Romancero gitano; Federico García Lorca

Literatura española contemporánea siglo XX. Poesía y lírica. Generación del 27. Andalucismo. Gitanos. Popularismo

  • Enviado por: David Broncano Aguilera
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

Romancero Gitano

  • Posición de Lorca en la poesía española.

  • Federico García Lorca (1898-1936), es el escritor español más famoso del siglo XX y uno de sus artistas supremos. Su asesinato durante los primeros días de la Guerra Civil española hizo de él una víctima especialmente notable del franquismo, lo que contribuyó a que se conociera su obra. Sin embargo, sesenta años después del crimen, su valoración y su prestigio universal permanecen inalterados.

    Nació en Fuente Vaqueros (Granada), en el seno de una familia de posición económica desahogada. Estudió bachillerato y música en su ciudad natal y, entre 1919 y 1928, vivió en la Residencia de Estudiantes, de Madrid, un centro importante de intercambios culturales donde se hizo amigo del pintor Salvador Dalí, el cineasta Luis Buñuel y el también poeta Rafael Alberti, entre otros, a quienes cautivó con sus múltiples talentos. Viajó a Nueva York y Cuba en 1929-30. Volvió a España y escribió obras teatrales que le hicieron muy famoso. Fue director del teatro universitario La Barraca, conferenciante, compositor de canciones y tuvo mucho éxito en Argentina y Uruguay, países a los que viajó en 1933-34. Sus posiciones antifascistas y su fama le convirtieron en una víctima fatal de la Guerra Civil, en Granada, donde le fusilaron.

    Es considerado uno de los principales autores de la Generación del 27, junto a otros como Rafael Alberti o Vicente Aleixandre.

    Estilo

    Es un poeta que gusta alternar versos claros con versos oscuros y de difícil comprensión. Responde al estereotipo de poeta imaginativo y antirrealista, transformando la realidad a su antojo. La utilización de metáforas es constante y muy variada, así como los símbolos. Trata los temas de sentimiento trágico de la vida, amor y muerte, frustración y represión.

    Obra poética

    Sus primeros poemas quedaron recogidos en Libro de poemas, de 1921, una antología que tiene grandes logros. En 1922 organizó con el compositor Manuel de Falla, el primer festival de cante jondo, y ese mismo año escribió precisamente el Poema del cante jondo, aunque no lo publicaría hasta 1931. El Primer romancero gitano, de 1928, es un ejemplo genial de poesía compuesta a partir de materiales populares, y ofrece una Andalucía de carácter mítico por medio de unas metáforas deslumbrantes y unos símbolos como la luna, los colores, los caballos, el agua, o los peces, destinados a transmitir sensaciones donde el amor y la muerte destacan con fuerza.

    Tras los Poemas en prosa, escribió en Nueva York un gran ciclo profético y metafísico en el que el autor apuesta por los oprimidos, sin dejar de sacar a relucir sus obsesiones íntimas. El ciclo iba a constar de dos libros, Poeta en Nueva York, escrito entre 1929 y 1930, pero que no se publicó hasta 1940, y Tierra y Luna, del que algunos poemas fueron incluidos en Diván del Tamarit, concluido en 1934, aunque también se publicó póstumamente.

    Calificados muchas veces de surrealistas, los poemas de esa obra clave de García Lorca que es Poeta en Nueva York, expresan el horror ante la falta de raíces naturales, la ausencia de una mitología unificadora o de un sueño colectivo que den sentido a una sociedad impersonal, violenta y desgarrada. Por su parte, los incompletos Sonetos del amor oscuro, escritos durante una temporada en Nueva Inglaterra (Estados Unidos), expresan una desesperación más personal y constituyen unas muestras admirables de erotismo, que sólo recientemente han sido dadas a conocer.

    Otro importante poema de Lorca, dentro de la línea del neopopulismo, es el Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, de 1935, una elegía compuesta al morir ese torero intelectual, amigo de muchos de los poetas de la generación de Lorca. Mientras que los Seis poemas galegos, del mismo año, consiguen trascender las referencias populares evidentes.

    2. Situación del Romancero Gitano en la obra de Lorca.

    El Romancero Gitano (1923-1927) se puede colocar dentro de la ”poesía temprana” de Lorca, etapa no llamada así por una menor elaboración, sino por darse antes en el tiempo. La poesía de Lorca no pasó por una trayectoria determinada, sino que es un florecimiento constante de ideas y sensaciones.

    Tras el Poema del Cante Jondo, libro interior e íntimo, Lorca busca con el Romancero Gitano dar a conocer la Andalucía auténtica y profunda a través del mundo gitano, en el que Lorca ve la representación perfecta del sentimiento andaluz, del embrujo. Pero a la vez que expresa todo esto, trata temas universales, temas que influyen a todos, que cualquier persona puede vivir, partiendo de la base de los gitanos. Así, quiso hacer una obra popular, crear una serie de romances que fuesen como un mito inventado por él.

    Como él mismo dijo: “Quiero transmitir la pura anécdota andaluza. Es popular hasta la desesperación, y como lo considero lo más primario, lo más halagador de sensualidades y lo menos andaluz no lo leo”

    3. Visión de los gitanos.

    Cobre amarillo, su carne,

    huele a caballo y a sombra.

