Rimas; Gustavo Adolfo Bécquer

Literatura española del Siglo XIX. Romanticismo en España. Rima XI, LI. Argumento. Personajes principales, secundarios. Recursos estilísticos

  • Enviado por: Nyla
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

ÍNDEX

» RIMA XI Pág.2

» RIMA LI Pág.5

RIMA XI

La rima XI de Gustavo Adolfo Bécquer, presenta el argumento de la búsqueda de la amada perfecta para el autor, Gustavo Adolfo Bécquer. (Verso 1 - Verso 15). Al autor ninguna de las candidatas le parece apropiada (Verso 1.3 “Yo soy ardiente….está llena”; Verso 6-8 “Mi frente es…guardo un tesoro”), sin embargo, una última, con una serie de características (Verso 11-14 “Yo soy un sueño…no puedo amarte”) que la hacen ser una persona inalcanzable, es a la que Bécquer elige como su ideal de mujer. (Verso 14 “¡Oh, ven: ven tú!).

EL tema principal que podemos encontrar en el poema es el de la búsqueda de la mujer ideal de Bécquer, es decir, el tipo de mujer que le gusta al autor, pero como se puede observar es alguien a quien el nunca podría llegar a tocar (Verso 14 “…soy intangible”), por lo tanto, el tema de esta rima es el del amor imposible (verso 14 “no puedo amarte”).

Esta rima está caracterizada por su intimismo y la brevedad propia del posromancismo (ejemplo, rima 3 “mi alma está llena”), la poesía se identifica con lo femenino (Verso 1 “morena”; verso 6 “pálida”) y por último también se puede observar como hay metáforas tomadas de la naturaleza (verso 12 “niebla y luz”). Además, el poeta es el encargado de transmitir dicha poesía. La rima presenta musicalidad y ritmo lo que hace más amena su lectura.

El poema está formado por un diálogo constante entre tres mujeres candidatas al corazón de Bécquer, y el propio Bécquer, que se encarga de despedir (verso 5 “No es a ti: no”) o elegir (¡Verso 15 “¡Oh, ven: ven tu!”) a la candidata que el considera apropiado. Asimismo durante los diálogos en los que participan las mujeres, estas mujeres se auto describen constantemente, exponiendo sus cualidades al personaje protagonista.

El lenguaje empleado es un lenguaje bastante fresco, puesto que en este movimiento literario (posromanticismo) el lenguaje usado ya era bastante coloquial y muy sencillo de entender (ejemplo verso 6 “Mi frente es pálida, mis trenzas de oro”). Además en la rima predomina el tiempo verbal presente de indicativo (Verso 1-2 “soy”; Verso 5 “es”). Hay bastantes adjetivos (verso 1 “ardiente; verso 6 “pálida”, entre otros) y sustantivos (verso 2 “pasión”; verso 6 “oro”, entre otros).

La acción de este poema no sucede en ningún lugar del que podamos tener referencia alguna, por lo tanto no le daremos mucha importancia a cuando surge dicha acción.

En la rima XI aparecen e intervienen activamente cuatro personajes, de los cuales tres son mujeres, y uno es un hombre. Podemos clasificarlos en principales y secundarios:

» Personajes Principales:

 El autor: Es Gustavo Adolfo Bécquer, puesto que es el autor el que se encarga de transmitir la poesía. Sabemos que le gusta el amor imposible (cuando dice que venga la mujer que es en sueño, imposible).

» Personajes Secundarios:

 La mujer que aparece en la primera estrofa: Es una mujer ardiente y morena (verso 1), es el símbolo de la pasión (verso 2), considera que de goces su alma está llena (verso 3), y espera ser elegida por G. A. Bécquer (verso 4 “¿A mi es a quien buscas?”).

 La mujer que aparece en la tercera estrofa: Es una mujer rubia (verso 6 “mis trenzas de oro”), de piel blanca (verso 6 “mi frente es pálida”), que puede hacerle feliz continuamente (verso 7 “brindarte dichas sin fin”), que se considera muy tierna (verso 8 “ de ternura guardo un tesoro”) y que espera ser elegida por G. A. Bécquer (verso 9 “¿A mi me llamas?”).

