Reyes Católicos

Historia de España. Reinados. Siglo XV. Isabel la Católica. Felipe el Hermoso. Reino de Castilla, Aragón. Unificación territorial. Política interna, externa. Conquistas militares. Portugal

  • Enviado por: José Ramón Coll
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

1- Introducción.---------------------------------- Pág. 2

2- Isabel de Castilla.----------------------------- Pág. 3

3- Fernando de Aragon.-------------------------- Pág. 3

4- Unificación territorial.------------------------ Pág. 4

5- Política interior de los Reyes Católicos------- Pág. 4

6- Política exterior de los Reyes Católicos.------ Pág. 5

7- Conquistas militares.--------------------------- Pág. 6

8- El problema de Portugal.----------------------- Pág. 7

1- Introducción.

Durante la segunda mitad del siglo XV, las monarquías europeas, y en las hispanas los reyes de la familia Trastamara, tendieron a crear monarquías autoritarias, que en el siglo XVII aumentaron su poder y acabaron transformándose en absolutistas (Luis XIV de Francia como prototipo). La evolución se rompió en Inglaterra donde la burguesía pudo imponer una monarquía parlamentaria (Revolución 1688), y en Holanda. Estas monarquías absolutistas planteaban su capacidad unificadora, principalmente, en torno a la lealtad al soberano. Un vago sentido de patria o nación, que sentían sobre todo las clases elevadas (aristocracia, clero, alta burguesía), se vio reafirmado por el idioma, por la unión ante el enemigo común o, en casos concretos, por la controversia religiosa en el momento de la Reforma. Fue la lealtad al soberano lo que permitió la unión de entidades de distinta personalidad (idioma, legislación, costumbres, ...).

Durante el siglo XVI y hasta la paz de Westfalia (1648), bajo la dinastía de los Habsburgo, España (aunque este concepto era entonces inapropiado y seria mejor hablar de Castilla) desempeñó el papel de primera potencia mundial, debido fundamentalmente a la unión de estados que logró reunir esta familia en Europa y en el mundo colonial, recientemente descubierto.

El punto de partida de este Imperio de los Habsburgo debe buscarse en el reinado de los Reyes Católicos, en el que se gestó una parte importante de un fuerte sistema monárquico autoritario y las líneas generales de su política exterior.

2- Isabel de Castilla.

Isabel I la Católica es hija de Juan II de Castilla y de Isabel de Portugal. Su reinado duró desde el 1474 hasta el 1504, el año en que murió.

Isabel se casó con Fernando (1469) y les fue concedido a ambos el título de reyes de Sicilia, y a la muerte de su hermano Enrique IV (1474) hereda el reino de Castilla. De las intervenciones que hizo durante su reinado, destacan la reordenación legal en las cortes de Toledo y las ordenanzas reales de Castilla (1480), la estructuración del consejo real y el restablecimiento de la hermandad de Castilla (1476).

La principal empresa que fundó Isabel, fue la empresa de América con Colón (1492) que supuso la expansión de Castilla por todo el continente americano.

A su muerte en 1504 dejó a su esposo Fernando como regente de Juana, que era la hija de ambos. Esto supuso la culminación de la unión española.

3- Fernando de Aragón.

Rey de Castilla junto con su esposa Isabel la Católica, rey de Aragón (1479-1516), de Sicilia, de Nápoles y de Navarra.

En su reinado destacan el hecho del fin del feudalismo agrario catalán, la reconquista peninsular, los inicios de la colonización de América, la definitiva conquista de Canarias, la recuperación del Rosellón, la unidad religiosa, la afirmación del autoritarismo monárquico y la ascensión de España a gran potencia internacional.

Después de morir su esposa Isabel, Fernando casó con Germana de Foix. A su muerte, hereda la corona de Aragón su hija Juana y nombra gobernador a su nieto Carlos.

4- Unificación territorial.

El reinado de los reyes Católicos, puede considerarse como el principio de la edad moderna, debido a que se inicia un camino hacia la unificación territorial, termina la empresa de la reconquista y sobre todo porque surge la monarquía autoritaria con una nueva organización interna.

