Revoluciones liberales

Historia universal. Revolución de 1820, 1830 y 1848. Sistema Metternich

  • Enviado por: Maitane
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

Después de la abdicación de Napoleón,el Imperio Francés se disolvió.

En septiembre de 1814 se reunieron en Viena representantes de todos los estados europeos para construir un nuevo mapa de Europa.El protagonismo del Congreso correspondió al zar de Rusia Alejandro I, al canciller austriaco Metternich y al ministro francés de Asuntos Exteriores Talleyrand.

La actuación del Congreso se guió por dos principios:

-El principio de legitimidad: se manifestó en la reposición en sus tronos de todos los monarcas depuestos por la Revolución y Napoleón.

-El principio del equilibrio: se concretó en un reparto proporcional de territorios, en el que el resultado fue un nuevo mapa de Europa.

Los monarcas a quienes el Congreso devolvió sus tronos, abolieron las constituciones que habían promulgado los revolucionarios y volvieron a implantar el Absolutismo.

Sustituyeron el sistema de gobierno basado en la Soberanía Nacional y caracterizado por la división de poderes por el sistema vigente con autoridad, que se fundamentaba en el derecho divino de los reyes.

El orden político absolutista de la época se llamó sistema Metternich, de acuerdo con el nombre del canciller austriaco que fue su máximo impulsor y defensa.

Ante estos hechos, las cátedras universitarias y las sociedades secretas revolucionarias, de las cuales las más importante fueron las masonas quienes

agrupaban a personas de todos los grupos sociales y oficios, defensores de principios como la moralidad ,la caridad ,la obediencia a la ley, la libertad, la igualdad y la fraternidad, lema que posteriormente los revolucionarios franceses adoptaron de los masones.

En España a partir de 1818, la masonería intervino directamente en la organización de los pronunciamientos militares, participando en el primer episodio de la Revolución de 1820.

En Europa desataron movimientos revolucionarios que serían abortados por la intervención de lo ejércitos al servicio de la Santa Alianza.

Los políticos reunidos en Viena temían, sobre todo, que La Revolución volviera a comenzar en Francia o que surgiera un nuevo Napoleón. Sin embargo, las revoluciones surgen espontáneamente en muchos países por tres motivos

la defensa de lo que comenzó a llamarse liberalismo y a favor de un sistema político representativo, con libertades y el reconocimiento de los derechos individuales.

-La afirmación de los sentimientos nacionales despertados en Europa por la invasión napoleónica.

-La protesta contra las condiciones económicas y la desigualdad social. La nueva organización capitalista y los impuestos hicieron difícil la vida de los campesinos y muchos artesanos vieron amenazado y destruido, su trabajo por las nuevas industrias, así como al aumentar el nivel de Los políticos reunidos en Viena temían, sobre todo, que la Revolución volviera a comenzar en Francia o que surgiera un nuevo Napoleón. Sin embargo las revoluciones surgen espontáneamente en muchos países por 3 motivos que los políticos de la Restauración no previeron:

-La oposición al absolutismo, al sistema Metternich y a estudios, la gente no veía satisfechas sus aspiraciones.En las revoluciones participaron grandes masas de población que representaban a todas las clases sociales. El liberalismo era defendido sobre todo por la alta y media burguesía que buscaban una participación en el poder.

En contra de la situación social se manifestaron lógicamente los más desfavorecidos:los campesinos ,los artesanos y aquellos grupos de las clases medias para quienes era difícil en- contrar un sitio en la sociedad.Los militares también tuvieron un protagonismo especial.

En 1820,1830y1848 se produjeron estallidos revolucionarios, liberales y nacionalistas en numerosas ciudades europeas.

En Europa las Revoluciones Liberales de1820 sirvieron de punto de partida del proceso de independencia de Grecia.En España tuvieron lugar los pronunciamientos del Coronel Riego y del Coronel Quiroga, en seguida el movimiento insurreccional se extendió por todo el país y los militares suble

vados consiguieron el poder y tomaron un gobierno provisional, que restableció la Constitución de Cádiz ,y decretó la amnistía para todos los liberales perseguidos por el Absolutismo.

