Revisión democrática del sistema liberal: sexenio

Causas. Participantes. Objetivos. La Gloriosa. Isabel II. Regencia. Monarquía democrática. Amadeo I. Primera República. República Federal. República Unitaria

  • Enviado por: Modro
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 30 páginas
publicidad
publicidad

TEMA 7. LA REVISIÓN DEMOCRÁTICA DEL SISTEMA LIBERAL: SEXENIO (1868-1874)

  • Causas, Participantes y objetivos

  • Triunfo de la “Gloriosa” y destitución de Isabel II

  • Gobierno provisional y Regencia

  • Etapa de Interinidad y primeros problemas

  • Institucionalización del Régimen Demoliberal

  • La búsqueda de Rey

  • La Monarquía Democrática de Amadeo I

  • Problemas diplomáticos y dinámica ministerial

  • Actitudes sociales y oposición activa

  • Los orígenes del alfonsismo

  • El problema Carlista

  • La Radicalización de la Izquierda

  • El Desarrollo del Movimiento Obrero

  • La Crisis final del Reinado

  • La Primera República

  • Apoyos y tensiones en un contexto hostil

  • La República Indefinida

  • El pacto político y sus implicaciones

  • La Ruptura de la coalición gubernamental

  • La República federal

  • Alcance y límites del Reformismo Republicano

  • El Insurreccionalismo internacionalista

  • Movimiento Cantonal y crisis del Federalismo

  • La República Unitaria

  • Salmerón y el recurso al Ejército

  • El gobierno personal de Castelar

  • El Régimen del 74

  • BIBLIOGRAFÍA

    • La República Federal en España: Pi Maragall y el Movimiento federal 1868-1894”.

    • BAHAMONDE, A. “España en Democracia: El Sexenio 1868-1874

    • LÓPEZ CORDÓN, Mª V. “La Revolución de 1868 y la Primera República

    • PIQUERAS J. A. “La Revolución Democrática 1868-1874

    • TUÑÓN DE LARA M. “El problema del Poder en el Sexenio 1864-1874” Estudios sobre el s. XIX Español

    1. CAUSAS, PARTICIPANTES Y OBJETIVOS DE LA REVOLUCIÓN

    Se han apuntado causas de tipo socioeconómico y de tipo político. Ambas hipótesis tienen visos de razón, y ninguna explica por sí sola la situación del año 1868. Ante esto, hay que jugar con la confluencia, con lo que el destronamiento de Isabel II, llega tras años de crisis económicas, problemas sociales y desintegración política. En un principio, las causas adoptan las formas de una significativa crisis económica, que es una crisis agrícola, que se acentúa y agrava con la mala cosecha del año siguiente y que termina con episodios de hambruna en el año 68, con lo que hay un acaparamiento y una mala distribución de los pocos alimentos que quedaban. También hay un descontento social claro, porque la crisis tiene un efecto movilizador sobre la población y por eso, la población puede estallar.

    Además, la crisis trasciende el mundo agrícola, y afecta a sectores industriales, como el sector textil catalán o el de la metalurgia y siderurgia, aunque todavía no ha despegado.

    Hay, por otro lado, una crisis de los beneficios empresariales, porque entre la burguesía hay razones de peso para que afecte la crisis, y esto repercute en el gobierno. Así, a quien afecta es al pequeño ahorrador, y hay, en consecuencia dificultades económicas, que están creando descontentos y malas situaciones entre la población. Es relativamente fácil encontrar detrás a los demócratas, que incentivan los levantamientos, al igual que los progresistas, mientras que la burguesía está descontenta por la mala gestión que realiza el régimen. Los grupos que van a hacer la revolución son los que firmaba el PACTO DE OSTENDE, a los que se une la Unión Liberal que decide sumarse a la Revolución. Su participación va a ser ordenada, con una división del trabajo, ocupándose cada grupo de un aspecto, con lo que todos aportan a la acción más pautas diferenciales.

      • Unionistas. Aportan la fuerza militar de elite, y la infraestructura militar.

      • Progresistas. Aportan la oficialidad del ejercito, y unos fondos económicos abundantes, sobre todo, a través de la burguesía catalana.

      • Demócratas. Aportan las masas populares y la ideología de los primeros momentos.

    Sus objetivos principales son la concesión del sufragio masculino universal, que es un objetivo político, y sobre todo, acabar con Isabel II. Por tanto, son motivos casi exclusivamente político.

    2. TRIUNFO DE LA GLORIOSA Y DESTITUCIÓN DE ISABEL II

    Los hechos comienzan en la ciudad de Cádiz con una sublevación de la escuadra que básicamente bien coordinada con las fuerzas del ejército, consigue un triunfo cómodo. A Partir de ahí, y contando con los militares derrotados, lo que supone que va a ser una de las razones de que el movimiento se lleve a cabo en Cádiz, porque se encuentra junto con los enclaves de Gran Bretaña. Con este país, el movimiento se expande de Cádiz a Sevilla, por Extremadura y el Ferrol, y se decide emprender una acción más sistemática, y se decide una doble acción.

    • Que las fuerzas de tierra con el general SERRANO avancen hacia Madrid.

    • Que el general PRIM, con fuerzas de la Armada, sublevara todo el litoral Mediterráneo, lo cual fue consiguiendo.

    Ambos generales consiguieron un rotundo éxito, y en el famoso puente de ALCOLEA se enfrentan a las tropas de la Reina, lo cual fue un hecho decisivo porque se resuelve a favor de las tropas de Serrano.

    Con ello, se destrona a Isabel II, pero este levantamiento supone mucho más, sobre todo, en estos primeros momentos, ya que la acción civil va a ser mucho más importante que anteriormente, y está mejor organizada, más preparada, lo que permite consolidar la situación social. Con ello, el gobierno cae y se abren grandes expectativas sobre una nueva organización dentro del país.

    Se va a jugar con las masas populares descontentas de la penuria económica pero que a la vez se han sido utilizadas por las organizaciones clandestinas de los demócratas con base popular que encauzarán el movimiento popular. Esas clases populares actúan movidas por intereses básicamente distintos, ya que muchos grupos tienen unas aspiraciones distintas y opuestas a las del bienio militar de Prim y Serrano. Las masas populares se mueven por situaciones económicas que se basan en un momento de miseria, por lo que aspiran a unas transformaciones sociales que tienen que ver poco con el cambio político que es alo que aspira ese binomio militar y político. Por tanto, es un cambio político que cada uno interpreta a su manera y a sus ideas.

    El Frente Revolucionario es cualquier cosa menos homogéneo, ya que es esquizofrénico, ya que hay intereses distintos y diferentes frentes que sólo compartían un objetivo que era el de destronar a Isabel II y es fácil que en cuanto se cumpla este objetivo el frente salte por los aires, y de hecho, eso fue lo que pasó. Eso nos permite entender la evolución de los acontecimientos y se ve como se asiste a la formación de Juntas (entidades revolucionarias) en 1868. Las Juntas tienen muchos rasgos relacionados con ese periodo histórico, tiene reivindicaciones políticas y es más ancho). Estas Juntas son variadas, pero todas comparten el hecho de ser fruto de la acción popular, y se van a convertir en las autoridades en ese momento, v con lo que van a marcar la pauta política del periodo. Sin embargo, la situación va a cambiar un poco tiempo.

