Romeo y Julieta; William Shakespeare

Teatro del Siglo de Oro. Obra shakespeariana. Tragedia romántica. Elementos medievales y renacentistas. Argumento y personajes

  • Enviado por: Lucia
  • Idioma: inglés
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

ROMEO Y JULIETA

ACTO I - ESCENA I

1- ¿A cuál de las dos familias pertenecen los dos personajes que inician la obra? ¿Se pone de manifiesto a través de sus palabras la rivalidad con la otra familia importante de la ciudad?

Los dos primeros personajes aparecidos en la obra son Sanson y Gregorio, los dos son criados de Capuleto. La rivalidad queda clara cuando Sansón afirma lo siguiente: "Basta cualquier gozquejo de casa de los Montescos para hacerme saltar” y, seguidamente, Gregorio asevera: “Saca tu espada, que ahí vienen dos criados de casa Montesco”

Con estas dos citas, suficiente como para clarificar la rivalidad entre las dos familias: la familia Capuleto y la familia Montesco.

3- ¿Qué es lo primero que sabemos de Romeo? ¿Por qué parece apartarse de la gente?

Lo primero que sabemos de Romeo es que para él el tiempo pasa lento, por problemas amorosos y por ese mismo motivo se aparta de la gente.

ROMEO “Tristes horas, más lentamente camináis”

BENVOLIO “...¿qué dolores son los que alargan tanto las horas de Romeo?

ROMEO “Mi alma padece el implacable rigor de sus desdenes* ”

(* Hace referencia a los desdenes del amor)

5- ¿Cómo expresa Romeo que es imposible el olvido cuando se está enamorado?

En los últimos versos de la primera escena, cuando:

BENVOLIO “Hazte libre. Fíjate en otras”

ROMEO “Así brillará más y más su hermosura. Con el negro antifaz resalta más la blancura de la tez. Nunca olvida el don de la vista quien una vez la perdió. La beldad más perfecta que yo viera, sólo sería un libro donde leer que era mayor la perfección de mi adorada ¡Adiós! No sabes enseñarme a olvidar”

De esta forma explica como no puede olvidar a su amada, que aunque encontrase a “otra” lo único que conseguiría es hacer brillar más y más la hermosura de su amada.

ACTO I - ESCENA II

  • ¿Cómo se siente Romeo? ¿A qué obedecen sus afirmaciones y respuestas incoherentes? ¿Qué rasgos del amor destaca en ellas? ¿De quién está enamorado?

  • Como él mismo afirma, se siente “loco”

    ROMEO “¡Loco! Estoy atado de pies y manos como los locos, encerrado en cárcel asperísima, hambriento, azotado y atormentado”

    ACTO I - ESCENA III

    1- Aparece Julieta. ¿Qué se nos dice de ella: edad, obligaciones como hija, matrimonio que se impone... ?

    Julieta es joven, 20 años tiene. Tiene pendiente una de las obligaciones como hija: casarse. En este fragmento queda claro:

    SEÑORA “Ya puedes pensar en casarte. Hay en Verona madres de familia menores que tú, y yo misma lo era cuando apenas tenía tu edad. En dos palabras, aspira a tu mano el gallardo Páris.

    En este otro fragmento, se dice la edad de Julieta:

    AMA “Sean pares o nones, ése día, en anocheciendo, cumple Julieta años. ¡Válgame Dios! La misma edad tendrían ella y mi Susana. Pero Susana está en el cielo. No merecía yo tanta dicha. Pues como iba diciendo, cumplirá catorce años la tarde de los Ángeles. ¡Vaya si los cumplirá! Me acuerdo bien. Hace once años, cuando el terremoto, la quitamos el pecho. Jamás confundo aquel día con ningún otro del año. Debajo del palomar, sentada al sol, unté mi pecho con acíbar. Vos y mi amo estabais en Mantua. ¡Me acuerdo tan bien! Pues como digo, la tonta de ella, apenas probó el pecho y lo halló tan amargo, ¡qué furiosa se puso contra mí! ¡Temblaba el palomar! Once años van de esto. Ya se tenía en pie, ya corría... tropezando a veces. Por cierto que un día antes se había hecho un chichón en la frente, y mi marido (¡Dios le tenga en gloria!) ¡con qué gracia levantó a la niña! Y le dijo: `Vaya, ¿te has caido de frente? No caerás así cuando te entre el juicio. ¿Verdad, Julieta?' Si, respondió la inocente limpiándose las lágrimas. El tiempo hace verdades las burlas. Mil años que viviera, me acordaría de esto. `¿No es verdad, Julieta?' y ella lloraba y decía que sí.”

