Reyes Católicos

Historia de España. Siglo XV. Navarra. Aragón. Castilla. Isabel y Fernando. Política exterior. Anexiones

  • Enviado por: Faun De La Marca
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

Los Reyes Católicos

Durante el siglo XV en toda Europa occidental a excepción de Italia, debido al Papa, al sacro imperio romano germánico debido a que la dignidad imperial era electiva y en Polonia cuya corona también lo era, surgen las monarquías autoritarias, es decir, la realeza se impone a la nobleza, y la monarquía suele contar con un ejército permanente, una diplomacia eficaz y una burocracia con personajes expertos.

En la península ibérica, además de Granada quedaban tres reinos:

  • El de Navarra de escaso interés económico, poco poblado y con muchas preocupaciones por conservar su independencia de los aragoneses y de los franceses.

  • La corona de Aragón, con unos estados peninsulares, insulares, y con la última conquista, el reino de Nápoles; era un estado plurinacional con distintas lenguas y costumbres que tenía un rey en común y estaban gobernados por virreyes; siendo comerciales Barcelona, Valencia y Mallorca en cambio el reino de Aragón se dedicaba a la agricultura y a la ganadería.

  • La corona de Castilla formaba un conjunto más compacto con una extensión muy superior a los otros dos reinos y también con una densidad muy superior.

Habría que añadir el reino de Portugal, que segregado de Castilla llevaba independiente desde el siglo XII.

En este contexto la superioridad de Castilla resulta evidente aunque arrastraba una crisis político social desde hacía un siglo, agravada por el desastroso reinado de Enrique IV, cuya hija Juana la Beltraneja fue desheredada, primero a favor de Alfonso, y a su muerte en 1468 a favor de Isabel que subscribió con su hermano el tratado de Toros de Guisando que le convertía en heredera pero debía consultarle a la hora de escoger marido.

Los historiógrafos han intentado explicar el porque Isabel eligió a su primo Fernando puesto que con ello desafiaba a su hermanastro porque ya le tenía preparado como esposo a Fernando de Portugal. Hay teorías simplistas que intentan reducir las cosas al aspecto físico, Fernando era joven y guapo, cualidades que no tenía los pretendientes el duque de Berry, hermano de Luis XI de Francia y tampoco el duque de Lancaster, hermano de Enrique VII de Inglaterra. Por lo demás la candidatura de Fernando estaba apoyada en Castilla por un grupo nobiliario que englobaba a los Enriquez y a los Mendoza que además de nobles eran judíos y ricos. Ambos pertenecían a la casa de Trastamara y en consecuencia una alianza con Aragón podría ser provechosa y para ello era preciso una entrevista que tuvo lugar en CERVERA y recibió el nombre técnico de CAPITULARES DE CERVERA porque se pactaron las competencias entre ambos esposos. No se habló de unidad sino todo lo contrario, FERNANDO tenía que estar en Castilla y ayudar militarmente en el caso de conflicto exterior; no era considerado rey pero ISABEL tampoco tendría nada que ver en Aragón. Por esto la historiografía catalana tildado de calzonazos a FERNANDO.

FERNANDO en 1469 solo tenía el título de rey de Sicilia puesto que la corona de Aragón estaba gobernada por su padre Juan II.

En el final de la edad media y el principio de lo que los contemporáneos llamaron modernidad y aunque no existe una línea divisoria clara hay tres hechos que pueden servir de preparación:

La caída de CONSTANTINOPLA en poder de los turcos y la conquista de Granada y de América ambos en 1492. En el aspecto cultural todo está mediatizado por la influencia italiana que se llamó renacimiento.

Además de ENRIQUE IV hubo 2 reinas: JUANA LA BELTRANEJA fue defendida por Portugal mientras que la de ISABEL era respaldada por su marido con unos 4000 soldados; nunca se sabrá si triunfó la causa verdadera pero las batallas de TORO y ALBUERA dieron la razón a ISABEL , y las delegaciones castellanas y portuguesas acordaron en TRUJILLO una reunión para acabar con el pleito dinástico en el TRATADO DE ALCAÇOLAS-TOLEDO , y el documento contempla dos apartados:

LAS TERCERÍAS DE MAURA que fijan el destino de JUAN que al no querer casarse con el infante JUAN la recluyeron en el convento de COIMBRA bajo la vigilancia de una tercera que se llamaba BEATRIZ DE MOURA.

