Revolución cubana

Historia de Cuba. Crisis del azúcar. Agitación social. Represión. Proceso revolucionario. Construcción del socialismo. Ché Guevara

  • Enviado por: Sofi
  • Idioma: gallego
  • País: Argentina Argentina
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

La revolución cubana

Crisis del azúcar, agitación social y represión

La crisis económica mundial de 1930 y la posterior depresión afectaron gravemente la economía cubana, basada en la monoproducción y exportación del azúcar. Éstas cayeron a niveles muy bajos. El Partido Comunista cubano impulsó la organizó del Sindicato Nacional de Obreros de la Industria Azucarera y la formación de la Confederación Nacional Obrera de Cuba (CNOC). El presidente Gerardo Machado intensificó la represión, pero el agravamiento de la crisis económica profundizó el descontento y luego de una serie de huelgas generales, Machado fue forzado a renunciar.

Las fuerzas antimachadistas se hicieron cargo del gobierno y establecieron un triunvirato presidido por un intelectual liberal que prometió una gestión de orientación socialista. Sin embargo, las matanzas de obreros en las centrales azucareras continuaron. En 1940 se realizaron elecciones y el Sargento Batista, jefe del ejercito, fue elegido presidente de la Republica y contó con el apoyo de vastos sectores de la sociedad cubana.

Durante los cuatro años de su gobierno se incremento la formación de sindicatos de orientación comunista. Pero no recibió el apoyo necesario para su reelección, ya que los sectores medios lo acusaron de haber traicionado la revolución de 1933 y apoyar los intereses del antiguo régimen.

Desde entonces, Cuba se beneficio con la gran demanda de azúcar que se registró en los años de la guerra y la posguerra, durante los gobiernos que se sucedieron hasta 1952, la corrupción administrativa se generalizó y las nuevas inversiones de capitales estadounidenses agravaron la dependencia económica de Cuba.

A principios de la década de 1950, los sectores medios y populares urbanos, escandalizados por la corrupción se sumaron a la oposición del gobierno.

En las elecciones de 1952, el Partido Ortodoxo, que nucleaba la opción de los sectores medios urbanos y trabajadores, presentó como candidato a representante legislativo a Fidel Castro. Batista también se presentó como candidato, pero cuando advirtió que ni él ni sus adversarios del Partido Revolucionario Auténtico tenían posibilidades de ganar, optó por el golpe de Estado y el 10 de marzo de marzo tomó el poder.

La organización del movimiento 26 de julio y el inicio del proceso revolucionario

Estados Unidos reconoció al nuevo gobierno de inmediato. Pero Batista no contó con el apoyo del poderoso Partido Revolucionario Cubano Autentico y enfrentó la oposición de los sectores medios urbanos identificados con el Partido Ortodoxo y de la mayoría de los obreros y campesinos. Transformó su gobierno un una dictadura sostenida por una generalizada y profunda represión.

Fidel Castro, apoyado por grupos de jóvenes universitarios y de trabajadores, comenzó a organizar un plan de lucha armada con el objetivo de derrocar a Batista. Su primera acción fue un asalto al cuartel Moncada, que fracasó. En mayo de 1955, luego de dos años de cárcel, Castro fundó, junto con un grupo de militantes políticos, el Movimiento Revolucionario de 26 de julio. Mas tarde, en México, se integraron al movimiento varios revolucionarios de otros países latinoamericanos -como el argentino Che Guevara-, que decidieron participar en la lucha contra Batista. Durante casi un año se entrenaron en la táctica de la guerra de guerrillas y planificaron el regreso a la isla con el propósito de derrocar al dictador.

De acuerdo con el plan, la llegada de los revolucionarios debía producirse el 30 de noviembre de 1956, en coordinación con un levantamiento civil en Santiago de Cuba, organizado por los integrantes del Movimiento que se encontraban en la isla. Pero el arribo del yate “Granma” se demoró y el levantamiento civil fue aplastado.

Las fuerzas de Batista esperaron el desembarco y lo reprimieron con bombas de NAPALM. Batista anunció que la invasión había sido liquidada y que Fidel Castro había muerto en acción. En realidad, Castro junto con 12 compañeros se refugiaron en la Sierra Maestra, un cordón montañoso al oeste de la isla.

