
este ángulo, hace que la rotula sea empujada hacia el frente de la
articulación.
En los casos en los que el ángulo del fémur es mayor, al momento de hacerse
la contracción de los músculos, la rótula es empujada hacia delante con
mayor presión, lo que ocasiona que, al deslizarse hacia el sinovial se mueva
hacia fuera y ejerza mayor presión en uno de los lados que en el otro y
ocasione un daño al cartílago articular.
En el otro extremo está el caso en el que un lado del hueso del femur es más
pequeño que lo normal, lo que provoca que el canal de la rótula sea muy
superficial, normalmente en la parte anterior de la rodilla. En estos casos,
la rótula puede deslizarse afuera de su ranura y causar una dislocación, que
puede dañar al cartílago artucular que se encuentra atrás de ella.

Síntomas
La condromalacia rotular es ocasionada por un daño al cartílago articular.
Muchas de las veces los pacientes no experimentan dolor o no tienen
problemas graves. Normalmente el dolor se presenta en el interior de la
articulación, en el extremo interior de la rótula. En la mayoría de las
personas que experimentan este tipo de problemas, el dolor se presenta al
bajar las escaleras, caminar por las montañas o pendientes y al mantener
flexionada la rodilla por mucho tiempo.
Otro de los síntomas que se presentan es la sensación de que la rodilla se
disloca. Puede sentirse un rechinido la ponerse en cunclillas o bajar las
escaleras. En caso de que el daño sea severo y exista desgastes y
laseraciones, la rodilla puede tronar al momento de doblarse. Esto es
consecuencia de la ausencia de líquido tisular en dicha articulación, que
provoca que los cartílagos del fémur y la tibia chocan y se frotan entre sí
causando molestias.

Tratamiento
El tratamiento inicial de este problema empieza con la disminución de la
inflamación de la rodilla. Esto se puede contrarrestar con antiinflamatorios
y descanso.
El segundo paso en las etapas iniciales de este problema, la terapia
fisiológica como fomentos de hielo y dar pequeños golpes simulando masaje es
de gran ayuda para la disminución del dolor y la inflamación.
La tercera  etapa de la terapia fisiológica ayudará a la rodilla a corregir
los problemas con ejercicios de flexibilidad, estiramietos y balance de los
músculos de la rodilla.
La artroscopía es el tratamiento mas indicado para un problema mas grave de
la rótula y el mas adecuado.
La artroscopía es el procedimiento utilizado para visualizar, diagnosticar y
tratar problemas articulares.

Las enfermedades y las lastimaduras pueden causar daños a los huesos,
cartílagos, ligamentos, músculos y tendones; las condiciones más frecuentes
en un reconocimiento artroscópico son inflamación, lastimaduras, partículas
desprendidas de hueso.

Al principio, la artroscopía era una herramienta para el diagnóstico y
creación de planes para hacer cirugías abiertas. Con el desarrollo de la
tecnología se han tratado muchas patologías mediante este procedimiento.

Si los problemas son causados por una mala alineación de la articulación se
puede sugerir una cirugía lateral. Esta cirugía permite que la rótula se
mueva en una posición más normal y la presión al cartílago articular
disminuya. En esta operación se extraen los ligamentos laterales a la rótula
para permitir que se deslice con facilidad al centro de la cabeza del fémur.
Esta cirugía ayuda al balance de los cuadríceps.

En los casos en los que la mala alineación es muy grave y la cirugía lateral
no es suficiente para reparar el daño, se tiene que hacer una intervención
que incluya el reacomodamiento de los cuadriceps. Aquí, los tendones que se
encuentran en medio de la rodilla tienen que ser reacomodados y apretados;
en los casos muy severos debe de hacerse el recorte de los tendones en el
punto en donde el tendón rotular junta a la rótula con la tibia para que
esta pueda regresar a la posición anatómica.

CONCLUSIÓN
La rótula es un hueso móvil que, junto con el fémur y la tibia forman la
rodilla. Entre los problemas mas frecuentes que encontramos en esta
articulación tan importante son la fractura de rótula, el desgaste de los
meniscos y el desgaste de los tendones que rodean a la rótula.
La terapia para los diferentes problemas de la rodilla son la fisioterápia y
reposo para que así la articulación se recupere fácilmente. Entre las
fracturas de la rótula podemos encontrar la fractura conminuta, en la que la
rótula se divide en pequeñas partes, y la fractura transversal en la que
solamente se divide en dos partes.
La artroscooía es el proceso por el que se visualizan y se tratan los pro
blemas articulares, consiste en introducir una pequeña cámara a la
articulación y determinar si es necesaria la cirugía o no y hacer un
diagnóstico de las lesiones encontradas.