Rimas y Leyendas; Gustavo Adolfo Bécquer

Literatura española del Siglo XIX. Romanticismo en España. Contexto literario. Prosa y lírica romántica becqueriana

  • Enviado por: Stricker
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

Rimas y Leyendas; Gustavo Adolfo Bécquer

Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870), es una de las figuras más importantes del romanticismo y sus Rimas supusieron el punto de partida de la poesía moderna española.

Nació en Sevilla, y era hijo de un pintor y hermano de otro pintor, llamado Valeriano. Él mismo practicó la pintura, pero, después de quedarse huérfano y trasladarse a Madrid, en 1854, la abandonó para dedicarse exclusivamente a la literatura. No logró tener éxito y vivió en la pobreza, colaborando en periódicos de poca categoría. Posteriormente escribió en otros más importantes, donde publicó crónicas sociales, algunas de sus Leyendas y los ensayos costumbristas Cartas desde mi celda. Obtuvo un cargo muy bien pagado, en 1864, de censor oficial de novelas. Hacia 1867 escribió sus famosas Rimas y las preparaba para su publicación, pero con la Revolución de 1868 se perdió el manuscrito y el poeta tuvo que preparar otro, en parte de memoria. Su matrimonio, con la hija de un médico, le dio tres hijos, pero se deshizo en 1868. Bécquer, que desde 1858 estaba aquejado de una grave enfermedad, probablemente tuberculosa o venérea, se trasladó a Toledo, a casa de su hermano Valeriano. Éste murió en septiembre de 1870 y Bécquer el 22 de diciembre, a los treinta y cuatro años.

Formalmente, la estructura de sus obras se basa en las características de la poesía popular: versos cortos, rima asonante, lenguaje sencillo y emotivo. Sin embargo, se trata de una poesía muy elaborada: maestría en la combinación de versos de distinta medida en un mismo poema y eficacia en el uso de recursos literarios como la metáfora, la comparación, el paralelismo, etc.

Su obra poética se recoge en un solo libro: “Rimas”. Este libro consta de setenta y nueve poemas, los cuales están agrupados en torno a cuatro temas:

  • La poesía

  • Exaltación del amor

  • Desengaño amoroso

  • Desolación

  • Rimas: son un conjunto de setenta y seis poesías, publicadas con el nombre de El libro de los gorriones. Normalmente son poemas de versos asonantes. Se refieren a la emoción de las experiencias vividas, a los recuerdos, a experiencias convertidas en sentimientos, etc. Aparece el amor, el desengaño amoroso, la desesperación del poeta y la muerte o el suicidio.

  • Leyendas: El gnomo, La corza blanca, El beso, El caudillo de las manos rojas, La cruz del Diablo, Creed en Dios, La promesa, El Cristo de la calavera, La ajorca de oro, El monte de las ánimas, Los ojos verdes, Maese Pérez el organista, El rayo de luna, El miserere, La rosa de la pasión.

Las 79 rimas constituyen un solo poema de amor. Bécquer no deja nunca de hablar de sí mismo: su vida interior. Y se lo dice a un “tú” como si se tratara de un carta, que nombra a la mujer amada. Todo el camino que va desde el presentimiento del amor hasta el fracaso, desde el momento en que el amor aparece hasta el momento de soledad en que no habrá más que la obsesión del recuerdo, se recorre lo largo de las rimas.

Es un camino que parece tener un solo sentido. Bécquer no escribió las rimas en el orden en que hoy las leemos; ni tampoco en el orden en que él mismo las copió en el Libro de los gorriones. Ignoramos la fecha en que está escrita cada una de las rimas y también en qué circunstancias concretas se escribieron, ni a qué mujer se referían. Los amigos de Bécquer ls ordenaron como si se tratase de una historia.

El poeta escribe para hablar de amor; éste se ha presentado, alguna vez, como armonía y plenitud, como experiencia de un orden perfecto en el que no hay separaciones ni límites, sino unión: del individuo con la naturaleza, de las realidades con los deseos, del mundo con dios.