 La mujer que aparece en la tercera estrofa: Es una mujer imposible y cristalina ( verso 11 “soy un sueño, un imposible”), una mujer transparente que no se puede tocar (verso 12-13 “vano fantasma…soy intangible”), y que no puede amar al autor (verso 13 “no puedo amarte”).

El poema está formado por tres estrofas:

 Primera estrofa: (verso 1-5 “Yo soy ardiente…no”). En esta primera estrofa se dan las cualidades de una de las mujeres aspirantes al corazón del personaje principal (verso 1-4). Bécquer la rechaza (verso 5).

 Segunda estrofa: (verso 6-10 “Mi frente es… me llamas?). En esta segunda estrofa se vuelven a dar las cualidades de una segunda pretendiente al corazón de Bécquer (verso 6-9). Bécquer la rechaza al igual que la anterior (verso 10).

 Tercera estrofa: (verso 11-13 “Yo soy un… puedo amarte”). En esta tercera y última estrofa se presenta una mujer con una serie de cualidades que la presentan como una mujer inalcanzable e imposible para el autor (verso 11-13). Bécquer la desea (verso 15).

Este poema está incluido dentro del grupo de las poesías del AMOR de Bécquer, que están constituidas desde la rima IX hasta la XXX.

EL poema está formado por quince versos divididos en tres estrofas, con cinco versos cada una.

Los tres primeros versos de cada estrofa son decasílabos, mientras que los dos últimos son pentasílabos. En la medida de los versos, se producen sinalefas, por lo que puede ser en una ocasión un verso pentasílabo, como en otra ocasión si no se cuentan las sinalefas, puede ser tetrasílabo. Riman los impares y los pares son libres. Presenta un tipo de poema parecido al serventesio aunque presenta muchas características también que pueden diferenciarle de él, como que aquí cada estrofa tiene cinco versos y no cuatro, y que no todos son de arte mayor. El análisis métrico es el siguiente:

—Yo soy ardiente, yo soy morena,

yo soy el símbolo de la pasión,

de ansia de goces mi alma está llena.

¿A mí me buscas?

—No es a ti, no.

—Mi frente es pálida, mis trenzas de oro:

puedo brindarte dichas sin fin,

yo de ternuras guardo un tesoro.

¿A mí me llamas?

—No, no es a ti.

—Yo soy un sueño, un imposible,

vano fantasma de niebla y luz;

soy incorpórea, soy intangible:

no puedo amarte.

—¡Oh ven, ven tú!

Los recursos estilísticos empleados son los siguientes:

-Antítesis: Verso 12 “niebla y luz”; verso14-15 “no puedo amarte…¡Oh, ven, ven tú!”

-Hipérbaton: verso 5 “No es a ti: no”; verso 10 “No, no es a ti”; verso 3 “de ansia de goces mi alma está llena”.

-Hipérbole: Verso 8 “de ternuras guardo un tesoro”.

-Interrogaciones: Verso 4 “¿A mí me buscas? “; verso 9 “¿A mí me llamas?”.

-Metáfora: Verso 2 “símbolo de la pasión”; Verso 5 “trenzas de oro”; Verso 11 “Yo soy un sueño”; verso 12 “vano fantasma de niebla y luz”; verso 13 “soy incorpórea, soy intangible”.

-Metonimia: Verso 6 “trenzas de oro” (se refiere a que su cabello es rubio); verso 8 “tesoro” (se refiere a que le sobra cariño, ya que tiene muchísimo de eso).

-Paralelismo: Las tres estrofas, puesto que en todas se repite la estructura, los tres primeros versos de cada estrofa describen a la mujer, el cuarto verso es la pregunta que le hace la mujer al protagonista, y la última y quinta la contestación de Bécquer.

-Reduplicación: Verso 1-2-11 “Yo soy”.

-Símbolo: Verso 12 “fantasma” (se refiere a que fantasma es translúcido, lo puedes ver pero no tener, es símbolo en este caso del denominado “amor imposible”).

Mi opinión sobre este poema es la siguiente:

Me ha gustado muchísimo, pero mucho, esta poesía por que identifica a la propia realidad, es decir, esta poesía expresa lo que a todos nos gusta, y que son las cosas imposibles, es decir, no valoramos lo que tenemos y nos gusta lo que no podemos tener, pero que sin embargo deseamos enormemente. Por eso esta poesía es un reflejo de nosotros mismos, a los que nos gustan los retos por intentar conseguir lo que no podemos poseer.

