Revolución Rusa

Historia universal. Gran depresión americana. Primera guerra mundial

  • Enviado por: Dj K-ffa
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

La Revolución Rusa

La Revolución Rusa fue un conjunto de acontecimientos que tuvieron lugar en la Rusia Imperial durante los años 1917 al 1922. Se le conoce como revolución rusa porque hubo dos revoluciones durante 1917, la primera rebelión ocurrida entre el 8 y el 12 de Marzo de 1917 en la que se derrocó a la monarquía imperial, y una segunda que se inició con una insurrección armada el 6 y 7 de Noviembre, organizada por el partido bolchevique en contra del Gobierno Provisional instaurado tras la primera fase revolucionaria, y operó una transformación en las relaciones económicas, políticas y sociales de la sociedad rusa.

Causas

Las reformas realizadas por el zar Alejandro II (1855-1881) habían generado una corriente a favor del cambio constitucional. Los gobiernos locales, la abolición de la servidumbre, el nuevo plan de educación, que permitió que jóvenes que no eran parte de la nobleza recibieran educación, permitió que aparecieran nuevos pensamientos y líderes revolucionarios.

La Primera Revolución

El Esfuerzo de la I Guerra Mundial, la presión de los partidos de la oposición así como la propia incompetencia de la dinastía gobernante permitieron el inicio de la primera revolución. En marzo de 1917 se celebró una manifestación en Petrogrado, con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se convirtió en protesta contra la escasez de alimentos a la que se unieron tropas amotinadas; el gobierno no consiguió restablecer el orden por lo que el poder quedó bajo un Gobierno Provisional, formado por los miembros de la Duma estatal. Ni el zar Nicolás II ni su hijo pudieron retornar el poder a la dinastía, éste quedó bajo el mando del Gobierno Provisional. Esto hizo que la dinastía de los Romanov, presente por 3 siglos, fuera derrocada.

El Gobierno Provisional

El Gobierno Provisional aplicó inmediatamente diversas reformas liberales y abolió el cuerpo de policía. La libertad de expresión permitió a los socialistas proclamar finalmente su oposición a la guerra y proclamar una paz democrática sin reparaciones ni anexiones.

El 16 de abril de 1917, Lenin consiguió llegar a Petrogrado. Tras su llegada, Lenin expuso las llamadas Tesis de Abril, en las que declaro que los bolcheviques no apoyarían al Gobierno Provisional, y pidió la confraternización de los soldados de los diversos estados en el frente para poner fin a la guerra imperialista e iniciar la revolución a escala internacional. Su partido repudió estas tácticas inicialmente alegando que desembocarían en un aislacionismo suicida para los bolcheviques; sin embargo, al cabo de un mes, Lenin les había persuadido de que la única forma de que triunfara la revolución socialista era que Rusia abandonara la lucha en Europa y los bolcheviques se mantuvieran independientes, evitando alianzas con otros partidos, especialmente con la mayoría menchevique del Soviet de Petrogrado.

Mientras el gobierno intentaba seguir fiel a su política de continuar la guerra hasta su conclusión satisfactoria y mantener sus pactos con las potencias aliadas, los bolcheviques continuaban su campaña derrotista en defensa de la fraternización. Hacia mediados de mayo, la desintegración del Ejercito era tal que, cuando el ministro de Guerra y el ministro de Asuntos Exteriores dimitieron, Alexandr Kerenski, decidió que podía tomar el cargo de ministro de Guerra para intentar frenar el deterioro de la situación. Recorrió el frente pronunciando discursos alentadores y pidió a las tropas que entregaran su vida por un país democrático, no que acudieran al campo de batalla obligados por látigos y las armas de los superiores, como había sido su situación cuando combatía a las órdenes del zar. La moral de las tropas se restableció temporalmente.

El Gobierno Provisional (GP), incapaz de solucionar los problemas internos y anhelando poner fin a sus compromisos con los aliados occidentales, lanzó una ofensiva a finales de julio que fracasó y provocó la desorganización del Ejercito. La situación en Petrogrado era tal que el Congreso de Soviets se vio obligado a reclamar la abolición de la Duma y la convocatoria de una asamblea constituyente para el 30 de septiembre.

La gran influencia de los bolcheviques quedó demostrada en una manifestación organizada por el Soviet, a la que acudieron 400.000 trabajadores de Petrogrado, y a la que siguió una marcha armada de 500.000 trabajadores, soldados y tropas procedentes de la fortaleza insular de Krondstadt los días 16, 17 y 18 de julio.

Mientras Lenin y su partido (escondido en Finlandia) atacaban al gobierno por su lamentable administración en todos los campos, un ansia de revanchismo se apoderó de los oficiales del Ejercito, liderados por su comandante en jefe, Lavr Kornílov. Kornílov apremió a Kerenski, primer ministro, para dirigirse a la capital con tropas leales, eliminar la oposición e implantar una dictadura militar. Al principio su idea fu{e aceptada pero luego Kerenski revocó la orden. Kornílov ignoró la orden y avanzó hacia la capital. Kerenski mandó que fuera arrestado y solicitó al Soviet y a los bolcheviques, que defendieran Petrogrado. Mientras tanto, los soldados y trabajadores que habían de hacer frente a las tropas de Kornílov consiguieron convencerlas de que no avanzaran, con lo que concluyó el golpe de Estado.

Una vez que los bolcheviques se hicieron del control, el nuevo gobierno puso fin a la participación de Rusia en la I Guerra Mundial a través de la firma de la Paz de Brest-Litovsk el 3 de marzo de 1918. El pueblo se indignó por la pérdida de territorios y la oposición al partido bolchevique provocó una guerra civil que se inició en 1918 y terminó en 1920

Lenin y el Partido Comunista Ruso se hicieron del control del país. Las huelgas de trabajadores, las revueltas campesinas y la rebelión de la guarnición de Krondstadt, fueron reprimidos en poco tiempo. En 1921, Lenin estableció la Nueva Política Económica para fortalecer al nuevo Estado, empobrecido tras siete años de desórdenes y declive económico.

