Rinconete y Cortadillo; Miguel de Cervantes

Siglo de Oro de la literatura española. Narrativa del Renacimiento. Novelas ejemplares. Ingrediente picaresco. Argumento. Personajes. Ambiente

  • Enviado por: Toni
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


La novela está construida mediante la adición de una serie de episodios diferentes, que tienen unidad y composición gracias a la presencia permanente en ellos bien como protagonistas o espectadores de los personajes principales, Rincón y Cortado. Además destacando el carácter cómico de la obra que la diferencia de las demás obras picarescas.

1ªParte. - Presentación:

Rinconete y Cortadillos pícaros, donde los personajes son claramente los protagonistas.

2ªParte.- Patio de Monipodio:

Donde pasan a ser observadores regocijándose de las acciones que ocurren ante sus ojos., Desmarcándose de dichas acciones mediante las burlas y críticas.

Presentación:

El autor sitúa el escenario y describe detalladamente la apariencia física de los protagonistas, utilizando un tono desenfadado y clarificando la calidad de la vestimenta de los mismos que nos hace indicar la filiación de lo narrado con el mundo picaresco.

El autor una vez que ha introducido al lector en situación, deja de inmediato la palabra a sus personajes, para que finalicen su presentación con sus dichos y hechos, lo que nos hace ver; las diferentes formas de descripción entre el autor y los protagonistas, aumentando así, la calidad de la obra. Consiguiendo Cervantes así dar vida propia a los personajes. Finalizada las presentaciones por parte de los protagonistas comienza la acción narrativa propiamente dicha.

Patio de Monipodio:

Segunda parte de la novela. En ella los protagonistas pasan a ser espectadores de

la acción que en el patio se desarrolla. Ello supone una mayor amplitud de

perspectiva de autor en Cervantes, quien a la vez desdobla su visión de autor-

espectador, se convierte a mi juicio en el tercer espectador de lo que en dicho

patio ocurre.

En esta segunda parte de la obra se intensifica los recursos parecidos en la

anterior, tales como descriptivismo minuciosos de los escenarios, el dramatismo o escenificación teatral de lo narrado, la chispeante comicidad de los episodios.

Así como el Paso de Rinconete y Cortadillo a meros espectadores de la acción

debe explicarse como consecuencia del descenso en la escala social que supone

la cofradía de los delincuentes sevillanos respecto a la escala de valores de

ambos jóvenes, distinguiendo en todo momento entre el bien y el mal. siendo

sus picardías sólo eso, sin traspasar el nivel de delincuencia.

La comicidad del relato en la primera parte dependía de la propia acción y travesura de los muchachos y emanaba de la simpleza de sus víctimas, ahora lo divertido procede de la barbarie de los pícaros-delincuentes de la cofradía, y es independiente de la voluntad de éstos y consecuencia de su ignorancia y de su incapacidad de distinguir entre lo bueno y lo malo, destacando la superioridad moral de Rincón y Cortado, frente a Monipodio y sus gentes. En el camino los protagonistas son interpelados por un esportillero el cual les habla en lengua de jerga que ambos no entienden lo que puede avalar mucho más lo anteriormente mencionado en lo referente a la distancia entre picardía y el delito del delincuente propiamente dicho.

En este parte de la obra los elementos teatrales, se intensifican y duran hasta el final del relato, la disposición de los personajes es sucesiva y gradual con ademanes, gestos y actuaciones mudas que reproducen el movimiento y mímica de los actores en una representación teatral. Dicha descripción y los diálogos que se establecen reflejan la técnica de los graciosos de las comedias y entremeses del siglo XVII, con los errores léxicos propios de la ignorancia del hablante abundando para evitar los anteriores una gran cantidad de gestos y graciosas verborreas.

El final de la obra concluye como es lógico en el patio y con la dispersión de todos los personajes. Pero destacando la lectura de Rinconete del libro diario de Monipodio, el cual reflexiona sobre la vida que llevan y sobre las gentes que les rodea a ellos y a la ciudad de Sevilla, prometiéndose así mismo y a su amigo Cortadillo que en pocos meses saldrán de aquella vida tan peligrosa y de incertidumbres, que les acecha continuamente; no sin antes, cumplir las ordenes de Monipodio, recibiendo el destino de la Torre del Oro como zona para cometer sus fechorías.

Episodios:

Episodio del Arriero: Constituye el primer suceso en él quedan patentes la

habilidad, picardía y valor de ambos protagonistas. Poniéndose en practica la

teoría aprendida por ambos. Siendo dicho episodio totalmente autónomo y

finalizado por las explicaciones de la ventera.