    Yunques ahumados sus pechos,

    gimen canciones redondas

    Los gitanos representan el alma andaluza, el sentimiento, el misterio y el embrujo.

    Son el símbolo de la auténtica Andalucía, libre y pasional. Además, trata de romper con la imagen generalizada de que son gente peligrosa, gente que roba y que se pelea por cualquier cosa. Al contrario, en el Romancero se les ve como un pueblo noble y limpio.

    Me porté como quien soy.

    Como un gitano legítimo.

    (…)

    y no quise enamorarme

    porque teniendo marido

    me dijo que era mozuela.

    Para Lorca, el gitano representa el hombre primitivo y más inocente que el hombre moderno. Por eso, los gitanos viven en un estado menos corrompido y sus vidas y emociones son más puras. Admira su valor y su identidad única, incambiable, admira la pasión de sus bailes y de sus gestos. También se identifica con su arte, oscuro y lleno de brío.

    Y los gitanos del agua

    levantan por distraerse,

    glorietas de caracolas

    y ramas de pino verde

    Lorca usa los gitanos en sus romances porque puede entender su destino en la vida. Y este destino es el de un grupo marginal en la sociedad. A pesar de esta marginalidad, Lorca se fija en la habilidad de los gitanos para sobrepasar su maltrato por parte de la sociedad y usar esta pena y esta soledad para elevar sus tradiciones y sus pasiones.

    ¡Oh pena de los gitanos!

    Pena limpia y siempre sola.

    ¡Oh pena de cauce oculto

    y madrugada remota!

    Además habla sobre la represión a la que se ven sometidos por la Guardia Civil, que los trata como basura, y del contraste con los ingleses, a los que ve como lo opuesto al pueblo gitano.

    ¡Oh ciudad de los gitanos!

    En las esquinas banderas.

    Apaga tus verdes luces

    que viene la benemérita.

    En los picos de la sierra

    los carabineros duermen

    guardando las blancas torres

    donde viven los ingleses.

    4. Significado del símbolo de la luna.

    La luna aparece bastantes veces en estos poemas, con variedad de significados, pero siempre girando alrededor de un significado común: la magia, el embrujo, el poder de atracción de la luna. A partir de aquí, se dan varios sentidos en torno a la luna: el principal es el de la muerte, pero no una muerte desgarradora o dolorosa, sino apasionada, misteriosa, hipnotizadora.

    La luna vino a la fragua

    Con su polisón de nardos.

    El niño la mira mira.

    El niño la está mirando.

    Además, este poder de embrujo de la luna, la convierte en el centro de atención de los gitanos en muchos casos. Bailando o simplemente brillando consigue crear un vínculo con los gitanos. Les fascina, les lleva por donde quiere, y en cierta forma, les agrupa bajo su presencia.

    En el aire conmovido

    mueve la luna sus brazos

    y enseña, lúbrica y pura,

    sus senos de duro estaño.

    En otras ocasiones, tiene un sentido erótico, ayudando a crear un ambiente romántico y cálido. E incluso a veces se encuentra con un significado de esperanza, de ilusión renovada.

    En la orilla,

    un niño,

    ve las lunas y dice:

    ¡Noche, toca los platillos!

    5. Ejemplos del destino trágico de los personajes.

    Dos de los principales temas de Lorca son la pena y la muerte. Así, los personajes de su obra están casi siempre destinados a “acabar mal”, ya que Lorca busca enseñar el sufrimiento, la pena, la muerte a través de ellos.

    Ya en el primer romance (Romance de la luna, luna), el niño acaba siendo llevado por la muerte encarnada en la luna, y todos los demás gitanos lloran por ello en la fragua.

    Por el cielo va la luna

    con un niño de la mano.

    Dentro de la fragua lloran,

    dando gritos, los gitanos.

    En Reyerta, la pelea, la querella entre familias acaba con varios muertos a

    puñaladas.

    En Romance sonámbulo, el padre de la gitana deja subir a su novio a verla. Pero ella está muerta, y parece que el mozo también se está muriendo (al final se habla de un caballo y un barco, antiguos símbolos de la muerte)

    Verde carne, pelo verde,

    con ojos de fría plata.

    Un carámbano de luna

    la sostiene sobre el agua.

    En Romance de la pena negra, Soledad Montoya representa el sentimiento de pena, de profunda angustia, como dijo Lorca: “con una seguridad de que la muerte está respirando detrás de la puerta”

    ¡Soledad, qué pena tienes!

    ¡Qué pena tan lastimosa!

    Lloras zumo de limón

    agrio de espera y de boca.

    Otro ejemplo muy claro se da en los dos romances sobre Antoñito el Camborio, que personifica al gitano auténtico, y que es asesinado por sus cuatro primos.

    Tres golpes de sangre tuvo

    y se murió de perfil.

    Viva moneda que nunca

    se volverá a repetir.

