Revista Hombres

Medios de Comunicación. Prensa. Revistas para hombres. Mujeres. Igualdad. Guerra de sexos. Entrevistas

  • Enviado por: ELI
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 75 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

“Revista Hombres:

El encuentro de los hombres con las fotos de mujeres inalcanzables”

INDICE

1. Primera Parte:

1.1 Introducción 4

1.2 Descripción del objeto de estudio 6

1.3 Hipótesis 6

1.4 Objetivo 7

1.5 Justificación 7

2. Segunda Parte

2.1 Capitulo 1: Revistas para Hombres, tipos y características

2.1.1 Breve reseña de la Revista H 9

2.1.2 Relevamiento de las revistas del estilo Revista Hombres 14

2.1.2.1 Revista GABO 15

2.1.2.2 Revista Maxim 19

2.1.2.3 Revista Premium 21

2.1.3. Definición de pornografía 24

2.1.4 Diferencia entre revistas pornográficas y las del estilo 26

“magazines”, como la H

2.2 Capitulo 2: La evolución de la imagen de la mujer en el tiempo

2.2.1. Tres mujeres muy distintas 30

2.2.2 La evolución de la Imagen de la Mujer en los medios 32

2.2.2.1 Desde sus inicios hasta la actualidad 32

2.2.2.2 La mujer y la Publicidad 34

2.3 Capitulo 3: Mujeres vs. Hombres

2.3.1 La búsqueda de la igualdad y la guerra de los sexos 37

2.3.2 Revolución sexual vs. Liberación de la mujer 38

2.3.3 Las mujeres hoy 40

2.3.4 Los hombres contraatacan 41

2.3.4.1 El nuevo hombre y El Metrosexual 41

2.4 Capitulo 4: Oferta y demanda

2.4.1 Porque las mujeres exponen su cuerpo? 43

2.4.1.1 La satisfacción de seducir 44

2.4.1.2 Sentimiento el poder 45

2.4.1.3 La gran presión de estar bien. 46

2.4.2 El Porqué del consumo de las revistas masculinas. 47

2.4.2.1 La estética femenina atrae más que la masculina 48

2.4.2.2 Los hombres son más consumidores 49

2.4.2.3 Sentir que las mujeres toman la iniciativa atrae a los hombres 50

2.4.2.4 Los hombres prefieren mirar a las mujeres audaces que 51

relacionarse seriamente con ellas

2.5 Capítulo 5: Entrevistas

2.5.1 Introducción y Justificación 54

2.5.2 Entrevista a Norberto Chab (Editor Revista H) 56

2.5.3 Entrevista a Gonzalo Martínez (Fotógrafo y Sub Editor 61

del Diario Página 12)

2.5.4 Entrevista a Valeria Giampaolini (Modelo) 66

2.5.5 Entrevista a Carlos Baygorri Matheu (Psicólogo) 71

2.6 Capítulo 6: Conclusión 75

2.7 Fuentes consultadas

2.7.1 Bibliografía 77

2.7.2 Medios Digitales 77

2.7.3 Entrevistas 77

2.8 Anexo

2.8.1 Staff de la revista H 78

2.8.2 Personalidades que no han podido contactarse 79

2.8.3 Fotos de modelos que hayan salido en la revista 79

1. PRIMERA PARTE

1.1 Introducción:

Atravesamos un tiempo donde muchos esquemas de la vida se ven invertidos, donde muchas cosas jamás pensadas forman ahora parte de la cotidianeidad y nos enfrentamos a una época donde las mujeres ya no cumplen solamente su rol de amas de casa, ni los hombres su misión de sostener el hogar.

Las características propias de cada sexo ahora se entremezclan, se confunden, se mimetizan en algunos aspectos y se alejan en tantos otros.

En el presente trabajo, estaremos trabajando con la “Revista Hombres”, una de las más actuales en el rubro, que apareció para satisfacer la demanda de este género masculino en cuanto a temas de su interés; la misma les brinda información sobre música, ropa, belleza, autos, ocio, bienestar, deportes, salud, sexo y ... mujeres! Ese el tema que nos interesa y que profundizaremos.

No podemos afirmar que analizaremos a una u otra parte... si analizaremos a las mujeres... a través de los ojos de los hombres. Un buen comienzo para comprender ambos lados.

El fenómeno del destape... de ver a las mujeres exponiéndose y mostrándose para ellos... Muchas son las preguntas que surgen a raíz de este fenómeno relativamente nuevo; ¿porque?, ¿cuál es el fin que persiguen las mujeres con esto?, ¿qué satisfacciones les proporciona?, ¿porqué los hombres las disfrutan?.

Procuraremos develar los secretos de esta exposición, sus causas, sus consecuencias, las ventajas y los contras, en un espacio puro y exclusivo de los hombres.. donde las mujeres somos casi protagonistas.

Para tal fin planteamos una hipótesis, que será, luego de la investigación comprobada o refutada. El material recopilado, que en muchos casos encontrarán trascripto en formas

de citas, irá apoyando las apreciaciones propias desarrolladas por las autoras, luego de la lectura. Se han consultado libros, revistas y páginas web, dado que hoy en día consideramos a esta herramienta informática como un espacio donde obtener material que sirva de apoyo a los demás elementos.

El trabajo desarrolla de forma paulatina un análisis que se remonta a temas y tiempo que no son los planteados en la hipótesis, justamente para poder analizar los hechos sucedidos y poder a través de estos entender el presente.

Como ya mencionamos, analizaremos una conducta del hombre, pero que tiene mucho que ver con el rol de la mujer a través del tiempo, entendiendo que una cosa es consecuencia de la otra.

Esperamos cumplir las expectativas de los lectores con el presente informe.

1.2 Descripción del objeto de estudio

Varias son las revistas diseñadas para hombres, revistas que procuran ofrecerles todo aquello que están interesados en saber, aunque en su generalidad son específicas de un tema que la sociedad entiende... es para hombres exclusivamente.

Pero se ha elegido la “Revista Hombres” para desarrollar el presente trabajo porque es la primera que nace para contraponerse a las tantas revistas de interés femenino con temas heterogéneos, de lectura amena y entretenida. La revista elegida respeta el formato de las clásicas Cosmopólitan, ParaTi, Ser Única, pero, su contenido, es para el sexo contrario. Podemos ver entonces como el hombre ha tomado para si, muchas actividades y costumbres que antes se consideraban exclusivas de las mujeres, y las incorpora a su vida como una forma de comenzar a dedicarse a su persona, sin olvidar que parte de su esencia es ese interés jamás dejado de lado... las mujeres... el mal necesario.

Nos parece interesante analizar en la misma el papel que la mujer juega a través de sus atributos y el compartimiento de los hombres frente a ello.

Para esto, plantearemos una hipótesis que intentaremos refutar o confirmar a medida que se analice el material recopilado.

1.3 Hipótesis

La hipótesis planteada surge de haber analizado el contenido y las imágenes de la Revista Hombres. Haremos en principio un análisis de la revista en general, pero nos focalizaremos en estudiar el rol femenino dentro de ella.

La hipótesis a través de la cual basaremos la presente investigación es la siguiente.

  • Revista Hombres: Las mujeres se muestran como un estereotipo que no está al alcance de los hombres en su vida cotidiana.

Es necesario conocer el significado de la palabra “estereotipo”. La palabra procede de las palabras griegas stereos, que significa sólido, y la palabra typos, cuyo significado es marca. Podemos definirlo como “La perpetuación de una imagen simplista de la categoría de una persona, una institución o una cultura”

1.4 Objetivos:

Iniciamos esta investigación con el objetivo de responder muchos “Por qué”. Porque las mujeres cada vez se exponen más y porque los hombres lo consumen.

Como enunciamos en nuestra hipótesis, creemos que la razón más fuerte es la inexistencia de estas características femeninas que presentan las fotografías de revistas, en las mujeres con las que los hombres se relacionan. Este enunciado global, trae aparejado una serie de factores que llevan a esta situación de rutina y costumbre en las relaciones, que, no por falta de amor, culmina en una necesidad de buscar estos “ejemplos” fuera del ámbito cotidiano.

1.5 Justificación:

El tema de esta investigación puede parecer bastante trillado, quien no ha escuchado alguna vez en su casa, o de hecho a pronunciado comentarios como “Si ahora las mujeres no salen desnudas los programas no tienen rating”, “Es necesario mostar colas todo el tiempo?”, “Como cambiaron los tiempos, ahora las mujeres no se valoran”. Justamente por todas estas opiniones que se contraponen a la realidad que vivimos es que creemos que el lector de este trabajo puede encontrar al leerlo, una explicación más profunda que simples prejuicios impuestos. Suponemos que hay un “porque” y descubrirlo y poder compartirlo con los lectores puede ayudarnos a comprender estos comportamientos con una explicación más sociológica, donde muchas variables inmersas en esta sociedad pueden estar incentivándolo.

El deseo de quienes elaboramos el trabajo es que podamos entender porqué las mujeres tenemos esa necesidad de mostrar ahora nuestro lado sensual, avasallante, desafiante y sexy. Y porque... los hombres se muestran dispuestos a recibir esas imágenes, las consumen y disfrutan.

Seguramente habrá algo más que una cabeza hueca (como solemos tildar a quienes se muestran de esta forma), y no se trata solo de hombres aburridos sin otra cosa que leer.

Esperamos poder contestarlo cuando hayamos concluido la investigación, esperando que las conclusiones puedan ayudarnos a replantear aspectos de nuestras vidas, para saber si algo de esto... no nos está afectando a nosotros... los “que no lo hacemos”. Pretendemos detectar necesidades insatisfechas y carencias no manifestadas. Descubrir en esta tendencia, elementos que podemos utilizar para conocernos mejor, a nosotros y a nuestra pareja para así sentirnos más realizados.

2. SEGUNDA PARTE

2.1 Capitulo 1: Revistas para Hombres, tipos y características

2.1.1 Breve reseña de la Revista H

La revista H nace para satisfacer un mercado masculino, ahora interesado en todo lo referente a su bienestar. Desde productos para el cuidado de su cuerpo, hasta información sobre las ofertas actuales para el esparcimiento y la dedicación a uno mismo, sin olvidar mujeres bonitas que recreen su vista.

El targuet de la revista apunta a personas que oscilan entre los 25 y 40 años y tiene secciones muy variadas que detallaremos a continuación.

Las secciones que presenta la revista Hombre son las siguientes:

Hoja de ruta: es el índice de lo que se va a desarrollar en el transcurso de la revista.

HotMail: en este espacio se encuentran las opiniones de los diferentes lectores de la revista, ya sea referida a artículos de la misma, o a peticiones especiales por parte de ellos, diferentes sugerencias en cuanto a las mujeres que quieren ver, o a los productos o servicios de los cuales les gustaría saber.

También se encuentra una pequeña encuesta (sexquiz) sobre cuestiones del sexo, en donde los hombres tienen derecho a opinar (votar) sobre eso, y está encabeza con una pregunta del tipo: ¿Consideras que un problema sexual puede afectarte en tu trabajo?.

Happy Hour: esta es una de las secciones más abarcativa de la revista, ya que contiene, dentro de sí otras secciones como: las chicas, comportamiento, pareja, salud, sexualidad, planeta bizarro, sepa cómo, H de humor.

Comienza con una pequeña entrevista a algún personaje del espectáculo, el cual habla de su vida y sobre todo del trabajo que esta realizando en la actualidad.

Las chicas (Chicas Only): es una pequeña nota, en general una entrevista sobre alguna de las modelos, actrices, y (otras) que están surgiendo en el mundo del espectáculo. La persona elegida cuentan aquello que esté realizando en ese momento, y describe sintéticamente como es la vida que lleva.

Comportamiento: esta sección contiene tips, de todo tipo, como por ejemplo, el top ten de los sufrimientos femeninos, comidas recicladas, una mini entrevista a personajes de la sociedad, parodias a artistas musicales y otros.

Es una sección muy variada, tomadas la mayoría desde el humor, pero hay que advertir que tiene toques que rozan lo bizarro. Los tips antes mencionados se renuevan con cada emisión de la revista.

Planeta Bizarro: se trata de una entrevista a personajes del medio de “la farándula”, los cuales no son muy convencionales o tienen alguna forma de ser diferente a los demás (puede ser revolucionaria o no), como por ejemplo: Marcela Pacheco, periodista y conductora del noticiero de canal 7.

Sepa Cómo: es una sección muy divertida y abierta. Propone la solución a diferentes actividades que son de interés general, con un toque humorístico pero realista a la vez. Como por ejemplo: saber como cuidarte el tattoo, como ser el empleado del mes (parodia), etc.

H de humor: es la zona humorística de la revista. Los chistes, son enviados por los lectores, aunque cabe aclarar que algunos (no todos) ¡no son graciosos!. Los “humoristas” (por llamarlos de algún modo) son recompensados por enviar estos chistes

o fotos, con un sorteo de diversos artículos, desde un par de zapatillas hasta un disk man.

Entrevista periodística: en esta zona se realiza una entrevista (completa) a un personaje de la actualidad. Esta sección se repite en total tres veces en la revista.

Rápido y Furioso: en esta sección la revista H, nos propone un plan semanal, el cual se trata de diferentes actividades que se pueden realizar para incitar las relaciones sexuales en las parejas.

Recreo: se trata de un espacio en donde se realiza una pequeña reseña sobre una actriz o modelo, u otra celebridad internacional. Cuenta de sus proyectos más recientemente.

Verdad Consecuencia: esta sección (se repite dos veces en la revista) contiene una entrevista medianamente extensa a un personaje del medio. A este se le realizan toda clase de preguntas, pero especialmente las que son reveladoras.

H investiga: se trata de un trabajo de investigación muy profundo y serio, sobre algún hecho que haya ocurrido en la actualidad. Por lo general los sucesos que son investigados en esta sección tienen en la sociedad un impacto significativo.

El top 10 de la Doctora H: es el consultorio sentimental de la revista, ya que los lectores (pacientes) envían todos sus conflictos y problemas sexuales que tiene y estos son atendidos por la Doctora H, la cual responde con las propuestas más directas y originales.

Hots Nights: es una sección donde se muestran los mejores lugares para pasar una noche inolvidable. En estos lugares top, seguro que la diversión no falta!.

Moda: Aquí se pueden observar cuales son las diferentes tendencias y propuestas que va tomando la moda masculina a través de las diferentes ocasiones y estaciones del año.

Accesorios: es un complemente infaltable de la sección anterior ya que muestra las mejores opciones en detalles para combinar con la moda top del momento.

Mundo Cool: esta es la sección más amplia de la revista, contiene en ella a: sabores, deco & disign, música, tecnología, cine, ver y leer, belleza, deportes, motores y after hour.

Comienza mostrando los mejores accesorios del mundo de los hombres, también se expone en donde se pueden adquirir y cuanto dinero cuesta estar hoy a la moda.

