Revolución rusa

Historia. Comunismo. Octubre. Lenin. Bolcheviques. Zar. Nicolas II. Mencheviques. Soviets. Kerensky. Socialistas. Régimen zarista

  • Enviado por: Martita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


La Revolución Rusa

  • Introducción

  • Descomposición del régimen Zarista

  • Movimientos políticos existentes y configuración de los sucesivos gobiernos provisionales.

  • Diferencias existentes entre partidos.

  • Posicionamiento de los distintos partidos en torno a la política de la época.

  • La revolución de Octubre.

  • El papel de los soviets en la revolución

  • La intervención extranjera

  • ¿Qué ocurrió después de Octubre? La Guerra Civil de 1918-1921

  • Introducción.

  • Según E.H. Carr: La revolución rusa de 1917 constituye un punto decisivo en la historia, y bien puede ser considerada por los historiadores como el mayor acontecimiento del siglo XX. Represento el primer desafío abierto al sistema capitalista, que había alcanzado su mayor auge a finales del Siglo XIX. El hecho en que tuviera lugar en el momento más critico de la Primera Guerra Mundial, y en parte como resultado de dicha guerra. La revolución Rusa fue una consecuencia y una causa del declinar del capitalismo.

    La revolución rusa provocó enormes repercusiones en el mundo occidental y radicalizo a la opinión publica, que estaba entusiasmada con el levantamiento entre los grupos socialistas, y causo miedo entre los más conservadores. Es la primera revolución en la historia del mundo que considera la injusticia social no como una consecuencia de la distribución de la riqueza, sino en primer lugar como una consecuencia de la forma de producción de esa riqueza. La primera, por tanto, que quiere cambiar de raíz no ya una forma de gobierno, sino todo un sistema económico basado en la propiedad privada de los medios de producción.

    Carr, continua afirmando que “La revolución rusa de 1917 quedo muy por debajo de los objetivos que se había fijado y de las esperanzas que despertó. Su trayectoria fue imperfecta y ambigua. Pero ha producido repercusiones más profundas y más duraderas en todo el mundo que cualquier otro acontecimiento histórico de los tiempos modernos”

    La victoria de la revolución rusa en 1917 significó, por una parte la liberación del yugo zarista y por otra, la creación de un nuevo orden social. Lo que a su vez significa la destrucción radical de un tipo de Estado, el capitalista, y la aparición de un nuevo Estado hasta entonces desconocido: el Estado socialista.

     Así, por sus consecuencias nacionales y mundiales, la Revolución Rusa de 1917 constituye el acontecimiento político y económico-social más importante del siglo XX.

  • Descomposición del Régimen Zarista

  • El imperio ruso, no estaba formado únicamente por una entidad “Rusia”, si no que estaban conformado por otros muchos pueblos no rusos, como Estonia, Letonia y Lituania ó Ucrania y Bielorrusia. Tenía en vísperas de la I Guerra Mundial, tenía una población de cerca de 122 millones de habitantes, más parecido a un país en vías de desarrollo que a uno industrial.

    Los campesinos se habían trasladado un masa a las ciudades, dado a su elevado despliegue industrial, aunque su producción se basaba principalmente en bienes de equipo, y no en mercancías destinadas al consumo del pueblo., y la producción agrícola cada vez estaba más estancada.

    La producción estaba cada vez más en manos de capitales extranjeros, esto estaba produciendo que la balanza de pagos tuviera un importante déficit.

    Las diferencias existentes entre los grupos sociales, estaban regidas por el Zar en base a un gobierno con un importante aparato militar, policial y burocrático en el que se hacían notar también las influencias de la Iglesia Ortodoxa rusa y de la nobleza.

    La población reclamaba que se pusieran fin a los abusos, se reconocieran sus derechos y libertades, y se sentasen las bases de una futura democracia representativa..  

    En Julio de 1914 se realiza la declaración de guerra del Imperio Austro-Húngaro a Serbia, el ejército ruso se moviliza, apelando el Zar al sentimiento patriótico de la población. El 1 de agosto, Alemania declara la guerra a Rusia y días después, el 6 de Agosto, el Imperio Austro-Húngaro declaraba a su vez la guerra a Rusia.

