República romana

Historia antigua. Península italiana. Monarquía. Gobierno republicano. Sociedad. Conquistas. Roma imperial. Imperio. Paz romana. Crisis del siglo III. Agricultura. Ganadería. Comercio. Religión

  • Enviado por: David Arias
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

1: DE LOS ORIGENES A LA REPUBLICA:

  • LA FUNCION DE ROMA Y LA MONARQUIA:

Los historiadores siguen sin conocer muchas cosas sobre el origen de roma. Según la leyenda, Rómulo la fundo en el año 753 a.C. La ciudad se levanto en el centro de la península Italiana. Esta posición geográfica le permitió dominar las rutas comerciales que unían las ciudades del norte con las del sur.

Con la función de la ciudad se inicia una historia de más de doce siglos. Durante su trascurro roma conquisto la Península Italiana y todas las tierras riberazas del mar Mediterráneo, y se sucedieron en su gobierno tres regimenes diferentes: la monarquía, la republica y el imperio.

El origen de la monarquía romana todavía es motivo de polémica. El monarca era aconsejado por un Senado y una Asamblea popular.

  • EL GOBIERNO REPUBLICANO:

Las principales instituciones de gobierno de la Republica fueron tres: las asambleas populares, el senado y los magistrados.

  • Las Asambleas populares: estaban formadas por el conjunto de los ciudadanos. Existían distintos tipos de comicios, pero en general se encargaban de aprobar las leyes y de elegir a los magistrados.

  • El Senado: formado en un principio por 300 miembros, aconsejaba y supervisaba a los magistrados y decidía sobre la paz o la guerra con otros pueblos.

  • Los Magistrados: ejercían las funciones políticas, de justicia y hacienda. Vía magistrados de distintos tipos. Los de mayor autoridad eran los cónsules, elegidos por un año, y el censor, encargado de controlar el ascenso de los patricios al Senado. En caso de emergencia podían nombrar un dictador con poderes excepcionales durante seis meses.

  • LA SOCIEDAD DURANTE LA REPUBLICA:

La sociedad romana estaba constituida por dos grupos muy desiguales en derechos: los patricios y los plebeyos.

  • Los patricios: formaban la clase privilegiada. Eran un grupo reducido, pero poseían la mayor parte de las tierras y del ganado. Se consideraban a si mismos descendientes de los antiguos, fundadores de la ciudad, y se adjudicaron el desempeño de los cargos políticos más importantes.

  • Los plebeyos: constituyeron la clase no privilegiada. Este grupo estaba formado por la mayor parte de la población: pequeños propietarios agrícolas, artesanos y comerciantes. Sus derechos políticos eran muy reducidos, aunque pagaban impuestos y formaban parte del ejército.

  • LAS GRANDES CONQUISTAS DE LA REPUBLICA:

Los romanos, tras liberarse del control etrusco, se impusieron militarmente toda la península Itálica. Vencieron a los galos instalados en el norte, a los latinos del centro y a los griegos del sur.

Durante los siglos III y II a.C. Roma se enfrento a Cartago, una antigua colonia fenicia del norte de África que había logrado crear un imperio y dominar el Mediterráneo occidental. En este enfrentamiento, conocido como las guerras punicas, destaco el general cartaginés Aníbal.

2: LA ROMA IMPERIAL

  • EL IMPERIO Y LA PAZ ROMANA:

Durante el Imperio, los sucesivos emperadores concentraron todos los poderes en sus personas: eran los jefes militares, los sumos sacerdotes, dictaban las leyes y decidían sobre la guerra y la paz. El senado siguió existiendo, pero su poder era más teórico que real.

Durante los siglos I y II d.C. el imperio gozo de un largo periodo de tranquilidad. La paz romana. Esta paz favoreció la prosperidad económica, el desarrollo cultural y el auge de la vida urbana.

La prosperidad económica y la fuerza del ejercito lograron que el territorio controlado por Roma alcanzar su máxima extensión.

  • LA CRISIS DEL SIGLO III:

  • El cese de las conquistas hizo disminuir la llegada de riquezas y de esclavos, con lo que se emprobecio tanto el Estado como el comercio.

  • El golpismo de muchos generales, que utilizaron sus legiones para conseguir el poder político, creo un clima de inseguridad que afecto a la economía, al comercio y a la organización social.

  • Las ciudades empezaron a ser abandonadas, por lo que sus habitantes emigraron hacia el campo, donde la comida era más abundante y se pagaban menos impuestos. Como resultado, la vida urbana decayó y el imperio se ruralazo.

3: LA EXPLOTACION DE RECURSOS ECONOMICOS

  • LA AGRICULTURA Y LA GANADERIA:

La principal fuente de riqueza de Roma y de su imperio fue la agricultura, basada en el cultivo del trigo, la vid, el olivo y diversas hortalizas y frutas. Los romanos mejoraron las antiguas técnicas de regadío, construyeron embalse y acequias.

Su ganadería también fue importante. Se baso en la cría se ovejas, cabras, bovinos, asnos, caballos y mulos.

  • EL COMERCIO:

La actividad comercial se vio favorecida por la unidad del Mediterráneo, que garantizaba el trafico marítimo, mas barato que el terrestre, y alcanzo su máximo esplendor en los primeros siglos de Imperio. El uso de un sistema monetario común, basado en el as, el sesterillo y el denario, facilito los intercambios en todo el espacio mediterráneo.

Las provincias occidentales, como la dalia e hispana entre otras, suministraban a Roma grandes cantidades de productos agrícolas y ganaderos. Las provincias orientales, en cambio, proporcionaban artículos de lujo.

  • LA INDUSTRIA Y LA MINERIA:

La industria romana fue muy variada, y alcanzo un alto grado de perfección técnica. Destacaron especialmente en la elaboración de cerámica, la producción de objetos de vidrio, la orfebrería y las labores de forja y fabricación de armas.

La industria textil llego a producirse telas de todas clases: modestas y lujosas, de luido y de lana, etc.

La minería fue otra de las grandes fuentes de riqueza del Imperio. Las minas eran en su mayoría propiedad del emperador, y estaban trabajadas por esclavos, que recibían muchas veces un trato brutal.

  • LA RELIGION DE LOS ROMANOS:

Los romanos eran politeístas y desarrollaron dos tipos distintos de relisidad. Una era familiar, sencillas, y otra, oficial y protegida por el Estado. A través de la primera, los romanos adoraban a los manes o espíritus de los antepasados, a los penates o divinidades protectoras de la vida y a los lares o dioses protectores del hogar. En cuanto a la religión oficial, Roma poseía un amplio panteón, muchos de cuyos dioses tomados dilectamente de los pueblos alos que sometieron. Al llegar a Grecia, por ejemplo, asociaron a los dioses griegos a los suyos, cambiando tan solo su nombre: Zeus paso a llamarse Júpiter; Afrodita, Venus; Hefesto, Vulcano; Cronos, Saturno, etc. Tambien admitieron algunos dioses y cultos procedentes de Oriente, como los de Isis, Cibeles y Mitra.