    3. GOBIERNO PROVISIONAL Y REGENCIA

    3.1. ETAPA DE INTERINIDAD Y PRIMEROS PROBLEMAS

    El gobierno se funda el 3 de octubre de 1868 presidido por el general Serrano y en él están los Unionistas y Progresistas, pero faltan los Demócratas. Esto genera el problema de la dualidad de poderes, ya que ese gobierno convive por las Juntas, tuteladas por la de Madrid, que era la central. Ese gobierno encuentra en las Juntas un contrapoder, y esto es un problema que no puede durar mucho tiempo.

    Por ese motivo, se decide la disolución de las Juntas Revolucionarias con lo que se soluciona de manera oficial el primer problema, las Juntas. De todos modos, una cosa es quitarlas de manera oficial y otra que este proceso se realice de manera tan rápida. Eso demuestra que el levantamiento de 1868 fue más de que lo fueron otros episodios en el pasado, ya que ahora es más difícil que las Juntas se supediten al gobierno y va a ser una solución irremediable.

    Otro problema de este gobierno también es, o acabara siendo, el que ha nacido de los primeros momentos de la Revolución aunque no va a merecer una atención específica y amplia, que es el Problema Cubano. Cuba se ha sublevado y esto va a tener una repercusión importante, también en la evolución del Sexenio, lo cual va a pesar como una losa en todos los gobierno de este Sexenio y eso les va a llevar a incumplir promesas dadas por la Revolución. Este gobierno provisional no le dio tanta importancia porque era un problema que se veía desde la lejanía porque en España había otros problemas más acuciantes y que no se podían aplazar, y esto es el tema del Régimen.

    3.2. INSTITUCIONALIZACIÓN DEL RÉGIMEN DEMOLIBERAL

    Se ha depuesto a Isabel II, con lo que tenemos un gobierno provisional y, por tanto, hay que ver a que tipo de régimen se van a dirigir. Se va a establecer una Monarquía o una República, pero las cosas no están tan claras y este es un aspecto que divide a las fuerzas políticas y las socio-económicas. Esta cuestión se tiene que resolver en Cortes y, por tanto, hay que convocarlas, por lo que muy especialmente importante fue la decisión de ampliar el sufragio universal masculino. La preparación de esas elecciones supone que se van a formar unas Cortes Constituyentes para ver que tipo de régimen o forma de gobierno se va a proclamar, con lo que se van a dar acciones hacia Monarquía y hacia República.

    El gobierno promete neutralidad en las elecciones y más o menos lo cumple. Son unas elecciones en las que destaca una campaña electoral hecha con un clima democrático muy excepcional, aunque es verdad que se juega con el obstáculo del analfabetismo muy considerable de los electores pero no es menos cierto que la lectura colectiva y la transmisión oral acaban incidiendo en la carencia de base de los electores. Las fuerzas políticas se dividen en varias formaciones:

  • REPUBLICANOS, que actúan por primera vez con un nombre y sin restricciones legales, y unas republicanos que cargan con un tinte al gobierno provisional de traidor a los planteamientos de la Revolución de 1868.

  • La UNIÓN DE UNIONISTAS, compuesta por demócratas monárquicos y progresistas, y los que forman unas candidaturas conjuntas son los representantes del gobierno provisional que actúan conjuntamente, pero no son tan homogéneos, porque no piensan ni pretenden lo mismo.

  • También acude el CARLISMO, revitalizado y rearmado ideológicamente con un carisma religioso que no acepta las reglas del juego ni la Revolución, y aunque es una fuerza minoritaria, se revela como una fuerza digna de mención. Los Carlistas consiguen unos buenos resultados en Guipúzcoa, en Navarra, que son, por tradición el territorio carlista.

  • Los republicanos tienen una representación mayor que el partido carlista pero, aun así, minoritaria, y estaban distribuidos geográficamente por la costa mediterránea, que es donde consigue sus mejores resultados, pero en Madrid, no consiguen grandes resultados prácticos. En Madrid es una fuerza popular pero no logra conseguir sus objetivos porque los escaños no los consigue, y es esta la diferencia con la zona Mediterránea.

    El éxito en estas elecciones fue a parar a las fuerzas políticas más próximas al gobierno provisional, lo cual no quiere decir que no incumplieran sus promesas de no influir en estas elecciones. El gobierno tuvo una acción clara, pues el gobierno abogaba por una monarquía sin necesidad de recurrir a medios heterodoxos y eso es porque las circunstancias le niegan que pueda hacer otra cosa, así que tuvieron que conceder la Libertad de expresión (ya que son las promesas hechas en el germen de la Revolución de 1868). Con ello, hay que referirse a las dificultades que entraña el censo con el que ahora se juega. De esta manera, se ha pasado de un cuerpo electoral insignificante, es decir, que de que vote un 4% de la población, a que esa cifra se eleve notoriamente. La voluntad popular se expresa en las urnas y dio el éxito al gobierno provisional.

    De este modo, ya hay cortes, que van a hacer una Constitución que esta completamente acabada en junio de 1869. para la realización de esta Constitución se actúa buscando dos objetivos fundamentales:

  • Conseguir un texto que evitara los excesos y arbitrariedades acontecidas en el pasado.

  • Demoler la estructura centralista y autoritaria que habían levantado los moderados.

  • Por lo demás, en la CONSTITUCIÓN DE 1869 se hizo una amplísima declaración de derechos nunca conocida en este país. Además, son los derechos de mayor trascendencia política, ya que esta constitución acepta los grandes dogmas democráticos.

      • El sufragio universal masculino

      • La libertad de reunión y asociación.

      • Libertad de practicar cualquier culto. Para la realización de esta medida no había gran cantidad de apoyos pues el Catolicismo se opone y, de hecho el libre ejercicio de culto es una transacción, y se toma como una vía entre 2 extremos. La Constitución de 1869 niega a la Derecha el monopolio de culto pero le da el dinero para el culto, pero del mismo modo, la niega la separación entre Iglesia Católica y Estado, y visto así, es una vía de transacción.

    Este punto medio se ve en que en la redacción del texto hay un cierto temor a decir lo que va a aprobar porque era mucha la fuerza que tenían los defensores de esta cuestión (Esto está en el artículo 11 de la Constitución de 1869).

    DIVISIÓN DE PODERES

    Se plantea un poder ejecutivo que perfila un rey Constitucional, con ministros responsables ante las Cortes, las cuales tienen más facultades que en el pasado, concebidas para que tuviesen un cierto control sobre el gobierno, y compuestas por dos cámaras elegidas por Sufragio Universal Masculino, aunque para ser senador, había que cumplir ciertas características. De esta manera, la Constitución del 69, unida a su desarrollo legislativo, como con la LEY ELECTORAL, o la ORGÁNICA DEL PODER JUDICIAL, perfilan un régimen democrático.

    Otra cosa es la aplicación de las medidas, ya que los hombres del 68 no pudieron realizar una obra muy renovadora, pues no pudieron llevar sus ideas a la practica. Las circunstancias se acaban imponiendo y lo conseguido queda muy por debajo de lo que se esperaba, ya que la situación política provoca una división entre los partidos. Aparece, de este modo, un nuevo sistema de partidos que provoca una fracción política. Además, las circunstancias económicas e internacionales no ayudan, con lo que se impide el desarrollo de la obra legislativa.

