Revolución cubana

Historia de América. Guerrilla de Sierra Maestra. Dictadura de Batista. Fidel Castro

  • Enviado por: Matías Javier Wartelski Pryluka
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

Introducción sobre la historia de Cuba

Cuba fue descubierta por Colón en su segundo viaje (1496), y colonizada en 1511. En esa época fue fundada La Habana. Hasta 1898 duró la colonización española, año en que el tratado de París entre España y EEUU hizo que España cediera Cuba a EEUU. Este país ocupó militarmente Cuba durante cuatro años. Una serie de presidentes y dictadores se sucedieron durante las siguientes décadas. A partir del 44 la corrupción se estableció en la isla y con ella los gangsters norteamericanos. Con un claro deterioro económico y social de Cuba se llegó a las elecciones del 52. Uno de los candidatos era Fulgencio Batista, militar antisoviético apoyado por EEUU; sin embargo, estaba claro quién iba a ganar y no era él. Meses antes de las elecciones, Batista, empujado por EEUU, sacó el ejército a la calle y tomó el poder.

Dictadura de Batista (1952-58)

El golpe de estado Batista tuvo que soportar una enorme presión por parte de la oposición, organizada en torno al PAR (Partido Auténtico Revolucionario) y el PO (Partido Ortodoxo). Batista se opuso a cualquier diálogo con la oposición y anuló todos los canales de participación política. Apostó por la represión policial y aniquiló todo grupo opositor. Potenció la policía secreta y creó varias organizaciones represoras que establecieron en el país un clima de temor e intimidación. Sin embargo, Batista no consiguió acabar con la oposición, sino aumentar la popularidad de los revolucionarios.

Batista convirtió La Habana en la capital mundial de la corrupción. Se permitió a las bandas mafiosas norteamericanas explotar allí el negocio del juego y la prostitución. Toda banda tenía su lugar, su casino en la capital. Además, se entregaron las riquezas mineras del país a empresas norteamericanas. El resultado de todo esto fue el nacimiento de enormes fortunas mientras los campesinos, o el pueblo en general, caía en la más absoluta pobreza.

El primer aviso revolucionario llegó en 1953, cuando Castro, un joven abogado, se dio cuenta de que la única manera de acabar con la dictadura era emprender la lucha armada. Junto a su inseparable hermano Raúl Castro, reunió a doscientos hombres y dos mujeres e intentaron el asalto al cuartel Moncada, fortín en Santiago en el que había más de mil soldados. Ellos esperaban, que como consecuencia de esta acción se produjera el levantamiento del pueblo cubano que acabara con la dictadura, pero éste no se produjo. Lógicamente, los pocos revolucionarios fracasaron y más de la mitad de los asaltantes murieron. Los hermanos Castro consiguieron escapar pero Fidel fue capturado más tarde y Raúl se entregó.

Los militares, temiendo nuevas insurrecciones, iniciaron el proceso contra los prisioneros de Moncada. Fidel, como abogado, asumió su propia defensa caracterizada por un gran discurso que acabó con una frase que se hizo mundialmente célebre: Condenadme, no importa, la historia me absolverá. Pese a su discurso, Fidel y su hermano fueron condenados a diecinueve años en una isla incomunicada. Sin embargo, Batista decretó una amnistía política con el fin ganar popularidad y los hermanos Castro quedaron libres pocos meses después.

La revolución

El desembarco fallido

Después de residir unos meses en Nueva York, Fidel se exilió en Méjico. Allí, con la ayuda de un militar republicano español exiliado, Alberto Bayo, diseñó la incursión de 82 hombres armados que le apoyaban. Su idea era la misma que cuando atacó el Cuartel Moncada: que el pueblo, al ver que se alzaba una guerrilla se levantaría para luchar. Los 82 hombres sólo serían la mecha que encendería la llama de la revolución. Estos hombres procedían de Cuba y de América Latina; entre ellos estaba Ernesto Guevara, argentino, que más tarde sería conocido como el Che.

Fidel Castro consiguió armas y dinero entre los cubanos exiliados en EEUU. Junto al coronel español, preparó a sus hombres clandestinamente para la guerra de guerrillas.