    ACTO I - ESCENA IV

    3- ¿Aparece en la intervención final de Romeo una premonición del destino trágico que le aguarda? ¿Con qué metáforas se expresa?

    Premoniza su muerte, que a partir del banquete su mala suerte empezará.

    ROMEO “Demasiado temprano llegaréis. Témome que las estrellas están de mal talante, y que mi mala suerte va a empezarse en este banquete, hasta que llegue la negra muerte a cortar esta inútil existencia. Pero en fin, el piloto de mi nave sabrá guiarla. Adelante, amigos míos.”

    La metáfora está en “Pero en fin, el piloto de mi nave sabrá guiarla” se refiere a el piloto de su vida, el ocupado de guiarle hacia el buen camino.

    ACTO I - ESCENA V

  • ¿Qué sentimientos expresa Julieta al conocer la identidad del que la ha besado? ¿Qué dos recursos literarios emplea?

  • Utiliza una antítesis, ya que mezcla dos sentimientos opuestos: amor y aborrecimiento del amado. También utiliza una metáfora para expresar “amor nacido del odio”

    JULIETA ¡Amor nacido del odio, harto pronto te he visto, sin conocerte! ¡Harto tarde te he conocido! Quiere mi negra suerte que consagre mi amor al único hombre a quien debo aborrecer.

  • Al concluir este primer acto aparece ya claramente planteado el conflicto de la obra: explica de que manera.

  • EL CORO “Ved cómo muere en el pecho de Romeo la pasión antigua, y cómo la sustituye una pasión nueva. Julieta viene a eclipsar como su lumbre a la belleza que mataba de amores a Romeo. Él, tan amado como amante, busca en una raza enemiga su ventura. Ella ve pendiente de enemigo anzuelo el cebo sabroso del amor. Ni él ni ella pueden declarar su anhelo. Pero la pasión buscará medios y ocasión de manifestarse.”

    El conflicto es éste: aun el amor que existe entre Romeo y Julieta, nunca podrán llegar a manifestarlo públicamente, culpa del odio mutuo entre las dos familias rivales de la obra: los Capuleto y los Montesco.

    ACTO II - ESCENA II

  • Describe la escena del reencuentro de Romeo y Julieta: lugar, cambio de nombres...

  • Entra Romeo en escena y expresa: “Ríese de la cicatriz quien nunca tuvo herida.”, al finalizar esta frase entra en escena Julieta, y Romeo asombrado:

    ROMEO “¿Qué luz es la que asoma por aquella ventana? ¡Es el Oriente! ¡Y Julieta es el sol! Amanece tú, sol, mata a la envidiosa luna. Está enferma, y cómo palidece de dolor, pues que tú, su doncella, en primor la aventajas. ¡No la sirvas ya más, que ella te envidia! Su manto de vestal es verde y enfermizo, lo propio de bufones. ¡Aléjalo de ti! ¡Es ella, sí, mi dama! ¡Es, ay, mi amor! ¡Si al menos ella lo supiera! Habla y no dice nada. Más, ¡qué importa! Lo hacen sus ojos, y he de responder. ¡Mi esperanza qué necia, pues no es a mí a quien habla! Dos estrellas del cielo entre las más hermosas han rogado a sus ojos que en su ausencia brillen en las esferas hasta su regreso. ¡Oh, si allí sus ojos estuvieran! ¡Y si habitaran su rostro las estrellas la luz de sus mejillas podría sonrojarlas como hace el sol con una llama! ¡Sus ojos en el cielo alumbrarían tanto los caminos del aire que hasta los pájaros cantaran ignorando la noche! Mirad cómo sostiene su mano la mejilla. ¡Fuera yo guante de esa mano, para poder acariciar su rostro!”

    Y Julieta responde en suspiros:

    JULIETA “¡Ay de mi!”

    Romeo, insiste en hacer hablar a su amada, de este modo:

    ROMEO “¿Habla acaso? ¡Habla, ángel mío, de nuevo! Pues que das tanta gloria a esta noche sobre mi cabeza, como un celeste alado mensajero sobre la blanca atónita mirada de los mortales que tendidos miran cómo galopan nubes perezosas, y navegan los senos del espacio.”