Los guerrilleros de la sierra maestra y el triunfo de la revolución

Durante los primeros meses de 1957, el grupo de guerrilleros reorganizó y en el interior de la Sierra Maestra comenzó a instalar bases que incluían cultivos de alimentos y cría de ganado, hospitales de sangre, emisoras de radio, fabricas de cigarrillos, zaparos y armas y centros de alfabetización. También imprimían el periódico E l cubano libre, dirigido por el comandante Ernesto ”Che” Guevara.

Desde principios de 1957 hasta fines 1958, los guerrilleros de la Sierra Maestra, organizados como Ejército Rebelde desarrollaron múltiples acciones de guerra de guerrillas y libraron encarnizados combates contra el ejercito Batista. A lo lardo de estos dos años, recibieron el apoyo de numerosos campesinos. Entre los sectores urbanos, el movimiento guerrillero contó con el apoyo de estudiantes universitarios y de círculos de trabajadores organizado por el “MR 26 de Julio”; el movimiento obrero no comunista apoyó al gobierno; el Partido Comunista se declaró neutral y los sectores medios urbanos y el movimiento obrero comunista se sumaron a la revolución cuando ésta ya había triunfado.

A fines de 1958, los guerrilleros lograron abrir un segundo frente en el este de la isla y lograron aislar a la mayor parte de las fuerzas gubernamentales, establecidas en la ciudad de Santa Clara. El 30 de diciembre de 1958 se rindió Santa Clara. El Movimiento 26 de julio y el Partido Socialista Popular, de orientación comunista, declararon la huelga general en todo el país. El 1º de enero de 1959, Batista huyó a los Estados Unidos y luego de los guerrilleros entraron en La Habana, aclamados por la población.

Fidel Castro asumió como “primer ministro” y designó como presidente a Manuel Urrutia Lleó, representante de las clases medias urbanas. En julio de 1959, Urrutia exigió la convocatoria a elecciones y Castro lo destituyó. En los meses siguientes se registró un éxodo hacia Miami de los integrantes más acomodados de dichos sectores. El comunista Osvaldo Dorticós Torrado fue designado presidente. Dorticós se ocupó de las relaciones internacionales y Castro asumió la conducción del proceso de las transformaciones económicas y sociales revolucionarias.

Hacia la construcción del socialismo

La transformación del orden económico y social de la sociedad cubana que puso en marcha la Revolución de 1959 se concretó a través de la reforma agraria, la nacionalización de las empresas de capital extranjero y la nacionalización general de la industria.

Las primeras medidas que tomó el Estado revolucionario tuvieron como objetivo disminuir la desocupación y concretar una efectiva redistribución del ingreso a través del aumento de los salarios públicos y de los alquileres. Pero el primer paso hacia la transformación del orden social fue la reforma agraria sancionada en mayo de 1959. esta reforma se diferenció de otras que se realizaron en América latina porque no pretendió dividir la tierra: estableció un límite máximo de extensión de 67 hectáreas para las explotaciones individuales y de alrededor de 400 para las colectivas que sumaban más de 11 millones de hectáreas y fueron divididas en 1.500 unidades autónomas. En 1963, una segunda reforma agraria nacionalizó todas las propiedades de más de 67 hectáreas.

La reforma agraria afectó los intereses económicos de las empresas estadounidenses radicadas en la isla y durante 1960 se sucedieron una serie de agresiones económicas y militares de parte de los Estados Unidos contra Cuba. El gobierno norteamericano decretó entonces un embargo comercial sobre todas las mercaderías destinados a la isla.

En diciembre de 1960, Cuba firmó tratados comerciales y de asistencia técnica con Rumania, la Republica Popular China, Alemania Oriental y Hungría. Estos mercados multiplicaron los mercados para el azúcar y posibilitaron la instalación de fabricas montados por soviéticos y alemanes orientales.

En enero de 1961, Fidel Castro declaró el carácter socialista de la Revolución Cubana y los Estados Unidos rompieron relaciones diplomáticas. En los años siguientes, presionado por el bloqueo, el gobierno cubano se vio forzado a intensificar la producción agraria para el abastecimiento del mercado interno y para la explotación.

Vídeos relacionados