    3.3. LA BÚSQUEDA DE UN REY

    España será una monarquía hereditaria, pero inmovilizada porque aún no tienen rey, Ya que la búsqueda del rey es algo complejo, pues buscar a este rey significa contentar a las fuerzas políticas españolas, y sobre todo, contentar a las grandes potencias europeas. El asunto es complejo, y no se solucionó de manera rápida, sino que se tardó unos 2 años para encontrar rey. Lo más problemático fue encontrar un posible candidato. El punto de partida era complicado, porque había candidatos con posiciones aventajadas, pero esos fallan, y es entonces cuando se buscan otros.

    Al principio se perfilan dos candidatos, el Duque de MONPERSIER, que era un hijo de Luis Felipe de Orleans, nacionalizado español, y con el título de Infante de España, con lo que se convierte en el candidato de los Unionistas. Sin embargo, su principal problema, es que no goza de las simpatías francesas. Además, tuvo un problema, que fue que retó a un duelo que no era a muerte a otro infante de España, al duque de Sevilla, Don ENRIQUE por la razón del trono, ya que Don Enrique tiene otro candidato, y eso le resta simpatías populares al duque de Monpersier.

    La otra posibilidad es FERNANDO DE COBURGO, que es el candidato de los progresistas, porque sueñan con la posibilidad de unir a España y Portugal, porque Fernando de Coburgo, es el padre del Rey de Portugal, dándose así la Unión Ibérica, pero esto es algo que desagrada a los portugueses. También tenía la oposición de Francia e Inglaterra, e incluso, Fernando de Coburgo se negó personalmente a venir a España.

    Entonces comienza una etapa de peregrinajes por las cortes europeas, pero junto a ese peregrinaje, la búsqueda estuvo orientada en torno a dos cortes, que son las de Prusia y Piamonte. Entonces se consigue un candidato al que los españoles están decididos a convertir en rey, que es LEOPOLDO DE HOHENZOLLERN SIGMARINGEN, que tenía sus principales ventajas en que era un príncipe católico, que además, tenía muy buenas relaciones con Portugal, pero su problema era Francia, que no veía con buenos ojos su elección, por lo que se opusieron totalmente. Se consiguió la propuesta a su candidatura, y se acordó que se iba a hacer las negociaciones con Francia para que fuese elegido. Sin embargo, se descubrió la candidatura, y Francia se opuso, con lo que se frustró la misma candidatura. Al final, se encontró rey en la casa de Saboya, AMADEO, y al final se le acepta como monarca de España, a finales del año 70, con lo que se firma el acuerdo, y se hace el traspaso de poder. Sin embargo, hubo una gran frialdad en las Cortes con respecto a este asunto, y, por otra parte, otro hecho representativo es que cuando Amadeo de Saboya llega a España, muere PRIM, que era su gran valedor.

    4. LA MONARQUÍA DEMOCRÁTICA DE AMADEO I

    4.1. PROBLEMAS DIPLOMÁTICOS Y DINÁMICA MINISTERIAL

    Tras enero de 1871, se forma el primer gobierno de Amadeo, presidido por el General SERRANO, que tiene como cometido principal preparar las elecciones de ese primer año. Se trata de conseguir asegurar el apoyo al régimen, y en el momento, esa necesidad generó otras necesidades electorales, las cuales obligaron a modificar la ley electoral, para, de esta manera, introducir el concepto de los Distritos, que anteriormente habían creado los moderados. Así, se pierde uno de los logros de la Revolución, por la necesidad de conseguir apoyos. El gobierno de Serrano cursa las disposiciones necesarias para que cambie el aparato administrativo, y el resultado es un éxito del gobierno, mas aparente que real porque las fuerzas gubernamentales consiguen la mayoría de los escaños, pero esto es algo más aparente que real, porque hay muchos diputados no encasillados, y por tanto, no hay homogeneidad en la mayoría, siendo muy difícil de encauzar, con lo que estas Cortes van a estar muy agitadas. Así, la mayoría gubernamental no es dócil, y no pueden gobernar en buena posición, con lo que se tienen que enfrentar a dos problemas:

    • Económico. Es la necesidad urgentísima de equilibrar el presupuesto. Hay tres grandes cuestiones.

      • Librecambismo

      • Equilibrio de Presupuesto

      • La Reforma monetaria

    Alguno de estos problemas se consiguieron solucionar, pero otros no. Esas Cortes consiguieron la utilización de la PESETA, aprobada el 19 de octubre de 1868, sin embargo, en cuanto al librecambismo, se promulgan medidas de ese corte, pero no se establece un modelo absoluto librecambista. Sin embargo, la liberación de fronteras será más acusada, y al margen de los beneficios económicos, las cuestiones plantean dudas, porque las medidas se realizaron de manera desordenada. A nivel político, las medidas de FIGUEROLA consiguieron la creación de un importante sistema de oposición al Librecambismo, agrupándose sus detractores en torno al proteccionismo. De esta manera, el Equilibrio de Presupuesto no se consiguió, porque los factores estrictamente políticos tuvieron una importancia significativa, y porque la crisis económica jugó un papel importante en el estallido de la Revolución, pero ahora se está solucionando aunque hay agravantes políticos, ya que hay promesas revolucionarias que suponen concesiones a las masas populares en forma de rebajas o anulaciones de impuestos. En esos tiempos se produce la disminución de impuestos, pero eso significa una reducción en los ingresos de la hacienda, por lo que se tendrán que reponer con el tiempo, y lo que se hace es que los Impuestos se tienden a sustituir por conmutaciones distintas, como una carga tributaria directa que grave las pertenencias, como el alquiler de la casa, o el número de personas que habitaban esa casa. Esto era muy difícil de calcular, por lo que se hicieron presentes algunas repercusiones socio-políticas, sobre todo en un sector muy concreto y calmado, que son las clases medias más pobres, porque son familias numerosas, que muchas veces, viven por encima de sus posibilidades.

    Se intentan después poner en marcha otros procedimientos, porque se necesitan más elementos para hacer un impuesto representativo, y se va a actuar contra las propiedades. Desde el momento en el que no se realizó un impuesto efectivo, el erario público se debilita. Entonces se toma como medida el recorte de gastos, y la venta de deuda pública, lo que supone la perdida de bienes nacionales, porque se venden al exterior, y se ponen como garantías el terreno y las minas. El equilibrio del Presupuesto se plantea como un tópico que se debía conseguir, pero el General Serrano no lo consiguió.

    • Cuba, en la que se adoptó una política distinta a la del periodo anterior, con lo que se acabó con las negociaciones, optando por la guerra. Se fracaso, porque el ejército peninsular no se impone, y la guerra se prolonga.

    De este modo, el gobierno se va desgastando, lo que hace que en verano de 1871, Serrano sea sustituido, por RUIZ ZORRILLA, líder del Partido Radical, que es una de las dos fuerzas en las que se ha escindido los progresistas, junto con los Constitucionalistas, dirigidos por SAGASTA. A él le va a suceder MALCAMPO, constitucionalista, que dura poco, por lo que al final, se llama a formar gobierno al propio Sagasta. Su gobierno marca un punto de inflexión en la monarquía Amadeista, ya que quiere asentar el régimen en torno a un sistema bipartidista, y se intenta jugar con las dos nuevas fuerzas políticas, intentando sacar adelante el régimen, pero no tiene fuerza suficiente para ello. Sagasta accede al gobierno, pero con la condición de que se disolviesen las Cortes y se reeligieran, ya que esas Cortes eran indomables.