    Después de la sentencia de Romeo, Julieta expresa el dolor por el nombre que Romeo siempre llevará: Montesco; y pide la renegación del nombre:

    JULIETA “¡Oh, Romeo, Romeo! ¡Si otro fuese tu nombre! ¡Reniega de él! ¡Reniega de tu padre! O jura al menos que me amas, y dejaré de ser yo Capuleto.”

    “Sólo tu nombre es mi enemigo. Tú eres tú mismo, seas Montesco o no. ¿Qué es Montesco? La mano no, si el pie, ni el brazo ni la cara ni cualquier otra parte de un mancebo. ¡Si otro fuese tu nombre! ¿En un nombre qué hay? Lo que llamamos rosa aun con otro nombre mantendría el perfume; de ese modo Romeo, aunque Romeo nunca se llamase, conservaría la misma perfección, la misma, si ese título. Romeo, dile adiós a tu nombre, pues que no forma parte de ti; y, a cambio de ese nombre, tómame a mí, todo mi ser.”

    En este momento, Romeo, convencido, asiente:

    ROMEO “Te tomo la palabra. Llámame sólo `amor', será un bautismo. De ahora en adelante, ya no seré Romeo.”

  • ¿Cómo describe Romeo a su amada?

  • ROMEO “¿Qué luz es la que asoma por aquella ventana? ¡Es el Oriente! ¡Y Julieta es el sol! Amanece tú, sol, mata a la envidiosa luna. Está enferma, y cómo palidece de dolor, pues que tú, su doncella, en primor la aventajas. ¡No la sirvas ya más, que ella te envidia! Su manto de vestal es verde y enfermizo, lo propio de bufones. ¡Aléjalo de ti! ¡Es ella, sí, mi dama! ¡Es, ay, mi amor! ¡Si al menos ella lo supiera! Habla y no dice nada. Más, ¡qué importa! Lo hacen sus ojos, y he de responder. ¡Mi esperanza qué necia, pues no es a mí a quien habla! Dos estrellas del cielo entre las más hermosas han rogado a sus ojos que en su ausencia brillen en las esferas hasta su regreso. ¡Oh, si allí sus ojos estuvieran! ¡Y si habitaran su rostro las estrellas la luz de sus mejillas podría sonrojarlas como hace el sol con una llama! ¡Sus ojos en el cielo alumbrarían tanto los caminos del aire que hasta los pájaros cantaran ignorando la noche! Mirad cómo sostiene su mano la mejilla. ¡Fuera yo guante de esa mano, para poder acariciar su rostro!”

    Romeo describe a Julieta como un `Sol' que aventaja al propio Sol.

  • Julieta se muestra decidida y toma en seguida la iniciativa: señala cómo.

  • Es en este momento cuando Julieta toma toda la iniciativa, después de confesar Romeo cuál es el motivo por el que ha venido: declarar todo su amor.

    JULIETA “La máscara de la noche, lo sabéis, cubre mi rostro, o un rubor virginal cubriera mis mejillas por cuanto en esta noche me has oído decir. ¡Si pudiera guardar la compostura! ¡Oh, si pudiera negar lo que ya he dicho! ¡fuera, tú, fingimiento! ¿Me amáis? ¡Si! Ya lo sé, diréis que sí, y os tomo la palabra, y juraréis y juraréis en falso. Del perjurio de amor, ¡lo dicen!, Júpiter se burla ¡Oh, Romeo gentil! Di que me amas, dímelo de verdad, y, si piensas que soy tu presa fácil, el ceño frunciré, seré perversa, te diré que no, y tú tendrás que cortejarme. ¡Será así! Verdad, bello Montesco, ¡os amo tanto! Me pensaréis voluble, mas, creedme, yo seré más sincera, mucho más, que todas esas que conocen el arte de parecer esquivas. Tendría que haber sido más cauta, lo confieso. Oíste mi pasión y mis palabras, sin que yo lo advirtiera. Perdóname; no pienses que esta inconsciencia pruebe que es liviano mi amor surgido de las sombras de la noche.”

    “No jures por la luna, no, la luna inconstante, que cambia cada mes en su órbita redonda, no sea que tu amor, como ella, se vuelva caprichoso.”

  • ¿Qué metáfora emplea Julieta para hablar de su amor por Romeo?

  • JULIETA “¡No has de jurar por nadie! O si lo haces, hazlo por ti mismo; tú eres el dios que adoro. Sólo entonces te creeré.”