Sabores: aquí se exponen sabrosas recetas acompañadas de una pequeña reseña del chef que las “creo”. También están las direcciones y los precios de los lugares que marcan una diferencia en lo culinario.

Deco & Disign: esta sección es especial para decorar la casa ya que contiene los más sorprendentes accesorios y mobiliarios, los cuales convierten un espacio común en un espacio único. Se menciona las direcciones y el precio de cada accesorio o mobiliario.

Música: aquí se pueden observar cuales son las ultimas tendencias en cuento a la música nacional e internacional.

Tecnología: esta sección comienza mostrando los más novedosos accesorios en tecnología, prosupuesto aquí también menciona el lugar y el precio en donde se pueden adquirir. Luego continua con varias notas sobre los avances tecnológicos del momento.

Cine: se realizan las reseñas de dos películas (a estrenar) internacionales, y tres nacionales, se pueden encontrar los próximos estrenos y lo ultimo para ver en DVD.

Ver y leer: comienza con un mini reportaje a algún autor reconocido. También se encuentran los libros (ya sean nuevos o no) con una mini reseña del autor, lugar, precio, etc.

Belleza: aquí se muestran productos para el cuerpo, a los cuales se les aclara para que sirven y que beneficio le trae al hombre utilizarlos, esta demás decir que viene con precio y lugar de compra (incluido).

Deportes: se enumeran los lugares top para realizar desde los deportes más convencionales hasta los mas extremos.

Motores: aquí se describen los mejores autos que hay en el mercado, complementándolo con unos tips para saber manejar en los diferentes tipos de rutas.

After hour: en esta sección los famosos de todas las áreas se sacan fotos en los lugares más fashion del momento.

La pagina amarilla: aquí se encuentran las direcciones de todos los productos, accesorios y otros mencionados anteriormente.

Y para finalizar que mejor que citar las palabras del propio Norberto Chab, Editor de la revistas H al respecto de la misma: “La revista está estructurada en tres grandes secciones: una inicial, con noticias tratadas desde el humor, algo más escatológica, irreverente y bizarra que las otras. Una central, donde están las notas de contenido (conductas sexuales con un tratamiento novedoso, ni enciclopedista ni ensayístico, deportes o aventuras extremas, una nota de periodismo puro, relevamiento de lugares

vinculados al mundo del hombre) y producciones fotográficas de modelos. Y una final, que es el área de servicios y consumo, donde se abarcan todas las temáticas que le preocupan al hombre: tecnología, deportes, salud, belleza, moda, diseño y decoración, autos, gastronomía, cine y música.”

2.1.2 Relevamiento de las revistas del estilo Revista Hombres

Trabajaremos en este punto con las revistas GABO, Maxim y Premium, por considerarlas las más parecidas a Revista H, aunque también encontramos diferencias entre las mismas, que enunciaremos a continuación, antes de describir las secciones de cada una.

La revista GABO tiene características muy similares a H, siendo así su competencia directa, no sólo en las secciones que desarrolla sino en su diagramación, público al que va dirigido y tratamiento de las fotografías.

La Revista Maxim, también comparte bastante de su contenido con la Revista H, aunque vale destacar que las fotografías de las mujeres son un poco más audaces, incluyendo a veces algún desnudo.

La última revista que analizaremos es la Premium, que, al diferencia de las anteriores, tiene, sin llegar a ser una revista pornográfica, imágenes más eróticas y textos dedicados a la sexualidad.

A continuación haremos una descripción de los temas que tratan estas tres revistas, para que sirvan de punto de comparación con Revista H.

2.1.2.1 Revista GABO. Secciones

En sus marcas: en esta sección la revista nos muestra cuales son los últimos productos que se han lanzado en los diferentes mercado (desde vinos, perfumes, hasta cámaras fotográficas), los cuales están acompañados con una pequeña referencia de la empresa a la cual pertenecen.

After hour: en esta zona la revista propone una guía de actividades para realizar ya sea después de trabajar o un fin de semana, son propuestas divertidas, y variadas, desde una muestra cultural hasta una cena tranquila en un muy buen restaurante.

Pantalla: aquí se puede observar cuales van a ser los nuevos estrenos de cine, las novedades referidas a programas de televisión por cable, y también cuales son los nuevos lanzamientos de DVDs.

Música: esta sección nos muestra cuales son las últimas tendencias en música, los últimos lanzamientos discográficos, y las nuevas propuestas de artistas que juntan su discografía con DVDs.

Libros: en esta zona se encuentran todas las novedades literarias, desde biografías, antologías, autobiografías, etc. al lado de cada libro se encuentra una breve reseña, el costo y una pagina de Internet de donde obtener mas información.

También en esta sección se encuentra un pequeño reportaje a un escritor, de mas esta decir que la entrevista esta totalmente referida al contenido del libro.

Tecnología: aquí se exponen los últimos avances de la tecnología, los productos nuevos que salieron al mercado referidos a la informática, y otros.

En foco: se trata de una mini reseña sobre la vida que lleva una de las nuevas lolitas que surgen en el mercado del espectáculo.

Tendencias: en esta sección están expuestas cuales son las tendencias mas recientes sobre música, quienes son los Dj's que están más de moda, los que fueron y los que recién están surgiendo.

Autos y Off Road: es una sección dedicada a los fierros, aquí se exponen los nuevos modelos de autos, sus comodidades, el costo, etc. Pero también brinda (para aquellos que no pueden volar tan alto) modelos más económicos, los cuales también tienen sus ventajas.

Bellezas naturales: en esta sección se realiza una entrevista junto con una producción de fotos a una modelo, actriz, la cual por lo general recién comienza su carrera, dentro de las luces del espectáculo.

Personajes: se trata de una entrevista amplia realizada a algún actor, o personaje del medio. Este cuenta sus comienzos en el medio y como fue cambiando su vida hasta el día de hoy. Esta sección aparece dos veces a lo largo de la revista.

Saber beber: esta sección nos ofrece una descripción de los mejores vinos argentinos e internacionales, estos se analizan de acuerdo a una tipología del vino. Se pueden observar ejemplares de distintas bodegas, con su costo, la clase de uva que fue utilizada, otros.

Deportes: en esta zona se encuentran descriptos todos los deportes del momento, en donde practicarlos, cuales son los lugares mas top del momento.

Vidriera: aquí se muestran todos los accesorios, y elementos para practicar los distintos deportes que son expuestos en la sección anterior.

Turismo: esta sección nos brinda una recorrida por los mejores hoteles, hosterías y estancias de muestro país. Se muestra las comodidades, el paisaje, las actividades para realizar, el costo y los contactos de los mismos.

Chica de tapa: aquí se puede observar a la modelo, o actriz que realizo la tapa de la revista hablando de su vida, sus actividades, intereses, etc. La misma esta acompañada de una producción de fotos bastante picante.

Personaje: esta sección propone una entrevista a una persona reconocida de cualquier aspecto de la sociedad. Esta habla de su vida, sus comienzos, fracasos, éxitos y planes futuros. Esta acompañada de una producción de fotos que muestra no solo al entrevistado sino a todo su contexto.

Tragos y Maridaje: esta sección se especializa por brindar recetas gourmet, y hacerlas combinar perfectamente con distintos tipos de tragos.

Gastronomía: en esta zona se encuentra una entrevista a un personaje gourmet, como todas las demás entrevistas este cuenta como fue su salto a la fama.

Mitos: en esta sección se pretende romper con mitos (sencillos) que existen dentro de la sociedad. Como por ejemplo los mitos sobre el vino.

Modelos: aquí se realiza una producción de fotos bastante picante a una modelo, esta también va acompañada de una mini reseña de ella.

Accesorios: esta sección nos muestra cuales son los accesorios que están de moda, las nuevas tendencias.

Viajes: esta sección nos brinda una recorrida por los mejores hoteles en los mejores lugares del mundo. Al lado de cada hotel se encuentra la ubicación, el paisaje, las actividades a realizar, y por su puesto el costo.

Motos: al igual que la sección sobre autos, esta sección trata sobre los nuevos modelos de motos que hay en el mercado, tomando una en particular describiéndola detalladamente.

Gadgets: se trata de juguetes, artefactos, tecnológicos, son muy innovadores al igual que costosos.

Moda: en esta zona se muestran cuales son las nuevas tendencias en cuanto a la indumentaria, se hace referencia de las colecciones de las distintas marcas y diseñadores.

Historias verdaderas: esta sección se encarga de contar la historia de vida de algún personaje que logro marcar una diferencia, puede ser del entorno literario, cultural, deportista o cualquier otro.

Staff y direccionario: aquí se enumera a todas las personas que realizan la revista, y por sobre todo se encuentran las direcciones de los lugares antes mencionados.

Ping pong: en esta sección se realiza un ping pong de preguntas a algún personaje polémico del medio.

2.1.2.2 Revista MAXIM. Secciones.

Carta del editor y staff: la revista comienza con una carta del editor, y con el nombramiento de todas las personas que la realizan.

Correo: en esta sección se encuentran todas las cartas que son escritas por de los lectores hacia la revista.

La verdad: se trata de historias increíbles y atrapantes, de anécdotas, y demás relatos que son contados por los lectores de la revistas. Aquí También se tocan temas de la actualidad con un toque de humor grotesco.

Chicas de al lado: en esta sección se puede apreciar las producciones de fotos realizadas por diferentes modelos, las cuales están acompañada de una breve reseña de la vida de esa modelo.

Abierto 24 hs: se trata de una guía sobre las actividades musicales que se van a llevar a cabo en ese mes, de los nuevos lanzamientos de DVD, como de cine, TV y libros. Al lado de cada una de estas categorías se encuentra una pequeña descripción de cómo es el contenido que poseen, en donde se pueden conseguir y cual es su costo final.

Chicas: aquí se desarrolla una entrevista y una producción de fotos picante a alguna modelo o actriz, la cual habla de su vida y surgimientos en le medio. Esta aparece tres veces durante el desarrollo de la revista.

Exigimos una respuesta: es una sección dedicada a revelar el inicio y desarrollo de la carrera de un actor/a, ya sea internacional o nacional. Esta aparece dos veces durante el transcurso de la revista.

Dieta Sexual: esta sección combina una adecuada alimentación, la cual propone una dieta balanceada que cuida la línea de los lectores, junto con unos pequeños incentivos sexuales, que logran que hacer dieta no sea tan aburrido.

Chicas piruchas: aquí se trata con humor los casos de mujeres que harían cualquier cosa con tal de retener a su hombre, es una sección bastante graciosa e ingeniosa pero tiene algunos toques que rozan lo bizarro.

Especial morfi: en esta sección se encuentran las mas variadas recetas de comidas, los mas divertidos y modernos tragos y vinos.

Somos geniales: esta sección esta referida a temas de la actualidad internacional, que afectan de alguna manera a nuestro país.

Estilo moda: aquí se puede observar mediante una muy creativa e ingeniosa producción fotográfica cuales son los modelos que van a marcar una moda, una tendencia dentro de la sociedad, durante las distintas temporadas del año.

Guía Maxim: esta es una sección que contiene dentro de ella varios ítems a desarrollar, estos son:

Autos: aquí se exponen los nuevos modelos de autos que existen en el mercado, al lado de estos se les coloca las referencias, sobre sus características, lugar de venta, marca, etc.

Tecnología: se muestran los artefactos tecnológicos más modernos en el mercado, y también se le realiza una pequeña evaluación para ver que beneficios brindan y que desventajas poseen.

Viajes: en esta mini sección se hace referencia a los hoteles, palacios, campos de deportes, etc, que poseen los lugares más lindos del mundo. Están especificadas las direcciones, precios, y otros.

Maxim regala: se trata de una propuesta de obsequiarle algo a los lectores, de manera retribuir con ellos todo el apoyo que estos les brindan a la revista, los regalos van desde CD's, champagne, perfumes, hasta mp3 players.

Direccionario: aquí se encuentran todas las direcciones mencionadas, durante el transcurso de la revista, junto con las publicidades de lugares de interés para los lectores.

2.1.2.3 Revista PREMIUM. Secciones.

Entrada en calor: esta sección contiene distintos tipos de artículos, todos referidos a la relación que tienen esas personas reconocidas con la forma en que encaran y realizan sus decisiones sobre la sexualidad. También hay artículos referidos a las novedades en el mercado del sexo.

Chica de tapa: se trata de una producción de fotografías bastante picante, la cual la realiza la modelo, actriz, vedette, que hizo la tapa de la revista. Aquí también se le efectúa a esta una mini entrevista sobre sus gustos en cuanto a los hombres, los tipos de relaciones de pareja, etc.

Alto voltaje: esta sección se encarga de informar las novedades que surgen en el mercado del sexo. Se realiza una reseña muy completa sobre el producto, sus orígenes, la empresa, etc.

Textual: aquí se elige a un famoso escritor, pintor, artista, otros y se citan sus frases mas celebres.

Secretos de alcoba: en esta sección se relata una fantasía sexual, acompañada por una producción fotográfica que ilustra lo narrado en la fantasía.

Clásicos: en esta zona se elige a una modelo, actriz, vedette, que haya tenido una carrera significante, y se muestran fotografías de ella semidesnuda, o en traje de baño durante el transcurso de su vida.

Cosas de hombres: esta sección esta referida a artículos sobre el sexo y su manera de realizarlo, algunos de estos son bastante bizarros, y perversos.

Objeto del deseo: se trata de un artículo, el cual nos enseña como llegar al clímax, utilizando otros puntos erógenos del cuerpo.

Streptease: en esta sección se muestra una producción de fotos muy picante, donde la modelo, vedette o actriz, comienza realizándola como si fuera uno de los cuentos clásicos infantiles (por ej: caperucita). Se encuentra también una mínima reseña de la actriz, modelo o vedette.

Arte erótico: en esta zona se muestran distintas obras literarias eróticas, se cita un fragmento de la obra, y se desarrolla la biografía del autor.

Historias de alcoba: esta sección esta orientada a que los hombres se den cuenta si son realmente unos ganadores en el campo del amor, y si son realmente unos hombres de noche o solo creen serlo.

Mitología: aquí se pone a prueba si es que dos actividades se pueden realizar de manera complementaria una de la otra, como por ejemplo: el sexo, con el fútbol.

Chicas Venus: se trata de una producción fotografía realmente picante, en donde cada vedette, actriz o modelo, posee al lado de su foto una frase dicha por ellas sobre su sus gustos, personalidad, ideas, etc.

Humor Premium: en esta zona se encuentran todos los chistes y caricaturas, que le brindan a la revista un toque humorístico.

Fotos amateur: son fotografías enviadas por lectoras de la revista, en donde las cuales aparecen semi desnudas, diciendo alguna frase reveladora sobre su ser. Estas fotografías les sirven para ayudarlas a empezar ser conocidas en el medio.

Memoria: se trata de recordar historias significativas sobre mujeres que no tuvieron miedo al demostrar su sexualidad en el pasado, como por ej: Mata Hari.