    Se convocan nuevas elecciones en abril de 1872, en las cuales el gobierno se hizo con una mayoría clara, aunque no muy superior a la que tenían antes, pero sí, con una masa más disciplinada. Sin embargo, en esas elecciones, está el final de esta primera experiencia gubernamental de Sagasta, porque hubo un escándalo de tipo electoral, con respecto a cómo consiguió la mayoría, por lo que tuvo que marcharse. Según parece, hubo una transferencia de fondos de otros ministerios al del Gobernación y, por ese motivo, Sagasta dimite. En ese tiempo intermedio, con un pequeño periodo de gobierno de Serrano, se recurre a Ruiz Zorrilla, por lo que tiene que convocar nuevas elecciones en agosto, tras las cuales, el gobierno siempre obtiene un claro triunfo, y, en este caso, fueron unas elecciones correctas, pero con un nivel de desnaturalización grande, porque había un clima general de retraimiento político, y no compitieron los Carlistas, ni los más Conservadores, por lo que se resta legitimidad al gobierno.

    Con Ruiz Zorrilla se entra en una fase dotada de personalidad propia y que tendrá como objetivo, por ser la Izquierda de la monarquía, intentar consolidar el régimen haciéndole recuperar el espíritu del 68, y para ello, Ruiz Zorrilla incluye en su programa reformas significativas y sonoras para las clases populares. Promete así la supresión de las Quintas, la separación de Iglesia y Estado, y habla de introducir reformas más profundas que conduzcan al saneamiento del ejercito, arrebatando su control a los sectores mas moderados.

    Lo que da personalidad a esta etapa son las pretensiones de Ruiz Zorrilla, que representa a la Izquierda de la Monarquía y quiere asentar la Revolución del 68, por lo que da una serie de promesas, como la supresión de la Quintas, Separación de Iglesia y Estado, y reformas profundas en los aparatos del estado para que el ejército no fuera controlado por los sectores más conservadores. A estos sectores, a cambio, les ofrecía una política económica acorde con sus intereses. Sin embargo, estas promesas serían incumplidas. No todas las medidas merecieron la oposición de las restantes fuerzas, pero en las líneas generales hay un fracaso, con un incumplimiento de las promesas, por lo que se produce una oposición creciente y muy diversificada.

    Respecto a los incumplimientos, algunos son tempranos, como el problema de las quintas, ya que lejos de hacerlas desaparecer, hizo un nuevo reclutamiento por las necesidades de la Guerra de Cuba. Fue una decisión inmediata y, por ello, se granjeó la enemistad de las clases populares, lo cual le afectó incluso en el Parlamento porque no dejaba de ser un incumplimiento de sus promesas. Es, por tanto, una situación incomoda, por el incumplimiento.

    La labor de Ruiz Zorrilla creó oposiciones, sobre todo, en su política de reformas centrada en Cuba. Son reformas socioeconómicas, que serán contestadas, y así se crea la enemistad de ciertos sectores de la burguesía más activa y potente del momento. Por otra parte, ciertos sectores sociopolíticos de apoyo al régimen se le escaparon para entrar a formar pactos con SERRANO, y así, estos sectores llegaron al Alfonsismo. En líneas generales, el reformismo no llega a las clases populares, porque, aunque hay tentativas de mayor sensibilidad social, éstas no tienen una lectura práctica importante. De todos modos, consigue algunos avances, ya que va a regular el trabajo de los menores de edad, y realiza la propuesta de introducir jurados mixtos para regular la producción de las fábricas. Sin embargo, no se va más allá.

    Este fracaso va más allá de todas estas cuestiones, incluso más allá de sus objetivos de reforma del sistema, ya que fracasa en el mantenimiento del Orden Público, el cual brilla por su ausencia, ya que es una etapa de motines y atentados, lo cual demuestra que España es un país convulso, y que, por otro lado, da la pauta del cambio operado en España. Ahora se puede hablar de oposiciones sólidas y su manifestación más importante será la agitación sociopolítica.

    En el fondo, lo que hay es una falta generalizada de apoyo, los cambios ministeriales obedecen a la dinámica del país, pero ésta no es toda la explicación, sino que interviene la gran oposición, en contra del régimen en general y del monarca en particular. El monarca no tiene apoyos, pues la monarquía de Amadeo no cuenta con el apoyo ni de la nobleza ni del clero en general. En el caso de la nobleza, hay una oposición política porque se muestra temerosa de la evolución que puedan tener los acontecimientos. La nobleza no puede oponerse por lo que en ese momento se está haciendo, pero la posibilidad de lo que pueda hacerse después, eso sí que es motivo de preocupación. Además, la nobleza manifiesta una oposición sociológica al Rey, que lo consideran como el “Rey Extraño”, que está ocupando el trono de Isabel II, y así, se despegan de la corona, lejos del apoyo, e incluso de la asistencia, llegando a las faltas de respeto. Sin embargo, no son movimientos espontáneos, porque detrás está el Alfonsismo, y las actuaciones no van a ser a cara descubierta, sino de manera velada.

    Para la Iglesia, Amadeo es hijo de VÍCTOR MANUEL II, que llevó a cabo la Unidad de Italia a costa del Roma, y, por este motivo, colocan bulos en torno a la sociedad católica, en los que se decía que este hombre estaba excomulgado.

    Los apoyos más claros que podía encontrar el régimen amadeista estaban en la burguesía, por lo que eran muy limitados, por la poca fuerza de la burguesía en la España de esos momentos. Si además, se añade que no podía contar con el grueso de esos apoyos por las divisiones creadas por las políticas gubernamentales de Ruiz Zorrilla, los apoyos, eran, entonces, muy débiles, ya que esto supondrá una fisura entre los sectores burgueses.

    4.2. ACTITUDES SOCIALES Y OPOSICIÓN ACTIVA

    4.2.1. LOS ORÍGENES DEL ALFONSISMO

    Los sectores se van a agrupar en torno al Alfonsismo. Además la monarquía de Amadeo no sólo encuentra una falta de apoyos, sino que además encuentra una oposición, y entre ella se incluye el Alfonsismo, aunque no se puede hablar de acciones concretas porque actúa en la sombra, preparando el camino. Además, es la oposición que va a resultar triunfante, que va a ir creciendo en el Sexenio.

    Esto es posible teniendo en cuenta el contexto general, uniendo al contexto internacional, el contexto interno, con lo que se llega a factores importantes por el planteamiento del Alfonsismo, para el que hay que tener en cuenta la figura de CÁNOVAS DEL CASTILLO.

    Hay que aludir al contexto internacional, ya que en Europa se vive en un ambiente dispuesto a las soluciones de tipo Alfonsista, ya que los estados europeos están decididos a dar su apoyo a regímenes fuertes, sólidos, de mano dura. Así, el ambiente europeo mira en una dirección opuesta a la que hay en España en esos momentos, donde los gobierno están viviendo un desorden público, ya que se está atentando a la vida de los Reyes.

    Sin embargo, aún no va a haber apoyo a las oposiciones alfonsíes, y aún no está allí en el principio del Sexenio, sino que es una opción de futuro, porque Alfonso XII es joven y manejable.

