Románico atlántico

Turismo. Iglesias románicas. Arte. Playas atlánticas. Pueblos. Rutas. Hoteles

  • Enviado por: Maria Del Mar Garcia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

Románico atlántico

EL ENCANTO DEL ROMÁNICO ANTE PLAYAS DEL ATLÁNTICO

La ruta que propongo es una ruta muy bella, ya que visitando las iglesias románicas de pequeños pueblos con su encanto propio, podremos admirar las playas de fina arena bañadas por el Atlántico.

La ruta se desarrolla en la península que queda entre las rías de Ferrol y Ares, en la provincia de La Coruña, al noroeste de la Península Ibérica.

Es una pequeña península con pequeños pueblos - la mayoría en su origen marineros - que conservan las tradiciones y costumbres de generaciones atrás. Por esta razón sus iglesias se conservan en muy buen estado, porque viven de cerca la religión, tanto en sus fiestas como a diario.

Sus playas son hermosas porque son diferentes al resto de las del país, por ser playas de ría. Pero también son diferentes a las de las Rías Bajas, porque en las Rías Altas nos encontramos con que las cuatro rías desembocan en el mismo sitio.

Tras esta breve introducción, paso a describir los detalles de cada una de las paradas.

Nuestra primera parada se centra en Barallobre, el pueblo más grande de los que vamos a visitar, por ofertar un mayor número de servicios, como por ejemplo, la educación tanto profesional, como escolar. Por esta misma razón, la iglesia es una de las más grandes. De estilo Románico pleno, nos muestra a su salida la ría de Ferrol. Pero tendremos que bajar de la iglesia hasta la pequeña cala de fina arena.

Pasamos Barallobre para adentrarnos en Maniños, conocido en toda la región por sus fiestas populares de verano, a las cuales acude todo el mundo. Su iglesia está situada a unos 600 m. de la playa, por eso aconsejo que después de visitar esta iglesia de estilo Románico tardío, nos acerquemos a contemplar su hermosa playa, localizada a pocos metros del muelle.

Desde Maniños, nos dirigimos a Franza, pueblo no muy grande. Esta iglesia puede sorprender al viajero que nunca haya visto un cementerio pegado a una iglesia. Este es el motivo de que la iglesia esté alejada del pueblo, casi en la misma orilla del mar.

Mehá destaca por ser un pueblo dedicado a la almeja. Tiene una cofradía de ameixeiras ( en castellano vendría a ser las “almejeras” ) que dedican casi todo su tiempo a coger almejas para luego ir al mercado, por eso es un pueblo muy humilde. Su iglesia es una de las cosas que más admiran, ya que está consagrado al patrón de los pescadores y mariscadores.

El pueblo de Mugardos tiene un estilo de vida parecido al de Mehá, de hecho, este último no tiene ayuntamiento propio y pertenece al de Mugardos. Sin embargo aquí se dedican a la pesca del pulpo, aunque se puede considerar todo un arte, ya que requiere una técnica muy especial para ser capturado y mazado, que no ha cambiado a pesar de los adelantos técnicos de hoy en día. Aunque la playa de este pueblo sea “artificial” es de una arena blanca y fina y con unas aguas claras y tranquilas. Sin embargo, tendremos que desplazarnos desde su iglesia a la playa, ya que la primera quede en el centro del pueblo.

Subiendo la ladera del monte nos encontramos con Montefaro, que no es sólo una iglesia, sino todo un complejo, ya que se trata de un convento. Pero aquí sufrimos un pequeño percance, ya que para visitarlo tenemos que tener un permiso espacial de la Comandancia de Marina, ya que actualmente es de propiedad militar. Evidentemente, al estar en un monte no tiene playa, a menos que nos desplacemos por lo menos 3 km. Pero desde la cima, donde se sitúa, podemos observar no sólo las dos rías, sino también toda la comarca hasta donde la vista nos lo permita.

Bajando por el otro lado del monte, llegamos hasta Chanteiro, donde se encuentra una pequeña ermita, pero bastante mal restaurada. Lo mejor de esta iglesia, al contrario que en las demás, es el interior. Pero las vistas que nos ofrece son inigualables. Podemos contemplar desde la puerta de la iglesia la desembocadura de las cuatro rías que forman el Golfo Ártabro.

Dejaremos atrás Chanteiro, y la misma carretera nos guía hasta Cervás, ya que sólo hay una carretera. En este pueblo, situado en la ladera del monte, encontramos otra vez la iglesia situada en el centro del pueblo. Está muy bien restaurada ya que es donde se ofician las misas los domingos. Podemos observar que en este pueblo su modo de vida es casi autárquico, ya que se dedican a la agricultura y ganadería.

