Rinconete y Cortadillo; Miguel de Cervantes

Siglo de Oro de la literatura española. Narrativa del Renacimiento. Novelas ejemplares y picaresca. Argumento. Personajes. Lenguaje de germanía

  • Enviado por: Jairo Meana
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

RESUME EL CONTENIDO DE CADA PARTE:

1ª Parte:

Esta parte habla de cómo se conocen Rincón y Cortado. Esto sucede en la venta del Molino, entre Castilla y Andalucía, un día caluroso de verano. Iban ambos muy mal vestidos, con ropas semirrotas y sucias. Se presentaron entre ellos y demostraron uno al otro la habilidad que les caracterizaba; la de Rincón ganar a dinero a los naipes y la Cortado coser (con sus derivados). Contándose sus historias descubrieron que los dos se habían ido de casa aunque Rincón para gastar el dinero que le robó al padre y Cortado para despeñar su oficio en Toledo. De esta manera decidieron no separarse y convertirse en amigos ya que podrían necesitarse el uno al otro. Más tarde creyeron conveniente ir a Sevilla para ganarse la vida dónde, casualmente una caballería de mercaderes se dirigían, así que les llevaron. Una vez allí, Rincón y Cortado, robaron todo lo que pudieron a las personas que les habían llevado hasta Sevilla y se escaparon para “vivir a su aire”. Encontraron un oficio que utilizaron como tapadera para realizar sus pequeños hurtos por el mercado hasta que un mozo esportillero les vio.

2ª Parte:

La segunda parte cuenta que este mozo les advirtió que debían registrarse en la cofradía de Monipodio para no tener problemas, por lo que lo hicieron sin dudarlo. Una vez allí, en la casa de Monipodio, se presentaron a y compartieron con él sus respectivas historias. Al oírlas Monipodio, le llamó especial atención sus edades por lo que, como consecuencia de éstas, decidió llamarles Rinconete (Rincón) y Cortadillo (Cortado).

En ésta casa vivieron multitud de historias, entre las que destaca la que le ocurrió a Juliana de Cariharta. Ésta llegó toda llorosa y magullada a la casa de Monipodio, éste la tranquilizó y ello le contó lo que le había sucedido. Resulta que su pareja, Repolido, la había llevado a unas tierras para intentar violarla, pero al resistirse, le pegó varias veces hasta que la dio por muerta. Pero ya sana y salva, su compañera la Gananciosa y demás amigas la curaron y la dejaron descansar. Al poco rato Repolido acudió a casa de Monipodio para reclamar la presencia de su cónyuge ya que se había enterado de que estaba allí. Gananciosa y Monipodio, muy enfadados, no le permitían entrar pero Cariharta, que le oyó, suplicó que le dejasen entrar; por lo que aceptaron a regañadientes. Repolido se disculpó y se mostró muy arrepentido por lo que fue perdonado.

Después, Monipodio pidió a uno de los muchachos que le leyese un libro que recopilaba todos los planes y todas las hazañas que tenían planeadas él y sus compañeros de “oficio”, para repasar si les faltaba alguna tarea por concluir. Se dieron cuenta que una estaba aún sin finalizar y aprovechando la presencia del personaje que debía desempeñarla, Monipodio le llamó la atención, pero no le dio más que excusas para no acabarla.

Más tarde, Monipodio encomendó a Rinconete y Cortadillo sus correspondientes distritos porque consideraba que ya estaban preparados para desempeñar el oficio como cualquiera de sus compañeros. Esos distritos se los enseñó Ganchoso, quien les dio algunos consejos; y por otra parte todos acabaron felices porque Cariharta se amigó con Repolido (como he contado antes) y las amigas de ésta, como Gananciosa, encontraron alguien con quien compartir sus aventuras.

3ª Parte:

En esta tercera y última parte Rinconete habla de todas las observaciones que ha hecho y que le han llamado la atención. Le asombraba e, incluso, le daba risa los vocablos que utilizaban Monipodio y la gente de su alrededor. También le sorprendía que estas gentes estaban convencidas de que iban a ir al cielo, sin darse cuenta de que cometían una gran cantidad de hurtos y estafas, nada parecido al que Rinconete tenía de una persona válida para acabar estando al lado de Dios.