Los liberales intentaron abolir los señoríos,unificar leyes y códigos ,suprimir La Inquisición ,libertad de comercio,industria y propiedad,reducir el Diezmo, controlar los privilegios de la Iglesia y reformar las órdenes religiosas.A estas reformas se opusieron la Nobleza,la Iglesia ,el Rey ,que utilizó los privilegios de la Constitución para impedir y retrasar la aprobación de las leyes.

Los liberales se dividieron en dos rgupos:

*Los moderados o “doceañistas”

*Los exaltados o “veinteañistas”.

Los moderados, entre los que se encontraba Martínez de la Rosa (jefe del gobierno en 1821)eran partidarios de suavizar las reformas, evitar los enfrentamientos con la Iglesia y con el Rey y reformar la Constitución, mientras que los exaltados, dirigidos por Evaristo San Miguel, Flórez de Estrada y Jose María Calatraba ocuparon el poder desde 1822 y defendieron una política de rsformas profundas que impidieron la vuelta del Absolutismo.

Los absolutistas establecieron en 1822 una oposición armada para acabar con el régimen liberal llamada la Regencia de Urgel, aunque no fue suficiente para acabar con éstos. Por eso, Fernando VII tuvo que recurrir a las fuerzas europeas de la Santa Alianza para que intervinieran en España a favor del Absolutismo. En Abril las Tropas Francesas dirigidas por el duque de Angulena (cien mil hijos de San Luis) cumpliendo el encargo de la Santa Alianza entraron en la Península Ibérica con la misión de restaurar el régimen absolutista.

La Revolución de 1830 tuvo también un significado político y naciomalista.

Se inció en Francia, donde Carlos X se exilia y, ante el temor de la Burguesía liberal de ver restaurada una República Jacobina, rompe con las masas obreras e instaura una nueva monarquía en la persona de Luis Felipe de Orleans.

Éste, al subir al trono, promete La libertad de prensa y una nueva ley electoral más amplia.

En Europa se disuelve el Reino de los Países Bajos a través del levantamiento de Bruselas, hecho que da lugar a la independencia de Bélgica.

Grecia logró conquistar su independencia frente al Reino de Turquía y en 1831. Polonia se reveló contra el dominio ruso pero esta sublevación fue reprimida sangrientamente.

Las revoluciones de 1848 se iniciaron debido a una grave crisis económica, iniciada en los años ante-

riores, que había tenido consecuencias negativas sobre las condiciones de vida de las clases populares. Los movimientos de protesta de carácter político contaron así con el apoyo de grandes sectores de población en toda Europa. Fue en 1848 cuando se publicó el manifiesto del Partido Comunista de Marx y Engels.

Esta revueltas comienzan en París donde el rey Luis Felipe de Orleans es destronado, proclamándose la República Francesa.

En Italia, Alemania y el Imperio Austro-Húngaro las revoluciones consiguen imponer constituciones y reformas democráticas.

Otras consecuencias de esta revolución fue la unificación de Alemania e Italia. Se consigió por la vía política y económica. En Alemania se había formado la Unión Aduanera o Zollverein, pero el proceso de unión adquirió un carácter político al asumir esta empresa el reino de Prusia, el más desarrollado y extenso.

Mediante sucesivas guerras contra Dinamarca, Austria y Francia consigue crear el Imperio Ale

mán. En Italia, fracasadas las revoluciones de 1848, el Reino de Piamonte dirige La unificación combinando los procedimientos diplomático, político y militar.

Algunos estados pequeños se unieron por plebiscito, otros resistieron el empuje unificador y tuvieron que ser conquistados por ejércitos populares (Nápoles). La última pieza del mosaico italiano, los Estados pontificios, fueron incorporados en 1870 .

A través de estas revoluciones, Metternich tuvo que dejar el gobierno y se declaró La abolición de la Servidumbre campesina.

Vídeos relacionados