Requiem por un sueño; Darren Aronofsky

Cine norteamericano contemporáneo. Drama. Adaptaciones cinematográficas. Sueños personales. Tráfico de drogas. Consumo de drogas. Alucinaciones. Trastornos alimenticios

  • Enviado por: Catalina
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 6 páginas
publicidad

TALLER

FUNDACION UNIVERSITARIA DEL AREA ANDINA

MERCADEO, PUBLICIDAD Y VENTAS

TECNICAS DE LECTO-ESCRITURA

PEREIRA

2006

TALLER

RESEÑA Y ESCRITO REFLEXIVO DE LA PELICULA “REQUIEM POR UN SUEÑO”

FUNDACION UNIVERSITARIA DEL AREA ANDINA

MERCADEO, PUBLICIDAD Y VENTAS

TECNICAS DE LECTO- ESCRITURA

PEREIRA

2006

RESEÑA

Titulo: Réquiem for a dream

Producción: Eric Watson, Palmer West

Guión: Hubert Selby, Jr. y Darren Aronofsky

Dirección:  Darren Aronofsky

Año: 2000

País: USA

El drama de la adicción y la búsqueda de alcanzar nuestros sueños se presenta de una magnifica forma en el film “réquiem por un sueño” esta obra del director Darren Aronofsky nos sorprende con la crudeza de sus imágenes y lo realista de su tema, enfocada en tiempo presente, muy vivencial y de actualidad en 102 minutos narrando y entrelazando sin parar la historia de los cuatro personajes que la componen Sara Goldfarb (Ellen Burstyn), Harry (Jared Leto), Marion (Jennifer Connelly), Tyronne C. Love (Marlon Wayans) atravesando unas etapas que marcan el comienzo y declive de sus sueños y de sus vidas en el lapso de tiempo de las cuatro estaciones.

La historia a pesar de tocar un tema que en repetidas ocasiones es llevado a la pantalla grande se enfoca a diferencia de otros en los sueños humanos, que nos motivan, que nos llevan a luchar por alcanzarlos pero de una manera incorrecta, dañina para el cuerpo y la mente y que muestra de una forma bastante dura nuestros miedos, nuestras fobias no solamente a vivir la realidad si no que nos toca esa parte de sentirnos inconformes, de no ser aceptados, de no vernos bellos… de allí nace en si, cada una de las adicciones a los que se exponen los personajes.

A través de la película podemos ser testigos ellos, Sara con su necesidad insaciable de ser querida, de tener importancia frente a sus vecinas, de aparecer algún día en televisión con ese vestido rojo que tanto evoca los buenos momentos de su esposo muerto y su hijo, todo esto la lleva a volverse inconforme utilizando no solo pastillas adelgazantes sino la televisión como una forma de apaciguar su dolor y profunda soledad poco aliviada por su hijo Harry que busca incansablemente el éxito y el dinero de manera ilegal adulterando droga, de paso alivia su inconformidad existencial consumiéndola con su socio y amigo Tyronne quien también comparte sus ideales. De la mano de Harry va su gran amor: Marion, una chica de buena familia que sufre la incomprensión y abandono sentimental de sus padres lo que la lleva a la droga y alejarse de la moralidad. No es necesario entonces darse cuenta que cada uno de estos personajes pierde la batalla frente a la adicción dejándose seducir en la búsqueda de mas satisfacción y llegando a los extremos (los peores) para obtener lo que los hace sentir mejor.

Después de la sorpresa que genero esta película a nivel mundial , la que inicialmente fue considerada una película de bajo presupuesto y que no recibió mucho apoyo comercial y económico de las grandes empresas del cine “réquiem por un sueño” pasó a ser considerada una obra que entra al hall de la fama del séptimo arte , con increíbles nominaciones al oscar y globo de oro de Sara Goldfarb (Ellen Burstyn)y con muy favorables criticas es necesario reconocer su poderosa fotografía y de lo impactante de su banda sonora que superficialmente pudo parecer aburrida pero al ser repetitiva mantuvo el interés del espectador sin olvidar, claro esta la división de pantalla que se dio consecutivamente el la historia donde se aprecia en si la sensación del cuerpo al contacto con las sustancias alucinógenas y todos los sonidos y sensaciones en el proceso de su consumo y sin duda es esto uno de los factores que diferencian a la película pues la transforma en algo mas impresionable para quien la ve. En efecto la narrativa visual es una de las armas que utilizo el director Darren Aronofsky para cautivar aunque para muchos detractores y conservadores estas herramientas graficas solo llevaba a los espectadores a que se marearan y perdieran el hilo de la historia.