    El Partido Socialista Revolucionario, dominados por el patriótico entusiasmo enviaron a sus seguidores a que se enrolasen en la contienda. Una ocasión, por tanto para ahogar el movimiento de masas en la marca del patriotismo.

    Solo los Social-Demócratas (bolcheviques y mencheviques) se oponían a una guerra imperialista.

    Pero ni el ejército ruso, insuficientemente equipado; ni el régimen, decrépito; ni la situación del país, estaban en situación de oponerse a la máquina de guerra alemana. Así, desde los primeros momentos, tras unos pequeños éxitos, las tropas rusas tan mal equipadas como alimentadas, cosecharon derrota tras derrota.

    En Agosto de 1915, en contra de la opinión de sus ministros, Nicolás II tomaba directamente el mando de las tropas dejando los asuntos del Estado al cuidado de la zarina de origen alemán, que se encargó de la tarea bajo la ayuda de Rasputín, su amigo y confidente. Los resultados fueron tan catastróficos, dado que miembros de la nobleza de San Petersburgo asesinaron a Rasputín.

     La descomposición del ejército en los frentes de batalla, la descomposición del poder civil y la desorganización de la economía favoreció la desintegración del régimen en medio de una agitación social cada vez más violenta.

    En la capital Petersburgo, la situación no podía ser más propicia para un movimiento revolucionario, dada la escasez de alimentos, sumada a la reducción de la producción industrial, desencadenaron entre el 23 y 25 de febrero numerosas huelgas y manifestaciones, el día 26 se produjo una sangrienta represión por parte del ejército, que sin embargo fue derrotada dado que los militares de la capital simpatizaban con los huelguistas, y se produjo definitivamente la unión entre ambos sectores.

    El día 2 de marzo el zar abdicara y se formara el primer gobierno provisional.

  • Movimientos políticos existentes y configuración de los sucesivos gobiernos provisionales.

  • Diferencias existentes entre partidos.

    • Monárquicos: Estaban o bien en la clandestinidad o sus lideres habían pasado al partido demócrata-constitucional.

    • Demócrata-constitucionalista o Kadetes: formado por representantes de las clases poderosas. Formaron parte del primer gobierno provisional. Con inclinaciones Zaristas y aliadas. Son conservadores.

    • Socialistas populares: Partido poco numeroso, formado por cautelosos intelectuales, gente de cooperativas, y campesinos conservadores, defienden los intereses de la pequeña burguesía. Son sucesores de la IV Duma, y Kerensky era su líder cuando estallo la revolución de febrero.

    • Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia: Inicialmente llamados marxistas-socialistas. En 1903 se dividieron dos fracciones bolcheviques y mencheviques.

      • Mencheviques: Grupo socialista de todos los matices, que consideran que la sociedad debe llegar al socialismo por evolución natural y que la clase obrera debe obtener primero acceso al poder político. Son nacionalistas. Como eran intelectuales, se acercaban al pensamiento de las clases poderosas.

      • Mencheviques internacionacionalistas: Radicales mencheviques, que no quieren romper del todo con los anteriores, ni por su puesto están a favor de los bolcheviques, oponiéndose a la dictadura de la clase obrera, Trosky fue mucho tiempo miembro de este grupo.

      • Bolcheviques: Actualmente llamado Partido Comunista, produciendo la ruptura con los tradicionalmente socialistas. Abogaban por la insurrección proletaria y la toma del poder del Estado con el fin de acelerar el socialización de la industria, de la tierra, de las riquezas naturales y de los establecimientos financieros. Representa sobre todo los anhelos de los obreros industriales, pero también una parte de los campesinos pobres.

      • Otros: Socialdemócratas internacionalistas unidos y Yedinstvo.

    • Partido de los socialistas revolucionarios: De toque terrorista. Promulgaban la libertad de la tierra, mediante indemnización a sus dueños, aunque dicha indemnización tubo que ser olvidada ante la radicalización de los campesinos. Representaban a los campesinos ricos, intelectuales y capas políticamente atrasadas de la población zarista. Kerensky también formo parte de ellos.