Chica Premium del mes: en esta sección se realiza una producción fotográfica, la cual esta ambientada de acuerdo a la época del año que sea, la realiza una chica normal (con buen cuerpo), la cual describe un poco de su personalidad y gustos, referidos a esa época del año.

Www. Com: aquí se muestran páginas de Internet con graciosísimas escenas con alto contenido sexual en diferentes situaciones. Como por ejemplo un ratón tratando de tener relaciones sexuales con un mouse de una computadora.

Photoshop: en esta sección se muestran fotografías de personas reconocidas del medio a las cuales han retocado digitalmente para que cambien de sexo, parezcan travestís, etc. Debajo de estas fotografías se encuentra unos párrafos, explicando las actividades que

ese personaje va a realizar. Estas modificaciones se realizan de manera humorística, sin intención de lastimar a nadie.

2.1.3 Definición de pornografía

Muchas veces solemos catalogar bajo un mismo género las revistas para hombres como son H, Maxime, Premiun, con las revistas pornográficas. Para comprender las diferencias entre ambas revistas debemos primero conocer la definición de la palabra pornografía. “Se suele definir como la descripción o exhibición explícita de la actividad sexual en literatura, cine y fotografía, entre otros medios de comunicación, con el fin de

estimular el deseo instintivo del contacto más que sensaciones estéticas o emocionales.”

El término pornografía procede del griego: porne significa 'prostituta' y graphía que significa 'descripción'. Designa en origen, por tanto, la descripción de las prostitutas y, por extensión, de las actividades propias de su oficio.

Hoy en día el concepto no es el mismo, dado que por ello se entiende “al conjunto de materiales que muestran órganos genitales o actos sexuales y que se exhiben y/o contemplan con una determinada actitud que, normalmente, tiene por objeto al masturbación o, al menos, excitación de quien busca este tipo de materiales.”

Estas definiciones nos muestran que uno de sus principales objetivo es satisfacer y despertar el apetito sexual de quien la esté observando sin importar casi los recursos que se utilicen ni las formas sexuales, todo vale porque siempre habrá una mente a quien le atraiga tal escena.

La pornografía puede representarse de varias maneras: en fotos, en videos, películas, anuncios, artículos, etc y tiene un mercado tan amplio como pocos podríamos imaginar.

Sin exagerar, se estrenan por año, más de 10.000 videos pornográficos, incluso en países donde está prohibido.

Es muy difícil establecer el límite de la pornografía, es decir, cuando podemos o no hablar de ello. Creemos que la siguiente frase lo explica claramente : “...no es la categoría pornografía lo que define a lo obsceno sino la categoría obscenidad la que decide qué es pornográfico y qué no lo es. Puede haber obscenidad sin pornografía (en especial sin pornografía visual o hipervisual), pero no puede darse algo en sí mismo pornográfico sin previo dictamen de obscenidad.”

Lo que queremos decir con esto es que no todo cuerpo desnudo implica pornografía (y si bien esto es más que obvio muchos juzgan los desnudos de tal manera). Parea poder definirla como tal tenemos que estar frente a una escena de carácter obsceno cuya estética esté delineada por excesos y particularidades no comunes.

Lo cierto es que no hay pornografía sin un espectador, quienes cada vez tienen más medios para llegar a ella. “Los sistemas de visualización virtual proporcionan la ilusión de una inmersión de la imagen: se puede penetrar en la imagen virtual, desplazarse por ella e incluso interactuar de diversos modos con los seres sintéticos que la pueblan.” Las escenas pornográficas hacen a su espectador casi protagonista de la historia permitiéndole incluso compartir sus placer con los personajes y sintiendo que participan de ella. Forman parte de una realidad virtual en la que se sienten inmersos mientras la consuman. Son un medio para lograr el placer en si mismo.

“En la pornografía los cuerpos, la sexualidad y así mismo las personas de los hombres y mujeres que aparecen (...) se convierten en mercancía disponible para la compra-venta, utilizable y desechable según los deseos del que paga. En el caso de la mujer además hay que decir que la relación entre sexos que aparece en la pornografía es profundamente misógino y violento contra las mujeres. Si la publicidad nos ha venido acostumbrando al consumo de la mujer como objeto, la pornografía nos muestra el

aspecto de dominación sobre la mujer, cuyo sentido de existir es dar placer.” Parece ser que en el caso de la pornografía la mujer juega un papel particular, el de esclava y servidora del otro sexo a quien debe satisfacer sin tabúes, debiendo de esta forma hacer todo lo que sea necesario para conseguirlo, sin importar lo que deba llevar a cabo para eso. El es rol de aquel ser que no tiene derecho a reclamar nada, donde se expone a prácticas sexuales que quizás jamás aceptaría en una relación normal.

La pornografía alimenta un tipo de cultura donde lo que vale es la explotación y la dominación del otro, donde lo que importa es pasar bien a cualquier precio y que el ganador es aquel que más posea.

Analicemos ahora la imagen de la mujer en la pornografía: “El cuerpo queda convertido en espectáculo y la puesta en escena de las representaciones del cuerpo de la mujer cosificada de varias formas tanto para provocar la mirada del espectador como, en el mismo proceso, su excitación sexual.” En el caso de la pornografía la mujer no pretende gustar o seducir sino busca la excitación en el otro, el deseo sexual inmediato. La mujer es vista como un objeto que produce la satisfacción del otro . “Esto nos lleva a considerar que -dentro del proceso de comunicación-, hay un objeto que es visto (la mujer) y un sujeto que mira, lo que problematiza la posición de la mujer como objeto”

2.1.4 Diferencia entre revistas pornográficas y las del estilo “magazines”, como la H

Procuramos establecer la diferencia entre las revistas para hombres y las revistas pornográficas. Si bien son diferentes en esencia y sus objetivos no van en la misma dirección, lo cierto es que tienen similitudes que más adelante enunciaremos.

La diferencia entre ambas radica en algo fundamental: “El erotismo (...) va, por lo general, asociado a imágenes sugerentes o simbólicas más que a imágenes puramente gráficas, y a la idea de igualdad o de placer mutuo”

Es bastante confuso a veces, distinguir entre lo erótico y lo pornográfico. Podemos decir que en las imágenes eróticas se tarta de reivindicar el arte, el cuidado de la persona, las formas, la vestimenta y el ambiente, buscando insinuar más que mostrar de manera explícita. Busca provocar el deseo en el otro más que mostrar el acto en si mismo.

En cambio, cuando hablamos de pornografía, en general relacionamos la palabra con el mal gusto y al degradación de la mujer, donde lo que sólo importa es el cuerpo como tal y casi no hay lugar para la seducción.

Lo erótico no define a la pornografía por si misma, puede ser aquel tinte que vista la situación sexual, pero no podemos decir que la pornografía denote erotismo. “La pornografía se ha construido como algo despreciable a diferencia de lo erótico que goza de otros privilegios.” La etapa del erotismo queda hecha a un lado siendo fundamentales otros códigos para lograra el contacto sexual.

“La pornografía reduce el erotismo a unas limitadas partes de  los cuerpos que, en ambos sexos, son mostrados como meros fragmentos humanos.”

Es momento entonces de hacer referencia a las más populares revistas pornográficas.

Playboy es una revista de entretenimiento para adultos fundada en 1953 por Hugh Hefner. Es una de las marcas más conocidas internacionalmente, su publicación es mensual y sus publicaciones mundiales. La revista contiene principalmente fotos de mujeres desnudas (muy sexuales, catalogado como material para adultos) junto con varios artículos de moda, o productos de consumo, y también libros de algunos escritores. Se caracteriza por una extensa entrevista a una renombrada celebridad.

Playboy utiliza elegantes fotos de desnudos clasificadas como material para adultos. La primera tapa de la revista tuvo la cara de Marilyn Monroe. Su circulación, fue de 53.991 ejemplares. (La revista más vendida fue la de noviembre de 1972, que vendió 7.161.561 copias que tuvo a Lenna Sjooblom en su portada).

En los años 70 aparece su mayor competencia, la Revista Penthouse, con otro contenido mucho más erótico que Playboy no tienen ni jamás tuvo. Su creador fue Robert Bob Guccione.

Estas revistas “No violan la norma Miller de obscenidad y, por lo tanto, pueden ser distribuidas legalmente.”

Otras revistas han ido surgiendo luego de estas pioneras: SOHO, Hustler y High Society.

Para concluir este capítulo podemos decir entonces que las revistas pornográficas tienen como objetivo acompañar el acto de masturbación o bien la excitación previa que conlleva un acto sexual siendo la mujer una ser que se expone a prácticas sexuales que permitan la satisfacción del otro.

En las revistas como H, la mujer consigue a través de su exposición un sentimiento de poder que le permite desplegar todo su erotismo y establecer un juego de seducción para con el otro, donde es deseada sin la posibilidad de que la otra parte la posea físicamente pero si en sus fantasías. Es una forma de jugar con su feminidad y de trasmitirla a través de sus atributos corporales que siempre han sido motivo de admiración.

Parece ser que la mujer encuentra en estas revistas un espacio para mostrar su lado sensual sin tener que atravesar por ningún tipo de contacto y a través del cual puede

alimentar su ego. Es ella quien decide hasta donde mostrar y el hombre consume a través de su imaginación.

El papel de ser denominado y sumiso que la mujer tiene en las revistas pornográficas parece invertirse en este tipos de revistas donde ella misma tiene el control sobre el otro sexo.

2.2 Capitulo 2: La evolución de la imagen de la mujer en el tiempo

2.2.1. Tres mujeres muy distintas

Para entender a los hombres y sus acciones, a los medios y sus consecuencias es imprescindible primero, entender a la mujer. Es por eso, que comenzaremos por analizar la evolución que han sufrido a lo largo del tiempo, sobre todo en su rol social, que es el que al fin y al cabo determina a los demás roles que desarrolla.

Cuales han sido las distintas formas de expresarse a lo largo del tiempo hasta llegar hasta el momento actual que vivimos, el del destape y la desinhibición. Esto nos dará un primer panorama para situar al lector en el tema a investigar y para continuar con el análisis.

Para comenzar este primer capítulo nos pareció interesante la manera en que Gilles Lipovetsky describe el evolucionar de la mujer a lo largo del tiempo, en su libro La Tercera mujer. Este libro será utilizado a lo largo de todo el trabajo, dado que consideramos que su material puede ser de gran apoyo, puesto que describe la evolución de la mujer, desde el punto de vista que nos interesa estudiarlo en esta investigación: la mujer como un todo, donde la realidad actual es producto de una historia repleta de cambios y diferentes características que impactaron en ellas de tal manera que se convirtieran en lo que hoy son. Deja a la vista que todo lo que sucede hoy y ahora, tiene un porqué allá y entonces.

El autor plantea tres tipos de mujeres a lo largo de la historia, con diferencias bien marcadas. Estereotipos que fueron en cada época, expresando sus cambios, sus logros y marcando un nuevo rumbo en la forma de ser parte de la sociedad y en como eran vista por ésta.

Lipovetsky plantea que durante el período más largo de la historia de la humanidad la mujer fue considerada un ser inferior, un objeto que le pertenecía al hombre y al cual

despreciaban. Esa es la Primera Mujer, de acuerdo al autor. Las actividades de la mujer no eran valorizada, teniendo nula inferencia en la toma de decisión y participación en todos sus niveles.

La mujer era en un sentido, propiedad del hombre, se debía a él y todas sus conductas estaban dirigidas a satisfacer los deseos y necesidades de éste y no las propias como ser individual. “Se dice: El hombre y la mujer, no el varón y la mujer. ¿Porqué?. Porque el que autocráticamente domina todo se atribuye el nombre del todo, y así la especie humana ha quedado denominada por el varón como el hombre, y la otra parte debe denominarse como un segundo sexo, una segunda especie de hombre. A eso lo llamamos mujer”

La mujer es planteada como un objeto oprimido que sólo puede verse realizada a través de las realizaciones del hombre que la posee.

La mujer es definida como objeto, primeramente sexual, madre y educadora de sus hijos, ama de casa. Ella “es” por mediación del hombre.

Después de la segunda Edad Media comenzó a rendirse culto a la mujer, tanto por sus atributos morales como estéticos y ya en el siglo XIX, el modelo más respetado es el de la gran esposa, madre y ama de casa. Así nace la Segunda Mujer según el escritor, que es valorada por su capacidad de trasmitir valores a su familia e inculcar respeto por ella.

Finalmente, los años noventa, dan nacimiento a la Tercera Mujer, un ser que rechaza el modo de vida masculino y que no pretende ni busca obtener el lugar que ellos poseen. La mujer entiende que aquello que la define como tal, puede ser muy bueno si sabe utilizarlo y comprende que “La persistencia de lo femenino, no sería ya un aplastamiento de la mujer y un obstáculo a su voluntad de autonomía, sino un

enriquecimiento de si misma”. La mujer ha agregado a su vida actividades que desarrollar y roles que cumplir, pero no las ha reemplazado por las que antiguamente

realizaba. Es así como nos encontramos con un ser multifacético y multifuncional que cumple con los patrones culturales ya establecido y suma a esto un sin fin de características que determinan esta nueva mujer.

La Tercera Mujer, se forma a partir de mezclar la modernidad y la tradición. “La tercera mujer ha conseguido reconciliar a la mujer radicalmente nueva y a la mujer siempre repetida”

2.2.2 La evolución de la Imagen de la Mujer en los medios

A lo largo de toda la historia se ha rendido culto al cuerpo de la mujer sólo que ha sido mostrado de diferentes formas en cada momento. Leer escultura, etc, etc.

Desde que los medios de comunicación son unos de los canales más utilizados para enviar información, vender y comprar la mujer ha aparecido en ellos. Lo que ha ido cambiando han sido las formas en las que fue mostrada, expuesta, en los tipos de productos que publicitaba, llegando a la actualidad, donde lo que publicita y vende es a ella misma.

2.2.2.1 Desde sus inicios hasta la actualidad

En el siglo pasado al mujer era catalogada dentro dos estereotipos: el respetado por la sociedad porque respondía a los valores preestablecidos de cómo debía ser una mujer o uno totalmente opuesto al aceptado: es así que ellas eran, el ángel o el demonio, la pureza o la lujuria. Ambas características no podían ir juntas, se era una cosa u otra. Es recién a partir del siglo XX que la imagen de la mujer relacionada también a la sensualidad es aceptada y comienza así la época de la mujer fatal. El cine es quien

marca el cambio, con la aparición de mujeres sexys pero que trasmitían sentimientos genuinos.