Mientras, en Cuba seguían la represión, las persecuciones a la oposición, las torturas a los presos. En algunos puntos se alzaron diminutas sublevaciones, incluso una militar, y hasta se intentó matar a Batista, pero todas acabaron fracasando.

Algunos políticos, como Prío Socarrás, contactaron con Fidel en Méjico para preparar el ataque.

La teoría de Fidel sobre la revolución era la siguiente: él y sus hombres desembarcarían en Niquero y, simultáneamente, la guerrilla urbana, cada vez más numerosa, organizaría ataques en cada ciudad importante. Sin embargo, la realidad fue muy distinta: en noviembre del 56 los fuertes vientos, el temporal y la sobrecarga del famoso yate Granma, en el que viajaban Fidel y sus hombres, los llevaron a una zona pantanosa donde les esperaba el ejército de Batista, pues el barco había sido descubierto. Perdieron casi todo el equipo y tuvieron que refugiarse en el bosque. Al punto de reunión, el pico Turquino, sólo acudieron 14 hombres. Después de agruparse se dirigieron a Sierra Maestra.

La guerrilla de Sierra Maestra

Fue entonces, cuando Fidel Castro entendió que la única forma de levantar al pueblo era explicar su ideología al campesinado y animarlo a unirse a la guerrilla. En enero del 57, los catorce guerrilleros, junto a cinco campesinos, atacaron el cuartel de la Plata y se hicieron con unas pocas armas.

En julio del 57, la guerrilla invitó a un periodista del New York Times que entrevistó a Fidel durante varias horas y, al día siguiente, un reportaje sobre los rebeldes cubanos apareció en la portada del periódico americano. Esta fue una gran victoria de Fidel, pues Batista, como propaganda, había dicho que éste estaba muerto. Por otra parte, tanto dentro como fuera de Cuba, se supo que una revolución estaba en marcha, que era lo que Fidel quería, que se conociera su lucha .

Los guerrilleros se dejaron barba y pelo largo para distinguirse de los soldados e iniciaron una guerra de guerrillas basada en ataques sorpresa a cuarteles. De ahí sustraían armas y municiones. Los guerrilleros hablaban mucho con los campesinos y estos se iban sumando en masa al ejército rebelde. A éste también llegaron los refuerzos enviados por las organizaciones estudiantiles urbanas. Según relatos de Fidel Castro, en el verano del 57, contaba con 180 hombres en Sierra Maestra; en otoño alcanzaba los 500; y para Navidad ya eran 1000 los rebeldes barbudos. Poco a poco se formaba un auténtico ejército popular. Otra arma que poseían los guerrilleros para animar a los cubanos a unirse a ellos era Radio Rebelde, a la que se unieron una serie de publicaciones en forma de periódicos que invitaban a unirse a la revolución.

Aunque todo parecía ir bien para los revolucionarios, había algunos puntos desfavorables: el problema era que las revoluciones en cada ciudad no llegaban a desatarse debido al desentendimiento de los comunistas a los que no agradaba la violencia de Castro. Por otro lado, la huelga general decretada por Fidel fracasó al no ser apoyada por los sindicatos, comprados por Batista.

La batalla final

Finalmente, en la primavera del 58, los barbudos bajaron de Sierra Maestra. Eran cinco columnas comandadas por Fidel, Raúl, Camilo Cienfuegos, Juan Almeida y el Che Guevara. Raúl Castro avanzó de sur a norte hasta llegar a la sierra de Escambray. Los hombres de Cienfuegos atacaron varias guarniciones en Bayamo, mientras Almeida y Fidel hostigaban al ejército cerca de Santiago. El Che seguía en la sierra organizando una infraestructura de abastecimiento e iba organizando económicamente la zona liberada. El ejército de Batista estaba desmoralizado y aumentaban de deserciones. En otoño del 58 ya todo el mundo bien informado de la Habana sabía que Batista estaba acabado y caería pronto.

