Revolución cristera

Historia de México. Movimiento revolucionario armado. Sublevación

  • Enviado por: Julio Cervante Benitez
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


Revolución cristera

Movimiento maxicano armado dese 1926 hasta el año

1929, combatió la política laica llevada a cabo por el presidente Plutarco Elías Calles(1877-1945), militar y político mexicano, presidente de la República (1924-1928), nacido en Guaymas (estado de Sonora). Calles abandonó su carrera de maestro para participar en 1914 en el levantamiento encabezado por Venustiano Carranza contra el presidente Victoriano Huerta, luchando a las órdenes de Álvaro Obregón. Durante el mandato del presidente Carranza, Calles fue gobernador de Sonora y secretario de Industria, Comercio y Trabajo, desde 1919 hasta 1920. En 1920, apoyó a Obregón a derrocar a Carranza y fue secretario de Gobernación hasta 1923, durante el mandato de Obregón. En 1924 Calles fue elegido presidente de México. Algunos de los logros más destacados de su administración fueron la construcción de numerosas carreteras y sistemas de riego, la creación del Banco de México, la cancelación de la deuda pública, el fomento de la enseñanza pública y el sindicalismo obrero, y la aplicación efectiva de la legislación sobre reforma agraria, que, entre otras cosas, establecía el reparto de grandes latifundios entre pequeños granjeros.

En 1928, Calles se retiró de la política para dar paso al presidente reelecto Álvaro Obregón, pero al caer asesinado Obregón antes de tomar posesión de su cargo, regresó a ella para desempeñar diferentes cargos y asesorar a los tres presidentes que le sucedieron. Fundó el Partido Nacional Revolucionario (PNR) en 1929, con la finalidad de dar por terminada la etapa de los caudillos, e iniciar la institucionalización de la revolución. En 1936 tuvo que exiliarse por criticar la política de reformas sociales del presidente Lázaro Cárdenas; regresó a México en 1941 siendo ya presidente el general Ávila Camacho

y por el sucesor de éste, Emilio Portes Gil, (1890-1978), abogado y político mexicano, presidente provisional de la República (1928-1930). Nació en Ciudad Victoria (Tamaulipas). Estudió en la Escuela Libre de Derecho, fue diputado en 1917 y secretario de Gobernación en 1924. En 1928, tras el asesinato del presidente Álvaro Obregón, muerto poco antes de tomar posesión de su cargo, el Congreso le designó presidente provisional de la República, cargo que desempeñó hasta 1930. Durante su mandato realizó una intensa labor legislativa, desarrollando las ideas reformistas de la Revolución Mexicana, y se mostró partidario de la libertad de culto y de la separación de la Iglesia y el Estado. Por ello, en 1929 tuvo que hacer frente a la rebelión del general Escobar, a la bajo cuyo mandato se puso fin al conflicto.

La denominada sublevación cristera (cuyos miembros, los cristeros, portaban en sus uniformes crucifijos a modo de enseña) estalló en agosto de 1926 y se generalizó en enero del año siguiente, principalmente en los estados de Jalisco, Nayarit, Guanajuato, Michoacán y Zacatecas. Su origen fueron las medidas adoptadas por el gobierno de Calles, especialmente las aplicadas desde julio de ese año, encaminadas a disminuir las actividades educativas de la Iglesia católica y, sobre todo, a reducir los aspectos más visibles del culto religioso. El movimiento, de evidente carácter católico, estuvo compuesto básicamente por peones y aparceros rurales, dirigidos por antiguos militares revolucionarios, ex partidarios algunos de ellos de Francisco (Pancho) Villa y Emiliano Zapata, e incluso por sacerdotes. El 21 de junio de 1929, el presidente Portes Gil logró acordar un pacto con la jerarquía católica (la cual, implícitamente, había apoyado el levantamiento) que acabó con el conflicto directo entre la Iglesia y el gobierno, pero no así con las acciones de algunos de los sublevados, quienes siguieron combatiendo hasta que, en 1936, falleció Lauro Rocha, el último jefe cristeo.

En los momentos de mayor crisis, reunió a los dirigentes de los partidos y grupos que apoyaban al régimen y propició la creación del Partido Nacional Revolucionario (antecedente inmediato del posterior Partido Revolucionario Institucional, PRI), en marzo de 1929. Posteriormente, fue secretario de Gobernación, presidente del partido, procurador general de la República, secretario de Relaciones Exteriores en el gobierno de Lázaro Cárdenas y embajador en la India. Murió en 1978 en México

Vídeos relacionados