      • Socialistas-revolucionarios de izquierdas: Escisión del anterior en otoño de 1917, muy cercano al partido bolchevique, aunque al principio de mala gana, auque ocuparon carteras con ellos durante su gobierno en varias ocasiones. Muy apoyado por los campesinos bajo la propugna de “Todo el poder para los Soviets”.

      • Maximalistas: Escisión de los socialistas-revolucionarios, pero sin mucha importancia.

    • Posicionamiento de los distintos partidos en torno a la política de la época.

      • El primer Gobierno provisional: Tras la caída del Zar, el primer gobierno esta presidido por el príncipe Lvov, y es de mayoría liberal, e incluye al socialista Kerensky, y se puede llegar a entender como un triunfo de la revolución burguesa, fue un gobierno moderado y de carácter liberal e intentó establecer una autoridad centralizada sobre todo el país, pero ni puso fin a la guerra ni accedió al reparto de tierras. Tubo que enfrentarse al poder popular representado por los soviets, que se extendían por todo el país, y por los bolcheviques que promulgaban “Todo el poder para los soviets”; el 6 de marzo, ante le giro que tomaban los acontecimientos, desde Zurich, Lenin envió el siguiente telegrama: "Nuestra táctica: total desconfianza, ningún apoyo al Gobierno provisional y mucho cuidado, sobre todo con Kerensky. Ninguna aproximación a los otros partidos". la agitación popular produjo su caída en mayo.

      • El primer Gobierno de coalición liberal-socialista: de mayo a agosto. Presidido también por el príncipe Lvov, e incluye a miembros del partido menchevique y el socialista-revolucionaria con Kerensky como ministro de la guerra, representado una apertura del liberalismo burgués hacia la izquierda moderada socialista. Los bolcheviques actúan contra el gobierno y este toma medidas represivas contra ellos, marchándose Lenin a Finlandia. Como consecuencia de las agitaciones de julio se produjo el cambio de gobierno.

      • El segundo Gobierno de coalición: de agosto a octubre, estuvo presidido por Kerensky, el cual hizo un intento de aproximación a los sectores obreros en un entorno de dificultades económicas y militares, debe enfrentarse a un doble peligro, por un lado la derecha el general zarista Kornílov intenta un golpe contra-revolucionario en septiembre, que fracasa ante el levantamiento popular y la acción de los soviets, y por la izquierda por parte de los bolcheviques que dominaban el soviet de San Petersburgo y el de Moscú, que intentan llevar a cabo la revolución que por fin del lleve al poder. Estando aislado y con poca ayuda, intenta de solventar esta situación mediante el ejercito pero le es imposible.

      • La revolución de Octubre.

      • Lenin regresa de Finlandia clandestinamente, y dirige la reunión del comité central, en la cual se acordó la creación de un comité revolucionario para la defensa del país de un ataque alemán, y conseguir el poder asaltando al poder, por mayoría de 10 votos contra 2, dicho comité acordó ir a la revolución mediante la insurrección armada.

        Finalmente el día 25 se realizo el golpe revolucionario contra Kerensky; la guardia roja, formada principalmente por obreros y soldados bolcheviques entraron en acción, los puntos clave de la ciudad fueron ocupados, los miembros del gobierno provisional fueron arrestados o huyeron, Kerensky fue uno de los que huyo al extranjero.

        Dicha revolución no fue una revolución de masas, sino más bien un golpe de estado realizado por un partido minoritario ante un vació de poder, ya que la oposición no pudo utilizar la milicia ante la rotura de su disciplina y de su moral.

        En la noche del 25 al 26 Lenin se presento en el Congreso de soviets anunciando la formación de un nuevo gobierno llamado el “Consejo de los comisarios del Pueblo”, integrado exclusivamente por bolcheviques que constituía el primer Gobierno Obrero y Campesino, y tenía un carácter provisional hasta que fuese convocada una Asamblea Constituyente. Sus dos primeros decretos fueron:

        • “De paz”: Una paz inmediata sin anexiones y sin indemnizaciones.