    En Romance de la Guardia Civil española, la propia Guardia Civil, “ataca”, persigue a los gitanos, destrozando su “ciudad” e infundiendo un miedo terrible a todos.

    ¡Oh ciudad de los gitanos!

    En las esquinas banderas.

    Apaga tus verdes luces

    que viene la benemérita.

    También en los tres últimos romances históricos, aparecen varios ejemplos claros.

    Por el suelo, ya sin norma,

    brincan sus manos cortadas

    que aún pueden cruzarse

    en tenue oración decapitada.

    6. MÉTRICA DE LOS ROMANCES EN GENERAL.

    Como romances que son, Lorca utiliza la estructura formal de este tipo de estrofa. Es decir, versos octosílabos y rima asonante los pares, quedando sueltos los impares.

    El romance le da a los poemas el aire mitológico que Lorca quería, y la rima asonante remarca el hecho de que está contando una historia.

    7. METÁFORAS MÁS REPETIDAS EN LOS POEMAS.

    Esta obra está llena de metáforas, metáforas casi sin sentido, con imágenes casi irreales. Pero todo junto conforma un ritmo apasionado, transmite unas sensaciones que llevan a entrar en el mundo mágico de estos poemas.

    Por esta increíble variedad de metáforas, es difícil analizarlas en general, pero se puede decir que muchas pueden ser agrupadas bajo unas mismas “ideas”.

    Muchas metáforas consisten en transformar elementos naturales en personas, capaces de realizar acciones humanas. Esto le da a los poemas un ambiente mágico y hace ver la influencia de la naturaleza sobre los personajes.

    Y el cielo daba portazos

    al brusco rumor del bosque,

    mientras clamaban las luces

    en los altos corredores.

    Un cielo de mulos blancos

    cierra sus ojos de azogue

    dando a la quieta penumbra

    un final de corazones.

    También utiliza mucho un recurso de gran expresividad, consistente en describir un elemento utilizando atributos de otro, formando así una relación poética entre ambos que no hubiera existido sin esta “transferencia”.

    Negros maniquís de sastre

    cubren la nieve del campo,

    en largas filas que gimen

    su silencio mutilado

    Un ángel marchoso pone

    su cabeza en un cojín.

    Otros de rubor cansado

    encendieron un candil.

    Debido a la influencia gitana en la obra, hay metáforas en las que cosas normales son descritas desde un punto de vista gitano.

    Mientras el cielo reluce

    como la grupa de un potro.

    (por el amor gitano a los caballos)

    Otra metáfora muy utilizada es la de utilizar adjetivos que no son posibles, que parecen sin sentido, pero que expresan perfectamente una idea, una sensación concreta sobre algo. De esta forma, Lorca transmite sus pensamientos de manera que se puedan imaginar claramente.

    Moreno de verde luna

    anda despacio y garboso.

    Donde mi cuerpo sin venas

    consulta naipes helados.

    Con el alma de charol

    vienen por la carretera.

    Se puede decir, en general, que usa gran cantidad de metáforas para dar a la obra el ambiente mágico y enrevesado que posee. Estas metáforas son de gran calidad poética, y consiguen un nivel muy alto de expresividad en los poemas.

    8. TEMA DE CINCO ROMANCES.

    Romance de la luna, luna:

    Trata sobre el poder de atracción de la luna que encarna a la muerte, sobre cómo hipnotiza a sus víctimas. También describe a los gitanos.

    Preciosa y el aire:

    El tema principal es el miedo de los gitanos hacia el viento, hasta el punto de que la niña cree que este la ataca.

    Reyerta:

    La antigua pasión gitana, y como ésta desemboca en la violencia, que a su vez crea un clima dramático y oscuro.

    Romance de la pena negra:

    La pena del pueblo andaluz profundo, una pena que lo inunda todo. Esta pena provoca cambios importantes en las personas, y les hace buscar su auténtica personalidad, su alegría.

    Romance de la Guardia Civil española:

    Es la culminación del antagonismo gitanos - Guardia Civil, la persecución eterna, el odio y el desprecio entre ellos.

    9. CRÍTICA PERSONAL.

    Me parece una obra de gran calidad poética, y de un sentimiento pasional y profundo. Creo que sabe expresar perfectamente sus pensamientos, y plasmarlos de forma nítida en los poemas. Otra cosa que me llama especialmente la atención es la maestría de Lorca al combinar el arraigo y la tradición popular andaluza con la innovación poética.

    También me ha gustado la descripción de los ambientes y los personajes, a través de unas imágenes surrealistas y oscuras, siempre buscando representar el mundo gitano y sus características.

    Al margen de esto, la extensión de los poemas es apropiada, ya que mantiene la atención hasta el final.

    Por otra parte, me parece excesivo lo “absurdo” de algunas metáforas, creo que incomprensibles, y que hacen, a veces, que se pierda el hilo de la historia.

    Bibliografía

    *Enciclopedia Encarta 97.

    *GARCÍA LORCA, Federico: Romancero Gitano. Ed. Cátedra.

    *JOSEPHS, Allen y CABALLERO, Juan: Introducción al Poema del Cante Jondo y Romancero Gitano. Ed. Cátedra.