La segunda parte se llamó TRATADO AFROATLÁNTICO y se intentó definir la titularidad de las islas canarias, que aunque de dominio privado, eran castellanas, y además algunas ciudades norteafricanas como CEUTA.

Isabel y Fernando

En 1475, FERNANDO pidió la rendición de los acuerdos matrimoniales e insistió en que quería reinar, y tuvo lugar la CONCORDIA DE SEGOVIA: la reina propietaria de Castilla era exclusivamente ISABEL pero se reconocía a FERNANDO el gobierno por indiviso, es decir, podría legislar él o ella conjuntamente o por separado y así mismo a la hora de firmar documentos. Por esto la historiografía le ha reservado el quinto por ordinal. Terminada la guerra civil en 1479, Fernando exigió otra revisión y obtuvo el gobierno de la política exterior pero los nobles no le quisieron como rey de Castilla.

De siglo, los intelectuales configurar escudo cuyo primer ejemplar en piedra se encuentra en San Juan de los Reyes. Es un tema críptico puesto que se presta a confusión y los historiadores románticos pretendieron ver la unidad de España y con el lema "Tanto monta..." luego añadieron una estupidez porque rimaba.

Sobre el águila de San Juan están las armas de Castilla, León y las de la corona de Aragón, abajo el Reino de Granada y ambos lados las columnas de Hércules, es decir, el estrecho de Gibraltar con la inscripción "Non Plus Ultra" y el la parte de abajo un yugo y unas flechas que en su día se interpretaron como la inicial de Isabel y la inicial de Fernando pero olvidando que Isabel siempre firmaba en latín. Hoy se sabe que se trata de un nudo gordiano que según la leyenda, el que lograra deshacerlo sería señor del mundo pero Alejandro magno cogió una espada y lo corto, y en consecuencia tanto monta cortar cómo deshacer el nudo y que en política que el fin justifica los medios. Más tarde se le añadieron los emblemas de la grana de Granada y las cadenas de Navarra.

El lema lo pensó Antonio de Nebrija que fue el autor de la primera gramática en lengua castellana. El título de Reyes católicos fue un regalo del papa Alejandro VI que era valenciano, siguiendo la moda de los títulos, como el de majestad cristianísima de los reyes de Francia y más tarde el de Enrique VIII de Inglaterra; títulos que todavía siguen vigentes.

De la Unión fue siempre muy débil, y a la hora de hacer testamento, Isabel dejó la corona de Castilla y el Reino de Granada a su hija Juana que ya presentaba síntomas de esquizofrenia; en el caso de que la perturbación fuese a peor, Fernando quedaba como regente. En cuanto al Fernando cuando enviudó a los 52 años se casó con el fin de tener un heredero para la casa de Aragón con Germana de Foix y en efecto tuvieron un niño al que llamaron a Juan pero murió a los tres meses y la madre quedó incapacitada.

Así se comprende que el proyecto de gobierno conjunto de las dos coronas fue algo casual puesto que a la muerte de FERNANDO, JUANA quedó recluida en TORDESILLAS y quedó extinta la casa de TRASTAMARA puesto que su marido, FELIPE I era de HABSBURGO y en consecuencia su hijo CARLOS introdujo la casa de Austria.

Política exterior

Tanto Castilla como Aragón estaban política y económicamente en ruinas debido a las guerras civiles pero fueron habilidosos y aunque no pudieron prescindir de la nobleza, beneficiaron a sus amigos y restaron privilegios a los que se habían opuesto, e incluso les obligaron a destruir castillos hechos sin permiso y devolver territorios apropiados indebidamente. en Castilla, aunque había más uniformidad legislativa, la reina confirió la codificación de las leyes a MONTALVO, pero el “ordenamiento” resultó ser de pocos alcances. la corona de Aragón quedó intacta aunque Isabel siempre decía Fernando que era excesivamente plural. También en Castilla la inseguridad rural era tanta que ya existía una especie de guardia civil, los "cuadrilleros" que recibía de este nombre porque usaban la cuadrilla, porque al coger al reo le obsequiaban con una abundante cena acompañada de vino y continuación le mataban; los que acertaban en el pecho cobraban de un bote y los que no acertaban o herían las extremidades tenían que pagar. Para darle más seriedad fue sustituido por la Santa hermandad que tuvo su sede en Toledo y su primer director fue HERNANDO de Aragón hijo bastardo del rey. Durante la edad hubo mucha tolerancia en el aspecto religioso pero ya existía sólo en Aragón, conocido como el tribunal de la Inquisición que tuvo su origen en la herejía albigense pero ya era inoperante.