        • “De la Tierra”: Confiscación de todas las tierras privadas y su transferencia a los soviets y comités agrarios para su distribución entre los campesinos.

        Tras esta primera ocupación los bolcheviques continuaron su ocupación del resto del país mediante los soviets locales. El Gobierno adoptó inmediatamente otra serie de medidas destinadas a poner en práctica los principio de la revolución: como el establecimiento del control obrero sobre las fábricas, prohibición de las huelgas, afirmación de la separación entre la Iglesia y el Estado, entre otras medidas.

         Diez de Julio de 1918, se aprobó la nueva constitución precedida por la declaración de los derechos del pueblo. El Estado adopta la fórmula política de la República Federal.

      • El papel de los soviets en la revolución

      • El Estado Soviético estaba basado en los Soviets de trabajadores y en los Soviets de campesinos, que fueron creados en 1905.

        En febrero fue creado el soviet de diputados obreros Petersburgo, mediante un acto espontáneo de los obreros, siendo una organización antipartidista formada por socialistas revolucionarios, mencheviques y bolcheviques, en el mismo no buscaban la adquisición de poder gubernamental. Este fue cobrando poder entre los obreros y militares, y consiguió formar la dualidad de poder del primer gobierno, entre ellos y por el gobierno integrante. A partir de ese momento surgieron otros soviets espontáneamente (de campesinos, de obreros, de soldados, de ciudadanos) por toda Rusia, creando un auténtico tejido de poder e imponiendo sus decisiones al Soviet Central, este estamento también sirvió de plataforma política a mencheviques y bolcheviques cuando volvieron del exilio, ya que encontraron una plataforma política ideal.

        El soviet en cierto sentido era un adversario del Gobierno Provisional. En febrero y bajo contadas excepciones, los soviets vieron reconocidas sus aspiraciones de establecer un régimen democrático-burgués según el modelo occidental, posponiendo la revolución socialista a una fecha futura aún indeterminada.

        Su poder real e influencia fueron en aumento hasta convertirse en la verdadera palanca que haría posible la Revolución de Octubre.

        Los mencheviques se hicieron rápidamente con el poder del soviet de Petersburgo, sus más fervientes opositores eran los social-revolucionarios, los bolcheviques sin embargo estaban ante una situación de desventaja, sin importantes figuras que lo configurarán y por su posicionamiento más revolucionario.

        En Marzo, Stalin es nombrado organizador del partido en Petersburgo, y llamaba a la población a unirse a los soviets, los cuales denomina “como órganos de la unión y el poder de las fuerzas revolucionarias de Rusia”.

        El 3 de abril Lenin en sus “Tesis de Abril”, promulga la consigna “todo el poder para los soviets”.

        Empezaron a surgir diferencias entre los mencheviques, debido a su apoyo a los ministros socialistas, y los bolcheviques en contra se presentaban como los únicos que querían la paz, fuese como fuese, esto hizo que el pueblo empezara a mirarlos con otros ojos, y empezaran a tener más simpatizantes.

        Del 3 al 24 de junio, se celebra el primer congreso de todos los Soviets de Rusia. En ese momento, la política del gobierno encuentra un respaldo en los Soviets. En el congreso, se rechaza la propuesta bolchevique de Sovietización del Estado. La burguesía se había posicionado como contrarrevolucionaria y estaba dispuesta a combatir, siendo los actuales soviets instrumentos de la burguesía.

        Stalin empezó a promulgar, para hacer frente a la burguesía, de nuevo la consigna “todo el poder para los soviets”, y el desarrollo pacifico de la revolución, y el paso del poder de la burguesía a los obreros y campesinos, liquidando de esta manera a la burguesía, y ocultando también en cierto modo sus planes revolucionarios.