La estrategia final de Fidel fue dividir el país en dos, separando la capital de Santiago. Para ello, las columnas de Cienfuegos y Guevara avanzaron hasta el centro de la isla, cerca de Santa Clara. El Che tomó Sancti Spiritus y Raúl Castro, después de bajar de sierra Escambray se dirigió a Santa Clara; si se liberaba esta ciudad se podría llegar fácilmente a La Habana. Finalmente cayó la ciudad junto con el campamento Columbia, principal cuartel de las mejores tropas de Batista.

La noche de Fin de Año, La Habana era un hervidero: se decía que el dictador había huido y la gente se echaba a la calle y desafiaba a los soldados. Los casinos, máximos símbolos de la corrupción del régimen fueron saqueados por la población. Santiago, ya tomada por Fidel, le rindió honores. Tres días más tarde, el Che y Cienfuegos tomaron la capital y prepararon la llegada triunfal de la columna de Fidel, que recorría el país de sur a norte y llegó a La Habana el 8 de enero. La guerra había terminado.

La posición de Estados Unidos

Desde el ataque al cuartel Moncada, los EEUU del presidente Eisenhower empezaron a sospechar que las cosas no iban bien en la isla vecina; sin embargo, no hizo nada ya que sus empresas, que controlaban el país caribeño, producían enormes beneficios y no querían que la situación cambiara. Además, a la administración norteamericana no le gustaba la represión que llevaba a cabo Batista.

Por eso, cuando en 1957 se vio claramente que Batista no controlaba la situación, EEUU se decidió por una política de ambigüedad, de manera que no se supiera muy bien de qué lado estaba. Para ello, a veces criticaba la dureza de Batista, mientras en otras ocasiones condecoraba a los oficiales del dictador después de haber llevado a cabo una masacre.

Por otra parte, los revolucionarios barbudos despertaban simpatías en EEUU, y para la opinión pública eran patriotas y no comunistas. Y es que desde sierra Maestra, Fidel, en sus discursos, había sido moderado, había hablado de reconstrucción moral y política y de reformas que acabasen con la injusticia social que sufría el pueblo; en ningún momento planteó la vía socialista y en ningún momento planteó tampoco la ruptura con Washington. Por eso en la Casa Blanca nunca se sospechó que los revolucionarios se convertirían en comunistas aliados de la URSS y darían ejemplo a toda Sudamérica.

En realidad fue un error de EEUU lo que provocó la radicalización del régimen. La creación, por parte del gobierno de Fidel, de tribunales para juzgar y a veces condenar a muerte a los anteriores dirigentes y colaboradores de Batista no gustó en EEUU y de ahí se iniciaron protestas y enfrentamientos políticos. Esto desembocó en el incumplimiento por parte de los norteamericanos del contrato firmado sobre la compra de azúcar en 1960 (cabe decir que las exportación de azúcar eran uno de los pilares económicos del país y que EEUU era el mayor comprador). EEUU redujo enormemente la compra de azúcar no comprando lo que había pactado. Este fue su error, pues esto enfadó mucho al gobierno de La Habana. Así que tras una dinámica de enfrentamientos se llegó a la ruptura diplomática en enero del 61. En abril, aviones norteamericanos bombardearon instalaciones de la isla y al día siguiente Fidel anunció el carácter socialista de la revolución y, por lo tanto, la vinculación con la URSS. La principal compradora de azúcar sería, desde ese momento, la URSS, y no EEUU.

Kennedy y toda la administración norteamericana, asustados por la aceleración del proceso socialista cubano, encargaron a la CIA una rápida invasión de la isla. El 17 de abril, tan sólo un día después de que Fidel proclamara el socialismo de la revolución, un cuerpo entrenado por la CIA desembarcó en la Bahía de Cochinos protegido por la aviación y la flota norteamericana. Sin embargo, Fidel había movilizado en armas a todo el pueblo cubano y con él al mando, después de dos días de lucha, capturaron a la mayoría de los invasores y frenaron la invasión.

Estados Unidos inició entonces un bloqueo económico a la isla, que dura hasta nuestros días; castigando a los países que invertían en ella y dejando de comprar su azúcar. Además consiguió que Cuba fuera expulsada de la OEA (Organización de los Estados Americanos).

