Riesgos y beneficios de la Actividad Física

Actividad Física. Deporte. Ejercicio. Salud. Cuerpo Humano. Beneficios. Riesgos. Cómo ayuda el deporte al cáncer. El sobre entrenamiento

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


-Riesgos y Beneficios de la Actividad Física:

.Introducción

1tipos de beneficios y ejemplos:

El aumento de las actividades físicas tiene numerosas compensaciones, entre ellas la reducción del riesgo de padecer ciertas enfermedades y afecciones, y la mejora de la salud mental.

ðAlgunos de los beneficios són:

  • Enfermedades coronarias y accidentes cerebrovasculares

  • Obesidad y exceso de peso

  • Diabetes en adultos

  • Càncer

  • Mejora de huesos i músculo

  • Mejora de condiciones mentales

  • Recuperación de lesiones i accidentes

  • Remedio contra la ansiedad, estrés y depresión

  • Sentirse vital

  • Mejora de todos los sistemas cardiovascualres

2Tipos de Riesgos y ejemplos:

hay también perjuicios para la salud derivados del deporte de la competición i de algunas actividades físicas, como por ejemplo:

-Efectos psicològicos negativos(a veces los deportistas de obsesionan para ganar i si no lo consiguen la primera posición se sienten frustados i se desmoralizan muchisimo de tal manera que puedne llegar hasta abandonar el deporte al qual se dedican)

-Efectos físicos negativos,lesiones

ð Como se puede evitar o prevenir lesiones cuando hacemos deporte físico?

-Podemos evitar lesiones cuando hacemos deporte o actividad física haciendo un poco de clenrtamiento antes de cada ejercicio ,es decir, antes de cada vez ke realicemos deporte o alguna actividad físcia

ð Algunos de los riesgos son:

  • Problemas psicologicos o de relacion social derivados de la competitividad

  • Falta de seguridad en aspectos relacionado en el medio

  • Relacionados con el abuso de ejercicio i con el uso inadecuado(falta deseguridad en la practica)

  • Lessiones por sobre entrenamiento i accidentes

  • Dificultad para conciliar el sueño

  • Disminuci´n de l'autoestima

  • Adicción i obsesion por el ejericio

  • Desajuste entre las actividades i las caracteristicas personales

Exposición y desarrollo del tema:

1desarrollo de un determinado tipo de beneficio

En este caso voy hablar del cancer:

La actividad física, juega un papel importante en la prevención del cáncer y también ayuda a las personas que padecen de algún tipo de cáncer, a tener una mejor calidad de vida. Pero, ¿qué es el cáncer? El cáncer es una neoplasia. La neoplasia consiste en el crecimiento anormal de tejido nuevo, y puede ser benigna o maligna. Otro término clave es tumor, que consiste en un aumento descontrolado de células, que puede ser benigno o maligno. En el caso del cáncer, este consiste en una neoplasia que se caracteriza por crecimiento incontrolado de células malignas que invaden los tejidos que les rodean y desarrollan metástasis en puntos distantes del cuerpo. Las metástasis consisten en la aparición de células tumorales en distintas partes del cuerpo, lejos del sitio en donde se inició un cáncer. Esto ocurre porque las células que forman un cáncer, pueden viajar por la sangre hasta llegar a otros lugares del cuerpo, en donde multiplican los tumores. Hay diversos tipos de cáncer, según su naturaleza y el sitio en donde se localizan. Entre los más comunes está el cáncer de piel, el de boca, el de pulmón, el de colon y recto, el de pecho, el de próstata, el de riñón, la leucemia, el cáncer de útero y ovario, entre otros. El cáncer es una de las principales causas de muerte a nivel mundial. El panel de expertos de la fundación mundial para la investigación del cáncer, publicó en 1997, un reporte donde concluyó que el fumado era responsable de 7 de cada 10 casos de cáncer de pulmón y de cerca de la mitad de los cánceres de boca, faringe, laringe, esófago y páncreas. Esto es importante saberlo, pues hay indicios de que el fumado se inicia cada vez más temprano, entre los niños y jóvenes costarricenses. Hay otros factores que se asocian con la aparición de algún tipo de cáncer. La radiación excesiva, especialmente la luz solar, así como la exposición a ciertas sustancias químicas, son fuentes de cáncer, como el de piel. Otro aspecto clave es la herencia. Pero se estima que solo entre uno y dos de cada diez casos de cáncer, son causados por la herencia. Otros factores como el ambiente y el estilo de vida, pueden ser responsables de la gran mayoría de tipos de cáncer que aparecen a nivel mundial. El desarrollo del cáncer se lleva a cabo en dos etapas básicamente: iniciación y promoción. En la etapa de iniciación, un factor causa un cambio estructural o funcional en el ADN celular, pero ese cambio no es tan severo como para provocar la muerte de las células, pero si es estimulado, puede ocasionar que estas crezcan en forma anormal. En la etapa de promoción del cáncer, un factor o grupo de factores, provocan que una célula que inició en cáncer se multiplique y crezca exponencialmente, sin control interno o externo. La actividad física puede actuar positivamente en cualquiera de estas etapas, pero probablemente, sus mayores efectos se dan en la reducción de la promoción de tumores. La asociación entre cáncer y ejercicio ha sido estudiada en seres humanos, para casos de cáncer de colon, recto, pecho, endometrio, ovario, próstata, testículo y pulmón y existen unos pocos datos de los otros tipos de cáncer y su relación con la actividad física. Numerosos estudios epidemiológicos, incluyendo más de 13 mil casos de cáncer de colon y un mayor número de sujetos control o sin la enfermedad, han demostrado una asociación inversa entre la actividad física y el riesgo de sufrir de cáncer de colon. Esta asociación se ha visto en varones y mujeres y en distintos grupos étnicos por todo el mundo. Es decir que, las personas que realizaban mayor cantidad de actividad física, tenían entre 10% y 60% menor riesgo de desarrollar cáncer de colon, en comparación con personas que tenían niveles muy bajos de práctica de actividad física. Con respecto al cáncer de recto, hay unos pocos estudios, pero estos indican que las personas que son más activas físicamente, tienen un menor riesgo de sufrirlo. En relación al cáncer de pecho, existen varias investigaciones que han demostrado una disminución entre el 10% y el 80% del riesgo de sufrir este cáncer, en mujeres que se habían mantenido más físicamente activas. Por ejemplo, un estudio examinó a 25 mil mujeres de Noruega y encontró que las que tenían mayores niveles de práctica de actividad física en su tiempo libre y que sus trabajos eran más físicamente activos, tenían una disminución del riesgo de sufrir cáncer de pecho. Acerca del cáncer de endometrio, hay pocos estudios, pero estos muestran que las mujeres que se mantienen activas físicamente, tienen entre 30% y 60% menos riesgo de sufrirlo en comparación con mujeres que han mantenido estilos de vida sedentarios o con poca actividad física. También hay pocos datos sobre el riesgo de desarrollar cáncer de ovario y su relación con el ejercicio, pero sus resultados no son consistentes como para hablar de un efecto protector. En cuanto al cáncer de testículo, un estudio canadiense mostró que los varones que tenían mayores niveles de actividad física recreativa, tenían una disminución de 30% del riesgo de desarrollar este cáncer; un estudio en el Reino Unido, encontró que entre más horas se pasaba sentado, mayor era el riesgo de desarrollar cáncer de testículos y entre mayor tiempo se dedicaba a hacer ejercicio, menor era el riesgo; pero también, hay estudios que han encontrado mayor riesgo de cáncer de testículos en personas que pasan mucho tiempo andando en bicicleta o montando a caballo. Con respecto al cáncer de próstata, hay pocos estudios y con resultados inconsistentes, que indican poco o ningún efecto del ejercicio. Hay pocos estudios que han evaluado el efecto del ejercicio sobre el cáncer de pulmón; se ha encontrado una disminución de un 30% a un 50% del riesgo en varones con altos niveles de práctica de actividad física; algunos estudios solo han encontrado beneficios para varones y no para mujeres; en otros estudios se ha visto que varones que se ejercitan 4 horas o más por semana, tienen un riesgo 29% menor; el efecto protector del ejercicio en el cáncer de pulmón se ha visto incluso en sujetos fumadores. Aunque el rol de la dieta y nutrición en la prevención del cáncer no está claramente definido, los expertos recomiendan una dieta rica en frutas y vegetales y alta en fibra y baja en grasas. Hasta que la evidencia científica se establezca más claramente, sería prudente recomendar que todo adulto se ejercite a un nivel moderado o mayor de intensidad por al menos 30 minutos al día, la mayor parte de la semana. El ejercicio puede ser aeróbico, como trote o caminata y se puede hacer en combinación con ejercicio contra resistencia, con pesas por ejemplo, realizado dos o tres veces por semana. También se debe promover más la práctica de ejercicio o actividades deportivas, en forma frecuente, desde la infancia y tanto en varones como en mujeres, para disminuir la tasa de sobre peso y obesidad infantil y juvenil y disminuir así, el riesgo de cáncer en la población. La evidencia científica muestra que, la práctica de estilos de vida saludables, con niveles altos de actividad física, dieta adecuada, abstinencia de fumar, entre otros hábitos, ayuda a prevenir la posibilidad de desarrollar algún tipo de cáncer