        Tras estos hechos los bolcheviques aumentaban su poder, el pueblo esta cansado de la situación económica y política y están dispuestas a pasar de la palabra a las armas. Por primera vez desde febrero, la insurrección está ahora a la orden del día, y los bolcheviques empezaban a ser los cabecillas de numerosos soviets, como el de Petersburgo y Moscú, la bolchevización de los Soviets locales, objetivo fundamental de la estrategia leninista estaba en marcha.

        Los bolcheviques proponen una manifestación para el nueve de junio con fines más revolucionarios, que sin embargo, el comité ejecutivo del Soviet prohíbe y plantea al mismo tiempo una contramanifestación más moderada por la "paz general", "convocatoria inmediata de la constituyente" y "república democrática".  Estas consignas no triunfarán, y serían sustituidas por la de los bolcheviques: "abajo las ofensivas", "todo el poder a los Soviets", "paz para el pueblo, guerra contra los ricos", siendo el 90 % de las consignas escritas, bolcheviques. Esas manifestaciones duraron 3 o 4 días, y tomaron una escala muy amenazadora; el gobierno entendió que dichas revueltas estaban dirigidas por los bolcheviques, y ordeno el arresto de los principales dirigentes, aunque Lenin, consiguió ocultarse y huir a Finlandia.

        Los bolcheviques se habían ganado el favor de los soviests, y con él, el del pueblo.

      • La intervención extranjera

      • Lenin trató de conseguir rápidamente la paz con Alemania consciente del pésimo estado de las tropas rusas. Sin embargo, sus propuestas fueron rechazadas por la mayoría del Comité Central del Partido. Trotski, esperaba que la revolución se extendiese al resto de los países como Alemania y Austria y que los obreros se levantasen contra sus gobiernos, sin embargo, esto no sucedió así y reanudadas las operaciones militares contra Rusia, la falta de consistencia del ejercito ruso dio fuerza a las tesis de Lenin, quién se apresuró en firmar la paz, perdiendo Rusia a Lituania, Estonia y Letonia y a parte de Bielorrusia.

        Ejércitos extranjeros trataron de invadir Rusia en la primavera de 1918. Francia, Gran Bretaña y EE.UU. deseaban repartirse Rusia y evitar que los alemanes la usaran como centro de operaciones. Trotsky reorganizaba el ejercito para enfrentarse a la ofensiva extranjera. La ofensiva contrarrevolucionaria fortaleció la resistencia y unidad del frente obrero, al mismo tiempo que el regreso de los terratenientes recordó al campesinado el antiguo régimen de explotación, lo que aumentó las simpatías hacia los revolucionarios. En esa guerra se enfrentaron los denominados ejércitos rojo y blanco, representantes de mundos completamente distintos, después de numerosas batallas, el ejercito blanco fue derrotado. Tras la guerra civil, Lenin impulsó el denominado comunismo de guerra, en el cual el partido comunista adquiría todo el poder para hacer remontar el vuelo a Rusia. En 1919 se creó la asociación de partidos comunistas, con sede en Moscú. En 1920, Reino Unido levantó el bloqueo a Rusia. En ese mismo año, el ejercito polaco invadió Ucrania apoderándose de Kiev, lo que hizo que todos, incluidos los partidarios de los zares, se uniesen para presentar un frente común a la agresión. El ejercito rojo no solo expulsó a los polacos. Derrotados, la paz con Polonia cedió a este país la parte occidental de Ucrania y Bielorrusia. Por fin, la guerra civil había terminado.

      • ¿Qué ocurrió después de Octubre? La Guerra Civil de 1918-1921

      •  Entre 1918 y 1921 se produjo una guerra civil entre los bolcheviques o comunistas y los anticomunistas, que puso en peligro los logros de la revolución.

        Una consecuencia de la guerra civil, fue el fuerte control político que ejercieron los bolcheviques y la exclusión de los demás partidos.

        El Partido Comunista, presidido por Lenin, tuvo que enfrentarse tanto a los mencheviques y a los social-revolucionarios de derechas partidarios de un régimen de libertades burguesas, como a los social-revolucionarios y comunistas de izquierdas, que querían instaurar desde el primer momento un comunismo puro, una dictadura del proletariado.

    Vídeos relacionados