En el 62 se produjo la crisis de los misiles, después de su inicial instalación procedentes de la URSS, para la defensa de la isla. Finalmente, el problema se zanjó cuando el presidente soviético obtuvo garantías de que EEUU no intentaría la invasión de la isla. A pesar de ello, los primeros diez años estuvieron marcados por una posible invasión norteamericana y por su fuerte bloqueo. Esto propició una enorme dependencia económica cubana de la URSS.

Cuba desde la revolución hasta la actualidad

1960-1970

El sueño de Fidel para Cuba era que ésta se industrializara y que, por lo tanto, fuera la industria y no la agricultura el motor económico del país. Sin embargo, todas las inversiones que se hicieron para conseguirlo fracasaron y en 1963, Castro se vio obligado a proclamar que la agricultura, y sobre todo el azúcar, serían de nuevo las bases de la economía y el desarrollo de la isla.

En cuanto al sector agrario, siempre se había prometido acabar con el latifundio repartiendo las tierras entre los campesinos, pero lo que realmente se repartió fue muy poco y el estado pasó a controlar la mayor parte de las tierras: un 60%. De esta forma era el estado el que gestionaba y financiaba las tierras mientras eran los campesinos los que trabajaban en ellas. También se nacionalizaron las empresas y refinerías norteamericanas.

En cuanto al azúcar, el gobierno acordó en 1964 las exportaciones a la URSS, China, Vietnam y el resto de países socialistas hasta 1970. Además, la ganadería avícola se convirtió en otro pilar económico para Cuba en la década de los 60, y produjo grandes beneficios.

Los grandes logros de la revolución fueron las reformas sociales. Por un lado, se mejoró la calidad de vida de muchas personas construyendo viviendas y edificios públicos, y urbanizando y modernizando (dando electricidad, gas, etc.) las zonas más humildes. Además el alquiler de las viviendas, que pertenecían al estado, se redujo muchísimo.

Por otra parte, el gobierno de Castro llevó a cabo una labor extraordinaria, pues mejoró enormemente la Sanidad Pública (triplicando hospitales) y la convirtió en la mejor de toda Latinoamérica. Entre otras cosas, esta mejora consiguió eliminar de la isla enfermedades como el paludismo. Otro gran éxito fue el obtenido en cuanto a la educación. Los revolucionarios declararon el año 1961, momento en que un 24% de la población era analfabeta, Año Internacional de la Educación y lanzaron una campaña voluntaria de enseñanza. Todos los maestros y alumnos se movilizaron llegando a las zonas más aisladas, en la montaña y en el campo, para enseñar. Unos meses más tarde, el país fue declarado territorio libre de analfabetismo, con menos de un 4% de iletrados. La escolarización se hizo obligatoria desde los 6 años hasta los 18 años, desaparecieron las escuelas privadas y la universidad se hizo accesible para todos. Gracias a ello Cuba sigue siendo uno de los países con menos analfabetos en América Latina

1970-1975

Los líderes revolucionarios decidieron flexibilizar su versión del socialismo permitiendo algunos negocios privados y la inversión extranjera. Además, cedieron la administración de la mayoría de las tierras a los propios trabajadores. Estos consiguieron una mejor organización laboral y mecanizaron los cultivos agrícolas; gracias a esto, los niveles de producción aumentaron mucho. Esto sumado al alto precio del azúcar en el mercado internacional provocó en la primera mitad de la década enormes beneficios y una situación bastante buena en el país.

1975-1985

En 1976, un bajón del precio internacional del azúcar desencadenó una grave crisis económica en Cuba. Debido a la caída del precio de su principal producto, Cuba se encontró de repente enormemente endeudada. 125.000 personas se exiliaron sobre todo en Miami. Se intentaron diversas reformas interiores que lo único que consiguieron fue el enriquecimiento de algunos productores y el empobrecimiento del gobierno.

1983-1990

En 1983 se tomaron medidas contra la mala situación del estado aumentando los impuestos, cosa que afectó a los ricos. Una subida momentánea del precio internacional del azúcar reactivó la economía aquel año.