Pero el lenguaje humano no puede dar cuenta de esa realidad extraordinaria y conmovedora. Al poeta le queda grabado el recuerdo de ese sentimiento y, sin embargo, las palabras no le sirven para decir lo que quiere decir; las palabras son insuficientes, pero es lo único que tiene. Eso explica la aparente sencillez del lenguaje de las rimas: Bécquer no quiere que sus poemas parezcan poéticos por sí mismos, sino que nombren la verdadera poesía, que está en otra parte, en la naturaleza, en el misterio, en los sentimientos, en el amor

1ª serie de rimas

La primera serie de rimas abarca desde la rima I a la rima XI

  • Poesía, poema y poeta:

  • La poesía es el himno gigante y extraño. Esta descripción se encuentra reflejada de manera visible en la rima número I

    • El poema es el rebelde y mezquino idioma, que no puede dar cuenta de esa realidad extraordinaria y conmovedora. Esta característica se encuentra reflejada en la rima número I:

    • El poeta es el recipiente que es capaz de contener los términos anteriores. Se refleja también, en la rima número I:

  • La existencia objetiva de la poesía. Un ejemplo claro, se ve reflejado en la rima número IV, donde hay una serie de realidades poéticas utilizadas, como la naturaleza, el misterio, los sentimientos y el amor. Esta rima se refiere a que mientras estas realidades existan, habrá una fuente de inspiración para los poetas y la poesía seguirá existiendo

  • 2ª serie de rimas

    La segunda serie de rimas abarca desde la rima XII a la rima XXIX. La temática de esta serie es el amor. Es un amor positivo y alegre, cuya causa es la mujer.

  • El amor como origen de la poesía: el sentimiento es lo más importante. Para el poeta, el sentimiento es el efecto o las causa de algo. La poesía es igual al amor. El poeta identifica a la mujer como el efecto de ese amor. El poeta habla en una conversación entre el tú y el yo, donde el tú es la mujer. La poesía se identifica con la mujer. Esta característica se ve reflejada en la rima XXI, donde la poesía nace del amor

  • Un amor imposible. Un amor soñado: la mujer es el destinatario del amor. En la rima XV, el “tú” y el “yo”, constituyen la rima.

  • En la rima XIV, el tema principal es la fusión amorosa.

    En la rima XXIV, el poema se organiza en cuatro estrofas paralelas. A la fusión amorosa se llega por un movimiento de ascenso.

    c) La amada: es representada como la mujer ideal. Es rubia de ojos claros (azules), blanca de piel, sus mejillas sonrosadas; delicada y angelical. En la rima número XII se ve reflejado.

    d) Los ojos de la amada: en los ojos de la amada se concentra la poesía y su belleza. La rima XIV hace referencia a la mirada de la amada y sus efectos

  • e) El amor y la naturaleza: la naturaleza se asocia al poeta. Si el poeta es feliz, la naturaleza reflejará mares calmados, campos verdes, bonitos amaneceres, etc., mientras que si el poeta no es feliz, sino al contrario, se siente desgraciado, la naturaleza reflejará mares agitados, tempestades, etc. En la rima XVII, la mirada de la mujer le provoca alegría y entusiasmo, por eso la naturaleza se asocia a la felicidad del poeta.

  • 3ª serie de rimas

    El tema principal de esta tercera serie de rimas es el desamor o el desengaño amoroso, y abarca desde la rima XXX a la rima LI. Esta serie refleja el momento en el cual el amor desaparece y llega el fracaso.

    Ruptura y fracaso amoroso. El orgullo: el poeta habla del fracaso y lo hace a través de preguntas hacia él mismo y las contesta. El diálogo entre el “yo” y el “tú”, ha sido sustituido por el monólogo. La causa del fracaso amoroso del poeta es la incomunicación. En la rima XXX, la síntesis de toda ella es la ruptura morosa

    4ª serie de rimas

    El tema central de esta última serie de rimas es el dolor y la angustia. Fue la mejor poesía de Bécquer.

    El miedo a la soledad y al olvido: almacena recuerdos que le provocan dolor. El poeta tiene miedo a que la soledad solo pueda conducirle al dolor. Quiere olvidar sus recuerdos más dolorosos. En la rima LII aparece de una naturaleza activa y fuerte, pero casi desierta, que contrasta con la pasividad del poeta. Él le pide a la naturaleza que le arranque ese dolor. La naturaleza no le va a responder y lo sabe.

    Las leyendas de bécquer tienen una estructura argumental caracteristica: situaciones que se describen exhaustivamente, como pequeñas escenas, y un cierto aplazamiento de los episodios fundamentales.

    Una atmosfera creada detenidamente, a veces premonitoria,en que lo propiamente narrativo, la sucesion de acontecimientos, tarda en aparecer. Como si lo importante fuese mas lo que ocurre dentro de los personajes que los hechos exteriores. Cuando tales hechos se producen, y al final el mas importante de ellos, la conmoción que producen a los personajes es total.

    Cabe citar tres aspectos de la prosa de Bécquer:

    • La búsqueda de un ritmo conseguido mediante enumeraciones y, frecuentemente, mediante series fijas de dos o tres elementos de la misma función sintáctica.

    • La insistencia en la descripción de imágenes plásticas y sonoras

    • La diversidad de registros que adopta.