Restauración y sistema canovista

Historia de España contemporanéa. Siglo XIX. Cánovas del Castillo. Manifiesto de Sandhurst. Constitución de 1876. Bipartidismo. Caciquismo. Movimiemto obrero. Nacionalismo

  • Enviado por: Najwara
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

11.1. EL SISTEMA CANOVISTA: CONSTITUCIÓN DE 1876 Y TURNO DE PARTIDOS. CACIQUISMO Y OPOSICIÓN AL SISTEMA

Por restaurar se entendía estrictamente restablecer la dinastía borbónica y crear las condiciones necesarias para mantenerla; lo cual suponía la vuelta al mas puro moderantismo liberal, pero con modificaciones externas.

El 1 de diciembre el príncipe Alfonso, dirigió desde la academia militar de Sandhurst un Manifiesto a la nación, redactado por Canovas, en el que afirmaba que la única solución para los problemas de España, desde los obreros hasta las clases mas elevadas, residía en el restablecimiento de la monarquía tradicional. Cánovas del Castillo no era partidario de hacer los siguientes pronunciamientos, pero el General Martínez Campos proclamo a Alfonso XII como rey de España. Así comenzó el periodo de la Restauración, que pretendía restaurar el régimen liberal moderado anterior a 1868.

En 1814 Canovas se dedicó a poner fin a la guerra carlista y el conflicto cubano. Alfonso llego a Madrid el 14 de enero de 1875 como procurador de la convivencia entre todos. Dictamina una serie de medidas como lograr el apoyo de la Iglesia; que se hallaba distante por el periodo revolucionario, establecer tribunales especiales para los delitos de imprenta, conseguir un Ejercito amigo ( el Rey se proclamaba jefe supremo del Ejercito) y renovar los cargos de los Diputados provinciales y Ayuntamientos.

Había que convocar Cortes, que elaboraban la Constitución de la Restauración, por sufragio universal. Lo del sufragio universal fue un mero trámite, porque ya se había organizado un partido conservador dedicado a conseguir votos por “todos los medios” y desde arriba se había frenado a la prensa. La guerra contra los carlistas acabó con victoria en marzo de 1876. A partir de entonces el carlismo quedo fragmentado. Algunos de ellos se integraron en el partido conservador de Canovas.

Cánovas consideró esencial establecer unas premisas para poder colocar a la monarquía por encima de los partidos políticos y para que quedara fuera de futuros posibles sobre su validez y poderes, y apeló para ello la existencia previa de una constitución interna que debía ser el fundamento de cualquier Constitución escrita. Se dividirán las Cortes en dos cámaras y la soberanía esta compartida por el rey y las Cortes. También esta asociada a la cuestión religiosa, al que se le aplico una fórmula ecléctica. La Constitución de 1876 contaba solamente con 89 artículos, el monarca tiene la facultad de nombrar al jefe de gobierno. También permite el ejercicio de otras religiones. Fue promulgada el 30 de junio de 1876 y permanecerá hasta 1931.

Con la Constitución comenzó lo que se llamó el sistema canovista. La ya mencionada soberanía compartida, la del Rey y las Cortes; y la existencia de unos partidos oficiales que aceptaran la legalidad constitucional. Canovas pensó en el modelo inglés de que no podía mantener la Restauración un solo partido, sino dos partidos respetuosos que se intercambiaran en el gobierno. Es el citado bipartidismo y turnismo.

Canovas como jefe del partido llamado liberal- conservador (compuesto por diputados de la alta burguesía terrateniente, alto funcionariado militar) convocó al nuevo partido liberal- fusionista (formado por progresistas y demócratas que habían votado la Constitución de 1869 y a Amadeo I) que tenía como jefe a Práxedes Mateo Sagasta.

El centralismo se hizo patente en la reorganización de las Diputaciones Provinciales y Ayuntamientos. Se restringió la participación ciudadana en las elecciones de los cargos, y se determinó que las poblaciones con mas de 30.000 habitantes los alcaldes serían nombrados por el rey.

La libertad de imprenta tuvo su legislación restrictiva al restablecerse la censura previa a los impresos de menos de 200 paginas, lo que controlaba a folletos y a periódicos. La ley de imprenta de 1879 extendió la consideración de delito a todo ataque, e incluso a la duda, sobre el sistema político y social de la Restauración.

El caciquismo fue un hecho socio-político que se manifestó en España desde mediados de siglo XIX hasta el siglo XX, consistente en el control del poder, sobre todo rurales, por personas de gran influencia y prestigio social.

Los caciques eran miembros de una elite local o comarcal caracterizada por tres notas distintivas: su arraigo en un medio geográfico, económica y socialmente concreto; su predominio personal en esa sociedad cerrada, y su función de intermediarios de ésta última ante el Estado.

Los caciques eran los mas influyentes de la localidad y eran los agentes políticos encargados de recopilar los votos y amañar las elecciones para el correspondiente diputado.

En 1885 murió Alfonso XII, con lo que se creó una situación de riesgo para la continuidad del régimen. Sagasta llego a un acuerdo con Canovas para garantizar la alternancia y el turno de partidos, que se plasmo en el llamado Pacto de el Pardo.

Comenzó así el periodo de la regencia de María Cristina que duraría hasta 1902, fecha en que accedió al trono Alfonso XIII.

REPUBLICANISMO Y MOVIMIENTO OBRERO

Los republicanos tenían tres grandes grupos: el posibilista, que seguía a Castelar y estaba a favor de una democracia conservadora. Los federales, que eran los mas cercanos a las asociaciones obreras. Y por ultimo los progresistas-demócratas, dirigidos por Ruiz Zorrilla y que pretendían el cambio del régimen establecido por medio de las acciones subversivas.

Dentro del movimiento obrero surgieron dos tendencias: los anarquistas y los socialistas.

El anarquismo consistía en la separación del mundo obrero de la política oficial, es decir, nada de leyes ni de normas. Destacar que fue fuerte el anarquismo en zonas del tercio mediterráneo de la península y que tenía como principales pensadores a Bakunin y Fanelli.

Los socialistas se limitaban a seguir las ideas de Marx. Su máximo exponente fue Pablo Iglesias (1850-1925), el cual fue la figura del socialismo español durante la Restauración. En 1910 fue el primer diputado socialista en el Parlamento nacional. El socialismo tenía tres bases: reunía lo esencial de la teoría de clases marxistas, abolición de todas las clases sociales e imponer medidas políticas y económicas.

NACIONALISMOS

El catalanismo, que surge a partir de la Renaixenca( movimiento de intelectuales catalanes). Se desarrolla en 2 vertientes. Una la carlista basada en los fueros y la otra la federalista, mas autonomista pero no independentista. El principal defensor es Almirall que defendía una Cataluña europea dirigida por una burguesía. En 1882 funda Centre Catala con el fin de unificar todo el movimiento catalán. Los centralistas fundan la Lliga de Catalunya, mas conservador y tradicional.

El nacionalismo vasco surge en 1876 cuando se acaba la tercera guerra carlista. En represalia los fueros vascos van a ser abolidos. Algunos aceptan la decisión favoreciendo al gobierno y otros luchan para defender los fueros. En 1895 Sabino Arana funda el Bizkai Buru Batzar, que es un consejo provincial vizcaino, promotor del PNV. En el grupo de los que quieren luchar se encuentran los carlistas, que se aferran a un País Vasco agrario, contrario a la industria y a un racismo pronunciado. Sabino recoge estas ideas para apoyar el independentismo.

Vídeos relacionados