2Desarrollo de un determinado tipo de riesgo:

En este caso voy hablar del sobre-entrenamiento.

LOS PELIGROS DEL SOBRE-ENTRENAMIENTO:

Este problema es bastante común por la sencilla razón de que muchos deportistas son incapaces de aceptar que entrenar demás les pueda hacer daño, se sale de su lógica.
Un error en el que caemos además con demasiada facilidad, debido a nuestra capacidad de sufrimiento tendemos a ignorar soberanamente toda una serie de síntomas indicativos de que nos estamos excediendo. Llegando un momento en que la persona se estanca.
Quizás esto pueda parecer un poco exagerado, pero ¿quién no conoce a alguien o a uno mismo que después de unas semanas de ausencia se reincorporan con mejores condiciones y más ganas de entrenar?. A veces este cansancio puede ser más psíquico que físico. Por ejemplo después de una preparación intensa, el cuerpo no solo acusa una saturación de entrenamiento, también achaca una excesiva dedicación psicológica por parte de la persona a la actividad.
Siendo recomendable que una vez terminado, el examen, campeonato, etc. Repose una temporada para no caer en la saturación a todos los niveles. A veces la presión psíquica supera al trabajo físico. Se trata además de una frontera variable incluso dentro de uno mismo, pues en su definición no solo entran en juego factores genéticos o físicos sino también ambientales y emocionales.
Las causas del sobreentrenamiento no hay que buscarlas solo en la intensidad de nuestras sesiones deportivas, también hay que tener en cuenta nuestro estado emocional y como nos afecta (a veces mas de la cuenta) nuestro entorno. También puede ocurrir lo contrario, que en el ámbito psíquico esté mentalizado pero el físico no me responda, en ese caso habrá que hacerse un autoexamen para ver si yo en verdad estoy capacitado para lo que quiero hacer. Eso no significa que no lo pueda hacer pero tal vez tenga que cambiar los plazos ya que me cuesta más, por ejemplo: si quiero correr un maratón y no estoy entrenado, hay ciertos físicos que en tres o cinco meses responden a la exigencia pero hay otros que no por lo tanto el maratón la puedes correr igual pero dentro de ocho o diez meses. Y eso no le quita ningún mérito a tú esfuerzo y dedicación es más yo diría que le agrega, ya que a ti té costó el doble o más que al otro sin embargo conseguiste lo mismo. Todo entrenamiento supone un desgaste psíquico-físico y es precisamente al recuperarse el cuerpo de ese desgaste cuando se reestructura imperceptiblemente y progresa. Un notable progreso físico es el resultado de las sumas de todas las recuperaciones- reestructuraciones de nuestro cuerpo tras cada entrenamiento a lo largo de "x" meses.
De ello se deduce que un cuerpo que no se recupere convenientemente tras los entrenamientos será un cuerpo que no progrese, y lo que es peor, tendrá una mayor vulnerabilidad a lesiones (esguinces, desgarros, fracturas, etc.) y enfermedades.Por lo tanto y que quede claro tanto al cuerpo como a la mente la podemos exigir muchísimo, hasta nuestro verdadero límite... pero lo sabio es... no pasarse del límite, por que estaríamos cayendo en el sobreentrenamiento y eso nos derivaría en otras causas, como por ejemplo la desilusión ante una práctica a la que ha estado dedicando tanto tiempo sin lograr progresos (o incluso regresar) y que lo único que le aporta es una larga serie de lesiones. Por lo tanto es factible que el individuo se pueda llegar a cuestionar su incapacidad para la práctica deportiva. Pues evidentemente es importantísimo entrenar, pero lo es más aún el hacerlo de forma global, escalonada y racional. Un sobreentrenamiento puede provocar hasta falta de sueño y apetito. Si estas alteraciones se prolongan estaremos ante un caso evidente de sobreentrenamiento o fatiga crónica y se debe tener mucho cuidado con este tipo de fatigas pues podría decirse que es patológica. Los síntomas son muy variados y de diferente índole:

  • Disminución de la fuerza de contracción muscular.

  • Frecuentes accidentes y lesiones musculares y articulares:

  • Aumento de la frecuencia cardíaca de reposo y ejercicio.

  • Aumento del sudor en reposo.

  • Disminuye la capacidad vital y de la ventilación máxima voluntaria.

  • Aumento de la sudoración al realizar los ejercicios que habitualmente se trabajan.

  • Alteraciones menstruales y de la capacidad de fecundación.

  • Neurosis y alteraciones en el carácter

  • Insomnio

  • Pérdida del apetito (anorexia)

  • Disminución del rendimiento intelectual

  • Sensación de agotamiento y cansancio

  • Disminución de la destreza, la habilidad y la coordinación.

  • Aumenta el tiempo de la capacidad de reacción

  • Disminución del rendimiento

  • Trastornos de la absorción de la albúmina (proteínas de las pastas: arroz, macarrones, espaguetis).

  • Dispepsia (disfunciones en el estómago)

  • Sensación de depresión

  • Es imposible hacer una lista standard que relacione horas-entrenamiento-cantidad de días, a partir de las cuales se pueda decir que se vaya a producir irremediablemente un fenómeno de sobreentrenamiento. Todo depende de cada personaAnte la aparición de los síntomas antes detallado lo mejor es reducir o dejar por un tiempo de practicar. Una vez que se considere totalmente recuperado podrá volver a practicar en forma gradual, pero si no hay una recuperación hay que ir a un médico. También hay que recordar que los problemas pueden tener un origen psicológico y no físico.
    Si es importante entrenar también lo es descansar cuerpo-mente (y por que no el espíritu). SUGERENCIAS:

  • Una dieta alimenticia en acorde al desgaste físico

  • Dormir 8 o 9 horas

  • Descansar tanto física como psíquicamente, un mínimo de 2 días por semana.