Es como dijimos, a partir del siglo XX que la mujer comienza a ser vista como una conjunción se aquello tradicionalmente establecido y a su vez, como un ser capaz de seducir y gustar. “La oposición tradicional de la ingenua y la devoradora de hombres, da lugar a un nuevo arquetipo que reconcilia apariencia erótica y generosidad de sentimientos, sex appeal y alma pura.” (Carl Gustav Jung define la palabra arquetipo como “Imágenes originarias constitutivas del inconsciente colectivo y que son comunes a toda la humanidad”)

Este cambio del que hablamos se logra gracias al equilibrio logrado en la trasmisión de ambos valores, es decir, mostrar a esta nueva mujer sexy, sin dejar a un lado los valores prevalecientes en cuanto a su rol como parte esencial de la familia.

Pero, en realidad, el fin de esta belleza visto como algo perverso, tiene su fin con la aparición de dibujantes y fotógrafos que pudieron darle vida a otra estética sexy. Es cuando aparece la Pin-up, cuyas imágenes comienzan a aparecer en calendarios, máquinas de juego y publicidades.

Son mujeres incitadoras, con cuerpos bien torneados y provocadores, pero no dan el aspecto de mujer perversa que tanto rechazo causó hasta entonces. Aparecen con disfraces, caras pícaras y divertidas, y hasta podríamos decir de aspecto inocente y pudieron introducir a la sensualidad el humor, que fue lo que permitió su aceptación. Es una mezcla de sensualidad e inocencia lo que se impone en el mundo.

Pero esta Pin-Up, mostraba a la mujer como un objeto sexual de todo modos, dado que respondía a los deseos y fantasías del hombre, por lo que no podemos considerar que la mujer haya encontrado para este entonces el punto de libertad buscado.

“También el cine consagra el reinado de la Pin-Up al poner en escena a estrellas de formas explosivas, cuyo sex-appeal ya no tiene misterios. Betty Grable, Marilyn

Monroe y Jayne Mansfield en Estados Unidos y en Europa Anita Ekberg, Sofia Loren y Brigitte Bardot ”

Paralelamente al cine, la fotografía se encarga de mostrar al mundo un nuevo arquetipo de mujer: la modelo. Nacen para responder al mercado femenino en cuanto a tendencia y moda, estética y belleza. Las primeras modelos aparecen en la segunda mitad del siglo XIX , pero toma interés público después de la Segunda Guerra Mundial. Son un producto en si misma, que más allá de vender un producto o servicio, actúan como producto en si mismo.

La diferencia está marcada: antes se vendía la imagen de belleza, sinergia perfecta entre atributos físicos, conductuales y espirituales... ahora se vende el cuerpo.

2.2.2.2 La mujer y la Publicidad

Hemos visto infinidad de publicidades en revistas o en televisión, donde las mujeres han sido la imagen de productos de limpieza, cosméticos, artículos para el hogar, alimentos y medicamentos, donde se procuraba generar en las demás amas de casa un sentimiento de identificación y confianza en relación al producto en cuestión.

Si bien no estamos analizando “el rol de las mujeres en la publicidad”, si es necesario hacer una breve reseña de cómo ha sido su evolución según pasaron los años. Simplemente por lo recién planteado, la mujer es hoy en día el producto mismo, el

objeto en si de la publicidad. Es un medio para promocionarse, darse a conocer y ser admirada. Entonces, enunciaremos una breve cronología:

1890 a 1910: La imagen de la mujer se representaba con prósperas y abundantes mujeres en el campo.

1920: Se promueve la imagen de la mujer nacionalista.

1930: Se utilizan imágenes femeninas positivas que motiven a la gente después de la gran depresión. Comienzan a usarse modelos curvilíneas.

1950: La mujer tiene poder de compra limitado.

1960: La publicidad se abre al sexo, la juventud y la liberación. La imagen de la mujer abre el espectro desde voluptuosa a sofisticada o hippie. La aeromoza es la imagen de la mujer moderna, trabajadora, sofisticada, pero realizando labores de servicio.

1970: El lugar de la mujer es la casa. No toman decisiones importantes. Se abre la publicidad a más grupos étnicos.

1980: Es el punto más alto de las mujeres como objeto sexual. Mujeres sexys anuncian productos diseñados para el hombre.

1990: La mujer se preocupa por su cuidado personal. Enfatiza el cuidado del cuerpo.

2000: La mujer es independiente, puede vivir sola y compra productos de consumo para su placer. Mujeres "inteligentes" anuncian productos para mujeres "inteligentes".

Hoy en día ellas mismas son el producto a ofrecer, por decirlo de alguna forma, son ellas mismas lo que se muestra.

Ahora bien, lo cierto es, que hay una utilización mucho más certera de cómo utilizar ese poder femenino a través de la insinuación. Casi todos los medios de comunicación

incluyen mujeres que insinúen, que provoquen, que gusten. Cualquier forma de expresar alguna connotación sexual es hoy en día algo muy consumido. La pregunta es porqué.

Patricia Zapata, periodista de Guatemala señaló al respecto “La mujer debe tener un espacio en los medios de comunicación, como un ser humano inteligente, y no sólo como un cuerpo que se utiliza para incentivo de venta en la mente de los hombres con tendencias consumidoras y vicios.”

Así y todo nos encontramos en un momento donde estas observaciones son de las más comunes y representan los pensamientos de gran parte de las personas: “Desde hace un

tiempo, toda belleza que camina se desnuda y sale en cualquier lado. Así nomás. Todas (ya no queda ninguna) han salido, salen o están por salir desnudas, en poses recontraeróticas, en actitud de diablillas que si te agarran te mandan para el infierno. Jovencitas y vejestorios (ahora con la cirugía hasta las abuelas se desbolan) se han convertido en la atracción principal. (...) ¿Tendencia de fin de siglo o simple negocio? ¿Exhibicionismo o liberación corporal?”

2.3 Capitulo 3: Mujeres vs. Hombres

2.3.1 La búsqueda de la igualdad y la guerra de los sexos

En este capítulo enunciaremos las bases de esta revolución y liberación femenina en un mundo donde los machistas ahora tienen sus contrincantes, las mujeres que se defienden y luchan por sus derechos. A partir de esto, las nuevas modas de manifestarlo y sus consecuencias. Las respuestas de los hombres a este nuevo lugar ganado por las mujeres. Como respondieron a ello, la manera en que los afectó, ya sea de forma positiva o negativa. El objetivo es conocer lo que persigue cada parte en esta lucha de poderes y constantes desafíos.

Desde principios del siglo XX las mujeres han luchado por la igualdad con los hombres, momento hasta el que el hombre era visto como un ser superior que tenía derechos o incluso una posesión sobre el otro sexo. Pero fue a partir de los años 70 donde ésta igualdad se ha visto plasmada en derechos civiles que le han dado a la mujer un lugar similar al que estaban reclamando.

Ahora bien, esta nueva posición que las mujeres fueron obteniendo vio amenazadas las particularidades del hombre que lo definían como tal, puesto que ya no se condecían con la realidad que estaba viviendo. Todas aquellas características que se creían determinaban lo que una mujeres debía ser, (sean estos atributos, sumisión, delicadeza, dependencia, fragilidad), eran las que permitía que el hombre gozara también de otras cualidades que se complementen con aquellas, logrando un equilibrio coherente, como la seguridad, el sostén, el ser fuerte. Con los cambios producidos en una de las partes es inevitable que la otra se vea afectada. ¿Qué queremos decir con esto? Si las mujeres ya no son débiles, dependientes y sumisas... a quien entonces protegerán, o dominarán ellos...

Los roles de cada uno están definidos por el rol del otro, si en alguno de ellos se produce un cambio, irremediablemente, afectará a la otra parte, y esto es lo que está sucediendo. Por eso, luego de este movimiento tan definido y marcado, como la búsqueda de la igualdad de las mujeres, podemos ir observando, de a poco, cambios

también en los hombres, que necesitan generar un nuevo estereotipo que coincida con la nueva mujer que deben enfrentar.

2.3.2 Revolución sexual vs. Liberación de la mujer:

“En la cultura popular existe una mal interpretación de la "revolución sexual" (principalmente la de los 60) con la "liberación de la mujer". Ambos (a pesar de estar relacionados) no significan la misma cosa. Son movimientos distintos. ¿En qué contribuyó la revolución sexual a la liberación de la mujer? ¿Lo hizo de veras?”

Esta comparación nos parece interesante, porque pareciera ser que las mujeres sólo pueden expresar y sostener esa libertad obtenida a través de la exposición de su cuerpo.

Cuando hablamos de Liberación de la mujer, estamos hablando de un conjunto de hechos que les dieron un nuevo lugar en la sociedad, permitiéndoles desarrollar sus capacidades y desenvolverse en un medio al que antes no tenían acceso. La independencia laboral, trajo aparejada una independencia económica. Estos factores han moldeado un nuevo modelo de mujer que llevó ese poder y esa seguridad a su vida familiar, creando así un esquema diferente.

Lo que se plantea y se cuestiona es si es necesario remarcar constantemente esa posición a través de una exposición excesiva del cuerpo y de la sexualidad. Si bien antes estaba reprimida en algún modo, hoy estamos en el otro extremo, donde parece que el lugar sólo puede ser sostenido desde ese ángulo.

Entonces, la pregunta es si no estamos confundiendo los términos, y hasta incluso dejando de lado los verdaderos derechos alcanzados.

Si bien es cierto que actualmente a las mujeres les gusta mostrarse, gustar y ser deseadas, cuando los límites son excedidos corremos el riesgo de lograr el efecto contrario.

“Hoy en día existe una repugnante explotación y sensacionalismo del cuerpo femenino a una escala jamás conocida. Sin embargo, existe simultáneamente un proceso de resistencia y redefinición de la sexualidad femenina que parece imparable, las mujeres están recuperando y haciendo propios estereotipos del viejo orden, como pudiera ser la expresión "chica mala" (por ejemplo, si eres activa "sexualmente" eres "mala", en particular si has cumplido ya los 29...)” Esta es una forma de decirle NO al sistema, de demostrar que no se sienten avergonzadas ni juzgadas por reconocer que son seres también sexuales. Y, aparentemente, esta desinhibición, a veces exagerada, parece ser una forma más de luchar contra el estereotipo ya establecido.

En general, esta conducta es defendida con una frase muy popular en estos tiempo: “Son desnudos artísticos, muy cuidados”. ¿Qué quiere decir esto? Parece ser una frase que encaja en cualquier situación, cuando en realidad no todos los desnudos son necesarios cuando se analiza el contexto. Entendemos que exista un lado artístico y un cierto cuidado, siempre y cuando el desnudo sea imprescindible para el medio en que este inmerso. Pero... desnudos por simple... ¿placer?, no son arte, no son parte de una historia, incluso, nos encontramos con modelos posando al mejor estilo Hollywood, mientras cuentan lo tristes que están... luego de su separación o lo que es peor aún, la muerte de un ser querido!!

Nos parece importante citar la opinión que Mauricio Pombo expresa en una nota, donde analiza las fotografías de la revista SOHO. “A todos nos duele cuando se nos insulta el honor, ¿quién no ha protestado al ver cómo otro le ofende la mujer que lo parió?, así mismo, no es otro el motivo de mi dolor al ver cómo se maltrata, se ridiculiza, se agravia, un sentimiento, mi devoción, la enseñanza de mis padres, y la de los padres de mis padres; ver cómo el respeto inculcado desde niño por lo que significa la Pasión se pisotea como si nada, invocando para ello que es un estilo de creación literaria y de expresión artística con humor, ¡no! Eso es otra cosa. El arte es arte, y no podemos escudarnos en él para justificar una acción que, meridianamente, esconde una agresión.” Si bien la revista en cuestión tiene un tono más pornográfico que la que

estamos analizando, creemos que podemos llevar esta sensación a toda manifestación, aún en menor grado, que se haga de la mujer en este ámbito. Muchos hombres ven en esta nueva tendencia una denigración del sexo femenino que es producto de las mismas mujeres al exponerse de tal forma. Sin embargo, las consumen. Pero, claro está, no son las mujeres con las conviven ni con las que deciden formar una familia.

Hay un reclamo implícito en los hombres de la necesidad de encontrar en las mujeres aquello que siempre las definió como tales, en un momento donde esa esencia está desapareciendo. Buscan ser respetadas en sus trabajos, en sus casas, en sus círculos, y contradictoriamente lo hechan a perder en una exposición baja y sin necesidad.

“Mucho de lo que hay de malo en la mujer es por culpa del hombre... El hombre la ha obligado. Ha hecho de ella casi una muñeca, un objeto de adorno. No la ha respetado con el mismo respeto que pide para él. La ha obligado a ser espiritualmente una esclava y, naturalmente, ha existido en la mujer, durante miles de años, un ardiente deseo de venganza.” Pero, ¿es justo que responsabilicemos a los hombres de nuestro pasado y de las acciones que actualmente tenemos?

2.3.3 Las mujeres hoy

Como ya mencionamos estamos inmersos en una era donde la mujeres no son una cosa u otra, es decir, no es ama de casa “o” un ser erótico. La mujer actual es una combinación de ambos elementos, donde quedan satisfechas las necesidades familiares, las de autorrealización personal, en el plano laboral y en el pleno de la mujer como tal.

Si bien esta es la concepción actual de la mujer muchas veces se ve afectada por la constante exhibición de muchas de ellas que llegan a hacernos pensar donde está el límite y si este juego no nos juega en contra.

“Como gran parte del control de la mujer ha respondido al control de su sexualidad (Foucault, 1976), al mismo tiempo que emerge esta liberación de la mujer, se han producido también cambios muy notables en las relaciones sexuales: una mayor tolerancia de las relaciones sexuales fuera del matrimonio, mayor expresividad de diversas formas de sexualidad, menor pudor a manifestar en público comportamientos sexuales, pérdida de valor de cuestiones como la virginidad y la pureza sexual, etc.”

2.3.4 Los hombres contraatacan

En contraposición a la corriente feminista, el hombre se impone para también pelear por costumbres que, hasta el momento, eran sólo atribuibles a las mujeres: belleza, coquetería, cuidado, seducción a través de lo estético.

2.3.4.1 El nuevo hombre y El Metrosexual

Podemos definir al metrosexual como: “Un joven con dinero, que vive en las metrópolis, donde están las mejores tiendas, clubs, gyms y las mejores peluquerías (...) Son profesionales independientes, modelan, trabajan en los medios y las productoras o en la música pop y también en los deportes, pero aman los productos de vanidad masculina”

Si bien no pretendemos utilizar este término para darle un nombre a este nuevo concepto de ser masculino que ha ido surgiendo, lo cierto es que las actitudes vistas en estos se repiten en menor forma, pero no por eso menos importante, en la mayoría de los hombres actuales. La preocupación por el cuidado de su cuerpo, de su belleza, su salud, y la incorporación marcada del uso de productos que colaboren con este bienestar van en crecimiento. Desde el uso de cremas y cosméticos hasta el hábito de cuidar su figura, hacer dieta, recurrir al deporte para verse en forma y prestar especial atención a

la vestimenta son un síntoma y una prueba, de que ellos también quieren ganar espacio. “Mezcla virtuosa de hombre elegante, impecable, cuidado y tierno, usa ropa de marca, se interesa por el diseño de interiores, cocina, hace yoga, consume cirugía estética a discreción, tiene buenos modales.”

