Revolución Industrial en Inglaterra y su difusión continental (1770-1870)

Historia universal. Industrialización. Avances tecnológicos. Causas

  • Enviado por: Martini
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Master en Facility Management (Chile)
Structuralia
El Facility Management (gestión y mantenimiento de activos inmobiliarios) es una de las disciplinas de mayor...
Solicita InformaciÓn

Postgrado en Gestión y Dirección de Establecimientos Hoteleros
Estudios Superiores Abiertos de Hostelería, ESAH
Este Postgrado en Gestión y Dirección de Establecimientos Hoteleros te capacita para gestionar y dirigir...
Solicita InformaciÓn

publicidad

LA REVOLUCION INDUSTRIAL EN INGLATERRA Y SU DIFUSION CONTINENTAL (1770-1870)

  • Factores desencadenantes de la Revolución industrial inglesa

  • En Gran Bretaña en la segunda mitad del siglo XVIII ocurren varios cambios, cada uno de ellos se conoce como revolución y la suma de estas transformaciones es la causa de la Revolución industrial.

  • Revolución agrícola

  • La revolución agrícola en Inglaterra fue posible por los cambios que tuvieron lugar de una parte, en la estructura de la propiedad agraria y en el uso de la tierra, de otra por la introducción de nuevos métodos de cultivo e innovaciones técnicas. En efecto, hasta el siglo XVIII la forma más corriente de poseer la tierra era el campo abierto. En el siglo XVIII el parlamento permite cercar la tierra y surge el campo cerrado.

    Al mismo tiempo surgen nuevos métodos de cultivo y aplicación de técnicas agrícolas más avanzadas, como fertilizantes químicos, la introducción de la patata y plantas forrejeras que supuso el aumento de la producción y favoreció la emigración del campo a la ciudad. Por último surgen inventos como el arado triangular, la bomba de vapor o la sembradora mecánica que contribuyeron igualmente al progreso de la agricultura.

  • Crecimiento demográfico

  • El Reino Unido es el país europeo que experimenta más aumento demográfico durante el siglo XVIII debido a la reducción de las tasas de mortalidad y aumento de las de natalidad gracias a los avances científicos, la revolución agrícola y la ausencia de guerras.

    El aumento demográfico fue en Gran Bretaña un factor de desarrollo, ya que amplió el mercado e incrementó la mano de obra.

  • Las transformaciones en el comercio

  • El comercio interior pasa de comercio de feria a un mercado nacional integrado, debido a la desaparición de las aduanas interiores, el aumento de la demanda y la mejora de los transportes.

    El comercio exterior también benefició el progreso de la industria ( “El despegue”, Hobsbawm: En la revolución industrial Inglaterra utiliza la sabia de sus colonias)

  • Progreso en las comunicaciones y medios de transporte

  • No se podía mantener en un sistema capitalista el intercambio de mercancías como en el Antiguo Régimen, por lo que fue indispensable la mejora de las carreteras, la construcción de puentes y sobretodo la construcción de la red ferroviaria

  • El marco político

  • Si Inglaterra pudo ser la pionera de la revolución industrial fue porque contó con los factores anteriores, pero también contó con un marco político adecuado.

    El Parlamento fue el que propició los cambios creando leyes como las librecambistas que suponían la supresión de las antiguas reglamentaciones consiguiendo así el progreso capitalista.

  • Avances tecnológicos y sectores económicos en auge

  • Una revolución industrial necesita de un desarrollo científico porque la maquinaria equivale a aumentar la producción abaratando los costes a la vez que se consigue una mayor calidad.

  • Industria del algodón

  • La lana constituyó durante muchos siglos la materia prima de los tejidos ingleses; con la revolución industrial la lana queda desplazada por la importancia creciente del algodón.

    En las primeras fases de la industrialización, la industria del algodón fue el sector palanca ya que es una materia barata debido a su abundancia que puede satisfacer las exigencias de una demanda en auge, además es una industria que innova todo su aparato industrial; las primeras máquinas se hicieron para la industria textil algodonera como las máquinas hiladoras denominadas mula que producen hilos más resistentes y de mayor calidad o la creación de la lanzadera volante que hace tejidos de mayor tamaño en menos tiempo.

