Robert Alexander Schumann

Música clásica. Compositor clásico romántico. Romanticismo musical. Vida y obras

  • Enviado por: Musica
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 7 páginas
publicidad

Robert Alexander Schumann, fue un compositor alemán. Uno de los máximos exponentes del movimiento musical romántico del siglo XIX.

Nace el 8 de junio de 1810 en Zwickau (Sajonia), por ser hijo de un librero mostró un precoz interés por la literatura y aunque su padre su padre favoreció la vocación musical de Robert, quiso destinarlo a la carrera jurídica.

A pesar de haber comenzado a estudiar piano desde muy niño, fue en 1819tras escuchar al pianista Ignaz Moscheles, cuando quedo fascinado por el instrumento y la música en general. También desde muy joven demostró su habilidad en la escritura

A la edad de 18 años, tras la muerte de su padre y siguiendo los deseos de su madre, Schumann ingresó a la Universidad de Leipzig en 1828 para estudiar la carrera de Derecho, pero su vocación musical era cada vez más firme y terminó por abandonar dichos estudios para dedicarse por completo al piano, decisión que no compartió con su madre.

Su principal maestro fue Federico Wieck, padre de Clara la futura esposa de Schumann.

Wieck fue un buen profesor y Schumann hubiese llegado a ser un gran pianista, pero una lesión irreversible que sufrió en uno de sus dedos y que más tarde le causaría una enfermedad en toda la mano que acabaría con su carrera de pianista , causada por un artefacto que invento él mismo para realizar ejercicios de apertura, favorecería el que Schumann se dedicase entonces por completo a la composición.

En 1830, quedo impresionado cuando escucho tocar a Niccoló Paganini, lo que lo llevo a recoger varias ideas de su música para la composición de una serie de obras , entre ellas la Sonata en si menor, escrita en 1831.

En 1834, en un intento por luchar contra lo que denomino “ filisteísmo artístico” , fundo “ La nueva Gaceta Musical ” (New Zeitschrift für Musik) importante revista destinada a ser órgano del progreso musical y a combatir el mal gusto de la música italiana reinante de los compositores extranjeros de mediocre valor.

Fue así como Schumann se convirtió en jefe de un partido, pero por su puesto no sin que su críticas mordaces le crearon enemistades, durante 10 años fue redactor único de esa Gaceta en la que escribió interesantes artículos de Chopin, Berlioz, Mendelssohn, etc; fue Schumann quien reveló más tarde la aparición de Brahms.

Ese mismo año compuso otra de sus grandes obras para piano, “El Carnaval”.

Su vida fue tortuosa y atormentada y cruzó con frecuencia la línea que separa la cordura de la locura, pero su entrega a la música ha legado a la humanidad una de sus más profundas y ricas obras.

Schumann es el prototipo del artista “romántico” en pleno sentido del término, desarrollando una vida y una obra que se confundían y fundamentaban el la interioridad y el la pasión creadora.

La introspectiva, el estudio y la búsqueda convertida en aventura de todos los fenómenos, interiores o exteriores, eran para él los objetivos fundamentales para la obra poética y artística.

Schumann hizo suyos los ideales formulados por Jean Paúl Richter en 1804, los de ser al mismo tiempo “ poético, pictórico y musical ”, encontrando en el seno del universo la armonía de las cosas y los seres y, a través, de la vida oculta, revelar su verdadera naturaleza, así como sus más secretos sentidos.

Después de muchas dificultades y a pesar de la negativa de Friedrich Wieck, Schumann se casó en 1840 con la pianista Clara Wieck, hija de su maestro y gran pianista Clara fue pianista desde los ocho años y compositora alemana, nació en Leipzig, al igual que Schumann también estudio con su padre Friedrich, cuando se casó con Schumann ya era conocida en Europa. Dio a conocer muchas composiciones para piano de Schumann, incluido su concierto para piano y orquesta en la menor, Opus 54 (1845).

Editó las obras completas de su esposo y desde 1872 hasta 1892, fue profesora en el Conservatorio de Frankfurt. También ayudo a promover la música de su amigo de toda la vida, Johannes Brahms.

El amor de Clara le inspiro a Schumann algunas de sus obras más famosas, entre otras, muchos lieder, y piezas para piano. Poco a poco fue desarrollándose en él, el deseo de escribir obras mayores, que aparecen a partir de 1841.

El año de 1840, marca el punto más alto de su vida, tanto a nivel personal como creativo, ya que por un lado goza de gran felicidad personal por su matrimonio con Clara y por el otro, ha obtenido cierto prestigio público y las piezas que había publicado con problemas a lo largo de los años anteriores, le valieron un reconocimiento que hasta entonces le había sido negado.

Se había puesto de moda, sobre todo en Alemania, un tipo de concierto en el que el piano ya no estaba integrado, (como en Mozart y Beethoven) sinfónicamente en la orquesta si no que reinaba el olímpicamente el solista y el virtuosismo.

Por eso Schumann lo cambiara mostrando nuevamente y al mismo tiempo con originalidad creadora, la necesidad de conjugar al piano y a la orquesta, de manera que el solista pudiera desarrollar toda la riqueza de su arte y su instrumento y que también pudiera hacerlo la orquesta, con toda su variedad sonora.

La partitura de la primera sinfonía la cual terminó de componer en 1841, lleva el subtítulo de “ Sinfonía de la Primavera” , por ser alusivo a la felicidad que gozaba Schumann después de su unión con Clara.

La atmósfera de introducción lenta sugiere un tiempo tempestuoso de marzo que va modificándose lentamente para evocar el estallido del calor primaveral.