Debido a la crisis que arrastraba Cuba desde 1976, Fidel anunció cambios: pretendía volver al puro comunismo, eliminando todo indicio capitalista. Así que obligó al pueblo a trabajar como voluntario, levantó hospitales, viviendas y escuelas, y atacó la corrupción del régimen, eliminando a los dirigentes que se habían enriquecido traicionando así al país. Además, Castro intentó no depender tanto de la URSS que debido a su degradación provocaba problemas, intentando establecer acuerdos con empresas occidentales, pero no lo consiguió debido al bloqueo estadounidense y además las deudas aumentaron.

En ese momento, Cuba dependía de las exportaciones de azúcar y pescado, y del turismo para intentar disminuir las deudas. Esto provocó un racionamiento interno de los productos básicos para poder exportar más cantidades. Esto trajo el endurecimiento de las condiciones de vida. Las reformas de Fidel habían vuelto a fracasar.

Y por si todo esto fuera poco, la URSS y los regímenes comunistas estaban en decadencia: Esto remató a Cuba y sus débiles estructuras económicas se derrumbaron.

1990

La desintegración de la URSS y la COMECOM (El Mercado Común de los Países Socialistas) fueron los que de verdad derrumbaron a Cuba, puesto que un 90% de su comercio exterior era con estos países. Varias reformas se sucedieron sin ningún éxito y así es como se ha llegado a la Cuba actual: una Cuba envejecida, cansada, sin ganas de trabajar. Una Cuba, además, dónde hay claras desigualdades económicas entre los que han tenido la oportunidad de poner un negocio en el turismo y los que no.

La producción azucarera ha disminuido debido a la falta de medios para cultivar. El único sector que prospera es el turístico en el cual invierten diversas empresas occidentales (muchas españolas entre ellas) que sustentan a Cuba.

Hay, sin embargo, algunos puntos positivos, como la educación, con una buenísima universidad, y la sanidad pública.

Se necesita un cambio, una transición, ya que los posibles sucesores de Castro dentro de su partido, como su hermano, no poseen el apoyo del pueblo ni tienen el carisma de Fidel. Pero la oposición, tanto la interna como la de los exiliados en Miami, no se pone de acuerdo, está dividida; por eso, lo más probable es que haya que esperar a la muerte de Castro para unas elecciones democráticas.

Consecuencias de la revolución cubana en Latinoamérica

Durante los años 60-70 muchos jóvenes de América Latina quisieron imitar ingenuamente el ejemplo de los jóvenes revolucionarios cubanos. En casi todos los países surgieron grupos guerrilleros con el objetivo de realizar la revolución socialista en sus respectivos países.

Con ese fin, el “Che” Guevara fue con un pequeño grupo de guerrilleros a la selva de Bolivia, uno de los países más pobres y atrasados de AL. Tenía la idea de que colocando un pequeño foco guerrillero en la selva podrían repetir la experiencia cubana: los campesinos se unirían a ellos y se produciría otra revolución socialista en América Latina. Esta revolución y otras eran necesarias para Cuba para poder comerciar con América Latina, cosa que no era posible en aquel momento debido a que detrás de todas las dictaduras estaba EEUU con su bloqueo económico. Si Cuba conseguía comerciar con AL podría salir de su aislamiento y no tendría que depender tanto de la URSS, cosa que, como todo el mundo sabía, no era muy buena.

Sin embargo, los EEUU y las clases dominantes ya habían aprendido la lección y reprimieron el foco guerrillero boliviano sin piedad, lo que, sumado a la total indiferencia que mostraron los campesinos, los llevó al total fracaso, que terminó con su aniquilación total y la muerte del “Che” el 8 de octubre de 1968.

Esta experiencia llevó a los revolucionarios de otros países latinoamericanos a replantearse sus métodos de lucha y en lugar de desarrollar un foco guerrillero rural, se desarrollaron focos de guerrilla urbana (fundamentalmente en Uruguay, Argentina y Chile). Paralelamente al crecimiento de estos grupos, se desencadenó una despiadada represión por parte de los ejércitos, el establecimiento de dictaduras más duras en todos esos países y los consiguientes baños de sangre.