AL ser bastante breve, y al presentar un ritmo muy pegadizo, la poesía me ha resultado de muy sencilla lectura, además, su comprensión mientras la leíamos en clase, me hizo profundizar más y darme cuenta cómo Bécquer consigue crear una poesía, que a simple vista, parece sacada de la inspiración momentánea que a veces nos invade, pero sin embargo, y al realizar tal análisis, que aunque no sea muy profundo es más que suficiente, una se da cuenta de cómo Bécquer se “rompe” la cabeza para crear una poesía que intimida, tal y como son las poesías de la época posromántica.

La rima XI en mi libro, cuya editorial es “Anaya Turing”, “Biblioteca del SOL”, se encuentra en la página treinta y siete (37).

RIMA LI

En esta rima, el autor del poema, habla sobre su gran deseo antes de morir (Verso 1 “de lo poco de vida que me resta”) de saber que le ha contado a los demás de él su amada (Verso 3-4 “por saber…has hablado”). Además también desearía saber si alguna vez, esta mujer, le ha amado realmente (Verso 7-8 “por saber…has pensado”).

El tema principal de esta rima nos hace ver que es una persona que duda de si su amada le ha querido o no alguna vez (Verso 3-4 y 7-8). Por lo tanto el tema es el desengaño amoroso.

Esta rima está caracterizada por el intimismo que presenta al hablar de lo que daría por saber si su amada alguna vez le ha querido realmente (Verso 2 “diera con…mejores años”). Al mismo tiempo esta rima presenta una visible brevedad, puesto que las estrofas por las que está compuesto este poema son muy cortas, también, presenta musicalidad. En esta rima no se aprecia ninguna metáfora tomada de la naturaleza, ni que se refleje con lo femenino realmente, aunque todo el rato hable de la amada.

El poema es un monólogo en el que habla el autor, expresando libremente sus sentimientos y su amargo dolor al no saber los verdaderos sentimientos que su amada ha tenido hacia él, y así mismo, en el poema continuamente se está preguntando lo mismo: si ha sido amado o no, ya que duda realmente de los emociones de su amada. Además este poema descubre que es tan grande su interés por saber eso que continuamente está especulando, que es capaz de dar hasta los mejores años de su vida (Verso 2 “los mejores años”).


El lenguaje usado es un lenguaje moderno, aunque la forma de expresar los sentimientos en este poema hacen que tengas que introducirte más en cada palabra para descubrir realmente lo que quiere significar el poema, por que a primera vista se puede interpretar que en vez de saber si realmente ha sido amado, solamente quiere saber si ha pensado en él alguna vez (Verso 7-8 “por saber…has pensado”). Los versos que aparecen en el poema son subjuntivos (Ejemplo “diera”) y en presente compuesto (Ejemplo “Has hablado”), además habla en primera persona en las dos primeros versos de las estrofas, y en segunda persona en los dos últimos versos de las dos estrofas. Hay adjetivos (Ejemplo “mejores”) y sustantivos (Ejemplo “Mortal”). También hay adverbios de cantidad (Ejemplo “Poco”).

La acción no sucede en ningún lugar que se pueda tocar ni ver, sino que sucede en la mente y el pensamiento del autor. Por lo que se puede observar, lleva bastante tiempo intentando saber lo que tanto se pregunta en el poema.

En el poema intervienen dos personajes, a los cuales se les puede considerar principales ya que los dos tienen la misma importancia en la poesía. Tienen la misma importancia ya que los sentimientos de el autor, es decir, de Gustavo Adolfo Bécquer, son directamente proporcionales a las acciones de la amada, es decir, cuanto más daño le haga la amada a Bécquer, más sufre él, y viceversa. Las características de los personajes son las siguientes:

  • Gustavo Adolfo Bécquer: Como se ha dicho anteriormente, es uno de los dos personajes principales. Participa activamente en la acción puesto que él es el sufridor de todo lo que pase. En el poema no se aprecia ninguna cualidad de él, salvo que está a punto de morir (Verso 1 “de lo poco…me resta”). También sabemos por sus palabras que le importa mucho saber la verdad sobre los sentimientos de su amada (Verso 3-4 y 7-8).