Con el matrimonio de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, la península queda casi del todo unida, quedando como independientes los reinos de Granada, Navarra y Portugal, que fueron posteriormente conquistados o absorbidos.

5- Política interior de los Reyes Católicos.

Los reyes implantan el estado moderno con el objetivo de someter a los distintos grupos sociales, y por ello prohiben a los que nobles tengan ejércitos privados y les imponen el deber de someterse a su mandato.

Para impedir además los conflictos entre nobles y en general aumentar la seguridad ciudadana, los reyes crean una institución llamada la Santa Hermandad que tiene por mision que reine la paz en los caminos y que no se realicen batallas. Para terminar con estos conflictos las ordenas militares son incorporadas a la corona.

Otro objetivo importante de política interior de los reyes católicos, es someter al clero debido a que en la baja edad media se había producido un movimiento de corrupción dentro del alto clero. Los obispos y cardenales habían perdido la religiosidad y espiritualidad. Al mismo tiempo, en el bajo clero, se da una profunda religiosidad y espiritualidad, lo que da lugar a conflictos.

Además de esto, los reyes católicos se plantean unificar la religión en toda España, ya que habían judíos, musulmanes y cristianos. El principal problema lo crearon los judíos que habían tenido conflictos con los cristianos en la baja edad media. Algunos de estos judíos eran judíos conversos.

Dentro de la organización del estado, existe el consejo real, y las cancillerías. Dentro de las cortes, solo existe el estamento no privilegiado que son convocados por los reyes para aprobar el heredero y los nuevos impuestos.

Económicamente, el reinado de Isabel y Fernando favoreció la ganadería (la mesta) y provocó la importación de lana de los Países Bajos. Además existe la idea de crear una industria textil en Castilla, pero fracasa.

6- Política exterior de los Reyes Católicos.

Sobre todo, la política exterior, gira en torno al enfrentamiento con Francia. Esta se llevó a cabo mediante los matrimonios con estados periféricos de Francia y a través de las guerras con Italia contra la expansión francesa hacia Nápoles, que acabó siendo conquistando por Fernando.

Al mismo tiempo, se inician dos nuevas líneas de expansión exterior: la del norte de África, como prolongación del espíritu de Reconquista medieval, y las rutas del Atlántico hacia América, cuya posesión se discutía con los portugueses y que quedó zanjado con el Tratado de Tordesillas (1494) en el que establecía una línea de separación entre América y Europa y África.

Con la muerte de Fernando, se habían conquistado las islas del Caribe de Puerto Rico, Jamaica y Cuba.

7- Conquistas militares.

Entre las conquistas durante el reinado de los Reyes Católicos, destaca fundamentalmente la conquista de Granada que representó el final de la reconquista. Fue una guerra provocada por la resistencia desesperada de los musulmanes.

Otra conquista importante fue la de Cerdeña-Rosellón, que se consiguió gracias a la habilidad diplomática de Fernando el Católico en el Tratado de Barcelona (1493), por el cual se comprometía a no interferir en los intereses Franceses en Italia.

La ocupación de las Canarias fue una empresa contratada entre los Reyes Católicos y Alonso Fernández de Lugo, que contó con el apoyo económico de comerciantes sevillanos y genoveses. Tenerife fue la última isla ocupada (1500).

Finalmente, la conquista de Navarra, que fue llevada a cabo por el rey Fernando el Católico aprovechando su enfrentamiento con Francia.

8- El problema de Portugal.

La política de los Reyes Católicos, puso especial interés en procurar la unión con Portugal; en consecuencia, casaron a su hija mayor, Isabel, con Manuel el Afortunado. El hijo de ambos, Miguel, fue durante su corta vida heredero de ambas coronas. Aunque volvieron a insistir por vía matrimonial, la herencia de Castilla-Aragón se desvió hacia el hijo de Juana y Felipe de Borgoña, llamado Carlos.