Nicaragua fue el país que más cerca estuvo de seguir el ejemplo cubano, pero una vez más, la intervención de los EEUU, que armó grupos contrarrevolucionarios y boicoteó la débil economía del país, logró abortar la revolución Sandinista,

Como conclusión de este pequeño apartado se puede decir que Cuba dio un ejemplo revolucionario, pero que fracasó porque EEUU, después de lo pasado en este país, no permitió que se repitiera y atacó el problema desde las raíces. La fórmula fue casi siempre la misma: alianza con los grupos de poder (militares, terratenientes y grandes empresas) y boicot a la economía del país para generar descontento entre la población, junto con la financiación de grupos contrarrevolucionarios.

El Che

El Che se fue de Cuba porque aunque era socialista, no estaba de acuerdo con que Cuba dependiera de la URSS. Por eso intentó hacer revoluciones socialistas tanto en África como en Latinoamérica; para conseguir una alternativa de comercio para Cuba. Sin embargo no lo consiguió y fue fusilado en Bolivia.

Al Che hay que tenerlo como un héroe no por el hecho de que fuera un gran líder socialista, porque uno puede ser o no socialista, sino por el hecho de que dio su vida luchando contra la pobreza y la desigualdad en el mundo. Cabe decir que él era médico y antes de convertirse en revolucionario estuvo en diferentes países latinoamericanos dónde descubrió la gran pobreza e injusticia que existía en el mundo y en ellos en particular. El hecho de que fuera socialista es secundario.

Conclusión

La conclusión que he sacado de esta conferencia es que el gobierno de Fidel durante su mandato ha hecho cosas bastante positivas para el país, aunque también negativas. Las positivas son las enormes mejoras sociales como la de la educación y la sanidad, y el más fácil acceso a viviendas. Las negativas son: la larguísima dictadura de Castro que dura ya 40 años, con la consiguiente falta de libertades democráticas (sólo existe un partido). Cabe decir que es malo para un país que un mismo gobierno perdure tanto, pues aunque tenga buenas intenciones hace que el pueblo pierda la ilusión que tenía al principio; también han fracasado las sucesivas reformas económicas que intentaron convertir a Cuba en un país industrializado, acentuando demasiado la dependencia del cultivo, sobre todo del azúcar; finalmente, fracasaron al permitir que Cuba dependiera tan extremadamente de la URSS.

Por otra parte estoy o hubiera estado totalmente de acuerdo con la revolución cubana al principio, pues el objetivo de esta, en un principio, era acabar con una dictadura, con las mafias, con la desigualdad y con el tutelaje norteamericano. Sin embargo, después se convirtió en una revolución que tenía como objetivo imponer el comunismo, que es lo que de hecho pasó, y con esto no estoy porque aunque se trata de un régimen comunista que en teoría beneficia al pueblo, es un régimen y eso no es democracia.

Bibliografía

- Cuba Colonización, Independencia, Revolución González Ochoa

Acento Editorial

- Protagonistas de la Historia

- Ernesto Che Guevara Elmar May

Edicions 62 - Barcelona

- Diario de Bolivia Ernesto Che Guevara

Grupo Zeta

Introducción

  • Descubierta 1496, colonizada en 1551, pertenece 4 años a EEUU a partir de 1898.

  • A partir 44, corrupción. Elecciones 52, golpe de Batista.

Dictadura de Batista

  • Oposición PAR y PO. La aniquiló. Represión policial.

  • Mafias en la Habana. Riquezas mineras a empresas norteamericanas. Gran pobreza.

  • 1953: Fidel y Raúl+200 hombres asalto a Moncada. Capturados los Castro.

  • Juicio. Condenados en una isla. Amnistía de Batista: liberados.

La revolución

El desembarco fallido

  • Méjico. Alberto Bayo y Che. Incursión 82 hombres Cubanos y latinoamericanos.

  • Armas exiliados cubanos. Se entrenan clandestinamente. En Cuba represiones.