Episodio de los viajeros; El menos simpático de todos los que constituyen la

novela y el más próximo a los auténticos relatos picarescos.

Episodios del sacristán: Suceso más cómico de la primera parte de la obra y cuya

función de enlace con la segunda parte es notoria. El autor se vale de técnicas

teatrales, propias del género del entremés para reforzar la comicidad de la acción

relatada. Siendo los elementos cómicos de tal intensidad que la acción de robar

pase a un segundo plano, en la percepción del lector, siendo el objeto del mismo

el desarrollo y finalización de la picardía y gracia del jovenzuelo.

Episodio de Cariharta y Repolido: Sin duda alguna los temas de amor es

también reflejados por el autor en esta obra (tal como también reflejo en su obra

cumbre el Quijote, con el protagonista y Dulcinea), pero de forma cómica y en

parodia. Reflejando el amor existente entre prostitutas y rufianes. Haciendo el

autor un símil entre los relatos de amantes enamorados y manifestando dicho

amor mediante caricias y ternezas, según el código amoroso, el amor entre los

personajes de la obra serán afianzados mediante golpes y malos tratos,

destacando la fanfarronería de los valientes ante sus posibles amadas (las

prostitutas), y la cobardía a la que hacen gala en presencia de la justicia. Siendo

el ritmo dramático del entremés el que marque la construcción de este pasaje

Intensificándose el mismo con los bailes y las coplas.

Episodio del Caballero y la Cuchillada: delitos por encargo: El pasaje nos

muestra las otras actividades que lleva a cabo el sindicato de delincuentes;

Tanto el hecho en sí como la dialéctica con que justifican su proceder reafirman

la prioridad de lo cómico sobre lo moralizante en el relato. Además da lugar a

una sintética relación de las restantes actividades que la cofradía efectúa por

encargo de terceros y que conocemos en la lectura del libro de memoria de

Monipodio. El pasaje tiene una función similar a la relación anterior que

Monipodio mismo hizo a Rinconete de las ocupaciones de los diversos tipos

reunidos en el patio y que se produjo en el tiempo transcurrido entre el fin de la

comida y la llegada de Repolido.

Con la dispersión de los reunidos concluye la obra. Lo sucedido en el patio es un

fresco de las actividades de la cofradía en un día cualquiera. Sólo resta como

epílogo, una recapitualación y enumeración de lo allí observado, que Cervantes

como anteriormente e citado pone en el pensamiento de Rinconete quien resalta

los aspectos cómicos de tal vida y tales gentes. Incluyendo una leve crítica

moralizante acorde a la intencionalidad ejemplificadota dela colección de

noveles incluidas en las Novelas Ejemplares. Destacando la crítica a la

justicia sevillana por permití dicho sindicato.

Personajes:

Principales.

Pedro Rincón: es un muchacho de unos quince años marginado. Hijo de un bulero. Es capaz de timar con juegos de cartas a cualquiera dondequiera sin las cartas marcadas, esta habilidad le proporciona el pan de cada día. Además influye de manera intensa en Cortadillo,

Diego Cortado: Es con Rinconete el otro personaje principal de la primera parte de la obra. Es un muchacho un poco más joven que Rinconete, hijo de un sastre y calcetero como demuestra en la obra, aprendió a robar desde pequeño y esta es su gran habilidad que le da de comer.

Monipodio: es el jefe de la mafia sevillana. Tiene unos cuarenta y cinco años, y se nos muestra como el más rústico y disconforme bárbaro del mundo. Él suministra y reparte el trabajo para su gente y además los oculta pero siempre quedando honrado y dejando una parte a vírgenes y santos.

Secundarios.

Vieja Pipota: Vieja beata, cuya labor en la cofradía es la de encubridora. Además personaje que se asemeja mucho desde el punto de vista literario a la Celestina de Fernando Rojas,

Cariharta: Es una prostituta que se presenta en el patio herida por la paliza que le había dado su amante Repolido. Sin embargo ella sigue amándolo, descripción de las relaciones amorosas de personajes de este tipo de clase social.

Gananciosa: Otra de las prostituta que es protegida por Monipodio consuela a Cariharta en la escena de su presentación después de observar la paliza recibida por su amiga. Su protagonismo es de gran notoriedad en la segunda parte de la obra.

Chiquiznaque y Maniferro: Son dos bandidos de la cofradía de Monipolio. El segundo debe su nombre a una mano de hierro tiene. Como Gananciosa, interviene con frecuencia en la segunda parte de la obra.

Ambientales:

Arriero: jugo a las cartas con Rincón y Cortadillo, sufriendo la estafa de estos.

Ganchuelo; es el mozo que introduce a los protagonistas en la cofradía de Monipolio.