Lo que vale destacar es que en esta carrera hacia la belleza, lo que se busca es crear un estereotipo de hombre más enfocado en si mismo y diferente a lo que la sociedad y la cultura nos ha inculcado. Desde pequeños aprendemos que el hombre es la parte fuerte, recia, dura, insensible, mientras que al mujer es mas vulnerable, sumisa, pasiva, delicada y dependiente del otro y destinada a cuidar de sus hijos.

El nuevo milenio nos demuestra que se ha comenzado la “era del cambio” y volviendo al tema inicial que los llevo a tratar el tema del metrosexual, queremos dejar claro que si bien no es el fenómeno del que hablamos, podríamos llevarlo a una escala más pequeña para hacer la comparación en esta tendencia nueva iniciada en este género.

Los hombres quieren verse lindos, quieren cuidarse y sobre todo, les interesa gustar.

Ante el avasallante intento de las mujeres de conseguir nuevos lugares y derechos en la sociedad, el hombre reacciona de esta forma, generando un lugar distinto para si y creando, quizás sin conciencia una competencia implícita donde cada uno pelea por estar mejor.

La importante seria saber, si esta necesidad de estar mejor es.... para el otro... donde podemos entonces visualizar los nuevos códigos en las relaciones producto de este hecho o si los cambio son generados para el placer personal... que al final de cuentas produce una distancia aún mayor que la que ya existía.

2.4 Capitulo 4: Oferta y demanda

Finalmente, nos acercamos más a los temas relacionados con nuestras hipótesis.

2.4.1 ¿Porqué las mujeres exponen su cuerpo?

Como ya veremos más adelante hay una gran diferencia en la valorización del cuerpo femenino y el masculino. Desde tiempos inmemoriales las mujeres llevan esa enorme ¿mochila? de verse bien. No por casualidad el mercado está minado de productos destinado a tal fin, los shopping en su mayoría vidrieras con ropa femenina, las cremas y productos anti-age están destinados en particular a ellas, los maquillajes, perfumes y la mayoría e los productos se dirigen a este genero que “debe utilizarlos”.

La verdad es que hoy en día más allá de una imposición social, la belleza en su conjunto es algo que las mujeres eligen como un condimento para sentirse mejor. Les brinda satisfacción, eleva el autoestima, aumenta el ego... y que mejor que mostrarlo?

“Tienen una necesidad extraordinaria de ser reconocidas, de ser el centro de atención, de ser vistas, de ser gustadas, de ser deseadas...” Las mujeres tienen en sus manos un arma de seducción que son ellas mismas, sus cuerpos... su envase.

Cuando le preguntamos a nuestros entrevistados porqué a las mujeres les gusta mostrarse, que satisfacciones les trae, ambos orientaron su respuesta hacia un mismo punto: “Seducción. Siempre Seducción”, dijo Gonzalo Martínez, y Norberto Chab expresó al respecto: “Autosatisfacción por cumplir con su vanidad personal.”

A continuación, enunciaremos las principales causas que llevan a las mujeres a sentir satisfacción por mostrar y jugar con su cuerpo:

2.4.1.1 La satisfacción de seducir

“La seducción es aquello que no tiene representación posible, porque la distancia entre lo real y su doble, la distinción entre el Mismo y el Otro está abolida.”

Una conducta tan difícil de explicar pero presente en cada uno de nosotros en menor o mayor medida.

Para muchas personas, la seducción se convierte en aquello que de forma consciente o no, los convierte en seres “especiales”, “atractivos”, “interesantes”.

“No depende únicamente del seductor, sino también de la persona seducida, de su inclinación a dejarse conquistar. Las circunstancias juegan a veces un papel muy importante. La seducción, además, está condicionada por la cultura: los tipos, rasgos y atributos considerados seductores e ideales.” El contexto es fundamental porque lo que en un momento, en una cultura determinada puede resultar increíblemente atractivo, en otro espacio, puede carecer de tal característica e incluso rozar la ofensiva. La seducción está determinada por el ámbito en que se la explote, causando diferentes impactos en quien la recibe.

La seducción no tiene edades, sexos o distinción de razas y religiones. Solamente hay personas capaces de explotarla más que otras. En las mujeres es mucho más natural y hasta podríamos decir innata de su ser. Esto no sucede con la sensualidad, a nuestro criterio, la diferencia entre ambas es que la seducción es propia de cada persona, nace con uno, mientras que la sensualidad es producto de una imagen proyectada a través de un conjunto de atributos que pueden crearse, como ser el vestuario, el maquillaje, las fragancias, los diferentes estilos, etc.

La seguridad que consigue una persona a través de una actitud seductora es una e las satisfacciones que esta trae. La persona se siente fuerte al seducir, y toca el poder en

sus manos. Las mujeres en particular, saben que la seducción es un carta que pueden jugar en ventaja a los hombres. No porque estos no sean capaces de seducir sino que ellas tienen un campo más amplio de utilizar su cuerpo para dicho fin.

Además, ellos disfrutan mucho más del cuerpo femenino, de admirarlo, elogiarlo y apreciarlo. A su vez, se sienten extremadamente atraídos no sólo por llegar al cuerpo femenino por lo que ello represente como acercamiento sexual en si, sino por lo que aporta a su condición varonil. Los hombres dependen del cuerpo femenino para su masculinidad. Y las mujeres saben explotarlo.

Ahora, si bien la seducción es dirigida “al otro”, llena a la persona de una satisfacción personal que más allá de estar dada por lo generado en la otra persona, produce sentimientos de autorrealización que tienen que ver con el yo interior de cada uno. Llenan al ser de confianza, de erotismo, de seguridad, se satisfacción.

Uno puede seducir en cualquier ámbito y no siempre orientados a intereses sexuales, la seducción está presente en todo círculo que rodea al ser humano porque es una manera de imponerse al otro. Las mujeres seducen incluso sin intenciones de conseguir “algo en particular”, la búsqueda va más allá de un objetivo determinado, está relacionada con un sentimiento de amor propio.

2.4.1.2 Sentimiento el poder:

Las mujeres han tenido siempre que luchar contra una sociedad que ha impuesto el poder bajo el ala del hombre, quien ha sido catalogado como el ser que manda sobre ellas y el seno familiar. En los últimos años las mujeres han ganado espacios como seres independientes tanto a nivel social como laboral.

Quizás sea a través de la exposición de sus cuerpos que consiguen trasmitir esta nueva posición, sabiendo que hay algo sobre lo que los hombres no nos pueden competir... el

cuerpo. Las mujeres nos sabemos dueñas de un físico que durante toda la historia ha sido aclamado y admirado en todas sus formas, siendo entonces un aspecto en el cual el

hombre queda a un lado, dejando a las mujeres el lugar para explotarlo y hacer uso de él.

En este punto nos parece interesante hacer una diferencia entre la desnudez y el desnudo. “Para que un cuerpo desnudo se convierta en "un desnudo" es preciso que se le vea como objeto. (Y el verlo como objeto estimula el usarlo como objeto). La desnudez se revela a sí misma. El desnudo se exhibe.” Entonces, la reflexión es si las mujeres no están pagando un precio muy caro para sobresalir, convirtiendo su cuerpo en una cosa para el consumo, donde toda la magia que puede tener pierde sentido en una comercialización del mismo como un objeto de descarte que no condice con las intenciones que las mujeres pretenden trasmitir para diferenciarse del otro sexo.

2.4.1.3 La gran presión de estar bien.

“Con la prensa femenina moderna, la difusión social de los modelos estéticos han cambiado de escalas; poco a poco las representaciones y los mensajes ligado a la belleza femenina han dejado de ser signos excepcionales para invadir la vida cotidiana de las mujeres de toda condición social” Estamos invadidos por discursos orientados a los cuidados de belleza. Los mensajes son emitidos de forma masiva para llegar a todas las mujeres y hacerlas consumidoras de dicha tendencia.

En un comienzo sólo novelistas o poetas hablaban de la belleza de una manera más utópica, más filosófica. En este nuevo siglo los mensajes no son sólo palabras bonitas, sino que están acompañados de productos que pueden hacer realidad aquel ideal de

mujer. En el siglo XX las revistas femeninas se convierten en el referente que marcaba la dirección de las diferentes tendencias estéticas.

“A ello se suma el peso determinante de lo visual, de las fotografías de cuerpos y rostros perfectos, de las imágenes de modelos que, desde los años treinta, tienden a perder su antiguo carácter estereotipado en provecho de una actitud más natural, más dinámica, más fantasiosa, y por ende más favorable a las corrientes e imitación social de modelos.”

La prensa ha llevado esas mujeres inalcanzables a todas las casas, y pueden ser admiradas a través del papel y marcar el camino a transitar para lograr la misma belleza. Estas revistas plantean el deber que tiene la mujer de verse bien. “Está permitido no ser bonita, pero está prohibido ser rematadamente fea.” Las mujeres se ven obligadas a verse bien, aquella que no lo consiga estará excluida de un círculo que será el que, como consecuencia, le permitirá ser exitosa en lo laboral, en lo sentimental, en lo social.

Esta presión acentúa no sólo la obsesión de cuidarse en excesos, sino la necesidad de que los demás lo van y lo valoren, sino, ¿para que tanto esfuerzo? Después de todo, hay que demostrar los logros obtenidos para marcar la diferencia en un ámbito donde la competencia es cada vez más feroz, no sólo entre mujeres, sino también con el sexo opuesto.

2.4.2 El Porqué del consumo de las revistas masculinas.

Los años pasados se han dedicado a devolverle al hombre su compromiso con el aspecto físico y su bienestar, así surgen las revistas para hombres, con secciones variadas cuyo énfasis está dado en aquello que a ellos les interesa y les devuelve un poco la seducción perdida, robada por las mujeres.

2.4.2.1 La estética femenina atrae más que la masculina

El cuidado de la imagen de la mujer, de su cuerpo, de su físico data de toda la historia, donde se la vio casi obligada a mantenerse arreglada y a poner especial atención en su cuidado personal. Esto no era así con los hombres, quienes tenían y tienen aún “permisos” que ellas no, desde la famosa pancita, alguna que otra cabeza calva, una línea bastante convencional en los modos de vestir. Si bien esto ha ido cambiando con el tiempo, y vemos como hoy los hombres consumen también producto de belleza y se preocupan por la apariencia, lo cierto es que en este caso es sí por una cuestión de sentirse mejor con ellos mismos y no por una imposición cultural. La imagen de la virilidad no se haya en relación directa con la belleza.

“Las imágenes lo muestran, los comportamientos lo prueban, las expectativas lo confirman: la belleza no tiene le mismo valor en el hombre que en la mujer. Tanto los anuncios publicitarios como las portadas de las revistas, el lenguaje como las canciones, la moda como las modelos, la mirada de los hombres como el deseo de las mujeres, todo nos recuerda con insistencia la posición privilegiada de que goza la hermosura femenina, la identificación de la mujer con el bello sexo”

Si bien esta cita muestra esta característica como un benéfico, es verdad que crea una presión y una obligación que deja excluida a aquella persona que no cumpla con tales rituales. De hecho, muchas enfermedades como la bulimia y la anorexia, se han visto acrecentadas por este nuevo mandato de verse siempre perfecta.

Así y todo, y dejando de un lado lo este estereotipo social, el cuerpo femenino es más digno de admirar que el de los hombres, o al menos, parece provocar en el sexo opuesto sensaciones de deseo y de placer.

2.4.2.2 Los hombres son más consumidores

Entendiendo que la belleza de la mujer es mucho más apreciada, más reconocida, más exigida y más buscada (no sólo por hombres sino aún por mujeres), se entiende que sean ellas en mayor medida a quienes buscan mostrar los medios de comunicación.

Ahora bien, hay también una realidad que parece ser indiscutida, y es que los hombres son más consumidores de las mujeres que éstas de ellos. Como nos dijo Gonzalo Martínez en la entrevista que le realizamos: “Yo creo primero que el hombre es mucho más consumidor porque la mujer tiene más pudor, vergüenza a comprar revistas donde haya hombres. Se ponen a ver quien las mira, que pensarán... pero definitivamente el hombre es más consumidor de la mujer.”

Evidentemente esto está ligado a una desinhibición por parte del hombre a comprar determinados productos de su interés sin tener que pensar en el prejuicio que esto pudiera implicar. Las mujeres, por el contrario, le temen a qué dirán y hasta se sienten juzgadas y avergonzadas de recurrir a ellos.

Desde siempre los hombres sintieron menos pudor de reconocer ciertos temas como cotidianos de su sexo, mientras que en las mujeres, hay algunas cuestiones que siguen siendo un tema tabú. Mencionando nuevamente a Gilles Lipovetsky, es muy cierta esta apreciación: “El consumo pornográfico es un fenómeno mucho más masculino que femenino, (...), pocas mujeres franquean el umbral de un sex shop” Y cuanta verdad hay en esto!!

Acá surge otro tema, y es porqué esta exposición no se da de forma tan marcada en los hombres. El mercado de gráficas de hombres vendiendo “su cuerpo como producto” no es tan masivo y esto tiene una explicación: “En la mujer, la seducción se apoya esencialmente en el aspecto y las estrategias de valoración estéticas. En el hombre, la

paleta es mucho más amplia: la posición social, el poder, el dinero, el prestigio, la notoriedad, el humor pueden funcionar como instrumentos de seducción.”

Es aquí entonces donde se puede comprender lo recién expuesto: la mayor concentración está dada en la estética femenina porque esta no es la parte que más seduce de un hombre, aquí la respuesta de que el consumo de los hombres por este producto se encuentre más presente.

2.4.2.3 Sentir que las mujeres toman la iniciativa atrae a los hombres

Podríamos remontarnos a otros tiempos donde los códigos de relacionarse eran diferentes a los actuales. “Para seducir al hombre de su elección, la mujer no puede declarar su deseo, debe simular que es una presa. Es propio de las mujeres mostrarse difícilmente accesibles, multiplicar los obstáculos, no ceder ni enseguida ni con facilidad a los ruegos masculinos” Es cierto que antiguamente había un ritual mucho más respetado en toda la etapa de conquista, es decir, los tiempos eran más largos y el hombre se esforzaba por coquetear a su pretendida, haciéndola sentir especial y portándose de manera respetuosa y paciente. Concertar una cita, conversar, conocerse, eran pasos previos a una relación que seguramente perduraría, porque de hecho, la intención de ganar a una mujer no era un disparador que podía caer en cualquiera de ellas. La persona era elegida y el afán de conquistarla llevaba a determinadas acciones que conformaban un circulo romántico.