  • Socarrás contacta con Fidel. Teoría de Fidel: Niquero y guerrillas urbanas.

  • Noviembre del 56: Granma descubierto. Al pico Turquino 14 hombres. S. Maestra.

La guerrilla de Sierra Maestra

  • Fidel entendió hablar con campesinos. Enero 57: ataque al cuartel Plata. 14+5.

  • Julio del 57: New York Times. Contrapropaganda Batista. Se supo revolución.

  • Barbudos ataques sorpresa. Verano 180 hombres. Otoño 500. Navidad 100.

  • Problemas: comunistas no gusta violencia. Huelga boicoteada por sindicatos.

La batalla final

  • Primavera 58: Raúl Escambray. Cienfuegos Bayamo. Almeida y Fidel Santiago. Che abastecimiento. Otoño 59. Todo el mundo sabía Batista caería.

  • Estrategia final: dividir en dos. Che Sancti Spiritus. Raúl Santa Clara y Columbia.

  • Nochebuena: ataque a casinos. Fidel toma Santiago. 8 enero Fidel llega a la Habana.

La posición de Estados Unidos

  • Desde Moncada Eisenhower sospecha Batista no controla situación. No hizo nada.

  • A partir 57, EEUU ambigüedad.

  • Barbudos simpáticos en EEUU. Discursos no socialistas y menos comunistas.

  • Error de EEUU radicalización. Redujo compra azúcar. Ruptura enero 61. Bombardeos. Fidel anuncia socialismo y vinculación URSS.

  • Invasión CIA. Bahía Cochinos. Fracaso invasión.

  • EEUU inicia bloqueo económico. Cuba expulsada OEA.

  • 1962: crisis misiles. Muy cerca tercera guerra mundial. Dependencia Cuba URSS.

Cuba desde la revolución hasta la actualidad

1960-70

  • Sueño Fidel industrialización. 63: vuelta a la agricultura y azúcar.

  • Estado 60% tierras. Nacionalización empresas norteamericanas.

  • Exportaciones azúcar desde 64 a 70: URSS, China y Vietnam. Ganadería avícola.

  • Revoluciones sociales: éxito. Viviendas, sanidad pública y educación.

1970-75

  • Vuelta al socialismo. Inversión extranjera. Tierra cedidas. Buen precio azúcar.

1975-83

  • 76: bajón precio azúcar. Crisis económica. Deudas. 125.00 exiliados. Gobierno mal.

1983-90

  • Aumento impuestos, subida precio azúcar. Pequeña recuperación.

  • Fidel vuelta al comunismo. Intento no dependencia URSS, pero bloqueo EEUU.

  • Cuba dependía exportaciones azúcar y pescado y turismo. Endurecimiento. Fracaso.

  • Decadencia URSS y COMECON: derrumban a Cuba.

1990

  • 90% comercio Cuba con URRS y COMECON. Reformas sin éxito. Cuba envejecida, cansada. Desigualdades turismo.

  • Azúcar ha disminuido. Turismo única fuente ingresos. Empresas europeas invierten.

  • Se necesita un cambio. Oposición dividida.

Consecuencias de la revolución cubana en Latinoamérica

  • Años 60-60, jóvenes intentan imitar revolución socialista.

  • Che fue a Bolivia. Foco guerrillero en la selva. Comercio Cuba Latinoamérica.

  • EEUU y clases dominantes + indiferencia campesinos fracaso. Che muere el 8 de octubre de 1968.

  • Otros países: en vez de guerrillas rurales, urbanas, pero EEUU las destrozó siempre.

  • Nicaragua estuvo cerca con la revolución sandinista, pero EEUU la abortó.

  • Conclusión: Cuba dio ejemplo, pero despertó a EEUU.

El Che

  • Che no quería dependencia de URSS y por eso se fue a Bolivia y a Africa.

  • Che héroe no como socialista, sino como defensor de los pobres.

Conclusión

  • Positivas: reformas sociales.

  • Negativas: régimen Castro. Dependencia de la URSS y del azúcar.

  • Revolución contra dictadura bien, pero después comunista: mal.

Vídeos relacionados