    El Alfonsismo no es un partido, sino un movimiento amplio, y hay que localizar a su núcleo fundacional entre un sector de los unionistas y de los Viejos Moderados de 1869 que se van a unir en torno a Canovas. Sin embargo, el movimiento no se limita a estos grupos, pues ahora es un movimiento que tiene pocas ataduras políticas, y defiende tan sólo la Monarquía Constitucional y la lealtad a Alfonso XII. No tienen más principios, y aunque pueden parecer pocos, es así porque Canovas es el hombre del Alfonsismo, está detrás de todo el movimiento porque considera que la fuerza de ese movimiento no está en las ideas sino en los apoyos que pueda conseguir, y así cuantas menos ataduras se tengan, se puede llegar a un grupo más numeroso. Se trataba de ir consiguiendo el mayor número de apoyos, y el Alfonsismo se va a hacer con la nobleza, clero y determinados bloques de la burguesía. Canovas es el que consigue a todos estos sectores, y para eso juega con el tiempo, ya que no tiene ninguna prisa, porque el movimiento está respaldado económicamente, y, de este modo, juega con los errores del régimen. Así, se puede entender que sus orígenes estarían comprendidos en este momento, llegando hasta 1875, cuando se hace con el Poder, saliendo entonces a la luz.

    4.2.2. EL PROBLEMA CARLISTA

    Es una oposición activa, ya que se trata de un Carlismo revitalizado en esta época por los acontecimientos y porque es un Carlismo que se está rearmando en las doctrinas, jugando las bazas de la religión y las fuerzas que abogan por un régimen de tipo federativo, ya que ahora Don Carlos había muerto, y le sustituye CARLOS VII, por lo que en esos momentos, el Carlismo tiene una actitud cambiante.

    En los 70 el Carlismo hace alguna intentona militar fracasada, y entra entonces en las tesis legalistas, participando en las elecciones y en el Congreso, con lo que se aleja de las guerras, pero la situación cambia en 1872, cuando opta de nuevo por el militarismo, y se vuelve a la Guerra. El fracaso electoral de ese año les acaba por convencer que la vía que deben utilizar no es la legal, sino la militar, y se entra en una guerra que al mes, termina en VIZCAYA, con el Convenio de AMORENIETA, el cual se va a mantener con altibajos durante el reinado amadeista, aunque el Carlismo se reaviva con la proclamación del República, llegando hasta el Alfonsismo. Sin embargo, este movimiento va a ser mucho menos importante que el propio Alfonsismo, porque le faltan medios y apoyo.

    4.2.3. LA RADICALIZACIÓN DE LA IZQUIERDA

    También hay una contradicción social, hay un proceso de incomunicación entre republicanismos y las masas populares porque los republicanos son pequeños burgueses que no entienden a las clases populares. Esto hace que las propuestas republicanas no tengan alicientes, y ya no sirve que hablen de la igualdad social. Sus planteamientos son bastante utópicos, no son reales, y las clases populares estaban muy desengañadas con este grupo político.

    En su interior, el Republicanismo estaba enfrentado, entre el centro y la periferia, y no sólo entre el Republicanismo Unitario y el Republicanismo Federal sino que existe un apego al paisanaje y un recelo ante todo lo que signifique centralismo. El republicanismo se siente apegado a su región, y es allí donde se llevan a cabo los mayores beneficios.

    También hay una gran división entre dirigentes, y bases. Los dirigentes están apegados a la doctrina, pero las masas republicanas están radicalizadas y los dirigentes tienen que hacer un auténtico encaje para reconducir a las masas a bases más moderadas para que participasen en las elecciones, es decir, se les convence para que voten. Los republicanos suelen acudir a esas selecciones, pero con cada una de ellas se van a decepcionar más, por lo que se producen levantamientos e insurrecciones. Así, va a haber una división entre BENÉVOLOS e INTRANSIGENTES. Los republicanos Benévolos se quieren convertir en la Izquierda parlamentaria, y ser moderados y conservadores. Frente a ellos están los Intransigentes, que reniegan del centralismo, es decir, de los dirigentes, y, especialmente, los madrileños. Sin embargo, los grupos van a estar muy mezclados, aunque los intransigentes se suelen unir a los federales, pero no implican unos a otros. Estos grupos van a ser reticentes a las elecciones, y se van a levantar, en algunos momentos, como en 1872, con la INSURRECCIÓN DEL FERROL. Más importante es el hecho en sí de la idea del levantamiento que el triunfo del propio Levantamiento.

    Estas Insurrecciones llevan a la desautorización entre dirigentes y bases, ya que se encontraban en un régimen democrático. A esto le sigue la decepción de los Intransigentes, que montan un Directorio Paralelo. En el momento en el que se proclame la República, el distanciamiento va a ser todavía mayor.

    4.2.4. EL DESARROLLO DEL MOVIMIENTO OBRERO

    Otro sector de oposición es el Movimiento Obrero, que desde sus principios está vinculado a la Internacional, a través de los Anarquistas, ya que es un movimiento Bakuninista. Los obreros van a entrar en contacto los anarquistas, y van a organizar el Grupo MADRILEÑO y el Grupo BARCELONÉS, los cuales se van a ir reforzando con el paso del tiempo. 1868 es el momento en el que Movimiento Obrero despega, y la decepción es muy importante.

    Se va a generar la idea de que la política no merece la pena, ya que no se puede esperar nada de ella, y por eso, se adscriben al Anarquismo. Además, las Cortes van a prohibir la Internacional. El Movimiento Obrero Español va a ser Anarquista, lo cual no impide que existiera un círculo diferenciado, a mediados del 72, que es el Circulo Madrileño, que se despega de las tesis Anarquistas y se orienta a las tesis Socialistas-Marxistas, y de ahí partirá el movimiento Socialista del futuro. Así, las trifulcas que se vivían en la Internacional se reproducen aquí, pero en un sentido inverso, porque los Socialistas van a ser los minoritarios, a diferencia del ámbito internacional, donde eran mayoría. Las masas populares, por tanto, van a ser contrarias a los movimientos republicanos.

    4.3. LA CRISIS FINAL DEL REINADO

    Los hechos se van a llevar a cabo por un acontecimiento puntual que es un enfrentamiento entre el gobierno y el Cuerpo de Artillería de los Vascongados, al elegir a un jefe no aceptado, por lo que cuando llega a su destino, ve que los oficiales no respetan su autoridad, y cuando intenta hacer cumplir su autoridad, el gobierno le desautoriza. A CISNEROS se le traslada a Barcelona, pero allí se acentúa la situación, porque se produce una dimisión en masa de los artilleros, y el Gobierno, que no cede, les acepta la dimisión, por lo que va a reorganizar el cuerpo. Esto va a afectar al rey, que se siente inclinado hacia los Artilleros y no comparte la decisión de su gobierno, aunque la acata, firmando un decreto, y junto a ella, entrega su renuncia al trono en febrero de 1873, lo que supone su abdicación. Parece ser que Amadeo ya tenía esto pensado.

    Entonces se produce una reunión de urgencia, se reúne Congreso y Senado, y se acepta lo que dice PI Y MARGALL, que quiere proclamar las Republica. Así se hace, y las siguientes Cortes van a ser Constituyentes. Se produce un traspaso de poderes rápido, hecho por las Instituciones Constitucionales, pero hecho al margen de la Legalidad Constitucional, y ello por dos razones jurídicas:

  • La Constitución del año 1869 prohíbe la reunión conjunta del Congreso y del Senado, que es lo que han hecho ahora en Asamblea Constituyente.