Los tiempos han cambiado y la mujer ya no teme tomar la iniciativa. Ha comenzado ha desarrollarse en determinados ámbitos sociales, como la política y el trabajo, lo que ha forjado un ser más seguro de si, cuya convicción se ha trasladado a otros ámbitos, como puede ser el pasional. No es atípico encontrar una mujer que de el primer paso, aunque, no por esto debemos decir que las personas siguen prefiriendo e modo tradicional de avanzar. Evidentemente el ser humano lleva en la esencia distintas características que necesita seguir desarrollando porque le dan satisfacción.

Pero, aunque en la generalidad muchos prefieran respetar esta tradición, también es interesante sentir que la otra parte ha tomado en poder y nos convertimos en esclavos de ello, dejándonos conquistar.

“¿Qué hombre no ha sido seducido con ocasión de una inversión de los papeles en el intercambio amoroso? ¿Cuál no se siente turbado ante la idea de ser requerido por una mujer”

2.4.2.4 Los hombres prefieren mirar a las mujeres audaces que relacionarse seriamente con ellas

A partir del análisis de los puntos que vinimos desarrollando anteriormente, vamos descubriendo las partes más ocultas de ambos sexos.

Un hombre que durante toda la historia tuvo que ser el sostén del hogar, la parte fuerte de la pareja, el alimento, la seguridad, la protección, el límite. Y una mujer dedicada a sus hijos, a su casa, poco a si misma, donde no le era posible ni pensado desarrollar propios proyectos, su lugar en la sociedad estaba relegado a esas “obligaciones”, donde su opinión podía valer prácticamente nada.

Paulatinamente la mujer empieza a darse cuenta que necesita y merece una vida más independiente, advierte que su aporte en la sociedad puede ser muy importante, lo reclama y lo consigue. Y así llegamos a un momento donde casi todas las mujeres trabajan, tienen un título universitario, son muchas veces quienes llevan adelante la familia, es decir, no sólo se dedican a su vida laboral sino además a todas las otras tareas antes asignadas... llegan a lograr un perfil multifacético, encargándose de diferentes “ejes” de su vida, de forma coherente y eficiente. Y no deseamos que piensen que esta investigación se ha tornado feminista...

Psicólogos de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, luego de realizar un estudio llegaron a la conclusión de que “los hombres prefieren casarse con sus secretarias antes que con sus jefas, y la evolución posiblemente sea la responsable de esa preferencia”.

Esta frase representa un simbolismo, pero demuestra que los hombres necesitan a su lado, para compartir su vida, una persona a la que sientan inferior a ellos. El otro tipo de mujer... quizás la busquen en otro lado... revistas por ejemplo, donde depositarán sus fantasías.

Volviendo al estudio realizado, se les pidió a un grupo de jóvenes que hicieran una elección hipotética de la mujer que elegirían y se llego a la conclusión de que “los hombres que buscan una relación duradera prefieren casarse con mujeres que tienen empleos subordinados y no con mujeres con cargos de supervisión” dijo la doctora Stephanie Brown, psicóloga social del Instituto de Investigación Social de la universidad mencionada.

Según el estudio los hombres sienten que las mujeres subordinadas tienen menos posibilidades de contactarse con otros hombres. “A la gente le molesta pensar este tema en términos de evolución -dijo Brown-. Cuesta aceptar que los hombres pueden estar programados de alguna manera o que tienen predisposición a controlar a un miembro del sexo opuesto. Creo que es algo que a nadie le gusta decir sobre los hombres, y que a los hombres no les gusta decir sobre ellos mismos.”

Hemos encontrado una dura y sincera confesión de un hombre que nos parece imprescindible citar, expresada de manera que hasta causa gracia leerla, creemos es lo que en realidad, la mayoría de ellos piensa: “La hembra con la que soñamos (...) consiste en una pareja joven y mansa, dulce y sumisa y siempre con una sonrisa de condescendencia en la boca. Una mujer bonita que no discuta, que sea simpática y diga frases amables, que jamás reclame, que abra la boca solamente para ser correcta, elogiar nuestros actos y celebrarnos bobadas. Este ideal que las revistas que las revistas de moda nos confirman, puede identificarse con una especie de modelito de las que salen

por televisión al final de los noticieros, siempre a un milímetro de quedar en bolas, con curvas increíbles, (te mandan besos y abrazos aunque no te conozcan), siempre a tu entera disposición, en apariencia como si nos dijeran Nomás Usted me avisa y yo le abro las piernas.”

Que mejor que estas mujeres para convivir, para compartir la cotidianeidad de la vida, donde los hombres pueden aún sentir ese poder que tan bien los hace sentir. La dependencia económica los hace sentir aún más fuertes y dominantes, y es por eso que las eligen.

2.5 Capítulo 5: Entrevistas

2.5.1 Introducción y Justificación

El presente capitulo adjunta todas las entrevistas realizadas. Nos parece oportuno y necesario, explicar porqué elegimos a los entrevistados para que participen y opinen en esta investigación.

En primer lugar queremos destacar que este recurso (que sirvió como fuente), sumó un valor agradado al trabajo porque nos permitió hablar con aquellos que más relacionados con el tema están, lo que hace que puedan darnos un punto de vista desde la experiencia más que desde la lectura.

En segundo lugar, se encontrarán en las entrevistas con preguntas iguales en cada una de ellas, esto se debe a la necesidad de buscar distintas opiniones a un mismo tema o cuestionamiento.

Norberto Chab fue el primer entrevistado. Teniendo en cuenta que nuestro punto de partida y disparador para plantear la hipótesis fue la Revista Hombres, (o Revista “H”, como verán la llama él), consideramos que el editor de la misma sería la persona más indicada para explicarnos el porqué de su consumo, interiorizarnos en las producciones fotográficas de las mujeres que muestra y las causas de la elección de dicho material, así como su mirada de la mujer actual.

Gonzalo Martínez fue nuestro segundo entrevistado. Su trayectoria como fotógrafo principalmente (además de ser editor del Diario Página 12), fue lo que nos motivo a recurrir a él. Pudo darnos su punto de vista en cuanto a la historia de la mujer en los medios, así como de las causas que llevan a consumir este producto.

Valeria Giampaolini es otra de nuestras entrevistadas. Modelos nacida en Mercedes forma parte de la agencia de Pancho Dotto. Trabaja desde muy joven en el mundo del modelaje y ha hecho desde comerciales hasta tapas de las más variadas revistas. Que

mejor que una modelo, protagonista de las fotos que estamos analizando, para contarnos lo que piensa sobre este tema.

Carlos Bygorri Matheu es psicólogo recibido de la Universidad de Buenos Aires. También trabaja como profesor en distintas Universidades y ayuda en escuelas públicas como consejero. También trabaja como profesor en dos Universidades, y en escuelas y jardines públicos. Tiene su propio consultorio con pacientes particulares. Decidimos entrevistarlo porque consideramos fundamental la opinión de un especialista que pueda darnos un fundamento más minúsculo de algunos patrones y mitos sociales.

Su mirada ... teórica de profesional, o más bien mundana? Veremos..

2.5.2 Entrevista a Norberto Chab - Editor de “Revista H”

Alumnas: Norberto, ¿Cuál es el trabajo que tenés que llevar a cabo como editor de la Revista Hombres?

Norberto Chab: (¿Por qué será que los hombres le dicen “H” y las mujeres “Hombres”?)
En fin, mis trabajos son variados, seleccionar los temas principales de la revista, asignarle trabajo a los colaboradores, elegir quiénes pueden ser las modelos que realizarán las producciones fotográficas del mes, mantener el presupuesto trazado, estar alerta a la posibilidad de nuevos productos y extensiones de marca, tratar con proveedores de material y colaboradores, corregir los originales, controlar el diseño de las notas y la idea de edición, lo cual implica elegir las fotos, las tipografías y la forma de desarrollo. A veces como, también. ¡Y contesto entrevistas!

A: ¿Cuál es la línea que buscan mantener, que tipo de revista pretenden lograr?

N.CH: Hasta ahora la estrategia no varió: dirigirse con códigos veinteañeros a lectores que oscilan en los 30 años. La revista está estructurada en tres grandes secciones: una inicial, con noticias tratadas desde el humor, algo más escatológica, irreverente y bizarra que las otras. Una central, donde están las notas “de contenido” (conductas sexuales con un tratamiento novedoso, ni enciclopedista ni ensayístico, deportes o aventuras extremas, una nota de periodismo puro, relevamiento de lugares vinculados al mundo del hombre) y producciones fotográficas de modelos. Y una final, que es el área de servicios y consumo, donde se abarcan todas las temáticas que le preocupan al hombre: tecnología, deportes, salud, belleza, moda, diseño y decoración, autos, gastronomía, cine y música.

A: ¿Su público es masculino en su mayoría o las mujeres también la consumen?

N.CH: Las dos cosas. Los relevamientos indican que uno de cada cinco lectores es mujer. Lectores, que no es lo mismo que compradores. Supongo que por imagen, los compradores hombres son más que los lectores.

A: ¿Cuál es el motivo de esta tendencia de mostrar mujeres sensuales, sexy y con poca ropa?

N. CH: El objeto de deseo es un motivo atávico. Está vinculado con el poder, con la posesión, y tendría motivaciones propias de un estudio psicoanalítico. Pero el objeto de deseo no sólo está enfocado en la mujer: también hay otros objetos (el auto, la botella de vino, el nuevo modelo de celular).

A: ¿Qué se pretende provocar en le público a través de este tipo de fotos?

N. CH: Todo objeto es aspiracional: se pretende que teniendo el producto uno se adueña del mismo.

A: ¿Cuál consideras fue la evolución que han vivido las mujeres para ahora animarse a mostrarse así en este tipo de revistas?

N. CH: Objeciones: el exhibicionismo, el deseo de agradar, no es nuevo ni tiene que ver con evolución alguna. La desnudez como la ornamentación pertenecen a la eterna motivación de ser visto, de ser querido, de ser admirado. Otra: ¿qué es “este tipo de revistas”? Podría hacerse un estudio de la revista extrayendo las producciones fotográficas. Allí se advertiría que hay muchas otras cosas por las cuales un hombre puede estar interesado. ¿Quién integra el mismo casillero que Hombre, quiénes están en

la familia de “este tipo de revistas”? Hombre tiene una extensión de marca bianual, que es el Especial Moda. Y está próximo a lanzar un fascículo de cocina con Donato de Santis. “Este tipo de revista” es mucho más que una revista con mujeres. Aunque desde ya, la apelación principal para el lector son las mujeres. Como “otro tipo de revistas” son los títulos sobre la actualidad política. O las fiestas de la farándula. O los autos.

A: ¿Las mujeres están buscando un nuevo lugar a través de esta exposición? ¿Qué reclaman?

N. CH: Las mujeres que reclaman tienen cosas más importantes que decir que una mera exposición fotográfica. Las motivaciones son otras. Y Hombre no es un nuevo lugar para nadie: la revista es un género que tiene 200 años y hubo numerosísimas experiencias a lo largo de la historia. Esto es lo que se puede hacer hoy, con estos códigos lingüísticos, visuales y fotográficos.

A: ¿Qué satisfacciones les trae esto a las mujeres?

N. CH: Imagino que mejoran su estatus laboral, además de una autosatisfacción por cumplir con su vanidad personal. El espejo les devuelve una imagen embellecida: son más famosas, más deseadas, más reconocidas. La misma autosatisfacción que quien hace Shakespeare en el San Martín. Es parte de un trabajo o vocación que ellas mismas eligieron.

A: ¿Esta exposición reivindica a las mujeres o las perjudica? 

N. CH: Ninguna de las dos cosas. O ambas al mismo tiempo. Si llevo la revista a una entidad protectora de los derechos feministas podrían prenderme fuego. Si la llevo a un after office de Palermo Hollywood, podría resultar divertidísima. La revista (todas las revistas) cambia según el contexto. En todo caso, no creo que haya que buscar motivaciones oscuras ni ser tan trascendentalista. Es nada más que una revista, no un

principio de las Naciones Unidas. No le cambia la vida a nadie, no afecta la psiquis de nadie, no destruye hogares ni construye imperios.

A: ¿Hay una lucha de poderes entre hombres y mujeres a través de esta exposición por parte de ellas y el consumo por parte de los hombres?

N. CH: Es mucho más simple que eso, supongo: el acto instintivo de comprar no implica necesariamente segundas intenciones. No compro una pelota de fútbol para que me odie mi esposa, sino sólo porque me da satisfacción.

A: ¿Podemos hablar de un histeriqueo virtual? (Es decir, recurrir a las revistas para hacer realidad fantasías que consideran imposibles... coquetearse sin conocerse...)

N. CH: Sí histeriqueo se entiende por propensión a la exhibición y al consumo sí, aunque en una extensión mucho más amplia que en la compra de una revista. Uno es parte de una sociedad y como tal, adopta sus conductas y hábitos. Determinada marca de detergente o de restaurante, formas de vestirse, de hablar, de sentarse: todo tiende a hacer realidad una fantasía: así seremos más ricos, más deseados, más jóvenes. Ahora, para coquetearse sin conocerse, internet es mucho más popular y barata. Pero a la larga todo aburre si no existe la comunicación directa.

A: ¿Consideras que los hombres consumen la revista porque encuentran el estereotipo de mujer que no encuentran en sus casas?

N. CH: No. De hecho, mi esposa fue tapa de Hombre (chiste). No, creo que la pregunta es un estereotipo. Falta que completes: ¿todas las mujeres son putas porque salen desnudas?

A: ¿Crees que esto es una moda que en algún momento dejará de ser atractiva?

N. CH: Como todas las modas. ¿Podés creer que en un momento nadie salía a la calle sin galera, levita y bastón? ¿Que tomaban Cirulaxia? ¿Qué veían televisión en blanco y negro? Hay millones de ejemplos más. Más que moda, hablaría de patrones sociales. Algunos duran meses; otros, siglos.

A: Si bien son diferentes, ¿Qué puntos tienen en común con las revistas pornográficas?

N. CH: La revista Playboy duró 50 años y hoy es un concepto perimido. Es muy distinta a Hombre. Sin embargo, hay patrones que las hacen del mismo género. ¡Pero yo nunca la reconocería como mi antecesora, de la misma manera que no reconozco a un mono como mi ancestro! Sin embargo, como sabrás, todos bajamos de un árbol…(bueno, miles de años después, de un barco, desde Colón en adelante).

2.5.3 Entrevista a Gonzalo Martínez - Fotógrafo - Sub Editor del Diario Página 12

Alumnas: Gonzalo, nos gustaría que nos cuentes un poco sobre tu trayectoria, los medios para los que has trabajado, tanto en tu rol de fotógrafo como de editor.

Gonzalo Martínez: Bueno, yo viví en Venezuela del año 1976 hasta el año 1990, que fue cuando volví a la Argentina y empecé a trabajar en la revista Humor. Después pasé a formar parte del staff del diario Perfil, que salió durante seis meses aproximadamente. Fui editor de Sexhumor y trabajé para varias revistas del exterior, entre ellas Gatopardo. Soy Presidente de la Asociación de Reporteros Gráficos de la Argentina y ahora me encuentro trabajando como Sub Editor del diario Página 12. Hace más de 25 años que trabajo como fotógrafo.