El 30 de diciembre de 1922 se constituyó oficialmente la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (U.R.S.S), en la que los territorios étnicos del antiguo Imperio Ruso se unieron a la República Socialista Soviética Federada de Rusia.

La Depresión Económica de los E.E.U.U.

La depresión económica de los E.EU.U., también conocida como la Gran Depresión fue una crisis económica mundial, iniciada en los Estados Unidos en octubre de 1929 a causa del conocido Crack de 1929, y se prolongó durante los primeros años de 1930, extendiéndose geográficamente desde Estados Unidos al resto del mundo capitalista.

El Crack de 1929 fue una caída del índice general de la Bolsa de Nueva York en 1929. En 1927, tras un per{yodo de fuertes inversiones en el extranjero y con una economía creciente, los financieros estadounidenses que operaban en Wall Street se centraron en el mercado interior. A medida que compraban valores nacionales, aumentaban los precios de las acciones y los títulos valores estadounidenses.. Cuanto más compraban, mayor era la subida de los precios, lo que atraía a un mayor número de inversores. A mediados de 1929, nueve millones de estadounidenses habían invertido sus ahorros en el mercado de valores, muchos de ellos colocando todos sus ahorros.

Con el tiempo algunos profesionales financieros pensaron que tal vez fuera más rentable invertir en otros activos fuera de la Bolsa, por lo que empezaron a vender sus activos bursátiles. Se inició un fuerte movimiento vendedor. El 23 de octubre se vendieron 6 millones de acciones, a precios cada vez menores. Al día siguiente, el llamado jueves negro, se vendió el doble. El lunes de vendieron nueve millones de acciones. El martes negro se colapsó la Bolsa; el precio de las acciones tuvo una caída aproximada de 14.000 millones de dólares en una semana, incluyendo grandes compañías como General Electric o Woolworth.Lo ocurrido el Wall Street se repitió en las demás bolsas de Estados Unidos, desde Chicago hasta San Francisco.

Cuando los precios de las acciones se desmoronaron en Wall Street, los bancos estadounidenses empezaron a exigir el pago de los prestamos que habían concedido a otros países, al igual que a personas individuales que no podían devolverlos. Al mismo tiempo, aquellas personas que tenían dinero depositado en los bancos perdieron la confianza y empezaron a retirarlo. Al no tener dinero para devolver los depósitos, muchos bancos empezaron a quebrar.

La crisis provocó grandes tasa de desempleo y desocupación. 14 millones de personas en E.E.U.U., seis en Alemana y tres en el Reino Unido. En Australia la tasa de desempleo era incluso mayor que en USA y el Reino Unido juntos.

La elección para presidente de Franklin D. Roosevelt y el establecimiento del New Deal en 1932 permitió recuperar la confianza en Estados Unidos y marcó el principio del fin de la Depresión.

Sin embargo, en Alemania, la desaparición de la financiación exterior, a principios de la década de 1930, y el consiguiente aumento de las dificultades económicas, dieron lugar a la aparición del nazismo y la llegada al poder de Adolf Hitler. En otros países, aparecieron grupos políticos de tendencia fascista o totalitaria que acabaron por triunfar amparados relativamente en la estela de la Gran Depresión.

En muchos países la Gran Depresión provocó un cambio en las actitudes políticas y en la actuación de los gobiernos a favor de las medidas promotoras del estado del bienestar. Pero la Gran Depresión también creó las condiciones para que estallara la II Guerra Mundial.

PRIMERA GUERRA MUNDIAL.

(28 de Julio de 1914 - 11 de Noviembre de 1918)

La primera guerra mundial comenzó el 28 de Julio de 1914. Ésta comenzó como un simple enfrentamiento en Serbia y el Imperio Austro- Húngaro, pero se extendió a toda Europa cuando el Imperio Austro- Húngaro declaró la guerra a Rusia el 1° de Agosto de 1914. Luego de esto, pasó a convertirse una guerra mundial cuando empezaron a participar en ella las mayores potencias mundiales con un total de más de 32 naciones. De estas 32 naciones, 28 eran denominadas “aliadas” o “potencias asociadas”, y entre ellas se encontraban Gran Bretaña, Francia, Rusia, Italia y Estados Unidos. Estas lucharon contra la coalición de los Imperios Centrales integrados por Alemania, Austria-Hungría, el Imperio Otómano y Bulgaria.

Los verdaderos factores que desencadenaron la guerra fueron:

  • Intenso espíritu nacionalista que gobernó a Europa en el siglo XIX.

  • Rivalidad económica y política entre las naciones.

  • Militarización que caracterizó a la sociedad internacional a fines del siglo XIX, a partir de la creación de dos sistemas de alianzas enfrentadas.

  • Influencia de la fundación en 1871 del II Imperio Alemán.

Sin embargo, la causa inmediata del inicio de las hostilidades entre Austria- Hungría y Serbia (que originaron la primera guerra), fue el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Habsburgo, heredero del trono austro-húngaro, cometido en Sarajevo (Bosnia*, entonces parte del Imperio Austro-Húngaro) el 28 de Junio de 1914, por el nacionalista serbio Gavrilo Princip.

*Ahora Bosnia Herzegovina.

La primera guerra mundial duró cuatro años, tres meses y catorce días. A pesar de que todas las naciones confiaban en que los acuerdos de paz sentarían bases estables y serían suficientes, éstos promovieron conflictos aún más destructivos que desembocaron en 1939 en la Segunda Guerra Mundial.

Vídeos relacionados