Dando un paseo por la costa y observando las numerosas playas que hay, pero que son inaccesibles por tierra, por los altos acantilados, llegamos a Lubre. Una iglesia Románica corona la cima del monte donde ya los celtas iban a orar. De ahí viene el nombre de Lubre, los celtas denominaban así al monte donde se iba a orar.

Habiendo hecho ya más de la mitad del camino, hacemos nuestra próxima parada en Ares. Pueblo también de origen celta (Ares no se refiere al dios de la guerra griego, sino a Arus, que era un dios celta). Aparte de su iglesia tan perfectamente conservada que no parece que hayan pasado siglos por ella, podemos dedicarnos a pasear por el pueblo y observar la cantidad de casas de principios de siglo que se conservan. Y podemos compararlas con las de Mugardos y veremos que no se parecen en nada ya que estos dos pueblos siempre estuvieron rivalizados porque los dos se dedicaron a la pesca. Desde esta iglesia podemos contemplar un trozo de la playa. Ésta debe tener 1'5 km. de longitud, que es una cosa muy rara en las rías.

Seselle pertenece al ayuntamiento de Ares. Casi no se diferencia donde acaba la playa de Ares y donde empieza la de este pequeño pueblo, que se dedica al turismo, cosa que podemos observar por los chalets que hay construidos, diferentes a las humildes casas de la comarca. Pero su iglesia no difiere de las demás. Del primer Románico, podemos deducir que no acude mucha gente, ya que es de un reducido tamaño.

Desde aquí, nos adentraremos en Lodairo, pueblo sin costa pero no alejado de ella tampoco. Es una de las iglesias que más terreno posee a su alrededor, por lo que las especies botánicas que tiene son de inigualable belleza.

Ahora desearemos volver a ver la costa. Para eso nos acercamos hasta Redes, pueblo de pescadores, como toda la comarca, donde podremos admirar, no sólo su iglesia, remodelada por el Barroco, sino también la construcción de sus casas, mitad en la tierra, mitad sobre el mar. Pero su playa tampoco es despreciable. De arena blanca, queda resguardada de los vientos en un pequeñísimo golfo en la ría, donde no molesta el viento.

Nuestra última parada será en Caamouco, donde como dice la leyenda “para pouco”. Pueblo un poco más adentrado en el monte, destaca por sus antiguas construcciones y por su agricultura y ganadería. Los campos sembrados parecen más un jardín que una simple plantación por su organización.

Nuestra última parada la realizaremos en Limodre por ser la última y merecer por eso una atención especial, la he incluido aunque sea de estilo plenamente Gótico. La belleza de esta iglesia no le deja nada que desear a las románicas que hemos visto. Y la playa tampoco. Es una cala de reducidas dimensiones pero que merece la pena ver, ya que muchas veces, sobre todo en verano, podemos ver el agua de color verde en vez de azul, pero de un verde aguamarina (nunca mejor dicho).

Y aquí finaliza nuestra ruta, aunque la podemos ampliar por la multitud de pequeños pueblos que no hemos mencionado aquí pero que merecerían igual atención.

HOTELES

No existen alojamientos hoteleros en la zona, por lo que nos tendremos que desplazar hasta las proximidades, como por ejemplo hasta Perlío, Ferrol, Cabañas o Pontedeume.

CABAÑAS :

Apartahotel SARGA ***, playa de Cabañas s/n, tlf : 981-43-10-00

FERROL :

PARADOR DEL FERROL ***, Almirante Vierna s/n , tlf : 981-35-67-20

Hotel ALMIRANTE ***, Frutos Saavedra 2 , tlf : 981-32-53-11

Hotel EL SUIZO ***, Magdalena 85 , tlf : 981-32-26-96

PERLÍO :

Hotel NOMAR *, La Torre s/n , tlf : 981-34-01-91

PONTEDEUME :

Hotel EUMESA ***, Avda. La Coruña s/n , tlf : 981-43-09-25

CAMPINGS

EL RASO, 2ª, playa del Raso s/n , tlf : 981-44-89-65

RESTAURANTES

ARES :

Tarrafa $$$, Saavedra Meneses 101, tlf : 981-44-56-23

Bitakora $$$, Saavedra Meneses 98, tlf : 981-44-98-37

A'Ferradura $, Iglesia s/n, tlf : 981-45-21-09

Zamborela $, Real 123, tlf : 981-44-84-01

BARALLOBRE :

A Pomba $$, Rua do Cemiterio 35, tlf : 981-46-53-00

LIMODRE :

Frayan $, Avda. Cabañas 78, tlf : 981-42-30-15

MUGARDOS :

La Pedreira $$$, Avda. de Mugardos 98 , tlf : 981-47-08-08

El Puerto $$, Muelle 65, tlf : 981-47-98-96

Muelle 43 $, Muelle 43, tlf : 981-47-87-54

La Isla $, Muelle 33, tlf : 981-48-65-31

7

7