El segundo movimiento evoca una bella noche de mayo y su último tema de matiz soñador se convierte en el motivo principal del Scherzo que le sigue. Este comprende dos tríos contrastados, lo que era una innovación realmente original y una coda con carácter fugitivo. Robert compuso solo cuatro sinfonías.

Compuso 138 lieders, entre los que se encuentran las colecciones de Liederkreis, Myrthen, Amor y Vida, Los Amores del Poeta, etc.

Las composiciones de Schumann para piano suelen ser expresiones musicales sobre temas literarios y estados de ánimo. Su interpretación se considera de las más difíciles para éste instrumento, no solo por la densa escritura y dificultades técnicas, sino también por el clima fantástico y misterioso que debe acompañarlas.

Sus obras para piano son colecciones de piezas cortas en las que una pequeña idea deriva en la creación de toda la obra a través de una sencilla organización , a excepción de “La Fantasía” en Do mayor, y los “Estudios Sinfónicos”.

Recién fundado el conservatorio de Leipzig, solicitó los servicios de Schumann para formar parte del profesorado, pero, después de intentarlo se sintió incapaz de enseñar y abandonó el puesto.

En Dresde (1844), fundo la Sociedad de Canto Coral. En 1850 fue nombrado director musical de Dusseldorf, pero una enfermedad mental que padecía desde la adolescencia, lo hizo dimitir en 1854, después de un intento de suicidio arrojándose al Rhin, y siendo milagrosamente salvado, fue ingresado a una clínica para enfermos mentales en Enderich cerca de Bonn, muere dos años después, víctima de una terrible enajenación mental, el 29 de julio de 1856, a los 52 días de haber cumplido 46 años.

Schumann decía que toda obra debía ser concebida en un momento místico, bajo el impulso del corazón.

Clara después de la muerte de su esposo Robert, se convirtió en una de las mejores pianistas de su época, y realizó giras constantes para poder mantener a su familia.

Su Obra:

Schumann escribió música instrumental y vocal. Su música instrumental comprende :

*Obras para piano: Estas son en general más importantes por su calidad, que por su extensión y pueden clasificarse en dos grupos: Obras de Pequeñas Proporciones y, las Obras grandes de Forma Clásica. Las más célebres entre las primeras son: las Escenas de Niños (Kinderscenen), aquí el compositor traduce musicalmente, sin recurrir al empleo de fórmulas descriptivas, la ingenuidad del alma infantil con sus diferentes matices. Entre las grandes figuran: los Estudios Sinfónicos en los que emplea el procedimiento de la variación beethoveniana; las Sonatas, en número de tres, la más célebre de las cuales es la Sonata en Fa sostenido menor, en cuatro movimientos, plena de hermosas ideas y desbordante de vida, a pesar de sus grandes proporciones y de cierto desorden que se nota en el plan general. Por ultimo, la Gran Fantasía, considerada la obra maestra de la música para piano de Schumann, es de un carácter apasionado y de una gran originalidad de forma.

*Música de Cámara: Escribió varios Tríos y Cuartetos de cuerdas, dos Sonatas Para Piano y Violín y un Quinteto.

Las más célebres son: Quinteto para piano y el Trío en Re menor.

*Música Orquestal: Comprende cuatro Sinfonías, algunas Oberturas y algunos Conciertos. En sus sinfonías Schumann se muestra inferior pues estas obras parecen más bien haber sido concebidas para el piano y luego transcritas para orquesta, de donde resultan ciertas lagunas y deficiencias en la instrumentación. En cambio, su Concierto en La menor para piano y orquesta es una obra maestra, de forma cíclica y de vastas proporciones.

Su música vocal comprende:

*Los Lieder: Schumann es el legítimo sucesor de Schubert por lo que respecta al Lied. Gracias a él , este género alcanza un grado de perfección y una delicadeza de sentimientos insospechados. La melodía Schumanniana, menos simétrica que la de Schubert y también más libre se adapta admirablemente a las palabras.

Si el Lied de Schumann es menos teatral que el de Schubert, tiene en cambio mayor refinamiento, en más íntimo, más concentrado y conciso.

*Oratorios Profanos: Son tres “El Paraíso y la Perí” “Fausto” y “Manfredo”. Estas obras son especies de poemas sinfónico-vocales que participan a la vez de la música dramática y música épica. “El Paraíso y la Perí” es una obra muy melódica y de fina sensibilidad, pero cuya falta de marcados contrastes la hace un poco monótona . “Fausto” es la obra coral más considerable de Schumann. Tardó nueve años en componerla; En “Manfredo” Schumann se identifica con el personaje creado por el poeta ingles con quien tenía muchos puntos de contacto.

Influencias de la Obra de Schumann:

Schumanna puede considerarse como la más alta expresión del Romanticismo musical en Alemania. Tiene una personalidad inconfundible; a quien más se asemeja, por su espíritu y por el carácter íntimo de toda su obra es a Chopin. En su música alternan constantemente los pasajes impetuosos con los de carácter melancólicos. Estos dos aspectos de su personalidad los personifica el mismo Schumann en las figuras simbólicas de Florestan y Eusebius. En casi toda la música Schumanniana hay una gracia refinada y una riqueza rítmico-melódico que no es frecuente hallar en las obras de sus contemporáneos.

Sus dos méritos principales son: El haber llevado la música de piano a una altura extraordinaria, usando de este instrumento como un verdadero poeta; y al haber igualmente llevado el Lied a un grado de perfección suma.

Su influencia como pianista y como compositor del lieder ha sido enorme, no sólo por la novedad de su técnica, que es originalísta, sino por el contenido ideológico y sentimental que encierra siempre su música. Brahms es uno de los compositores que ha sufrido más directamente su influencia.