  • La amada: también es un personaje principal puesto que también es la que se encarga de que los sentimientos de Bécquer sean bueno o malos. Sabemos que es una mujer, por lo que dice el texto, que hace dudar a Bécquer sobre si de verdad ella le ha amado alguna vez o era todo una farsa.

Como personajes secundarios no tenemos a nadie, pero en el texto se menciona “A otros” (Verso 3 “a otros), a los que se les podría considerar terceras personas, es decir, personajes secundarios que no participan en la acción, sino que únicamente son mencionados como ejemplo.

El poema LI está formado por dos estrofas:

-Primera estrofa: (Verso 1 hasta el Verso 4 “De lo poco de la…de mí has hablado). Habla sobre la poca vida que le queda al autor (Verso 1 “…poco de vida que me resta”), y de lo que daría por saber lo que le ha dicho a otros de él (Versos 2-4 “diera con gusto… has hablado”).

-Segunda estrofa: (Verso 5 hasta el Verso 8 “Y esta vida…has pensado”). Habla de lo que a lo mejor le toca o no le toca en la vida mortal o después de la muerte (Verso 5-6 “Y esta vida… si me toca algo”), y de lo mucho que le gustaría saber si ella ha pensado en él alguna vez a solas, es decir, que si realmente le ha amado (Versos 7-8 “por saber…has pensado”).

Esta rima está incluida dentro del grupo de las poesías del AMOR de Bécquer, que están constituidas desde la rima IX hasta la XXX.

Los dos primeros versos de cada estrofa son endecasílabos, los terceros son heptasílabos, y los cuartos versos de cada estrofa son pentasílabos. En la medida de los versos se producen sinalefas, lo que ocasiona que en el verso tres pueda haber en vez seis sílabas, haya cinco, aunque una de las sinalefas no se cuentan para que coincida el número de sílabas con el verso tercero de la otra estrofa. Los versos son sueltos, por lo que no se produce rima alguna. El tipo de estrofa no se sabe puesto que hay polimetría y la rima no se produce al ser versos sueltos. El análisis métrico es el siguiente:

De lo poco de vida que me resta

diera con gusto los mejores años,

por saber lo que a otros

de mí has hablado.

Y esta vida mortal... y de la eterna

lo que me toque, si me toca algo,

por saber lo que a solas

de mí has pensado.

Los recursos estilísticos empleados son los siguientes:

-Antítesis: Verso 5 “Vida y mortal”; Verso 5 “mortal y eterna”.

-Anáfora: Los comienzos de los dos últimos versos de cada estrofa son iguales “ por saber lo que a” y “de mí”.

-Hipérbole: Verso 2 “los mejores años” (es una exageración dar por conocer algo los mejores años de tu vida, ya que esos años se recuerdan con gran entusiasmo y son muy importantes para uno).

-Metonimia: Verso 5 “eterna” (se refiere a la <<vida>> después de la muerte).

Mi opinión sobre este poema es la siguiente:

Esta poesía me ha recordado a mí, a cuando empiezo a pensar en algo y no paro, y pienso que como podría conseguir saber lo que deseo… por eso la he elegido para hacer el comentario de texto.

Es una poesía breve, que a mi parecer permite el entendimiento de ella de una manera muy fácil, además, su lenguaje es muy sencillo, y se puede ver perfectamente a lo que se refiere el autor, aunque los versos cinco y seis unidos, me han costado un poco más entenderlos.

El ritmo hace que la lectura sea como penosa, para que nos podamos introducir más en la piel del autor, y podamos sentir, a la vez que él, el gran desengaño amoroso que ha sufrido.

Por otra parte, Bécquer ha conseguido una vez más plasmar en papel sentimientos que para mí, por ejemplo, sería casi imposible de escribir con esa enorme perfección, aunque me lo propusiera más que nada en el mundo.

Sin duda alguna, cada vez que leo alguna poesía de este gran escritor, se me erizan los pelos al ver la gran creatividad y sentimiento que posee y que nos invade.

La rima LI en mi libro, cuya editorial es “Anaya Turing”, “Biblioteca del SOL”, se encuentra en la página sesenta y cuatro (64).