  • La Abdicación del Rey también es irregular porque la Constitución exige que su abdicación se vea acompañada de una ley.

  • Así, la República, aunque se proclamó de manera rápida, supone un nacimiento ya con manchas. Sin embargo, lo más grave no está en la ley, sino en el hecho político, ya que las Cortes son mayoritariamente monárquicas, pero proclaman la República.

    5. LA PRIMERA REPUBLICA

    5.1. APOYOS Y TENSIONES EN UN CONTEXTO HOSTIL

    La República nace en un contexto internacional de frialdad, de hostilidad porque supone un desorden en Europa, por lo que no la reconocen ninguna de las grandes potencias europeas, sólo Estados Unidos. Estas potencias se van a mantener a la expectativa, a ver qué pasa, y en consecuencia, el recelo es mucho, a pesar de que el Gobierno Español intenta congratularse con sus vecinos, a través de un nombramiento, el jefe de la Diplomacia, CASTELAR, que estaba dotado de un gran sentido diplomático, por lo que tiene autoridad para transmitir las ordenes a todos los embajadores. Su consigna es tranquilizar a los gobiernos, sin alterar el orden público. Insiste también en que la República no se ha impuesto a la Monarquía, es el rey el que se ha ido, porque la Monarquía era incapaz de solventar los problemas que en esos momentos acuciaban al país. Los diplomáticos pondrán cuidado en demostrar que la República es la consecuencia del 68, que ya había sido aceptada. Son por tanto, planteamientos tranquilizadores, pero va a servir de poco porque las potencias no cambian de opinión. Las potencias europeas dan un voto de confianza al gobierno, pero no abandonan su situación expectante, con la que continuarán durante toda la república, y sólo la abandonan en el 74. Esto fue una gran decepción para los españoles que querían una Europa Unida.

    Sin embargo este aislamiento no va a ser meramente simbólico, sino que va más allá y se manifiesta en forma de apoyo a la causa Carlista, con lo que éstos podrán reorganizarse al otro lado de los Pirineos con el apoyo de lado de Francia. Esto también se muestra con otro episodio, cuando España apresa a un barco Norteamericano y fusila a algunos de los oficiales. Esto fue tomado a mal por Estados Unidos, aunque el barco llevaba armas para los rebeldes cubanos. Esto casi hizo que se abriera un conflicto internacional.

    A pesar de todo, esto va a pasar a un segundo termino ante las complicaciones interiores ya desde la misma proclamación de la República, al nacer con unos defectos de forma, pues se instaura en una Asamblea Nacional, y cuenta con el problema de la forma de la Abdicación. Esto no tiene mayor trascendencia que la simbólica, y la posibilidad de que alguien la utilizase contra el nuevo régimen. La gran complicación, sin embargo, va a ser los apoyos Socio-Políticos, que vienen de la proclamación de la República en unas Cortes con Mayoría Monárquica. Eso explica que la trasmisión de poderes se haga de forma pacífica, pero eso deja a la República en malas condiciones, porque no la proclaman los Republicanos, ya que este grupo no tiene muchas asistencias y apoyos ni en el pueblo ni en el Parlamento.

    Eso genera problemas a los Republicanos, porque les pone en una situación incomoda, pues les obliga a actuar de manera contraria al planteamiento que históricamente han llevado a cabo. Ellos, que desde siempre han querido acceder al gobierno por medio de una revolución, derrocando al poder por unas Juntas Soberanas, se van a encontrar con otra realidad, ya que no hay ninguna revolución, sino que la República se proclama por una Asamblea Nacional, por lo que los Republicanos tienen que asumir la nueva situación, y tienen que organizar el régimen desde arriba, como antes lo hacía la monarquía, que es contra lo que han estado luchando, y así, incluso tienen que refrenar el lógico entusiasmo de sus propios partidarios, y, con ello, aparecen las contradicciones.

    5.2. LA REPÚBLICA INDEFINIDA

    La República aún no tienen calificativos, y serán las Cortes las que plantean las formas. La realidad es que tras esta indefinición, lo que late es una debilidad republicana importante, con una gran concesión a los radicales, que son los comandados por RUIZ ZORRILLA, que son los monárquicos, porque además tienen la mayoría en las Cortes. Los republicanos han cedido porque tienen una doctrina oficial, que el Federalismo, y el hecho de que a la República no se la titule como República Federal, es una prueba de la debilidad de los republicanos, lo que se comprueba también por el gobierno que se forma después de la proclamación.

    5.2.1. EL PACTO POLÍTICO Y SUS IMPLICACIONES

    El nuevo gobierno va a estar presidido por PIQUERAS, y en él está Castelar, Pi y Margall y SALMERÓN, pero en ese gobierno hay mayoría de radicales, con lo que es de corte monárquico, y esa es la relación que se oficializa. De nada sirve que pocos días después se nombre otro gobierno en el que los Republicanos tuvieron mayoría, y lo único que se hace es abrir un enfrentamiento con los radicales, que no están en el gobierno, pero que tienen la mayoría en las Cortes, y así los republicanos o se dejan guiar por los monárquicos o se enfrentan a ellos.

    5.2.2. LA RUPTURA DE LA COALICIÓN GUBERNAMENTAL

    Esto es lo que al final se hará, es decir, se enfrentarán a los Monárquicos, y es un problema que no se soluciona con la disolución de las Cortes, aunque esta postura se lleva a cabo, pero los republicanos no consiguen su objetivo, porque el enfrentamiento se lleva a la Comisión Permanente, que vigilaba al gobierno hasta las siguientes elecciones, y que estaba dominado por los radicales, y por eso, el gobierno sintió la necesidad de deshacer la Comisión Permanente, lo que suponía un Golpe de Estado, pero de no hacerlo, se hubiera producido lo contrario. Así, hay enfrentamientos desde el primer momento y va a ser en ese contexto en el que se celebra las elecciones a Cortes Constituyentes, y lo más característico es el generalizado retraimiento que hay en ellas, ya que no se presentan muchos de los grupos políticos, y así se produce gran abstención entre el pueblo, por lo que se desnaturaliza el resultado de las elecciones.

    5.3. LA REPÚBLICA FEDERAL

    Los Federales consiguieron un rotundo éxito en esas elecciones, con 374 de los 391 escaños de la sala, pero el éxito pierde todo su sentido por la abstención generalizada, de más del 60% de la población y será en Cataluña donde se alcanzan índices de más del 70% de la población.

    5.3.1. ALCANCE Y LÍMITES DEL REFORMISMO REPUBLICANO

    Los Federalistas se centran en la elaboración de una Constitución, pero tampoco van a poder hacerlo, ya que los encargados de hacerlo, se dividen. Castelar se va a encargar de hacerla, y de enviar el proyecto a las Cortes, pero no se va a aprobar, porque las Cortes tenían otros problemas más importantes que solucionar. Además, los proyectos son hechos por un grupo político, lo que supone novedades como la estructura federal que se confiere al Estado, al ser la Mayoría Federalista. Este texto constitucional busca 3 objetivos:

  • Consolidar las libertades concedidas en el 1868.

  • Indicar la división territorial que haga factible la Federación. El espacio va a estar dividido en 17 ESTADOS, y además, hay TERRITORIOS más pequeños.

  • Conseguir una estricta división de poderes, intentando evitar las intromisiones.