    También se produjeron progresos en la estampación y en el blanqueo.

  • Industria siderúrgica

  • Este sector progresa gracias a las innovaciones técnicas y a los cambios en las materias primas (utilizan el carbón mineral y el pudelaje).

    El combustible tradicional era el carbón vegetal, pero ante la escasez de la madera fue sustituido por el coque.

    El pudelaje es un sistema que purifica el hierro fundido que con la máquina de vapor se consiguió acelerar la producción del hierro más puro y maleable.

  • La máquina de vapor de Watt

  • Es el símbolo de la revolución industrial ya que se convirtió en el factor determinante de la primera revolución industrial inglesa.

    La máquina se aplicó a la industria textil, a la siderúrgica y sobretodo a los transportes.

  • La construcción de la red ferroviaria británica

  • Los años que van de 1815 a 1845 marcaron el comienzo de la era del ferrocarril. La aplicación de la máquina de vapor al transporte y la invención de la locomotora darían el impulso definitivo al ferrocarril, haciendo su primer recorrido entre Manchester y Liverpool en 1830.

    La importancia del ferrocarril en la fase revolucionaria de la indrustrialización inglesa fue poco destacada, aunque contribuyó a su desarrollo posterior en la medida en que facilitó el transporte y creó un nuevo mercado para la industria mecánica.

  • La expansión de la industrialización en el continente europeo

  • En el continente, la Revolución Industrial se alcanza cien años después, aproximadamente en 1850. Hay varios ejemplos:

  • Francia

  • A pesar de su gran progreso cultural y las transformaciones sociopolíticas derivadas de la Revolución de 1789, el avance industrial fue lento. La industrialización afectó primero a las industrias textiles, algodoneras y luego a la siderurgia que deberá esperar al Segundo Imperio (Napoleón III) para lograr la modernización.

    La Revolución francesa extendió aún más el sistema de pequeña propiedad que retenía a la población rural en sus tierras, además de la política económica proteccionista.

    A partir de 1847 se observa el incremento de la industria y de la mano de obra empleada en la misma y teniendo como consecuencia el abandono de las tierras.

  • Bélgica

  • Experimentó un rápido desarrollo similar al inglés, gracias a la iniciativa del Estado y al disponer de un sistema bancario favorable a las inversiones industriales, que dotaron al país de uno de los mejores sistemas ferroviarios de Europa. Los centros principales se encontraban en Gante y Leija.

    Bélgica contaba ya en 1830 con una industria textil muy desarrollada y una siderurgia en expansión.

    Este crecimiento económico fue posible por la confluencia de varios factores. Primero el notable incremento demográfico. Luego, la disponibilidad de unos medios de transporte baratos (ríos y canales) y la abundancia de materias primas (carbón y hierro), posibilitaron el desarrollo de la siderurgia. Además, el apoyo de las sociedades crediticias y la banca completaban este juego de elementos favorables para el desarrollo de las nuevas formas industriales.

  • Alemania

  • La influencia inglesa y francesa en la industrialización del país es notable. La primera por la importación de maquinaria y técnicas. La segunda por las inversiones en recursos alemanes. Así, por ejemplo, los altos hornos del Ruhr.

    La historia económica alemana del siglo XIX, está muy ligada a su unificación nacional. Con la Constitución en 1834 del Zollverein, unión aduanera que permitía la libre circulación de hombres y capitales entre todos los estados alemanes. El desarrollo económico alemán se caracterizó por un gran avance de la agricultura: abandono del sistema del barbecho e inicio del empleo de abonos. Se optó por dar prioridad a los planes de construcción naval y ferroviaria. La intervención de sectores financieros (banca y seguros) en el desarrollo económico y la iniciativa del Estado completan las características del modelo alemán de revolución indusrtrial.

    Vídeos relacionados