A: ¿Has trabajado para alguna revista del tipo de la Revista Hombres?

G.M: Bueno, si bien no es el mismo género, algo similar era Sexhumor. Hablando más desde el lugar de la mujer como imagen, como objeto me refiero. Pero creo que son muchas las revistas que muestran a la mujer de esta forma, no sé, el Diario Popular es famoso por su contra tapa, con imágenes del tipo de las que encontramos en un taller mecánico, es una foto más objeto.

A: Según tu experiencia, ¿Podrías relatar cómo ves vos la evolución de la mujer a lo largo del tiempo y cómo esta imagen se ha visto plasmada en los medios de comunicación?

G.M: La mujer de alguna manera siempre jugo con la seducción, desde la revista Antenas, en los años 70, o en lo que eran las revistas Intervalo, siempre hubo una insinuación, aunque mucho más sutil que hoy en día, no se mostraba demasiado. La revista Gente sin ir más lejos y sin ser una revista para hombres, siempre tuvo este tipo de fotografías, pero ahora es mucho más frontal, mucho más operado y hay un gran retoque en las imágenes con el Photoshop.

A: ¿Entonces lo que nos muestran es una mujer real o ideal?

G.M: Nooo, se muestra un ideal, siempre se muestra un ideal. Yo creo que la realidad está muy dejada de lado en estos casos. Más que nada se trata de crear una fantasía.

A: Si bien esto es algo bastante común en los tiempos actuales ver fotos de mujeres mostrando su cuerpo, ¿Podríamos considerar esto una nueva tendencia?

G.M: Y, es parte de la cultura del consumo, además la mujer ha ganado mucho más espacio, por lo tanto también hoy es más importante su imagen, hay mucha más cantidad de productos de consumo referidos al tema. Creo que no podemos hablar de un momento en el que esto “comenzó” puntualmente, creo que fue una evolución paulatina, que evolucionó más que nada siguiendo tendencias de la moda.

A: Vos has trabajado muchos años como fotógrafo ¿Qué se busca transmitir en las fotografías?

G.M: Seducción. Siempre seducción. La cámara busca producir un shock en quien ve la foto y crear un mundo irreal.

A: ¿Considerás que hoy en día las mujeres son vendidas como el producto en si mismo?

G.M: Sin ninguna duda, la mujer se hace a ella como producto. Y esto sigue, como te decía, una moda, a veces flacas, otras veces más rellenas, con más lolas o menos. Eso va variando.

A: ¿Qué satisfacciones crees que las mujeres buscan satisfacer a través de esta exposición?

G.M: No creo que haya algo específico, las personas que lo hacen se dedican a ello pero no creo que haya algo más allá en su intención de realizarlo.

A: Hay una realidad y es que en las revistas de mujeres hay fotos de mujeres, en las revistas de hombres hay también fotos de mujeres... crees que esto es una respuesta a la demanda del mercado?

G.M: Yo creo primero que el hombre es mucho más consumidor porque la mujer tiene más pudor, vergüenza a comprar revistas donde haya hombres. Se ponen a ver quien las mira, que pensarán... pero definitivamente el hombre es más consumidor de la mujer. Creo que hay un gran mercado para la mujer pero te podría hablar de revistas de cocina, de moda, ahora cuando hablamos de la mujer o el hombre como objeto, como cuerpo, hay una diferencia marcada, no vas a ver una mujer en un sex shop con tanta facilidad... las revistas Playboy y las de ese género son de alto consumo, alguna puede ser para mujer pero en realidad están dirigidas a los hombres.

A: ¿No crees entonces que esta conducta esté ligada a una búsqueda de un nuevo lugar en la sociedad, de imponerse al otro sexo?

G.M: No, creo que es un tema de consumo básicamente.

A: ¿Y porqué ellos lo consumen?

G.M: Creo que cumplen una fantasía, incluso en el caso de la revista Hombres, ven modelos que les son familiares, y hasta parecen más accesibles. De todos modos creo que a las mujeres también les gusta leerlas, y piensa que la mujer que ve es ella misma, también tiene un imaginario, no sé, ver que ropa se puso, como se peinó y aprender a partir de ahí como actuar frente al otro.

A: ¿Es posible que encuentren en ellas un estereotipo de mujer diferente a aquel con el que conviven?

G.M: Obviamente. Es parte de la fantasía, mujeres imaginarias, que se apaga la luz y pensamos que son quienes están con nosotros.

A: ¿Todos los hombres consumen esto?

G.M: Creo que pasa por el imaginario, cada uno tiene sus fantasías y dependerá también de los gustos de cada uno lo que busquen en una revistas. A la persona que le seduzca algo más sutil no le va a interesar este tipo de revistas seguramente.

A: ¿Crees que esto beneficia o perjudica el papel femenino?

G.M: No, no creo que la perjudique, a la mujer le gusta ser observada eso te lo puede decir cualquier mujer. El día que te sientas mal pasa por una obra en construcción y te vas a sentir mejor (risas).

A: O sea, a la mujer le gusta más seducir...

G.M: Depende, el hombre es mucho más avanzador, y la mujer de alguna manera responde al juego social, depende donde estés, la mujer africana o la asiática es totalmente distinta, son países donde hay una gran opresión, las mujeres andan con velo, tapadas, en cambio en las cultura latinoamericana es más desinhibida, es algo que está condicionado por la cultura.

A: Para finalizar Gonzalo, crees que esto es una moda, que nos vamos a aburrir de ver cuerpos perfectos?

G.M: Creo que la mujer, en cuanto a su exposición me refiero, no es una moda, es algo que siempre estará presente, se modificará si la vestimenta, la tendencia de maquillaje o las maneras de mostrarse, pero creo que siempre va a estar entre nosotros... al menos de aquí a cien años.

2.5.4 Entrevista a Valeria Giampaolini - Modelo

Alumnas: ¿Cuál es el trabajo que tenés que realizar como modelo?

Valeria Giampaolini: Cuando voy a un casting, yo llego me maquillan, me peinan, depende las fotos que tengas que hacer va a ser el maquillado y el peinado, y bueno ahí hacemos o fotos o filmación si es comercial, o desfile.

A: ¿Hace cuánto tiempo trabajas como modelo?

V.G: Hace 10 años trabajo en esto. .

A: ¿Qué tipos de trabajos realizaste?

V.G: De todo, hice pasarela, comerciales, video clips, hice cine, y campañas publicitarias.

A: ¿Qué opinas de las revistas para hombres?

V.G: Me parecen bien, me parecen necesarias, como nosotras también tenemos las revistas de mujeres, el tema es que son escritas por mujeres o por hombres gay, como por ejemplo Maxime o H. Yo creo que la mayoría de las veces son escritas por mujeres y que también me parece bien, por que en realidad creo que somos las que los conocemos. Opino que están bien y que son necesarias por que nosotras también tenemos muchas.

A: ¿Qué finalidad te parece que se persigue cuando se expone un estereotipo inalcanzable de mujer?

V.G: No se cual es la finalidad en realidad, a mi no me parece bien el estereotipo por ejemplo de la mujer de un metro ochenta, o de un metro setenta, 90, 60, 90, no me parece por que no todas son iguales. A mi por ejemplo cuando salió todo el tema este de los jeans, que había que tener todos los talles me pareció perfecto, pero también sacaron

el talle mas chico, y hay chicas que tienen el problema que no engordan, entonces también es como que tiene que haber para todas, o sea tiene que haber para un talle 23, hasta un talle 50. Me parece que hay mujeres de todo tipo y no tiene que haber un estereotipo.

A: ¿Por qué crees que las modelos se expongan cada vez más en las revistas?

V.G: Esto pasa acá en la Argentina en realidad, por que en otros países no pasa, ¡eso es muy argentino!, a la mujer argentina y al hombre argentino le gusta comprar cuando hay carne, es la realidad.

A: ¿Por qué las modelos acceden a realizar estas fotografías? ¿Con qué finalidad?

V.G: Yo creo que profesionalismo abarca mucho, hacer esas fotos esta dentro del trabajo, después depende de cada uno. Por que tengas que hacerlo o por que no, no se depende de cada uno.

A: ¿Qué satisfacción, (si la hay) les trae realizar estas fotografías?

V.G: Hay mujeres que si, yo tengo amigas que les encanta salir en Maxime o en H, por que saben que después por ejemplo su pretendiente futbolista le encanta verla en Maxime.

Yo no hago, o sea, por ejemplo hice cuando trabajaba en Méjico, por que no tenia un hijo, en este momento no hago, por que en algún momento va a estar dando vueltas y no es conveniente.

A: ¿Las modelos de hoy en día se hacen valorar?

V.G: Algunas Sí, y algunas No. Esta la que lo hace y trabaja por dos pesos, que mata a las otras que no aceptan por dos pesos, y esta la que no, la que dice por tanto o nada.

A: ¿Por qué pensás que hay una necesidad de mostrar a la mujer como un objeto

Sexual a través de las revistas para hombres?

V.G: Por que somos un objeto sexual para los hombres, o sea a mi me gusta ver las revistas y que aparezca un lomazo de un tipo, divino, no se duchándose. Que se yo, a nosotras también nos gusta, lo que pasa es que no se ponen a pensar eso. A mi me gusta como mujer ver a un hombre, un lindo cuerpo eh bañándose, entonces pienso que a ellos también.

A: ¿Toda esta exposición revindica o perjudica a la mujer?

V.G: Yo creo que revindica, no se, ni!.

A: ¿Por qué crees que los hombres consumen el producto que ustedes realizan?

V.G: Por que les gusta, si, no queda otra, yo creo que si.

Creo que nunca escuche a un hombre que no le guste ver a una mujer desnuda o ver a una modelo desfilando o ver las fotos, por eso les encanta las revistas para hombres, y aparte que las revistas para hombres que hay en este momento en la calle Maxime, H y otras, (no se si hay), no es una Playboy, que la ve totalmente desnuda a la mujer, y el hombre le gusta verla semi desnuda, insinuando.

A: ¿Cuándo modelas pensás que estas satisfaciendo alguna necesidad a los hombres?, ¿O pensás que el hombre te va a ver de determinada manera?

V.G: No. Yo en realidad no me siento que soy modelo, yo trabajo como modelo, yo siempre lo dije por que lo hice como trabajo, por el dinero, entonces nunca me pongo a pensar o si me veo en una revista, o si me veo en la calle, o sea no me pongo a pensar que soy yo, ni cuenta me doy.

A: ¿El mundo de la moda ayuda a posicionar a la mujer en un nuevo lugar dentro de la sociedad?, ¿Cuál crees que es ese lugar?

V.G: Y si ayuda, ayuda por que en realidad a la mujer siempre la veían como la mujer que estaba en la casa planchando, cocinando, limpiando, atendiendo a los chicos, y ahora ya no se ve esa mujer, hoy lo que hablan las revistas es todo de la mujer trabajando pero fuera de la casa, la mujer en la moda, y me parece que eso ayuda al ojo y al posicionamiento.

A: ¿Qué opinas del tratamiento de imágenes o Photoshop?

V.G: No me gusta, no me gusta nada, por que primero eran retoques de piel, de manchas y eso, y ahora ya lo usan para cambiar totalmente las facciones de una mujer o de un hombre o de lo que sea. No, no me gusta.

A: ¿Alguna vez hiciste alguna clase de desnudo?

V.G: Siempre fue semi desnudo, o sea siempre en ropa interior, no! miento, una vez solo hice en bombacha, o sea hice sin la parte de arriba.

A: ¿Cómo te sentiste?

V.G: No, no me gusto, ni me gusto verme tampoco, me pareció raro, y aparte después lo tenia a mi papá quejándose, entonces dije no, preferible no hacerlo más.

A: ¿Qué opinas de las modelos reconocidas que ofrecen su trabajo sin ser convocadas a ese tipo de revistas?

V.G: Bien, lo que pasa es que por ahí se ve raro, pero en realidad me parece bien, por que somos vendiéndonos un producto, o sea como tienen que comprar una remera, a nosotras nos tienen que comparar la cara y el cuerpo. Me parece bien que lo hagan directamente.

A: ¿Qué finalidad persiguen?

V.G: Básicamente conseguir trabajo. Hay también mucha necesidad de aparecer en revistas, a mi por ejemplo como yo lo que busco es dinero de este trabajo, aparecer en revistas no me interesa por que es donde no hay plata, una nota en una revista se paga súper poco, en comparación de una campaña, entonces perder todo un día haciendo fotos para una revista a mi no me conviene por el trabajo que yo busco, pero en realidad la mayoría de las modelos prefieren no ver dinero, pero aparecer en la tapa de una revista o en donde sea.

A: ¿A vos te parece que vende más la modelo que aparece en la revista o en la televisión?

V.G: En la tele, la tele es masiva totalmente. Si, vos podes ver chicas en Para Ti, todas las semanas, la misma que sale un montón y vos le preguntas a alguien si la conocen por el nombre y no la conocen; y a una modelo o a una chica que salió de la nada o de una revista y paso a estar en la tele, todo el mundo la reconoce.

A: Haciendo una comparación cultural ¿Cómo es el trabajo de modelo en Méjico en comparación con el trabajo de modelo en Argentina?

V.G: Es muy diferente el trabajo de modelo en Méjico que acá.

Acá tenés que estar en la noche, tenés que ir a fiestas, tenés que estar en todos lados, aparecer, para tener trabajos mas grandes o mas importantes, si no haces eso no llegas a ser conocido, si no sos la novia de tal, no llegas a ser conocido, pero en Méjico por ejemplo los conocidos son los actores, entonces las modelos no importa si vos querés irte después de trabajar a tu casa a dormir, no pasa nada, o sea podes hacerlo por que no ayuda si salís, o si sos la novia de tal, ni nada. Por eso yo ame mi vida en Méjico, por que para mi era ir a trabajar y después irme a dormir que no había ningún problema. Acá es como que tenés que estar más expuesta a las cámaras para poder y trabajar y poder ser reconocida.

A: ¿Alguna vez fuiste la novia de alguien conocido?

V.G: Si, pero no se supo. Por que me escondí mucho. (risas)

2.5.5 Carlos Baygorrí Matheu - Psicólogo

Alumnas: Carlos, ¿A qué te dedicas profesionalmente?

Carlos Baygorrí Matheu: Soy Psicólogo recibido de la Universidad de Buenos Aires. También trabajo como profesor en distintas Universidades y ayudo en escuelas públicas como consejero.

A: ¿En que consiste tu trabajo?

C.B.M: Yo también me vengo preguntando eso hace tiempo (risas), por lo general lo que hago es escuchar a la gente.

A: ¿Hace cuanto tiempo que trabajas?

C.B.M: Ya van hacer 20 años que toda mi familia vive de esto.

A: ¿En donde trabajas actualmente?