  • De este modo, van a utilizar, casi en su totalidad la Constitución de 1869, pero en algunos aspectos van más allá:

    • El DERECHO DE ASOCIACIÓN, en el que ahora se va más allá.

    • Las relaciones entre IGLESIA y ESTADO, estableciéndose la separación de poderes, con la posibilidad de matrimonios civiles.

    • Abolición de los Privilegios Nobiliarios.

    En cuanto a la separación de poderes, se va a tomar como punto de referencia el poder judicial, que va a ser independiente, con juicios con jurado. En cuanto a los otros dos, se propone que el gobierno no puede disolver las Cortes, pero en contrapartida, el gobierno no es responsable ante ellas, con lo que el gobierno no necesita la mayoría parlamentaria. El poder legislativo se divide en dos cámaras, pero el Senado es una representación territorial, y los senadores son de más de 40 años. El sufragio para el Congreso es Universal Masculino, y se renueva cada 2 años. Por otra parte, hay un 4º poder, que es el de Relación, con un Presidente de la República elegido por sufragio Universal Indirecto que no puede ser reelegido.

    Esta Constitución no se aprueba, porque los acontecimientos durante el 74 están muy revueltos. La obra política de las Cortes Republicanas va a ser, por tanto, restringida.

    Más escasa va a ser aún la legislación Socio-Económica, a pesar que el republicanismo había recogido las demandas populares, e intentó llevarlas a cabo, pero no lo consiguió, a pesar de que este grupo parlamentario necesita a las clases populares, pero, en cambio, se alejan, ya que están escoradas hacia el apoliticismo. Había necesidad e interés por atraerlas, pero se hace de manera poco efectiva, aunque hay muchos problemas planteados. Esto es el caso de los Jurados Mixtos, que no se pueden aprobar, pero que hubiera supuesto la unión en el trabajo. Tampoco se consigue regular los Horarios Laborales, aunque, esto, a buen seguro hubiera supuesto una mejora en la calidad de vida de los obreros, y esto también habría supuesto una reducción de los conflictos. Sólo se consigue una ley que regula el trabajo de los menores, para hacerlo compatible con la educación.

    Sin embargo, tampoco se consigue hacer nada en cuestión de reformas agrarias, lo cual tiene una doble vertiente, tanto en términos sociales como económicos, porque esto podía haber servido para conseguir una indemnización, que era algo urgente, pero se va a posponer. En este periodo no sólo había que acabar con los residuos feudales que quedaban, sino también había que anular los efectos de la Desamortización de MADOZ, que había quitado recursos a las familias pobres. Lo que se hizo fue abolir algunos impuestos de tipo señorial que quedaban, pero era algo marginal que no produjo grandes trasformaciones, ya que sin la Reforma Agraria no hay mejoras, pero no se producen por:

  • Las limitaciones doctrinales que tiene el Republicanismo, porque no deja de moverse en el ámbito liberal burgués, a pesar de las buenas intenciones que tenían, porque era un régimen filantrópico, pero los republicanos son burgueses en definitiva, y en el mejor de los casos no perciben la verdadera situación de las clases populares, por lo que ven a éstos desde su situación. Aún así, no se puede reprochar la intención de los republicanos.

  • Las dificultades económicas, que no son nuevas, y que ahora, incluso empeoraron, por lo que no permiten ningún plan de transformación social o agrario. La Reforma exige dinero, porque la hace el Estado con unos fondos pero no cuenta con ellos. Las dificultades económicas son un verdadero obstáculo, ya que esto deriva del problema de los impuestos, ya que este gobierno no puede subirlos. Tampoco puede conseguir recursos del exterior, por la hostilidad de los extranjeros hacia esta República.

  • Este gobierno no tiene grandes recursos económicos, pero a esto se unen las razones políticas contrarias, por sus enfrentamientos en las Cortes, ya que el Federalismo no es homogéneo, dentro de él hay varios sectores:

    • Un grupo que evoluciona hacia el Unitarismo, que es conservador en la economía, y, políticamente partidario de la colaboración con los propios monárquicos.

    • El sector de los intransigentes, que está dispuesto a superar la legalidad republicana y echarse a la calle. Para ellos los demás republicanos son traidores, y van a ir en contra de sus gobernantes, exigiéndoles lo que antes no habían exigido a los monárquicos. Éstos son los que van a hacer la revolución, aunque son miembros del Congreso.

    • Hay un tercer sector, de Centro, en el que resalta su incapacidad, aunque es más coherente y dialogante, pero se ve limitado por todos los demás sectores, tanto en el día a día como en las ocasiones extraordinarias, y por eso no se pudo aprobar la Constitución, porque había que poner todo el empeño en solucionar los conflictos callejeros.

    De este modo, hay que añadir la realidad del federalismo para entender las dificultades políticas, ya que la supuesta mayoría parlamentaria es el enemigo metido en casa, ya que son federales con otros planteamientos distintos al oficial. En esos momentos, el gobierno se va a tener que enfrentar a dos movimientos, el Internacionalista y el de los republicanos intransigentes, que al final, acabarán con los Federales.

    5.3.2. EL INSURRECCIONALISMO INTERNACIONALISTA

    Como consecuencia de la Actividad Internacionalista, en julio se producen huelgas en ALCOY, BARCELONA y SAN LUCAR, que son huelgas insurreccionales, excepto la de Barcelona, y estas huelgas van a derivar en insurrección, o se plantean como tal, como es el caso de San Lucar, donde se establece un gobierno provisional, aunque moderado, pero que va a entrar en la Sublevación. En el caso de Alcoy, la huelga es laboral, y va a ser apoyado por todos los oficios, quedando la ciudad en manos de un comité de acción republicano y por eso, se introduce allí el ejército, de manera contundente y reiterada, que entra en un primer momento en julio, pero como se necesitan las tropas para luchar contra los Carlistas, tienen que irse, volviendo al final del verano para poner orden.

    5.3.3. MOVIMIENTO CANTONAL Y CRISIS DEL FEDERALISMO

    El otro movimiento lo promueve el propio Movimiento Republicano Intransigente, que abandona las Cortes el día 1 de Julio y llaman a las Juntas. Va a estar promovido por los dirigentes madrileños, los cuales creen que van a poder controlar el movimiento, ya que cuando se produce, va a ser controlado por los cantones locales. Este movimiento cantonal va a ser representativo en Cartagena en el 12 de julio con ANTONIO GÁLVEZ, ANTONETE. El gobierno responde declarando piratas a los barcos que estén en la bahía de Cartagena, mientas que el Cantón va a nombrar un gobierno provisional en esa ciudad. Al final, este movimiento de va a extender por toda la zona levantina, pues se trata de un movimiento periférico.

    Es un movimiento complejo y confuso, sobre el que no se puede decir muchas cosas, destacando el hecho de que no obedece a un solo impulso, sino que hay que tener en cuenta que el Cantonalismo va a ser una evolución del Federalismo, con lo que los Intransigentes hacen realidad ese Federalismo, sin esperar a que la orden viniese de Madrid. Sin embargo, este no es el único impulso, sino que también hay un componente de lucha social, por la posesión de tierras que no encaja en el federalismo. En algunos lugares, se confunde con la insurrección internacionalista, y algunos participan conjuntamente.