En definitiva este film es una muestra mas de que mucha gente que parece estar escondiéndosele a la realidad y le de un vuelco total a sus sueños y la forma en la que quieren conseguirlo y no únicamente a esos que están perdidos o confundidos sino a cualquier persona que en definitiva ni siquiera sabe que es adicto.

ESCRITO REFLEXIVO Y CRÍTICO

Aspecto a tratar: desordenes alimenticios

En la actualidad un gran porcentaje de la población mundial sufre o ha sufrido de algún tipo de trastorno alimenticio, básicamente las dos enfermedades mas comunes son la anorexia y la bulimia, esta primera tiene síntomas como las dietas excesivas y rigurosas y el uso de anfetaminas o laxantes, la persona pierde peso pero sufre problemas como insomnio, cambios de temperamento y llega hasta la locura , en segundo lugar tenemos a la bulimia esta se diferencia en que la persona se llena de comida hasta sentirse satisfecha y luego ya se induce al vomito lo que le produce reflujos gástricos generando ulceras y perdida de los dientes por el contacto continuo de los ácidos con los dientes.

Este tipo de problemas de la alimentación se relación generalmente con la mujeres aunque actualmente no es exclusivo para ellas, puesto que los hombres también se hacen campo en las estadísticas.

En la película “réquiem por un sueño” es notorio como por culpa de estos desordenes y el uso o mas bien abuso de las anfetaminas una persona puede llegar a autodestruirse; Sara Goldfarb es la protagonista de lo que es el día a día de aquellos que padecen de estos trastornos y es bastante notorio que uno de los causantes o culpables de su padecimiento es la televisión, y no es para menos, puesto que la televisión y los medios en general se han encargado de mostrar una imagen errónea de lo que es el cuerpo de el hombre, colocando a todo aquel que no se encuentre cerca de el prototipo de perfección entre la espada y la pared para que llegue a ser aceptado por los demás como alguien bello y digno de admiración.

La mentalidad humana entonces se encuentra actualmente nublada y con errores que están generando que los no tan afortunados de poseer un cuerpo atlético y delgado se vean en la obligación casi de usar medios antinaturales para lograr se como la sociedad les pide que sean. Discriminando aquellos que tiene unos quilitos de mas, y la discriminación va mas allá del simple rechazo de un grupo de amigos o de los vecinos; las cosas se complican cuando llega el momento de obtener un puesto laboral o entrar a un sitio publico donde las miradas pueden dolorosamente destructivas causantes de muchas depresiones y de la búsqueda de caminos dañinos para el cuerpo y para la mente.

Los casos entonces de el uso de anfetaminas crecen considerablemente ya que es imposible mantener dietas tan estrictas para controlar el peso y la ansiedad, estas drogas generan un estado de tranquilidad que reprime el apetito y logra que la persona que las toma no sienta deseos de comer, pero como toda droga esta se vuelve adictiva y las dosis se ven aumentadas, apareciendo las alucinaciones, los trastornos del sueño y la sudoración excesiva.

En nuestra sociedad, pero en un sentido mas nuestro, Colombia es un país que para ser tercermundista posee tasa alarmantes de anorexia y bulimia lo que asombra a muchos expertos pues estos casos son mas comunes en países desarrollados. Al parecer nuestra propia cultura de reinas y modelos delgadas y voluptuosas ha logrado marcar a las nuevas generaciones.

Las tasas mas alarmantes se pueden encontrar en la ciudad de Medellín donde un 25% de las jóvenes tiene problemas bulímicos y otro 15% las ha tenido alguna vez lo que tienen en constante aviso las autoridades de la región. Buscando soluciones rápidas y que sean contundentes las campañas para detener esta epidemia son muy frecuentes y muchas se basan en la búsqueda de el mejoramiento de la autoestima de quienes tienen la enfermedad o tiene alto riesgo de sufrirla sin dejar de lado una de las mejores formas de combatir y son las restricciones publicitarias de mujeres hermosas, flacas, atléticas que están en vallas alrededor de la ciudad pues se cree que esto genera una presión sicológica.

Lo que Sara Goldfarb sufrió en el caso de su deseo de ser flaca y bella también fue en cierto modo una presión sicológica que muchos medios le hacen a los espectadores, volviéndolos prisioneros de los estereotipos construidos y que no concuerdan con la realidad de las personas en general puesto que el porcentaje de mujeres delgadas y bellas es muchísimo menor que el de las que tiene unos quilos de mas.