ANALIZA LOS RASGOS DE LAS DOS PRIMERA PARTES:

1ª Parte:

Los rasgos que presenta de la novela picaresca son los siguientes:

  • Es una novela que presenta partes casi autobiográficas: el protagonista cuenta su vida desde la infancia hasta la situación en la que se encuentra en el momento de narrar.

  • En protagonista es un antihéroe: hijo de padres sin hora, de orígenes humildes, no le mueve ningún ideal espiritual ni la fama o el honor. Guiado por la primaria necesidad de vivir, aspira únicamente a asegurarse la existencia, principalmente a no pasar hambre.

  • El protagonista, por su desarraigo social, es u personaje itinerante que anda siempre de un lugar a otro, sirviendo a varios amos (lo cual permite al narrador recorrer todas las clases sociales.)

  • El protagonista aspira, en vano, a mejorar su situación social.

  • Es una novela realista que, es posible que muestre el estado de la sociedad de la época.

2ª Parte:

Las características de esta parte según la jácara son las siguientes:

  • Es una narración que cuenta las aventuras de pícaros.

  • Sus protagonistas son de origen humilde y que, generalmente se han ido de casa para ganarse la vida.

  • El tipo del lenguaje que utilizan los personajes es una muestra su poca cultura o educación, es decir, emplean unos vocablos de carácter vulgar.

Señala rasgos del grupo social de la cofradía:

Cervantes parece que crea este grupo social para denunciar, de una manera irónica, la degradación moral que está sufriendo la sociedad española del S. XVI.

Este grupo presenta una organización bastante “inusual”. Monipodio es el jefe y el encargado de encomendar las tareas, pero los encargados de realizarlas no parecen unos profesionales, de hecho, en ocasiones presentan excusas sin sentido por sus incapacidades.

Por otra parte, el ambiente que existe en la casa de Monipodio es bastante extraño. Allí se juntan para divertirse y planear sus tareas pero de una manera un tanto “chapucera”, falta de profesionalidad,...

En cuanto a la pregunta de si es una parodia de otras formas de organización profesional hay que decir que sí ya que (como he explicado anteriormente) Cervantes crea una cofradía de asesinos que cree estar haciendo todas las cosas de una manera correcta y decente.

SEÑALA PALABRAS DE LA GERMANÍA Y COMÉNTALAS:

A continuación presento las palabras de la germanía que he encontrado en la novela. Para una mejor y más rápida lectura las he clasificado en la siguiente tabla, en la que aparece también su respectivo significado:

PALABRA

SIGNIFICADO

Entrevar

Entender

Murciar

Robar

Finibustarrae

La horca

Envesados

Azotados en el envés

Gurapas

Galeras

Guro

Alguacil

Trena

Cárcel

Gurullada

Alguaciles

Levas

Trampas o tretas

Cica

Bolsa

Trainel

Chico criado de rufián o mujer pública

Sorna

Noche

Palanquines

Ladrones

Rufo

Rufián

SEÑALA LAS INCORRECCIONES LINGÜÍSTICAS:

Al igual que en el apartado anterior voy a clasificar todas las incorrecciones lingüísticas que he encontrado en una tabla:

PALABRA

SIGNIFICADO

Camuza

Gamuza

Desa

De esa

Déste

De éste

Priesa

Prisa

Aquesas

Aquellas

Lición

Lección

La guía

El guía

Sor

Sr.

Desanime

Examine

Naufragio

Sufragio

Ansí

Así

Media nata

Anata o renta

Contino

Continuamente

Entrujar

Entrojar

Notomía

Anatomía

Negrofeo

Orfeo

Arauz

Eurídice

Marión

Anfión

Judas Macarelo

Judas Macabeo

Secutor

Ejecutor

Cabe señalar que la causa de los errores en la mayoría de estas palabras en la incultura, pero también parece haber un reducido número de ellas que parecen ser fruto de la lengua de la época.

Descripción de los hampones

Cervantes describe a los hampones como personajes fríos y directos, es decir, que no se preocupan por la apariencia que dan a los demás y que van a lo que tienen que hacer sin dar ningún rodeo. Por ejemplo, Cervantes cita dos estudiantes que pasean por el patio de la casa de Monipodio sin saludar ni a Rincón ni a Cortado. Además, cita una vieja que, también sin saludar, se dirige a una capilla para adorar a la virgen con gran devoción. En conclusión, Cervantes hace referencia a los hampones como unos individuos que van a lo suyo sin reparar en caer bien a la gente.

Por: Jairo Meana Jiménez