  • Una vez cumplido el objetivo deportivo, hay que descansar al menos un par de semanas o hacer solo lo imprescindible para mantenerse

  • Descansar un mes completo al menos una vez al año

  • Practicar ejercicios de relajación o meditación

  • Beber mucha agua

  • Dependiendo del objetivo que se quiera alcanzar, seguir un programa de entrenamiento acorde a nuestras posibilidades físicas, psíquicas y espirituales

  • Conclusión

    Cuando las personas se vuelven más activas, se reduce el riesgo de que puedan padecer afecciones cardiacas, algunos tipos de cáncer y diabetes, y además pueden controlar mejor su peso, incrementar su resistencia para realizar trabajos físicos y mejorar la salud de sus músculos y sus huesos. También tienen más posibilidades de que mejore su calidad de vida y su salud psicológica. La actividad física no sólo puede añadir años de vida, sino que también se están recopilando pruebas de que añade calidad de vida a esos años.

    El sedentarismo es una epidemia en toda Europa. Las principales autoridades de todo el mundo ya han aceptado las pruebas que asocian la vida inactiva con varias enfermedades y desórdenes físicos y mentales. En estos momentos, parece que la situación está más bien empeorando. Los costes en términos de sufrimiento humano, pérdida de productividad y asistencia sanitaria son elevados. La solución es aparentemente simple. Hay que moverse más y con más frecuencia. Pero desgraciadamente, es difícil que la mayoría de la población, y especialmente los que más se beneficiarían, como los adultos de mediana edad y los ancianos, se vuelvan más activos, si no se toma alguna medida.

    Para fomentar la actividad física es necesaria la intervención concertada de varios organismos que ayuden a las personas a reducir su sedentarismo e incrementar el ejercicio de actividades físicas, y que cambien el entorno para potenciar que la gente sea más activa. Los gobiernos nacionales, regionales y locales tienen que trabajar más con los urbanistas y planificadores del transporte, los colegios, los lugares de trabajo y las autoridades sanitarias para fomentar más actividades como caminar, montar en bicicleta y las actividades deportivas. A su vez, es responsabilidad de cada persona volver a revisar y evaluar sus prioridades, para conseguir llevar un estilo de vida que incluya más actividades físicas al día.

    En nuestra sociedad actual el mayor problema es el de la obesidad. Este hecho se da sobretodo en los países ricos, es decir desarrollados, ya que en ellos sus habitantes llevan una vida sedentaria. Este tipo de vida es la causante de diversos problemas cardíacos , respiratorios y de circulación. El problema más común es el de la obstrucción de arterias y venas, ocasionado principalmente por el estrechamiento de estas. Para prevenir este tipo de problemas sería conveniente realizar algún tipo de ejercicio físico, que no tiene porqué ser muy intenso, tales como salidas al campo o paseos por nuestro entorno. Otro problema de la sociedad actual es el del estrés. Este se podría ver solucionado con la práctica de algún deporte o disciplina de meditación, ya que nos ayudaría a despreocuparnos de nuestros problemas cotidianos. Los deportes más beneficiosos son la natación, ciclismo, aeróbic y baile (además de algunos ejercicios básicos de gimnasia que se pueden llevar a cabo en cualquier sitio). Son muchos los tipos de deporte que contribuyen a mejorar la forma física. También están ganando popularidad el entrenamiento y disciplina (tanto física como mental) que proporciona el estudio y la práctica de las artes marciales, como el judo, karate y el tai Chi. La práctica del yoga es también muy beneficiosa. Par finalizar, me gustaría decir que el deporte es el método más beneficioso y natural para tener un organismo sano y resistente. Por ello pienso que todas las personas deberían realizar algún deporte, aunque no sea muy intensivo, porque eso les servirá para afrontar enfermedades y lesiones, y salir de ellas lo mejor posible.

    Bibliografía

    www.elrincondelvago.com

    http://www.edufi.ucr.ac.cr/html/radio_cancer.htm

    http://www.platabicicordoba.org/311_beneficios_actividad_fisica.htm

    http://www.musculacion.net/Article22.html

    -Apuntes de clase

    TRABAJO DE EDUCACIÓN FÍSICA:

    LA SALUD