Rimas; Gustavo Adolfo Bequer

Literatura española contemporánea del siglo XIX. Poesía del romanticismo. Estilo. Métrica

  • Enviado por: Huevi
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad

RIMAS

Gustavo Adolfo Bécquer comenzó a publicar sus Rimas en revistas, en el siglo XIX, durante el moviendo cultural del romanticismo. Las recopiló en un manuscrito pero éste se extravió y él mismo las volvió a reunir en un libro llamado Libro de los Gorriones, que sería publicado tras su muerte por unos amigos con el nombre definitivo de Rimas. Es posiblemente lo más interesante de toda su producción literaria aparte de sus Leyendas.

Aunque teóricamente Bécquer escribe durante el periodo posromántico, su obra poética contiene todas las características típicas del romanticismo: el amor melancólico, la incorporación de los sentimientos del poeta a la obra, las abundantes referencias a la naturaleza, y la sensación de la fugacidad de la vida

La poesía de Bécquer es sencilla e intimista. Predomina el uso del yo y el , referido a una mujer a la que siempre va dirigida la poesía.

La mayoría de sus rimas son combinaciones de versos octosílabos y endecasílabos formando estrofas de no más de ocho versos, agrupadas en poemas de una, dos, tres o cuatro estrofas.

Los temas más importantes en los que basa sus poesías, se dividen en cuatro bloques:

  • I-XI: habla de la propia poesía, de la figura del poeta. Su único motivo y destinatario será: la mujer, la gran inspiradora del poeta.

  • XII-XXIX: el amor esperanzado. En este bloque habla y describe a la mujer perfecta, a la mujer ideal e inalcanzable

  • XXX-LI: Es la más abundante, y está constituido por rimas amargas y dolientes, con tonos que van de la melancolía hasta la ira y la desesperación. Habla sobre el dolor de los celos, del desengaño, de la soledad, de la ruptura, de la infidelidad. Trata el arrepentimiento y la frustración hacia un amor no conseguido

  • LII-XC: la melancolía, la monotonía de la vida sin amor.

 Bécquer utiliza recursos semánticos como la metáfora: “…mientras el aire en su regazo lleve…”;las abundantes interrogaciones retóricas: “De dónde vengo?...¿A dónde voy?...”; personificación: “donde habite el olvido”;comparación, estableciendo una relación entre dos términos: “…tus palabras parecen lluvias de perlas…”; aliteración: “Como se arranca el hierro de una herida su amor de las entrañas me arranqué…”. Y algunos recursos morfosintácticos como el hipérbaton, que altera el orden normal de la frase: “…del salón se detuvo en un extremo…”; anáfora, repitiendo una palabra o un grupo al comienzo de varios versos: “Mientras haya unos ojos que reflejen los ojos que los miran, mientras responda el labio suspirando al labio que suspira, mientras…” adjetivos: “del cuerpo abandonado al dulce peso hundido…”.

Utiliza diferentes tipos de estrofas, las más abundantes, la copla de pie quebrado y el serventesio.

Predominan los metros tradicionales endecasílabos y heptasílabos que combinan sin ningún tipo de estrofa fija.

La poesía de sus rimas es frágil, sensitiva y a veces muy tierna. Es constantemente asaltado por un sentimiento de desprecio hacia si mismo, pero muchas veces colmado de júbilo por efectos del amor. Bécquer busca la expresión de sus más profundos sentimientos a través de una poesía cargada de imágenes simbólicas q nos ofrece un mundo de realidades inexplicables. Se puede considerar a Bécquer como la máxima inspiración de los poetas modernistas