C.B.M: Tengo un consultorio privado, atiendo ahí y no acepto ni obras sociales ni gente pobre (risas) de enserio!. También trabajo como profesor en dos Universidades, y en escuelas y jardines públicos.

A: Muy bien, entrando al tema que nos interesa en esta entrevista en particular, nos gustaría que nos comentes ¿Cómo se genera la atracción hacia la mujer por parte de los hombres?

C.B.M: Las mujeres de hoy en día la verdad que cada vez están más fuertes, como no quieren que los hombres no las miren!

A: ¿Cómo ven los hombres a las mujeres de hoy en día?

C.B.M: Las pendejas cada vez están mas desarrolladas y mas fuertes, el tema es por ejemplo como hace un viejo de 50 años (como yo) para estar con una minita de esas, y si la conseguiste y te echaste un polvo, después de eso de que hablas, es una mierda!, por que no compartís nada. Ya no se respeta el tema de la edad.

A: ¿Qué opinas de las revistas para hombres?

C.B.M: No se si hay alguna que sea específicamente para hombres.

A: ¿Por qué crees que los hombres las consumen?

C.B.M: La consumen por que buscan satisfacer algo. Estas les dicen que es lo que tienen que tener, o saber, o lo que sea para ser observados por las mujeres o aceptados dentro de un determinado estrato social. La verdad que es patético tener que caer tan bajo, en el sentido de tener que leer una revista para ver como te tenes que comportar.

A: ¿Existe alguna necesidad psicológica a satisfacer por parte de los hombres que ven esas revistas?, ¿Cuál?

C.B.M: Por supuesto. Necesitan satisfacer las inseguridades, deseos y otras más que tienen encima y que de alguna manera se tienen que sacar y lo logran a través de la revista.

A: ¿A los hombres les gusta perseguir un estereotipo de mujer inalcanzable?, ¿Por qué?

C.B.M: ¡La Vieja!, los hombres siempre están buscando la mujer ideal, y en realidad lo que pretenden es encontrar una mina que sea igual (en todo) a la viejita. Y no existe!! Nunca son perfectas, sino casi, y al final no les sirven.

A: ¿Existe alguna necesidad de mostrar a la mujer como un objeto sexual a través de las revistas para hombres?, ¿Cuál?

C.B.M: La necesidad es la de que el hombre puede decir mira la “yegua “que tengo al lado mío y la muestra como suya, como posesión. En las revistas las colocan para incentivar a los hombres. Y me da pena por los pobres que se calientan de tan solo mirar un póster con una mina semi en bolas!

A: ¿Ejerce algún efecto en la psiquis de las mujeres toda esta exposición?

C.B.M: En algún punto debe ejercer efecto, pero aclaremos que a las mujeres les gusta estar todo el tiempo provocando, a veces ellas mismas se condicionan como un objeto sexual.

A: ¿La imagen femenina dentro de la sociedad se revindica o se perjudica mediante este tipo de revistas?

C.B.M: No se si revindica o perjudica, no me parece ninguna de las dos. Más que nada las revistas utilizan a la imagen femenina y la manipulan como quieren.

A: ¿Hay en juego algún factor sociológico o psicológico que haga que los hombres Argentinos consuman este tipo de revistas?

C.B.M: Los Argentinos son unos Grasas!!. Seguro que lo hay!!!, la cuestión es que no lo se! (risas).

A: ¿Y que se expongan a las mujeres de esa manera?

C.B.M: Algo debe haber que marca la manera en que se las exponen a las mujeres pero realmente no podría darte una respuesta científica al respecto.

A: ¿Las revistas para hombres se consideran un objeto de fetiche?

C.B.M: No!!. La revista en si es el medio por el cual el hombre lo convierte en su objeto de fetiche. No es un objeto de fetiche en si misma, la revista en si sola no lo es, ésta necesita de alguna persona que la convierta en el medio de su fetiche.

A: ¿Por qué crees que hay mujeres comunes que consumen este tipo de revistas?

C.B.M: Por la misma razón que los hombres las consumen, para cubrir necesidades.

A: ¿Se trata solo de la evolución de la moda o es un acontecimiento que marca la carencia o el exceso de algo dentro de la sociedad?

C.B.M: En este punto se puede decir que es más que solo moda. Ya se fue todo al carajo, por que en verdad todo el tiempo todos estamos calientes con todos, todos les damos a todos, todo el tiempo.

A: ¿Las revistas de este tipo se “aprovechan” o “benefician” de las necesidades de los hombres?, ¿Por qué?

C.B.M: No me parece que ni se aprovechan, ni se beneficien, en realidad lo que hacen es generar necesidades que no existen o que son mínimas en los hombres, las cuales van a ser satisfechas en el siguiente numero de la revista. Por ejemplo sale en este número la figura de Baygorri, y en otro número te explican como ser Baygorrí.

A: ¿O quizás es qué simplemente transforman esas carencias en hechos relativamente reales para los hombres?

C.B.M: No totalmente, por que como te dije antes a veces no son necesidades reales de los hombres, sino que son inventadas por la revista. O sea que les hacen creer que es eso lo que realmente les hace falta, o necesitan y ellos se lo creen!.

2.6 Capítulo 6: Conclusión

Cuando comenzamos este trabajo partimos de una hipótesis que nació de una valoración propia del papel de la mujer en la sociedad y de la forma del hombre de reaccionar ante esto. Especialmente de la imagen de la mujer en las fotografías de las revistas para hombres, tomando como base la Revista hombres de la Editorial Perfil.

La hipótesis planteada (no está de más recordarla), fue la siguiente: Revista H: Las mujeres se muestran como un estereotipo que no está al alcance de los hombres en su vida cotidiana.

Al plantear la hipótesis lo hicimos creyendo que podríamos confirmar la misma, puesto que consideramos que los hombres encontraban en estas mujeres un ideal al que no tenían acceso más que a través de los medios. Mujeres de cuerpos perfectos, independientes, que se muestran a la altura de los hombres en todos los ámbitos de la vida. Mujeres con las que cualquiera podía soñar, pero pocos alcanzar.

A lo largo del análisis se profundizó sobre diversos temas que eran imprescindibles para poder llegar a conclusiones que nos permitieran ir orientando la dirección de nuestra afirmación. Estos temas nos llevaron a hondar en la profundidad de la mente masculina y femenina.

Lo cierto es que la hipótesis no puede considerarse como verdadera. Si bien hay información que apoya lo que hemos planteado, no podemos considerarlo prueba suficiente como para decir que los hombres consumen las revistas sólo porque encuentran en ellas esas mujeres ideales a las cuales no tienen posibilidades de llegar en la realidad.

Las causas son mucho más variadas e involucran no sólo a los hombres sino también una dinámica planteada por las mujeres en todo este juego.

Los hombres encuentran en estas mujeres el culto al cuerpo ideal; un cuerpo deL que disfrutan. Se enfrentan con un ser que los seduce y coquetea y los hace sentir en parte, dueños de esa experiencia. Pero esto no determina que sea una realidad buscada para reemplazar a la suya propia, o que haya implícito un deseo de llegar a eso de forma efectiva. Esa realidad de la que forman parte mientras consuman la imagen, es el alimento perfecto de una fantasía natural e innata del hombre que aporta un condimento diferente a su vida cotidiana. Entendemos entonces que no buscan satisfacer carencias de su pareja sino, por el contrario, sumar esquemas imaginarios a su relación. En cierto modo, los hombres se sienten desafiados por estas mujeres que se imponen ante ellos con toda su belleza y se encuentran con los roles invertidos donde es la mujer quien toma las riendas de la situación generando en ellos un sin fin de fantasías. Entonces, si decimos que los hombres encuentran un estereotipo ideal en estas mujeres estamos avalando la hipótesis, ahora bien, siempre que seamos conscientes de que está enfocado desde el lado de la fantasía y no como un hecho concreto de querer hacerla propia, con lo cual, la información queda desechada para apoyar lo planteado.

Es verdad también que los hombres son muchos más consumidores de la belleza femenina, que las mujeres de la masculina, acompañado a esto, por una historia de culto al cuerpo de la mujer. Creemos que pasa más por la satisfacción que la imagen brinda a la vista y a la imaginación, por el disfrute de esto como un complemento a la fantasía, que por el deseo activo de conseguir aquello que están mirando. Los hombres se prestan a un juego sabiendo que son parte de él siendo conscientes de que están dejando volar su imaginación, pero que nada tiene que ver con un deseo real de obtenerlo.

Pensamos que podríamos afirmar nuestra hipótesis, pero el material nos puso en evidencia que muchas conductas masculinas se deben a una mera cuestión de satisfacción y placer momentáneo, y que determinados patrones culturales no deben tener siempre una respuesta tan sociológica.

Biblioteca de Consulta Microsoft. Encarta 2005. Microsoft Corporation.

Ver anexo. Entrevista a Norberto Chab, Editor de la Revista H.

Biblioteca de Consulta Microsoft. Encarta 2005. Microsoft Corporation.

Wikipedia. Enciclopedia Virtual. [ONLINE] Disponible en http://es.wikipedia.org/wiki/Pornograf%C3%ADa

Páez, Iván. La estética de la obscenidad en los discursos narrativos. [ONLINE]. Disponible en http://vereda.saber.ula.ve/estetica/gie/ivan%20paez%20ribade.htm

Ibid

Pavesa, Frank. Pornografía, mujer y Revolución. [ONLINE]. Disponible en http://www.fluvium.org/textos/mujer/muj87.htm

Op. Cit. http://vereda.saber.ula.ve/estetica/gie/ivan%20paez%20ribade.htm

Ibid

Biblioteca de Consulta Microsoft. Encarta 2005. Microsoft Corporation.

Universidad de Chile. Facultad de Ciencias Sociales. [ONLINE]. Disponible en http://rehue.csociales.uchile.cl/publicaciones/mad/07/paper04.htm

Anónimo. La pornografía y las mujeres. [ONLINE]. Disponible en http://www.sexovida.com/educacion/pornografia.htm

Anderson, Kerby. La plaga de la pornografía. [ONLINE]. Disponible en http://espanol.leaderu.com/docs/ministeriales/la_plaga.html

Filósofo francés.

Dussel, Enrique. Liberación de la mujer y erótica latinoamericana (Ensayo Filosófico). Editorial Nueva América. Bogotá. Junio 1980. Página 13/14.

Erazo, Viviana y Maurell, Pilar. La Tercera Mujer. [ONLINE]. Disponible en: http://www.antroposmoderno.com/antro-articulo.php?id_articulo=4

Lipovetsky, Gilles. La Tercera Mujer. Editorial Anagrama, Barcelona, Noviembre, 2000. Pág. 12

Ibid. Lipovetsky, Gilles. La Tercera Mujer. Pág. 160

Psicólogo y psiquiatra suizo, discípulo de Freud.

Wikipedia. Enciclopedia Virtual. [ONLINE]. Disponible en: http://es.wikipedia,org

La expresión Pin-up se fijó en los EEUU en las décadas de los 40 y 50. Dentro de una sociedad conservadora aparecían en carteles publicitarios, portadas de revistas o calendarios, dibujos de chicas sonrientes en actitudes ligeramente provocativas, aunque excesivamente sutiles. Los dibujos recogían en numerosas ocasiones la apariencia de actrices y cantantes famosas.

Op.Cit. Lipovetsky, Gilles. La Tercera Mujer. Pág. 161

Monografías.com. La mujer en la publicidad. [ONLINE]. Disponible en http://www.monografias.com/trabajos25/mujer-publicidad/mujer-publicidad.shtml

Zapata, Patricia. Urge cambiar la imagen de la mujer en los medios de comunicación. [ONLINE]. Disponible en: http://www.correodelsur.ch/feminismo/gua_cambiar_imagen.html

Muñoz, Carlos. Ola de desnudos “artísticos en las revistas”; vayan pelando que se acaba el siglo. [ONLINE]. Disponible en: http://www.guambia.com.uy/NUMEROS/N364/textos/desnudos.html

Shere, Hite. La Sexualidad. [ONLINE]. Disponible en http://www.el-mundo.es/larevista/num170/textos/mujer1.html

Ibid

Pombo, Mauricio. Las fotos de SOHO. [ONLINE] Disponible en: http://soho2.terra.com.co/soho/articuloView.jsp?id=3296

Anónimo. Una nueva visión sobre la liberación de la mujer. [ONLINE] Disponible en: http://www.oshogulaab.com/OSHO/TEXTOS/LIBERACIONMUJER.htm

Pérez, Juan y Páez, Darío. Revista electrónica de Motivación y Emoción. Conflicto de mentalidades: cultura del honor frente a la liberación de la mujer. [ONLINE]. Disponible en: http://reme.uji.es/articulos/apxrej7141701102/texto.html

Cocimano, Gabriel. Metrosexuales, consumo y nueva masculinidad. Página web: Consume hasta morir. [ONLINE]. Disponible http://www.letra.org/spip/article.php3?id_article=622

Ibid

Herra, Fabiola. ¿Tienen poder las mujeres lindas? [ONLINE]. Disponible en: http://www.teletica.com/archivo/7estrellas/2005/09/poder_mujeres.htm

Ver anexo. Entrevista a Gonzalo Martínez, Sub Editor del diario Página 12 y larga trayectoria como fotógrafo.

Ver anexo. Entrevista a Norberto Chab, Editor de la Revista H.

Laurence, Maria Isabel. Poder y seducción en el Libreo de Apolonio. Universidad de Lomas de Zamora. [ONLINE] Disponible en: http://www.ucm.es/info/especulo/numero24/apolonio.html

Velasco, Eduardo. La problemática de la desnudez: intento de análisis de nuestra percepción de la corporeidad. [ONLINE]. Disponible en http://fuentes.csh.udg.mx/CUCSH/Sincronia/desnudez.htm

Op.Cit. Lipovetsky, Gilles. La Tercera Mujer. Pág. 143

Ibid. Lipovetsky, Gilles. La Tercera Mujer. Pág. 149

Ibid. Lipovetsky, Gilles. La Tercera Mujer. Pág. 93

Ver anexo. Entrevista a Gonzalo Martínez, Sub Editor del diario Página 12 y larga trayectoria como fotógrafo.

Op.Cit. Lipovetsky, Gilles. La Tercera Mujer. Pág. 34

Ibid. Lipovetsky, Gilles. La Tercera Mujer. Pág. 56

Ibid. Lipovetsky, Gilles. La Tercera Mujer. Pág. 45

Ibid. Lipovetsky, Gilles. La Tercera Mujer. Pág. 59

Schwartz, John. Para el matrimonio ellos prefieren a sus subordinadas. Diario La Nación. [ONLINE]. Agosto, 13, 2005. Disponible en www.lanacion.com.ar

Ibid

Ibid

Abad, Héctor. Elogio a la mujer brava. [ONLINE]. Disponible en http://bolivia.indymedia.org/es/2003/08/2343.shtml