Tanto en Castilla como en Aragón había minorías básicamente judías, la mayoría conversos pero que a escondidas judaizaban; en 1482 solicitaron la Inquisición llamada nueva o tribunal del santo oficio exclusivamente para los cristianos que judaizaban pero que pronto se extendió a todos los delitos contra la fe. Su introducción en la corona de Aragón provocó disturbios muy serios, entre ellos Mallorca. El tribunal quedó en manos de los dominicos y el primer inquisidor general, célebre por su dureza fue fray TOMÁS DE TORQUEMADA.

En la mayoría de los países europeos también hubo tribunales de fe y la palabra inquirir es un verbo que significa preguntar con insistencia. La tortura era frecuentey además el sistema se caracterizaba por tener delatores oficiales llamados FAMILIARES es un número de unos 10000 cuya identidad nunca salía a relucir; la inquisiciónespañola permitía la reconciliación de los arrepentidos.

Acabado el juicio que podía retrasarse muchos años, el condenado normalmente era quemado en público en los llamados “autos de fe”.

Los culpables pero no reos de muerte eran condenados a llevar el SAMBENITO que consistía en una túnica blancuzca con unas pintadas con demonios para escarmiento público.

La España medieval tolerante en religión, conviviendo judíos, islámicos y cristianos, a través de dos decretos se convirtió en una España cristiana.

El primero fue promulgado el día 31 de Marzo de 1492y se expulsaba a los judíos primero de la corona de Castilla para luego proceder en la corona de Aragón y por supuesto en Mallorca. Esta minoría inteligente y dedicada a los negocios, en su mayoría optó por bautizarse pero hubo pocos que lograron liquidar sus bienes y con el dinero en efectivo, se marcharon, unos al norte de África y otros que todavía forman una comunidad en Turquía y hablan una mezcla de castellano y hebreo muy interesante y son los Sefardíes o Safarditas porque en su lengua “Sapharat” significa España.

Tras la toma de Granada fue nombrado obispo Fray Hernando de Talavera y había pensado convertir a los hijos de los moros si lograba que los padres mandasen a los niños a escuelas cristianas. Pero los progresos eran muy lentos y los padres se quejaban de que en las escuelas cristianas no se les enseñaban cosas prácticas; de tal manera que Talavera cayó en desgracia y el cardenal FRANCISCO JIMÉNEZ CISNEROS en 1506 decretó la conversión o la expulsión y de esta manera se creó en Andalucía el problema de los Moriscos (moros bautizados) pues la mayoría optó por la conversión aunque no estaban adoctrinados. Más tarde hubo rebeliones y dispersados, por último, el DUQUE DE LERMA, el 9 de Abril de 1609 ordenó su expulsión definitiva.

Las anexiones

En el reino de Granada reinaba la dinastía “NAZARÍ” y estaba en crisis, el último rey fue BOABDIL “EL CHICO” estaba políticamente acosado por su tío “EL ZAGAL” que a la hora de pagar los tributos había recurrido al truco de hacer las monedas más pequeñas y alterar la aleación de oro. Fue una guerra larga pues en 1481 dejaron de pagar y la guerra se empezó por el sistema medieval de convocar a los nobles y pagarles con latifundios: DUQUES DE MEDINASIDONIA, DUQUES DE NIEBLA, ALVARO DE STA. CRUZ para terminar siendo una gran guerra moderna con la participación de la artillería aunque la ballesta de virotes se siguió usando. En esta última fase se destacó por su talento militar y creación de los tercios FERNANDO GONZÁLEZ DE CORDOVA más tarde llamado el GRAN CAPITÁN. Granada fue sitiada pero por desgracia, el campamento cristiano ardió y luego se hizo otro más definitivo, el de SANTA FE, donde por cierto COLÓN pactó con ISABEL las CAPITULACIONES DE SANTA FE que condujeron al descubrimiento de América.

Vídeos relacionados