    Otro elemento es el REGIONALISTA, teniendo en cuenta la localización periférica del movimiento, sobre todo sabiendo que hay muchos lugares que la Revolución supone liberarse de la “Tutela” Madrileña. Sin embargo, no se puede discernir qué motivo pesa más porque el movimiento es heterogéneo, dependiendo del lugar y de la relación de fuerzas, por lo que tampoco es igual que domine el sector Internacionalista o el republicano. Así, no se puede tipificar la situación de este momento. Lo más frecuente es que las autoridades sean depuestas, y que se formen Juntas Revolucionarias, pero en algunos lugares, son las propias autoridades las que promueven el Cantonalismo.

    Otras veces, se conservan pautas de autoridad, mientras que en algunos lugares se acaba con todos ellas, llegando a una subversión del Orden Social. Si hay algún rasgo común es el de la división interna que acusa, por lo que, en unos casos, la burguesía controla la situación, y acto seguido margina al elemento popular, con lo cual el elemento popular se afirma más en su apoliticismo. En otros casos, dominan las clases populares, que es cuando los desmanes proliferan, ya que la burguesía ha abandonado sus posiciones de poder.

    Se intenta desde el gobierno desautorizar a este movimiento a través de la Constitución, y por eso, ésta se aprueba muy rápidamente, y así se intenta organizar el Federalismo desde arriba. Pero el enfrentamiento entre Pi y Margall y los Cantones, va a hacer que se acabe con el Federalismo, y con la etapa radical de la República.

    5.4. LA REPÚBLICA UNITARIA

    5.4.1. SALMERÓN Y EL RECURSO AL EJÉRCITO

    Se va a tender entonces hacia posiciones más moderadas, con SALMERÓN a la cabeza, que va a recurrir al ejercito para acabar con los Cantones. Salmerón va a llevar una política de Orden, contando con el ejército, mientras, que a la vez toma otras medidas, como el aumento de la Guardia Civil y la supresión de la Prensa Internacionalista, para así aplastar la Revolución que atemoriza a las clases de Orden, con las que hay que contar obligatoriamente, ya que si no, el Régimen no se puede llevar a cabo. Salmerón desmantela a la Izquierda, y abre las puertas a una República Conservadora

    5.4.2. EL GOBIERNO PERSONAL DE CASTELAR

    En Septiembre de 1873, se inicia otro gobierno, el de CASTELAR, que llega al poder con la consigna del restablecimiento del Orden, ya que se necesita Orden, Seguridades y Gobierno para que continúe la República. Es un momento en el que la Cantonal está vencida, y Orden va a significar el fortalecimiento del Estado y sus instrumentos de poder mediante el ejército y sus dirigentes, que están cerca del ALFONSISMO. Para comprobar estas ideas, Castelar va a dar una serie de medidas a través de las cuales se decreta la CONCESIÓN DE PODERES EXTRAORDINARIO al Presidente, incluso para la Guerra.

    Se va a decretar el cierre de los Voluntarios de la República y se sustituye por la Milicia Nacional de 1823. También se cierran las Cortes hasta Enero de 1874, y el Cuerpo de Artillería va a tomar las formas de antes del 73. Por otra parte, algunos derechos constitucionales se suspenden, como la libertad de prensa o las libertades de movimiento, por lo que para abandonar el municipio se necesita un salvo-conducto. Se vuelve a la preeminencia del ejercito, pero en una situación agravada.

    Es un estado que ha establecido el orden social y político e incluso se intenta restablecer el orden económico, con la utilización de créditos. Sin embargo, los descontentos existen y no tardará en llegar la crisis por medio de la Izquierda, que tiene claro que en cuanto se abren las Cortes, va a negar la Confianza del Parlamento, intentando que Castelar caiga, por lo que intentan realizar un giro a la izquierda. Así se va a hacer, y Castelar se queda sin apoyos, pero aunque la izquierda está dispuesta a actuar, más lo estaban los moderados radicales, los SAGASTINOS, y así, seguidamente, entra en el Parlamento el General PAVÍA, acompañado de la Guardia Civil dando, de esta manera, un golpe de Estado.

    5.5. EL RÉGIMEN DEL 74

    Cuando Pavía consuma el golpe, se reúne con las fuerzas políticas opuestas a la República Federal. De la reunión sale un gobierno de coalición, pero de circunstancias, estando en él presentes los radicales, los constitucionalistas, con Sagasta, un Republicano Unitario y generales próximos al Alfonsismo, y van a poner como presidente a SERRANO. Este gobierno recuerda al golpe del año 68, con Serrano, e incluso este gobierno tiene igual afán de rectificación, aunque en un sentido diferente al del 68. Pavía significa el fin del Espíritu del Sexenio, y lo que ha hecho es abrir las puertas de la Restauración, que se configura en menos de un año, que es un plazo escaso, aunque este año va a ser de indeterminación, porque España en estos momentos no es una monarquía, pero, en teoría la República tampoco ha acabado, aunque nadie nombra a la República como el régimen en el que se estén apoyando en esos momentos. Este gobierno hace un MANIFIESTO de presentación a la Nación, pero en él omite en todo momento el término de República.

    Serrano es el Presidente del Poder Ejecutivo, sin especificar, por tanto, el tipo de Régimen, y además de esto, se procede a disolver las Cortes Constituyentes, abandonando el proceso de la Constitución, y se abandona la Constitución de 1969, y tampoco se convocan nuevas Cortes. Así no se tiene Constitución, ni tampoco se quiere. No hay ninguna Institucionalización porque no se pueden crear, debido a las diferencias entre los que componen el gobierno. Se ha apuntado la posibilidad de que esta no-institucionalización se debiera al interés de Serrano, porque quería perpetuarse el poder, pero esto parece difícil porque la mejor manera que tenía Serrano para perpetuarse en el poder es Institucionalizarlo, ya que la Dictadura, por definición, es una situación transitoria, por lo que debía haber Institucionalizado la República Presidencialista, pero no pudo porque Serrano no tenía clientelas naturales y tampoco supo ganarse los apoyos del Ejercito.

    Serrano es un hombre de circunstancias, pero sin una verdadera alternativa política, que sólo llegara con CANOVAS y el Alfonsismo, ya que hasta ahora, el régimen se sustentó en el gobierno, y sobre todo ahora, con el recrudecimiento de la Guerra Carlista, ya que estos carlista tienen controlada la zona Vasco-Navarra, y ahora intentan conquistar Bilbao. Serrano se va a poner al frente del Ejército del Norte, para ser él en persona el que detenga a los carlistas, lo que suponía insuflar vida a este gobierno, y aumentar el capital político, pero al final, tiene que compartir la victoria, porque entra junto a los generales Alfonsinos. Así, el ejército está reforzado, actuando como columna vertebral del régimen, y cada vez va a tener más importancia el Alfonsismo, al que se van a unir las fuerzas políticas que han actuado en la época Amadeista, como Sagastinos o radicales, y sólo quedan fuera los Republicanos Federales, y algún personaje a título personal, como RUIZ ZORRILLA. Lo mismo ocurre con las elites socioeconómicas que se unen al proyecto Canovista, y el Ejercito, y así, todos juntos, en 1875, van a recibir en Madrid a ALFONSO XII.

    En diciembre de 1874, da un golpe de estado MARTÍNEZ CAMPOS, que supone la entrada en la Restauración. Este golpe de estado cierra una época, no solo la del Sexenio, sino también el Liberalismo y la intervención del ejercito en la política, ya que Martínez Campos no va a ser el que organice el nuevo sistema.