    “¡No, no jures! Aunque seas mi alegria no encuentro goce en este pacto nocturno, tan repentino, tan sin aviso y temerario como un relámpago que muere antes de que digamos `¡Un relámpago!'. Amor, buenas noches; este amor tierno, madurado por el aliento del estío, será una hermosa flor cuando nos encontremos otra vez. Buenas noches. Tenga tu corazón dulce reposo como el que cabe en mí.”

    “Madurado por el aliento del estío” es un buen ejemplo metafórico con el que describe su amor.

  • Busca ejemplos de juegos de palabras en la despedida de los dos amantes.

  • El único juego de palabras encontrado es el siguiente:

    JULIETA “Debes marcharte... Ya amanece... Pero no más lejos que el pajarillo que el rapaz sujeta y deja que salte de su mano -tal prisionero atado por cadenas- y tira de él, haciéndolo volver, con un hilo de seda, amorosamente, celoso de su libertad.”

    ROMEO “Quisiera ser yo ese pajarillo.”

    ACTO II - ESCENA III

  • ¿Cuál es el motivo por el que Fray Lorenzo se decide a ayudar a Romeo?

  • FRAY LORENZO “Porque sabia que amabas de memoria aunque de letra no supieras. Pero, ven mancebo veleidoso, ven conmigo. Te ayudaré sólo por esto: porque esta unión puede llegar a ser, y tornar en amor el odio entre familias”

    El principal motivo es, como bien afirma Fray Lorenzo, tornar ese gran odio entre las familia Montesco y Capuleto en amor.

    ACTO II - ESCENA IV

  • ¿Qué comenta Mercutio sobre Romeo?

  • Mercutio cree que Romeo aun se siente atormentado por el antiguo amor, Rosalina.

    MERCUTIO “Esa pálida joven de duro corazón, esa Rosalina, tanto le atormenta que le quitará el sentido.”

  • ¿Quién actúa como mensajera o intermediaria del amor?

  • Entre el amor de Romeo y Julieta, aparece una celestina, el `Ama' de Julieta.

    ACTO II - ESCENA V

    1- ¿Cómo se expresa la impaciencia de Julieta por tener noticias de Romeo? ¿Cómo la hace sufrir el Ama?

    JULIETA “Daban las nueve cuando el ama envié, y prometió que aquí estaría en media hora. ¿Y si no le ha encontrado? No, no es posible. ¡Pero si es coja! ¡Fueran los pensamientos, heraldos del amor, y diez veces más correrían que los rayos solares cuando las sombras se disuelven de las oscuras cimas! ¡Por eso amor es transportado por palomas de veloces alas, por eso Cupido tiene alas ligeras como el viento! El sol brilla ahora en el cenit más alto de su viaje diurno, y de las nueve hasta las doce muy largas son tres horas, y aún no vuelve. Si tuviera pasión, si tuviera sangre joven y caliente, sería como una pelota también rápida y veloz, y mis palabras la arrojarían hasta mi amado, y las suyas, me la devolverían. Pero los viejos a veces parecen muertos ya: torpes, lentos, pesados, lívidos, como plomo.”

    Y en entrar el Ama y su acompañante Pedro, Julieta, exaltada:

    “¡Oh, Dios! ¡Ya está aquí! Dulce ama, ¿qué noticias traéis? ¿Le encontrasteis? Despide al criado.

    El ama está rendida gracias al camino que ha realizado para complacer a Julieta. Julieta insiste con preguntas para tener nuevas noticias y, el Ama, falta de aliento, informa a Julieta del lugar situado para la celebración nupcial.

    ACTO II - ESCENA VI

  • ¿Qué les aconseja Fray Lorenzo a Romeo y Julieta? ¿Se corresponden esos consejos con los sentimientos de los dos amantes?

  • El consejo de Fray Lorenzo es el siguiente, les pide amor con juicio:

    FRAY LORENZO “Al placer violento sigue un final violento; muere en pleno fervor, como el fuego y la pólvora que se consumen al besarse. La dulce miel empalaga por su propia dulzura, y al gustarla confunde al paladar. Amaos pues con juicio. Más durará el amor, pues quien se apresura llega tarde, tarde quien va despacio”

    Casualmente, el consejo que Fray Lorenzo le expone, es un aviso al futuro que les cazará: “el placer violento sigue un final violento” Y así se cumple, gracias al amor extasiado sufrido por parte de Romeo y Julieta, los dos acabarán con un amargo final.